A través de un comunicado, VW de México confirmó que los agricultores han solicitado el pago de más de 70 millones de pesos, pero no ha dado respuesta.

Campesinos de Coronango y Cuautlancingo exigen a la automotriz Volkswagen el pago de 73 millones de pesos como indemnización por la pérdida de sus cosechas de este año que adjudican a las bombas antigranizo que lanzó la empresa alemana.

Con el apoyo de habitantes de ambos municipios, los agricultores bloquearon este día la autopista México-Puebla a la altura de uno de los accesos a la planta automotriz, con el fin de obligar a los directivos de la empresa a instalar una mesa de diálogo.

Al no obtener una respuesta a sus demandas, los manifestantes bloquearon el paso vehicular frente a la planta.

Los productores que participaron en esta protesta forman parte de la Asociación Regional de Silvicultores del Iztaccíhuatl Popocatépetl que aseguran haber perdido este año la totalidad de sus cosechas por la ausencia de lluvias que generaron las bombas antigranizo que lanzó Volkswagen.

La empresa alemana obtuvo este año el permiso para el uso de este tipo de cañones, con el fin de evitar que una eventual caída de granizo dañe su producción de vehículos, los cuales son almacenados en los patios de la planta.

A través de un comunicado, VW de México confirmó que los agricultores han solicitado el pago de más de 70 millones de pesos, pero no lo relacionó con el uso de bombas antigranizo.

De acuerdo con la empresa, a finales de 2017 recibió una solicitud de apoyo por parte de la Asociación Regional de Silvicultores del Iztaccíhuatl Popocatépetl SC, en la cual acusa a la planta automotriz de un alto consumo de agua en el Valle de Puebla y de provocar una disminución en la calidad del aire de la zona.

“Volkswagen de México canalizó dicha solicitud con las autoridades competentes, ya que la empresa no está facultada para atender este tipo de demandas”, indica el comunicado.

“La entrega de esta solicitud de apoyo al gobierno del estado se dio en el mes de junio del presente año, y el día de hoy representantes de dicha asociación se han manifestado en la planta exigiendo una respuesta a su solicitud, la cual consta de un apoyo de más de 70 millones de pesos”, agrega.

En el comunicado, la empresa insiste en que no es parte de sus facultades dar respuesta a la solicitud de la organización campesina, por lo que pidió a los manifestantes dirigirse con las autoridades competentes.

“Volkswagen de México reitera que es una empresa que cumple con sus obligaciones y es responsable con la sociedad; que cuenta con programas de apoyo a la investigación de la biodiversidad, en los que pueden participar asociaciones como ésta, apegándose a las bases correspondientes”, sostiene.

Por último, hace referencia a que VW tiene en marcha un proyecto de reforestación en el Parque Nacional Izta-Popo, que abarca 750 hectáreas, y en el que se han sembrado más de medio millón de árboles.

Apenas la semana pasada, agricultores de Puebla y Amozoc igual denunciaron afectaciones en sus cosechas de las cuales responsabilizan a la VW por haber lanzado los dispositivos antigranizo, por lo que exigieron a las autoridades retire los permisos para este tipo de recursos.

El gobierno de Puebla informó que pidió a la automotriz alemana que evite el uso de los cañones hasta que se haga un estudio sobre las denuncias que han presentado los agricultores de la región.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Miércoles 8 de agosto de 2018.

Thomas Steg, director de relaciones exteriores y sustentabilidad, ha sido separado de su cargo; Volkswagen aseguró que la investigación se llevará a cabo ‘expeditivamente’.

Volkswagen suspendió a uno de sus ejecutivos ante la controversia por revelaciones de que la empresa automotriz realizó experimentos en que monos fueron expuestos a humo de diésel.

Thomas Steg, director de relaciones exteriores y sustentabilidad, ha sido separado de su cargo por solicitud propia, dijo la empresa en un comunicado.

Agregó que la compañía está "evaluando las primeras consecuencias" de las actividades realizadas por EUGT, la entidad respaldada por Volkswagen y otros fabricantes responsables de los experimentos con animales.

La controversia estalló a raíz de un artículo en el diario The New York Times según el cual la ahora extinta EUGT organizó los experimentos para demostrar que las pruebas de diésel de Volkswagen estaban eliminando emisiones nocivas.

Sin embargo, la prueba se había realizado con un vehículo equipado con un software ilegal que apagaba los controles cuando no estaba bajo prueba. Esa práctica fue revelada en 2015, resultando en un escándalo que llevó a la dimisión del entonces director de la compañía Martin Winterkorn.

EL CEO de Volkswagen Matthias Mueller dijo en un comunicado que "estamos investigando las labores de la EUGT, que fue disuelta en 2017 y llegaremos a las conclusiones necesarias". Añadió que Steg "ha asumido completa responsabilidad por lo sucedido y yo respeto eso".

Volkswagen aseguró que la investigación se llevará a cabo "expeditivamente".

Líderes del gobierno, grupos ambientalistas y grupos de protección de animales han condenado los experimentos.

Daimler y BMW también criticaron lo sucedido y anunciaron sus propias investigaciones. Según el artículo del New York Times, las tres compañías mantenían económicamente a EUGT.

Lo que sabemos del caso Volkswagen y las pruebas con monos

Lo que sucedió no debería haber sucedido, aseguró el director del área de Relaciones Internacionales y Desarrollo Sustentable de VW, Thomas Steg"

El sector automovilístico alemán ha sido fuertemente criticado al verse envuelto en una nueva crisis por haber experimentado con monos y seres humanos buscando demostrar que las emisiones de los motores diesel no son tan dañinas para la salud como habitualmente se cree.

El encargado del área de Relaciones Internacionales y Desarrollo Sustentable de Volkswagen, Thomas Steg, fue cesado de su cargo por el caso.

¿En qué año se hicieron las pruebas?

Las pruebas se realizaron entre 2013 y 2014, y el caso se dio a conocer por el diario estadounidense The New York Times.

¿Quién realizó las pruebas?

Los trabajos se llevaron a cabo por medio de la Asociación Europea de estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente en el Transporte, (EUGT por sus siglas en inglés), asociación extinta en 2017 y financiada por las automotrices Volkswagen, Daimler y BMW. 

¿VW sabía de las pruebas?

Thomas Steg admitió en el diario Bild que estaba al tanto de las pruebas destinadas a estudiar los efectos de contaminación de los motores diesel Volkswagen, también declaró que por correo electrónico fue informado de que la EUGT pretendía experimentar sometiendo a humanos.

Steg sostuvo que los experimentos en los que se sometió a monos a emisiones de diesel para supuestamente demostrar que estas no eran tan nocivas para la salud, no deberían haberse producido.

En un comunicado, Matthias Muller, presidente de la compañía Volkswagen, afirmó que Steg había declarado que asumiría toda la responsabilidad, y eso lo respetaba.

¿Qué consecuencias habrá?

El gobierno alemán denunció estos experimentos "injustificables desde el punto de vista ético" y anunció que convocará a los fabricantes ante la comisión de investigación encargada del "dieselgate" para que indague también sobre estas acusaciones.

De su lado la Comisión Europea expresó este martes su indignación.

"Estamos impactados por las noticias como todos los demás", indicó en rueda de prensa el vocero del ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, quien dijo esperar que las autoridades alemanas investiguen este nuevo escándalo.

La comisaria europea de Industria, Elzbieta Bienkowska, lo tachó de "poco ético e inaceptable" para "cualquier compañía europea en el siglo XXI".

Otro portavoz agregó que la Comisión tomó "nota del hecho que las autoridades alemanas contemplan realizar una investigación sobre el tema" y espera "que lo hagan".

El director general del grupo, Matthias Müller, calificó de "repugnantes" los ensayos con monos en 2014. "Hay cosas que simplemente no se hacen", dijo el directivo en Bruselas tras advertir que habrá "consecuencias".

¿Cómo se hacían las pruebas?

De acuerdo con el diario The New York Times las pruebas se hacían con monos que estaban encerrados frente a dibujos animados mientras se les hacía respirar el humo emitido por la última versión del escarabajo (Beetle), un modelo emblemático de Volkswagen.

¿Se experimentó con humanos?

La prensa alemana detalló que también se realizaron ensayos en humanos sanos en Alemania para observar los efectos de la inhalación de dióxido de nitrógeno (Nox).

Un instituto médico en la ciudad de Aquisgrán (oeste), a cargo de la Asociación Europea de Investigación para el Medio Ambiente y la Salud en el Sector del Transporte (EUGT), un centro financiado por las automotrices Volkswagen, Daimler y BMW, hizo inhalar en 2013 y 2014 diferentes concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) a 25 personas en buen estado de salud.

Líderes del gobierno, grupos ambientalistas y grupos de protección de animales han condenado los experimentos.

Daimler y BMW también criticaron lo sucedido y anunciaron sus propias investigaciones. Según el artículo del New York Times, las tres compañías mantenían económicamente a EUGT

¿Las pruebas con humanos y monos tenían relación?

Steg, horas antes de ser suspendido, había asegurado que los dos experimentos no tenían nada que ver el uno con el otro. En el realizado en Aquisgrán, con los seres humanos, "los voluntarios fueron expuestos a concentraciones muy por debajo de lo normal en muchos puestos de trabajo".

Sobre los ensayos con monos, dijo que "investigadores estadounidenses querían hacer pruebas con seres humanos". Pero Volkswagen rechazó ese estudio: "Les dijimos que por supuesto no lo íbamos a consentir". A raíz de la negativa se encargó sin embargo de realizar el estudio con animales.

En declaraciones a la prensa, Steg dijo sentirse "avergonzado" de esas pruebas. "Lo que sucedió no debería haber sucedido", dijo al periódico "Bild", asegurando además que Volkswagen "nunca más" iba a realizar experimentos con animales.

AP
The New York Times
Información de agencias
Martes 30 enero de 2018.


A sólo tres días de que venza el emplazamiento a huelga en Volkswagen de México, la empresa alemana realizó su primera contrapropuesta de incremento salarial, de únicamente 2%, aunque el reclamo del sindicato es de un aumento de 12%.

Las pláticas de conciliación se llevan a cabo en Puebla, aunque se prevé que, como ha sucedido en años pasados, se trasladen a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

De acuerdo con expertos, se prevé que los trabajadores disminuyan en breve su solicitud de incremento a un solo dígito para evitar que estalle la huelga en la firma alemana, pues el emplazamiento correspondiente vence a las 11 horas de este viernes 18.

También de manera extraoficial tanto empresa como sindicato han señalado que se espera un incremento salarial proporcional a la inflación que, en el caso de Puebla, es de 4.01 hasta el cierre del mes pasado.

El incremento salarial el año pasado fue de 4% directo al salario y 0.5% en prestaciones, además de acordarse la basificación de 66 trabajadores que se encontraban en calidad de eventuales.

A la fecha el salario promedio en la industria automotriz es de 345 pesos diarios, y en Volkswagen de México es de 507 pesos, esto es, 47% superior al resto de las armadoras de vehículos.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 15 de agosto de 2017.

Volkswagen de México donó esta tecnología a la Facultad de Ciencias de la Electrónica

Para estar al día en procesos de enseñanza-aprendizaje en el ámbito automotriz, la empresa Volkswagen de México (VW) donó a la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP un auto híbrido, el cual funciona con gasolina y energía eléctrica. Con ello, la Máxima Casa de Estudios en Puebla es la primera institución en el país con esta tecnología de vanguardia, que permitirá el mejor desarrollo de habilidades y competencias de los estudiantes, en plataformas de este tipo a nivel a industrial.

El rector Alfonso Esparza Ortiz destacó que con este vehículo –el cual simboliza una nueva era en la historia del automóvil- estudiantes y académicos podrán experimentar en condiciones reales con dispositivos novedosos y desarrollar proyectos innovadores o mejoras a los sistemas.

Esta donación se suma a otras que ha realizado la firma alemana para apoyar la infraestructura de la FCE de la BUAP: una plataforma de motor a diesel Beetle, dos robots industriales, una cámara anecoica y una más de Faraday.

Los resultados de esta colaboración con VW, precisó el Rector de la BUAP, inciden en el proceso de enseñanza-aprendizaje, particularmente en la práctica profesional de los estudiantes. Además, con la creación del programa de Ingeniería en Sistemas Automotrices existen nichos de oportunidad para estrechar esta vinculación.

Para la Institución, expresó, “es muy satisfactorio que una de las empresas automotrices más importantes del país y un pilar de la economía poblana exprese una vez más su confianza, poniendo de relieve la calidad y el impacto social de nuestros programas educativos”.

A su vez Thomas Karig, vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, reconoció el esfuerzo de la administración central por dotar de tecnología de última generación a sus alumnos, tener instalaciones adecuadas y ocho profesores capacitados en el uso de esta plataforma.

Este modelo tecnológico, señaló, simboliza una nueva era en la historia del automóvil, pues en las próximas décadas cambiará radicalmente el modelo de tracción del automóvil y de negocios, modificando el argumento de venta. Para enfrentar estos retos, la industria automotriz requerirá personal capacitado, de ahí que la vinculación empresa-universidad sea cada vez más necesaria.

Por su parte, Luz del Carmen Gómez Pavón, directora de la FCE, subrayó que la donación de este auto híbrido permitirá consolidar la infraestructura de esta unidad académica, en materia de laboratorios experimentales para la realización de prácticas y proyectos de investigación, en beneficio de una formación integral de los estudiantes.

Para su correcto uso, informó, VW capacitó y certificó a ocho profesores de la facultad sobre medidas de seguridad, desconexión de batería y otros aspectos acerca del manejo de este tipo de tecnología que utiliza 650 volts.

Este vehículo se fabrica en México –bajo el modelo Jetta-, pero se vende en Estados Unidos, con un costo aproximado de 26 mil dólares. Tiene un rendimiento de 19 kilómetros por litro en ciclo combinado, es decir, funcionan en conjunto los motores, eléctrico y de gasolina.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 20 de marzo de 2017.

El vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, rechaza que VW esté en situación de catástrofe

Puebla.- Mientras en Puebla el vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, Thomas Karig, aseguró que no existe una situación catastrófica en la armadora germana, directivos del consorcio mundial exhortaron a sus empleados a revelar quiénes y cómo alteraron el software que reporta las emisiones de gases contaminantes de sus unidades.

A cambio se prometió a los empleados que den información sobre las irregularidades en dicho sistema que no serán despedidos de sus puestos de trabajo, sino por el contrario, se mantendrá su identidad a resguardo.

De acuerdo con la información difundida este jueves, “la oferta se aplica a los trabajadores cubiertos por un convenio colectivo y vence el 30 de noviembre”.

Esto fue dado a conocer a los empleados de Volkswagen a nivel mundial, a través de una carta del gerente de marca Herbert Diess, quien dice que hizo la oferta en aras de conseguir una "aclaración completa y rápida" del escándalo que ha sacudido a la empresa desde septiembre pasado y que le tiene en una situación complicada no sólo de credibilidad, sino de ventas.

De acuerdo con la carta, Volkswagen no despedirá empleados que den información, pero podrían ser transferidos a otras funciones. La compañía subrayó además que no podrá evitar que alguno de sus empleados esté bajo investigaciones penales.

A su vez, en entrevista en el noticiero Buenos Días de Cinco Radio, el vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen descartó que la situación de la empresa sea catastrófica y descartó que se tengan previstos despidos de trabajadores, mismos que en Puebla suman cerca de 9 mil 500 sindicalizados.

No obstante, confió en que la puesta en marcha de la producción de unidades del modelo Touareg, prevista para mediados del año 2016, sea un motivo que aliente a los trabajadores y permita repuntar la producción y comercialización que se realiza desde Puebla para varios países del mundo.

Concluyó que la situación que hoy prevalece es complicada por el entorno en que se ha dado, pero rechazó que eso signifique una hecatombe o ponga en vilo la operación de la armadora de origen germano.

e-consulta
Blanca Patricia Galindo
Viernes 13 de noviembre de 2015.

La fábrica en México ha guardado silencio ante el escándalo y las dudas sobre si los controvertidos coches fueron fabricados en sus instalaciones.

Ciudad de México.- La marca alemana produce tres de los cinco modelos señalados por EE UU en la controversia en su planta en Puebla

El escándalo de los coches de Volkswagen ha tocado también a los países donde se fabrican los vehículos.

En México, la marca alemana opera desde hace más de 50 años una de las plantas ensambladoras de automóviles que suministra al mercado estadounidense.

Tres de los cinco modelos involucrados en la controversia se producen en su fábrica de Puebla. Los directivos de la empresa han reconocido este martes que unos 11 millones de automóviles en el mundo tienen alteraciones en el software para esquivar los controles medioambientales.

En los últimos años Volkswagen ha instalado la producción de sus modelos Golf, Beetle y Jetta, en su versión diésel, en la planta armadora de Puebla. Las autoridades estadounidenses han señalado a estos vehículos como aquellos que reducían sus emisiones cuando eran examinados. La marca alemana ha aprovechado la pertenencia de México al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) para incrementar su producción en el país, así como sus ventas en Estados Unidos.

La fábrica en México ha guardado silencio ante el escándalo y las dudas sobre si los controvertidos coches fueron fabricados en sus instalaciones. “Volkswagen está trabajando a toda velocidad para aclarar las irregularidades en relación a un software particular utilizado en motores diésel”, es la respuesta que la filial mexicana ha dado en relación al caso. La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) también ha declinado hacer comentarios por considerarlo un asunto entre una empresa y el Gobierno.

La planta ensambladora mexicana se ubica en la periferia de la ciudad de Puebla y ha desarrollado en las últimas cinco décadas un importante punto de distribución de la industria automotriz del país. En sus naves Volkswagen de México emplea a unos 11.000 trabajadores y en los alrededores se relaciona comercialmente con 90 proveedores que emplean a unas 40.000 personas. El 80% de los automóviles que salen de la fábrica son exportados, en su mayoría, hacia Estados Unidos y Canadá. Audi ha elegido la misma región para instalar una fábrica que abrirá a finales de este año.

La región no puede entender su economía sin las inversiones de la marca alemana. El temor de que la controversia se refleje en la producción y las ventas de Volkswagen son latentes. El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, ha mostrado su preocupación. "Evidentemente una situación de esta naturaleza va a impactar en el corto plazo las ventas la capacidad de exportación y por consiguiente la producción que se tenga en la fábrica de Puebla, de tal suerte que reconocemos un impacto, vamos a sentarnos en próximos días con el presidente de Volkswagen", ha dicho.

La producción en la fábrica de Puebla es la tercera más numerosa del país con 324.000 autos producidos entre enero y agosto de 2015. La empresa posee el quinto lugar de exportaciones de vehículos manufacturados en México y en los primeros siete meses del años consiguió enviar 166.00 vehículos hacia América del Norte, según datos de la AMIA.

El País
Sonia Corona
Ciudad de México
Martes 22 de septiembre de 2015.

Saldrán de VW 600 eventuales, “para dar estabilidad a la plantilla laboral”

Puebla.- La empresa Volkswagen de México (VW) confirmó la ejecución de manera paralela del programa de retiro voluntario y la finalización del contrato para 600 trabajadores eventuales a partir del próximo lunes, aunque éstos últimos serán recontratados el primer día de junio, mientras que el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz (SITIAVW) puntualizó que anualmente se ofrecen esquemas de retiro y abrió la posibilidad de que los eventuales consigan una plaza fija derivada de las plazas que queden vacantes.

A través de una misiva, la compañía alemana señaló que en la penúltima y última semana de mayo (del 18 al 25 de mayo) finalizará el contrato para aproximadamente seis centenas de colaboradores que tienen una plaza eventual, debido a un paro de dos semanas en un segmento de la producción; sin embargo, su salida será temporal pues regresarán a laborar el primer día de junio.

Asimismo, descartó que la salida de eventuales tenga que ver con el programa de retiro, según habían especulado algunos trabajadores de la planta.

El documento enviado por VW destaca que el personal eventual que salga en las semanas 21 y 22 (la penúltima y última del mes de mayo) será nuevamente contratado en la semana 23.

"Efectivamente se tiene previsto un paro de dos semanas en un segmento de la producción, los técnicos eventuales de ese segmento -aproximadamente 600- que terminan su contrato en las semanas 21 y 22, serán recontratados para regresar a laborar el primero de junio", refiere la misiva enviada por la compañía de autos.

"La información sobre los retiros voluntarios es correcta, es un programa en marcha de Volkswagen de México. La información sobre el despido de 900 eventuales es errónea", cita el breve comunicado.

Cabe mencionar que la empresa alemana lanzó el programa de retiro voluntario para afrontar la fluctuación que han sufrido los volúmenes de producción, con liquidaciones que van del 130 al 150 por ciento.

Por otro lado, en entrevista vía telefónica, Federico Ruíz Garita, titular de prensa y propaganda del SITIAVW, explicó que el programa de retiro es anual, sin embargo, abrió la posibilidad para que alguno de los eventuales pudiera ocupar una plaza de quien decida salir de forma voluntaria.

El citado programa ha sido difundido internamente a la base trabajadora con el fin, señala la circular, de garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores ante la inestabilidad de los niveles de producción registrados el año pasado y que se mantienen en 2015.

La compañía ofrece cuatro esquemas de retiro, en todas ellas una liquidación que va de 130 a 150 por ciento, además de una prima de antigüedad de 12 días por año al doble del salario mínimo (136.56 pesos), así como proporcionales de aguinaldo, vacaciones, prima vacacional y semana caída y en otros casos, la posibilidad de tres pagos por cuotas del IMSS para pensión y de integrarse a la planta Audi, éste último esquema solamente es para los trabajadores con edades inferiores a los 45 años.

Diseña Volkswagen de México planes de retiro voluntario

La ensambladora de vehículos Volkswagen de México, cuya planta está en Puebla, dio a conocer que para dar estabilidad a la plantilla laboral, ante la fluctuación de los volúmenes de producción que ha tenido desde el año pasado y este 2015, diseñó cuatro planes de retiro voluntario.

En un documento dirigido a todo el personal, la empresa detalla cuáles son los proyectos que representan una buena oportunidad para los trabajadores que deseen aprovecharla.

El primer esquema está dirigido para el personal de 60 años o más, quienes recibirían una liquidación de 150 por ciento, que comprende los 20 días por año y tres meses; prima de antigüedad de 12 días por año al doble del salario mínimo, es decir, 136.56 pesos.

Otro de los planes es para el personal de 57 a 59 años, con una liquidación de 150 por ciento, que comprende los 20 días por año y tres meses -90 días.

Además, prima de antigüedad de 12 días por año al doble del salario mínimo, es decir, 136.56 pesos, también hasta tres pagos únicos por ayuda de cuotas del Seguro Social para pensión que incluye el impuesto.

Para el personal de 46 a 56 años por retiro voluntario recibiría una liquidación de 130 por ciento, que comprende los 20 días por año y tres meses 90 días; prima de antigüedad de 12 días por año al doble del salario mínimo, es decir, 136.56 pesos.

En el cuarto esquema, con menos de 45 años recibiría una liquidación de 130 por ciento, que comprende los 20 días por año y tres meses -90 días-; prima de antigüedad de 12 días por año al doble del salario mínimo, es decir, 136.56 pesos.

En este último plan, señala la posibilidad de trabajar de planta en Audi.

Asimismo, en todos los esquemas también contempla los proporcionales de aguinaldo, vacaciones, prima vacacional y semana caída.

El escrito indica que todo aquel técnico que tenga la inquietud de pedir su liquidación voluntaria, deberá pasar al área de Relaciones Laborales, para ser atendido por uno de los asesores.

El Sol de Puebla
Notimex/Puebl@Media
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 15 de mayo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter