La compañía tiene previsto cerrar esta semana un acuerdo con el Departamento de Justicia de EE UU

Los accionistas exigen 8.200 millones a Volkswagen por el fraude de las emisiones

Nueva York. - La investigación en Estados Unidos por el escándalo de las emisiones da sus últimos coletazos. A la espera de que se conozca la inminente reprimenda del Departamento de Justicia contra Volkswagen, se conoció la pasada madrugada que la oficina federal de investigación (FBI) arrestó a un alto ejecutivo por su participación en el fraude. Se trata de Oliver Schmidt, antiguo responsable de la oficina que supervisa el cumplimiento de la regulación.

El último desenlace de la saga que comenzó en septiembre de 2015 lo adelantó el The New York Times. Schmidt, que fue arrestado el sábado en Florida, estuvo al frente de ese departamento hasta marzo de ese año. Es el segundo directivo en EE UU a manos de la justicia. El pasado mes de septiembre se declaró culpable James Liang, un veterano ingeniero que formó parte del núcleo duro de técnicos que participó en el desarrollo del sistema electrónico que permitió falsear las emisiones.

El fraude afectó a cerca de 600.000 automóviles en Estados Unidos, en su mayoría vehículos de pequeña cilindrada. Volkswagen admitió que violó la legislación y las ventas de coches con estos motores fue suspendida.

En junio fue arrestado otro directivo de la oficina en Corea del Sur. El arrestado de Corea del Sur, de 52 años, fue identificado por su apellido, Yook, y se enfrentaba a cargos por falsificación de documentos y violación de la Ley de Conservación del Aire, entre otros.

Schmidt tiene previsto comparecer este lunes en un tribunal en Miami (Florida) acusado de conspiración para cometer un fraude. La compañía alemana ha llegado a un acuerdo para indemnizar en Estados Unidos a los propietarios de los casi 500.000 vehículos con motores diesel de dos litros vendidos en el país, así como a las autoridades estadounidenses., por el que va a desembolsar 17.500 millones de dólares. También a un pacto para los concesionarios y los motores de gran cilindrada.

AFP
Sandro Pozzi
Nueva York, EU
Lunes 9 de enero de 2017.


Volkswagen ha frenado la recontratación de mil trabajadores eventuales en su planta de Puebla por el panorama incierto que atraviesa debido a problemas como el escándalo de emisiones, indicó Thomas Karig, directivo de la automotriz en México.


Puebla. - Ante las modificaciones que ha sufrido la producción de la firma y a consecuencia del escándalo de fraude, Volkswagen ha tenido que frenar la recontratación de más de mil trabajadores eventuales en los últimos 16 meses en el estado, reconoció en entrevista para El Financiero, Thomas Karig Gerecht, vicepresidente de Relaciones Corporativas y Estrategia de la automotriz en México.

El directivo indicó que además de esta medida se aplican esquemas de flexibilidad laboral con los trabajadores de base, previéndose el buscar implementar el esquema del denominado “banco de horas”.

A poco más de ocho meses del escándalo que involucró a la trasnacional por un fraude en el que se había instalado ilegalmente un software para cambiar los resultados de los controles técnicos de emisiones contaminantes en 11 millones de automóviles con motor diesel, Karig Gerecht destacó que la dinámica de los mercados en el sector automotriz, y en particular de la marca Volkswagen, aún es incierta.

Por ello, se ha tenido que apostar por la flexibilidad laboral de los trabajadores de base (aproximadamente 10 mil) para evitar despidos, así como el frenar la recontratación de trabajadores eventuales que a principios de 2015 era de mil 200 y actualmente sólo es de 70.

Volkswagen tiene 16 mil empleados en Puebla, de los cuales 4 mil son administrativos y 12 mil técnicos; de estos últimos, 10 mil 200 están agremiados al Sitiavw.

“Este año hemos sido muy cuidadosos en términos de volúmenes de producción iniciamos producción hasta la tercera semana de enero, paramos producción en semana santa, incluso en algunos segmentos también en semana de pascua, hicimos un puente (vacacional) entre el 5 de mayo y el 10 de mayo; todo esto para no sobreinventariar a nuestra red mientras vemos qué soluciones va a tener para el mercado de Estados Unidos”, dijo.

Añadió que se debe buscar toda la flexibilidad posible de acuerdo a la demanda por lo que se insistirá en herramientas que tienen otras plantas como es el modelo de la cuenta de tiempo o banco de horas (rechazado en el pasado por los trabajadores) donde el empleado puede descansar cuando no se requiere la producción, contando con el 100 por ciento de su percepción.

Destacó que de esta manera se busca evitar despidos de personal de base, y en el caso de los trabajadores eventuales se tomó la decisión de que “en donde no se requieren no se les vuelve a contratar”. De esta forma, a principios de 2015 se contaba con 1 mil 200 trabajadores eventuales y actualmente se tienen 70.

No obstante, indicó que los efectos negativos que padece la empresa han estado dentro de los parámetros previstos por lo que hay confianza en una recuperación de las ventas y, por tanto, una recontratación de empleados para la fabricación del modelo Tiguan, adelantando que la nave que se construyó para el área de soldadura del mismo ya está lista y en unas semanas comenzarán a armarse las primeras carrocerías de prueba.

“A finales del año pasado era difícil hacer un pronóstico, aunque se tuvo que hacer para planear el año 2016 y hasta ahora podemos decir que estamos dentro de este pronóstico con una perspectiva de mejora."

Thomas Karig Gerecht explicó que en este momento la planta de Puebla está procesando mil 900 autos por día, el año pasado estaba haciendo 2 mil y esta cifra es importante porque permite mantener en la nómina a todo el personal de base, pero por otro lado se tiene que reaccionar a la situación del mercado.

"Y el mercado más importante para nosotros es el de Estados Unidos que representa prácticamente el 40 por ciento de nuestra producción, y sin duda en Estados Unidos en estos momentos la demanda de los productos Volkswagen está impacta todavía por el tema del Diesel”, sostuvo.

Insistió, sin embargo, en que hay claroscuros para el tema de ventas y producción de la empresa pues se han tenido situaciones complicadas como la baja de ventas en Estados Unidos o la crisis económica que atraviesa Brasil, empero, en contraste en el mercado mexicano ha habido un boom de la demanda, lo cual evidentemente ayuda a la fábrica.

El Financiero
Ciudad de Puebla
Erick Almanza / corresponsal
Domingo 15 de mayo de 2016.


La producción y exportación de automóviles Volkswagen cayeron un 42.1 y un 49.8 por ciento, respectivamente, en enero de 2016 en comparación con el primer mes del año pasado, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Volkswagen México fabricó el pasado mes, a través de su planta ubicada en el municipio poblano de Cuautlancingo, 19 mil 944 coches, casi la mitad de los 34 mil 464 automotores armados en el mismo periodo de 2015, antes de que, en septiembre pasado, se revelara el escándalo de las emisiones contaminantes.

Un descenso similar, de un 49.8 por ciento, sufrieron las exportaciones de la compañía. Los envíos de vehículos Volkswagen al extranjero sumaron 10 mil 629, 10 mil 527 unidades menos que un año atrás, cuando la compañía alemana exportó un total de 21 mil 156.

A pesar de este declive, Volkswagen ocupó la tercera posición en producción de automóviles en México, tras Nissan (58 mil 188 unidades) y Ford Motor (41 mil 285). Esta última anunció precisamente ayer la construcción de una nueva planta en el estado de San Luis Potosí. Un total de 267 mil 498 automóviles se fabricaron durante el primer mes de 2016 en territorio nacional, un 0.4 por ciento más que en idéntico lapso del año pasado.

También Nissan y Ford, con 37 mil 601 y 39 mil 171 automóviles respectivamente, superaron a Volkswagen en exportación. Mazda, que ocupó la cuarta posición, presentó unas cifras similares a las de la marca alemana, al enviar a mercados extranjeros 10 mil 458 automóviles, 171 menos. En total, 213 mil 244 "made in" México cruzaron la frontera en enero pasado. Esta cifra es un 4.1 por ciento mayor que la registrada durante el primer mes de 2015.

Los datos sobre producción y exportación revelados ayer por la AMIA, en conjunto con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), confirman el mal inicio de año para la armadora con planta en Puebla.

Sus ventas en México disminuyeron, tal y como ya adelantó El Sol de Puebla en su edición del pasado 4 de febrero, un 12.5 por ciento en enero, en comparación con diciembre. También en Estados Unidos sus niveles de comercialización cayeron un 14.57 por ciento en el mismo mes, respecto a las cifras recabadas en enero de 2015.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) reveló en septiembre pasado la instalación ilegal en los motores fabricados por Volkswagen de un software que modificaba los resultados de controles técnicos de emisiones.

El Sol de Puebla
Carolina Vega
Ciudad de Puebla
Miércoles 10 de febrero de 2016.

El Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos interpusieron hoy una demanda en contra de Volkswagen, acusando a la firma automovilística alemana de fraude con las pruebas de emisiones en sus vehículos diesel.

El Departamento de Justicia y la EPA presentaron este lunes la demanda civil ante la Corte Federal en Detroit, Michigan. El documento legal argumenta que Volkswagen instaló en sus vehículos diesel "un software ilegal" creado para que los motores pasaran las pruebas federales de emisiones aunque no cumplieran las normas.

La demanda sostiene que cerca de 600 mil vehículos diesel, cuyas emisiones excedían los estándares de la EPA, tenían dispositivos ilegales instalados para simular que controlaban la contaminación.

La demanda agrega que Volkswagen violó la Ley de Aire Limpio al importar y vender en Estados Unidos vehículos diseñados de manera diferente a los que declaró en las solicitudes de certificación de la EPA y de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB).

Volkswagen reconoció en septiembre pasado que más de 480 mil vehículos que alteraban los índices de emisiones fueron comercializados en Estados Unidos, luego que la EPA emitió a la compañía un aviso de violación de la Ley de Aire Limpio.

 "Los fabricantes de automóviles que no logran certificar adecuadamente los sistemas de control de emisiones de sus vehículos, violan la confianza pública, ponen en peligro la salud y colocan en desventaja a sus competidores", dijo este lunes el subprocurador general John C. Cruden, de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Justicia.

"Estados Unidos continuará con todos los recursos pertinentes contra Volkswagen para corregir las violaciones de las leyes de aire limpio de nuestra nación, argumentados en la denuncia", indicó el funcionario en un comunicado. La demanda del estado de las dependencias federales se suma a la interpuesta por varias entidades y ciudades en contra de la automotriz alemana por las violaciones a las leyes ambientales en sus respectivas jurisdicciones.

Volkswagen enfrenta además una ola de demandas legales interpuestas en las cortes federales de Estados Unidos por consumidores que se sienten defraudados por la compañía.

Notimex
Washington, EU
Lunes 4 de enero de 2016.

Tras el escándalo de emisiones contaminantes, Volkswagen perdió un 19.5 por ciento de su valor en el mercado mundial y desapareció del ranking de las 100 empresas más relevantes del 2015, elaborado por la consultora Ernst and Young (EY) y el diario económico Handelsblatt.

En sólo un año, la automotriz alemana con planta en Puebla registró la merma de 17 mil millones de euros en su valía mercantil. La explicación a esta debacle se remonta al pasado septiembre, cuando se descubrió la instalación ilegal en los automóviles fabricados por la marca de un software que modificaba los resultados de los controles técnicos de emisiones contaminantes.

La pérdida económica no fue la única consecuencia para el prestigio de la firma. A diferencia de años atrás, Volkswagen desapareció del índice de empresas más valiosas, es decir, con mayor presencia económica en el mercado mundial.

"Volkswagen, la segunda fabricante mundial de automóviles tras Toyota, ya no aparece en la lista", detalló el análisis hecho público ayer en el diario alemán. "Tras la revelación del escándalo por las emisiones de diésel en septiembre, la fabricante de coches Volkswagen, Audi y Porche ha perdido la quinta parte del valor de su mercado y ahora está valuada sobre los 70 mil millones de euros, 17 mil millones de euros menos que en el último año".

La marca japonesa Toyota logró posicionarse en vigésimo primera posición con un valor en el mercado en 189 mil millones de euros, casi el triple que la estimación económica atribuida a la relevancia de Volkswagen.

La crisis de influencia sufrida por la armadora alemana se reflejó también en las exportaciones. Volkswagen exportó en noviembre pasado, de acuerdo a las últimas cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), 29 mil 502 automóviles, es decir, 11 mil 263 unidades menos que en un año atrás, en noviembre de 2014, cuando 40 mil 765 coches fabricados por la marca en el país fueron enviados a mercados extranjeros.

Aun así, las predicciones sobre la empresa alemana no son negativas. Especialistas consideraron, tal y como publicó El Sol de Puebla en su edición del pasado 5 de octubre, que Volkswagen está enfrentando de manera positiva el escándalo. Sin embargo, advirtieron también los expertos, el impacto del denominado "diéselgate" no es inmediato sino que se apreciará a largo plazo, debido a la gran producción de coches dirigida hacia Estados Unidos que se encuentra implicada.

El Sol de Puebla
Carolina Vega
Ciudad de Puebla
Miércoles 30 de diciembre de 2015.

Sólo 9 modelos muestran problemas con emisiones CO2, admite la armadora alemana

Acuerda medidas para mejorar la supervisión en el desarrollo de software de motores para evitar futuras manipulaciones, luego de sufrir la peor crisis corporativa de su historia

Los primeros resultados de las investigaciones sobre la manipulación de las emisiones de óxido de nitrógeno en el fabricante de automóviles Volkswagen muestran que se produjeron conductas erróneas y faltas en algunos empleados.

El presidente de la junta directiva de Volkswagen, Matthias Müller, dijo hoy, en rueda de prensa que la compañía "empezará a implementar las soluciones en enero de 2016" y que las autoridades europeas "han evaluado positivamente" las soluciones técnicas para los clientes en Europa.

Volkswagen reconoció que hubo deficiencias en algunos procesos, lo que favoreció la falta de ética laboral de algunas personas, por ejemplo en las pruebas y procesos de certificación que afectan a los dispositivos de control del motor, los softwares que manipularon las emisiones.

"El principal problema es que las responsabilidades no estaban suficientemente claras", según VW.

La auditoría interna también encontró deficiencias en algunas áreas de la infraestructura de tecnología de la información, que ahora la compañía también va a remediar.

"Volkswagen introducirá sistemas de tecnologías de la información que permitan observar procesos individuales con mayor eficiencia y transparencia", según la empresa alemana.

El presidente del consejo de supervisión de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch, destacó la crisis de confianza que ha generado el escándalo de manipulación de las emisiones de gases contaminantes, sobre todo en vehículos diesel.

"El grupo Volkswagen es completamente funcional, incluso en estos días turbulentos. Depende de nosotros, aunque no sólo, cómo y cuándo logramos los desafíos actuales", dijo Pötsch.

VW: sólo 9 modelos muestran problemas con emisiones CO2

El grupo automovilístico alemán Volkswagen informó que, tras una revisión en profundidad, casi todos los modelos que consideraba que podían tener problemas con las emisiones de CO2 cumplen los valores notificados y sólo nueve muestran desviaciones, con una producción anual de 36 mil vehículos.

En un comunicado, VW expuso las conclusiones de los análisis realizados después de que hace un mes informara de que había detectado "irregularidades" en la certificación de emisiones de CO2 y que podía haber alrededor de 800 mil vehículos del grupo afectados.

"En las mediciones internas sólo se han encontrado ligeras desviaciones en nueve modelos", apuntó hoy la empresa, que destacó que no se ha confirmado la sospecha de que se podían haber manipulado las cifras de consumo de carburante y señaló que no es necesario realizar modificaciones técnicas en los vehículos.

"El impacto negativo en los beneficios de dos mil millones de euros que se había estimado en un principio no ha sido confirmado", añadió el grupo antes de precisar que cualquier riesgo económico, de carácter menor, será determinado cuando se realicen nuevos análisis.

Los modelos afectados son un Polo, un Scirocco, dos Jetta, dos Golf y tres Passat, con una producción anual de alrededor de 36.000 vehículos, un 0.5 % del total del volumen total de Volkswagen.

La compañía informó de que en los próximos días estas mediciones serán revisadas por las autoridades competentes y señaló que los modelos que han superado las pruebas podrán seguir en el mercado sin ningún problema.

Volkswagen ya he entregado los resultados de sus análisis a la comisión de investigación creada por el Gobierno alemán y a la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA).

Según esos análisis, las desviaciones detectadas son de "pocos gramos de CO2", lo que se corresponde con un aumento del consumo de esos vehículos de alrededor de 0,1 o 0.2 litros cada 100 kilómetros.

Las filiales de Volkswagen Audi, Skoda y Seat, añadió el grupo, se han comprometido también a poner en marcha procesos similares ante las autoridades correspondientes.

EFE / Reuters
Berlín, Alemania
Jueves 10 de diciembre de 2015.

El vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, rechaza que VW esté en situación de catástrofe

Puebla.- Mientras en Puebla el vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, Thomas Karig, aseguró que no existe una situación catastrófica en la armadora germana, directivos del consorcio mundial exhortaron a sus empleados a revelar quiénes y cómo alteraron el software que reporta las emisiones de gases contaminantes de sus unidades.

A cambio se prometió a los empleados que den información sobre las irregularidades en dicho sistema que no serán despedidos de sus puestos de trabajo, sino por el contrario, se mantendrá su identidad a resguardo.

De acuerdo con la información difundida este jueves, “la oferta se aplica a los trabajadores cubiertos por un convenio colectivo y vence el 30 de noviembre”.

Esto fue dado a conocer a los empleados de Volkswagen a nivel mundial, a través de una carta del gerente de marca Herbert Diess, quien dice que hizo la oferta en aras de conseguir una "aclaración completa y rápida" del escándalo que ha sacudido a la empresa desde septiembre pasado y que le tiene en una situación complicada no sólo de credibilidad, sino de ventas.

De acuerdo con la carta, Volkswagen no despedirá empleados que den información, pero podrían ser transferidos a otras funciones. La compañía subrayó además que no podrá evitar que alguno de sus empleados esté bajo investigaciones penales.

A su vez, en entrevista en el noticiero Buenos Días de Cinco Radio, el vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen descartó que la situación de la empresa sea catastrófica y descartó que se tengan previstos despidos de trabajadores, mismos que en Puebla suman cerca de 9 mil 500 sindicalizados.

No obstante, confió en que la puesta en marcha de la producción de unidades del modelo Touareg, prevista para mediados del año 2016, sea un motivo que aliente a los trabajadores y permita repuntar la producción y comercialización que se realiza desde Puebla para varios países del mundo.

Concluyó que la situación que hoy prevalece es complicada por el entorno en que se ha dado, pero rechazó que eso signifique una hecatombe o ponga en vilo la operación de la armadora de origen germano.

e-consulta
Blanca Patricia Galindo
Viernes 13 de noviembre de 2015.

Entre los modelos afectados se encuentran el VW Touareg, el nuevo Porsche Cayenne, y los Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5 del año 2015.
          
La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos acusó hoy a Volkswagen de instalar dispositivos para manipular las pruebas de emisiones de gases en vehículos Porsche y Audi, en violación de la Ley de Aire Limpio (CAA).

La EPA señaló que los dispositivos fueron instalados en autos VW, Porsche y Audi habilitados con motores diesel ligeros de 3.0 litros en modelos de 2014 a 2016 que incrementan las emisiones de óxido de nitrógeno en proporciones nueve veces más altas que los estándares estadunidenses.

“VW nuevamente ha incumplido sus obligaciones con la ley que protege al aire limpio de todos los estadunidenses”, señaló la administradora adjunta de la agencia, Cynthia Giles.

De acuerdo con la acusación, más de 10 mil vehículos diesel VW, Porsche y Audi modelo 2014 vendidos en Estados Unidos están afectados, así como un número indeterminado de los modelos 2016.

Entre los modelos afectados se encuentran el VW Touareg, el nuevo Porsche Cayenne, y los Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5 del año 2015.

La queja de la EPA fue respaldada por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB). Tanto la agencia federal como la estatal iniciaron investigaciones sobre el caso.

Apenas el mes pasado Texas interpuso una demanda en contra de Volkswagen y Audi, acusando a las compañías de automóviles alemanas de violar las leyes de protección del consumidor y las normas de aire limpio.

Volkswagen reconoció en septiembre haber instalado en 11 millones de automóviles con motor diesel un “software” que daba falsos niveles de emisiones y permitía hacer trampa en las pruebas de contaminación.

La empresa confirmó que más de 480 mil vehículos que daban falsos índices de emisiones fueron comercializados en Estados Unidos.

Texas buscará una compensación en nombre de los consumidores texanos que fueron víctimas de los engaños y distorsiones de Volkswagen, al igual que pedirá se emita una orden judicial que prohíba a las empresas participar en dichas prácticas en el futuro.

Las acciones estatales son independientes a la investigación conjunta que realizan los gobiernos de 27 entidades estadunidenses a la Volkswagen, para determinar si la firma automotriz incurrió en violaciones a las leyes de protección ambiental y de protección al consumidor.

Volkswagen enfrenta también una investigación federal por parte del Departamento de Justicia de Estados.

Notimex
Ciudad de México
Lunes 2 de noviembre de 2015.

El escándalo podría costar a la firma alemana hasta 40 mil mdd para cubrir reacondicionamientos de autos, multas de reguladores y acciones legales

Los trabajadores de VW deben ser rescatados, no la empresa, coinciden los analistas

Las buenas cifras del sector automotriz no serían afectadas por el escándalo de Volkswagen. Sus trabajadores, sin embargo, podrían pagar las consecuencias

Ciudad de México.- El escándalo de Volkswagen podría afectar seriamente al sector manufacturero mexicano que, posterior a la crisis de 2009, ha mostrado las cifras más estables y positivas, gracias a la industria automotriz. Sin embargo, especialistas recomiendan que el Gobierno federal tome ya cartas en el asunto, pues los primeros afectados serán los trabajadores y sus familias.

Desde 2013 y hasta el primer semestre de 2015, el valor de las exportaciones de la industria automotriz, fue tres veces el de las exportaciones de productos petroleros. También representó, de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), 3.7 veces los ingresos por remesas y 4.8 veces los ingresos por turismo.

El escándalo que enfrenta la automotriz alemana, de acuerdo con Eduardo Solís Sánchez, presidente de la AMIA, no afectará las inversiones, la producción ni las exportaciones de la industria automotriz del país.

Pero otros especialistas no piensan igual.

Las condiciones por las que atraviesa la empresa alemana sí son un riesgo para la industria y especialmente para los trabajadores, consideró Miguel Ángel Rendón Valdés, director general de Saldívar y Rendón Consultores SC.

“Lo que le toca hacer al gobierno mexicano, y más concretamente a las autoridades de Puebla, lugar donde está ubicada una de las principales plantas de Volkswagen, es la de tomar medidas precautorias ante una posible crisis de empleo que pudiera derivar de esta situación”, expuso.
El consultor agregó que el sector en general deberá continuar estable y con un crecimiento sostenido, ya que todo el escándalo repercutirá en la producción de Volkswagen y, en consecuencia, el resto de las automotrices podrían verse beneficiadas por el reparto en la demanda “derivada de la desconfianza, escepticismo y especulación de los consumidores”, que optarán por la compra de otras marcas.

En México, 11 estados concentran la operación de 11 plantas automotrices de ocho empresas armadoras de nivel internacional: Nissan, General Motors, Volkswagen, Toyota, Honda, Mazda, Ford Motor y Chrysler, de las que sobresalen en números las primeras tres.

Al respecto, Francisco Búrquez Valenzuela, Senador por el Partido Acción Nacional (PAN), consideró que gran parte de las posibles consecuencias serán un castigo del consumidor, pero también podría ser una oportunidad para que México reconsidere la dependencia que ha forjado en el sector automotriz.

En 2020 se estima una producción anual de 5 millones de unidades, un nivel de exportación cercano a los 4 millones de unidades, “muy por encima de los 2 millones que exportamos y 3 millones que fabricamos”, comentó en entrevista para SinEmbargo.

En el caso de Volkswagen, las consecuencias podrían recaer en Puebla, donde se fabrican tres de los cinco modelos en los que la automotriz alemana admitió haber manipulado un software para medir la emisión de gases contaminantes.

Actualmente, la entidad genera el 40 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) con la producción automotriz, y Volkswagen es la mayor empresa de Puebla. Incluso acaba de anunciar una inversión de 700 millones de dólares para el modelo Golf (uno de los implicados junto a Jetta y Beetle) y para Ciudad Audi.

Volkswagen es uno de los motores de crecimiento económico con las que cuenta la entidad poblana.

Según información publicada por El Huffington Post, aunque los empleados en México desconocían que el software estaba manipulado, es un hecho que aquí se armaron 40 mil unidades con ese sistema, entre 2009 y 2015.

Al respecto del caso de Puebla, Rendón Valdés consideró que de la afectación particular antes mencionada, se puede desencadenar la pérdida de empleos por un recorte en gastos fijos por parte de la empresa, lo que tiene consecuencias directas en los empleos, por lo que el gobierno tendría que generar una búsqueda para el reacomodo de la fuerza trabajadora en obra pública o empezar a negociar con otras empresas armadoras la contratación de ellos.

“El Gobierno federal no debe defender a una marca que defraudó y mintió; el Gobierno no debe salir a defenderlos, sino salir a apoyar al trabajador que por ende de estas malas decisiones directivas, se verá afectado. Se debe buscar la forma de generar alianzas con otras empresas, o en el mismo gobierno a través de obra pública, para generar y auspiciar la pérdida de empleo que pueda darse”, explicó.

El sector automotriz en México

México es una plataforma de producción y exportación estratégica para la empresa alemana. Volkswagen presume que su planta instalada en Puebla desde 1964 es la más grande de América del Norte y actualmente emplea a 78 mil personas de manera indirecta y directa.

México es el octavo productor mundial de vehículos, el cuarto exportador de autos, el quinto productor más grande y también, el quinto en exportación de autopartes y los estimados de crecimiento para 2015 prometen buenos números, ya que se prevé la fabricación de 3 millones 500 mil vehículos, contra los 3 millones 219 mil de 2014.

La fabricación de unidades al primer semestre del año sumó un millón 727 mil 557 vehículos, que significa 8.1 por ciento más que en igual periodo de 2014, mientras que las exportaciones ascendieron a un millón 405 mil 458 unidades, que representan 10.4 por ciento más que enero-junio del año pasado.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de industrias reportadas para el sector automotriz, 2 mil 559 unidades económicas son dedicadas a la manufactura de componentes automotrices, automóviles, camiones, carrocerías y remolques.

Cabe señalar que el ensamble de las unidades es manual, y de acuerdo con ex trabajadores, podría considerarse una práctica artesanal, ya que hay pocos robots en las plantas, por lo que a medida que la industria ha crecido, también lo ha hecho la demanda de mano de obra y una de las características que inversores extranjeros ven en México y no sólo en el sector automotriz, son los bajos salarios que pueden pagarse, derivado de la poca generación de empleos y de sindicatos independientes.

En lo que respecta al mercado interno de vehículos ligeros, las cifras de los más recientes que corresponden al mes de agosto, mantienen tasas de crecimiento positivas, y de acuerdo con la AMIA, “los mejores niveles históricos tanto para un mes de agosto como para su acumulado”.

En el octavo mes del año se vendieron 112 mil 38 unidades, 7.9 por ciento más que los vehículos comercializados en agosto de 2014. Así, el acumulado de enero a agosto de 2015, suma 833 mil 577 unidades, crecimiento de 19 por ciento en relación al mismo período de 2014.

Durante los primeros ocho meses del año, los vehículos ligeros que México vendió al exterior fueron enviados principalmente a Estados Unidos, representando el 70.9 por ciento del total de las exportaciones; como segundo destino se tuvo a Canadá con el 11.1 por ciento, y en tercer lugar está Alemania con el 3.7 por ciento, destaca la AMIA.

“En el sector automotriz las crisis son duraderas. Es fuerte el caso, por el tamaño de la armadora de Puebla […] el gobierno debe ser muy precautorio en el apoyo que se le da a los trabajadores y a las familias, y sosteniendo que fue Volkswagen quien se equivocó”, expuso Rendón.
De acuerdo con el estudio “Explosión de la Industria Automotriz en México: De sus encadenamientos actuales a su potencial transformador”, México tiene los costos laborales más bajos entre 18 países. El salario para los obreros en las líneas de producción es de 3.95 dólares por hora, frente a lo que se gana en Taiwán, 7.5 dólares; Polonia, 7.8 dólares; Hungría, 9 dólares; Brasil, 11.4 dólares y República Checa, 11.5 dólares. La comparación es más fuerte frente a los ingresos por hora de los trabajadores en Alemania, 52 dólares; Bélgica, 41.7 dólares; Canadá, 40.4 dólares; Austria, 39 dólares y Reino Unido, 35.8 dólares.

Finalmente, el Senador Búrquez, puntualizó que el escándalo afecta globalmente, pero no a México, y sostuvo: “nosotros tenemos nuestros propios problemas de imagen: un gobierno corrupto y un sistema económico que sigue siendo muy rígido”.

Sin Embargo
Daniela Barragán
Ciudad de México
Lunes 5 de octubre de 2015.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter