Puebla vive un repunte de violencia entre enero y agosto de este año. Las denuncias por robos con violencia aumentaron más del 50%, por homicidios dolosos más del 35% y por violaciones un 7%, en comparación con el mismo periodo de 2016, según datos oficiales. Otro de los delitos que se ha disparado es el robo de vehículos. Mientras que en todo 2016 se interpusieron 1118 denuncias en todo el año, tan solo en los primeros ocho meses de 2017 ya se habían registrado 2108.

El aumento del robo de vehículos, entre otros ilícitos, ha llevado al Gobierno del Estado a estudiar la relación del tráfico de combustible con otros crímenes para plantear una estrategia contra la ola de inseguridad de los últimos meses.

La participación en la ordeña y la venta de combustible ha provocado un "proceso de descomposición" de las poblaciones del llamado triángulo rojo, comentaba a EL PAÍS el secretario de Gobierno, Diódoro Carrasco, en una entrevista otorgada hace una semana.

"Desde la entrada de este Gobierno uno de los temas que ha generado más preocupación es un asunto viejo y del ámbito federal que es el robo de combustible (...) Por el territorio poblano hay más de 100 kilómetros estratégicos de uno de los ductos que mandan la gasolina y el diésel de Minatitlán (Golfo de México) al Valle de México", expuso Carrasco.

El funcionario sostuvo que, aunque corresponde a las autoridades federales combatir el huachicoleo, no se puede obviar el impacto negativo en Puebla y hay una interconexión "evidente" entre el incremento de la presencia de grupos del crimen organizado con el tráfico de gasolina. "No solo se dedican a eso, sino al secuestro y a otras actividades delictivas", agregó. Las autoridades en distintos órdenes de Gobierno trabajan desde el año pasado en una estrategia común para combatir este problema. "Lo que no podíamos era hacernos tontos ante un fenómeno que estaba contaminando a la sociedad local y que había que atacar juntos y coordinados", concluyó Carrasco.

El País
Elías Camhaji
Puebla, México
Sábado 14 octubre 2017.


•    La Fiscalía General del Estado inició investigaciones tras la agresión perpetrada en la colonia El Laurel, ubicada a un costado de la carretera Tecamachalco-Zozutla

•    No se descarta que el crimen pueda estar relacionado con la disputa entre bandas dedicadas al robo de combustible en la región

Cinco personas, entre ellas un menor de seis años, fueron asesinadas en el municipio poblano de Tecamachalco.

Los hechos ocurrieron durante la noche de ayer en la colonia El Laurel, ubicada a un costado de la carretera Tecamachalco-Zozutla en el kilómetro 58+800.

Los testigos relataron que un comando arribó al lugar y disparó contra la familia que se encontraba en una camioneta Chevrolet Silverado con matrícula MTX-35-45, y en un camión con caja seca y placas 795-ES-8 del servicio público federal.

Las víctimas se llamaban: Roani Israel González Ramírez, de 25 años; Uriel Chávez Vázquez, de 20 años; Karla Vianey Matías Ríos de 26 años; y Alison D., de 6 años.

Un hombre identificado como Miguel Ángel Lara Rodríguez, de 20 años, quedó herido y fue trasladado al Hospital General de Tecamachalco, donde horas más tarde murió.

La Fiscalía General del Estado inició investigaciones de los hechos.

Ejecutan a 5 en Tecamachalco; una de las víctimas tenía 6 años

En un presunto ajuste de cuentas entre huachicoleros, un comando armado perpetró el multihomicidio de 5 personas, entre ellas una menor de tan solo 6 años de edad, las cuales se encontraban en el municipio de Tecamachalco, sobre la carretera que conduce a Zozutla.

Según los diversos reportes de los cuerpos de seguridad pública de la región, todo ocurrió aproximadamente a las 21 horas de ayer, cuando las víctimas se encontraban a un costado de la carretera Tecamachalco-Zozutla en el kilómetro 58+800, correspondiente a la colonia El Laurel.

De momento, arribaron sujetos armados quienes, sin mediar palabra, dispararon en contra de las 5 personas, quienes se encontraban en la batea de una camioneta Chevrolet Silverado con matrícula MTX-35-45, y en un camión con caja seca y placas 795-ES-8 del servicio público federal.

En el lugar quedaron los cuerpos de quien ahora se sabe responden a los nombres de Roani Israel González Ramírez, de 25 años; Uriel Chávez Vázquez, de 20 años; así como el de Karla Vianey Matías Ríos, de 26 años; y Alison D., de 6 años de edad; las dos últimas ubicadas al interior de la cabina del camión.

Cuando las autoridades llegaron, encontraron aún con vida a Miguel Ángel Lara Rodríguez, de 20 años de edad, por lo que fue trasladado al Hospital General de Tecamachalco bajo custodia policial, sin embargo, horas después se decretó su muerte a causa de una lesión por arma de fuego alojada en la cabeza.

Aunque no se han dado versiones oficiales sobre el móvil de este crimen, no se descarta que pueda estar relacionado con la disputa entre bandas dedicadas al robo de combustible en la región, ya que en el lugar fueron hallados bidones con hidrocarburo.

e-consulta
El Universal
Alberto Melchor
Edgar Ávila Pérez
Ciudad de Puebla
Viernes 13 de octubre de 2017.


Familiares y amigos piden apoyo en las redes sociales para encontrar a María Fernanda Cancino

A través de las redes sociales, familiares y amigos piden apoyo en la localización de María Fernanda Cancino Caballero, una joven de 21 años, quien desapareció desde la mañana del lunes 9, cuando se dirigía a una escuela de estilismo.

Según la información que se ha divulgado en las redes sociales, María Fernanda fue vista por última vez alrededor de las siete de la mañana del lunes pasado en las inmediaciones de la recta a Cholula, a la altura de Momoxpan, cuando se dirigía a la escuela de estilismo y diseño de imagen Trozmer.

De acuerdo con sus familiares, la joven nunca llegó a esa institución y hasta este día no se sabe nada sobre su paradero, pese a que la han buscado con amigos y todas las personas con las que pudo tener contacto ese día.

Al salir de su casa, María Fernanda vestía un pantalón de mezclilla claro y una blusa color vino.

Sus familiares han proporcionado los teléfonos 2224 21 63 98 y/o al 2222 12 17 86 de Puebla para recibir informes que lleven a su localización.

La mañana del martes, los familiares de la joven acudieron a la Fiscalía General del Estado para interponer una denuncia por su desaparición, al tiempo que piden en las redes sociales que difundan la fotografía de María Fernanda para ayudar a ubicarla.

Apenas el domingo pasado, integrantes de la Mesa de Seguimiento de la Solicitud de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Puebla denunciaron que, de enero a junio de este año, se ha reportado la desaparición de 249 mujeres en esta entidad.

Gabriela Cortés exigió que la Fiscalía replantee los protocolos que lleva a cabo en la búsqueda de mujeres desaparecidas, con el fin de que se tome en cuenta la línea de investigación de trata de personas.

Las activistas han denunciado que los enfoques de la Fiscalía de Puebla al abordar los casos de desaparición de mujeres en esta entidad se dirigen principalmente a la hipótesis de que las jóvenes “se fueron con el novio”.

Apenas este jueves 5, cuando la joven Claudia Carolina Romero Acatécat, de 15 años, fue localizada en la población de Olintla, el fiscal general Víctor Carrancá se apresuró a anunciar en las redes sociales que se descartaba el caso de trata “o algún otro delito”, ya que la joven fue localizada “con su pareja sentimental”.

Esto, pese a que se trataba de una menor de edad, de la cual sus padres no tenían noticias ni comunicación desde el 16 de septiembre, y habían denunciado que al novio como el posible responsable de su desaparición.

Proceso
Gabriela Hernández
Puebla, México
Miércoles 11 de octubre de 2017.


Puebla, el Estado con más universidades en el país, sufre un repunte de más del 50% en robos violentos, de más del 35% de los homicidios dolosos y del 7% en violaciones entre enero y agosto

Puebla ya no es la misma. El feminicidio de Mara Castilla, que fue violada y estrangulada tras pedir un servicio de Cabify el pasado 8 de septiembre, ha estremecido a una comunidad que se consagró por años como una ciudad estudiantil y que en las últimas semanas ha dado el salto a las portadas de la prensa nacional e internacional por la violencia y la inseguridad contra sus estudiantes y académicos. Ante la ola de criminalidad, los jóvenes de Puebla aún buscan las respuestas para entender lo que está pasando, para hacer algo antes de que sea demasiado tarde, para defender su libertad, para vivir. “Antes no lo pensabas demasiado, tomabas, te vestías como querías y hacías lo que querías, hoy piensas que haría tu familia si mañana no amaneces”, confiesa Simone, una universitaria de 19 años.

“El día después de que Mara murió me regalaron un gas pimienta”, cuenta Sofía, de 19 años. “¿Salimos hoy?”, se preguntaban Liliana y Katia, de 22, en la mesa de al lado. “No dejas de pensar que te pudo haber pasado a ti”, confiesa Delcy, de 24, antes de prender el próximo cigarrillo. “Te sientes más vulnerable como mujer, es triste pero es la realidad de esta ciudad y de este país”, asegura Elizabeth, de 21. No es una manifestación, es una noche de fiesta. Las luces bailan entre el humo del tabaco, el reggaeton retumba en todos los rincones y ríos de estudiantes inundan los bares y los antros de moda. Hay perreo, hay ligue, hay desmadre. Son las once de la noche en San Andrés Cholula, un paraíso de la fiesta universitaria en la zona metropolitana de Puebla.

La fiesta no ha parado, pero entre los terremotos del 7 y el 19 de septiembre y el miedo a la inseguridad, la clientela se ha venido abajo. “Las propinas han caído un 50% en las últimas dos semanas”, asevera Conny Santín, una camarera. “El control del Gobierno a los bares ha sido mucho más estricto, pero ellos son los responsables y los que tienen que tomar cartas en el asunto”, reclama Santiago Gabián, un empresario español que abrió un bar en Cholula hace dos años.

En la última década, tras el estallido de la guerra contra el narcotráfico, jóvenes de los Estados más afectados por la violencia llegaban por montones para buscar oportunidades en las aulas y para recuperar las libertades perdidas fuera de ellas. Ahora, Cholula y Puebla viven su propia crisis. El Estado con más universidades en el país ha sufrido un repunte de más del 50% en robos violentos, de más del 35% de los homicidios dolosos y del 7% en violaciones entre enero y agosto de este año, según datos oficiales. Se denuncian 145 delitos al día y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria calcula que la cifra negra de los ilícitos alcanza el 93%.

Los poblanos no solo han percibido un aumento cuantitativo, sino también en el modus operandi de la delincuencia. La comunidad universitaria que, en gran medida y en palabras de sus miembros, se asumía dentro de una burbuja, lejos de los problemas sociales del Estado y del país, ahora sufre el embate de la criminalidad. Minerva Hernández, una estudiante de 26 años de la Universidad Iberoamericana, fue apuñalada el pasado 21 de marzo al negarse a ser novia de su feminicida. El rector de la Universidad Angelópolis, Roberto Corvera, fue acribillado el pasado 5 de agosto en su oficina. Mariana Fuentes, una alumna de 20 años de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), murió de un balazo en la cabeza la semana pasada cuando intentaban quitarle su teléfono móvil.

El Gobierno estatal, que inició funciones en febrero, ha priorizado el combate contra la delincuencia, pero descarta que Puebla sea un Estado inseguro, afirma que el aumento de la incidencia delictiva responde a un problema nacional y sostiene que no peligra el estatus de la capital del estado como una ciudad estudiantil. “El fenómeno [de la inseguridad] no es nuevo (…) Lo que no podíamos era hacernos tontos”, acepta el secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco.

“Nunca se había vivido algo así en Puebla y mi lectura es que el exgobernador Rafael Moreno Valle, que aspira a ser presidente de la República, no quiso que se ventilaran los resultados de sus políticas de Seguridad Pública porque han sido un fracaso”, sentencia Alejandro Guillén, profesor de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). “Se ha destapado una cloaca”, agrega el académico, que en los últimos meses dejó sus antiguas líneas de investigación sobre el sistema político mexicano para estudiar el fenómeno de la inseguridad.

“Una chica me dijo viólame, pero no me mates”, relata José Andrés García, un conductor de Uber. Anotan sus placas, le toman fotografías. Las conversaciones dentro del auto son mínimas y las precauciones que toman las usuarias son máximas. El escrutinio es la nueva realidad. “Las niñas están asustadas y lo entiendo, pero el que nada debe, nada teme”, cuenta el chófer, que dejó su taxi en enero después de casi 30 años detrás del volante. Lo asaltaron tres veces en 30 días. Reacio a las minucias tecnológicas, se cambió a Uber en abril porque era más seguro.

García dice que en las últimas semanas la clientela ha bajado un 20%, aun con Cabify, el mayor competidor, fuera del mercado después de que el Gobierno suspendió su licencia en el Estado tras el caso de Mara Castilla. “Me parece injusto porque están pagando cientos de familias por lo que hizo un loco, ¿esa era la solución? Cuántas cosas han pasado en los taxis y en los autobuses… ellos siguen funcionando”, revira. “No fue una decisión impulsiva ni caprichosa”, responde Carrasco ante las críticas.

 “El feminicidio de Mara fue la gota que derramó el vaso”, afirma Fernando Fernández, rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla y uno de los principales críticos del exgobernador Moreno Valle. “Hay una estructura de Gobierno que está cada vez más destruida y la población ya no está dispuesta a seguir tolerando promesas vacías y estériles de los gobernantes”, añade Fernández, que encabezó las marchas junto al rector de la UPAEP para afrontar la crisis de violencia. El padre jesuita reconoce que el Gobierno actual está “genuinamente preocupado”, pero denuncia que hay intereses que están “detrás y por encima de las autoridades” para frenar la corrupción y la impunidad, lo que impide que se haga justicia.

“Esto nos está pasando a todas las universidades, pero no todos han reaccionado igual”, lamenta Guillén. “La respuesta de la rectoría de la BUAP ante el asesinato de Mariana Fuentes ha sido muy débil, no se ha hecho lo suficiente”, acusa Juan Carlos Canales, profesor de esa casa de estudios. Aun así, las barreras entre los alumnos de la UPAEP y la BUAP, protagonistas de una rivalidad que se ha prolongado por décadas, se han difuminado y han marchado juntos.

La inseguridad es ya un problema que preocupa a casi tres de cada cuatro habitantes de la capital del Estado, según datos oficiales. Las antiguas discusiones teóricas, llenas de supuestos y alejadas de la praxis, han perdido terreno y los académicos han organizado foros sin precedentes sobre los problemas de su comunidad. Los estudiantes se han comprometido a que ningún candidato a gobernador gane las elecciones sin presentar una propuesta para combatir el machismo y la violencia.

“No podemos ofrecer una imagen falsa ni promesas que no se van a cumplir ni una protección en una esfera de cristal a nuestros estudiantes, al contrario, tenemos que formarlos para que como ciudadanos asuman el reto”, sentencia Fernández. “Si no hacemos nada hoy, si no reaccionamos, si no cerramos filas como Estado, corremos el riesgo de dejar de ser una ciudad de estudiantes”, afirma Guillén. En medio de la indignación, el miedo y la impotencia, la Universidad ha abierto los ojos.

El País
Elías Camhaji
Cholula, Puebla
Domingo 8 de octubre de 2017.


Grupo de "autodefensa" lo asesina por robar una bicicleta


En lo que va del año en Ciudad Serdán, Tehuacán, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Tlatlauquitepec y Los Reyes de Juárez han linchado a 14 personas en Puebla


Puebla. - Debido a que acusan que ninguno de los tres niveles de gobierno ha sido garante de la seguridad pública en el municipio de Los Reyes de Juárez, sus habitantes a través de grupos de "autodefensa" cuidan de sus propiedades y optaron en el último mes por asesinar a balazos a dos ciudadanos que intentaron robarles.

Los grupos de "guardia civil" hicieron justicia por su propia mano y los "lincharon", indicó el regidor de Gobernación, Justicia y Seguridad Pública de Los Reyes de Juárez, José Cruz Reynoso Rosas.

Mientras en los últimos 40 días a cinco personas las han salvado de ser linchadas en la entidad, al menos una decena sí perdió la vida de esa forma por intentar robar o secuestrar a habitantes de varias comunidades de Puebla.

En lo que va del año en Ciudad Serdán, Tehuacán, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Tlatlauquitepec y Los Reyes de Juárez han linchado a 14 personas que encontraron robando autopartes, vehículos o a quienes presuntamente intentaron secuestrar a alguien de dichos municipios.

La falta de huachicol incrementó la incidencia delictiva

Los Reyes de Juárez es un municipio que colinda con Acatzingo, Cuapiaxtla de Madero, San Salvador Huixcolotla y Tepeaca. En meses anteriores el huachicol se convirtió en el principal ingreso de varios de los habitantes de la zona.

"El robo de hidrocarburo era tremendo donde quiera...ahorita que el combustible se acaba, los acostumbraron a vivir de una manera holgada y sin trabajar, ahora ¿a qué se dedican? Si usted por ejemplo compraba 10 litros de gasolina y porque no lo vieran, entraban a su casa a dejárselo y veían qué tiene, quién vive, todo. Ahorita nada más hay que invertirlo", explicó Reynoso Rosas.

Por tanto, al incrementarse la incidencia delictiva, los ciudadanos optaron por crear grupos de autodefensa en la cabecera municipal.

"Salen los civiles a hacer guardia y como son barrios, en cada barrio sale un grupo. Están detectados 17 grupos que salen a vigilar en la noche. Si ven un carro sospechoso, una persona sospechosa, lo detiene y lo identifican para saber quién es y a dónde va...ósea la gente aquí dijo: Si la policía no es capaz de darnos la seguridad pues vamos a hacerlo nosotros, a cuidarnos nosotros mismos."

En la cabecera municipal han colocado mantas advirtiendo a los delincuentes lo que les puede pasar, también instalaron alarmas y nosotros como autoridad "no nos podemos negar, porque incluso hasta nos apoyan", recoció el también responsable de la seguridad que apenas cuenta con cinco patrullas y 22 elementos para garantizar tranquilidad a casi 30 mil personas.

Robar una bicicleta le costó la vida

En el municipio de Los Reyes de Juárez un joven robó una bicicleta y mientras policías municipales lo custodiaban, su cómplice huyó.

Cuando se dieron cuenta del robo, habitantes del lugar lo empezaron a golpear y lo entregaron a las autoridades municipales. Sin embargo, de inmediato se presentó la guardia civil para exigir al presidente municipal que entregara al presunto ladrón.

"Dio tiempo de subirlo a la patrulla y subirlo a la batea, ahí le pegaron. Lo trajeron a la cárcel, pero ya no fue posible contener a la gente. Al principio había como 100 ó 150, pero después se juntaron como 400 personas, ya era una barbaridad", indicó el regidor.

La muchedumbre fuera de control amenazó con quemar al presidente sino entregaba al presunto delincuente.

"La gente ya estaba enardecida, quemaron la camioneta en la que viajaba y dicen que fue por una bicicleta porque la persona que acusaba ahí iba".

Aunque elementos de la Policía Estatal se presentaron, fue tarde para el joven, quien al parecer recibió 4 balazos en la cabeza o al menos cuatro fueron las detonaciones que se escucharon, indicó.

Después de los balazos, las personas se empezaron a esparcir y los elementos de seguridad estatal y municipal acordonaron el área para recuperar el cuerpo que no fue quemado por los vecinos de la zona.

El regidor también recordó que al joven que lincharon y detectaron con una camioneta con autopartes robadas a finales de agosto, le dieron un balazo y sí lo quemaron.

Ricardo S, alias "El Cadáver" era originario del municipio de San Martín Texmelucan y miembro de la banda "Los Mollejas".

Aunque el estado los ha apoyado con rondines y la instalación de un retén, los grupos de autodefensa a partir de ese momento permanecen en las calles, confirmó José Cruz Reynoso.

Con bomba molotov frenan abusos en Tehuacán

En el mes de abril, habitantes de San Pedro Acoquiaco con machetes, palos y bombas molotov pusieron freno a los presuntos abusos de la familia "Acevedo".

Intentaron lincharlos cuando estaban en su casa, pero solamente uno murió a consecuencia de una bomba molotov que cayó en el segundo piso del inmueble. El fuego provocó que el hombre perdiera el control y se arrojara por la ventana.

En junio otro presunto delincuente también fue quemado, después de que habitantes de ese municipio lo sacaron de su casa.

Esta semana un policía auxiliar fue agredido en la colonia La Paz cuando rescataron a un presunto delincuente que iba a ser linchado.

En Serdán linchan a presuntos secuestradores

En el mes de junio dos presuntos secuestradores fueron linchados por ser los presuntos responsables del rapto de una persona, por la que solicitaron una recompensa de 50 mil pesos. Los detuvieron cuando intentaron privar de la libertad a dos más.

Los acusados ingresaron a un taller de torno ubicado en San Pedro Temamatla, golpearon y amagaron con arma de fuego a dos personas y a una la privaron de la libertad. Sin embargo, más tarde cuando la muchedumbre los encontró, los golpeó y uno recibió un impacto de bala.

Asesinan a 4 en Tlatlauquitepec

Para finales de agosto, cuatro personas fueron linchadas y dos más no perdieron la vida, después de que les detectaron una camioneta con autopartes robadas.

En la comunidad de Oyameles, perteneciente al municipio de Tlatlauquitepec, autoridades estatales lograron rescatar a cuatro con vida del grupo de seis, pero solo dos sobrevivieron.

Dos días antes, cuatro sujetos que intentaron robar una camioneta en Tlacotepec de Porfirio Díaz, también fueron quemados por la comunidad.

Se salvan tres en Aquixtla

Este mes unos pobladores de Aquixtla golpearon a 3 hombres de Huauchinango que supuestamente ingresaron a una casa para robarle a un matrimonio de la tercera edad. Quemaron el vehículo en el que se transportaban, pero tras una negociación, la policía los rescató.

Los pobladores decidieron hacer justicia con las 3 personas que, al parecer, son originarias de Huauchinango. Al final, los entregaron a la autoridad.
Perdonan a uno en Texmelucan

Decenas de habitantes de la comunidad de San Rafael Tlanalapan intentaron linchar a un supuesto ladrón, pero fue rescatado por la Policía Municipal de San Martín Texmelucan.

Intentó robar una motocicleta en el Barrio de La Cruz y los pobladores lo golpearon.

La Silla Rota
Ciudad de Puebla
Claudia Lemuz / Corresponsal
Viernes 29 de septiembre de 2017.


Habitantes del Municipio de Tianguismanalco, Puebla, quemaron dos vehículos y volcaron uno de ellos en represalia porque las autoridades no le entregaron a un presunto delincuente para que lo lincharan.

Los pobladores quemaron un vehículo donde presuntamente viajaban cuatro delincuentes y también calcinaron el automóvil del Presidente Municipal, Artemio García.

La Alcaldía también sufrió daños ya que los colonos, cansados de la inseguridad que hay en el Municipio, dañaron con piedras las ventanas del inmueble, además de exigir la renuncia del Edil.

Pobladores reportaron que cuatro sujetos que viajaban en un automóvil blanco le cerraron el paso a un automovilista sobre la carretera a San Martín, Tlapala.

Los hombres exigieron dinero al vecino de Tianguismanalco para no hacerle daño y la víctima dijo que tendría que ir por él a su domicilio y los presuntos delincuentes lo siguieron.

Estando en el zócalo, el automovilista pidió el apoyo de unos uniformados, quienes al acercarse provocaron que los cuatro hombres comenzaran a correr, pero uno de ellos fue detenido.

El asegurado fue ingresado a la Comandancia mientras un grupo de vecinos se enteró de los hechos y dio aviso a más gente exigiendo a las autoridades que entregarán al detenido.

De acuerdo con los vecinos, dentro del vehículo encontraron varios autoestéreos y otros artículos presuntamente robados, por lo que decidieron volcar la unidad y quemarla.

Minutos después, ante la negativa de las autoridades de entregarles al hombre, quemaron el automóvil del Presidente Municipal, ambos vehículos quedaron sobre la 2 Poniente casi esquina con 3 Norte.

Policías municipales permanecieron en inmediaciones del zócalo para evitar un conflicto, ya que los pobladores los corrieron.

Hasta el momento, un grupo de vecinos permanece frente a la Presidencia Municipal en espera de que les entreguen al presunto delincuente para hacer justicia por propia mano.

Reforma
Jesús Lima
Puebla, México
Domingo 24 septiembre 2017.


Cabify muestra carta de no antecedentes penales de chofer

Presunto asesino de Mara fue huachicolero antes que chofer de Cabify: Fiscalía de Puebla

Cabify México anunció que impugnará por la vía legal la determinación del gobierno estatal de cancelar el permiso para que esa plataforma opere en esta entidad, luego del asesinato de la estudiante universitaria Mara Fernanda Castilla Miranda.

La empresa dedicada al servicio de taxis advirtió que tiene en su poder la carta de no antecedentes penales que el Instituto de Ciencias Forenses de la Fiscalía General Estatal emitió a favor de Ricardo Alexis Díaz, el 10 de agosto de 2017.

“Respetamos a las autoridades y a los diferentes agentes de gobierno, pero en este caso en concreto manifestamos nuestra inconformidad”, expresa Cabify en un comunicado que reproduce en las redes sociales.

 “Atenderemos la medida impuesta por parte del Estado a través de la vía legal, aunque esto no será un obstáculo para que sigamos colaborando y entendamos cómo podemos sumarnos al propósito general de mejorar la seguridad de los usuarios de servicios de transporte privado”, declara la empresa.

Este mediodía, el secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco, anunció que el gobierno del panista Gali Fayad decidió cancelar el permiso para operar en la entidad a Cabify, luego de que se confirmó que cometió irregularidades en sus protocolos de seguridad.

El funcionario estatal mencionó el hecho de que la empresa reclutó al chofer acusado ahora de feminicidio, pese a que un mes antes Uber lo había dado de baja por incurrir en conductas inapropiadas.

Horas antes, el fiscal general Víctor Carrancá confirmó que Ricardo Alexis tenía antecedentes penales como huachicolero, luego de que había sido detenido con tambos de combustible robado a Pemex.

La plataforma hace mención de que la contratación de Ricardo Alexis como socio y conductor de este servicio se hizo luego de que éste cumplió con los requisitos que establece la Ley de Transporte del Estado de Puebla, que incluyó la presentación de una carta de no antecedentes penales.

“La responsabilidad de mantener un registro de antecedentes no penales de los ciudadanos corresponde a la Fiscalía General del Estado, quienes son los responsables de emitir las constancias de no antecedentes”, agrega.

También señala que no tuvo acceso a la información de Uber para saber que el joven de 21 años, presunto asesino de Mara Fernanda, había sido dado de baja en esa empresa. “Nunca tuvimos constancia de esta situación”, recalca.

Cabify además advierte que el feminicidio de Mara es, de acuerdo con las estadísticas de la propia Fiscalía, el número 59 que se comete en la entidad en lo que va de este año, y que la tecnología de la plataforma es la que contribuyó a que las autoridades pudieran establecer la identidad del responsable.

La empresa dedicada a la red de transporte privado señala que al cancelar el permiso se afectará a las familias que tienen trabajo a través de esta plataforma, aparte de que por la mañana anunció que estaba en disposición de incrementar sus protocolos de seguridad.

Cabify muestra carta de no antecedentes penales de chofer

La empresa de servicios Cabify aseguró que respeta la decisión de autoridades de Puebla de revocarles el permiso para operar en esa entidad por la muerte de la usuaria Mara Fernanda, pero se inconformaron y presentaron copia de la carta de no antecedentes penales de su socio acusado del asesinato de la universitaria.

La empresa se preguntó si cancelar su permiso de operación es la solución al problema de la inseguridad y recordaron que la carta de no antecedentes penales fue expedida por la Fiscalía General del Estado de Puebla.

En un comunicado de prensa, la empresa dijo que respetan a las autoridades y a los diferentes agentes de gobierno pero, en este caso en concreto, "manifestamos nuestra inconformidad".

Recordó que desde su llegada al estado de Puebla han cumplido con todos y cada uno de los requisitos que marca la ley.

"Somos una empresa que se ha apegado en su totalidad a la regulación del estado, sin que tengamos conocimiento de que las demás empresas de la industria cumplan con dicha regulación de igual forma", expuso.

Anunció que atenderán la medida impuesta por parte del estado a través de la vía legal, aunque esto no será un obstáculo para que sigan colaborando y se sumen al propósito general de mejorar la seguridad de los usuarios de servicios de transporte privado.

"Estamos convencidos de que la solución está en todos, y que solamente podremos lograr un cambio bajo un liderazgo claro".

La compañía pidió no olvidar que, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Puebla, el feminicidio de Mara Castilla fue el número 59 en el estado en lo que va del año.

"En este caso, nuestra tecnología aportó información indispensable y de valor para la investigación de la cual derivó la captura del presunto culpable, algo inviable si este suceso hubiera tenido lugar en otro tipo de transporte", recordó.

Además, subrayó que desde la mañana de este lunes anunciaron que trabajarán en una serie de iniciativas que tienen como objetivo incrementar aún más los protocolos de seguridad. "La decisión del Gobierno del Estado de Puebla no frenará nuestras acciones".

Cabify destacó que cuentan con una constancia de no antecedentes penales expedida por la Fiscalía General del Estado de Puebla (Instituto de Ciencias Forenses) el 10 de agosto de 2017 en la Ciudad de Puebla de Zaragoza.

"El conductor proporcionó toda la información y documentación necesaria para dar cumplimiento con lo dispuesto por la Ley del Transporte del Estado de Puebla".

Detalló que el chofer acusado del crimen de la universitaria acreditó no contar con antecedentes penales, en virtud de la carta No. 0901001 / 22765132, de fecha 10 de agosto de 2017, suscrita por la C. Erika Paredes Hernández de la Fiscalía General del Estado de Puebla, Instituto de Ciencias Forenses.

Ello con fundamento en el Capítulo VI, Artículo 19, Fracción VI del Reglamento de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado de Puebla; en dicha carta se menciona que la C. Teresita Hernández López estuvo a cargo de verificar el Sistema AFIS para validar que Ricardo Alexis a la fecha de expedición de la referida carta no contaba con registro de antecedente penal alguno.

"La responsabilidad de mantener un registro de antecedentes no penales de los ciudadanos es de la Fiscalía General del Estado de Puebla, quienes son los encargados de emitir las constancias de no antecedentes".

Alertaron que la revocación de la licencia puede derivar en la pérdida de fuentes de ingresos para cientos de familias poblanas; y alertó que la empresa competidora, Uber, jamás notificó que el chofer había sido dado de baja de su plataforma desde mayo de 2017 por incurrir en comportamientos que iban en contra de sus protocolos de seguridad, "nunca tuvimos constancia de esta situación".

"Estamos convencidos que de haberse compartido, por lo menos con las autoridades, esta situación podía haberse evitado".

Por último, dijo que el grave problema de la inseguridad será solucionado a través del diálogo de los involucrados, del liderazgo y accionar del gobierno.

Presunto asesino de Mara fue huachicolero antes que chofer de Cabify: Fiscalía de Puebla

Antes de ser conductor de Cabify, Ricardo Díaz, presunto asesino de Mara Castilla, fue acusado de robo de hidrocarburos, según la Fiscalía General de Puebla que lo tenía identificado como integrante de un grupo de huachicoleros que operaba en Puebla y Tlaxcala.

En entrevista con medios locales, el fiscal General del Estado (FGE), Víctor Carrancá Bourget, afirmó que Díaz fue detenido en posesión de bidones de combustible y que quedó a disposición de la PGR por tratarse de un delito federal, aunque estaba en libertad, y como aún no se le había dictado sentencia por ello contaba con carta de no antecedentes penales.

“Se le encontró en posesión, estaba trasladando en su vehículo algunos tambos con gasolina y por eso fue detenido”, dijo.

El director de Cabify, Alejandro Sisniega, afirmó que ellos cuentan con una constancia de no antecedentes penales emitida por el gobierno del estado de Puebla, y que fue presentada por Ricardo Díaz para cumplir con el requisito que solicita la empresa a los interesados en prestar sus servicios.

 “Tenemos en nuestro poder una constancia de no antecedentes penales, expedida por el gobierno del estado de Puebla y el Instituto de Ciencias Forenses, con fecha del 10 de agosto de 2017 en la ciudad de Puebla”, dijo en entrevista con Radio Fórmula.

Cabify, abundó Sisniega, también solicita comprobantes de domicilio, identificación oficial con fotografía, RFC, tarjeta de circulación, licencia de conducir, seguro y factura del vehículo; exámenes psicométricos y toxicológicos, y además el interesado “tiene que hacer una certificación, un curso, presencial que solamente nuestra plataforma lo tiene”.

Tras lo ocurrido con Mara, el director de Cabify refirió que la empresa está por incluir en su aplicación datos de algún contacto de emergencia de los usuarios y un botón de pánico, conectado con las autoridades.

También, dijo, proporcionará a las autoridades la base de datos de los operadores dados de baja por violaciones a la ley, con el fin de prevenir a otras empresas que prestan el servicio de transporte
privado.

En Uber fue dado de baja

En el caso del presunto asesino de Mara, Sisniega afirmó que también estaba dado de alta en la plataforma de Uber en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Sin embargo, Uber México aseguró que la información proporcionada por Cabify sobre Ricardo Díaz es “imprecisa”.

Aclaró que el sujeto estaba dado de alta en Puebla, no en Ciudad Juárez, pero que fue desactivado de manera permanente de la plataforma en Puebla, desde mayo de 2017, por incurrir en comportamientos que van en contra de los protocolos de seguridad para los usuarios y la aplicación.

Asimismo, la empresa afirmó que en su momento colaboró con las autoridades y proporcionó la información que tenían en su poder.

El director de Cabify afirmó que pese a la campaña iniciada en redes y las protestas en las calles en repudio al asesinato de Mara, la operación de Cabify “es normal en todos los estados”.

Por último, comentó que han estado en contacto con la familia de Mara Fernanda, excepto este fin de semana por respeto al duelo de la familia, “pero la señora Miranda tiene mi teléfono personal y, como siempre lo hemos dicho, estamos aquí para lo que necesiten”, concluyó.

Proceso
El Universal
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Ciudad de Puebla
Lunes 18 de septiembre de 2017.


El asesinato de Mara Fernanda “se trata de un caso más en una cadena de impunidad, torpeza, ineficacia e indolencia”: universidades


Puebla.- Las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de Puebla (FGEP) apuntan a que el chofer de Cabify, Ricardo Alexis “N”, secuestró a la estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda, la llevó a un motel de esta ciudad, donde presuntamente la asesinó el mismo viernes 8 de septiembre.

Según la hipótesis que dio a conocer este viernes la dependencia, tras matarla, el presunto feminicida tiró el cuerpo de la joven en una barranca entre los límites de Puebla y Tlaxcala.

Mara Fernanda, de 19 años, alumna de tercer semestre de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), fue localizada sin vida este mediodía, envuelta en una sábana en un predio de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, municipio de Puebla capital.

En rueda de prensa, el fiscal general del estado, Víctor Carrancá Bourget, informó que por el seguimiento que se hizo del celular de Ricardo Alexis, se pudo establecer que el día de la desaparición de la joven estuvo en el Motel del Sur, ubicado en la calle 11 Sur de esta ciudad, entre las 6:47 y las 8:15 horas del viernes.

“En dicho lugar se obtuvieron imágenes (de las cámaras de vigilancia) de Ricardo “N” y su vehículo ingresando a la habitación 25, el registro correspondiente y la identificación de quienes tuvieron contacto con él en el mismo”, explicó el funcionario.

En esa habitación del motel, agregó, los empleados reportaron el faltante de una sábana y una toalla; además, se realizaron pruebas de Blue Star que resultaron positivas respecto a rastros hemáticos, de los que se obtuvieron muestras para confrontar la genética.

De ese lugar, indicó Carrancá Bourget, el chofer condujo su vehículo por el Periférico hacia la autopista México-Puebla y de dicho punto, regresó a la ciudad, donde realizó otras actividades.

“La Agencia Estatal de Investigación, con peritos y equipos caninos, inició la búsqueda en la zona ya precisada, ya que los elementos recabados permitían suponer que Mara Fernanda había sido privada de la vida en el motel de referencia y su cuerpo abandonado en dicha zona”, continuó.

Una semana después, este viernes a las 13 horas, se encontró el cuerpo de la joven envuelto en una sábana blanca con el nombre de Motel del Sur.

“Con base en estos elementos probatorios, la Fiscalía General del Estado realizará la ampliación de los cargos correspondientes, al delito de feminicidio y los que resulten una vez que concluyan las pruebas periciales que deberán desahogarse a partir de este momento”, añadió.

Aunque el fiscal reconoció que la fecha exacta de la muerte de la joven sólo será precisada hasta que se realice la necropsia de ley, dijo que todo indica que fue asesinada el mismo día de su secuestro.

Por ahora, añadió, no se puede precisar tampoco la mecánica del homicidio, ni si el chofer abusó sexualmente de ella. No obstante, se presume que esto pudo haber ocurrido y que fue el motivo por el cual la mató.

Originaria de Xalapa, Veracruz, Mara Fernanda desapareció la madrugada del viernes 8, cuando pidió el servicio de un carro de alquiler de la empresa Cabify para trasladarse desde la Recta a Cholula hasta el fraccionamiento Torres de Mayorazgo, donde vivía con su hermana, también estudiante de la UPAEP.

El fiscal Carrancá confirmó que los videos de las cámaras de vigilancia del fraccionamiento muestran que, al llegar a la casa de Mara Fernanda, Ricardo Alexis estacionó su carro Chevrolet Sonic, placas UAY 6418, por casi media hora, sin que la estudiante bajara de la unidad.

Otro elemento de prueba que se tiene contra el chofer, añadió, es que su teléfono celular y el de Mara Fernanda estuvieron en los mismos lugares después de su desaparición, incluso en el domicilio en Tlaxcala de Ricardo Alexis.

Carrancá Bourguet indicó que con estos hallazgos quedan descartadas las hipótesis que se manejaron desde la desaparición de Mara Fernanda de que se pudo tratar de un caso de trata de personas.

Antes de la conferencia de la Fiscalía, el juez de Control de Detención dictó prisión preventiva oficiosa contra el chofer de Cabify, quien fue detenido el 12 de septiembre en Tlaxcala, bajo el cargo de privación ilegal de la libertad de la joven.

Sin embargo, se prevé que mañana la Fiscalía aumentará los cargos por feminicidio y posiblemente abuso sexual, de acuerdo con los resultados que arroje la necropsia.

Aunque según la contabilidad que llevan los medios de comunicación de Puebla, este sería el feminicidio número 83 cometido en lo que va de 2017 en la entidad, Carrancá Bourget afirmó que las estadísticas de la Fiscalía lo marcan como el número 59.

El pasado 5 de mayo, la joven ahora asesinada twitteó en su cuenta @MaraMiranda25: “#SiMeMatan es porque me gusta salir de noche y tomar mucha cerveza…”. Así se sumó a la campaña nacional que surgió a raíz del asesinato de Lesvy Berlín Osorio, el 3 de mayo en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Buscarán responsabilizar a Cabify

El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, aseguró que el gobierno de Puebla buscará fincar responsabilidades también contra la empresa Cabify que, supuestamente, hizo pruebas de confianza para aceptar a Ricardo Alexis como chofer de ese servicio.

“No va a haber impunidad, no hay impunidad. Estamos revisando también qué medidas podemos tomar en contra de la empresa. Vamos a actuar con toda la fuerza y el poder de la ley del estado de Puebla”, recalcó.

Por su parte, la empresa Cabify México, a través de su cuenta Twitter, emitió un comunicado por la muerte de Mara Fernanda:

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de Mara Fernanda. Como expresamos anteriormente, todo nuestro equipo se solidariza con su familia y los acompañamos en este momento. Para ellos nuestras condolencias. Cuentan con todo nuestro apoyo. Exigimos todo el peso de la ley para quien o quienes resulten responsables”.

Exigen seguridad para estudiantes

También por las redes sociales, el rector de la UPAEP, Emilio José Baños Ardavín, condenó el asesinato de la alumna de esa institución y se solidarizó con su familia.

“Las pérdidas de #MaraCastilla y de tantas víctimas de la violencia no pueden quedar impunes, y exigen acciones claras por la seguridad. Estos hechos son reflejo del México que nos duele y que nos interpela. Todos tenemos que cambiar”.

La Universidad Iberoamericana (UIA) campus Puebla también difundió un comunicado para ofrecer sus condolencias a la familia y pidió a las autoridades tomar acciones contra los hechos de violencia que afectan a la entidad.

“Es inadmisible que estos hechos queden impunes, por ello exigimos a las autoridades acciones inmediatas que aclaren éste y otros actos de violencia que afectan a la Entidad. Invitamos a la sociedad a defender nuestro derecho a una vida digna y segura”, aseguró la institución.

Asimismo, las coordinaciones de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Ibero hicieron un pronunciamiento en el que reprobaron que los jóvenes y el resto de la población en esta entidad no cuenten con condiciones de seguridad para divertirse y hacer “lo que les toca”.

“Las aspiraciones de Mara fueron truncadas de forma cobarde y alevosa. Reclamamos recuperar el clima de tranquilidad de esta ciudad que alberga a miles de estudiantes que, como Mara, encuentran en las universidades de Puebla una alternativa para su desarrollo personal y profesional”.

El Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) también emitió un boletín en el que hizo una serie de cuestionamientos al gobierno de Puebla al que acusó de practicar una política de “omisión, corrupción y desinterés sobre la vida de las mujeres”.

Dijo que el asesinato de Mara Fernanda “se trata de un caso más en una cadena de impunidad, torpeza, ineficacia e indolencia”.

La organización cuestionó la razón por la que el gobierno de Puebla no ha aplicado el Protocolo Alba en el caso de desaparición de mujeres y, por el contrario, sigue empujando a las familias a investigar los casos por ellas mismas, además de que se recurre sistemáticamente a sugerir que las mujeres desaparecidas “se fueron con el novio”.

Y reiteró: “¿Cuántas muertes más de mujeres que se pueden prevenir con investigaciones adecuadas vamos a tolerar en Puebla? ¿Le interesa al gobernador la seguridad y la justicia en Puebla, entonces por qué se ha recortado personal y los recursos de la Fiscalía, aumentando la carga de trabajo de los agentes y dándoles condiciones precarias para su trabajo?”.

Por su parte, el gobernador Antonio Gali Fayad anunció esta noche que suspendió el tradicional brindis que ofrece el gobierno estatal posterior al Grito de Independencia.

“Debido a la dolorosa pérdida de Mara y en solidaridad con las familias de Chiapas y Oaxaca, he decidido cancelar el cóctel después del grito”, anunció en su cuenta Twitter.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Sábado 16 de septiembre de 2017.


"El presunto responsable está detenido y pagará por este crimen" , expresa el gobernador Antonio Gali

El gobernador de Puebla, Antonio Gali, informó de la muerte de la joven estudiante universitaria Mara Fernanda, quien fue reportada desaparecida desde el 8 de septiembre en Puebla.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario estatal dio su pésame a la familia de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla

Mara Fernanda era originaria de Xalapa, Veracruz, y desde hace un año y medio fue enviada a estudiar a Puebla la Licenciatura de Ciencias Políticas.

El jueves de la semana pasada acudió con algunos amigos a un bar de Cholula, zona conurbada a Puebla, y en la madrugada del viernes tomó un taxi de la empresa Cabify.

La unidad llegó a su vivienda, pero de acuerdo con las cámaras de videovigilancia ella jamás descendió, y desde entonces se le perdió la pista a la joven.

Apenas esta mañana, elementos ministeriales realizaron un cateo a una vivienda del estado de Tlaxcala, donde fueron localizadas prendas de la joven universitaria.

De acuerdo con fuentes policiacas, el cateo fue en el Fraccionamiento Malintzi de la comunidad de Santa Úrsula Zimatepec del estado de Tlaxcala, donde los agentes ministeriales de Puebla y Tlaxcala localizaron ropa y pertenencias de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Ante los hallazgos, en los cuales se incluían rastros de sangre, la Fiscalía General del Estado solicitó ante el Juez de Control pruebas de sangre de Ricardo “N”, el chofer de Cabify detenido acusado de la privación ilegal de la libertad de la muchacha.

Cuerpo de Mara Fernanda fue encontrado envuelto en una sábana blanca

Fiscalía General de Justicia del Estado de Puebla informó que el cadáver de Mara Fernanda, joven desaparecida el pasado 8 de septiembre tras abordar un vehículo de la empresa Cabify, fue hallado al sur de la capital poblana, envuelto en una sábana blanca.

En conferencia de prensa, el fiscal Víctor Carrancá refirió que Mara Fernanda solicitó el servicio de transporte privado, y abordo el automóvil Chevrolet Sonic a las 5:03 horas en Cholula, Puebla.

El automóvil llegó a las 5:30 horas al fraccionamiento Torres de Mayorazgo, lugar donde vivía la joven, aunque Mara nunca descendió de la unidad.

La dependencia indicó que el chofer, Ricardo “N”, declaró que Mara le solicitó bajar del auto en un punto cercano a su casa en Tlaxcala, sobre la misma calle. Sin embargo, videos y entrevistas contradijeron esta versión, ya que el vehículo llegó al domicilio de la estudiante de Ciencias Políticas pero ella nunca descendió.

El fiscal indicó que los datos de telefonía revelaron que los celulares de Ricardo “N” y de Mara Fernanda estuvieron en los mismos lugares después de la desaparición de la joven, entre los que se encuentran la casa del chofer en Tlaxcala y un motel cercano a la casa de la estudiante

El hombre ingresó a una de las habitaciones del lugar, donde permaneció de las 6:47 a las 8:15 horas del jueves.

El cuerpo de Mara Fernanda fue localizado este viernes a las 13:00 horas, envuelto en una sábana blanca del hotel donde estuvo Ricardo “N”.

Los indicios apuntan a que Mara murió el mismo día de su desaparición, aunque la Fiscalía aclaró que este dato aún no se confirma.

La dependencia precisó que el chofer de la empresa Cabify, quien ya fue detenido, será investigado por el cargo de feminicidio.

El Universal
Puebla, México
Viernes 15 de septiembre de 2017.


En menos de una semana, nueve presuntos ladrones han muerto al ser linchados por habitantes de localidades rurales que se dijeron hartos de la delincuencia y decidieron hacer justicia por propia mano.

Este jueves murieron dos supuestos ladrones de autopartes que estaban hospitalizados desde el pasado lunes, luego de que fueron linchados por pobladores de la localidad de Oyameles, en el municipio de Tlatlauquitepec.

Ya otros dos integrantes más de esta misma banda de asaltantes habían muerto ese mismo día, luego de que fueron sometidos a una golpiza al ser sorprendidos cuando se trasladaban en una camioneta cargada de autopartes que se presume habían robado de vehículos de esa localidad.

Dos días antes, el sábado 26, pobladores de la junta auxiliar de San José Tlacuitlapan, municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, asesinaron a cuatro supuestos integrantes de una banda de ladrones que pretendían robar una camioneta en ese lugar.

El martes 29, en el municipio Los Reyes de Juárez, ocurrió otro hecho similar cuando pobladores mataron a golpes a un presunto delincuente y dejaron heridos a dos más, luego de que supuestamente los sorprendieron intentando robar una camioneta.

En lo que va de este año suman 14 las personas que han sido asesinadas en linchamientos en esta entidad, luego de que los lugareños pretenden dar un escarmiento a la delincuencia que se ha incrementado en los últimos meses.

Ante estos hechos, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitió un boletín en el que hizo un llamado a la población para “no ejercer justicia por propia mano”

“La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) está trabajando para generar más espacios seguros y libres de violencia, por ello, el titular de la dependencia, Jesús Morales Rodríguez, llamó a la población a no ejercer justicia ‘por propia mano’ puesto que las autoridades son las únicas encargadas del cumplimiento irrestricto de la ley”, señaló la dependencia.

La SSP recalcó en el comunicado que no puede permitir que la ciudadanía ejerza la violencia como castigo, por lo que pidió “confiar en las autoridades”.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 1 de septiembre de 2017.

Página 1 de 9

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter