El Estado Islámico difunde un vídeo donde destruye estatuas milenarias; La grabación muestra a milicianos golpeando con mazas esculturas de un museo de Mosul

Dubai.- Armados con grandes martillos y taladros, un puñado de seguidores del Estado Islámico (EI) destruyen con saña varias estatuas en Mosul que describen como “ídolos” y que arqueólogos de todo el mundo temen que sean piezas asirias y acadias.

El vídeo, cuyo contenido ha confirmado este jueves la UNESCO, es la última provocación de ese grupo extremista suní que aspira a gobernar sobre todos los musulmanes del mundo, aunque sea borrando la historia y exterminando a cuantos se oponen a su proyecto. La semana pasada también arrasó la biblioteca central de esa ciudad del norte de Irak.

 “Es un ataque deliberado contra la historia y la cultura milenarias de Irak y una incitación a la violencia y al odio”, ha declarado la directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, antes de pedir una reunión urgente del Consejo de Seguridad.

Su comunicado confirmó que se han destruido o desfigurado grandes estatuas del lugar arqueológico de Hatra, declarado patrimonio mundial, así como artefactos únicos procedentes de varias excavaciones de la provincia de Nínive que se encontraban en el Museo de Mosul. El texto, que califica lo sucedido de “ataques terroristas”, no menciona sin embargo al EI.

“El vídeo muestra la destrucción de la colección en el Museo de Mosul y un toro alado de las Puertas de Nínive”, había asegurado a EL PAÍS Suzanne E. Bott, directora de proyectos para Irak y Afganistán del Instituto Drachman. “Confirmo los dos lugares porque estuve en el museo en enero de 2010 y en las Puertas de la antigua capital asiria en otoño de 2009”, añadía en un email.

Es la misma impresión que ha tenido Eleanor Robson, profesora de Historia Antigua de Oriente Próximo en el University College de Londres y miembro del Instituto Británico para el Estudio de Irak. Robson, que se encuentra de visita en Bagdad, señaló, no obstante, en su Twitter que algunas de las estatuas que demuelen los barbudos “son reproducciones”, como la que se observa en el minuto 3:55 de la grabación.

“Si se confirma, sería un desastre y revelaría la voluntad de ese grupo de llevar a cabo no sólo una limpieza étnica sino también una limpieza cultural”, declaraba cauteloso Axel Plathe, director de la oficina de la UNESCO en Irak.

Sin acceso libre a Mosul desde que los yihadistas tomaron la ciudad el pasado junio, resulta muy difícil para los expertos evaluar los daños causados. Hace algún tiempo se rumoreó que habían destruido la muralla de Nínive, pero luego un mosuleño pudo dar la vuelta a esa empalizada del 700 antes de Cristo y desmentirlo, recuerda Pedro Azara, profesor de Estética de la Politécnica de Cataluña.

“El EI maneja bien los medios y utiliza la manipulación para aumentar el terror que produce”, señala este arquitecto, que también es miembro de una misión arqueológica internacional entre Erbil y Mosul, suspendida este último año debido a la ocupación de los radicales.

Hasta ahora, el EI se había mostrado más interesado en traficar con el patrimonio que en destruirlo, con el objetivo de financiar sus actividades. De hecho, la UNESCO ha centrado sus esfuerzos en intensificar el control internacional y ha evitado enumerar sitios en riesgo para no llamar la atención sobre ellos. El reto es enorme, ya que 1.800 de los 12.000 sitios arqueológicos de Irak se encuentran en la zona controlada por ese grupo empeñado en borrar cualquier testimonio del pasado preislámico.

Los combatientes del EI siguen una interpretación extrema del islam suní conocida como salafismo que considera idolatría la veneración de estatuas y tumbas. Pero hay algo más que motivos religiosos en su forma de actuar.

Incluso si el vídeo fuera un montaje, Azara se muestra convencido de que envía un mensaje en un momento en el que se está hablando de recuperar Mosul. “Saben del valor que Occidente concede a las piezas arqueológicas y quieren asustar acerca de lo que podría ocurrir”, interpreta. Eso explicaría también las informaciones, difíciles de verificar, de que los combatientes han puesto explosivos en la muralla y las puertas y amenazan con hacerlos estallar si ven amenazado su control.

“Quieren destruir los símbolos de la cultura de Irak que no corresponden con sus creencias, pero también mostrar su poder. Están diciendo: no respetamos los valores que tenéis y vamos a destruirlos”, concurre Plathe.

El toro alado, o lamasu, es una de las figuras más representativas de la civilización asiria, que ocupó Mesopotamia entre los siglos XVIII y VI antes de Cristo. Para muchos estudiosos o simples amantes de la historia, su pérdida rememora la demolición a cañonazos de los Budas de Bamiyán por parte de los talibanes afganos en 2001. Se trata de patrimonio de la humanidad.

“Son tan ignorantes y faltos de educación que no entienden el valor de la historia humana”, lamenta por su parte Bott, quien subraya que “la destrucción del pasado no cambia la historia”. “La gente aún podrá conocerla a través de otras fuentes”, asegura convencida de que las huestes del EI “ignoran la valía de lo que están destruyendo”.

El problema es que a este paso los nuevos bárbaros no van a dejar ni los recuerdos. El miércoles de la semana pasada, arrasaron el edificio de la Biblioteca Central de Mosul, según ha confirmado Charles E. Jones, de la Universidad de Chicago, que dirige un proyecto de seguimiento de daños a la propiedad cultural en Irak. Aunque en los días previos quemaron varios cientos de libros y manuscritos, hay indicaciones de que buena parte de los fondos se han trasladado a Siria, tal vez con intención de venderlos.

El País
Madrid / Dubái
Ángeles Espinosa
Jueves 26 de febrero de 2015.

Antonio Bello Quiroz

Los recientes atentados perpetrados en París, Francia, contra el semanario satírico Charlie Hebdo nos obligan a pensar en las claves sobre las cuales se estructura el pensamiento y accionar fanático. Hay que decir de entrada que absolutamente nada justifica los actos terroristas, ninguna ideología o religión, lo mismo de izquierda o de derecha, y mucho menos se justifica el terrorismo de Estado.

Desde luego, la singularidad de este último gran atentado pone en la mesa diversas aristas a reflexionar: la libertad de expresión o el respeto a lo sagrado de una tradición, por decir lo menos, son cuestiones que no pueden quedar de lado a la luz de los acontecimientos.

Sin embargo, me propongo aquí por el momento, dilucidar algunas claves del fanatismo como fenómeno social, político y religioso.

El fanatismo fundamentalista se presenta cuando un colectivo adhiere a sus discursos y actos ideas y creencias extremas y busca imponerlas a los demás de la manera más radical, sin posibilidad de diálogo o cuestionamiento. En esto se distingue de la pasión que se requiere para sostener y compartir una idea, un ideal o una postura. Mientras que el fanático niega toda posibilidad de disentir, apelando a una verdad incuestionable, el apasionado busca justamente disentir y ceñirse a lo colectivamente establecido, para que su idea o propuesta sea aceptada.

Para el fanático, el dogma es su motor y traición o herejía son las formas en que se califica todo cuestionamiento al dogma. El fanático espera que los otros cambien y se sumen a su causa, al mismo tiempo que se abstiene de introducir en él mismo cualquier cambio.

El fanático se mueve en el nombre del amor, el amor sin fallas, “el amor puro”, con lo que nos muestra el rostro más terrorífico de este afecto: el amor puro no admite las fallas, la risa, del otro; en nombre del amor a una causa o idea puede desplegar el odio más violento hacia el que se muestra como diferente.

Los métodos que el fanático utiliza para hacer que los demás adopten su causa sin cuestionamiento van desde la persuasión (recordemos el procedimiento utilizado por Goebbels, ministro del Füher nazi que utilizaba la fórmula de “miente, miente que algo quedará”) que tienen como finalidad eliminar al otro en el plano del discurso; lo mismo que el dolor busca mermar la capacidad de decisión del otro, hasta lo máximo, el terror de la muerte que busca inducir miedo extremo a los demás para imponer así sus ideales.

Los atentados que recién hemos visto en Francia, como los de Israel en tierras de Palestina, y muchos otros, utilizan la crueldad como expresión del fanatismo de las ideas religiosas. Las imágenes que se transmiten no pueden ser más que elocuentes. Crueldad proviene de latín “crudelis”, de crudus, “lo que sangra” (crúor es sangre), pero más aún, se refiere a lo que se hace en el nombre de la sangre, de la supuesta “pureza de la sangre” tal como ya nos los dejó saber el nazismo.

Esta crueldad la podemos ver en todas las prácticas sociales y públicas que por sostener y defender lo que hacen pasar como “natural” se autorizan a realizar las prácticas más crudas de segregación, rechazo y exterminio. Tal es el caso, por ejemplo, del rechazo a la legalización de los matrimonios igualitarios o entre personas del mismo sexo apelando a un inexistente “orden natural” en la conformación de la pareja. Estos paladines de la decencia en realidad lo que esconden en sus actos es la esencia del oscurantismo fanático. Toda postura que busque defender lo “natural” de lo humano en realidad es una incubadora de fanatismos. Como ocurre con las anacrónicas ideas de la superioridad de raza o de género etc.

Contrario a lo que se sabe en términos jurídicos, el fanático fundamentalista no comete actos fuera de la ley (por más que sepa que es un homicidio o genocidio lo que hace), por el contrario, lo hace obedeciendo a una Ley superior, una ley indudable, una ley que opera como inmortal e infinita.

La Fe es el ideal que se enarbola para sostener cualquier fanatismo religioso. El fanático se asume como abanderado de la “fe verdadera”. Por ello los fanatismos religiosos con frecuencia los sustentan las llamadas “religiones del libro”. La fe, que es una operación psíquica o psicológica, se transforma en fundamento del fanatismo cuando sostenido nuevamente en un “orden natural” de carácter comunitario (es decir, para todos), busca imponer su fe a una comunidad, y eventualmente a la comunidad mundial, desconociendo de facto las diferencias.

La inclusión de las diferencias, en todos los órdenes, es lo único que puedo sostener el lazo social y hacer que las sociedades, las familias, las parejas, se conviertan en núcleos productivos de discursos. El fanatismo anula la palabra, siembra la muerte.

Antonio Bello Quiroz. Psicoanalista.

Es fundador de la Maestría en Psicoanálisis y Cultura de la Escuela Libre de Psicología.
Director de la Revista Erinias. Es profesor invitado de la Universidad Autónoma de Zacatecas,
Universidad Autónoma de Aguascalientes y otras instituciones del país. Es autor de los libros:
Ficciones sobre la muerte y Pasionario: ensayos sobre el crimen.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 14 de enero de 2015.

En operativos simultáneos, la Policía dio de baja a terroristas de 'Charlie Hebdo' e 'Hyper Cacher'.

La dramática doble toma de rehenes que este viernes mantuvo en vilo a Francia tras la matanza del semanario Charlie Hebdo concluyó con la muerte de tres yihadistas y varios rehenes.  
Tras varias horas de asedio, la unidad de élite de la gendarmería dio el asalto en Dammartin-en-Goële, a unos 40 km al noreste de París, en la empresa donde los hermanos Said y Chérif Kouachi habían tomado una persona como rehén desde la mañana del viernes y que fue liberada en el operativo, según fuentes próximas.

Said y Chérif Kouachi, dos hermanos franceses de origen argelino, y presuntos autores de la matanza del miércoles en los locales de Charlie Hebdo y en una calle cercana, murieron al salir disparando del lugar, según la policía. El asalto se produjo a las 15H57 GMT y el rehén fue liberado sano y salvo, mientras que un miembro de las fuerzas de élite del GIGN resultó herido, precisó la policía.

Casi al mismo tiempo, moría en otro asalto de las fuerzas del orden un hombre presuntamente vinculado a estos yihadistas, que había tomado a por lo menos cinco rehenes en una tienda kósher en el este de París.

El asalto que puso fin a la toma de rehenes de París y que concluyó con la muerte de cinco personas incluyendo el secuestrador, comenzó con detonaciones antes de que varias decenas de agentes ingresaran a la tienda. Varios retenidos, entre ellos un niño, pudieron escapar y se encontraban a salvo. La toma de rehenes fue atribuida a Amédy Coulibaly, delincuente reincidente de 32 años ya condenado en un caso de extremismo islámico y que había conocido a Chérif Kouachi en la cárcel, donde los yihadistas se radicalizaron.

Las autoridades habían tomado medidas de seguridad en el sector, confinando a los alumnos en los establecimientos escolares y cortando la circulación en el bulevar Periférico, la autovía de circunvalación de París.

El presunto secuestrador de la tienda era sospechoso de haber matado una policía y herido a otra persona el jueves en Montrouge (periferia sur de París), según las citadas fuentes. Los investigadores franceses establecieron que había una "conexión" entre ese hombre y los dos presuntos autores del ataque al semanario Charlie Hebdo, que causó doce muertos el miércoles, provocando una enorme conmoción en toda Francia.

La persecución de esos dos hombres tuvo su epílogo el viernes tras 53 horas de intensa búsqueda. Unidades de élite los tenían rodeados desde el viernes de mañana en Dammartin-en-Goële. Esa localidad de 8.000 habitantes cercana al aeropuerto internacional de París-Charles de Gaulle vivió el viernes en estado de sitio, con las calles desiertas, los comercios cerrados y los accesos por carretera bloqueados por las fuerzas del orden.

Los Kouachi, en la lista de terroristas de EE. UU.

En Washington, funcionarios norteamericanos revelaron que los dos hermanos franceses estaban desde hace años en la lista negra estadounidense del terrorismo, y que Said Kouachi se había entrenado en el manejo de armas en Yemen en 2011. Ambos figuraban en la "No Fly List" norteamericana que prohíbe a aquellos que la integran volar hacia o desde Estados Unidos.

Según un automovilista al que le robaron su vehículo, los dos yihadistas reivindicaron su afiliación a la red extremista Al Qaeda en Yemen. Los grupos yihadistas son considerados como una verdadera amenaza por las autoridades occidentales. "Un grupo de terroristas de Al Qaida en Siria planea atentados de gran envergadura contra Occidente", advirtió el jefe de los servicios de inteligencia británicos (MI5), Andrew Parker.

Sigue el luto en Francia

Francia quedó conmocionada tras el ataque que mató a algunos de los caricaturistas más famosos del país, entre ellos Wolinski, Cabu y Charb. Cuatro de los once heridos cuyo estado era considerado grave ya no se encuentran en peligro de muerte, según el ministerio del Interior.

Tras la jornada de duelo nacional, en la que se enarboló espontáneamente en todo país el eslogan "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie) y se realizó un minuto de silencio, los imanes de Francia fueron exhortados por las grandes federaciones musulmanas a condenar "con la mayor firmeza la violencia y el terrorismo" en sus plegarias del viernes.

El domingo habrá grandes "marchas republicanas" en todo el país, convocadas por los principales partidos políticos, sindicatos y asociaciones de las grandes federaciones musulmanas. Sin embargo, la "gran unidad nacional" proclamada por los organizadores se fisuró con la exclusión de la extrema derecha denunciada por su líder Marine Le Pen.

Los sobrevivientes de la redacción de Charlie Hebdo anunciaron que el próximo miércoles saldrá a la venta una edición especial de un millón de ejemplares de la revista satírica, para la cual comenzaron a trabajar este viernes en los locales del diario Liberation.

Abatidos hermanos Kouachi, responsables de ataque a Charlie Hebdo

El asalto fue dado poco antes de las 16:00 GMT, casi simultáneamente con otro asalto de las fuerzas de seguridad en París para poner fin a una segunda toma de rehenes en un supermercado judío. Varios rehenes fueron liberados, comprobaron periodistas de la agencia
Los hermanos Kouachi, supuestos autores de la masacre del 'Charlie Hebdo', se habían atrincherado en una pequeña imprenta en una zona industrial de la localidad de Dammartin-en-Goele, al noreste de París. De inmediato, se desplegó un fuerte operativo de las fuerzas especiales francesas en la zona.

Unos minutos más tarde, se produjo un tiroteo con la policía. Un testigo citado por la emisora RTL explicó que había escuchado dos disparos y que poco después llegaron helicópteros y las fuerzas de seguridad, que ordenaron a los vecinos no salir de sus casas y mantener ventanas cerradas.

La unidad especial de intervención de la Gendarmería (GIGN) logró entablar contacto con los presuntos terroristas, quienes, atrincherados, dijeron querer "morir como mártires.

Los hermanos Chérif y Said Kouachi,  de 32 y 34 años, eran buscados por la masacre del seminario satírico Charlie Hebdo en la que el miércoles murieron doce personas, entre ellas el director de la publicación, Stéphane Charbonnier, y varios dibujantes. Y desde ese momento comenzó la cacería contra los extremistas, en la que participaron por lo menos 80 mil hombres.

Las últimas noticias sobre el atentando contra el semanario y la alerta terrorista


La policía ha asaltado al edificio donde los dos supuestos autores del atentado contra la revista Charlie Hebdo estaban atrincherados con un rehén desde esta mañana y los ha abatido. El hombre retenido ha sido liberado. La nave estaba situada en Dammartin-en-Goële, al noreste de París.

La policía también ha asaltado el supermercado kosher en Porte de Vincenne, París, en el que se había atrincherado un hombre armado con otros seis rehenes.

El Ministerio del Interior ha pedido la colaboración para dar con dos sospechosos que podrían ir armados y ser peligrosos. Se trata de una mujer y un hombre a los que se vincula con el tiroteo que costó la vida a una policía en París este jueves.

La policía francesa se ha desplegado en la zona

Dos individuos armados que pudieran ser los hermanos Said (34 años) y Chérif Kouachi (32 años), autores de la matanza de «Charlie Hebdo», han secuestrado a uno o varios empleados en una empresa de Dammartin-en-Goële (Seine-et-Marne), al norte de París, comenzando un inquietante tiroteo. [Así estamos contando en directo la última hora sobre el atentado en Francia]

A las nueve de la mañana, François Hollande ha comenzado una reunión de trabajo en la que participaban los ministros de interior (Bernard Cazeneuve), defensa (Jean-Yves Le Drian), justicia (Christiane Taubira), asuntos exteriores (Laurent Fabius) y cultura (Fleur Fellerin), acompañados de Manuel Valls (primer ministro) y los principales responsables de los servicios de seguridad del Estado.

Esa reunión excepcional ha sido suspendida poco antes de las 9.30, tras conocerse la noticia de un secuestro terrorista, el peor de los escenarios que podía temer el gobierno francés.

Tras una larga noche de búsqueda sin resultados, en la región de Picardía, al norte de Francia, la crisis ha estallado en una zona más próxima a París. Según la emisora RTL, hacia las 9.10 de la mañana ha estallado un violento tiroteo en las afueras de Dammartin-en-Goëlle, pequeña localidad próxima a la carretera / autopista nacional número 2.

Dos criminales, que corresponden a los retratos conocidos de los hermanos Said y Chérif Kouachi, habían secuestrado a dos empleados de una pequeña empresa.

Los 80.000 o 90.000 policías y especialistas que se encontraban en Picardía, la noche pasado, se trasladaron con urgencia hacia Dammartin-en-Goëlle, tomando la zona militarmente de manera muy espectacular.

Varios helicópteros vigilaban las inmediaciones. Las unidades anti terroristas, especializadas en secuestros y operaciones de combate, tomaron posiciones.

Bernard Cazeneuve, ministro del interior, ha hecho una breve declaración, y ha pedido «calma» y «prudencia». Comenzaba un largo, imprevisible y trágico secuestro.

ABC / AFP
Paris, Francia
Juan Pedro Quiñonero
Corresponsal En París
Viernes 9 de enero de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter