El Comité Judicial presenta un informe antes de una semana en la que debatirá si los congresistas aprueban o no los cargos que están siendo redactados

La Constitución incluyó el impeachment como una “válvula de seguridad” que permita a los estadounidenses no tener que esperar a las siguientes elecciones para destituir un presidente. Y lo contempla precisamente para cuando este incurre en el tipo de comportamiento, que “horrorizaría” a los padres fundadores, en el que incurrió Donald Trump al abusar de su poder, presionando a un Gobierno extranjero para que inicie investigaciones de sus rivales políticos. Eso es lo que argumentan los congresistas demócratas en un informe, publicado este sábado, en el que detallan la argumentación jurídica e histórica del proceso de destitución de Donald Trump. El documento, de 52 páginas, no detalla los cargos formales contra el presidente, los llamados artículos del impeachment sobre los que la Cámara debe votar y que están siendo redactados. Constituye más bien una reflexión jurídica e histórica, y una réplica a las críticas de los republicanos y el propio presidente.

“Allí donde el presidente utiliza sus poderes de política exterior de maneras que traicionan el interés nacional en su propio beneficio, o perjudican la seguridad nacional por razones igualmente corruptas, está sujeto a impeachment por parte de la Cámara de Representantes”, dice el informe. “De hecho, la injerencia extranjera en el sistema político estadounidense estaba entre los peligros más graves que temían los padres fundadores de nuestra nación y los artífices de la Constitución”.

El informe salió a la luz dos días antes de que, este lunes, el Comité Judicial reciba formalmente las pruebas contra Trump en una nueva audiencia pública, en la que testificarán los abogados del Comité de Inteligencia, que investigó durante dos meses los hechos que llevaron a los demócratas a poner en marcha el impeachment. La jornada del lunes abrirá una semana en la que los 41 miembros del Comité Judicial, de mayoría demócrata (24 a 17), debatirán si aprueban o no los artículos del impeachment.

El informe presentado este sábado recuerda al documento producido por el mismo comité en 1974, durante el debate sobre el impeachment al presidente Richard Nixon por el caso Watergate. Ambos trazan los orígenes del proceso hasta el derecho inglés, de donde la figura del impeachment fue adoptada por las colonias americanas como mecanismo de defensa ante eventuales líderes corruptos.

Sin detallar los hechos de la trama ucrania que están en el origen del proceso, el informe ofrece pistas sobre lo que puede ser la acusación. Examina la traición, el cohecho, el abuso grave de poder, la corrupción del cargo y de las elecciones. Sin decirlo expresamente, sugiere que los demócratas, como se ha ido desprendiendo de los meses de investigación, pueden centrarse en un cargo amplio de abuso de poder, quizá añadiendo otro de cohecho, además de un artículo de obstrucción a la investigación.

En una sección titulada "Falacias sobre el impeachment", el documento también refuta muchas de las críticas de los republicanos al proceso, como que estaba basado solo en información de segunda mano y que el presidente puede hacer lo que quiera.

El presidente Trump insiste en que su comportamiento no tuvo nada de malo, y el mismo sábado se volvió a referir al proceso, en un tuit, como “caza de brujas”.

El País
Pablo Guimón
Washington, DC EU.
Domingo 8 de diciembre 2019.


La conversación con el líder ucraniano ha sido clave para que los demócratas lanzaran un proceso de juicio político contra el mandatario estadounidense.


El Gobierno de EE.UU. ha divulgado el contenido de la llamada telefónica entre el presidente Donald Trump y su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, que ha causado revuelo a lo interno de la política estadounidense.

La conversación en cuestión ha sido clave para que la Cámara de Representantes del país norteamericano iniciara oficialmente el proceso de juicio político contra el inquilino de la Casa Blanca, que podría resultar en su destitución.

En la plática, Trump intenta ahondar en los detalles en torno al proceso judicial cancelado en Ucrania que había involucrado a Hunter Biden, hijo del actual candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Joe Biden.

"La otra cosa, hay mucho de qué hablar sobre el hijo de Biden, que Biden detuvo el procesamiento [judicial] y que mucha gente quiere averiguar sobre eso", indicó Trump a Zelenski. "Así que lo que sea que usted pueda hacer con el fiscal general sería genial", añadió el mandatario en referencia a un nuevo fiscal ucraniano que, según Zelenski, "analizará la situación".

El texto surge tras reportes de que Trump habría retenido la ayuda financiera a Ucrania con el fin de presionar a Kiev para que reabra la investigación de corrupción que involucra a Hunter Biden, que fue miembro de la junta directiva de la compañía ucraniana de gas.

La empresa, llamada Burisma, fue objeto de investigaciones de corrupción por parte de varios fiscales que periódicamente iniciaron y detuvieron los casos mientras Hunter Biden estaba en la junta directiva, lo que algunos señalan como uno de los varios ejemplos de poderosos oligarcas que habrían comprado el silencio del Gobierno.

A principios del 2018, Joe Biden se jactó de que durante la Administración de Barack Obama, en la que fungió como vicepresidente, presionó con éxito a Ucrania para que despidiera a su principal fiscal, Víktor Shokin, quien estaba a cargo de dicha investigación.

Citando varias fuentes en el Gobierno ucraniano, The Daily Beast reporta que Kiev probablemente reabra los casos que Trump discutió con Zelenski, aunque no necesariamente en detrimento del rival político del inquilino de la Casa Blanca.

Transcripción de la llamada con el presidente de Ucrania confirma que Trump pidió que se investigue a Biden y su hijo

"Se está hablando mucho del hijo de Biden, que Biden detuvo la investigación y mucha gente quiere averiguar sobre eso, así que lo que puedas hacer con el Fiscal General será genial", se lee en la transcripción publicada por la Casa Blanca

La Casa Blanca publicó este miércoles la transcripción de la conversación telefónica entre Donald Trump y el mandatario ucraniano, Volodymyr Zelensky, en respuesta al inicio de la investigación para poner en marcha el proceso de juicio político contra el presidente estadounidense anunciada ayer por la líder de los demócratas y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El contenido de la llamada telefónica del 25 de julio entre Trump y Zelensky confirma que el presidente estadounidense presionó a su homólogo para que abriera una investigación contra Joe Biden, exvicepresidente en la administración de Barack Obama y favorito en las encuestas para las presidenciales de 2020, por su papel en el despido del exfiscal ucraniano.

“Escuché que tenían un fiscal que era muy bueno y que fue despedido y que eso fue muy injusto”, dijo Trump en referencia al exfiscal Viktor Shokin, quien fue destituido del cargo por el parlamento ucraniano debido a presiones de los gobiernos de EU, sus aliados europeos y varias organizaciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, que criticaban su pobre desempeño en la lucha contra la corrupción.

En un momento de la conversación, según el documento difundido en la página web de la Casa Blanca, Trump asegura al presidente de Ucrania: “Se está hablando mucho del hijo de Biden [en referencia a Hunter Biden, que tuvo negocios en Ucrania mientras su padre, el demócrata Joe Biden, estaba en el gobierno], que Biden detuvo la investigación y mucha gente quiere averiguar sobre eso, así que lo que puedas hacer con el Fiscal General será genial. Biden se jactó de que había detenido la investigación, así que si puedes averiguar eso… para mí suena horrible”.

En el fondo de la conversación está que el hijo de Biden formaba parte de la directiva de una empresa de gas ucraniana cuando el ahora precandidato demócrata era vicepresidente de Obama. Trump quería saber si hay alguna razón para sospechar que Biden usó su influencia para detener una investigación que podría afectar a su hijo.

Medios estadounidenses apuntan que el presidente estadounidense buscaba que un gobierno extranjero lanzara una investigación judicial contra el exvicepresidente, y su posible contrincante en las elecciones presidenciales de 2020.

Esto llevó a Pelosi a anunciar formalmente el inicio de la investigación para poner en marcha el proceso de destitución o juicio político contra Trump.

Otro nombre que destaca en la transcripción de la conversación es el de Rudolph Giuliani, abogado personal de Trump y exalcalde de Nueva York.

Giuliani ha sugerido, sin presentar pruebas, que Biden presionó al gobierno de Ucrania para frenar una investigación contra su hijo, hasta el punto de lograr la destitución del entonces fiscal general Shokin.

“Rudy sabe muy bien lo que está pasando y es un tipo muy capaz. Si puedes hablar con él, será genial”, le dice Trump, según el texto, tras sugerirle que hable también con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr.

En la conversación, Zelensky es el primero en mencionar a Rudy Giuliani cuando le cuenta al presidente estadounidense que uno de sus asistentes habló con su abogado hace poco y agrega: “Simplemente quería recalcarte una vez más que, con nosotros, solo tienes amigos”.

Tras el anuncio de los demócratas y la publicación de la transcripción de la llamada, el presidente estadounidense reiteró que se trata de “una cacería de brujas” e insistió en que el memorando de la Casa Blanca demostró que su conversación con el presidente ucraniano fue una “llamada de nada”.

“De la forma en que armaron esto, esa llamada iba a ser la llamada del infierno”, dijo Trump a periodistas en Nueva York. “Resultó ser una llamada de nada, aparte de lo que mucha gente dijo ‘nunca supe que podías ser tan amable'”.

RT
The Daily Beast
Washington E. U.
Miércoles 25 septiembre 2019.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter