El informe anual de Human Rights Watch también destaca los intentos de China por presionar y sancionar a los países que denuncian sus prácticas, como Australia


Desde la masacre de Tiananmen en 1989, los derechos humanos en China viven la peor represión que se recuerda. Lo asegura a este periódico Thubten Wangchen, monje budista y miembro del Parlamento Tibetano en el Exilio: "Desde que Xi Jinping llegó al poder, todo ha ido a peor. Tíbet, Xinjiang, Hong Kong... Pekín está siendo extremadamente duro contra todo aquel que no sea leal a la política del Partido Comunista Chino".

También lo decía el activista hongkonés Joshua Wong antes de entrar en prisión en diciembre por "acudir y organizar" una asamblea no autorizada. "La China de Xi Jinping es la que se ve en Hong Kong, creando una nueva era de reinado del terror, con enjuiciamientos arbitrarios, juicios secretos, confesiones forzadas, vigilancia masiva, represiones a los medios y censura política".

Este miércoles, ha sido el informe anual de la ONG Human Rights Watch (HRW) el que detalla cómo los derechos humanos en China viven su "periodo más oscuro" desde lo sucedido en Tiananmen. "El empeoramiento de las persecuciones de las minorías étnicas en Xinjiang, Mongolia Interior y el Tíbet, los ataques contra los denunciantes, la represión de Hong Kong y los intentos de encubrir el brote de coronavirus fueron parte del deterioro de la situación bajo el presidente Xi Jinping", reza un informe de 386 páginas.

"El autoritarismo del Gobierno chino estuvo en plena exhibición en 2020 mientras lidiaba con el brote de coronavirus mortal informado por primera vez en la provincia de Wuhan", continúa. Después, cita ejemplos como lo ocurrido el 1 de enero del año pasado, cuando la policía de Wuhan detuvo y amonestó a "ocho personas por difundir rumores falsos" sobre una extraña neumonía que se estaba propagando por la ciudad. Entre esas personas estaba el doctor Li Wenliang, que se hizo famoso por ser el primer médico conocido que alertó del peligro del nuevo coronavirus, pero fue silenciado por la policía. Más adelante, fallecería a causa de la Covid-19.

También, las autoridades chinas han perseguido y detenido a los llamados periodistas ciudadanos, quienes estuvieron en el epicentro de la pandemia "informando de manera independiente". Es el caso de la bloguera Zhang Zhan, condenada en diciembre a cuatro años de prisión por "buscar altercados y provocar problemas". Y el de otros periodistas ciudadanos, desaparecidos desde principios de año, como Chen Qiushi y Fang Bin, quien publicó vídeos en Youtube narrando el día a día en los hospitales saturados de Wuhan.

El informe de HRW destaca que 2020 ha sido el año en el que también se han publicado todo tipo de reportes internacionales sobre la represión de Pekín contra la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang. Campos de internamiento, destrucción de mezquitas, trabajo forzoso...

"En Xinjiang, los musulmanes continúan siendo detenidos arbitrariamente sobre la base de su identidad, mientras que otros son sometidos a vigilancia masiva y adoctrinamiento político". Y en Mongolia Interior. "Las protestas estallaron en septiembre cuando las autoridades educativas decidieron reemplazar el mongol por el chino mandarín en varias clases en las escuelas de la región", dicen desde la ONG. Para el investigador Yaqiu Wang, de HRW, en todos los aspectos de la sociedad china "se puede ver cómo el partido se está volviendo más intolerante con cualquier tipo de actividad independiente".

A raíz de esto, también ha habido una reacción crítica de otros países hacia China. Fueron 122 naciones las que solicitaron una investigación independiente en Wuhan sobre el origen del coronavirus. Estados Unidos aprobó numerosas leyes contra los abusos de China. Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda rompieron los tratados de extradición por el ataque a las libertades de Hong Kong. Y 39 países condenaron ante la ONU la represión de Pekín contra los uigures. Pero el Gobierno de Xi Jinping ha respondido con sanciones y presiones a las naciones que denuncian sus prácticas autoritarias.

El Mundo
Lucas de la Cal
Corresponsal
@Lucasdelacal
Pekín, China
Viernes 15 de enero 2021.

   
El presidente de China, Xi Jinping, dijo hoy que su país enfrenta una “grave situación y rápida propagación” de la epidemia de neumonía por nueva infección por coronavirus y decidió crear un grupo especial para manejar la “crisis” de la infección.

“En la reunión se decidió que el Comité Central del Partido estableció un grupo líder para la respuesta a la epidemia y llevó a cabo su trabajo bajo la dirección del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China”, señala un comunicado difundido por la agencia por Xinhua.

Tras presidir la reunión de este sábado, el mandatario destacó que todos “los departamentos deben poner la vida y la salud de las personas en primer lugar, formular planes exhaustivos [...] para frenar con determinación la propagación de la epidemia”.

Pidió también a la región de Wuhan, donde se originó el virus, “adoptar medidas más estrictas, prevenir la proliferación interna al fortalecer “el aislamiento y el tratamiento de todos los pacientes”, e incluso productos exportados.

De igual manera se unió al llamado de diversas regiones chinas para “reducir los eventos públicos a gran escala”, en referencia al Festival de Primavera.

Tras una reunión del Partido Comunista chino, se reiteró los llamados a la colaboración de “los comités del partido y los gobiernos a diferentes niveles” para hacer planes adecuados que detengan la infección.

La reunión enfatizó la necesidad de anunciar de manera “rápida, precisa, abierta y transparente la situación epidémica y responder a las preocupaciones nacionales y extranjeras”.

Las autoridades sanitarias chinas confirmaron este sábado la muerte de 41 personas y mil 383 casos en el mundo confirmados de neumonía causada por el nuevo coronavirus (2019-nCoV), incluidos 237 en condiciones críticas.

Recientemente se han señalado los informes oficiales por los expertos nacionales pues el antecedente es negativo para China, por lo que se toman con precaución sus datos.

Durante la epidemia del SARS entre 2002 y 2003, la Organización Mundial de Comercio criticó al gobierno chino por haber tardado en dar el alerta y haber querido esconder la envergadura de la epidemia.

Incluso el posible origen del virus que apunta a un mercado de animales exóticos, podría exhibir la falta de controles de las autoridades sobre el comercio ilegal de especies.

Notimex
Beijing, China
Sábado 25 de enero 2020.


La revista ‘Forbes’ eligió al líder chino para ocupar el primer puesto de su escalafón anual.

En el planeta hay casi 7.500 millones de seres humanos y solo 75 de ellos marcan el devenir de lo que en él sucede. Esa es la lógica detrás de la lista que publica anualmente la revista Forbes bajo el nombre de ‘Las personas más poderosas del mundo’ y que incluye jefes de Estado, empresarios, filántropos y dueños de plataformas tecnológicas.

En esta ocasión, la publicación se decantó por Xi Jinping, secretario general del Partido Comunista de China y presidente del país asiático, para encabezar el ranquin. Los motivos de la elección del líder chino responden a la reciente enmienda de la constitución por parte del Congreso que amplió su autoridad y eliminó los límites de su mandato. “Disfruta de un culto a su personalidad que no se había visto desde el presidente Mao”, indica ‘Forbes’.

La influencia de Xi Jinping a nivel mundial es tal que ha sido el único capaz de destronar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien ostentaba ese reconocimiento desde hace cuatro años y en esta edición se ha tenido que contentar con el puesto número dos. Completa el podio el polémico Donald Trump.

Para la revista es innegable que, a pesar de los escándalos que enmarcan su vida y su actividad política, como presidente de Estados Unidos posee un gran poder económico y militar.

La primera mujer que aparece es Ángela Merkel, canciller de Alemania, que actualmente ejerce su cuarto mandato. Lo hace por detrás de Trump. Dice la publicación que ella personifica “el liderazgo de facto de Europa”, y añade que “tendrá que continuar sujetando con firmeza el control del timón de la Unión Europea en momentos en que enfrenta las tormentas del ‘brexit’ y del sentimiento antiinmigración”.

Llama la atención que en este ranquin, conformado por 75 personas, solo aparezcan cinco mujeres. Además de la canciller alemana, están incluidas la primera ministra británica, Theresa May (puesto número 14); Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (22); Mary Barra, presidenta ejecutiva de General Motors (53) y Abigail Johnson, presidenta ejecutiva de Fidelity Investments (70).

Otros de los “hombres poderosos” que incluye el ranquin son Jeff Bezos, fundador y director de Amazon (5); el papa Francisco (6); Narenda Modi, primer ministro de India (9); Ali Hoseini-Khamenei, líder supremo de Irán (17), y el líder norcoreano Kim Jong-un (36).

En cuanto a la metodología empleada por ‘Forbes’ para construir este ranquin, la publicación explica que los editores responsables de la misma se basaron en cuatro indicadores.

Primero, el número de personas sobre las que los seleccionados ejercen poder; segundo, los recursos financieros que controlan; tercero, en cuántas esferas tienen influencia, y cuarto y último, hasta qué punto el candidato ejerce ese poder de forma activa.

El Tiempo
Bogotá, Colombia
Domingo 13 mayo de 2018.


Beijing, China– El líder norcoreano, Kim Jong-un, realizó una visita no anunciada a China para reunirse con el Presidente Xi Jinping, semanas antes de las cumbres planificadas con los líderes estadounidenses y surcoreanos, según informes de la televisión central china.

La visita de Kim Jong-un, marca su primer viaje fuera de Norcorea desde que asumió el cargo en 2011, y su primer encuentro con otro Jefe de Estado.

El viaje de Kim Jong-un se desarrolló en secreto y con un nivel de seguridad extraordinario: la comitiva llegó en el mismo tipo tren blindado en el que antiguos líderes norcoreanos realizaron viajes al extranjero.

Medios japoneses especularon la llegada de un convoy oficial norcoreano cuando captaron un tren verde oliva ingresó a la estación de Beijing cerca de las 15:00 locales de ayer.

La visita sorpresa entre ambos países agrega otra capa a la compleja diplomacia global en torno al programa nuclear del país asiático.

De acuerdo con expertos, Kim Jong-un intentaría reparar las tensas relaciones con China, un aliado tradicional y benefactor, al tiempo que se abre a un mayor contacto con su enemigo, Corea del Sur.

Asimismo, sugieren que la visita significaría que Norcorea busca la aprobación china antes de su contacto con la Administración de Donald Trump.

The New York Times
Beijing, China
Martes 27 marzo 2018.

 

El presidente chino, Xi Jinping, pronunció un mensaje de felicitación en vísperas del Año Nuevo 2018, a través de Radio Internacional de China (CRI), Radio Nacional de China (CNR), Televisión Central de China (CCTV), China Global Television Network (CGTN) e internet. A continuación, el texto completo del mensaje del mandatario chino.

 

Camaradas, amigos, señoras y señores: 

¡Saludos a todos! Con el rápido paso del tiempo, recibiremos pronto la llegada del año 2018. Me permito manifestar mis felicitaciones por el Año Nuevo a todos los pueblos de las diversas etnias del país, a los compatriotas de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, de la Región Administrativa Especial de Macao, a los de Taiwán y los que residen en ultramar, así como envío mis mejores deseos a los amigos de todos los países y regiones del mundo.

El mundo se renueva constantemente. El Cielo responde a los pueblos laboriosos. En el 2017, con la convocación del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, se ha emprendido nuestra nueva expedición por construir en todos los terrenos un país socialista moderno. El Producto Interno Bruto de nuestro país ha alcanzado los 80 billones de yuanes. Hemos creado 13 millones de puestos de trabajo. El sistema de seguros de vejez ha cubierto una población de más de 900 millones de personas, mientras que 1.350 millones de ciudadanos gozan del seguro médico básico. Además, más de 10 millones de personas han salido de su situación de pobreza. Como dice un poema antiguo, “¡Que se construyan miles de casas para albergar y agradar a todos los necesitados!”. Entre ellos, 3,4 millones de personas se han despedido de la pobreza gracias a proyectos que los trasladan a los lugares más convenientes para la vida y la producción, estableciéndose en nuevos hogares. El objetivo de reconstruir 6 millones de viviendas en los barrios bajos se ha cumplido con anticipación. Se ha acelerado el desarrollo de los diversos programas para el bienestar del pueblo, al mismo tiempo que la situación medioambiental se ha mejorado gradualmente. Nuestros ciudadanos sienten mayor satisfacción, felicidad y seguridad. Hemos dado otro paso gigante hacia la meta de realizar una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos.

Hemos logrado, uno tras otro, éxitos en las innovaciones científicas y tecnológicas, así como en las grandes obras de construcción. El telescopio HXMT navega en el espacio; el gran avión de pasajeros C919 surca los cielos; la computadora cuántica funciona con éxito; el cultivo de arroz de agua salada supera la fase de prueba; se bota el primer portaaviones de producción nacional; el planeador submarino “Sea Wings” realiza investigaciones en aguas profundas; el hielo combustible se extrae del mar por primera vez; los muelles de carga automatizada Yangshan IV se inauguran formalmente; se empalma el cuerpo principal del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao; el tren de alta velocidad Fuxing corre por todo el territorio del país... ¡Quería dar mis aplausos por el poder creador que el pueblo chino ha expuesto!

Efectuamos el desfile militar en la base de adiestramiento conjunto de Zhurihe, con motivo del 90º aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación de China. Fui a Hong Kong cuando se celebraba el 20º aniversario del retorno de la región a la soberanía china. Con mis propios ojos, fui testigo de la prosperidad y la estabilidad a largo plazo de Hong Kong, gracias a contar con la patria como su fuerte apoyo. Con seguridad, la región tendrá un futuro más brillante. Llevamos a cabo el acto para conmemorar el 80º aniversario de la Guerra contra la Invasión Japonesa de Todo el Pueblo Chino, así como el homenaje nacional a las víctimas de la Masacre de Nanjing, con miras a tener presente la historia y manifestar nuestro deseo de paz.

Patrocinamos varios eventos diplomáticos multilaterales en el país, como el primer Foro de La Franja y La Ruta para la Cooperación Internacional, el encuentro de los líderes de los países BRICS en Xiamen, el diálogo entre el Partido Comunista de China y otros partidos políticos del mundo, entre otras actividades. Asistí también a varias importantes reuniones multilaterales sostenidas en otros lugares del planeta. A principios del año, participé en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos y pronuncié un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra. Más tarde, tomé parte en la cumbre de los líderes del Grupo de los 20, en la reunión informal de los dirigentes de APEC, y en otros eventos en los que intercambié opiniones con las diversas partes. Todos estamos de acuerdo en promover la construcción de una comunidad de destino compartido de la humanidad a fin de beneficiar a todos los pueblos del mundo.

En el 2017, recibí muchas cartas de nuestros ciudadanos. Entre ellos, quería mencionar a los paisanos del condado Yumay, distrito Lunze, Región Autónoma del Tíbet; los artistas de la compañía Ulan Muqir de la Bandera Derecha de Sonid, Región Autónoma de Mongolia Interior; los profesores retirados de la Universidad Jiaotong, que se trasladó de Shanghai a Xi´an en 1956; los estudiantes de la Universidad de Nankai recién reclutados en el ejército; y muchos más, que me han conmovido profundamente con sus respectivas historias. El patriotismo y la dedicación sin ninguna queja ni arrepentimiento de nuestro pueblo me permiten aprender de la grandeza de la gente común y corriente, y haciéndome reflexionar que sólo con arduas luchas se consigue la felicidad.

Camaradas, amigos, señoras y señores:

El año 2018 dará punto de partida para poner en práctica el espíritu del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, que ha diseñado un proyecto prometedor para el desarrollo del país en los siguientes 30 años. Una torre muy alta, se alza desde sus cimientos. Para realizar el proyecto, no debemos entregarnos a las ilusiones ni concentrarnos en palabras vanas, sino tener los pies puestos sobre la tierra, trabajando con seriedad y firmeza.

En el 2018, celebraremos el 40º aniversario de la aplicación de la política de la reforma y la apertura hacia el exterior. Esta política es el camino obligatorio para que la China moderna se desarrolle y avance, y el Sueño Chino se haga realidad. Aprovecharemos esta ocasión para llevar la reforma y la apertura hasta el final, superando cada una de las dificultades en todas las circunstancias.

Es nuestra promesa solemne que toda la población rural en situación de pobreza, según el criterio actual, se libre de esta condición para 2020. Una promesa que se ha de cumplir. Sólo nos faltan 3 años. Toda la sociedad debe movilizarse, con todas sus élites, en esta lucha por eliminar la pobreza como lo programado, ejecutando las políticas y medidas con precisión. Será la primera vez en la historia milenaria de la Nación China que se erradique, en general, la pobreza extrema en el país. ¡Realicemos juntos esta causa trascendental, tanto para la nación como para el ser humano!

En la actualidad, el mundo tiene a la vez expectativas y preocupaciones sobre el futuro de la paz y el desarrollo de la humanidad, y espera que China defina su posición y actitud al respecto. El mundo es una familia. China, como un gran país responsable, debe emitir su voz. China defiende inflexiblemente la autoridad y la posición de la Organización de las Naciones Unidas, asume activamente sus deberes y responsabilidades internacionales, cumple inquebrantablemente sus compromisos al afrontar el cambio climático y promueve con entusiasmo la iniciativa de La Franja y la Ruta. China siempre se esfuerza por ser constituyente de la paz mundial, contribuyente del desarrollo global y defensor del orden internacional. El pueblo chino está dispuesto a crear, junto con los diversos pueblos de todo el mundo, un hermoso futuro de mayor prosperidad y armonía para la humanidad.

Camaradas, amigos, señoras y señores:

Nuestros admirables frutos en el desarrollo han sido logrados por el pueblo, por lo que deben ser compartidos entre el pueblo. Yo sé que la gente no se preocupa por nada más que la educación, el empleo, los ingresos, los seguros sociales, el servicio médico, la vida en la vejez, la vivienda, el medio ambiente, entre otras cosas. Algunas cosas les satisfacen, otras les inquietan. Debemos tener la conciencia de esta misión y hacer correctamente, con mayor responsabilidad, los trabajos relacionadas con el bienestar del pueblo, ya que es cierto que no todas las labores resultan del todo satisfactorias. Los comités del Partido, gobiernos y funcionarios de diferentes niveles han de tener en mente el interés del pueblo, tomando el beneficio del mismo como su mayor mérito de trabajo. Deben preocuparse de lo que preocupe al pueblo y trabajar para la felicidad y fortuna de la población.

Muchas gracias a todos.

CRI.es
Beijing, China
Domingo 31 diciembre 2017.


Familiares de altos cargos chinos, desde Mao a Xi Jinping, aparecen entre los clientes de Mossack Fonseca

China, la segunda potencia económica del mundo, es también el principal mercado de Mossack Fonseca, el bufete de abogados implicado en los papeles de Panamá: casi un tercio de las compañías que gestionó procedían de sus oficinas en Hong Kong y la China continental. Es un dato que explica la rapidez con la que esta semana han actuado los censores del país para eliminar toda alusión a los vínculos de sus líderes con el escándalo. Los nombres de familiares de al menos ocho de los más altos dirigentes del régimen, en ejercicio o retirados, aparecen en los 11,5 millones de documentos analizados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) a lo largo de un año.

Según las revelaciones del ICIJ, el propio presidente chino, Xi Jinping, cuenta con familiares entre quienes recurrieron a los servicios del bufete panameño. Su cuñado Deng Jiagui, que ya aparecía mencionado en una investigación previa del ICIJ en 2014, se hizo con una compañía offshore en 2004 y otras dos en 2009. Ninguna se encontraba en activo cuando Xi llegó al poder en 2012 y desató una campaña contra la corrupción en la que han caído miles de funcionarios y que se ha convertido en uno de los hitos de su mandato.

Zhang Gaoli y Liu Yunshan, otros dos de los siete miembros del Comité Permanente, el máximo órgano de mando al frente del Partido Comunista, también tienen familiares implicados, su yerno y su nuera, respectivamente. Los dos son accionistas en compañías establecidas en las islas Vírgenes Británicas.

Otros familiares de antiguos dirigentes chinos también aparecen en las listas, como Li Xiaolin, la hija de Li Peng, el ex primer ministro Li Peng que durante su mandato dirigió la sangrienta represión de las manifestaciones estudiantiles en la plaza de Tiananmen en 1989. Li Xiaolin es, junto a su esposo, propietaria de otra compañía con sede en las islas Vírgenes desde 1994.

Salen a relucir también los nombres de Zeng Qinghuai, hermano del exvicepresidente chino Zeng Qinghong, o del hijo del que fuera secretario general del Partido Comunista Hu Yaobang, Hu Dehua.

 No se libra tampoco ni el propio Mao Zedong, el fundador del régimen chino actual fallecido en 1976. Chen Dongsheng, marido de una de sus nietas, era el único accionista y director de una compañía con sede en las islas Vírgenes.

El Gobierno chino ha reaccionado con el silencio a estas revelaciones. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, ha afirmado que no hará declaraciones sobre “acusaciones sin ninguna base”.

La constitución de compañías offshore no representa, en sí misma, un delito. Pero la asiduidad con la que miembros de algunas de las principales dinastías políticas chinas hacen uso de estos vehículos para evitar el pago de impuestos y trasladar sus bienes al exterior es un asunto embarazoso para el régimen de Xi Jinping y su campaña contra la corrupción.

Xi ha basado buena parte de su legitimidad, y la de su Gobierno, en una imagen de absoluta limpieza, aunque hasta el momento su lucha contra el lucro dudosamente adquirido se ha desarrollado bajo una capa de opacidad. Algunos de los juicios contra las personalidades más célebres, como el exjefe de los servicios de seguridad Zhou Yongkang, se han desarrollado a puerta cerrada, y no se han adoptado medidas para hacer públicos los bienes de los funcionarios del régimen. Medios extranjeros que han publicado investigaciones sobre la riqueza de familiares de altos cargos se han visto censurados y sus periodistas han sufrido represalias, como le ocurrió al periódico “The New York Times” tras publicar una información sobre la riqueza de allegados del entonces primer ministro, Wen Jiabao, en 2012.

Los datos también se conocen cuando China vive una importante salida de capitales hacia el exterior. Las estimaciones de Bloomberg acercan ese flujo al billón de dólares (unos 920.000 millones de euros) en 2015, siete veces más que la cifra calculada en 2014.

El País
Macarena Vidal Liy
Pekín, China
Miércoles 13 de abril de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Síguenos en Twitter