Corrupción es “la pata más flaca” de la clase política, asegura el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers; afirma que la desconfianza en el sistema debilita la democracia

 

La corrupción es “la pata más flaca” de todo nuestro sistema administrativo público”, dijo el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el médico oftalmólogo que este año cumple su segundo aniversario al frente de la Universidad diagnosticó al país y su sistema democrático: tiene muchos problemas, entre ellos están la inequidad, la corrupción, la impunidad y la inseguridad, “con estas características, una democracia perfecta no puede existir”, dijo.

Confió en que “por vez primera” se manifieste una “gran participación social” en el proceso electoral para elegir al Presidente y renovar la Cámara de Diputados, en el cual “se va a reflejar mucho de este país desesperanzado, enojado, harto de la impunidad y la desigualdad”.

Sobre la construcción de un Frente Ciudadano, Graue lo ve bien, el mayor freno que advierte está en los intereses de los propios partidos.

Señaló que la democracia “es muy costosa” y que es necesario adelgazarla. ¿En dónde debe ir el recorte? En el costo de las campañas electorales y en el Congreso de la Unión, puesto que “se me hace muy cara esta democracia y, para el costo que tiene, debiésemos aspirar a tener unas campañas electorales de alto nivel, al menos eso se merecen los ciudadanos”.

Usted es médico de profesión, ¿qué diagnóstico le da a la democracia mexicana?

—Primero voy a hacer el diagnóstico del país. Es un país que tiene unas grandes desigualdades, donde la mitad de la población está en pobreza, 30% en condiciones de vulnerabilidad social. Tiene muchos problemas. En consecuencia, se nos ha venido haciendo cada vez más inseguro y esto campea en la impunidad y la corrupción. En este país, con estas características, una democracia perfecta no puede existir.

¿Y el diagnóstico de la democracia en nuestra nación?

—Tenemos un régimen pluripartidista, de diversas ideologías que por vez primera se va a manifestar de forma muy importante. Veo venir una gran participación social en la que se va a reflejar mucho de este país desesperanzado, enojado, harto de la impunidad y la desigualdad. Para combatir este ánimo nacional hay que tener una democracia en la que los partidos participen con propuestas, distintas, por las distintas ideologías, pero que deben tener puntos de coincidencia para desarrollar a la nación. Veo una democracia que ojalá se comporte el próximo año de una forma cívica, con conciencia de [que] lo que va a votar representa el interés de los distintos cuerpos políticos de la nación. Es una democracia muy costosa, tal vez habría que adelgazarla.

¿Cómo?

—Todas las minorías deben ser representadas en los cuerpos legislativos de la nación, pero son muchos: 128 senadores y 522 diputados, con un cargo al erario de 11 mil millones de pesos que van a costar las elecciones. En un país pobre, estos costos no debieran ser tan elevados.

¿El costo de las elecciones o el costo de la democracia?

—El costo de las campañas. Se me hace muy cara esta democracia y, para el costo que tiene, debiésemos aspirar a unas campañas electorales de alto nivel, al menos eso se merecen los ciudadanos.

Desconfianza en la clase política

¿Qué riesgos va a tener esta contienda electoral?

—El principal es que la desconfianza en la clase política es alta. Tanto, que hasta el día de hoy [cuando se realiza la entrevista] tenemos 36 candidatos que se han registrado como independientes (...) Es una de las muestras del porqué y cómo está la confianza ciudadana en los partidos políticos. Como no hay confianza en los partidos, tampoco se tiene una plena confianza en el proceso. Ojalá los partidos políticos no aprovechen esta desconfianza en la clase política para permear la desconfianza en el resultado electoral. Debemos tener confianza en las instituciones, porque las hemos construido nosotros y las hemos construido bien.

¿Qué espera del Congreso, que también se va a elegir?

—Que hagan su papel, los congresos están fundamentalmente para legislar. Deben legislar en bien de la nación. Que sean respetuosos, honorables, que busquen el interés de la nación y estén comprometidos por disminuir la desigualdad social.

¿Cuál es el llamado de la Universidad para la próxima contienda?

—A una contienda idealmente de consenso sobre el desarrollo del país, con sus variantes en la ideología de los partidos, a campañas propositivas, que no sean de denostación. Eso nos gustaría escuchar.

Así como están los partidos, ¿sería posible llegar a un debate?

—No estoy viendo que así suceda todavía, esperemos las precampañas. ¿Hay el ánimo para hacerlo? No se ha notado hasta el momento.

¿Qué va a aportar la UNAM para que estas elecciones se desarrollen de manera pacífica?

—Confianza en las instituciones, para que el país procure ir por un mejor camino.

¿Cómo ve las candidaturas independientes? ¿A un ciudadano como candidato?

—Con buenos ojos, veo que es parte de la apertura democrática: la posibilidad de que existan candidatos ciudadanos, independientes, desligados de las ideologías políticas características de nuestro sistema. No lo veo mal, tal vez sea un exceso que sean 36 [independientes]. Estoy a favor de que existan, lo cual no quiere decir que esté a favor de un candidato independiente, pero me parece una gran idea.

Propuestas con madurez

¿Cuáles son los principales retos para los independientes?

—Para empezar, lograr ser candidato y luego poder permear a la sociedad con propuestas y consenso. Que asuman sus propuestas con madurez y responsabilidad, lo mismo para los partidos políticos.

¿Usted se ve a sí mismo como candidato?

—No, ni pensarlo... ¡Ni se le ocurra!

¿Por qué?

—Para empezar no se me antoja. Estoy muy a gusto aquí, me encanta mi Universidad, yo no nací para eso.

¿No le gusta la política?

—No pertenezco a ningún partido político, no tengo credencial de ninguno. Siempre me interesa como ciudadano el acontecer político, pero hasta ahí.

¿No le gustan los políticos?

—La clase política, independientemente del color del partido, no ha podido permear con confianza hacia la sociedad. Creo que entre los distintos candidatos, como al interior de los partidos, hay gente de primer nivel en todos los sentidos.

El próximo Presidente, ¿partidista o independiente?

—Quien sea que asuma con responsabilidad su encargo, que no pretenda ser un gran líder sino que aspire a administrar este país, que consiga erradicar los grandes problemas de México o al menos encaminarlos, una mejor distribución de la riqueza, que camine por un trayecto de respeto a la ley, que no exista la fragilidad del Estado de derecho; que la corrupción se erradique en todo y que responda a los intereses de la nación.

Presidente honesto

¿Cómo debería ser el próximo Presidente de México?

—Con una sólida integridad moral, sin condiciones; trabajar intensamente por el país, por los pobres. Que sea una gente honesta y si puedes agregar a eso una experiencia política y administrativa, sería mejor.

¿Cómo ve la conformación del Frente Ciudadano por México?

—Lo veo bien, en principio. En el tema de conseguir consensos y encontrar puntos de común acuerdo para procurar un país mejor, un sistema de estos frentes y coaliciones sería bien visto. Habrá que ver si se puede consolidar realmente una coalición importante.

¿Cuáles serán los frenos de este Frente Ciudadano?

—Los propios intereses de los partidos, por supuesto.

¿Qué debilita la credibilidad de la democracia?

—La desconfianza que ha generado la clase política y que debilita un sistema electoral bien armado, participativo por parte de la ciudadanía y que tiene altos niveles de seguridad. La desconfianza debilita el resultado democrático y eso es lo que no hay que permitir.

Corrupción, el problema más grave

¿De qué pata cojea la clase política mexicana?

—La corrupción es probablemente la pata más flaca de todo nuestro sistema administrativo público y a eso hay que sumarle un cierto grado de impunidad: hay de todo, desde los extremos hasta una falta de transparencia en algunas decisiones de las políticas administrativas. Esa parte la veo débil, hay que fortalecerla.

¿Los escándalos de corrupción de los ex gobernadores van a tener un impacto en las elecciones?

—Claro, genera una gran desconfianza en esos partidos y en esa clase política que llegó al poder.

¿Cómo vio la respuesta de los partidos políticos de regresar una parte de los recursos que reciben para apoyar las labores de reconstrucción del país? ¿Es una medida populista?

—Hay de todo. Es algo muy razonable que en el momento en el que está el país, se gaste menos en campañas. El político debe tener un contacto directo con la sociedad. Todo lo que se ahorre es bueno, sobre todo en los momentos que vive la nación. En algunos podrían ser medidas populistas, si se le quiere leer así. Yo quisiera pensar que la aportación que existe de los partidos a la reconstrucción de la nación es de la mejor intención.

¿Cómo abaratar el costo de la democracia en nuestro país?

—Disminuir los costos de campaña, son altísimos. Los tiempos están bien, pero todo lo que hay alrededor de esto, los medios de comunicación, la televisión, los espectaculares, todo eso es altísimo cuando lo que se debe escuchar son propuestas.

Solidaridad de los jóvenes

¿De qué manera impactarán los sismos en el proceso electoral?

—Con mayor participación ciudadana. Todos lo vimos, la solidaridad, sobre todo, y muy particularmente de los jóvenes, que no siempre se han interesado en los cambios políticos del país y en la participación electoral. Creo que en esta ocasión los vamos a ver de forma mucho más numerosa. Se van a interesar en los problemas de la nación, fueron muy solidarios con los damnificados. Independientemente de que algunos partidos políticos regresen el dinero o no, lo que vamos a ver va a ser una mayor participación de la sociedad y de los jóvenes.

¿La clase política estuvo a la altura de la respuesta de la sociedad y de los jóvenes?

—La administración pública, en general, y la clase política, en particular, siempre se ven rebasadas por eventos como el que vivimos. Me parece que la clase política sí estuvo a la altura de las circunstancias: los partidos no utilizaron la tragedia para mermar con ella, y la administración pública estuvo rebasada, porque siempre está rebasada cuando la sociedad se vuelca, pero creo que se hizo lo posible, no estuvieron mal.

Reconocer a Fuerzas Armadas

¿Por qué no ha logrado alcanzar la administración pública a la sociedad civil?

—Parte de las instituciones es el Ejército y la Marina, que tienen a su cargo el Plan DN-III, estuvieron magníficos, admirablemente bien. Deberían recibir el reconocimiento de todos los ciudadanos. Lo hicieron muy, muy bien. Yo no vi lucrar, cuando menos no de forma significativa, a los partidos políticos con la ayuda. La ayuda llegó a los damnificados.

¿Va a haber un antes y un después de los sismos en la política de nuestro país?

—Y un presente. Siempre que ocurre un acontecimiento de esta naturaleza, cambia la sociedad, 1985 nos cambió, este 2017 nos vuelve a cambiar y en general lo hacemos para bien, para estar más conscientes y protegidos. Esa es la forma en que se construye la sociedad y la nación.

¿Cómo ve a los jóvenes y cómo incentivarlos para que participen y se involucren en las elecciones?

—Yo creo que van a participar por lo que vimos en estos días. Van a estar en las urnas manifestando su derecho ciudadano a escoger el rumbo que el país debe llevar. A nosotros nos toca propiciar el debate político, la conciencia y la importancia del voto. No propiciar campañas electorales dentro de las instituciones. Tenemos un par de proyectos con el INE para informar a los jóvenes del proceso, que se va a llevar a cabo durante los siguientes meses. Aunque no lo hiciéramos, van a participar de forma directa.

El Universal
Teresa Moreno
Ciudad de México
Martes 24 octubre 2017.


La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha recibido, hasta la tarde de este domingo 15 toneladas de víveres para los damnificados en Chiapas y Oaxaca por el sismo.

El centro de acopio, ubicado en las astas del Estadio Olímpico Universitario, se instaló este sábado a las 9:00 horas.

"El día de ayer recaudamos entre 8 y 9 toneladas de víveres, ahorita ya llevamos cerca de la mitad del camión de 30 toneladas, por lo que consideramos que llevamos unas 15 toneladas", explicó Raúl Flores, director de Protección Civil de la UNAM.

Detalló que la intención es llevar todo lo recibido en estos dos días en un sólo viaje, por lo que están a la espera de que la Coordinación Nacional de Protección Civil les indique a dónde llevarlo, si a Oaxaca o a Chiapas.

En entrevista con REFORMA, Flores recordó que en el centro de acopio de la UNAM reciben alimentos no perecederos como latas de atún, sardina y verduras, sal, azúcar, café, aceite, leche en polvo, sopa de pasta, galletas, mayonesa, agua embotellada y comida para mascotas.

También productos de higiene personal como papel sanitario, servilletas, pañales, toallas femeninas, cepillos dentales, champú y jabón de tocador.

Lo mismo que artículos de limpieza como limpiador de pino, cloro, cubetas, escobas, jaladores, franelas, jergas y cepillos.

"Lo que no solicitamos es medicamentos ni ropa, porque no tenemos la forma de operar para ir viendo qué está caduco y qué no, qué sirve y qué no", afirmó.

Señaló que no hasta ahora no hay una fecha límite de cuándo se cerrará el centro de acopio.

"Se va evaluando día con día para ver hasta cuándo es necesario continuar o si se suspende", aseguró Flores.

Reforma
Isabella González
Ciudad de México
Domingo 10 septiembre 2017.


•    La incapacidad de un sistema educativo formal, el empobrecimiento socioeconómico y los altos niveles de violencia en los contextos familiares y comunitarios, factores que orillan a los pequeños a abandonar sus casas, dijo Pedro Hernández, de la ENTS de la UNAM

•    La calle es un gran mercado que proporciona a quienes la habitan dinero, comercio y ejercicio precoz de la sexualidad

La incapacidad de un sistema educativo formal, el empobrecimiento socioeconómico de las familias y los altos niveles de violencia en los contextos familiares y comunitarios, orillan a los niños a abandonar sus casas y “adoptar” las calles como su nuevo hogar, consideró Pedro Hernández, académico de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM.

La calle es una opción y un espacio de vida para algunas poblaciones. “Quienes algún día fueron niños de la calle han alargado su permanencia en ella y hoy tenemos la tercera generación que ha nacido en ese medio y no conocieron un hogar”, dijo.

La calle es un gran mercado que proporciona a quienes la habitan dinero, comercio, ejercicio precoz de la sexualidad, relación grupal, que podría basarse o no en la violencia. “A fin de cuentas, es el lugar y el espacio en el que cada quien decide permanecer y desarrollar sus actividades. Antes era un medio de sobrevivencia y hoy es, además, una elección viable, estable y duradera de vida para algunos de ellos”.

Según datos de la Encuesta Intercensal 2015 (Inegi), uno de cada dos niños se encuentra en situación de pobreza, condición que los coloca en riesgo y alta vulnerabilidad; un importante número de ellos vive situaciones permanentes de violencia verbal y física, además de un alto índice de abusos sexuales.

El abuso de alcohol y drogas en casa, así como la carencia de relaciones positivas y de un proyecto de vida entre los integrantes de la familia, suelen ser condiciones que expulsan a los pequeños a las calles.

Aunque siempre ha existido este fenómeno, en la década de los 90 surgió un boom de la visibilización de la población callejera; los infantes comenzaron a ocupar más la calle y el fenómeno social de los desamparados se hizo más notorio. Sin embargo, “hoy ya los consideramos parte del paisaje urbano, es decir, se han vuelto a invisibilizar”.

Entonces se habló de los menores en situación extraordinaria, de una minusvalía; un grupo al que había de proteger con medidas asistencialistas y proteccionistas, niños trabajadores, indígenas, migrantes; “menor de la calle” fue uno de los primeros nombres que se les dio.

A partir de ahí surgieron organismos civiles, algunos con medidas asistencialistas, otros desde la mirada proteccionista, y un sinfín de campañas mediáticas para “rescatarlos” del espacio público.

Los derechos de la población callejera han sido vulnerados: desde el mismo núcleo familiar, la comunidad educativa, los servicios de salud, hasta la sociedad en general. El asistencialismo es un remedio inmediato, pero no considera soluciones a largo plazo, aclaró.

Considerar al niño como sujeto de derecho, permite establecer perfiles de la población, identificar a la que habita en la calle, analizar la relación con su espacio, detectar ciertos matices de este fenómeno social. “No son iguales los grupos que habitan esos espacios, por lo que deben proponerse estrategias focalizadas de acción y diferenciar sus problemáticas”.

Hoy se habla de la cultura callejera, donde hay lenguaje, costumbres y la transmisión del conocimiento o bagaje para aprender a vivir y relacionarse.

La historia de cada individuo en esta posición está inserta en una historia familiar, y ésta en una sociocultural. El núcleo familiar refleja la situación social de un país, sus desigualdades, injusticias y pobreza, la población callejera es el último eslabón de esta serie de dificultades que vivimos.

“Es importante ahondar en esta mirada y no permitir que una política social inadecuada siga eliminando la responsabilidad del Estado en éste y otros temas”, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 4 de septiembre de 2017.


Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995, calificó la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París como un acto irresponsable.

Ante alumnos en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alertó sobre los riesgos de que esa nación haya declinado a dicho tratado para combatir el cambio climático.

"Me parece irresponsable la salida de la economía más grande del mundo del Acuerdo de París, un logro histórico", señaló.

Molina urgió a las naciones a implementar políticas públicas colectivas para controlar la temperatura del planeta, pues de lo contrario, alertó, aumentará hasta en cinco grados, "lo que sería catastrófico para el mundo".

"Es el problema más serio que enfrenta la sociedad. Las actividades humanas han aumentado el problema como nunca antes", subrayó.

Refirió que se ha registrado un incremento de casi un grado Celsius en la temperatura promedio del planeta durante el siglo 20 y una disminución en la masa del Ártico de 11 por ciento en las últimas dos décadas.

Además, señaló una elevación en el nivel del mar de más de cinco centímetros en los últimos 20 años.

"Aún estamos a tiempo de enfrentar el cambio climático, cuyas expresiones son evidentes en diversas partes del orbe, con sequías crecientes, olas de calor, derretimiento de zonas árticas en verano, huracanes más intensos y mayores precipitaciones e inundaciones", advirtió.

El Premio Nobel propuso optar por energías limpias, como la solar y la eólica.

"La ciencia ha demostrado la influencia del ser humano en el proceso, los cambios ya se están viendo a inicios del siglo 21 y el costo será mucho mayor, a nivel económico, ecológico y ético, si no se enfrentan", dijo.

Reforma
Ciudad de México
Sábado 12 de agosto de 2017.


Sólo una coalición puede contrarrestar la fragmentación de la izquierda dice el ex rector de la UNAM


El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, manifestó este jueves su desacuerdo con el Frente Amplio Democrático (FAD), “porque me parece que queda como una suerte de ejercicio estrictamente electoral”.

Y no se trata, dijo, de ganar una elección, sino de cambiar el orden político, económico y social del país, por lo tanto, agregó, sería deseable que los impulsores del FAD dejaran de llamarle frente “porque no ayudará al país”.

Aseguró que la única forma de contrarrestar una fragmentación de partidos de izquierda es el esquema de coalición, aunque eso, subrayó, no es sencillo porque no hay voluntad política dado que “hay muchos intereses de por medio”.

En una plática que impartió en la Escuela de Verano, organizada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el apoyo de la organización Fiedrich Ebert Stiftung, De la Fuente destacó que un frente no puede ser anti algo.

Si se va a hacer un frente anti PRI, “por supuesto que no le entro, conmigo no cuenten. Que vamos a hacer un frente anti AMLO, conmigo no cuenten. Los frentes no son anti, los frentes son pro. Crear un frente anti algo es un error garrafal, es entrar polarizados”, afirmó el exrector de la UNAM, a quien el líder de la tribu perredista Izquierda Democrática Nacional, René Bejarano, consideró como “una posibilidad” para ser candidato externo del FAD en 2018.

Acompañado de la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morla, dijo que no sabe si una coalición cambiará el actual régimen presidencialista por uno más parlamentario, pero considera que puede haber opciones intermedias para gobernar.

Señaló que las fusiones electorales entre partidos políticos formarán una fracción muy amplia que, dijo, no le gusta porque acabarán reduciéndose a una bipolaridad que quien gane lo hará por una minoría. “Y la pregunta es: ¿cómo le va hacer para gobernar?”.

Añadió: “Puede que cambie un poco la cúpula, pero soy un poco escéptico al imaginar que en un esquema tan minoritario puedas hacer algo trascendente”.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Internacional de Universidades, la opción más viable de un gobierno que cambie el rumbo del país es el de coaliciones que permitan, en contra de la fragmentación, construir una mayoría.

Y no es fácil, subrayó, “porque una coalición es algo muy distinto a una alianza electoral (…) Habitualmente esas alianzas electorales no han servido de mucho, puedes ganar, pero a la hora del festejo ya te peleaste, ni siquiera llegan juntos al festejo. No son importantes, no tienen trascendencia, me parece que no sirven de nada”.

Destacó que el gobierno de coalición puede funcionar con las agendas no sólo de los partidos, sino “de mucha gente”, para armar “un proyecto de coalición al que se sume la mayoría, con acuerdos muy explícitos, que te permita no sólo ganar una elección, sino tener una mayoría para gobernar en lo que dura el gobierno municipal, estatal o federal”.

De igual manera, consideró necesario que la política recupere su sentido humanista para reconocer las diferencias de identidades, es decir, que no se conviertan en enemigos o aliados para construir consensos.

“Las formas como tratábamos de construir consensos ya no dan, ya no hay bloques homogéneos, hoy tiene que haber mucho mayor flexibilidad. Se necesita una dosis de pragmatismo porque en la política se trata de gobernar para incidir en los planes de gobierno y construir una mejor sociedad”, indicó

Prosiguió: “Yo veo una profunda crisis en la política, en México y en el mundo. El diagnóstico es: el país está en crisis, muy bien, pero eso no resuelve nada. Creo que la política relevante es qué pasó, por qué, en dónde se nos cayó lo que pensábamos que era la gran opción para cambiar las cosas. Qué pasó en el caso de mi generación, del 68 para acá. Qué no hicimos bien, en qué fallamos generacionalmente, más allá de que cada uno haya tratado de hacer en su espacio”.

De la Fuente resaltó que la política está en crisis porque hubo una ruptura entre ésta y la economía. A partir del colapso de la URSS, de la caída de Berlín –apuntó–, empieza a surgir el término globalización, donde la economía se convierte en el motor supremo de las grandes decisiones.

Y con una política acotada, remató, “no puede haber grandes cambios”.

Rechaza De la Fuente frente anti PRI

Durante un diálogo con alumnos de la Escuela de Verano del PRD, el ex rector de la UNAM advirtió que no le va a entrar a esa propuesta de frente opositor si se presenta como algo en contra del PRI o contra Andrés Manuel López Obrador "Conmigo no cuenten", expresó.

Consideró un error denominar un "frente opositor" porque en su opinión tiene que presentarse como una opción en "pro" de propuestas de Gobierno.

"No puede ser un frente anti PRI, por supuesto no cuenten conmigo. ¿Vamos a hacer un frente anti AMLO? Conmigo no cuenten. Los frentes no son 'anti', son 'pro'", puntualizó.

Por más de 40 minutos de su exposición, destacó que la intención del PRD de promover el nombre de "Frente Amplio Democrático" le da un "llegue" a la propuesta, porque se desvirtúa en sus objetivos.

Dijo que se tiene que presentar ya ante la ciudadanía la explicación de que se trata de algo completamente novedoso y que no se ha experimentado en el País, como es el Gobierno de Coalición.

"Yo empezaría por no llamarlo frente, eso no va ayudar, un frente no puede ser 'anti', deben ser pro. Vamos incurriendo en errores con un frente anti algo, es un error garrafal", insistió.

Dijo que apoyará una propuesta de Gobierno de Coalición que presente un programa con una agenda precisa y de coincidencias sobre política económica, educación y seguridad, entre otros puntos básicos, y dejando de lado los temas controvertidos.

"Debe ser una agenda no muy extensa para que en esos puntos se pueda jalar parejo, y en otros puntos, que cada quien se sostenga para mantener el reconocimiento de las diferencias y la diversidad ideológica", indicó a los alumnos perredistas.

Se pronunció a favor del Gobierno de Coalición para el 2018 a fin de generar una "mayoría de Estado" con compromisos claros en la gestión de gobierno, lo cual no ha habido en México.

"No es armar una alianza electoral, sino un proyecto de coalición al que se sume una mayoría, con puntos muy explícitos, para ganar y tener una mayoría estable", precisó.

"Es la única forma de generar un contrapeso a una gran fragmentación que se ve (de partidos para el 2018), precisó.

También condenó que la izquierda haya perdido el discurso ideológico y la discusión de las ideas, lo que lo ha alejado de las causas sociales.

"La izquierda perdió él discurso, no lo veo, no lo oigo. La derecha reinventó un discurso que es un poco más persuasivo y eso ha ganado terreno", mencionó.

Proceso
Reforma
Rosalía Vergara
Claudia Salazar
Ciudad de México
Jueves 27de julio de 2017.


La UNAM ofrecerá para esta convocatoria del concurso de selección de licenciatura, 3,028 lugares más que el año pasado y 942 más que en 2015.

En total, la UNAM recibirá 47,127 alumnos de nuevo ingreso en sus 120 programas académicos en las áreas de ciencias-matemáticas y las ingenierías; ciencias biológicas, químicas y de la salud; ciencias sociales, y humanidades y artes, en 31 sedes académicas ubicadas en la Ciudad de México y en casi todos los estados de la República.

En esta convocatoria se ofrecieron cuatro nuevas licenciaturas: Neurociencias, Optometría (Sede León, Guanajuato), Lingüística Aplicada, y en Traducción.

El resultado del examen se publicará el 5 de agosto.

Más información en www.dgae.unam.mx

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 16 de julio de 2017.


Las universidades sí toman en cuenta las necesidades del mercado laboral para formar a sus estudiantes, pero también los educan para que sepan convivir, sean innovadores, puedan soñar y tener esperanzas, aseguró el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Educamos para desarrollar el país y está plenamente demostrado que la inversión en educación incrementa el producto interno bruto (PIB). Por cada año de instrucción ganado se aumenta 0.37 por ciento del PIB. Educamos también para que los jóvenes adquieran conocimientos, sepan hacer cosas, convivir, desarrollarse por sí mismos y sean innovadores”, dijo durante el Foro “Educación para el empleo”.

Destacó que es necesario prepararlos para el empleo y el autoempleo, principalmente porque en el país el 57 por ciento de la población económicamente activa se encuentra en la informalidad.

El rector de la UNAM expuso que en México el 71 por ciento de la educación superior es impartida por instituciones públicas, las cuales ayudan a la movilidad social de sus estudiantes. De acuerdo a cifras del Banco Mundial, por cada año de más estudios, las remuneraciones económicas pueden aumentar en un 10 por ciento.

En la educación privada se atiende al 29 por ciento de la matrícula, y si bien acogen a estudiantes de los deciles socioeconómicos más altos del país, también hay muchas familias que hacen un enorme esfuerzo para dar a sus hijos esta educación. “En ese sentido, es bienvenida la educación privada”, concluyó el rector.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 11 de junio de 2017.


•    La opacidad en el gasto es una afrenta que reclama austeridad


México necesita tener nuevas esperanzas de crecimiento y desarrollo que abatan la lacerante desigualdad social, señaló Enrique Graue Wiechers, pues dijo que ésta, junto con la impunidad e inseguridad, han generado hastío, desconfianza e insatisfacción en diversos sectores de la sociedad.

El país requiere orden en sus finanzas públicas y honestidad en el manejo de sus recursos pues la opacidad en el gasto es una afrenta que reclama austeridad, aseveró el rector de la UNAM.

Ante el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña,  Graue añadió que el “hecho de que más de una decena de gobernadores estén acusados de corrupción, desfalco o lavado de dinero es inaudito, indignante e inadmisible: no nos debe volver a suceder”, subrayó durante la entrega del “Premio Nacional de Investigación: Impulso al desarrollo de las finanzas estatales.”

A lo anterior, prosiguió, se debe añadir el contexto económico internacional poco favorable y la incertidumbre generada por la administración del presidente Donald Trump, que causa desasosiego e incertidumbre sobre el futuro profesional de las nuevas generaciones.

“Hoy estamos aquí, porque entendemos la importancia de promover y reconocer proyectos y modelos innovadores de gestión de finanzas estatales encaminadas al uso eficiente y responsable de los recursos públicos. De ahí la difícil e importantísima tarea de la Secretaría de Hacienda: el sano equilibrio entre la recaudación y las necesidades crecientes de gasto”, dijo.

En el Salón de Actos del Palacio de Minería, Graue Wiechers expuso que nadie puede gastar permanentemente más de lo que tiene, y si no se invierte en áreas estratégicas, tampoco habrá desarrollo posible para la nación. “La educación y la investigación son sectores estratégicos que no pueden ser descuidados”, destacó.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, la educación es el factor más importante para propiciar la movilidad social hacia los niveles socioeconómicos superiores pues por cada año de escolaridad, las remuneraciones económicas de un individuo pueden incrementarse hasta en un 10 por ciento, y en una nación aumenta hasta en un 0.37 por ciento su producto interno bruto (PIB).

“No quiero dejar de subrayar la importancia de invertir en educación, ciencia e innovación tecnológica. Lo que invirtamos en ellas, producirá frutos tangibles al bienestar de nuestra sociedad”, añadió Graue.

Acompañado del presidente del Grupo Financiero Interacciones, Carlos Hank Rhon, y del socio Director de PwC México, Mauricio Hurtado de Mendoza –instituciones que junto con la UNAM convocan al Premio- el rector indicó que éste se ha convertido en un espacio en donde investigadores y jóvenes universitarios, con rigor académico, aportan nuevas ideas a favor de México.

En esta tercera edición se recibieron 46 propuestas -19 de licenciatura y 28 posgrado-, de integrantes de 22 instituciones de educación superior del país. Además se utilizó un software desarrollado exprofeso por la Facultad de Economía de la UNAM para disminuir la subjetividad en los procesos de evaluación.

Los ganadores de licenciatura son: Viviana Elizabeth Zárate Mirón, alumna de la Universidad Popular Autónoma de Puebla; y Rodrigo Silva Martínez, de la Universidad de la Sierra del Sur, Oaxaca.

A nivel posgrado se premiaron los proyectos de Alfonso Mendoza Velázquez de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, e Ignacio Ibarra López, del Colegio de Tlaxcala. Además se entregó una Mención Honorífica a Guillermo Aguilera Alejo, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

A la ceremonia de premiación asistieron el gobernador de Morelos, Graco Ramírez; el secretario General de la ANUIES, Jaime Valls Esponda y el titular de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi, entre otros.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 8 de junio de 2017.


Jóvenes buscan entrar a una de las 118 licenciaturas y 56 ingenierías; aspirantes presentan examen de admisión en 17 entidades del país


La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), consideradas como dos de los mejores centros de educación superior del país, iniciaron ayer sábado y concluirán hoy la aplicación de los exámenes para aquellas personas que desean entrar a sus aulas.

Como lo señala la convocatoria del segundo concurso del examen para ingresar a la UNAM 2017, los aspirantes a ingresar a esta casa de estudios se presentaron a realizar la prueba en una jornada de tres turnos comenzando a las 08:00 horas y terminando a las 18:00 horas.

En el primer concurso de ingreso de este año, realizado en marzo pasado, la máxima casa de estudios del país aceptó a sólo 8.6% de los jóvenes que presentaron su examen de ingreso para alguna de las 118 carreras que ofrece la institución, tanto en el sistema escolarizado como en la Universidad Abierta y a Distancia.

Lo anterior representa que de los 144 mil 61 jóvenes que presentaron su examen en la primera vuelta, únicamente 12 mil 472 alcanzaron el puntaje requerido por la universidad en sus diferentes programas de estudio, lo que significa que 131 mil 589 no obtuvieron un lugar para ingresar al ciclo 2017-2018 de este centro de estudios.

Jóvenes que ayer presentaron la prueba de 120 preguntas confirmaron que, siguiendo las reglas del Operativo Mochila, fueron revisados con detectores de metal mientras realizaban la prueba.

Será hasta el próximo sábado 15 de julio cuando la Universidad Nacional informará de los resultados de este concurso de selección.

En 2016 la UNAM recibió a 16 mil 958 jóvenes y dejó fuera a 178 mil 960; es decir, sólo admitió al 8.6%. Para el examen aplicado ayer y hoy la Universidad estimó de forma preliminar que acudieron unos 72 mil jóvenes.

Buscan más ingenierías. En tanto, ayer 51 mil 714 aspirantes presentaron su examen para ingresar a alguna de las 56 ingenierías y licenciaturas que ofrece el IPN, por lo que en total este fin de semana 107 mil 296 aspirantes presentarán el examen de admisión al nivel superior para el ciclo 2017-2018.

En ambas jornadas la aplicación del examen es dos turnos, de 9 a 12 horas y de 15 a 18 horas. El año pasado de los 91 mil jóvenes presentaron su examen para ingresar, el IPN aceptó a 24 mil, esto quiere decir que sólo ingresó 26.3% de los aspirantes.

En los últimos dos años se ha incrementado el número de jóvenes que desean entrar al Politécnico, puesto que en 2015 presentaron el examen de ingreso 88 mil aspirantes mientras que este año más de 107 mil jóvenes.

En tanto que la cantidad de aceptados se mantuvo estable, en 2015 se admitieron sólo 26% de los aspirantes, mientras que para 2016 está cifra sólo aumentó 3%.

Aproximadamente a las seis y media de la mañana comenzaron a llegar los primeros jóvenes que presentaron la prueba, que consta de 130 reactivos de las áreas de Ingeniería y Ciencias Matemáticas, Ciencias Sociales y Administrativas, así como Ciencias Médico Biológicas.

Los aspirantes presentaron el examen en 32 sedes de 17 entidades: Baja California, Campeche, Cancún, Ciudad de México, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Para hoy se espera que 53 mil 714 aspirantes realicen el examen en 13 planteles del Politécnico de la Ciudad de México.

Los resultados del examen de admisión se darán a conocer el próximo 9 de julio a través de la página de internet del Instituto Politécnico Nacional.

El Universal
Astrid Rivera
Pedro Villa y Caña
Ciudad de México
Domingo 28 de mayo de 2017.

 
La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se colocó en el segundo lugar de las universidades de América Latina y en el primero a escala nacional del Ranking Web de Universidades (Ranking Mundial Webometrics), que mide la actividad científica y académica en internet entre más de 24 mil universidades del mundo.

De acuerdo con los resultados correspondientes al corte de enero de 2017, la Universidad de São Paulo se colocó en el primer lugar de América Latina, lo que la convierte en la institución educativa con mayor presencia en Internet dentro de la región.

En segundo lugar se encuentra la UNAM y, en tercero, la Universidad Estatal de Campinas, también de Brasil.

Webometrics es una iniciativa de Cybermetrics Lab, un grupo de investigación que forma parte del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC, por sus siglas en inglés), con sede en España y cuyo propósito es medir la actividad científica en Internet.

El listado se publica desde 2004 y proporciona la clasificación más completa y actualizada de más de 24 mil instituciones de educación superior de todo el mundo.

En su más reciente edición, el listado de Webometrics incluye a otras instituciones de educación superior de México que fueron clasificadas entre los países latinoamericanos, según informó la UNAM.

Entre ellos están el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional que se ubicó en el lugar 20 a nivel regional, y en el número dos en el contexto nacional.

Entre las instituciones privadas, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) se ubicó en el puesto 28 en América Latina y en el tercero en México.

Por su parte, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se ubicó en el sitio 31 regional y el cuarto nacional, y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) fue clasificado en la posición 32 regional y quinta a escala nacional.

Proceso
Ciudad de México
Martes 21 de febrero de 2017.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter