Coldplay, la agrupación liderada por Chris Martin, iluminó con música y alegría el Foro Sol en el primero de sus tres conciertos de la ciudad de México, en el que congregó a 62,000 asistentes que compartieron la energía positiva, la alegría, euforia y colorido del cuarteto que tocó por casi dos horas.

A las 21:45 horas y después del show abridor de Ximena Sariñana y posteriormente Leanne La Havas, el recinto se llenó de estrellas rojas en las muñecas de las 62,000 personas que obtuvieron una pulsera que se encendió al ritmo de la música, iniciando con "A head full of dreams" que de escuchó después de un discurso de Charlie Chaplin.

Con el piso literalmente temblando y con la energía cargada de alegría, la banda británica se fue directo al corazón y el recuerdo con el éxito "Yellow", cantado de principio a fin por una sonriente audiencia que regresó al primer disco "Parachutes", lanzado en el año 2000.

En medio de luces de colores, la agrupación conformada por el intérprete, Chris Martin, el guitarrista Jon Buckland, el bajista Guy Berryman y el baterista Will Champion hizo disfrutar a su público con las festivas notas de "Every teardrop is a waterfall", en medio de la cual apareció una bandera nacional en la pantalla principal del escenario del que salieron fuegos artificiales que emocionaron a los presentes.

Con Chris Martin frente a su piano, las coplas de "The scientist" las cuales fueron seguidas con sentimiento por cada uno de los asistentes a la celebración musical en la que las parejas se tomaron de las manos, los amigos se abrazaron y los besos sobraron.

Luego de "Birds", las luces de las pulseras del público volvieron a recrear un cielo de estrellas azules, verdes y violetas que se movieron al ritmo de "Paradise" que explotó las voces de la gente que generó un temblor con el acelerado baile que recreó una fiesta electrónica de luces y sonidos.

Hablando en español, el líder de la banda que se presentara en el show de medio tiempo del Super Bowl 50, presentó en español a cada uno de sus compañeros para iniciar el tema "Everglow" mientras una mandala se proyectaba en una de las tres pantallas dispuestas en el escenario en el que también apareció la imagen de Rihanna acompañando el tema "Princes of china".

Con un sombrero mexicano, el cantante prestó su voz para "Magic", tema tranquilo que precedió al conocido "Clocks" con el que nuevamente se alzó el coro masivo que aplaudió con la euforia que continuó con "Charlie Brown" en la que Martin pidió al público que saltara en medio de luces rojas y azules.

Las luces blancas y azuladas del público y los sonidos del piano antecedieron el ritmo de hip hop y pop de "Hymn for the weekend" en el que se volvió a evocar a los colores de las mandalas y al baile que cerró con los brazos levantados de las personas y sus brazaletes encendidos.

"Fix you" evocó las historias de parejas, el amor que escurrió en las notas en las gargantas de los fanáticos y en la del propio Chris Martin, quien se hincó en el estrado mientras cada uno de los instrumentos buscaba su momento de explosión.

"Muchísimas gracias amigos", dijo el cantante, agradeciendo la participación del público que celebró el tema "Heroes", original de David Bowie y ahora retomado en las manos y voz de la banda creadora de discos como "Viva la vida" el cual dio nombre al tema que siguió en el repertorio de ésta, la primera y eufórica presentación en México de Coldplay, después de seis años.

La fiesta siguió con fuerza y buena vibra al ritmo de "Adventure of a life time, nuevo sencillo de la agrupación que en el concierto fue adornada con globos gigantes de colores que cayeron al público que jugó con ellos en medio de un gran baile masivo y las luces en las gradas y la zona general del recinto que se llenó de alegría y satisfacción.

Tras una breve pausa, el sonido regresó con "Ink"y "The hardest part", la agrupación dio sus últimos aportes con el romanticismo de "Amazing day" y el optimismo de "A sky full of stars", que respiró en el ambiente lleno de luces y el aliento y voz de los invitados a esta noche de música y color que concluyó con "Up & up".

Notimex
Ciudad de México
Sábado 16 de abril de 2016.

La legendaria banda británica iniciará su gira 'Over México 2015' el 27 de mayo en el Centro Expositor y de Convenciones

Puebla.- La legendaria banda de rock Deep Purple iniciará su gira por México el próximo 27 de mayo en el Centro Expositor y de Convenciones de Puebla.

Sus integrantes Ian Paice, Roger Glover, Ian Gillan, Steve Morse y Don Airey, visitarán varios escenarios del país, para revivir los mejores éxitos de la banda a través de su gira denominada Over México 2015, informó Conciertos Hit, promotora de dichas presentaciones.

Los seguidores de Deep Purple vivirán y disfrutarán la más reciente producción del grupo, la cual lleva por título Now What?

Deep Purple es una banda británica de hard rock formada en Hertford, Reino Unido, y es considerada una de las pioneras del hard rock y el heavy metal. Ha vendido más de 120 millones de discos en todo el mundo.

Un concierto realizado en el Rainbow Theatre, de Londres, en julio de 1972, hizo que fueran registrados como “la banda más ruidosa del planeta” en los años 70 por el libro Guinness de los récords.

De acuerdo con la empresa promotora, las voces clásicas del rock además de Puebla, también se presentarán en la ciudad de Guadalajara el 30 de mayo, en León estarán el 31 de mayo, en Zacatecas el 3 de junio, Chihuahua el 5 de junio, y en Ciudad Juárez el 7 de junio.

Notimex
Ciudad de México
Miércoles 20 de mayo de 2015.

Dejan su ‘agua maldita’ en la frontera 

El Paso.- Unos más que otros, pero cómplices todos del slam, los fronterizos recibieron a Molotov en el Socorro Entertainment Center de El Paso la noche del sábado, para que durante dos horas les enseñara qué es ser mexicano y amante del rock al mismo tiempo.

La espera terminó a las 9:40 de la noche, cuando los miembros de la agrupación aparecieron después del concierto que sus teloneros del grupo Mantarraya ofrecieron desde las 8.

Los cinco ventiladores del recinto fueron encendidos tan pronto los fans comenzaron a abarrotar el lugar hasta provocar que resultara difícil para los recién llegados desplazarse entre las personas y encontrar una posición para observar de pie el concierto sin ser absorbidos por el ímpetu.

De este modo, si algo caracterizó al público fronterizo fue la intensidad con que tanto hombres como mujeres de todas las edades, se sumaban a la marejada presente casi por puro instinto al escuchar las notas de ‘La Molocha’.

Poco a poco, el slam tomaba violentamente a quienes llegaban mientras ‘Noko’, la primera canción de la noche, incitaba a los que no se habían unido al movimiento a que lo hicieran cantando “con las proteínas de una caguama logré levantarme para pedir chamba”.

‘Amateur’ (Rock Me Amadeus) disminuyó notablemente la velocidad del rock inicial, pero no la agitación que había iniciado desde que, a las 9:30, la multitud gritaba “¡culeeeero!” al unísono para que Tito, Randy, Paco y Micky aparecieran de una vez.

Los siguientes dos temas fueron ‘Santo Niño de Atocha’ y ‘Oleré y Oleré y Oleré el UHU’, ambos incluidos en ‘Agua Maldita’, el disco más reciente de Molotov cuyas canciones integraron gran parte del repertorio.

“Esto es ‘Chin… tu ma…  2015’”, bromeó uno de los rockeros antes de presentar con un aire de frescura ‘Chin… tu ma…’, una canción popularizada hace 18 años e incluida en el disco ‘¿Dónde Jugarán las Niñas?’.

Entretanto, el calor prevalecía en los reducidos espacios que quedaban entre cada persona que saltaba, que empujaba a sus compañeros, o que derramaba por accidente la cerveza en la ropa de quien estaba a su lado.

Mientras sonaba esa canción, decenas de mujeres vestidas unas con pantalones negros ajustados y otras con minifaldas del mismo color, entraban al Socorro Entertainment Center por la parte trasera acompañadas de hombres que portaban camisetas de otras bandas de rock como Metallica y AC DC.

“¡Qué chido! Esto se va a poner hasta la ma...”, le dijo un juarense a sus amigos que hacían fila detrás de no menos de cincuenta personas para comprar cerveza, mientras Molotov interpretaba ‘Here We Kum’.

Cerca de veinte personas alrededor de él ya se habían parado sobre las mesas de madera para intentar ver desde lejos el escenario y escuchar mejor ‘Lagunas Metales’, ‘Parásito’, y ‘La Raza es la pura Raza’, antes de admitir con un gesto que todos ellos eran juarenses cuando Tito pidió que ‘echaran desmadre’ los del otro lado.

A las 10:20 de la noche, ‘Changüich a la Chichona’ elevó los ánimos de los fans antes de la canción de ‘Perro Negro y Callejero’ que Molotov tomó prestada de El Tri para continuar su concierto.

Presentadas con la frase “¡Esto habla de un pin… gobierno de ca…!” e introducidas con las notas de la guitarra, las ácidas letras de ‘Gimme Tha Power’ arengaron a los fronterizos, quienes alzaron los brazos y engolaron la voz, entonando la melodía hasta unirse en un “¡Viva México, ca...!”.

En ese tono, Tito, Randy, Paco y Micky no tuvieron ningún reparo en interpretar ‘Frijolero’ a las 10:35 de la noche, como tampoco lo tuvieron esas miles de personas que gritaban con emoción las palabras altisonantes características de esa canción, antes de olvidarse de ellas para cantar, con la misma intensidad, ‘Marciano’.

El slam regresó desde el fondo hasta el frente cuando ‘Más Vale Cholo que Mal Acompañado’ sonó, pero desapareció cuando Molotov se tomó diez minutos “para ir a orinar” y dejó a sus miles de fans a la espera y con las luces encendidas.

La tensión crecía hasta que, a las 11:20 de la noche, toda esa energía fue liberada con el característico ‘beatbox’ –sonido realizado con la boca– de ‘Pu…’, la que todos estaban esperando, para irse tranquilos y felices.

El Diario
Fernando Aguilar
El Paso, Texas, Estados Unidos
Domingo 08 de febrero de 2015.

El cantante sucumbe a los 70 años a un cáncer de pulmón

La voz grave y volcánica del soul blanco se ha apagado este lunes. Y tuvo que ser un cáncer de pulmón, el órgano que insuflaba el aire que la alimentaba, el que acabó con la vida del cantante británico Joe Cocker a los 70 años. Terminaba así una carrera que empezó entre vapores de alcohol en los años sesenta en los clubes de Sheffield, ciudad del centro de Inglaterra donde nació.

Deja para la historia su voz única y sus movimientos espasmódicos ante el micrófono, plasmados para la eternidad en su dramática interpretación de With a little help from my friends, el éxito de los Beatles, sobre un escenario de Woodstock, cuando el cantante solo tenía 25 años, recogida en la película del festival. Aquella versión, por la que le felicitaron los propios autores, supuso su primer número uno en 1968 y reveló su gusto y acierto al reinterpretar, o más bien reinventar, composiciones ajenas. Tras conocer ayer por la tarde la noticia, Paul McCartney dijo que estará “para siempre agradecido” a Cocker por convertir aquella canción del Sgt. Pepper’s en un “himno del soul”.

De origen proletario, Joe Cocker sucumbió a todas las tentaciones de la bohemia rockera. Pero incluso cuando parecía tocar fondo era capaz de cosechar éxitos planetarios. Su voz quedará para siempre unida al cine de los ochenta, gracias a Up where I belong, su dueto con Jennifer Warnes en Oficial y caballero, que le valió un Grammy y un Oscar en 1983. Pero, sobre todo, por su versión de You can leave your hat on, de Randy Newman, que puso ritmo al mítico strip tease de Kim Bassinger ante Mickey Rourke en Nueve semanas y media, y se convirtió en himno erótico para toda una generación.

John Robert Cocker, nacido el 20 de mayo de 1944 en un suburbio de Sheffield, vivía desde hace años en Estados Unidos, en un rancho de Colorado, junto a su segunda esposa.

Su agente, Berrie Marshall, ha confirmado el lunes por la tarde la muerte de un artista “sencillamente único”. “Será imposible llenar el espacio que deja en nuestros corazones”, dijo. “Fue sin duda alguna la mayor voz de rock y soul que nunca dio el Reino Unido. Fue el mismo hombre durante toda su vida. Tenía verdadero talento, era una auténtica estrella, pero al mismo tiempo un hombre amable y humilde que amaba estar sobre el escenario. Cualquiera que le haya visto alguna vez en directo no podrá olvidarle”.

Cuenta la leyenda que se lanzó a cantar ante un micrófono por primera vez a los 12 años, en la banda de su hermano. Pero ya desde que cumplió los 15 lo empezó a hacer en bandas propias. Sus comienzos en la música profesional fueron bajo el nombre artístico de Vance Arnold. Con su banda, los Avengers, y su poderosa voz, versionaban éxitos de Chuck Berry y Ray Charles. En 1963 telonearon a los Rolling Stones en Sheffield. Un año después firmaba un contrato para el primero de su veintena de álbumes en solitario.

Su estilo caótico y desaliñado sobre el escenario, cuenta quienes le conocieron, tenía su réplica en su vida personal. A pesar de sus reticencias iniciales a prodigarse en directo, en 1970 se embarcó en una monumental gira por 48 ciudades de Estados Unidos acompañado por cuarenta músicos, que se llamó Mad dogs & Englishmen (perros locos y hombres ingleses). El éxito de la aventura, recogida en un álbum en directo y en una película, cimentó su leyenda americana, pero aquella larguísima fiesta casi acaba con su salud física y mental.

En 2007, la reina de Inglaterra le entregó la medalla que le acreditaba como Oficial del Imperio Británico por sus servicios a la música. Cocker publicó en 2012 su álbum de estudio Fire It Up, el último de su larga carrera. El año pasado emprendió en una gira triunfal por diversas ciudades Europa que terminó en junio en el Hammersmith Apollo londinense, en el que el destino quiso que fuera su último concierto.

El País
Pablo Guimón
Madrid, España
Lunes 22 de diciembre de 2014.

La canción estará disponible a partir del 15 de diciembre y se podrá descargar por iTunes a partir de esta fecha.

Coldplay dio a conocer este jueves su nuevo sencillo titulado “Miracles”, que además formará parte de la banda sonora de la película “Unbroken”, que dirige y produce Angelina Jolie.

“Estamos muy contentos de dar a conocer la canción nueva ‘Miracles’, que fue escrita especialmente para la película de Universal Pictures ‘Unbroken’”, dijo la banda británica a través de su portal.

La canción estará disponible a partir del 15 de diciembre y se podrá descargar por iTunes a partir de esta fecha.

La película “Unbroken” relatará un drama épico que cuenta la vida de un héroe olímpico, Lous Zamperini (Jack O´Connell), quien sobrevivió durante 47 días en una balsa, después de un accidente de avión durante la Segunda Guerra Mundial.

Coldplay - Miracles (Official audio) cortesía YouTube:  http://youtu.be/FYogZ1KER_k

El Universal
Ciudad de México
Viernes 12 de diciembre de 2014.

Estará presente el director, Hassan George

La cita es el próximo 2 de Diciembre a las 19:00 horas en la Librería Profética. Entrada Libre.

Vayijel es una banda de rock conformada en 2006 por jóvenes de la etnia tsotsil en San Juan Chamula, en los Altos de Chiapas.

Su estilo musical es totalmente rockero y sus letras, cantadas en su lengua, reflejan la cosmovisión y tradiciones de su pueblo.

 Este "rockumental", acompañado por su excelente música, nos presenta a sus cuatro integrantes actuales, su historia, sueños y aspiraciones a través de un lento pero seguro ascenso a una celebridad bien merecida entre su gente.

De fondo, se explora, a través de la experiencia de Vayijel, el tema de los pueblos indígenas de México, y su lucha por pertenecer a la modernidad sin renunciar a su identidad y herencia cultural.

Profética: Dirección: Calle 3 Sur #701, Centro Histórico, 72000 Puebla, Pue.

Teléfono: 01 222 246 9101

Horario: Hoy abierto • 10:00–22:00

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Sábado 29 de noviembre de 2014.


El músico escocés ha fallecido en Londres, a los 71 años, de una enfermedad hepática, según ha informado la familia

Habitualmente relegados a la ejecución de un fundamental papel secundario, casi siempre lejos de los focos, pocos bajistas del mundo del rock alcanzan la gloria gracias a su habilidad y personalidad con su instrumento. Entre todos ellos, destacaba sin duda el escocés Jack Bruce, quien, según informó su familia con un comunicado publicado en su página de internet, falleció ayer como consecuencia de una enfermedad hepática.

Aunque había recibido formación clásica en la Royal Scottish Academy of Music, el talento de Bruce se forjó, sobre todo, en el Londres del comienzo de la década de los sesenta, donde contribuyó decisivamente a impulsar la pujante escena del rhythm and blues, militando en la banda de Alexis Corner, donde formó la base rítmica junto a Charlie Watts (posteriormente en los Rolling Stones), o en la Graham Bond Organisation, y tocando igualmente con otras luminarias del momento, como John Mayall o Manfred Mann.

La formación de Cream

Pero lo que le abrió definitivamente las puertas del olimpo del rock fue la formación de Cream, singularísima, poderosa e influyente banda que compartía con el guitarrista Eric Clapton y el baterista Ginger Baker. En el transcurso de apenas tres años, Cream supuso toda una revolución en el desarrollo del rock de la época. Formada por tres auténticos virtuosos de sus respectivos instrumentos, Cream fue una de las formaciones que lideraron el paso de la canción pop de tres minutos que había mandado durante la primera mitad de la década hacia una música más elaborada y compleja en la que los desarrollos instrumentales le recortaban protagonismo a las melodías.

La reputación sobre todo de Clapton, pero también de Baker y Bruce, hizo que el primer disco del grupo fuera recibido con magníficas críticas, alcanzando el número 6 en las listas británicas y logrando igualmente un notable éxito al otro lado del Atlántico.

Si aquel primer álbum estaba dominado por las versiones, Jack Bruce dio un paso al frente a partir del aún más aclamado «Disraeli Gears», haciéndose cargo de la composición de buena parte del material. Allí estaba su tema más popular, «Sunshine of your love», un clásico imbatible. Las malas relaciones entre Bruce y Baker acabaron con Cream. Bruce no volvió a conocer un éxito comercial semejante, pero su figura es leyenda, y su legado mayúsculo.

El País
Pablo Carrero
Madrid
Domingo 26 de octubre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter