Enrique Aguirre

Enrique Aguirre


El ex Gobernador poblano Rafael Moreno Valle apareció por primera vez al lado de Josefina Vázquez Mota, candidata panista a la Gubernatura del Estado de México.

Con sus alfiles en la Comisión Permanente del PAN, Moreno Valle intentó boicotear, al menos dos veces, la designación de Vázquez Mota como candidata.

En Ixtapaluca, la abanderada y el ex Mandatario coincidieron en un acto organizado por el diputado federal Ulises Ramírez, operador de Moreno Valle.

Fuentes allegadas a Vázquez Mota explicaron que en el acto participaron unos dos mil simpatizantes.

Reforma
Mayolo López
Ciudad de México
domingo 24 de marzo de 2017.


Tras diez días de actividades llegó a su fin la XXX Feria Nacional del Libro (FENALI) de la BUAP, que tuvo lugar en las instalaciones del Complejo Cultural Universitario (CCU), con un amplio programa que incluyó 11 conciertos, más de 200 presentaciones de libros, 10 conferencias magistrales, foros académicos y encuentros literarios, así como talleres para niños, entre otros.

En su edición número 30, participaron 50 sellos editoriales, además de la presencia de Alemania, a propósito del Año Dual México-Alemania, y la Universidad Veracruzana, como institución de educación superior invitada.

En el último día tuvieron lugar las Cátedras magistrales Dieter Nohlen, Cuando el cielo se pinta de anaranjado, de Irma Gallo, y otras presentaciones de libros y conferencias, entre otras actividades. El cantautor Carlos Arellano cerró la FENALI con un concierto que ofreció en el Andador Cultural del CCU, a las 18:00 horas.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 26 de marzo de 2017.


Periodistas de Puebla se reunieron hoy en el zócalo de esta ciudad para exigir justicia por el asesinato de la corresponsal de La Jornada en Chihuahua, Miroslava Breach, y para gritar a una sola voz: “Ni uno más”.

La protesta fue encabezada por reporteros y trabajadores de La Jornada de Oriente, quienes exigieron que el asesinato de su compañera no quede impune, a la vez que hicieron un llamado para que el gremio periodístico se una en un solo frente.

El director del periódico, Aurelio Fernández, recordó que en los últimos 16 años se han asesinado en este país a más de 100 periodistas, sin que ninguno de esos crímenes haya sido esclarecido y sin que se imponga castigo a los responsables.

“Es el Estado, sí, son los gobiernos, sí, pero es también esta nueva forma de narco Estado que ya se está viviendo, la conjunción entre el poder político y el poder del narcotráfico es lo que está propiciando los asesinatos de periodistas”, aseguró Fernández.

Además de la amenaza contra su vida, indicó que el gremio periodístico enfrenta la represión constante de gobiernos que se molestan cuando las publicaciones no se someten a sus intereses.

Marisol Córdoba, de Ultravisión, dijo que los periodistas de Puebla igual se enfrentan constantemente a represiones e intimidación por parte de funcionarios que llegan a sentirse ofendidos hasta por una simple pregunta, cuando los reporteros sólo hacen su trabajo.

Jorge Meléndez Preciado, de la Casa del Periodista, recordó que, con 30 asesinatos, es en el actual sexenio de Enrique Peña Nieto cuando más crímenes contra este gremio se han cometido en la historia del país.

Señaló que aunque se han creado distintos mecanismos, hasta ahora todos han fracasado para brindar garantías y seguridad a los trabajadores de la comunicación, como para castigar a los responsables de los asesinatos y de los ataques a los medios periodísticos.

Meléndez Preciado se pronunció por la creación de un comité de seguimiento, así como por el nombramiento de fiscales especiales y porque los medios de comunicación le sigan la “pista a la autoridad” hasta que los casos sean esclarecidos y se imponga castigo a los responsables, de otra manera, advirtió, seguirán los asesinatos de periodistas.

“Yo no creo que las autoridades vayan a hacer nada, si no presionamos realmente, nos reagrupamos y hacemos un solo frente para que no vuelva a repetirse esto, pero también para que se aclaren los asesinatos de los periodistas y se les dé apoyo económico a los familiares”, indicó.

Dijo que a las autoridades, la “matazón” de periodistas, los tiene sin cuidado, porque hasta ahora no han hecho ningún pronunciamiento, ni han emprendido ninguna acción para poner un alto a la situación de riesgo con la que trabajan en muchas entidades del país.

“Basta que el gremio esté divido y que estemos peleados, debemos unirnos con disciplina y modestia”, expresó, “porque si no, van a seguir los asesinatos de periodistas”.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Domingo 26 de marzo de 2017.


* Con más de cinco décadas de estudiar fenómenos sociales, Bartra piensa en la posverdad como un virus para el cual se deberán crear anticuerpos
 
 
* Para el atropólogo Robert Bartra, la posverdad es otra cara no verídica de la realidad; al final una deformación


La posverdad, un fenómeno basado en difundir mentiras en internet vía las redes sociales, y modificar las percepciones de la realidad, es una patología para la cual no se vislumbra una cura inmediata, advierte el antropólogo Roger Bartra.

"En la medida en que las redes sociales se extiendan más, el espacio de la mentira y de la posverdad va a seguir creciendo", augura.

Académico e investigador, estudioso de los fenómenos sociales, Bartra explica que la condición viral de la posverdad sí se puede frenar, pero dependerá de los usuarios.

"Es posible que el cuerpo social pueda generar anticuerpos. La metáfora de lo viral viene muy a cuento: ¿cómo se combaten los virus? No con antibióticos, es el propio cuerpo el que genera la protección; son especies de vacunas. Tarde o temprano las sociedades van a ir vacunándose de estas epidemias virales infecciosas, que contaminan tanto a la cultura como la política", resalta.

Durante cinco décadas, Bartra ha estudiado los fenómenos sociales desde la etnología, una ciencia que compara los comportamientos de diferentes culturas para elaborar diagnósticos. En este caso, su dictamen es que la comunicación en internet padece el virus de la mentira.

Miembro del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, el autor de Las redes imaginarias del poder político (1996) ha escrito tres docenas de libros en los que ha analizado desde el marxismo, la religión, la democracia, el poder y la cultura.

En 2014, escribió Digitalizados y apantallados, en el que resaltó que a pesar de vivir en la era de la información, en la sociedad mexicana ha dominado el analfabetismo funcional.

El académico e investigador de la UNAM argumentó en ese texto que parte de los problemas del país se presentan porque sólo el 5 por ciento de la población se mantiene como lectores habituales de libros. Ese país de no lectores permite que el virus de la posverdad se pueda esparcir.

"El hecho de que haya una sociedad funcionalmente analfabeta en su mayor parte contribuye a que la microlectura, la lectura de tuits, mensajes cortos, sea mucho más influyente. Está el terreno abonado para que estas llamadas posverdades fructifiquen y crezcan, porque encuentran terreno fértil en la ignorancia de la gente", detalla.

En su diagnóstico, añade la poca capacidad de reflexión de los usuarios de las redes ante la información que reciben.

"Hay demasiadas personas que no reflexionan, que no tienen una base cultural, ni lecturas suficientes para reflexionar y tomar decisiones en función de los conocimientos que han adquirido a través de lecturas y de programas de televisión y el cine, y eso ocasiona el problema que tenemos", puntualiza.

Virus incubado

El 15 de noviembre de 2016, siete días después de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el Diccionario de Oxford postuló el término "posverdad" como palabra del año.

Según la publicación, la posverdad se presenta cuando "los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales".

Al hacer el anuncio, el diccionario precisó que el concepto tiene más de una década de utilización para identificar un problema. En este caso al añadir el prefijo, "pos" no se alude a un tiempo "transcurrido después de una situación o un acontecimiento determinado", como cuando se habla de la posguerra, sino cuando los acontecimientos pertenecen "a un tiempo en el cual el concepto especificado (verdad, en este caso) se ha vuelto insignificante o irrelevante".

Bartra, autor de La democracia ausente (2009), considera que en la sociedad se tiene la idea de que los políticos son los manipuladores de la verdad, pero hoy, con las redes sociales, cualquiera que logre impactar a una audiencia importante puede cambiar la percepción de los hechos.

"La idea de la posverdad que se ha aplicado fundamentalmente al mundo de la política se enfrenta a una peculiaridad: que los políticos son mentirosos no de estos días ni de estos años recientes, sino de siglos. Es decir, que los políticos sean mentirosos es algo tan común, tan frecuente, que pareciera ahora paradójico hablar de posverdad", explica.

Según Oxford, la decisión de elegir el término posverdad como palabra del año obedeció a que tuvo un pico de utilización. Dos momentos fueron determinantes: el referéndum para que los ciudadanos del Reino Unido decidieran mantenerse o salir de la Unión Europea (junio) y las elecciones presidenciales en Estados Unidos (noviembre).

Otro elemento que permite que el virus de la posverdad se expanda es que mucha información se transmite como entretenimiento.

"La diversión, el entretenimiento desvían la atención hacia nuevos espectros, hacia campos en los que no predomina la reflexión.

"Está lo que llaman las shitstorms, tormentas de mierda, que le tiran insultos masivamente a una persona o grupo de personas o a un partido son situaciones aparentemente entretenidas y eso divierte a mucha gente, pero la aleja de la reflexión", expone Bartra.

Alerta global

La difusión de contenidos "falsos" o fake news ya generó una alerta de la ONU.

El 3 de marzo el relator especial de las Naciones Unidas para la Libertad de opinión y de expresión, David Kaye, emitió un pronunciamiento conjunto con la OEA, la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea.

"'Las noticias falsas' han surgido como un tema global de preocupación y existe el riesgo de que los esfuerzos para contrarrestarlas puedan conducir a la censura, la supresión del pensamiento crítico y otros enfoques contrarios al derecho de los derechos humanos", menciona el comunicado.

Bartra coincide en que controlar información no es la solución.

"No creo que los remedios puedan ser prohibiciones, esos suelen salir mal. La propia sociedad puede acostumbrarse a esta situación y generar anticuerpos para que la masa de datos no verídicos que circula no le afecte tanto", asegura.

Como un fenómeno de la comunicación, la posverdad se construye, por lo menos, en cinco etapas:

1. Una persona o sitio de noticias difunde una información impactante. Puede ser un deceso, un cese o un nombramiento, un ataque a un personaje, una acusación o hasta una declaración estruendosa.

2. La noticia, por su condición AAA, se comparte indiscriminadamente en redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente).

3. Por el "impacto informativo", la nota sale de las redes, algunos medios la retoman y la difunden para no quedarse fuera del "trending informativo".

4. La noticia es desmentida, puede ser por una persona involucrada o alguien cercano al "protagonista" de la noticia, pero la aclaración no es tan impactante como el hecho transmitido inicialmente. Apenas una tercera parte de los que compartieron la nota falsa se entera del desmentido.

5. La aclaración no se vuelve viral y la noticia falsa queda en la mente de algunos, se convierte en una verdad a medias: una posverdad.

El principal triunfo de la posverdad es la victoria de Donald Trump. Según el sitio www.polifact.com, el hoy presidente de Estados Unidos mintió en cerca del 70 por ciento de sus mensajes de campaña, pero los votantes creyeron que sus promesas se convertirán en realidad porque creyeron lo que recibieron vía las redes sociales.

En ese caso, quedó evidenciado que las redes tienen más credibilidad que muchos medios informativos. Un estudio del Pew Hispanic Center revela que la tercera fuente de información de los estadounidenses es Facebook, los dos primeros sitios los ocupan, Fox News (afecto a Trump) y CNN (contrario a Trump).

En México, la situación es peor: los medios no han logrado captar a las audiencias. La página más visitada en el país es Google, le sigue el sitio de videos YouTube y el tercer lugar es Facebook. El primer medio de comunicación que aparece en el ranking Alexa -sitio que publica estas mediciones- se ubica en el lugar 21.

-¿Trump es producto de la era de posverdad y del uso de las redes sociales? -se pregunta a Bartra.

-Sí porque son las nuevas formas que adquiere el populismo; el populismo contemporáneo, ya sea de izquierda, derecha, apela a las redes sociales. Antes utilizaba la televisión y sobre todo la radio, los discursos en las plazas públicas, eso se está terminando; ahora, desde luego la televisión, pero las redes sociales, lo que circula en internet de diferentes maneras, lo que circula en Facebook, Twitter, etcétera, es la manera principal en la que se comunica un líder populista con su pueblo, el pueblo que él representa.

El virus en México

Mentiras y verdades a medias, la combinación tiene por objetivo el engaño y el mexicano es propenso a creer en mitos.

El estudio de la idiosincrasia del mexicano es otro tema desarrollado por Bartra. En La jaula de la melancolía (1987), Oficio mexicano (1993) y Axolotiada. Vida y mito de un anfibio mexicano (2011), el antropólogo ha desarrollado su teoría de la identidad nacional, la cual siempre está ligada en sus textos al poder político y a un binomio: dominados y dominadores.

-En México, ¿vivimos ya en posverdad? -se cuestiona a Bartra.

-Estamos en una transición en la que todavía domina la mentira, pero está empezando a crecer la posverdad, es una diferencia sutil. No sé bien en qué va a terminar, pero tenemos élites políticas que todavía utilizan las viejas técnicas demagógicas y mentirosas, pero están aprendiendo a utilizar estos mecanismos de la posverdad.

Un ejemplo de esa combinación fue la propaganda del Cuarto Informe del presidente Enrique Peña Nieto. Una campaña de radio y televisión recuperó el principio de exaltar el mensaje fragmentado: "Las cosas buenas no se cuentan, pero cuentan mucho". El eslogan daba rango de "bueno" a todo lo contado, aunque sólo se presentara una parte de la información.

Dos objetivos fueron la premisa de esa campaña: desinformar y subinformar.

Según la Enciclopedia de la política, "desinformar es dar deliberada e intencionalmente información falsa o incorrecta, a través de la prensa, con el fin de confundir, desorientar o llevar a engaño a la opinión pública. Subinformar es eliminar o apocar unas noticias y magnificar otras. Amputarlas en su contenido o disminuir deliberadamente la importancia que ellas tienen. Ambas son formas públicas de mentir".

Estas maneras de cambiar la realidad son la base de la posverdad: cada quien cuenta lo que le conviene y oculta fragmentos de la realidad.

Bartra considera que, de cara a las elecciones presidenciales de 2018, el panorama no es alentador: las posverdades dominarán .

"En política se necesita cierto grado de oscuridad para que las luces del intelecto y, ojalá, de los políticos, iluminen un camino. Se necesita cierta situación imprevisible, difícil de definir que debería obligar a los políticos a iluminar un camino, a tener ideas, a hacer planteamientos precisos, pero si no hay estas luces intelectuales, predomina la oscuridad y eso es lo que predomina en este momento", sentencia.

Para las comunicólogas Alma Rosa de la Selva, Claudia Benassini, María Elena Meneses y Manuel Guerrero, la construcción de versiones oficiales, o verdades en la opinión pública, a partir de noticias falsas, es un fenómeno que ya ocurría en México antes de que se creara el término posverdad.

Reforma
Octavio Ortega
Ciudad de México
Domingo 26 de marzo de 2017.

 
"El azar es el dios, con minúscula, de la historia", dice el escritor Enrique Krauze.

Y lo dice convencido de lo impredecible del futuro y de la elección presidencial de 2018 en México.


En entrevista a propósito de la publicación de tres libros con sus ensayos políticos de los últimos 35 años (Por una democracia sin adjetivos, 1982-1996; Del desencanto al mesianismo, 1996-2006, y Democracia en construcción, 2006-2016), el historiador es cauteloso en hablar de los personajes que pueden contender por la Presidencia.

Instalado en su oficina decorada en colores suaves, rodeado de fotografías de sus amigos, maestros y personas más entrañables -Octavio Paz, Daniel Cosío Villegas, Lorenzo Zambrano; su padre, su abuelo, sus hijos, sus nietos-, Krauze habla del México de las últimas tres décadas, de sus avances, y de la desilusión con una democracia que sigue en construcción.

A la distancia, el historiador, escritor y editor, asegura que él nunca llamó a Andrés Manuel López Obrador un peligro para México, ni que quisiera ofenderlo con su ensayo sobre "El Mesías tropical".

"Yo no quise nunca insultarlo", afirma, al tiempo que reitera su rechazo al caudillismo y llama a esperar acontecimientos, pues falta más de un año para las elecciones.

"Vamos a ver cómo se desarrolla la campaña presidencial, las propuestas, el proyecto, la actitud, la disposición de López Obrador", sugiere el también director de Letras Libres y editorial Clío.

En su despacho, con varios cuadros de la pintora Joy Laville, de su hermana Perla y algunos dibujos de José Luis Cuevas como mudos testigos, Krauze hace, con muchas reservas, definiciones en torno al resto de los presidenciables: Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray y José Antonio Meade.

* * *
¿Qué es ser liberal en este momento, en este siglo XXI?

Es una actitud, un actitud moral ante todo. Es una manera de estar en el mundo y, sobre todo, en el mundo de la vida pública. Ser liberal significa creer en el diálogo, en la conversación, en el respeto a las opiniones ajenas y, ante todo, en la tolerancia. Ser liberal significa también tener una esencial desconfianza del poder, en particular del poder absoluto; la convicción de que es mejor dividir el poder que concentrarlo; el repudio a la concentración del poder en una sola persona; la fe en la justicia, en la importancia de la justicia, de la transparencia; en fin, de todos los valores que desde la fundación de la democracia en Grecia y a lo largo de los siglos y milenios, con larguísimas interrupciones, han sido la columna vertebral de una vida cívica. Eso es ser liberal.

Los críticos han hablado de una alternancia que trajo al PAN con Vicente Fox y el regreso del PRI por la vía de elecciones. Hay quienes dicen que haría falta una alternancia hacia la izquierda...

Yo siempre lo he pensado, lo creí desde el año 2000. Hubiera sido magnífico un gobierno de coalición entonces entre el PAN y el PRD. Siempre he creído que la mejor alternancia está para México en la izquierda, pero una izquierda no caudillista, una izquierda liberal y democrática. Se dice muy rápido, pero son tres condiciones para mi sine qua non...

¿Cómo ve a Andrés Manuel López Obrador rumbo al 2018?

Yo quisiera concentrarme como historiador en los 33 años de mis libros. Mi opinión sigue siendo que se ha construido lentamente un nuevo régimen, una democracia joven, frágil, que está todavía en obra negra, que requerimos habitar, que estamos desacostumbrados a ella porque 70 años del PRI nos desacostumbraron por completo. Más bien nos son ajenos, en buena medida, los usos y costumbres de la democracia. Necesitamos mejorar la relación entre los poderes, la prensa, los medios, las redes sociales, el papel de los intelectuales. El debate público hace muchísima falta. Pero todo es una labor colectiva, y le estoy contestando a su pregunta. Es una labor colectiva la de construir un democracia y un Estado de Derecho. Lo que sí estoy seguro es que la elección de un solo caudillo en el que los votantes vean la salvación, no es una salida...

¿Sigue pensando en Andrés Manuel como "un Mesías tropical"?

Yo no quise nunca insultarlo. La palabra "tropical" la acuñó él. Él escribió un libro llamado El poder en el trópico. Él es el que propuso en su libro la teoría del poder tropical en el sentido de un poder apasionado, firme, como el de (Tomás) Garrido Canabal, en su descripción del poder en la historia de Tabasco. Es un gran conocedor de la historia de Tabasco y todo mi punto está ahí en ese ensayo. Es un largo ensayo crítico, pero también comprensivo, en donde jamás lo insulto. La palabra "tropical" no fue dicha en absoluto -quien lo lea con buena fe, advertirá- que no fue dicha en un sentido digamos despectivo o lesivo, sino descriptivo. En cuanto al aspecto del mesianismo, es él mismo el que continuamente hace referencia a su vida como un apostolado de la política. Las referencias religiosas en el discurso y la actitud de López Obrador son clarísimas; lo eran en 2006 y lo siguen siendo, de modo que para mí el título de ese ensayo está justificado.

En cuanto a lo que yo propongo en el ensayo, bueno, no me ha dado López Obrador, a lo largo de estos 10 años, razones para modificar mi punto de vista. Pero estamos en marzo de 2017, nos falta más de un año para las elecciones. Vamos a ver cómo se desarrolla la campaña presidencial, las propuestas, el proyecto, la actitud, la disposición de López Obrador. Él dice venerar la memoria de (Benito) Juárez, que era ante todo un liberal, la mayor autoridad de esa generación extraordinaria de gigantes liberales, en la que estaba (Sebastián) Lerdo, (Melchor) Ocampo, (Ignacio) Vallarta, (José María) Iglesias, (Manuel María de) Zamacona, Ignacio Ramírez, tantos y tantos hombres extraordinarios, que tenían una cosa en común: creían en la libertad política, en la tolerancia, en la libertad económica. Quiero oír a López Obrador confrontar esos temas.

AMLO está en este momento en la punta de las encuestas, ¿usted podría incluso reunirse con él, en un momento dado?

Por supuesto que sí. No sólo reunirme. A debatir. Yo quisiera debatir públicamente y, por supuesto, en Letras Libres y en mis ensayos y artículos vamos a entablar un debate y vamos a ver sus libros, sus propuestas, sus ideas, y las vamos a debatir. Lo importante es que haya en él, y en todos los actores políticos, una actitud de respeto y tolerancia. En él, quiero decir, y en los que están a su alrededor, que suelen ser mucho más autoritarios y mucho más intolerantes que el propio personaje en cuestión.

¿Ya no cree que sea "un peligro para México"...?

Yo nunca he pensado que... nunca usé la frase de que Andrés Manuel es un peligro para México. Tampoco me gusta concentrar la conversación en Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué razón? Porque es reincidir en el caudillismo mexicano...

Es sorprendente que algunos ensayos suyos, de hace más de tres décadas, siguen teniendo vigencia y proyección...

Yo creo, quiero creer, que los libros también dan cuenta de avances. Este México no tiene un Presidente como fue Echeverría, López Portillo o Salinas. No es así.

No tiene ese tamaño, tampoco...

No, aunque lo tuviera, y qué bueno que no lo tenga y qué bueno que nunca lo tenga nadie.


El 2018

Para poder tomar la perspectiva hacia 2018, me parece importante su opinión sobre los otros aspirantes que están en el ambiente político: Margarita Zavala...
El PAN tiene una tradición democrática muy anterior a la izquierda, que hay que reconocerle. A mí no me gustan los orígenes del PAN ni su conservadurismo social y moral; el PAN tiene dos caras de Jano: tiene un aspecto democrático, pero no es un partido que en su tradición haya sido liberal, y como liberal no me gusta eso.

El conservadurismo en algunas posiciones centrales...
Eso no me gusta. Y, sin embargo, como demócrata tengo que reconocer que luchó por la formación de ciudadanía y la democracia en México desde 1939. Hay que reconocérselo. El PAN en ese sentido es el heredero de (Francisco I.) Madero y del mejor (José) Vasconcelos.

Pero llegó al poder...

Llegó al poder y nos decepcionó. Pero le tengo una información: todos los gobiernos nos van a decepcionar, ¿no? Todos. A mí me han decepcionado todos y estoy seguro de que nos seguirán decepcionando. La democracia es cómo vamos a ir presionando para que nos decepcionen cada vez menos.

Pero hablemos de nombres concretos. Margarita Zavala, Ricardo Anaya, ¿cómo los ve?

No, yo no quiero, no quiero...

Ya hablamos de López Obrador...

Ah sí, eso sí... Bueno, Margarita Zavala tiene un prestigio ganado de una mujer decente y de una mujer preocupada por México. Tiene que administrar, para bien y mal, el legado de su esposo Felipe Calderón, que si bien salió con una aprobación alta de la Presidencia, al mismo tiempo tiene negativos muy altos. Anaya: mmm... es joven, es inteligente y apasionado. Vamos a ver si conecta con el votante joven.

Sobre el PRI tenemos... (no deja terminar la frase y sigue hablando).

El PRI tiene un problema, porque no está claro a quién va a destapar. Ahí sí cabe hablar de destapar. El sistema, en su momento, cuando yo lo viví, era todo el tapado. Ahora es nada más el PRI el tapado. Bueno, vamos a ver. La historia es una caja de sorpresas y no hay nada escrito, y el azar, lo estamos viendo todos los días, es el verdadero, el único dios -con minúscula- de la historia. Entonces, lo vimos en Estados Unidos, en Brexit. Vamos a ver qué nos depara el azar.

Pero, ¿qué le parecen Osorio Chong, Videgaray, Meade, que ahí están en la fila de los destapables?

Hay gente que considero más preparada, pero yo no me quiero... Aquí, en este mundo sospechosista, cualquier adjetivo que se maneje es interpretado como un destape. Yo no estoy para destapar y le voy a decir una cosa: me interesa bastante poco el dato, porque a mí lo que me interesa son las leyes, las libertades y las instituciones y los proyectos. No he visto todavía claro el proyecto que tiene el PAN, que no tiene un candidato, no lo he visto, para el 18; tampoco he visto los proyectos del PRI para el 18, que tampoco tiene un candidato. El proyecto que presenta Andrés Manuel López Obrador lo he visto someramente. Creo que ha variado parcialmente su proyecto de 2006 para acá, pero me sigue pareciendo aún ahora, repito, preocupantemente concentrado en la vocación salvadora de sí mismo.
Tres generaciones

Usted habla en uno de sus ensayos recientes de tres generaciones: la generación de la discordia (1950-1965), la mediática (1965-1980) y los millennials (1980-1995) En De la generación de la discordia dice que debe resolver su querella en 2018. ¿A qué se refiere?

Me refiero a esto: fíjese usted, todos los que están ahí, de esa edad. Los candidatos o precandidatos que usted está mencionando, salvo Anaya, todos pertenecen a esa generación; es una generación posterior al 68. Por cierto, es la generación de López Obrador; es la generación de Margarita, es la generación de Manlio (Fabio Beltrones); es la generación del propio Presidente (Enrique Peña Nieto). Son los que nacieron ya después de mi generación, la del 68. No se han decidido por qué México quieren. Yo tengo claro: debemos decidirnos por el México democrático que significa, gane el que gane, que respete las leyes, las instituciones y las libertades de este país; que respete la división de Poderes. En una palabra, que respete todo aquello por lo que, en lo personal, luchamos quienes creímos en la democracia y en las libertades de 68 en adelante. Y, en mi caso, que respete aquello que son los valores que están plasmados en esos ensayos que recogen 35 años de trabajo. Como usted comprenderá, yo no me voy a poder negar a mí mismo, y aplaudir el advenimiento de un régimen que no sea el que respete todo aquello en lo que he creído toda mi vida.

Y el papel de los jóvenes? Hay quienes dicen que ahora es el momento de los jóvenes, pero algunos de ellos dicen: "nos dan este paquete a nosotros...".

A los millennials, que están entre sus 20 y son jóvenes de 30, hay que decirles, primero, que no están tan jóvenes...

Usted los pone nacidos entre 1980 y 1995...

Perdón, pero los del 95, que son los más jóvenes, ya van a tener 23, eh, y los del 80, pues 38 van a tener en el 2018. Perdón, ya no son tan jóvenes. A la edad de ellos Lázaro Cárdenas era Presidente de México. La vida pasa muy rápido; no pueden creer que la participación política se agota en estar muy activos en las redes sociales. Son muy importantes las redes sociales, pero también las instituciones. Por ejemplo, al movimiento 132, en su momento, les dije: "están viviendo su momento de gloria, bien merecido, pero ojo: si no hacen que esto dure fundando algo institucional, incluso un partido, van a desaparecer". Esto ha ocurrido siempre en la historia de México: la juventud, que por generosidad, romanticismo cree que el instante dura, se engaña. El instante no dura y el 132 en este momento no existe. Entonces, el modo es un llamado a la generación joven a lanzarse. Y quiero decirle algo: yo los veo, no sólo en las redes sociales. Ahí están en algunos puestos, ahí están ya compitiendo y yo espero que sigan compitiendo y que presionen, porque si ellos no presionan, lo cierto es que usted no puede tener 28, 30 años de edad, no participar en la política y echarle la culpa a las generaciones de adelante. Échensela, échenles la culpa, pero intervengan.

Pero tendrán que combinar con los de experiencia, ¿no?

Don Daniel Cosío Villegas decía esta frase memorable: "Si lo jóvenes supieran, si los viejos pudieran". Bueno, espero que exista un puente entre los jóvenes y los mayores en éstas, que van a ser elecciones cruciales para el futuro de la democracia mexicana.

¿El reto es incorporarlos y amalgamar, ver cuál es el puente?

La clave está en el diálogo.

ENSAYISTA

LIBERAL

Sobre la publicación reciente de sus ensayos de casi 35 años, sin mediar pregunta, Enrique Krauze destaca el índice razonado que hizo junto con su editor, Andrés Takeshi, que le permitió estructurar la obra como un viaje.

"Facilita la lectura y, sobre todo, es como un viaje. ¿Quiere saber qué opino sobre Salinas de Gortari, sobre su concentración del poder?, ahí está. ¿Quiere saber qué pasó en Chihuahua y los primeros fraudes electorales que los intelectuales señalamos y criticamos?, ahí está. ¿Quiere saber lo que pensé de Fox con su frivolidad o de la política contra el crimen de Calderón, o de las reformas de Peña Nieto, o de la Casa Blanca, o la situación del desencanto actual, que así le llamé: el desencanto?, todo está en ese índice y en esos libros", explica.

La esencia, dice Krauze, es que la vida política es muy compleja, no cabe en los 140 caracteres de un tuit.

"¿Qué le vamos a hacer? Uno puede estar a favor y, al mismo tiempo, en contra de un fenómeno. Verle luces y sombras. Así es la vida, así es la historia", añade.

Reforma
Guadalupe Irízar
Ciudad de México
Domingo 26 de marzo de 2017.

Tras firmar un par de acuerdos aseguró la continuidad de los trabajos de los científicos de la Institución en el CERN

En su visita oficial a la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés), en Ginebra, Suiza, el rector Alfonso Esparza Ortiz afianzó la participación de investigadores de la BUAP en uno de los proyectos científicos más importantes del mundo: la construcción del Future Circular Collider (FCC), acelerador de partículas que sustituirá al Gran Colisionador de Hadrones (LHC), al dar continuidad a la colaboración existente entre la comunidad científica de la Universidad y este centro de investigación, el más importante a nivel mundial en el área de física de partículas.

A través de la firma de un Acuerdo de Entendimiento, Esparza Ortiz aseguró la presencia de científicos adscritos a la institución en el diseño y construcción del acelerador del futuro –el FCC-, que será siete veces más potente que el actual, el LHC, pues contará con 100 kilómetros de perímetro, en contraste con éste que tiene 27.

El FCC desarrollará opciones para potenciales colisionadores de frontera circular de alta energía en el CERN, el cual abrirá nuevos horizontes en el campo de la física fundamental. Entre otras indagaciones, se planea estudiar la materia oscura, realizar mediciones precisas del bosón de Higgs o “partícula de Dios” –cuyo descubrimiento dio fama al LHC- y explorar las teorías más allá del modelo estándar. Se prevé que un diseño conceptual del FCC sea entregado antes de finales de 2018 y esté en funcionamiento en 2028, a tiempo para la próxima actualización de la Estrategia Europea para la Física de Partículas.

En la visita oficial que realizó el rector de la BUAP, en la que coincidió con el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, signó asimismo otro Acuerdo de Entendimiento con relación a los mecanismos de colaboración de los investigadores de la BUAP que participan en la construcción del detector ALICE del CERN, específicamente en la actualización del sistema de lectura y disparo. Este documento es de gran importancia ya que establece el acuerdo general para continuar colaborando en dicho experimento con las instituciones involucradas.

El sistema de disparo permite seleccionar eventos físicos que tienen un significado científico de aquellos que no lo tienen. Es un sistema de estrategia de decisión, de aceptación de un evento importante. Los investigadores de la BUAP inciden en el diseño, construcción y pruebas de los sistemas electrónicos que van a permitir la lectura y decisión de eventos. Gracias a dicho acuerdo, este grupo de científicos mexicanos continuará su trabajo hasta 2023.

Durante su estancia en el CERN, el rector Alfonso Esparza Ortiz también visitó los sitios de detección de los experimentos CMS y ALICE del LHC, en los que participan investigadores de la BUAP, dirigidos por Isabel Pedraza Morales y Arturo Fernández Téllez, respectivamente, ambos de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas.

El grupo de la BUAP, junto con investigadores de otras instituciones como la UNAM, conforman la delegación mexicana que colabora en el LHC del CERN, el proyecto internacional más importante hoy en día, en el que participan alrededor de 3 mil científicos e ingenieros de 38 países.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 26 de marzo de 2017.


René Delgado


Cantilena repetida hasta el cansancio estos días es la denuncia del populismo como un peligro para México. Hay, sin embargo, otro peligro igual o peor. El peligro del elitismo que, desde su propio dogma -desde luego, también tiene el suyo-, ignora la realidad, degrada la política y, ciego, defiende sus postulados sin preocuparse por la desigualdad y la pobreza porque el futuro, ese gran momento sin fecha de caducidad, será distinto.

· · ·
 
La plegaria del elitismo empata con el ruego populista.

Condenado sea el populismo sin revelar que éste -como dice Daniel Innerarity- es el elitismo invertido. Censurado sea el gobierno popular, desde la imposición cupular del gobierno. Repudiado sea el populismo por instalarse en el pasado, sin creer en el presente perpetuo. Descalificada sea la solución mágica de los problemas, a partir de fórmulas complejas sin respuesta a ellos. Cubierta de gloria sea la libertad económica, sujetando a toque de queda los derechos sociales y políticos. Fustigada sea la demagogia populista, con base firme en la compra y coacción del voto.

Los elitistas son el otro polo de una batería inservible -léase, régimen-, necios en generar la chispa que ponga en marcha al país eliminando al otro polo. Ingenuos. Tanto se quieren diferenciar que, al final, se parecen.

· · ·
 
Los elitistas son personajes singulares. Veneran en los espejos de Palacio los acuerdos cupulares. Memorizan y entonan el himno nacional más de una vez al día, pero en el fondo no lo recuerdan. Les gusta ser honrados, pero no honestos. Defienden al Ejército en cada discurso, pero lo clavan en cada emergencia. Les fascina darse baños de pueblo con valla, siempre y cuando les preparen la tina después de hacerlo.

Los elitistas son más solemnes que serios. Nunca estrenan trajes -como dice un empresario que los conoce-, los inauguran. Cuando se ven obligados a usar corbata de listón, la costumbre los traiciona: primero la cortan y, luego, se la anudan al cuello. Si un colaborador del sector agropecuario los invita a visitar el campo, corren volando por sus zapatos de golf. Su versatilidad carece de límite, se mandan cortar camisas de vestir con acabado de guayabera por si es necesario mostrarse casuales de imprevisto. Sufren, eso sí, algunas obsesiones, les molesta que el aire acondicionado atente contra el gel estructural del cabello.

Los elitistas se declaran globalifílicos y, como nada les cuesta, les fascina viajar por el mundo sin hacer patria, rendir cuentas o escribir un diario. Se dan vuelo en la materia. Igual se declaran modernos y no dudan en tomarse selfies cada que pueden, siempre y cuando haya no menos de dos decenas de fans atrás de ellos. Son selfies, pero compartidos. Desde luego, conceden la mayor importancia a las redes sociales y entienden que el chiste es no verse atrapados en ellas. Juran no ser mochos, aunque persignan con el moche. Usan el Metro al inaugurarlo y, después, no saben responder cuánto cuesta el boleto porque, en aquel memorable día, no traspasaron ningún torniquete. Les enfada la queja del tráfico pesado porque cuando ellos viajan en convoy, los semáforos siempre están en siga.

Asumen su pasado sin caer en la nostalgia que frene su paso firme al futuro resplandeciente. Ya no se dicen revolucionarios ni institucionales, como tampoco hombres o mujeres de acción, sino transformadores que, cada quincena, decretan o legislan una reforma estructural, donde esculpen en papel maché su monumento.

· · ·
 
En el terreno electoral y administrativo, los elitistas son especiales. Se desviven por ganar elecciones a como dé lugar, pero no por armar gobiernos en serio. Se inclinan por administrar problemas, no por gobernar soluciones. Tienen predilección por emprender duras acciones, hipotecando al futuro los beneficios, y les irrita que la gente traiga flojo el cinturón y resista sacrificarse ahora y disfrutar después.

En el área de obra pública, les encantan tres cosas: los contratistas, poner la primera piedra y, meses después, inaugurar la obra aunque nunca la terminen. Privilegian las obras de superficie visibles, sobre las obras de fondo imperceptibles. Siempre consideran que primero es lo urgente y después lo importante.

En el combate a los monopolios, no comprenden la queja por pagar doble tributo al fisco y al crimen. Por qué está mal visto que al romper un monopolio se queden con un cacho. Por qué se insiste en que sólo el Ejército debe ejercer la fuerza, si muchos grupos armados ya les compiten.

Su filosofía es olímpica en el campo deportivo, les gusta competir pero no ganar. Saltan a la cancha de la administración declarándose delanteros, pero juegan ratoneramente porque, a su entender, es mejor no recibir goles que anotarlos. Correrse al centro y dejar la banda derecha les parece ocioso.

· · ·
 
En los escasos momentos de reflexión a solas, a los elitistas los asaltan las dudas de siempre.

¿De quién fue la ocurrencia de inventar las escaleras, habiendo elevadores privados y helicópteros? ¿Por qué los mercados son tan fascinantes y los marchantes tan fastidiosos? ¿Por qué si quieren salvar al país en secreto, sus índices de aprobación son tan bajos? ¿Por qué si sus planes fallan, la gente no acepta atribuir el error al entorno económico?

· · ·
 
Sí, el populismo es un peligro para México, pero también el elitismo. Populistas y elitistas saben del fracaso de su modelo, pero les da flojera pensar en uno compensado porque todavía no hay manuales. Es más fácil agitarse sin moverse, polarizar a la gente y, a partir de la fuerza sin inteligencia, ver después qué rayos hacen con el resultado. Creen que son sinónimos paraíso y espejismo.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Reforma
Sobreaviso
René Delgado
Ciudad de México
Domingo 26 de marzo de 2017.


El siniestro se registró durante la madrugada en el municipio poblano de Acatzingo, en un ducto que era utilizado por chupaductos para extraer hidrocarburo


Una  toma clandestina en un ducto de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) provocó un fuerte incendio en el municipio poblano de Acatzingo. Fue durante la madrugada de hoy que inició la conflagración en el ducto que era utilizado por chupaductos para extraer hidrocarburo.

De acuerdo con las fuentes policiales, el incendio ocurrió en las cercanías de la comunidad de Progreso de Juárez, donde además dos camionetas utilizadas por los delincuentes quedaron consumidas por las llamas.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Policía Estatal y de Seguridad Física de Pemex acudieron a la zona para ayudar en las labores  de sofocamiento.

Los informes oficiales, señalan que durante el año pasado (2016) se registraron en territorio nacional un total de 6 mil 848 tomas  clandestinas en ductos de Pemex.

De ese total, mil 589 tomas ocurrieron en Puebla, lo que representó el 23 por ciento nacional.

Mediante su cuenta en Twitter @PC_Estatal, el organismo informó que “Por seguridad se evacuan a tres familias y se acordona área de trabajo mientras se controla incendio en la TC”.

PC y Policía de Acatzingo, PC_Estatal, Sedena y Pemex. Esta última cerrando válvulas para apagar el fuego en TC de Acatzingo y sellarla. pic.twitter.com/mKSBsGkd1D

— PC Estatal Puebla (@PC_Estatal) 21 de marzo de 2017.

El Universal
Edgar Ávila Pérez / Corresponsal
Acatzingo, Puebla / Puebla, Mx.
Sábado 25 de marzo de 2017.


 El canciller de Peña Nieto pretende liderar el bloque de la OEA, contra Maduro

14 países americanos urgieron a Venezuela a que libere a sus "presos políticos", fije un calendario electoral y "se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional"


La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, calificó de "servil" las declaraciones de su homólogo mexicano, Luis Videgaray, en las que ha pedido este jueves actuar contra Venezuela en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA)."La República Bolivariana de Venezuela rechaza las insólitas y serviles declaraciones del canciller de México", tuiteó la titular venezolana de Exteriores tras conocer que la diplomacia mexicana y otros países del continente estaban preparando un documento conjunto para elevar la presión sobre Venezuela en un momento en el que se discute su posible permanencia en el seno de la organización. En esta declaración conjunta, dada a conocer este jueves, 14 países americanos urgieron a Venezuela a que libere a sus "presos políticos", fije un calendario electoral y "se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional".

México trabajaba codo con codo con sus vecinos para alcanzar una posición. Así lo había confirmado este jueves Videgaray durante su estancia en Acapulco para participar en la reunión anual del sector bancario mexicano. "No podemos y no debemos seguir siendo indiferentes", dijo en el encuentro. "Es un tema que le atañe a México y al resto de la comunidad americana; se trata de una violación sistemática a los principios de la democracia". Videgaray confirmó así lo que había adelantado horas antes en una entrevista concedida al diario estadounidense The Wall Street Journal: "Ha llegado el momento de actuar".

Rodríguez dedicó varios mensajes en respuesta al canciller mexicano: "Videgaray construye muros con América Latina en lugar de defender y atender los intereses y derechos soberanos de su pueblo". "Videgaray agrede a Venezuela para congraciarse con sus dueños imperiales. Cree que así el pueblo mexicano olvidará su traición", añadió posteriormente en la red social.

La voluntad de las autoridades mexicanas y del resto de países involucrados en las negociaciones es, según dejó caer Videgaray, restablecer el diálogo y la democracia plena en Venezuela. El canciller mexicano recalcó que la de México no es una posición aislada, al tiempo que recordaba que cada vez son menos las empresas mexicanas presentes en el país latinoamericano.

Un funcionario del Departamento de Estado de EE UU consultado por AFP no confirmó la preparación de la resolución, pero expresó que Washington espera "muy pronto" ver "una sesión especial del Consejo Permanente de la OEA para discutir la situación en Venezuela". Según el diario estadounidense, la iniciativa patrocinada por México ya había obtenido el apoyo de unas 14 naciones, cuatro menos de los que requieren los estatutos de la organización para someter un texto a votación del pleno. Entre los países que ya se han adherido no estaría ninguno de los aliados tradicionales de Venezuela, como Bolivia, Ecuador o Nicaragua.

Las declaraciones de Videgaray llegan solo una semana después de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, endureciese su posición sobre el país presidido por Nicolás Maduro y solicitase su expulsión del club americano si no se celebran elecciones libres.

El País
Ignacio Fariza
Acapulco, México
Caracas, Venezuela
Viernes 24 de marzo de 2017.


El rector Enrique Graue Wiechers anunció hoy que la Universidad Nacional continuará desarrollando acciones adicionales que permitan proteger y apoyar a nuestros connacionales que viven en Estados Unidos.

Señaló que dichas acciones académicas y culturales se llevarán a cabo dentro de nuestro país y en el propio territorio estadounidense.

Ante el pleno del Consejo Universitario, el rector se refirió a las manifestaciones de solidaridad que más de 200 universidades públicas de EU han expresado a la UNAM, como resultado de las medidas de apoyo a los mexicanos que radican en la Unión Americana.

Explicó que la participación de esta casa de estudios en la marcha Vibra México, del pasado 12 de febrero, tuvo una repercusión relevante en los medios de comunicación internacionales, y subrayó que de acuerdo con la Ley Orgánica de la Universidad, el rector tiene la representatividad institucional.

“Es algo que le debíamos a México y a nuestros connacionales. Seguiremos adelante con estas manifestaciones”, dijo.

Asimismo, afirmó que se reforzarán las acciones de seguridad en torno a los planteles universitarios, a partir de programas como Sendero Seguro y un mayor patrullaje.

Respecto a la preocupación de la comunidad sobre la disminución de becas que otorga el Conacyt a nivel de posgrado, informó que la institución no ha sufrido decrementos y en caso de presentarse, se buscará que los estudiantes tengan apoyos de otros rubros.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 25 de marzo de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter