Los demócratas anuncian que aceptan extender los fondos tres semanas más a cambio de la promesa de un pacto en migración

Fin del primer episodio. La Administración federal de EEUU reabrirá mañana sus puertas. Tras 60 horas de cierre, con 800.000 empleados públicos licenciados y millones de ciudadanos hartos, los demócratas anunciaron que iban a conceder hoy una nueva prórroga a los fondos federales. La votación supondrá un alivio para una nación cada día más fracturada, pero no deja de ser un pacto agónico. Solo fija tres semanas de financiación y basa su supervivencia en un acuerdo migratorio, el punto de quiebra con la Casa Blanca.

Republicanos y demócratas se vieron en el abismo y decidieron hacer un alto. El cierre de la Administración federal, el llamado shutdown, es tóxico para ambos. No solo muestra la incapacidad del presidente Donald Trump para el diálogo, sino que enfrenta a los demócratas a la paradoja de estar actuando igual que los republicanos radicales con Barack Obama en 2013.

Para salvar el escollo, los sectores moderados de los dos partidos auspiciaron una propuesta de mínimos. Sus dos pilares eran la prórroga de la financiación hasta el 8 de febrero y la promesa republicana de tratar de alcanzar un acuerdo migratorio. “Trataremos el futuro de los dreamers [inmigrantes llegados siendo menores a EEUU], la seguridad fronteriza y otros temas relacionados", explicó el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. Era una forma esquemática y provisionalísima de conciliar los intereses de la Casa Blanca y de la oposición, y lograr así la mayoría cualificada (60 votos sobre 100) que se requiere en el Senado, donde los republicanos disponen de 51 escaños.

La oferta fue aceptada por el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y presentada no como una capitulación, sino como el inicio del gran debate. “Votaremos a favor, pero los republicanos tendrán que cumplir”, advirtió Schumer.

El año pasado, los demócratas ya concedieron dos prórrogas sin ver sobre la mesa una propuesta de reforma migratoria que haga frente a su principal preocupación: los 700.000 dreamers a los que Trump puso al borde de la deportación en septiembre, cuando suspendió el programa que les daba cobertura legal y dio seis meses de plazo para que el Congreso les buscase una solución. Viendo el reloj correr sin ningún avance, Schumer y los suyos decidieron la semana pasada forzar un acuerdo y presionaron en el talón de Aquiles de la Casa Blanca.

Desde hace nueve años, los presupuestos no logran la aprobación parlamentaria y esto obliga al Gobierno a acudir cíclicamente al Congreso a pedir una prórroga de fondos. La última, el pasado viernes, fue rechazada por los demócratas. La negativa desencadenó el temido shutdown. La crisis, aunque erosionante para todos, logró su objetivo: hacer patente la dificultad de Trump para llegar a un acuerdo en materia migratoria.

En estos meses, su única oferta ha sido pedir 18.000 millones de dólares para el muro con México. La propuesta, muy cercana a un chantaje, no admitía rebaja. Cuando el pasado viernes, en el fragor de la negociación, el líder demócrata, renegando de su postura oficial, aceptó financiar la obra a cambio de rescatar de la pesadilla a los dreamers, el presidente rechazó reducir la exorbitante cantidad pedida. O todo o nada. Esa fue la respuesta binaria del presidente.

Fracasado el acuerdo, el presidente tuvo que soportar la humillación de celebrar su primer aniversario en el poder con un apagón administrativo. En respuesta dio otra vuelta de tuerca y estableció como condición necesaria para cualquier pacto futuro que se restableciese primero la financiación federal. La exigencia, aparte del ruido habitual, tenía como fin invertir la carga y presentar como responsable del cierre a la oposición.

La idea, machaconamente repetida por Trump y sus adláteres, era venenosa. El próximo 6 de noviembre se celebran unas elecciones legislativas claves. En juego estarán la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Los estrategas demócratas son conscientes de que un mal paso puede perjudicarles, incluso más que a los republicanos, en la medida en que 10 reelecciones suya a la Cámara Alta tienen lugar en estados donde Trump ganó a Hillary Clinton en 2016.

La contestación demócrata a este desafío fue mantener que la culpa del shutdown era de Trump, pero mostrarse abiertos a la negociación con los republicanos, entre cuyos votantes la deportación de los dreamers es mayoritariamente rechazada. El resultado fue la rúbrica de un acuerdo, consagrado por los dos líderes de ambas formaciones, que reducía la tensión ambiental y devolvía a la pelota a su punto de partida.

“El presidente, ese gran hacedor de acuerdos, se ha quedado al margen de este pacto. Ha habido discusiones, ofertas y contraofertas; finalmente, vamos a votar a favor de la reapertura de la Administración en la esperanza que se dé una solución a los dreamers. Si los republicanos no lo hacen, habrán quebrantado no solo la confianza de los demócratas, sino de muchos miembros de su propio partido”, sentenció Schumer, dando por hecho que la votación iba a ser refrendada por las dos Cámaras y el presidente.

Con el pacto, se abre un nuevo periodo de duda. El daño ha sido amplio y ambos contendientes han visto hasta dónde pueden llegar sus diferencias. Pero nadie sabe si esto bastará para superar las diferencias. El plazo para la discusión vence en solo tres semanas. Poco tiempo para un debate que, en Estados Unidos, con 13 millones de indocumentados y un presidente atrincherado en posiciones ultras, se ha vuelto la principal batalla política. "Como dije, una vez que el Gobierno esté financiado, mi Administración trabajará para resolver el problema de la muy injusta inmigración ilegal. Haremos un pacto a largo plazo en inmigración sí, y sólo sí, es bueno para el país”, alertó Trump. La negociación no ha hecho más que empezar.

El País
Jan Martínez Ahrens
Washington, EE UU.
Lunes 22 enero 2018.


A pesar del ruido que causaron sus declaraciones, la batalla de Anthony Scaramucci contra las filtraciones podría estar perdida antes de empezar: “Voy a acabar con las filtraciones (...) que son como puñaladas por la espalda”, sentenció.


Pocas horas después de conocer su nombramiento como portavoz de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci borró de su cuenta de Twitter los trinos en los que se refería a su nuevo jefe como alguien “sin juicio”. Ese fue el último gesto de prudencia que el empresario de fondos de inversión ha tenido desde que llegó a reemplazar a Sean Spicer, quien renunció al cargo después de enterarse del nombramiento de Scaramucci en el equipo de comunicaciones del presidente.

La protesta de Spicer terminó de cobrar sentido tan pronto Scaramucci empezó a llenar los titulares de la prensa.

Todo empezó cuando Ryan Lizza publicó en el portal de noticias Politico el informe patrimonial del nuevo funcionario. Lleno de ira por lo que consideraba una filtración grave, Scaramucci contactó al periodista para pedirle que revelara su fuente y amenazó con despedir a todo el personal de comunicaciones si no lo hacía, “así no habrás protegido a nadie, todo el mundo va a estar afuera dentro de dos semanas”, dijo el portavoz según el recuento de la conversación que Lizza publicó en el New Yorker.

En esa misma llamada telefónica, Scaramucci se despachó contra Steve Bannon, uno de los asesores más influyentes de Trump, y más tarde, cuando la prensa reportó una cena a la que habrían asistido Trump y algunos miembros de la cadena de televisión Fox, arremetió en contra del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, a quien culpó de la filtración del encuentro a los medios.

“Lo que quiero hacer es matar a todos los jodidos filtradores”, fue una de las frases de menor calibre de Scaramucci, quien no tardó en disculparse por su lenguaje “colorido”. Sus peleas con Bannon, que representa al ala más radical y populista del gabinete de Trump, y Priebus, quien es un pez gordo del Partido Republicano, muestran claramente su ubicación dentro de las fuerzas que convergen en la administración Trump: al igual que Jared Kushner, el yerno del presidente, y Gary Cohn, el consejero de Trump en asuntos financieros, Scaramucci pertenece a una élite económica sin lazos sólidos con el Partido Republicano y sin ningún tipo de experiencia en el sector público.

El nuevo portavoz, de 53 años y con una larga carrera en los fondos de inversión, empezó sus aventuras políticas apoyando a Hillary Clinton y financiando la primera candidatura de Barack Obama. Cuando la crisis económica puso al presidente en contra de los intereses de Wall Street, Scaramucci cambió a los demócratas por los republicanos y se dedicó a reunir dinero para la campaña del republicano Mitt Romney. Más adelante, en mayo de 2016, dejó frío al auditorio que se reunía en una convención organizada por su compañía cuando anunció que estaría al lado de Trump en sus intenciones presidenciales.

Además de las donaciones que podía atraer a la campaña, Scaramucci estaba en el radar de Trump por sus contactos políticos. Al mando de su empresa de fondos financieros, el empresario neoyorquino convocaba a las convenciones que organizaba en Las Vegas a figuras que iban desde Al Gore hasta Sarah Palin. Incluso David Cameron, el ex primer ministro británico, terminó acudiendo a la Ciudad del Pecado cuando recibió el llamado de Scaramucci.

“Trata de no reírte, pero me dejan hablar hasta en la Cámara de Comercio de las Mujeres en Irak”, le dijo en 2012 a la periodista Jessica Pressier, quien además recordaba que un comediante estadounidense describió a Scaramucci como una estrella de reality show, una descripción que tal vez lo hizo encajar en las afinidades de su nuevo jefe, el presidente de Estados Unidos.

Una de las jugadas que le valieron a Scaramucci su entrada al casting del show presidencial vino a finales de junio. En ese entonces, el neoyorquino logró que la CNN rectificara y despidiera a tres de sus periodistas después de haber publicado una noticia sobre el supuesto encuentro entre Scaramucci y una firma de inversores rusa, una reunión que habría tenido lugar en la época en que el nuevo portavoz recogía los réditos de su apoyo a la campaña presidencial como miembro del equipo de transición de Trump.

“Wow, la CNN tuvo que retractarse de una gran historia sobre ‘Rusia’ […]. ¿Qué pasa con las otras historias falsas que hacen?”, escribió Trump, encantado con el espectáculo.

Aunque ha logrado sonar mucho, la efectividad de Scaramucci está en duda. Sus muestras de lealtad no son suficientes para contrarrestar la tensión que puede provocar en el gabinete y su guerra declarada contra las filtraciones no promete llegar muy lejos.

Según el periodista Erick Erickson, el hecho de que Trump sea tan malo recibiendo críticas deja sin muchas opciones a quienes quieren decirle cosas sin adularlo: “No les queda otra que acudir a la prensa, filtrar la historia y esperar que la reacción sea lo suficientemente intensa para que le patee el trasero al presidente”.

Durante la primera reunión del gabinete presidencial, el mes pasado, cada funcionario tomó la palabra para elogiar a Trump. Cuando le tocó a Reice Priebus, el enemigo declarado de Scaramucci por sus supuestas filtraciones, el jefe de gabinete habló por todo el personal de alto nivel para “agradecer la oportunidad y la bendición de servir” a la agenda de Trump. Con esto, la llegada de Scaramucci al casting del show presidencial promete sacudir a las audiencias mientras el programa de Trump sigue, como desde el comienzo, tambaleando.

El Espectador
Washington, DC, EU.
Sábado 29 de julio de 2017.

Liderará la misión la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, quien a finales de abril hizo una visita previa a Ciudad de México para conocer la situación política

Washington.- La Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Gobierno de México firmaron hoy en Washington el acuerdo para el envío de una Misión de Observación Electoral (MOE) del organismo a las elecciones del 7 de junio en el país latinoamericano.

Liderará la misión la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla (2010-2014), quien a finales de abril hizo una visita previa a Ciudad de México para conocer la situación política y la organización de los comicios.

El próximo 7 de junio, más de 83 millones de mexicanos están convocados a las urnas para elegir a mil 996 funcionarios, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de 9 estados.

El acuerdo prevé que, tras los comicios, se presente un informe "serio, riguroso y fundado sobre la preparación, desarrollo y calificación de las competencias electorales mexicanas" durante la jornada.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, destacó que, aunque el organismo ya envió misiones de observación electoral a México en 2009 y 2012, esta es la primera vez que se suscribe "un acuerdo de privilegios e inmunidades", que formaliza "mucho más" la actividad del organismo.

La misión desplegará observadores a lo largo del territorio mexicano, así como especialistas en diversas áreas, como financiación electoral y participación de la mujer.

De este modo se entregará un informe muy completo, que no solamente satisfará el interés que guía a las autoridades de México, sino que hará que a otros países se interesen en esta iniciativa", dijo Insulza, según un comunicado de la OEA, con sede en Washington.

El secretario general destacó, asimismo, que México "ha progresado mucho en temas electorales".

Por su parte, el representante permanente de México ante la OEA, Emilio Rabasa, destacó la importancia que representa para su país que la institución continental envíe una misión de observación electoral.

Creemos que no hay organización mejor equipada y con mayor experiencia para desarrollar la alta encomienda que le confiamos", afirmó Rabasa durante la firma del acuerdo en la sede de la OEA.

La OEA aportará valiosas recomendaciones sobre los distintos aspectos observados, que nos ayudarán a seguir fortaleciendo nuestras instituciones, nuestro marco normativo y nuestros procedimientos en materia electoral antes, durante y después de la jornada electoral", añadió el representante mexicano.

Siguiendo los mandatos establecidos en la Carta Democrática Interamericana, la misión de la OEA observará los diferentes aspectos del proceso electoral, incluyendo aspectos legales, tecnológicos, y financiación de campañas.

Asimismo, la misión dará seguimiento a las denuncias, inquietudes o preocupaciones que puedan surgir durante el proceso electoral y las remitirá a las autoridades que correspondan.

EFE
Washington, CD, EU.
Viernes 15 de mayo de 2015.

Familia de mexicano asesinado en EU pide justicia

Washington.- Antonio Zambrano Montes, originario de Michoacán, murió el martes a causa de varios disparos de agentes de la Policía cuando huía de ellos en Pasco, al sureste de Washington.

Según la versión de la Policía, Zambrano, un trabajador agrícola que vivía en Pasco desde hace una década y que apenas hablaba inglés, se encontraba lanzando piedras contra los coches el pasado martes cerca de un supermercado hispano.

La Policía fue alertada y envió una patrulla al lugar donde se encontraba Zambrano, quien, según la versión policial, se negó a acatar las órdenes que éstos le indicaron y lanzó piedras contra los agentes, hiriendo a dos de ellos, señala la agencia de noticias española.

La Policía trató de someterlo usando una pistola eléctrica, pero el hombre escapó y los agentes lo persiguieron y le dispararon en varias ocasiones hasta causarle la muerte.

Algunas personas que atestiguaron el más reciente incidente en una intersección muy transitada el martes por la tarde grabaron en video la confrontación, y los testigos dijeron que Zambrano huía al momento en que los policías abrieron fuego en contra de él.

En un video grabado por Darío Infante, de 21 años y residente de Pasco, se logran escuchar cinco disparos poco después de las primeras imágenes, y se puede ver al hombre huyendo, cruzando la calle y por una acera, perseguido por tres policías. Cuando los agentes acortan distancia con él, Zambrano se detiene, gira y los encara. Se escuchan varios disparos y el hombre se desploma.

Familiares del fallecido dijeron al periódico Tri-City Herald (http://is.gd/1aEP6y0) que la Policía se excedió y debería haber usado tácticas menos letales para someterlo.

Zambrano ya había tenido un roce con la Policía de Pasco a principios del año pasado, siendo arrestado después de arrojar objetos a los oficiales y tratar de tomar una pistola de uno de los agentes, señalan documentos de la Corte.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), a través de un comunicado de prensa, condenó ayer jueves el fallecimiento del mexicano e informó que el Consulado de México en Seattle está en contacto con los familiares del difunto, a quienes se les ha ofrecido asesoría legal y asistencia consular.

El cónsul de México en Seattle ha enviado una carta al fiscal de Distrito del Condado de Pierce, en la que solicita que se realice una investigación exhaustiva que deslinde toda responsabilidad legal sobre el incidente.

“El Gobierno de México condena profundamente sucesos en los cuales la fuerza letal es utilizada de modo desproporcionado, aún más cuando resultan en la pérdida de vidas. Estos desafortunados hechos dañan a la comunidad y erosionan la confianza en las autoridades”, detalla el documento.

El video ha contribuido a calentar los ánimos de la población y de la comunidad hispana de Pasco, que se manifestó frente al ayuntamiento con carteles en los que podían leerse en español mensajes como: “Paren de disparar a nuestra gente” y “Basta de violencia policial”.

En las redes sociales los usuarios comparaban los hechos con los ocurridos con dos afroamericanos el año pasado en Ferguson (Misuri) y Nueva York, y en los que se pedía “el fin de la violencia Policial”.

Cuatro personas han muerto al ser baleados por policías en los últimos meses en Pasco, ciudad agrícola de 68 mil habitantes en el sureste de Washington.

En tres casos previos, la fiscalía absolvió a los agentes del Departamento de Policía de Pasco y a un oficial del alguacil que formaban parte de un equipo regional del SWAT.

Ya había tenido un roce con la policía de Pasco a principios del año pasado, siendo arrestado después de arrojar objetos a los oficiales y tratar de tomar una pistola de uno de los agentes, señalan documentos de la corte.

CNNMéxico / Reforma
Washington / Ciudad de México
Viernes 13 de febrero de 2015.

Después de que un gran jurado no quisiera procesar el policía que estranguló Eric Garner

Washington.- "Justicia para todos". Bajo ese lema ya se han reunido miles de personas frente a la Casa Blanca en Washington para protestar contra lo que consideran es brutalidad policial a la hora de tratar con la comunidad negra de Estados Unidos.

Algunas recuerdan a las víctimas del racismo contra los negros, desde Emmett Till, un adolescente linchado la última víctima de un hace 60 años, hasta Eric Garner, asfixiado por un policía en New York en julio. Otros carteles tienen el símbolo de esta protesta: dos manos levantadas en señal de rendición.

La protesta arranca en la Plaza de la Libertad, oficialmente llamada Martin Luther King en honor Del líder de los derechos civiles negros, que aquí precisamente pronunció en 1963 su famoso discurso 'I have a dream', que empezaba diciendo: "Cien años después [de la emancipación de los esclavos por Abraham Lincoln, en 1863], el negro todavía no es libre".

Hoy, las circunstancias son muy diferentes de las de la época de King. Por un lado, junto a la Plaza de la Libertad, vive un presidente negro, Barack Obama. Pero también es cierto que algunos de los progresos de los años 60 -sobre todo, la ley de derechos de voto de 1964- ha retrocedido en los últimos años, en parte por la acción del Tribunal Supremo, dominado por los conservadores.

La comunidad negra en Estados Unidos no tiene un líder. Al Sharpton, el organizador de esta marcha, es un oportunista de primera división sobre el que pesa una cascada de acusaciones de corrupción a lo largo de su carrera pública, que incluye un rocambolesco intento de lograr la nominación del Partido Demócrata a la presidencia en 2004. Sharpton está marchando en la primera línea de la protesta, acompañado por los padres de las víctimas negras más sonadas del racismo blanco en los últimos años: la madre de Tamir Rice, el niño de 12 años muerto a tiros por la policía de la ciudad de Cleveland, en Ohio; la viuda y la esposa de Garner; los padres de Michael Brown, muerto a tiros en un enfrentamiento con la policía en la ciudad de Ferguson; y los padres de Trayvon Martin, muerto a los 17 años en un enfrentamiento con un hombre blanco en extrañas circunstancias en Florida.

La marcha es bastante multirracial, como cabría esperar en una ciudad muy 'progre', como es Washington. Faltan, sin embargo, grandes segmentos de la población de Estados Unidos. Entre ellos, los que siempre son olvidados: los inmigrantes. Washington es la ciudad del mundo, fuera de África, con mayor número de etíopes. Sin embargo, en la marcha, hasta ahora brillan por su ausencia, tal vez porque esa comunidad se sienta marginada por blancos y negros a partes iguales. Tampoco hay apenas hispanos, A pesar de que esa comunidad es la minoría étnica más grande de Estados Unidos.

Indignación en Washington Square

En Nueva York, miles de ciudadanos se han dado cita este sábado en la plaza de Washington Square, en el sur de Manhattan, para mostrar su indignación por el "racismo", las "injusticias", la "ineficacia del sistema" y la brutalidad policial, que ha quedado patente en los últimos meses.

Pequeños grupos fueron tomando la plaza desde una hora antes del comienzo de la marcha. Convocada por las redes sociales, la "Marcha de millones NYC" reunió a múltiples colectivos. Andre X., de ciudadanos unificados de América, explicaba que estaba ahí para expresar su "frustración" y mostrar su malestar son el sistema, que en su opinión "hace aguas".

El estudiante de Brooklyn College K. LaMonte Jones, con cadenas en su cuerpo, aseguraba que esto era "sólo el principio". El sábado era el día para que los ciudadanos mostrasen su indignación, pero esperan que esto se mantenga como un movimiento. La Monte, que quiere convertirse en abogado defensor, subrayó que esto no es un asunto "de blancos o negros sino de seres humanos".

Al grito de "Sin justicia, sin paz" y "no puedo respirar", los manifestante comenzaron el a moverse en ruta hacia el cuartel general de la policía situado en downtown Manhattan. Un recorrido que tienen previsto recorrer en algo más de una hora.

Entre las demandas del grupo que convoca la marcha figuran el despido del oficial de policía Daniel Pantaleo, responsable de haber asfixiado a Eric Garner durante su detención, la creación de una oficina del fiscal independiente para los casos de mala praxis policial o abuso de la fuerza y que se revelen los nombres de los agentes implicados en un tiroteo en 48 horas como máximo.

El Mundo
Carolina Martín
Especial para El Mundo
Pablo Pardo
Corresponsal Washington
Nueva York, EU / Madrid, Es.
Sábado 13 de diciembre de 2014.

Banco Mundial y BUAP analizan en EU deserción de educación superior en el mundo

Washington.- El pasado lunes 17 de noviembre,  en sesión plenaria con funcionarios del Banco Mundial y miembros de otras Instituciones de Educación Superior, se analizó el tema:  "Student Retention Tertiary Education: Policy and Programmatic Challenges and Solutions"

Para el 2015, la BUAP planea llevar a cabo un Foro Internacional de Educación Superior con participación del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo e Instituciones de Educación Superior de Latinoamérica, del Consorcio para la Colaboración de la Educación Superior de América del Norte (CONAHEC) y de American Council on Education (ACE)

El pasado lunes 17 de noviembre, comenzaron las reuniones de trabajo del Rector Alfonso Esparza Ortiz en Washington, D.C., capital donde se generan políticas públicas de impacto global; dando inicio dicha gira, con su participación en una sesión técnica sobre el problema de la deserción en la educación superior con funcionarios del Banco Mundial, representantes de organizaciones de la educación superior y representantes de Instituciones de Educación Superior de diversas partes del mundo.

Durante la reunión se analizó la problemática asociada con las diversas barreras financieras, cognoscitivas y del entorno social que provocan la existencia de altas tasas de deserción en la educación superior a nivel mundial. Se discutieron mecanismos para la debida atención de este problema. En este evento se enfatizó la importancia de establecer programas de atención integral a los estudiantes, como es el caso de iniciativas de acompañamiento a los estudiantes del tipo de la que ha puesto en marcha la BUAP, como una de las principales líneas estratégicas de su Plan de Desarrollo Institucional.

Asimismo, el Rector se reunió con Carlos Herrán, especialista de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con Francisco Marmolejo, Coordinador de Educación del Banco Mundial, con quienes discutió planes para que la BUAP sea sede en el 2015 de un Foro Internacional de Educación Superior cuyo objetivo sea el de analizar y proponer estrategias y mejores prácticas para la mejora de la educación Media Superior y Superior.

Se espera que el evento convoque a líderes de opinión de instituciones de educación superior públicas y privadas para analizar temas de importancia como el acceso con equidad, calidad y relevancia de la educación superior, la permanencia y retención para una eficiencia terminal, diversificación de recursos para el financiamiento de la educación, vinculación y práctica profesional, así como la internacionalización de las Instituciones de Educación Superior. Se espera que en el evento, expertos en materia de educación en sus distintos ámbitos, expongan sus problemáticas y propuestas de mejora. Los resultados obtenidos durante dicho foro, se harán llegar a las Instancias de Educación correspondientes como propuesta de implementación.

En una tercera reunión, durante la gira de trabajo del lunes pasado, el Rector visitó las instalaciones de "Council For Advancement And Support of Education" -CASE por sus siglas en inglés-. Ahí se reunió con Amir Pasec, Vicepresidente de Inicativas Globales de CASE. Esta institución tiene por objetivo generar alternativas de financiamiento para la Educación Superior.

En el citado encuentro se platicó sobre la importancia de tener una vinculación permanente con los egresados de las instituciones, al ser quienes pueden retroalimentarlas sobre la mejora de los procesos, fortalecer la vinculación con los diversos sectores laborales y de manera conjunta, generar proyectos para financiar a dichas Instituciones que han ayudado a su formación. Del mismo modo, se acordó la impartición de un curso para sus académicos de educación superior.

Para finalizar ese día de trabajo, se reunió con Donna Scarboro, Vicerrectora de Programas Internacionales de la Universidad de George Washington, con quien se acordó tener intercambios académicos sin costo de inscripciones y colegiaturas para los estudiantes de la BUAP e iniciar acercamientos de las distintas facultades afines, con el objetivo de lograr acuerdos de colaboración en las áreas de Investigación, académicas y en específico, una doble titulación.

En el segundo día de gira en la capital estadounidense, el Rector de la BUAP participó en un Encuentro de Liderazgo sobre la Internacionalización de la Educación Superior, convocado por el American Council on Education (ACE).

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 19 de noviembre de 2014.

En ese país ya hay un movimiento por la legalización de esa hierba para diferentes usos.

En Washington, la capital de EE. UU., se aprobó el uso recreativo de la marihuana, pero la última palabra en este caso la tendrá el Congreso.

En junio de 1971, y hablando desde la Casa Blanca, el entonces presidente Richard Nixon declaró una guerra frontal contra las drogas tras indicar que constituían una amenaza para la seguridad nacional del país. Entre las primeras medidas que tomó fue la de clasificar a la marihuana en la categoría número uno de las listas de sustancias prohibidas en EE.UU., en compañía de otras pocas como la heroína.

Y aunque 45 años después esta droga sigue estando en la misma categoría, ha sido enorme el cambio de la sociedad estadounidense frente a la otrora yerba maldita.

Una nueva prueba de ello emergió esta semana durante las elecciones de mitad de término. Dos estados, Alaska y Oregon no solo le legalizaron el consumo con fines recreativos de esta sustancia sino que dieron poder a sus líderes para reglamentar la producción y venta, como si trata de un negocio de panes.

Estos dos estados se suman a otros dos, Colorado y Washington, que dieron este mismo paso en las elecciones de hace dos años. Y varios más están en cola pues al menos seis estados, entre ellos California, Massachusetts, Maine, Nevada y Arizona, planear realizar referendos con el mismo objetivo en los comicios de 2016.

Más sorprendente aún - si eso es posible- es que Washington, la propia capital de EE.UU. y donde está la sede el gobierno y el Congreso, aprobó también durante este ciclo electoral la legalización del consumo con fines recreativos y hasta el cultivo de una cantidad limitada de plantas para uso personal.

Y lo hizo por abrumadora una abrumadora mayoría: casi el 70 por ciento dijo que SI a la iniciativa durante los comicios de este martes. Todo una ironía pues sucede en el patio delantero de la nación que más recursos ha gastado (8.000 millones de dólares anuales) tratando de reprimir la producción, tráfico y consumo de drogas no solo en EE.UU. sino en el mundo entero.

El único revés que sufrió el movimiento pro marihuana -pues ya es todo un movimiento- fue en Florida donde los electores rechazaron una propuesta para autorizar el uso de la marihuana con fines medicinales. Pero aún allí la derrota tuvo sabor a triunfo ya que el 57 por ciento de la población dio su visto bueno pero no ganó pues en este estado se requiere una votación superior al 60 por ciento cuando se trata de una modificación constitucional.

En total, y eso habla claro del profundo cambio por el que atraviesa EE.UU., más de la mitad de los estados (33 entre 50) han aprobado normas que autorizan el uso de la hierba con fines medicinales en los últimos 15 años.

¨La situación se está transformando y rápido. Si me hubiese preguntado hace 5 años si la casa del jefe de la política antidrogas (Washington) iba a legalizar hubiese dicho que no. Pero aquí estamos. Ahora es el Congreso el que debe actuar¨, sostiene Michael Collins, de la Alianza para la Política sobre Drogas, y uno de los que promovió el referendo en la capital de EE.UU.

Es precisamente allí, opinan la mayoría, donde tiene que darse el próximo gran cambio. De acuerdo con los sondeos, el último de Pew Center en agosto de este año, una mayoría de los estadounidenses (el 54 por ciento) está de acuerdo con que esta droga debe ser legalizada. En marcado contraste con los resultados de hace dos décadas cuando casi el 70 por ciento se oponía.

Pese a ello -y al movimiento pro legalización que sigue propagando por todo el país-, la marihuana sigue estando prohibida a nivel federal y todavía están vigentes fuertes sanciones que incluyen cárcel para los infractores.

El presidente Barack Obama ha optado por obviar este contradicción ordenando a las autoridades federales -que están bajo su mando- no aplicar la ley en aquellos estados done se ha bendecido el uso de marihuana con fines medicinales o recreativos.

En otras palabras, mirar para otro lado mientras se evalúan las experiencias de estos estados con despenalización y legalización. Pero se trata de una solución a medias que solo puede ser alterada por el Congreso nacional.

Nada grave ha pasado -dice Collins- desde que se comenzó a implementar la medida en estos estados. El cielo no se ha caído. Ahora el Congreso es el que debe actuar. No buscamos que legalicen la marihuana a nivel federal sino que se permita a los estados tomar sus propias decisiones al respecto¨.

De hecho, según el activista, en el legislativo ya se vienen moviendo una serie de iniciativas que van en esta dirección. ¨Hay un reconocimiento de que hay un problema con la ley federal y no son solo demócratas sino muchos republicanos. Mientras llegan a una decisión, seguiremos usado la estrategia que hemos empleado hasta ahora, y que es muy similar a la que se ha usado para el matrimonio gay: ir ganando batallas estado por estado¨, remata Collins.

El Tiempo
Sergio Gómez Maseri
Corresponsal en Washington, EU
Domingo 9 de noviembre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter