Ciudad del Vaticano. - El Papa Francisco consagró hoy cardenal al arzobispo emérito de Xalapa, en el estado mexicano de Veracruz, Sergio Obeso Rivera, durante un Consistorio Ordinario Público que presidió en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Poco antes de las 16:00 horas locales (15:00 GMT), los 14 nuevos cardenales que este jueves recibieron el birrete colorado, hicieron su ingreso al templo encabezando una procesión de clérigos que anticipó el ingreso del Papa.

Durante la celebración, el pontífice bendijo los tradicionales capelos y los anillos cardenalicios que después impuso a cada uno de los purpurados.

Antes de esa entrega, cada “cardenal de la santa Iglesia romana” pronunció la promesa y el juramento de permanecer, desde ahora y para siempre, fiel a Cristo y a su evangelio, constantemente obediente a la Iglesia y al Papa.

Además, se comprometieron a conservar siempre la unión en la Iglesia, de no manifestar a nadie lo que le será confiado de custodiar y cuya revelación podría llevar daño y deshonor a la Iglesia, y a desarrollar “con gran diligencia y fidelidad” las propias tareas.

Luego, uno por uno, los nuevos cardenales fueron pasando hasta el altar mayor de la Basílica de San Pedro y se arrodillaron ante el Papa, quien les impuso el birrete, el anillo y les entregó al título de la parroquia de Roma que a partir de ahora estará bajo su custodia.

Así, en el quinto Consistorio cardenalicio de su pontificado, Jorge Mario Bergoglio creó 11 nuevos purpurados “electores”, que tienen menos de 80 años y por ello podrían ingresar a un futuro Cónclave y votar por un nuevo Papa.

Los tres restantes, según precisó el propio pontífice, recibirán la distinción porque “se distinguieron por su servicio a la Iglesia”.

Entre ellos se cuenta a Sergio Obeso, quien nació en Xalapa el 31 de octubre de 1931, el clérigo mexicano ingresó en el seminario el 23 de enero de 1944. Tras sus estudios de humanidades, se trasladó a Roma donde cursó filosofía y teología en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Ordenado sacerdote en Roma el 31 de octubre de 1954, pocos meses después regresó a México donde prestó diversos servicios en el Seminario de Xalapa hasta 1971, desde prefecto de filosofía hasta director espiritual y rector.

El 30 de abril de 1971, el entonces Papa Pablo VI lo designó obispo de Papantla, en Veracruz, donde permaneció apenas dos años y ocho meses hasta que, en enero de 1974, el mismo pontífice lo nombró obispo coadjutor de la Arquidiócesis de Xalapa con derecho a sucesión.

El 12 de marzo de 1979 asumió ese cargo, en sustitución de Emilio Abascal Salmerón. Rápidamente se convirtió en un protagonista de la Iglesia mexicana, siendo elegido presidente de la Conferencia del Episcopado (CEM) para el período 1983-1985 y reelecto de 1985 a 1988.

Años más tarde, en 1995, fue reelecto en ese puesto, que mantuvo hasta 1997. Al interior de la propia CEM se desempeñó como responsable de las comisiones Episcopal del Clero y de Pastoral Social por diversos periodos.

El 10 de abril de 2007, el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia como obispo de Xalapa, tras haber sobrepasado el límite de edad jubilatoria obligatoria establecido en 75 años; lo sucedió en el puesto Hipólito Reyes Larios.

Entre otras cosas, Sergio Obeso Rivera fue uno de los grandes responsables de la canonización del primer santo obispo latinoamericano, san Rafael Guizar y Valencia, que fue elevado al honor de los altares por el Papa Benedicto XVI el 15 de octubre de 2006.

Con la elevación de Obeso Rivera, de 86 años, México pasa a tener siete cardenales: cuatro electores y tres mayores de 80 años. Entre ellos destacan Carlos Aguiar Retes, José Francisco Robles Ortega, Alberto Suárez Inda y Norberto Rivera Carrera, todos electores.

Los mayores de 80 años son Javier Lozano Barragán, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud del Vaticano; y Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara, además del emérito de Xalapa.

Notimex
Ciudad de México
Jueves 28 junio de 2018.


Fiscalía de Veracruz resguarda 17 piezas de arte; de ser verificada la autenticidad, serán subastadas


Una bóveda en la Fiscalía General de Veracruz es el lugar donde se encuentran resguardadas las obras de arte que fueron decomisadas del rancho El Faunito, que era el lugar predilecto de descanso del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

La Fiscalía General de Veracruz tiene en su poder 17 pinturas de distintos autores reconocidos; un facsimilar con una reproducción del Acta de Independencia del Imperio Mexicano, un cuadro probablemente con Los Tratados de Córdoba, firmados el 24 de agosto de 1821, y una escultura de uno de los autores más plagiados de nuestro país, el michoacano Javier Marín, elaborada en bronce y que pesa más de 15 kilos.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares (PAN), detalló que una vez terminado el proceso de autentificación las piezas serán subastadas en un procedimiento supervisado por las autoridades correspondientes y por la sociedad, y los recursos obtenidos se destinarán a obras a favor de la sociedad veracruzana.

El Universal tuvo acceso a esta colección, y a reserva de ser autentificadas, las autoridades de Veracruz tienen una posible pintura del colombiano Fernando Botero llamada “Woman”, que cuenta con un marco dorado y que posee dos sellos de las casas más prestigiadas para transportar obras de arte en el mundo con sedes en Zurich, Suiza, y París, Francia.

También, en esta colección, detectaron por lo menos tres obras del pintor mexicano David Alfaro Siqueiros. La primera no se aprecia una figura definida, pero es de color plata, posee un marco dorado, pero en la parte posterior tiene sellos, que, según las autoridades, podrían ser la autenticidad que colocaba el autor.

Otra de las obras de Alfaro Siqueiros está elaborado en un papel improvisado, que era una propaganda de una de sus exposiciones presentada en el Palacio de Bellas Artes, probablemente realizada del 23 de octubre al 31 de diciembre, pero no se define el año. En esta pintura, las autoridades tuvieron que protegerla, debido a que el papel estaba quemado, probablemente desde la época en que fue pintado.

Por la firma, también se detectó otra de Siqueiros a base con colores negro, café y blanco, pero tampoco tiene título.

En esta colección, que muchos presumen pertenecía a Duarte, también estaba una pintura del oaxaqueño Rufino Tamayo. En la obra se aprecia una mujer, pero no tiene título y cuenta con una placa con la leyenda Galilei.

Entre las obras de arte, también se encontraron una pintura del español Joan Miró, de 20x40 centímetros, que es una litografía firmada en plancha.

Asimismo, se encontró otra obra de la inglesa Leonora Carrington, pero radicaba en nuestro país.

A las autoridades veracruzanas también les llamó mucho la atención el que encontraran documentos históricos de nuestro país, como un facsimilar del Acta de Independencia del Imperio Mexicano fechado el 28 de diciembre de 1821.

Dicha obra posee el emblema de la Secretaría de Gobernación y se puede apreciar que tiene más de 30 firmas con algunos párrafos escritos; sin embargo, la calidad impide leer lo plasmado.

Entre los documentos hallados estaban también uno titulado Los Tratados de Córdoba con un marco café y sellado al vacío para evitar su deterioro. Asimismo, un timbre postal, que podría ser el original, del Bicentenario de la Independencia de México, con un sello postal que hace referencia a Los Tratados de Córdoba.

Los Tratados de Córdoba son documentos donde se determinó la Independencia Mexicana del Imperio de España, después de la conclusión de la Guerra de Independencia de México. Fue firmado el 24 de agosto de 1821 en Córdoba, Veracruz, y fue suscrito por Agustín de Iturbide.

Tiempo de espera. Todas estas obras se encuentran en un procedimiento de valoración de peritos y expertos para definir su autenticidad y con base en esto determinar su valor.

Los integrantes de la Fiscalía General del estado adelantaron que se tomará en cuenta el autor, la época en la que fueron hechas, la técnica en la que fueron elaboradas, es decir, en óleo, dibujo, litografía o serigrafía.

Pero lo que es un hecho, de parte del gobierno de Yunes Linares, es que va a solicitar el apoyo de especialistas de la Federación para que les ayuden a determinar su autenticidad.

Sobre el tiempo que puede tardar este proceso es incalculable, debido a que son varios los factores que se pueden tomar en cuenta, como la utilización de microscopios, contactar a distintos vendedores de obras de arte o de familiares de dichos autores para que les ayuden en este proceso.

Las obras de arte están embaladas para protegerlas, después de que se hizo el peritaje correspondiente sobre cada una de ellas. Aseguraron que no se pierde valor por el tiempo que demore este proceso, pues si en realidad son obras de arte auténticas, tendrán un valor más alto.

El Universal
Horacio Jiménez y Édgar Ávila
Enviado y corresponsal
Xalapa, Veracruz
Lunes 5 de diciembre de 2016.

CULTURA / VERACRUZ / XALAPA

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter