El otro quedó herido; un taxista les habría disparado

Puebla.- Dos policías ministeriales fueron baleados esta tarde por un taxista en la colonia Benito Juárez, lo que provocó la muerte de uno de ellos, que recibió un disparo en la cabeza. Raúl Ávila era el nombre de la víctima. Alejandra Morales, la otra agente, quedó herida.

Alrededor de las 13:00 horas, los vecinos de la calle 37 Poniente, entre 27 y 29 Sur, reportaron a los números de emergencias que en ese punto se habían escuchado cerca de 10 balazos, además de que dos personas se encontraban heridas.

Al lugar acudieron paramédicos de las ambulancias 095 y 029 de SUMA, quienes durante varios minutos trataron de reanimar a uno de los lesionados, el cual no reaccionó. Pese a ello, se lo llevaron en una ambulancia, al igual que el otro.

Los colonos mencionaron que el presunto responsable fue un taxista, a bordo de un Tsuru placas 7690-SSj, que disparó contra los ministeriales, quienes iban en una patrulla tipo Jetta color blanco, placas TYU-3600 del estado de Puebla, mismos que habrían iniciado la agresión.

Al sitio se presentó el director de la Policía Ministerial, Juan Luis Galán Ruiz, y policías de las demás corporaciones que acordonaron toda la cuadra para impedir el trabajo de la prensa.

En el punto se embalaron cerca de 10 casquillos percutidos. El presunto responsable no ha sido detenido.

Los ministeriales fueron trasladados al ISSSTEP y uno de ellos, que es jefe de grupo, murió tras recibir un disparo en la cabeza y cinco más en el pecho.

Cabe mencionar que el C-4 no tiene cámaras de vigilancia en el lugar.

e-consulta
Diana Jiménez
Jueves 14 de enero de 2016.

En Puebla son esporádicos los linchamientos: Procurador

Hasta las 03:45 horas de ayer se inició la Carpeta de Investigación (CDI) por el delito de homicidio calificado cometido en agravio de dos masculinos que fueron linchados en el municipio de Cohuecán, durante la tarde del pasado domingo.
Asimismo, una camioneta Suburban, color arena, con placas de circulación HBV2898 del estado de Guerrero, quedó a disposición de la Agencia del Ministerio Público del fuero común en la cabecera distrital de Izúcar de Matamoros en la que habrían llegado los presuntos delincuentes.

Uno de los dos cuerpos tenía una playera color café "Aeropostale", pantalón de mezclilla azul, y tenía una edad aproximada a los 25 años de edad; el segundo, del que no se proporcionaron más datos, tenía alrededor de 30 años de edad y pendía de un árbol.

El primero de los cadáveres fue localizado al final de la calle Morelos y el segundo colgado bajo un árbol, sobre la Autopista Interoceánica Siglo XXI, los cuales fueron levantados por agentes de la Policía Ministerial del estado de Puebla, aproximadamente a las 02:00 de la mañana de este lunes.

En la indagación NICCDI901/2015/IZMATCNPP iniciada por el delito de homicidio calificado, de momento quedaron clasificados como los desconocidos número 12 y 13, además de que se confirmó que privaron de su libertad a una joven de 15 años identificada como Daniela N., quien se escapó de sus victimarios.

De manera extraoficial se supo que los linchados fueron reconocidos como Daniel Aguilar España, procedente de Amayuca y José Vargas Villanueva, de Jantetelco, poblaciones ubicadas en los límites de los estados de Morelos con Puebla, que fueron golpeados, atacados con machetes, colgados y rematados con arma de fuego. Además de que en el lugar había un vehículo quemado.

La CDI continúa en su proceso de integración, luego que agentes de la Policía Ministerial del estado del Grupo Tepexco, procedieron al retiro de los dos cuerpos sin vida que fueron llevados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

En este mismo mes hubo otro colgado

Cabe recordar que el pasado primero de septiembre de 2015, Jesús Yáñez Morales de 18 años de edad fue colgado en la comunidad de Ahuatelco, también del municipio de Cohuecán, cuando intentaba robarse una camioneta cargada con fertilizante.

Familiares del joven originario del estado de Morelos, acudieron al municipio de Izúcar de Matamoros a realizar la identificación del cuerpo.

Autoridades indicaron que una mujer y un hombre se presentaron la noche del martes ante el Ministerio Público del fuero común para recoger el cuerpo.

La mañana del 1 de septiembre de 2014, el joven fue descubierto robando un vehículo particular, mismo que logró conducir hasta caer en un agujero.

En tanto pobladores abastecidos con palos, machetes y armas de fuego lograron darle alcance para golpearlo y colgarlo finalmente de un árbol, a la altura del kilómetro 46 de la autopista Siglo XXI.

En Puebla son esporádicos los linchamientos: Carrancá

El procurador Víctor Carrancá Bourget minimizó el linchamiento de dos personas que aparentemente querían privar de la libertad a una joven de 15 años en el municipio de Cohuecán, al referir que si bien son hechos que se presentan en todo el país, en Puebla son espontáneos.

Condenó que los pobladores se hayan organizado para golpear a los presuntos secuestradores y manifestó que este tipo de incidentes deben de canalizarse a las respectivas instancias.

"Son hechos que se presentan en todo el país, desafortunados, repito; en Puebla han ocurrido algunos, no es lo común, normalmente la gente se organiza para bien y qué bueno que se organice pero a veces en este tipo de manifestaciones se pierde un poco el control de la situación y la gente reacciona de manera que no debería, porque para eso están las instancias del estado", dijo.

Se le cuestionó si la Procuraduría General de Justicia (PGJ) tiene detectados municipios en donde la gente esté organizada para combatir a la delincuencia, a lo que respondió que son "hechos que ocurren más espontáneamente que otra cosa".

Puntualizó que la PGJ ya inició con la investigación del caso de Cohuecán para saber con exactitud lo sucedido en ese municipio, sin embargo, adelantó que los linchados son personas originarias del estado de Morelos y que pretendían llevarse a una menor de edad.

En una entrevista que ofreció la mañana de ayer, el procurador informó que la joven de 15 años que escapó de los plagiarios estaba en su domicilio y que ya se le había solicitado a sus familiares que se presentara a declarar a la PGJ.

Aun sin cuerpo de Paulina: PGJ

Sobre el caso de Paulina Camargo Limón, Carrancá Bourget aclaró que el hecho de que no haya aparecido el cuerpo de la joven de 19 años que tenía cuatro meses de embarazo, no es un obstáculo para que se pueda ejercer acción penal por los delitos de feminicidio y homicidio en contra de su novio, José María Sosa.

Informó que este último promovió un amparo en contra del auto de formal prisión que se le dictó por el delito de falsedad de declaraciones, por el cual actualmente está sometido a proceso.

Reiteró que la PGJ continúa con la búsqueda en el relleno sanitario del cuerpo de la joven que desapareció desde el pasado 25 de agosto, no obstante, dijo que se detendrá cuando se agote el perímetro que establecieron los peritos.

Rechazó que Camargo Limón pueda aparecer viva al mencionar que la PGJ tiene elementos para sostener que fue privada de la vida.

El Sol de Puebla
Ernesto Álvarez/Aldo Miguel
Izúcar de Matamoros, Puebla
Miércoles 30 de septiembre de 2015.

Finalmente afloran la verdad entre el cúmulo de mentiras generadas por el equipo morenovallista sobre el caso Chalchihuapan
 
Puebla.- A pesar de haber sostenido la versión oficial de que el niño de 13 años, José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo perdió la vida a consecuencia de la onda expansiva de un cohetón lanzado por pobladores de San Bernardino Chalchihuapan, el titular de la PGJ, Víctor Antonio Carrancá Bourget en su comparecencia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) admitió que ni siquiera acudió a investigar personalmente al lugar de los hechos.

No solo eso; el funcionario también aceptó que en el curso de las indagatorias por los hechos del 9 de julio tampoco tuvo contacto con Elia Tamayo Montes, madre de la víctima y cuyo testimonio se supone de vital importancia en las pesquisas, dado que ella fue quien lo vio por última vez antes de ser herido.

Lo anterior se desprende de los cuatro videos que la CNDH le entregó al periódico Intolerancia sobre la presentación de Carrancá Bourget el 8 de agosto ante el organismo. Los documentos pueden ser vistos en el canal de you tube: https://www.youtube.com/watch?v=6izxcQpC5XU.

–¿Señor procurador, ha estado usted en el lugar donde los peritos hicieron estos peritajes y donde dicen que se encontraba el menor al momento de ser impactado, y de ser positiva su respuesta, podría usted describirlo? –le cuestionaron

–No –respondió Carrancá bajando la cabeza.

En otra parte del interrogatorio, que fue encabezado por el ombudsman, Raúl Plascencia Villanueva, le preguntaron:

– ¿Señor procurador, ha tenido usted contacto personal con la mamá del menor que perdió la vida?

–No, ninguno –respondió y bajó la cabeza otra vez.

Cabe recordar que Raúl Plascencia Villanueva hizo personalmente una inspección al lugar de los hechos el pasado 14 de agosto y los peritos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos realizaron investigaciones en el lugar donde José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo cayó herido de muerte.

Versiones y contradicciones

En su edición del pasado 12 de septiembre, La Jornada de Oriente presentó un listado de ocho versiones que ofreció la administración estatal en un intento de explicar los hechos y que fueron desmentidas por la CNDH en la recomendación número 2VG/2014, y la principal de ellas es que no fue un “cohetón” ni una “piedra de gran calibre” lo que dio muerte al menor ni lo que mutiló a pobladores, sino proyectiles lanzados por elementos de seguridad pública.

La protesta en San Bernardino Chalchihuapan del 9 de julio, que reprimió la Policía Estatal, formó parte de un movimiento que se gestó en las juntas auxiliares del estado que exigía el regreso del servicio del registro civil, retirado por el Congreso local a través de una reforma que respaldó la administración de Rafael Moreno Valle Rosas.

Inmediatamente después de los hechos comenzaron a difundirse videos y fotografías en redes sociales y medios de comunicación que evidenciaron la magnitud de la represión al exponer las heridas de los pobladores, uno de los cuales perdió el habla por el impacto de un proyectil que le perforó la mejilla, le fracturó la mandíbula y rompió sus cuerdas vocales.

Incluso los últimos minutos de conciencia de Tehuatlie Tamayo fueron captados en una grabación que se tomó poco después de que el niño recibió el impacto mortal que le perforó el cráneo.

El gobierno del estado guardó silencio durante siete días, después de los cuales ofreció una postura de los hechos en una conferencia de medios que encabezó el secretario general de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, en la que acusó a los pobladores de la violencia y los responsabilizó de los heridos.

“Iban preparados con diversos objetos contundentes, tales como bombas molotov, palos, tubos y piedras de gran calibre, dentro de los que destacó la utilización de cohetones que fueron proyectados, incluso con la utilización de lanzaderas de aluminio y PVC en agravio y afectación directa de policías y transeúntes”, explicó en esa rueda de prensa.

De paso, descalificó las fotografías y videos en los que se observa a los granaderos disparando contra la población al calificarlos de “trascendidos irresponsables de interés político”, y reportó un saldo de 46 policías lesionados y solo dos civiles heridos.

La respuesta de la administración morenovallista recibió la condena de actores sociales y políticos que la tacharon de inverosímil, por lo que demandaron la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pero ésta todavía demoró un mes en tomar cartas en el asunto.

Mientras la CNDH definía su participación, el gobierno estatal ordenó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) realizar su propia investigación como respuesta a la presión social y la condena mediática que atizó la muerte de Tehuatlie tras 10 días de agonía.

La pesquisa concluyó el 30 de julio con una conferencia de medios del titular de la dependencia, Víctor Carrancá Bourget, en la que modificó la postura oficial del gobierno al asegurar que fue la onda expansiva de un cohetón lo que provocó la muerte del menor, y dijo que fue una “piedra” lo que provocó la fractura de mandíbula del poblador Martín Romero.

Para dar mayor peso a la versión oficial, en redes sociales se difundió un video de manera anónima en el que se observa a un policía acostado en la cama de un hospital, que acusa a los pobladores de la violencia. Después se descubrió que el uniformado fue detenido en 2011 por trata de personas.

Además, el gobierno del estado aseguró que los heridos recibieron atención médica adecuada, pero el dictamen de la CNDH lo descartó y acusó a Víctor Carrancá de mentir sobre las medidas para la reparación del daño a las víctimas de la agresión, pues aunque dijo que la administración sí había cumplido con las mismas, lo cierto es que no fue así.

Asimismo, la comisión nacional señaló que hubo una falta de capacitación y cumplimiento de protocolos de derechos humanos en la intervención policiaca, pese a que el secretario de Seguridad Pública (SSP), Facundo Rosas, insistió en todas las entrevistas en las que abordó el tema que los uniformados estaban preparados para el operativo y que éste se ciñó a los protocolos internacionales.

La Jornada de Oriente
Martín Hernández Alcántara
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 28 de octubre de 2014.

Página 2 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter