Decenas de pantallas muestran imágenes en vivo del volcán Popocatépetl durante las 24 horas del día. Es el laboratorio del Centro Nacional de Prevención de Desastres de México (Cenapred), donde una decena de personas dan seguimiento al volcán que mantiene en alerta al centro del país y a la capital mexicana.

Desde que el Popocatépetl, conocido popularmente como Popo, reinició su actividad volcánica en 1994, el Cenapred ha ido perfeccionando los sistemas de medición y la coordinación con las autoridades para prevenir desastres.

Por ejemplo, la semana pasada, se registraron varios centenares de exhalaciones del volcán acompañadas de vapor de agua, gas y cenizas que cayeron en seis municipios cercanos.

Ubicado entre los estados de Morelos, de Puebla y de México, el Popocatéptl, cuyo nombre proviene del náhuatl y significa "montaña humeante", se ubica 60 kilómetros al sureste de Ciudad de México.

Es precisamente en el sur de la capital mexicana donde se encuentra el centro de operaciones del Cenapred, donde se recibe la información de 17 estaciones ubicadas en el volcán que miden la sismicidad y la emisión de gases, entre otros parámetros.

"Desde 1994 hasta 2019, se ha ido mejorando la infraestructura de monitoreo hasta convertirse probablemente en uno de los volcanes mejor monitoreados del mundo", explica a Efe Paulino Alonso, subdirector de Instrumentación y Comunicaciones del Cenapred.

Además, existe una comunicación constante con las autoridades, con el Sistema Sismológico Nacional (SSN) y con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para compartir la información que pueda servir, por ejemplo, para cerrar el aeropuerto por un incremento de emisiones.

A partir de la información recabada en este laboratorio, un consejo de científicos elabora el semáforo de alerta volcánica, que actualmente se encuentra en alerta amarilla fase 2.

Alonso explicó que este nivel se da cuando "tenemos presencia de emisiones de ceniza, probabilidad de flujos piroclásticos que pueden generar algunos problemas en la población y fragmentos arrojados a las laderas".

El semáforo amarillo fase 3 se declararía en caso de un incremento de emisiones, mientras que el semáforo rojo implicaría la evacuación de poblaciones cercanas por peligro de explosiones volcánicas.

"Alrededor del Popocatépetl vivimos 25 millones de personas.

Debido a eso y a que lleva prácticamente 25 años en erupción, está considerado uno de los volcanes de más alto del riesgo en el país y en el mundo", cuenta a Efe Ramón Espinasa, vulcanólogo y subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred.

El Popocatépetl es el quinto de cinco volcanes que se han ido creando y destruyendo en el mismo lugar durante medio millón de años, tiene un cráter de un kilómetro de diámetro y sus 5,452 metros de altura lo convierten en el segundo volcán más alto de Norteamérica, por detrás del Pico de Orizaba, también en México.

"Su actividad ha sido relativamente tranquila; sin embargo por estudios geológicos sabemos que este volcán cada 15,000, 20,000 o 30,000 años tiene erupciones muy grandes que producen mucha destrucción a su alrededor", relata Espinasa.

En caso de una gran erupción, la Ciudad de México no sería afectada por la lava pero sí sufriría la caída de ceniza en "una cantidad suficientemente abundante como para producir graves problemas a la ciudad", como el corte de carreteras y la caída de la electricidad.

Las poblaciones de mayor riesgo son Santiago Xalitzintla y San Pedro Benito Juárez, dos pequeñas aldeas ubicadas a tan solo 12 kilómetros del cráter, justo donde empieza el perímetro a partir del cual está prohibido acceder.

Los gases se dispersan rápidamente gracias al viento y a la altura del volcán pero las cenizas sí caen de forma recurrente en estos pueblos cuyos habitantes están acostumbrados a convivir con mascarillas.

"La gente está habituada a observar el fenómeno de actividades del Popocatépetl y tienen contacto permanente con Protección Civil", explica Alonso, por lo que anualmente se hacen ejercicios para ser más eficientes en una eventual evacuación.

EFE
El Siglo de Torreón
Ciudad de México
Lunes 22 de julio 2019.


•    En 2012, los costos por degradación ambiental sumaron 985 mil millones de pesos
•    Académicos del Instituto de Investigaciones Económicas presentaron el documento “El papel del capital natural en la economía mexicana”
•    Once estados ya agotaron su capacidad de generar bienes y servicios sin poner en riesgo su capital natural


México alberga entre 60 y 70 por ciento de la diversidad conocida en el planeta, y es el país que tiene más especies en peligro de extinción, con escasa inversión en recuperar su capital natural, afirmaron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

“En 2017 los costos por agotamiento y degradación del ambiente representaron el 4.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que para su protección se destinó 0.6 por ciento del PIB”, aseveró Citlalin Martínez, de la Unidad de Investigación de Economía y Medio Ambiente del IIEc.

En 2012, los costos por degradación ambiental sumaron 985 mil millones de pesos, mientras que a la protección se invirtieron sólo 143 mil millones, dijo durante el XXV Seminario Economía Mexicana, coordinado por Jorge Basave Kunhardt, del IIEc.

Citlalin Martínez y sus colegas Rosario Pérez, Alonso Aguilar y Veronique Shopie Ávila elaboraron el documento “El papel del capital natural en la economía mexicana”, en el que retoman estudios de organismos nacionales e internacionales, así como indicadores para establecer que 12 estados del país aún pueden generar bienes y servicios sin poner en riesgo su capital natural; nueve tienen una alta probabilidad de alcanzar niveles no sustentables y 11 ya agotaron este capital.

Tala legal

Además, otros indicadores señalan que entre 90 y 95 por ciento de nuestro territorio ya está deforestado, lo que coloca a México en el tercer lugar mundial en deforestación. Los bosques y selvas son los más afectados.

“La principal causa de la deforestación es el cambio de uso de suelo para la agricultura. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) estima que sólo ocho por ciento de la tala es ilegal; por tanto, el resto se realiza con la venia de las autoridades”, subrayó Martínez.

De igual forma, comentó que el incremento de la población ha aumentado la generación de residuos, la emisión de contaminantes y descargas de aguas residuales.

Durante la mesa” Recursos naturales y escenario internacional, guerras comerciales y flujos migratorios”, el investigador Alonso Aguilar expuso que en registros nacionales del INEGI sobre agotamiento y degradación, se muestra que ha habido un cambio en los costos ambientales entre 2003 y 2017 por hidrocarburos, aguas subterráneas, afectación a los recursos forestales y el suelo.

El sector de manufacturas ha incrementado el uso y contaminación de agua subterránea, mientras que el agropecuario y de hidrocarburos son los que generan más impacto, dijo.

Al respecto, Rosario Pérez expuso que lo importante es “determinar los costos del deterioro ambiental y su degradación, así como identificar cuáles son los sectores a los que hay que prestar mayor atención para tratar de recuperar y conservar el capital natural. Lo que se pretende es contar con una economía más desacoplada del impacto ambiental, más sustentable, más verde, una bioeconomía”.

Puebl@Media
Ciudad de México
Viernes 31 de mayo de 2019.


•    Obtuvieron el primer lugar general del Blue Sky Competition Contest, en la sección Texas-México
•    Superaron a 18 instituciones de educación superior mexicanas y estadounidenses
•    En junio participarán en el certamen nacional (EU), donde enfrentarán a universidades de la Unión Americana, China y Canadá

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM obtuvieron el primer lugar general del Blue Sky Competition Contest, en la sección Texas-México, con su propuesta de una ciudad flotante, construida en medio del océano y completamente sustentable, y con ello aseguraron su pase al concurso nacional (Estados Unidos), que se llevará a cabo en Florida.

El objetivo del certamen es atender los grandes retos de la ingeniería civil del siglo XXI, como el empleo de energías renovables y la disminución del impacto ambiental. La UNAM fue la única universidad que fabricó y probó previamente su prototipo, en el Laboratorio de Hidráulica de la FI.

El equipo de la carrera de Ingeniería Civil enfrentó a 18 instituciones de educación superior, tres de ellas mexicanas (Tecnológico de Monterrey y las universidades Autónoma del Estado de México y La Salle Victoria) y el resto estadounidenses (Universidad de Texas en Austin, en San Antonio, en El Paso, en Arlington y en Tyler, así como Universidad de Houston, Texas A&M y Texas Tech, entre otras).

Este primer lugar general, que lograron tras ganar en las categorías de Oral Presentation y Written Proposal (primeros sitios); Student Paper Presentation Competition (segundo) y Graphic Marketing (tercero), les aseguró el pase para el concurso nacional (EU), en Melbourne, Florida, del 6 al 9 de junio.

“Representaremos a nuestro país en la sección Texas-México, que es nuestra conferencia. Enfrentaremos a universidades de Estados Unidos, China y Canadá”, indicó el presidente del capítulo estudiantil de la ASCE (American Society of Civil Engineers) en la FI, Carlos Alberto Ibarra Cantú.

El equipo está conformado por alumnos de segundo a décimo semestre: Sara Palma Martínez, Jesús Alejandro Márquez Cruz y Juan Carlos García Caballero, además del propio Ibarra. Ricardo Alarcón Guerrero obtuvo el segundo lugar en el certamen individual Student Paper Presentation Competition.

La competencia se realizó en el marco del Texas-Mexico Student Symposium, de la ASCE.

Ciudad flotante

Ibarra Cantú refirió que la ASCE tiene una visión para la ingeniería civil hacia 2025: los ingenieros deben ser tomadores de decisiones, líderes, y contribuir al desarrollo de la sociedad al hacer uso de la técnica, pero también de la ética.

Para el encuentro, el equipo puma presentó una propuesta de ciudad flotante. “Evaluamos varias ideas, pero decidimos que ésta enfrentaría el reto de ser construida en medio del océano y ser sustentable, además de tener un buen nivel de desarrollo. Para ello son necesarios planes de uso de energía, producción de alimentos, purificación de agua y sistemas de reciclaje para que no se produzcan desechos”.

El caso no fue hacer un diseño detallado, sino plantear soluciones y alternativas que hicieran posible el funcionamiento de esa urbe, aclaró. “Es una especie de utopía que permite a los alumnos expresar sus ideas y presentarlas en forma de propuestas. También permite romper la linealidad del pensamiento”.

Los jóvenes planearon que la metrópoli fuera modular. Durante el certamen, y aprovechando que en el congreso también se realiza la competencia de canoas de concreto, el equipo pudo llevar los módulos a escala 1:2500 (1 a 2500) y ensamblar la ciudad.

El modelo se probó previamente en el Laboratorio de Hidráulica de la Facultad, en el tanque de simulación de olas. “Mostramos que funciona y cómo se comporta ante el oleaje. Eso gustó bastante, pues fuimos la única universidad que fabricó y probó el prototipo de su propuesta”. En junio viajarán a Florida con la misma propuesta, pero mejorada. Ahora comenzarán una campaña para obtener patrocinios.

Puentes

Los integrantes del capítulo estudiantil de la ASCE en la FI (Ricardo Alarcón, Miguel Colin, Daniela García, Nelson Gómez, Carlos Ibarra, Dulce Méndez, Sara Palma, Fernando Pineda, Edwin Rodríguez, Aline Ruíz y Sebastián Salgado) también coorganizaron y participaron en el Primer Concurso Nacional de Puentes de Acero, en la Universidad Panamericana de Guadalajara, en donde obtuvieron el cuarto lugar general y el tercero en la categoría de Estética.

Al encuentro asistieron las universidades École de Technologie Supérieure y Polytechnique Montréal; esta última será anfitriona de la Competencia Nacional de Puentes de Acero de Canadá. Los alumnos de la UNAM asistirán del 15 al 18 de mayo: ya rediseñaron el puente, buscaron materiales que se adecúen al nuevo modelo y tienen 70 por ciento de avance.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 18 de mayo de 2019.


Participaron 24 rectores y representantes de universidades públicas y privadas


Ciudad de México.- Con la asistencia de 24 rectores y representantes de universidades públicas y privadas de diversas entidades se llevó a cabo el encuentro nacional "Nuestro Futuro Compartido: Valores y Visiones para la Educación".

De acuerdo con un comunicado de Santander Universia, el objetivo del evento fue analizar el papel de la universidad de cara al futuro, construir una visión compartida del porvenir de la educación y definir metas y proyectos conjuntos.

Enrique Graue, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmó que frente a un mercado laboral incierto es necesario reflexionar sobre cómo están preparando a los estudiantes para enfrentar una nueva realidad y qué se quiere de la educación superior, pues según estudios del Foro Económico Mundial, para el año 2022, 42 por ciento de los trabajos se realizarán mediante computadoras, inteligencia artificial y algoritmos.

"Los cambios y transformaciones vertiginosas que se registran en el País y el mundo hacen necesario discutir la misión y visión de las instituciones de educación superior", dijo.

Por su parte, Salvador Alva, presidente del Tecnológico de Monterrey, comentó que las universidades son uno de los principales factores para que un país atraiga el mejor talento e impulse la investigación.

"Estamos muy contentos de arrancar este proceso histórico de reflexión y colaboración que, sin duda, tendrá un fuerte impacto para que México pueda avanzar en su camino hacia una economía del conocimiento", señaló.

"Es urgente que, como País, impulsemos la innovación y el desarrollo del talento, que han sido clave para el avance de los países más desarrollados. Nosotros, como universidades, podemos hacer mejores y mayores aportaciones trabajando en conjunto para beneficio de nuestra sociedad".

En tanto, Marcos Martínez Gavica, Presidente del Consejo de Administración de Universia y Presidente del Consejo de Grupo Financiero Santander México, indicó que para Banco Santander esta reunión es un acto muy significativo.

"Desde hace más de 15 años tenemos una estrecha relación con las universidades públicas y privadas del País, fungiendo como facilitadores de las ideas y las acciones de las instituciones que forman parte Universia, nuestra red de colaboración universitaria".

Entre los asistentes al taller estuvieron el secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda; la presidenta de El Colegio de México, Silvia Elena Giorguli Saucedo; el rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí; el director general del Tecnológico Nacional de México, Enrique Fernández Fassnacht; y los rectores de las universidades autónomas de Sinaloa y Yucatán, Juan Eulogio Guerra y José de Jesús Williams, respectivamente.

Los rectores exploraron algunas de las grandes fuerzas que impactarán a México y el papel de la educación superior en el País de cara al 2030, además, exploraron proyectos y acciones que puedan colocar a las universidades mexicanas en la ruta hacia ese futuro.

El encuentro fue convocado por la UNAM, el Tec de Monterrey y Banco Santander; se recopilarán los acuerdos para presentarlos posteriormente.

Reforma
Ciudad de México
Sábado 11 de mayo de 2019.



•    El rector participó en la presentación del Centro Regional de Seguridad Hídrica, constituido por el Instituto de Ingeniería de la UNAM y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua
 
•    Forma parte de una red de centros auspiciados por la UNESCO; éste es el primero en Centroamérica

•    Promoverá el intercambio de conocimientos y la cooperación científica en la región para asegurar que la población tenga la cantidad de agua apropiada y de calidad aceptable, entre otros temas

La seguridad hídrica es un tema de seguridad nacional, de paz regional y de sostenibilidad global, afirmó el rector Enrique Graue, durante la presentación del Centro Regional de Seguridad Hídrica (CERSHI), constituido por el Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM, y el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), bajo los auspicios de la UNESCO.

Su importancia, dijo, se confirma al ser uno de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. “Es también un asunto de equidad social, pues es una aspiración de todo habitante tener acceso al agua potable, y la Universidad Nacional siempre estará de la mano de proyectos de esta naturaleza”.

En el auditorio José Luis Sánchez Bribiesca, de la Torre de Ingeniería, Graue resaltó que es un gran reto lograr que millones de personas en el mundo accedan al agua, y para ello se requiere investigar, formar recursos humanos y generar políticas públicas que atiendan esta problemática en la ciudad, el país y la región.

En su oportunidad, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó que el CERSHI tiene mucho que aportar al país. Por ejemplo, en la capital hay 40 por ciento de fugas de agua, una sobreexplotación del acuífero que genera hundimientos diferenciales y se asocia a vulnerabilidades, además de complicaciones de contaminación del líquido.

Actualmente se trabaja con el Instituto de Ingeniería (ahora se hará con el Centro) en proyectos ejecutivos para disminuir fugas, mejorar la distribución del líquido y las plantas potabilizadoras; además, en el estudio de nuevas fuentes de abastecimiento para el oriente de la urbe, entre otros.

“El objetivo es que en los próximos seis años todo mundo tenga acceso al agua y logremos disminuir la sobreexplotación del acuífero en 2.5 metros cúbicos por segundo”, afirmó Sheinbaum.

El representante de la Oficina de la UNESCO en México, Frédéric Vacherón, quien expuso que se trata de un recurso clave para la salud y la seguridad humana, pero se estima que en el 2030 la mitad de la población vivirá en zonas con alto estrés hídrico.

Por ello, la UNESCO impulsa proyectos relacionados con la educación para el cuidado del líquido y el mejoramiento de su gestión, que incluya a la ciencia, la innovación, la cultura, que forman parte del Programa Hidrológico Internacional (PHI).

El CERSHI, categoría 2, se unirá a este programa a fin de intercambiar conocimientos y promover la cooperación científica en la región, para asegurar la cantidad de agua apropiada y que su calidad sea aceptable para mantener un clima de paz y estabilidad política. También para asegurar la protección eficaz de vidas durante desastres hídricos.

Este Centro, agregó, se unirá a una red en la que hay otros 36 más, siete de ellos en América Latina, pero éste será el primero en la zona de Centroamérica.

La directora general de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Blanca Jiménez, dijo que el Centro ayudará a atender temas como el combate a la corrupción en el manejo de concesiones, así como en la administración del agua, su distribución y en la prevención, control y mitigación de riesgos por desastres hidrometeorológicos –inundaciones, sequias y deslizamientos de terrenos–. En todos estos temas México tiene experiencias que aportar a la región.

El director del Instituto de Ingeniería, Luis Álvarez Icaza, indicó que este Centro refleja los esfuerzos de varios años de esa entidad académica, en la que el tema del agua ha sido fundamental. Su objetivo es impulsar acciones de impacto internacional.

En tanto, Adrián Pedrozo Acuña, director del IMTA dijo que el Centro suma las capacidades técnicas más importantes del agua a nivel nacional y las pone al servicio de la región. La comunidad universitaria, agregó, es un actor fundamental.

Entre las líneas de investigación están la calidad del agua y el tratamiento de aguas residuales, ecohidrología para la sustentabilidad y gestión y recarga artificial de acuíferos, entre otros.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 10 de abril de 2019.


El Programa de Pueblos Mágicos (PPM), iniciado por el gobierno federal hace 18 años, presenta deficiencias y fenómenos adversos, entre los que destaca el agravamiento de la marginación y exclusión de los grupos originarios o indígenas, la concentración de los beneficios económicos en unas cuantas manos y la transformación territorial del sitio basada más en las expectativas del turista que en el rescate y preservación de las tradiciones culturales propias de las regiones.

De acuerdo con el amplio estudio Pueblos mágicos. Una visión interdisciplinaria, realizado por investigadores universitarios de todo el país, concluye que desde sus inicios en 2001, el PPM ha carecido de visión y política que realmente protejan el medio ambiente. El discurso del desarrollo sustentable se ha subordinado a la lógica del capital.

Coordinado por Liliana López Levi, profesora investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Liliana López Levi y María Elena Figueroa Díaz, ambas profesoras investigadoras del Departamento de Política y Cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Xochimilco, la exploración advierte que si el programa federal de la Secretaría de Turismo sigue en la misma línea, sin una revisión a fondo y los ajustes necesarios, los viajes de placer a estas localidades dejarán de ser viables.

Hay una suerte de auto boicot o, peor aún, de suicidio turístico, toda vez que la afluencia masiva de visitantes acaba con los recursos que son su razón de ser. Paisajes, selvas, bosques, playas, flora y fauna, formaciones rocosas, entre otros, que son sustento del atractivo turístico de un lugar, se transforman, se cubren con edificios, por ejemplo, o desaparecen. Emerge, así, la presencia de un exceso de desechos sólidos, contaminación, construcciones que crecen cubriendo los paisajes, exceso de automóviles, problemas de tráfico y ruido ambiental, señala Figueroa Díaz al final de la investigación.

Actualmente, son 121 localidades las que tienen la denominación de Pueblo Mágico, y cuya finalidad es lograr la prosperidad de las comunidades y poblaciones locales, mediante el aprovechamiento del potencial para ser destinos de viajes de placer, según se ratificó en la actualización de las reglas de operación publicadas en el Diario Oficial de la Federación en febrero de 2018.

Editado por la UAM y la UNAM, el estudio presenta un análisis individualizado de 17 casos de pueblos mágicos, dando continuidad al trabajo de siete años donde se han estudiado a la mayoría de estas localidades y los resultados del programa.

Y aunque se reconoce que el PPM está lejos de contribuir al desarrollo local entendido como desarrollo comunitario, también de resalta que es momento de rescatar los esfuerzos de las poblaciones locales, las buenas prácticas, y los casos exitosos para una recuperación genuina del patrimonio de manera sustentable.

La Jornada
José Antonio Román
Ciudad de México
Lunes 28 de enero de 2019.


La primera Misión Análoga a Marte, en coordinación con la Mars Society (MS) de Estados Unidos, a realizarse en el desierto de Utah en ese país, tendrá un equipo de mexicanos, y una estudiante universitaria es la líder de la llamada Misión de Exploración 1 (MEx-1) que actualmente está en marcha y culmina el 30 de este mes.

Se trata de Tania María Robles Hernández, estudiante de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, quien guía, desde el pasado 5 de agosto, a otros cinco integrantes: Juan Carlos Mariscal Gómez, Genaro Grajeda López, Walter Calles Glass, César Augusto Serrano Martínez y Arturo Federico Espinoza, según informó UNAM Global.

Durante la misión se simulan todas las condiciones que se presentarían en un viaje real al también denominado “Planeta Rojo”.

Robles fue seleccionada por su experiencia en misiones análogas previas, como fue el caso la Misión Latinoamericana CREW 187 LATAM II de la Mars Desert Research Station (MDRS), misma que se efectuó en enero de este año, y donde se desempeñó como comandante.

La Exploración 1 (MEx-1) tiene por objetivo que los astronautas análogos validen tecnología de exploración espacial desarrollada por emprendedores mexicanos, generando información histórica y necesaria para poder realizar misiones posteriores, como una MEx-2; incluso un proyecto a futuro para construir una estación de entrenamiento análoga de astronautas en nuestro país.

“Sí, quiero ser astronauta y el camino que llevo creo que ha sido el correcto, pero también busco acercarse a otros jóvenes para motivarlos a participar en misiones análogas. Mi objetivo es que alguno de ellos participe el próximo año en el MEx-2”, declaró Tania María a UNAM Global.

De hecho, la convocatoria para pertenecer al MEx-2 ya está abierta, pues la idea es “formar a los futuros astronautas análogos”.

Los integrantes de la misión también son apoyados diariamente por diversos profesores, como Betel Martínez Valdés, de la Facultad de Psicología de la UNAM, quien realiza un monitoreo psicológico enfocado a entender las diferentes emociones vividas por las personas en un ambiente de aislamiento, y con recursos limitados de alimentación y comunicación, con la idea de prevenir futuros conflictos. Mientras que Carlos Salicrup, especialista en medicina aeroespacial, efectúa el monitoreo médico de los tripulantes.

Esta información y todo lo arrojado de la Misión de Exploración 1 (MEx-1), así como la convocatoria para el MEx-2 se puede consultar diariamente en la cuenta de Facebook @MDRS MEx-1.

Proceso
Niza Rivera
Ciudad de México
Viernes 21 diciembre de 2018.


•    Un suplemento alimenticio para pacientes de cirugía bariátrica y un estimulador electrónico neuronal para atender problemas gástricos son parte de los desarrollos

A fin de desarrollar tratamientos y dispositivos de bajo costo que ayuden a mejorar la salud de la población más vulnerable, la UNAM instaló la Unidad de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET), en el Hospital General Doctor Manuel Gea González.

Actualmente, los universitarios trabajan en un suplemento alimenticio de origen vegetal para pacientes sometidos a cirugía bariátrica, en un estimulador electrónico neuronal que ayude a atender problemas gástricos, así como en el desarrollo de trocares para cirugías laparoscópicas, cuyos componentes pudieran ser reutilizables.

También, en un sistema para medir la presión en el esófago y estómago, y en uno de visión por computadora para analizar destrezas de médicos que realizan cirugías laparoscópicas.

Miguel Ángel Bañuelos, coordinador de la unidad, explicó que este centro constituye un puente de colaboración entre especialistas en ingeniería y física con médicos de alto nivel del hospital, a fin de contribuir a la solución de los problemas del país.

Este espacio se estableció a partir de un convenio entre la UNAM y el Hospital General Doctor Manuel Gea González, firmado en 2015, y en abril de 2017 se iniciaron las labores con el apoyo del director del hospital, Octavio Sierra Martínez. A esta unidad le antecede otra del CCADET, en el Hospital General de México.

Las investigadoras María Soledad Córdova e Isadora Martínez Arellano están a cargo del suplemento alimenticio para pacientes de cirugía posbariátrica, elaborado con harinas de cereales y leguminosas. Martínez –quien cuenta con apoyo de las cátedras Conacyt– comentó que este proyecto ha implicado el diseño del producto, procesamiento y pruebas de anaquel, sensoriales, de aceptación y tecnofuncionales.

Para los pacientes –con obesidad mórbida y que no responden a tratamientos comunes– es importante tener acceso a los suplementos y que sean de bajo costo, pues actualmente pueden requerir de hasta dos mil pesos a la semana para adquirirlos y mantener un buen estado nutricional. “Después de varias pruebas ya tenemos un primer producto que puede ser sometido a un protocolo clínico”, expuso Córdova, doctora en Biotecnología.

En tanto, Miguel Ángel Bañuelos explicó que a partir de la bioelectrónica desarrolla un neuroestimulador que ayudará a atender problemas gástricos y de estreñimiento crónico, los cuales además de generar fuertes dolores, son un riesgo para la salud, pues no permiten a los pacientes liberar bacterias y toxinas que generan infecciones.

Leopoldo Ruiz Huerta, quien forma parte del Laboratorio Nacional de Manufactura Aditiva Digitalización 3D y Tomografía Computarizada (MADiT), indicó que trabaja en trocares para cirugía laparoscópica, con componentes que puedan ser reutilizables. Estos dispositivos son los puertos de acceso para realizar las cirugías abdominales.

El Hospital General Manuel Gea González, agregó, se ha especializado en este tipo de cirugías y los trocares están directamente asociados a los costos de las mismas. “Al menos se requieren tres de ellos por cada cirugía, dependiendo de su especialización. La idea es trabajar en uno que pueda ser reutilizado en la mayoría de sus componentes”, expuso el investigador.

Alberto Caballero Ruiz, también adscrito al MADiT, labora en sistemas de medición de presión en dos estructuras del sistema gástrico –estómago y esófago–, que ayudarán en la atención de pacientes con disfagia –imposibilidad de tragar–, esófago de Barrett y esófago de cascanueces.

Finalmente, Alfonso Gastelum Strozzi desarrolla un sistema de visión por computadora para analizar destrezas de cirugía laparoscópica. Actualmente los médicos presentan un examen de habilidad que consiste en hacer amarres y nudos a contra reloj.

La ventaja de analizar sus habilidades por computadora permitirá conocer la velocidad de sus movimientos y contar con mayor información para tener una evaluación menos subjetiva de la capacidad del futuro cirujano, concluyó Bañuelos.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 21 enero 2018.


•    “Deben participar aportando ideas, analizando académicamente los proyectos de los distintos partidos políticos y estimulando la participación ciudadana”, subrayó el rector de la UNAM

•    Participó en el conversatorio “Diálogo sobre la autonomía en las universidades”, en el marco del 95 aniversario de la autonomía de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí

•    “La autonomía es la libertad e independencia de las instituciones de educación superior para determinar el rumbo de la educación que imparten, la investigación que realizan, y gestionar y administrar sus recursos”, añadió


El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, dijo que las universidades públicas no deben convertirse en arena de las contiendas político electorales en este 2018.

Sin embargo, destacó, sí deben estimular la participación ciudadana de sus estudiantes y académicos, así como fomentar la discusión académica de las propuestas de los distintos candidatos y partidos políticos.

“Las universidades deben participar aportando ideas a los proyectos de los distintos partidos políticos por igual, permitir la participación de estudiantes y académicos, pero procurar que las casas de estudio no sean terreno de campañas políticas”, dijo en entrevista previa a su intervención en el conversatorio “Diálogos sobre la autonomía en las universidades”, con rectores de las más importantes universidades públicas del país, en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

Graue indicó que este año las instituciones de educación superior tuvieron marginales o nulos incrementos presupuestales, y que por ello deberán ser más eficientes y cooperar entre sí para hacer frente a los retos comunes como incrementar la cobertura y fortalecer su autonomía.

En el Centro Cultural Universitario Bicentenario de la UASLP, en donde se llevó a cabo el evento, en el marco del 95 aniversario de la autonomía de esta casa de estudios, Graue subrayó la importancia de que las universidades públicas refuercen y defiendan este valor, pues explicó  que ello representa la posibilidad de autogobernarse.

La autonomía, prosiguió, es la libertad e independencia de las instituciones de educación superior para determinar el rumbo de la educación que imparten, la investigación que realizan, y de gestionar y administrar sus recursos.

Las universidades, agregó, son el gran motor de cambio social, y deben analizar y aportar soluciones para resolver problemas como la desigualdad y la inequidad en el país. “Deben seguir teniendo la capacidad de autogobernarse, de estudiar y servir al país, en forma independiente del Estado y de cualquier corriente ideológica”.

En el diálogo también participaron los rectores de la UASLP, Manuel Fermín Villar; de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla; de la Autónoma de Nuevo León, Rogelio Garza Rivera, así como el secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, Jaime Valls Esponda.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 10 enero 2018.


Para que México pueda crecer y desarrollarse, es necesario que se invierta más en ciencia, formar más científicos y que la industria invierta más en innovación, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Durante la inauguración de la Primera Feria Nacional de Investigación en Medicina Traslacional e Innovación, el rector expuso que el país es la decimoprimera economía a nivel mundial, pero ocupa el sitio 55 de 138 en el Índice Global de Competitividad.

En cuanto a la calidad de sus instituciones científicas, explicó, México ocupa el lugar 44; el 55 en la disponibilidad de científicos, el 67 en capacidad de innovación y el 76 por el gasto privado destinado a la investigación.

“Nos hace falta comunicarnos mejor, formar de manera urgente más científicos e, indudablemente, seguir mejorando la inversión en ciencia –que aparentemente este año no va ser mucho.

“Nos hace falta que como aplicadores de la ciencia colaboremos en pensar en qué innovamos y que la industria se involucre más para que podamos crecer y desarrollarnos”, destacó Graue ante el secretario de Salud federal, José Narro y el director General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero.

En el evento estuvieron también presentes el coordinador de Ciencia, tecnología e Innovación de la Presidencia, Elías Micha Zaga; el titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Guillermo Ruiz-Palacios y Santos; el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, Guillermo Funes, entre otros.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 4 diciembre 2017.

Página 1 de 4

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter