El pasado fin de semana, el presidente y varios de sus ministros almorzaron con el embajador de EE.UU. en Brasil, Todd Chapman.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de 65 años y un escéptico de la pandemia, informó este martes que dio positivo en la prueba de coronavirus, pero que se encuentra "perfectamente bien".

"Estoy bien, estoy normal, en comparación a ayer [lunes], estoy bien. Estoy hasta con ganas de caminar, pero por recomendación médica no lo haré", dijo Bolsonaro, con la mascarilla puesta, en una entrevista colectiva a la prensa en su residencia oficial.

El mandatario explicó que los síntomas comenzaron el domingo con malestar y cansancio y se agravaron el lunes, cuando tuvo 38º de fiebre. Este martes su temperatura bajó hasta los 36º.

El presidente se está tratando con hidroxicloroquina, un fármaco del que es un fiel defensor, a pesar de que no se ha comprobado su efectividad para combatir el virus.

"La vida continúa y es necesario cuidar a los ancianos, pero no hay necesidad de entrar en pánico", manifestó Bolsonaro, que los próximos días trabajará por videoconferencia.

Pocos minutos antes de finalizar la entrevista, se alejó de los periodistas y se quitó la mascarilla. "Para que vean mi cara, estoy bien", volvió a decir. De la misma forma que ha comentado durante toda la pandemia, subrayó que los efectos colaterales para luchar contra el virus no pueden ser peores que la propia enfermedad. "¿Tenemos que preocuparnos por el virus? Sí. Pero también con el tema del desempleo, que está ahí", aseveró.

El pasado fin de semana, Bolsonaro y varios de sus ministros almorzaron con el embajador de EE.UU. en Brasil, Todd Chapman. Todos posaron sin mascarilla y sin respetar la distancia social.

"No hago milagros"

Durante estos meses, el mandatario no ha cumplido con las recomendaciones sanitarias y ha asistido a numerosos actos públicos sin mascarilla, sin respetar el distanciamiento social y provocando aglomeraciones entre la población. También se ha opuesto al cierre de los comercios y a las cuarentenas.

Con 1.623.284 infectados y 65.487 muertos en el país, el mandatario ha flexibilizado la ley sobre el uso de la mascarilla en lugares públicos como medida preventiva para evitar los contagios.

El hecho de que Bolsonaro nunca lleve mascarilla en Brasilia, de uso obligatorio desde el 30 de abril, llevó a un juez federal a obligarle a utilizarla en espacios públicos, pero otro magistrado anuló el fallo días después al considerarlo "innecesario".

Desde que comenzó la pandemia, el presidente ha dejado una buena colección de frases en las que ha menospreciado la situación. "¿Qué quiere que haga? Soy Mesías, pero no hago milagros. La vida es así", dijo al ser preguntado sobre las muertes por el virus, y refiriéndose a su segundo nombre, Mesías.

"Mañana seré yo. Lógicamente, uno quiere tener una muerte digna y dejar una buena historia", añadió.

En otra ocasión, aseguró que si llegaba a contagiarse no tenía de qué preocuparse gracias a su pasado de atleta. "No tendría ningún síntoma: como mucho una gripecita, un pequeño resfriado", afirmó.

Tres pruebas previas

El mandatario se había realizado ya tres pruebas de detención del coronavirus, pero no quiso hacer públicos los resultados. En mayo, el diario O Estadao de S. Paulo exigió conocer las pruebas y la Corte Suprema obligó al Gobierno a presentarlas. Todos los resultados dieron negativos.

La polémica gestión de la crisis por parte de Bolsonaro provocó la salida de dos ministros de Salud, uno fue despedido y el otro dimitió.

También ha protagonizado toda una serie de encontronazos con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ha ignorado repetidamente las medidas aconsejadas por el organismo internacional. "Ningún país es inmune y ningún individuo está a salvo. Esperamos que su excelencia el presidente esté bien y se recupere rápidamente", declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, al conocer la noticia.

Bolsonaro es el cuarto jefe de Estado a nivel mundial que ha contraído el coronavirus. Le anteceden el primer ministro británico, Boris Johnson, el príncipe Alberto de Mónaco y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

RT
Sao Paulo, Brasil
Martes 7 de julio de 2020.


Juan Arias  


La última palabra la tendrán el Congreso y el Supremo, las dos instituciones que pueden intervenir en una posible destitución del presidente brasileño


El presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, mantuvo este jueves un duelo histórico con su exministro de Justicia, Sergio Moro, que le lanzó graves acusaciones de haber querido interferir en la Policía Federal, para conocer investigaciones de corrupción sobre su familia.

Es aún pronto para saber cuales serán las consecuencias jurídicas y legales sobre tales acusaciones, pero lo que ha quedado claro es que Bolsonaro se va quedando desnudo al ir rasgando durante su mandato las tres grandes banderas en las que se enfundó durante la campaña electoral y le llevó a la victoria en 2018.

Se trataba de la lucha severa contra la corrupción política que en aquel momento avergonzaba al país y que el candidato a la presidencia juró perseguir. Fue así que aceptó que el paladín en aquel momento de dicha lucha contra la corrupción, el entonces juez de la Lava Jato, Sergio Moro, entrara en su Gobierno como un superministro de Justicia. Fue su primer gol.

Esa bandera la fue perdiendo en la medida en que fueron apareciendo posibles escándalos de corrupción dentro mismo de su familia. Hoy, Bolsonaro, acosado en su presidencia, se está refugiando incluso en los viejos diputados envueltos también ellos en escándalos de corrupción para que le puedan salvar de un posible proceso de impeachment en el Congreso contra él. Y acaba de perder a su mejor espada, el ministro de Justicia, que decidió dejar el Gobierno y lanzar contra él acusaciones tan graves que ahora analizará el Supremo y podrían acabar obligándolo a dimitir.

La segunda bandera era la de acabar en Brasil con la llamada vieja política que gobernaba haciendo acuerdos poco republicanos con los diputados ofreciéndoles cargos y prebendas para conseguir aprobar los proyectos del Gobierno.

Bolsonaro había jurado deshacerse en su mandato de aquel viejo estilo de Gobierno para gobernar “escuchando más al pueblo” que a los diputados y senadores.

Dicha bandera que le valió muchos votos en las elecciones, incluso de brasileños que no gustaban de su cariz militar totalitario, pero que estaban insatisfechos con dichas formas de gobernar de espaldas a la gente, se le ha caído al suelo. Y está intentando formar una mayoría que nunca tuvo en el Congreso y sin la cual vio que era imposible gobernar. Y lo está haciendo con los métodos de la más rancia vieja política.

Le queda, a medio caer, la última bandera: la de llevar a cabo una política neoliberal, de menos Brasilia y más Brasil, menos Estado y más capital privado. Para aquella bandera había escogido al economista de la Escuela de Chicago, el superliberal Paulo Guedes. Una bandera que pretendía revertir la desastrosa política económica de los Gobiernos de Dilma Rousseff, que dejó 14 millones de trabajadores en la calle.

Esa bandera liberal ya está también prácticamente marchita y la prensa habla abiertamente que después de la salida del ministro estrella, Moro, estaría ya preparándose la salida de la estrella económica Guedes que habría perdido la confianza del presidente que pretende revertir la política económica para dar paso a un populismo que le pueda ayudar en la reelección.

Este viernes fue significativo que durante el discurso de Bolsonaro para responder a las acusaciones de Moro, durante el que estuvo rodeado por todos los demás ministros, el único sin traje y corbata, en mangas de camisa y con la máscara contra el coronavirus, fue el ministro de Economía. Guedes con la máscara mostraba su contrapunto al presidente, que insiste en minimizar la pandemia y sigue abrazando a la gente en la calle y pidiendo que todo vuelva a la vida normal mientras el número de muertes se está ya multiplicando en mayor velocidad de lo que ocurre en España.

Despojado de las tres banderas que le dieron la victoria, el presidente, cuyo Gobierno hace aguas por todos lados, aparece cada momento más desnudo y solo. Le quedan los ministros-generales del Ejército, cuya reacción ante las graves acusaciones lanzadas por Moro nadie sabe si decidirán arropar al presidente desnudo o si harán algún malabarismo para cubrir su desnudez con su voto de confianza.

Los próximos días serán decisivos para conocer si una vez más, la presidencia caerá en manos del vicepresidente, el general Hamilton Mourao. La última palabra la tendrán ahora el Congreso y el Supremo, las dos instituciones que pueden intervenir en el cese de un mandatario.

Es un momento que para Brasil no podía ser más crítico ya que el coronavirus, además de llevarse cada día más vidas, está produciendo una grave crisis económica con millones de brasileños, que sin poder trabajar, vuelven a los años terribles del hambre y de la miseria.

Juan Arias
Sao Paulo, Brasil
Sábado 25 de abril de 2020.


•    ¿Quién es Luis Fernando Camacho, el hombre que encabeza el golpe de Estado en Bolivia y que promete que 'Dios volverá al Palacio'?

•    Camacho estaría relacionado con los Panama Papers; habría operado como intermediario para "coadyuvar a personas y empresas a esconder sus fortunas en entidades offshore, lavar dinero y establecer esquemas de evasión de impuestos".

Luis Fernando Camacho se presenta a sí mismo en twitter como "presidente del Comité pro Santa Cruz, abogado y padre de tres hijos". Dice luchar "no con armas sino con Fe", pero es la cara visible del golpe de Estado contra Evo Morales. ¿Quién es el hombre que ayer entró al Palacio de Gobierno y rezó arrodillado en el piso con una Biblia sobre la bandera boliviana?

Lo llaman 'El macho', lidera la organización civil más importante de la zona más rica de Bolivia, es parte de una de las dos grandes logias de la zona (Los Caballeros del Oriente) y junto a su familia forma parte del Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida S.A., compañías vinculadas a los seguros, el gas y los servicios. Tiene 40 años, es abogado de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra e hizo una maestría en Derecho Financiero y Tributario en la Universidad de Barcelona.

Las empresas familiares

A mitad de este año, los medios locales informaron que Camacho estaría relacionado con los Panama Papers: a través de la creación de tres sociedades (Medis Overseas Corp., Navi International Holding y Positive Real Estates) habría operado como intermediario para "coadyuvar a personas y empresas a esconder sus fortunas en entidades offshore, lavar dinero y establecer esquemas de evasión de impuestos". Así se recoge en el informe que elaboró la comisión legislativa que investigó el tema y que se presentó en septiembre de 2017. Entonces, Camacho dijo que buscaban amedrentarlo: "Yo no me voy a callar, voy a seguir manteniendo el discurso", declaró.

Para el politólogo y analista boliviano Marcelo Arequipa, "Camacho pertenece a una línea familiar histórica en Santa Cruz de una élite que siempre ha manejado el poder cívico y el poder territorial". Y relató que la situación actual en su país es como si se hubiera regresado al siglo XIX. "Es la biblia, lo conservador y la apelación a las élites económicas anteriores", dice en conversación con RT.

Para Hugo Siles, politólogo y exministro de Autonomía en Santa Cruz, "Camacho forma parte de una familia acaudalada de la zona". Y precisa a este medio: "Antes, cada usuario le costaba de 1000 a 1500 dólares conectarse a la red de gas. Esa era una de las empresas de su familia. Hoy todo eso es gratuito por la política de nacionalización donde el gas es un recurso que los bolivianos hemos recuperado para nuestra economía". Así relata algunos de los intereses concretos de su clan que fueron tocados por el Gobierno de Morales.

Un hombre de la región más rica de Bolivia

En su juventud, Camacho fue vicepresidente de la Organización Juvenil Cruceñista (UJC), una organización cuyo lema es 'No somos violentos, somos pacíficos, pero tampoco somos cobardes', y que se organiza bajo el 'hashtag' #DiosVolveráAlPalacio. Siles lo define así: "Son un grupo de choque violento, históricamente han hecho uso de la fuerza".

Los jóvenes son parte de la organización mayor que ahora preside Camacho y que entre 1981 y 1983 lideró su padre: Comité pro Santa Cruz.

Camacho lo preside desde febrero de este año. Se trata de una organización que nuclea diferentes entidades vecinales, zonales, empresariales, de trabajadores de una de las zonas más ricas de Bolivia. La región produce el 70 % de los alimentos del país y tiene un enorme potencial energético e hidrocarburífero que, tras la nacionalización de Morales en 2016, está hoy en manos del Estado.

Según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, el PBI del Departamento de Santa Cruz representaba en 2016 al 28,9 % de la Economía total del país. "Santa Cruz representa un tercio del PBI. Aquí ha organizado con inmensos recursos una movilización de gente que ha tomado las calles", cuenta Siles.

Se trata de un región rica e influyente, pero que la última vez que logró tener un presidente propio fue Hugo Banzer Suárez, quien lideró un golpe de estado en 1971 y que luego fundó un partido y ganó las elecciones presidenciales en 1997. Ya desde los inicios de la administración del MAS, el departamento cuestionó la legitimidad del gobierno.

Los 'cambas', como se definen, se organizaron en torno a los comités cívicos conducidos en aquel momento por Branko Marinković, un dirigente hijo de padre croata y madre montenegrina, e impugnaron al poder central. Fue una alianza entre las élites de los departamentos de Beni, Pando, Tarija y Santa Cruz que se llamó 'la Medialuna'. La tensión escaló y hubo hasta una incipiente guerrilla que buscó romper la unidad del estado nación. La UJC, de la que Camacho había sido vicepresidente, fue una organización clave en la escalada de la violencia.

En paralelo, en Sucre se negociaba una nueva Constitución. Ante dicho 'empate catastrófico' (así se denominó entonces), el gobierno llamó a un referéndum revocatorio en 2008 que sincerara la correlación de fuerzas. Ganó Morales, pero también ganaron la mayoría de los gobernadores. Sin embargo, la masacre de campesinos en el Porvenir en septiembre de 2008 terminó por inclinar la balanza a favor del gobierno central y obligó a los sectores más rebeldes a sentarse a la mesa de negociación.

Actualmente, según explica Siles, "en las noches, en Santa Cruz circulan autos que salen a patrullar la ciudad: negocio que ven abierto, lo cierran por la fuerza".

Persecución en nombre de Dios

Todo lo que hace Camacho tiene un muy fuerte anclaje religioso: menciona a Dios en todas sus apariciones, llevó la Biblia al Palacio de Gobierno y pide a sus seguidores que lleven a la virgen a las movilizaciones. El 4 de octubre reunió a sus seguidores "a los pies del Cristo Redentor" en Santa Cruz. Luego, posteó un video en redes sociales en el que decía que en dicho 'cabildo' habían decidido "castigar al tirano con los votos".

Camacho no se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de este octubre en Bolivia. Y, sin embargo, actualmente encabeza un golpe que tiene como argumento original la denuncia de la oposición de fraude por parte de Morales.

Él mismo se ha ocupado de dejar en claro su estilo al citar en público al más famoso narcotraficante colombiano: "Tenemos que hacer —salvando las diferencias— y sacar la agenda como lo hacía Pablo Escobar, pero solo para anotar los nombres de los traicioneros de este pueblo", dijo el 30 de octubre en un cabildo en la zona sur de Santa Cruz.

Luis Fernando Camacho
@LuisFerCamachoV
 Nuestra lucha no es con armas, es con FE.
¡Dios bendiga #Bolivia!

16,7 mil
15:30 - 10 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
6.745 personas están hablando de esto

"Esto está circulando en las redes sociales de Bolivia sobre la organización política más importante del país: el Movimiento al Socialismo. Camacho dijo que iban a anotar nombre por nombre, a lo Pablo Escobar. Esto hacen sus bases. Y por esto también es un golpe de Estado", tuiteó el politólogo Juan Manuel Karg, que adjuntó la imagen de un folleto que pide a la población hacer un registro de las publicaciones en redes sociales para encarcelar a traidores del pueblo encontrándolos rastreando su ubicación del móvil.
Juan Manuel Karg
@jmkarg
 Esto está circulando en las redes sociales de Bolivia sobre la organización política más importante del país: el Movimiento al Socialismo. Camacho dijo que iban a anotar nombre por nombre, a lo Pablo Escobar. Esto hacen sus bases. Y por esto también es un golpe de Estado ???

Ver imagen en Twitter
671
15:58 - 10 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
720 personas están hablando de esto
Cronología
Desde el 21 de agosto el Comité de Santa Cruz, junto a los de otros departamentos, y el Comité de Defensa de la Democracia (Conade) convocaron a un paro indefinido en rechazo a la candidatura de Morales. El argumento era que había perdido el referendo de 2016 en el que se preguntaba si la población estaba de acuerdo con reformar el artículo 168 de la Constitución para habilitar la reelección de manera continua. Aunque más tarde la Junta Electoral habilitó su candidatura, la oposición siguió insistiendo en que era ilegítima.

Con esa conflictividad se llegó a las elecciones generales de este 20 de octubre. Morales obtuvo el 47,08 % de los votos, lo que lo hacía triunfador en primera vuelta.

Camacho desconoció el resultado desde el primer momento, denunciando fraude electoral y convocó a un cabildo en Santa Cruz, desde el que dijo que le daba a Morales 48 horas para renunciar. Además, llamó a un paro indefinido y se autoproclamó al frente de la "unidad" opositora. En ese momento se puso por encima de Carlos Mesa (quien obtuvo el segundo puesto en las elecciones generales con el 36,5 %) e incluso por arriba del senador cruceño Carlos Ortiz, que sorpresivamente sólo obtuvo el 4,2 % de los votos.

"Camacho está siendo en los hechos el jefe político de la oposición y quien va imponiendo su agenda. Ha hecho uso de lo que se llama 'la espectacularización de la política': ha utilizado las pantallas de una manera perfecta", analizó Arequipa.

Según él, logró sumar el discurso de Ortiz ("una derecha tecnocrática") con el del coreano pastor evangélico (Chi Hyun Chung) que obtuvo un sorpresivo  8,77 % de los votos en las elecciones de octubre. "Es la suma de las derechas en Bolivia", remató.

Después de las 48 horas que dio Camacho para que Morales renuncie, convocó a un nuevo Cabildo y dio a conocer una carta en la que redacta la renuncia del entonces presidente. Desde entonces, empezó una travesía camino al Palacio para entregar la misiva.

En el medio, la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció irregularidades en algunas actas y Morales decidió llamar a nuevas elecciones "para buscar la paz".

Luis Almagro

@Almagro_OEA2015
 Comunicado del Grupo de Auditores del Proceso Electoral en #Bolivia: https://bit.ly/2NzuCIP

Ver imagen en Twitter
4.957
3:05 - 10 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
4.692 personas están hablando de esto
Pero no bajó la tensión: Camacho seguía en dirección al Palacio. Ese lugar, en Plaza Murillo, es donde trabajaba el Ejecutivo hasta agosto de 2018, que mudó sus funciones a la Casa Grande del Pueblo. Fue allí desde donde gobernó Morales a partir de entonces. Sin embargo, el líder cruceño desconoció explícitamente eso y decidió ir al antiguo edificio.

Tampoco entregaremos la carta en un edificio que construyó un partido, donde se concentra el lujo, el odio, el racismo, y el desprecio al pueblo boliviano. Será entregada en el Palacio de Gobierno, el Palacio Quemado, que representa la historia de nuestro pueblo. #BoliviaUnida

1.239
13:41 - 7 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
259 personas están hablando de esto
Es un mensaje más, dentro de muchos: "Es como un vacío de símbolos, están quemando wiphalas, negando todos los avances sociales", analizó Arequipa.


Lautaro FyM
@Lautafym
 Mientras el golpista Fernando Camacho dice “la Pachamama nunca volverá al Palacio. Bolivia es de Cristo".

En la foto, encapuchados bajan la bandera Whipala del Palacio de Gobierno.

Un día tristísimo para la Patria Grande.

Ver imagen en Twitter
116
21:20 - 10 nov. 2019

Información y privacidad de Twitter Ads
92 personas están hablando de esto
Finalmente, esa fue la escena que sacudió al mundo ayer. Minutos antes de que Morales renunciara a la presidencia, Camacho entró al Palacio de Gobierno y presentó la carta sobre una bandera de Bolivia y con la Biblia al lado.

Pablo Rendón
@pagusrendon
 Los golpistas en la sede del gobierno quitan la bandera Whipala, que representa a los pueblos indígenas de Bolivia. Para remarcar aún más la ruptura, colocan una Biblia sobre la bandera nacional.

Nomás para que conozcan la «democracia» que aplauden.

Ver imagen en Twitter
806
17:10 - 10 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
434 personas están hablando de esto
Más tarde tuiteó: "¡¡Confirmado!! Orden de aprehensión para Evo Morales!! La Policía y los militares están buscándolo en el Chapare, lugar que se escondió".

Evo Morales Ayma

@evoespueblo
 Denuncio ante el mundo y pueblo boliviano que un oficial de la policía anunció públicamente que tiene instrucción de ejecutar una orden de aprehensión ilegal en contra de mi persona; asimismo, grupos violentos asaltaron mi domicilio. Los golpistas destruyen el Estado de Derecho.

171 mil
19:29 - 10 nov. 2019
Información y privacidad de Twitter Ads
124 mil personas están hablando de esto
Pero luego —aunque ya era tarde y tras la desmentidas de la Policía— lo eliminó. Morales denunció la persecución.

RT
Julia Muriel Dominzain
La Paz, Santa Cruz, Bolivia
Lunes 11 de noviembre de 2019.



La Corte Suprema de Colombia deberá decidir la situación jurídica del expresidente en los próximos días


Bogotá ha vivido este martes un momento inédito: la declaración del primer expresidente colombiano llamado a comparecer ante la justicia, en un proceso penal por manipulación de testigos. Álvaro Uribe, que presidió el país entre 2002 y 2010 con una política de seguridad de mano dura tan alabada como rechazada, compareció a primera hora de la mañana ante la Corte Suprema de Justicia. El peso político y la popularidad de Uribe, senador, jefe del partido en el poder y mentor del actual mandatario, Iván Duque, hace que el caso trascienda el ámbito judicial.  Tras siete horas de audiencia, la Corte Suprema informó que Uribe quedó formalmente vinculado al proceso por los "delitos de fraude procesal y soborno en concurso homogéneo y sucesivo".  

Uribe llegó al tribunal en una camioneta poco antes de las ocho de la mañana, fuertemente escoltado y en medio de gritos de apoyo y de rechazo de un centenar de partidarios y detractores. Poco antes, sus seguidores se reunían en una misa por el exmandatario en la catedral de Bogotá, cercana al palacio, a la que asistieron políticos, senadores y empresarios afines al uribismo.

Tras salir del vehículo, Uribe, de 67 años, saludó a algunos correligionarios y entró sin hacer declaraciones hasta la sala de audiencias, en la que debía responder por presunto fraude procesal y soborno, delitos castigados con ocho años de cárcel. El caso tiene que ver con la supuesta manipulación de testigos, ya como senador, para que declararan a su favor en una investigación que lo vincula a grupos paramilitares.

En la calle, fuera del Palacio, se vivía una metáfora de lo que es Colombia y su polarización. De un lado, una pancarta blanca decía: “Necesitamos justicia. Uribe debe ir a la cárcel”, bien visible entre manifestantes con carteles que catalogaban al político de genocida. Del otro, seguidores de uno de los personajes más populares en la historia de la política colombiana coreaban su nombre y sostenían que la indagatoria era obra del chavismo, mientras relacionaban la interpelación judicial a Uribe con la situación actual en Perú y Ecuador. El proceso, que lleva más de un año en curso, ha exacerbado la división: los detractores, con tambores y canciones; los uribistas, con vuvuzelas que intentaban acallar los gritos de los antiuribistas. En el medio de la calle, la Policía se interponía para evitar altercados.

La causa promete ser larga, ya que la comparecencia de este martes es solo el comienzo de un largo proceso. Aunque la audiencia no era pública, se sabe que el expresidente tendría que responder al menos a cien preguntas. El tribunal deberá cotejar su declaración con la de otros 20 testigos que declararon anteriormente. A partir de ese momento, y en un plazo de 10 días, los jueces deberán decidir si lo mantienen dentro del proceso penal o lo absuelven. Si deciden seguir adelante y llevarlo a juicio, también tendrán que decidir si dictan medidas cautelares para evitar su huida o cualquier interferencia en el proceso. Todo ello, cuando restan escasas fechas para las elecciones locales del día 27.

Los ánimos se fueron agitando en el transcurso de la mañana. Adriana Torres, una monja carmelita, contaba entre lágrimas de emoción que vino a apoyar a Uribe. “Del Centro Democrático [el partido de Uribe e Iván Duque] me pagaron el pasaje en avión desde Medellín y vine porque lo quiero mucho”, contaba. Del otro lado se escuchaban denuncias de crímenes. Raúl Carvajal gritaba consignas en contra del expresidente y del también exmandatario Juan Manuel Santos: “Hoy, hace exactamente 13 años me mataron a mi hijo que era un suboficial de Ejército por negarse a cometer un falso positivo [asesinato extrajudicial]”.

Durante su mandato, cerca de 4.000 jóvenes fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales por parte del Ejército en medio del conflicto que durante seis décadas ha desangrado Colombia, y que Uribe intentó sofocar sin éxito mediante una política de abierta confrontación. Opositor al proceso de paz con las FARC, Uribe no es solo el líder del Centro Democrático —en el poder desde agosto de 2018—, sino también el senador más votado y, ahora, el protagonista de la campaña para los comicios locales.

El presidente de la Corte, Álvaro Fernando García, salió al paso de las voces que “atacan legitimidad institucional por la investigación” y pidió confiar en la justicia”. “Ninguna presión influirá en las decisiones que están obligados a tomar en Derecho los magistrados”, aseguró el presidente del Alto Tribunal. Por la noche, el expresidente Uribe se dirigió a sus seguidores desde la sede de su partido y agradeció al presidente Iván Duque que en la mañana de este martes le expresó solidaridad e hizo un recuento detallado de cómo comenzó este caso que lo tiene contra las cuerdas.

“Cuánto me duele que llamen a una indagatoria acusándome de fraude procesal. Por favor, yo lo que hice fue constatar la información que me llegaba”, dijo Uribe con su tradicional estilo de discurso de letanía religiosa. Sobre la acusación de soborno reconoció que su abogado Diego Cadena le entregó dos millones de pesos (cerca de 700 dólares) a un testigo, pero se desmarcó de esa decisión. “Si me hubiera consultado le habría dicho terminantemente que no”, aseguró. Un detalle importante porque la Corte basa su acusación en que Uribe dio consentimiento para esos pagos y ofrecimientos de beneficios judiciales.

El expresidente ha tenido discrepancias con varios de los magistrados por el capítulo de espionaje ilegal a la Corte durante su Gobierno. Y aunque al inicio de su discurso dijo que a pesar de esas diferencias “nunca desafiaría las decisiones”, más adelante sugirió que esa mala relación influyó en su caso. “Me preocupa que esta desavenencia que tuve con la Corte haya llegado a donde llegó”, dijo. En los próximos días, el Alto Tribunal deberá decidir cuál es la medida judicial contra el expresidente. Una decisión que, sin duda, sacudirá la política en Colombia.

UNA DENUNCIA DEL EXPRESIDENTE QUE SE VOLVIÓ EN SU CONTRA

C. O.

Cientos de horas de grabaciones y 40 testigos dan forma al proceso contra Álvaro Uribe y el congresista Álvaro Hernán Prada por supuesta manipulación de testigos. El caso comenzó cuando Uribe denunció al senador de izquierdas Iván Cepeda por recabar declaraciones de antiguos paramilitares en su contra. El tribunal cerró el caso contra Cepeda, pero abrió otro contra Uribe. Ahora investiga si allegados a él, y con su consentimiento, pagaron dinero y ofrecieron beneficios judiciales a exparamilitares para que se retractaran. La denuncia original de un paramilitar señala que en una antigua propiedad de la familia Uribe se creó un grupo de autodefensas.

El País
Catalina Oquendo
Bogotá, Colombia
Martes 8 de octubre 2019.


Las ciudades santuario de Estados Unidos protestan contra las políticas antiinmigrantes de Trump


Miles de estadounidenses, migrantes y defensores de los derechos de esa comunidad colmaron la Plaza Daley, en el Centro de Chicago, para protestar por la aplicación de las redadas contra los indocumentados ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y previstas para que den inicio hoy.

Mientras que el viernes hubo manifestaciones similares en Los Ángeles y en San Francisco, California, contra el operativo para detener a personas indocumentadas, ayer una concentración cercana a las 10 mil personas salió a las calles de Chicago, ciudad declarada como santuario por acoger a este grupo, para rechazar las medidas antiinmigrantes de Trump.

Los manifestantes partieron de la sede de la alcaldía rumbo a las oficinas de Inmigración federal y mientras desplegaban carteles en los que se leía “Cierren los campos de concentración”, en referencia a las instalaciones donde son recluidos migrantes en la frontera, en particular niños.

El viernes, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, quien no participó en la protesta de ayer para recorrer varios vecindarios, anunció el reforzamiento de las medidas de protección que ofrece la ciudad a los indocumentados.

Ese mismo día, las protestas contra las redadas previstas en Chicago y otras nueve ciudades del país con gran concentración de inmigrantes, iniciaron con vigilias de Luces por la Libertad, en otras zonas de Illinois, como Aurora, Galena, Waukegan y Oak Park.

También, cientos de neoyorkinos protestaron en Manhattan por los planes del Gobierno federal para repatriar a migrantes que tienen órdenes de deportación.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió que esa ciudad no cooperará con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), encargado de las redadas. El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, llamó a los extranjeros necesitados a contactar una línea telefónica establecida para ayudarlos.

Anuncia Segob defensa de connacionales por redadas

Ante el anuncio del inicio de las redadas masivas en diferentes ciudades de Estados Unidos hoy para detener y deportar migrantes, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, confirmó que el Gobierno mexicano estará pendiente y defenderá a los paisanos residentes en ese país a través de los 50 consulados que hay en aquella nación.

“Vamos a defender a nuestros connacionales a través de nuestros consulados”, dijo la encargada de la política interior.

De cumplirse la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de llevar a cabo redadas y deportaciones en contra de migrantes, las acciones comenzarán hoy, por lo que el Gobierno de México instruyó a sus 50 consulados y sedes diplomáticas en ese país -que sí laborarán el fin de semana- a utilizar su fondo de contingencia, que es, en promedio, de dos millones de dólares.

Además, activó un equipo de 400 abogados y reforzó la campaña Conoce tus Derechos para evitar violaciones a las garantías y derechos de los connacionales.

Esa campaña, además de informar sobre cómo proceder ante una eventual detención y conocer las garantías que amparan a los mexicanos, hace hincapié en la necesidad de tomar medidas preventivas como designar a tutores si las familias son separadas.

Sánchez Cordero dijo que México está regularizando a la población migrante y solamente se está deportando o devolviendo a sus países de origen a los centroamericanos que no han querido poner en regla su situación.

En este contexto, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz, dijo que se opone a las redadas que solamente contribuirán a los planes de Donald Trump.

Dijo que este tipo de acciones van en contra de los tratados internacionales. “Eso es más importante. Me opongo radicalmente, estoy en contra de cualquier acción del Gobierno que contribuya a los planes de Trump. Están por delante los tratados internacionales y nada menos que el Artículo 11 de la Constitución nacional que prohíbe impedir el tránsito libre de las personas. Eso no es legal y es contrario al interés nacional”.

Muñoz Ledo insistió en que está en contra de la “persecución” que hace México con los centroamericanos y recordó que en un artículo le dice a Sánchez Cordero que es una “especie de unidad carcelaria”.    

El Universal
Chicago, Illinois, EU.
Domingo 14 de julio de 2019.


Un presidente no había tenido tan mala evaluación en primer semestre, tras retorno de la democracia.


 “Seguridad y transparencia” fueron las dos puntas de lanza con las que Jair Bolsonaro llegó en enero al Palacio de Planalto, en Brasil. Sin embargo, tras más de seis meses de gobierno, ninguna de las dos ha brillado en su gestión, reconocida más por un polémico tono autoritario y apenas una victoria en el legislativo con el primer visto bueno a la –también polémica– ley de pensiones en la cámara (falta el senado).

Un aire de frustración parece tomar fuerza en el país, y se viene reflejando en masivas protestas desde hace dos meses por los recortes del gobierno al presupuesto de educación y una huelga general por el mal momento de la economía, una crisis que Bolsonaro prometió en campaña sacar adelante.

El descontento también es evidente en las encuestas. La última de ellas publicada el lunes por el Instituto Datafolha lo registró incluso como el presidente brasileño con la peor evaluación en el primer semestre de Gobierno, desde el retorno de la democracia, en 1985.

Según esta, el 33 por ciento de la población consideró “malo o pésimo” el desempeño del líder ultraderechista, otro 33 lo calificó de “óptimo o bueno”, mientras que un 31, de “regular”.

Las cifras no sorprenden, pues desde que venció en las presidenciales de octubre con el 58 por ciento de los votos, su popularidad se ha mantenido en descenso, una tendencia que, a la vez, revela cómo se consolida la división política en Brasil.

Para Luis Guillermo Velásquez, profesor y analista político, una primera explicación de esta impopularidad es la incapacidad del presidente de generar confianza y evocar la aclamada “seguridad” con la que ganó la presidencia “en un contexto de incertidumbre del sistema político brasileño”.

Es que Bolsonaro llegó al poder en medio de una crisis política provocada por los tentáculos del escándalo de corrupción con la constructora Odebrecht, que culminó con la prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), en la destitución de su sucesora Dilma Rouseff (2011-2016) y en la desconfianza generalizada hacia el principal partido de izquierda, el de los Trabajadores (PT).

“En ese marco de victoria, el presidente no tenía mucho que ofrecer y se ha limitado a neutralizar a los rivales con una política de reacción, no de construcción, para abordar los problemas públicos, en la que se ha dedicado a los tarifazos, a la apología de la represión, a enfrentarse con la educación superior amenazándola con desfinanciar sus políticas de investigación, a desmantelar el sistema de pensiones y las garantías de seguridad social”, dijo Velásquez a EL TIEMPO.

Esta política de reacción, además de provocar resentimiento en las bases de la sociedad por perjudicar principalmente a la clase media, tampoco ha logrado un apoyo contundente en el legislativo, que apenas el miércoles le concedió una primera aprobación a su emblemática reforma pensional.

Aunque el proyecto tendrá que enfrentar más debates, Bolsonaro celebró en su cuenta de Twitter diciendo que era un “GRAN DÍA!”, luego de que el Parlamento rechazó su política de flexibilización del porte de armas, entre otros varios proyectos que lo convierten en el segundo presidente de Brasil en emitir más proyectos.

La política del odio

Según Carolina Medina, politóloga de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, el presidente, político de larga data en Brasil, se aferra a una narrativa “difamatoria y violenta, con base en la intolerancia”, con la que intenta desviar la atención y procura demeritar, aún más, la imagen del PT.

“Ejemplo de esto son las recientes filtraciones realizadas por The Intercept a las conversaciones entre Sergio Moro (hoy ministro de Justicia, antes juez del caso) y fiscales del escándalo de Lava Jato, donde queda en evidencia que desde el Ejecutivo y el Judicial hubo un acuerdo para desprestigiar a Lula”, señaló Medina en diálogo con El TIEMPO.

Bolsonaro no ha titubeado a la hora de defender a Moro ante este caso por el que cientos de brasileños exigen que deje su cargo, mientras se investigan las conversaciones que podrían llevar, incluso, a la libertad de Lula.

El mandatario también levantó sospechas esta semana luego de que anunció el “posible” nombramiento de su hijo Eduardo como embajador en Washington por su “excelente relación con Donald Trump”.

el presidente no tenía mucho que ofrecer y se ha limitado a neutralizar a los rivales con una política de reacción, no de construcción.

Asimismo, su hijo Flavio se enfrentó a las críticas de la opinión cuando se inculpó por un presunto caso de evasión fiscal a comienzos de año. Motivos de más para explicar la creciente desconfianza de la sociedad ante las imposiciones de este gobierno de ultraderecha, que parece buscar más retrocesos que avances.

“Esto no le importa a Bolsonaro”, afirmó Velásquez, pues, “su política represiva solo busca simpatías y apoyos con las élites”, lo que Medina coincidió en llamar un “gobierno de minorías”.

Sin embargo, ambos analistas concuerdan en afirmar que estos selectivos apoyos no le serán suficientes para llegar al fin de su mandato, menos en un país como Brasil, donde la sociedad cada vez se moviliza más para presionar al poder.

El Tiempo
Annie Valentina Gómez   
Redacción Internacional
En Twitter @annievgomez
Bogotá C. / Rio de Janeiro B.
Domingo 14 de julio de 2019.


Creadores de la serie 'Populismo en América Latina' son multados


También se infraccionó al senador Emilio Álvarez al vulnerar el periodo de veda electoral

 
La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acreditó infracción del senador Emilio Álvarez Icaza, al considerar que una publicación en Twitter del 2 de junio constituye propaganda electoral difundida en un periodo prohibido, además de que determinó multar a los creadores de la serie “Populismo en América Latina”.

En periodo de veda electoral el senador publicó muestras de apoyo al entonces candidato a la gubernatura de Puebla, Enrique Cárdenas, por lo que será sancionado de acuerdo a lo que determine la Contraloría Interna de la Cámara de Senadores.

Sin embargo, el TEPJF señaló que no es posible atribuir responsabilidad al entonces candidato Enrique Cárdenas, en virtud de que no existen elementos de prueba que lo vinculen o relacionen con la publicidad denunciada.

De este modo se determinó la existencia de la vulneración al periodo de veda electoral atribuida a Emilio Álvarez Icaza y la inexistencia de la infracción atribuida a Enrique Cárdenas Sánchez o a los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciudadano.

La Sala Especializada dio vista a la Contraloría Interna de la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión “a efecto de que proceda a determinar lo conducente”.

Durante la sesión pública, los magistrados también determinaron multar a los creadores de la serie “Populismo en América Latina” con 350 mil pesos a cada uno, luego de determinar que se trató de promoción con contenido político electoral en la etapa de campaña 2018.

Lo anterior después de que Morena y el PAN denunciaron la ejecución de una estrategia publicitaria de la serie en diversos canales de televisión, abierta y restringida, como parte de una campaña en contra del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador durante el proceso electoral federal 2017-2018.

Se determinó que el productor ejecutivo de la serie, Javier García Mata, y la persona moral Piña Digital S. de R. L. de C. V., contrataron indebidamente plecas o cintillos en tres concesionarias de televisión restringida para promocionarla, lo que pudo incidir en la equidad de la contienda.

Notimex
Ciudad de México
Viernes 05 de julio 2019.


Al cierre del período de registros, cinco aspirantes a la candidatura a gobernador por el PAN acudieron ante la Comisión Organizadora Electoral en esta entidad, mientras que trascendió que Ana Teresa Aranda Orozco, lo hizo ante el Comité Ejecutivo Nacional en la Ciudad de México.

A las instalaciones panistas de Puebla, acudieron a registrar su precandidatura el ex dirigente panista, Francisco Fraile García; el ex alcalde de Puebla, Luis Paredes Moctezuma; el ex alcalde de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce; el actual alcalde de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez y la ex diputada federal, Blanca Jiménez Castillo.

En los medios locales trascendió que la ex funcionaria federal, Ana Teresa Aranda y quien habría renunciado al PAN tras enfrentamientos con el ahora fallecido ex Gobernador Rafael Moreno Valle, acudió ante el CEN para pedir su registro. Sin embargo, hasta la noche, la ex panista no lo había confirmado en sus redes sociales.

No había información si otros aspirantes a la candidatura habrán acudido ante el CEN para anotarse en el proceso interno que se definirá por asignación directa.

Cabe señalar que el ex edil de Tecamachalco, quien pidió su registro, fue en reiteradas ocasiones acusado por misoginia por regidoras que durante su período lo acusaron de violencia de género.

De acuerdo a la convocatoria publicada hoy, el registro de aspirantes a la candidatura a gobernador por el PAN estaba abierto para ciudadanos externos al partido.

La Comisión Organizadora Electoral tendrá que emitir este mismo viernes el fallo sobre la procedencia de los registros que se presenten.

Mientras que la Comisión Permanente del Consejo Político del PAN se reunirá el sábado por la mañana para validar los registros, pero quienes cumplan con los requisitos no podrán realizar precampaña en los días que restan a esta etapa del proceso, pues la convocatoria lo prohíbe.

En el capítulo cuarto de la convocatoria, en el punto dos, se establece claramente: “Los precandidatos no podrán realizar actividades de precampaña”.

En el documento no se detalla la fecha en la que se tomará la determinación sobre quién será el candidato, el cual se definirá por designación directa del CEN, pero de acuerdo a versiones de algunos dirigentes la postulación se dará a conocer entre el 3 y 4 de marzo.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 1 de marzo de 2019.


Ricardo Salinas Pliego es heredero del imperio empresarial que construyó su padre, Hugo Salinas Price, hábil para los negocios, pero también confeso evasor de impuestos, rompehuelgas y patrocinador de iniciativas ultraderechistas, como el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), organismo fachada de El Yunque.

Salinas Price detalla estas confesiones en Mis años en Elektra, un libro de memorias sobre su trayectoria al frente de esta cadena comercial que fundó su padre y que, por decisión de Andrés Manuel López Obrador, distribuirá las tarjetas de programas sociales del gobierno federal a 25 millones de mexicanos.

En el libro, editado por Diana en el año 2000, Salinas Price evoca el singular inicio de Elektra que, en 1950, sustituyó a la empresa Radiotécnica para, entre otras razones, evitar pagar adeudos y recargos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS):

“En efecto –escribe–, se escabulló Radiotécnica dejando de pagar ciertos saldos a favor del Seguro y renació bajo una nueva identidad la flamante Elektra Mexicana, S.A., según escritura pública del 30 de octubre de 1950. Durante años destruíamos papeles con membrete de Radiotécnica, porque el Seguro Social nos cazaba como ‘patrón sustituto’ para cobrar adeudos con recargos. Siempre aparecían los malditos papeles. La obra de limpia finalmente concluyó, con el resultado de que hoy no queda rastro de aquella empresa que dio lugar a Elektra.”

Desde que se convirtió en un “niño gerente” de Elektra, a los 20 años, Salinas Price se asumió como un feroz anticomunista y al triunfo de la Revolución Cubana, en 1959, incursionó y financió varias iniciativas.

“Al llegar Fidel al poder, como yo era joven, me puse de ‘activista’. Compré una pequeña máquina offset y comencé a imprimir envíos ‘anticomunistas’ a todas las listas de correo que podía conseguir: compañías, empresarios, periódicos, escritores. Recuerdo que me pareció una traición a la libertad que la Nestlé de México, dirigida por el licenciado Represas, pusiera sus anuncios en la revista Siempre!, que a mis ojos era de marcada tendencia comunista. Por un tiempo envié al extranjero un reporte, el ‘Mexican-American Report’, en inglés. Con el tiempo abandoné todo envío de materiales. Sólo costaba y no alcanzaba yo a salvar el mundo. Y por lo que toca a andar ilustrando a yanquis sobre las relaciones en México, llegué a la conclusión de que mi labor no sólo no era agradecida por nadie, sino que me podía costar la vida.”

Pero el empresario no cejó, según refiere en su libro, y publicó “artículos antiestatistas” en Excélsior, que reproducía el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales que dirigía Agustín Navarro Vázquez, con quien se asoció para financiar al grupo de choque MURO.

“Siempre apoyé a Navarro Vázquez, a quien la patria no le ha rendido el debido reconocimiento. En varias conversaciones me planteó la conveniencia de crear un grupo de choque de jóvenes, a efecto de contrarrestar el terror de la izquierda entre estudiantes. Se llamaría MURO, por sus iniciales: Movimiento Universitario de Renovadora Orientación. Lo más probable es que hubo varios que lo apoyaron, pero yo nunca supe quiénes más apoyaron a ese grupo, que resultó muy efectivo para darle a la izquierda una sopa de su propio chocolate.”

Cuenta: “MURO tenía una casa ubicada en la avenida División del Norte, en donde practicaban artes marciales los muchachos. En una ocasión MURO decidió hacer una manifestación en la propia UNAM. Para asombro de la izquierda se quemó la efigie de Fidel Castro. Fue divertido; tanto mi cuñado como yo estuvimos ahí. Él salió fotografiado en los periódicos al día siguiente, junto a la efigie en llamas”.

Elektra, la huelga del 78

El empresario también fundó un partido político, junto con Navarro Vázquez y otros personajes de clara línea ultraderechista, como Carlos Campos, Jorge Siegrist y Jorge Prieto Laurens: Unión Nacional Independiente Democrática (UNID).

“Yo financié –más bien dicho pagué– todos los gastos para el sostenimiento de ese organismo que nunca llegó a organismo, porque no suscitó el más mínimo interés. Estuvo a cargo de Carlos Campos, buen amigo del licenciado Navarro. En 1964 conocí ahí a un personaje muy interesante, el licenciado Jorge Siegrits.”

Siegrits, fundador del Partido Nacionalista Mexicano de efímera vida –“quizá como palero subsidiado por Gobernación”–, sería el organizador y Salinas Price el presidente, electo en una convención en la que participó Prieto Laurens, a quien le financió la Revista Nacional, de acreditada tendencia pronazi.

“Hubo una entrevista con el secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez, y en ella se mencionó un subsidio para el partido, que no supe quién lo propuso. En eso tomé la palabra, y ante la mirada incrédula del licenciado Echeverría, anuncié que el partido no requeriría de subsidio, que se bastaría solo.

“Inmediatamente comenzaron a salir noticias en los periódicos en el sentido de que estaba en disputa la presidencia del partido, que si era Salinas o si era Alejandro Corral. Este Corral se pasó a las filas del establishment y se prestó para simular una escisión interna. En vista del ‘problema’, Gobernación retiró el registro al partido.

“Aventé la toalla. Entre lágrimas anuncié a los colaboradores en el partido que me retiraba, que no era posible para mí seguir erogando gastos ni entrar en pleitos, que veía serían mi tumba, y que renunciaba. Ahí acabó el partido.”

Salinas Price cuenta también la huelga que estalló en el Almacén Central de Elek­tra, en 1978, debido a que el gerente, un hombre que identifica como Salcedo, era excesivamente duro con el personal y los trabajadores “cayeron en manos de un líder inescrupuloso que los mareó con grandes promesas”.

Evoca: “Se estableció la huelga, se colocaron las odiosas banderas rojinegras. Pasaron las semanas y los trabajadores acampaban frente a las puertas del almacén. Se emperró la huelga”.

Entonces creó una nueva empresa que alquiló un local cercano al almacén en huelga, con el fin de sustraer con esquiroles las mercancías, lo que se denominó “Operación Cóndor”.

“Operación Cóndor tenía por objeto sustraer por una puerta trasera, colindante con nuestras fábricas, mercancías ‘congeladas’ en el almacén por la huelga. Por las noches se abría esa puerta y un grupo selecto, en silencio absoluto, retiraba las mercancías que nos hacían falta. ‘Todo se vale en el amor y en la guerra’, y de guerra se trataba. En una ocasión cargamos un camión con municiones para los rifles de aire comprimido ‘Daisy’ que importábamos, y el peso fue tanto que casi no podía rodar”.

Los huelguistas, agrega, fueron abandonando el movimiento y regresaron a trabajar. “Nos informaban que los más decididos hacían planes para repartirse el contenido del almacén, en cuanto triunfara la huelga. ¡Ay, muchachos!”.

Para finiquitar la huelga, Salinas Price tramó con su abogado, de apellido Herrejón, una maniobra de “judo japonés”, que narra en el libro:

“Vamos a dejar que se nos vengan encima con la idea de que triunfaron, accedemos a todas sus demandas y los reinstalamos. Acto seguido, los corremos con todas las de la ley. ‘¿Es contrario a la ley despedirlos después de reinstalados?’ ‘Pues no –dijo Herrejón–, no sería contrato a la ley, y por lo que toca al contrato colectivo, pues entra en funciones la nueva compañía. La que está en huelga la desaparecemos.”

Añade: “Así se hizo, y el 7 de junio, día de San Fermín, terminó la huelga de siete meses y se reanudaron las operaciones normales de la compañía. El señor Salcedo fue trasladado a otro puesto. Terminó así la única huelga que ha padecido Elektra”.

Al respecto, reflexiona Salinas Price: “He notado que en los tiempos de auge –y la huelga ocurrió durante un auge– es cuando el pueblo se vuelve más revoltoso y exigente. Un ejemplo clásico es el de la Revolución Francesa, que surgió durante un periodo de prosperidad en Francia”.

Lo mismo pasó con la Revolución Cubana que, dice, se gestó durante la presidencia de Batista, cuando Cuba tenía el nivel de vida más elevado, por mucho, de toda América Latina.

“Tristemente cuando hay mejores condiciones de vida es cuando el pueblo tiene tiempo y recursos para pensar en participar en disturbios, urdidos por vivales. Cuando las cosas se ponen muy difíciles, al pueblo le importa más conservar lo que tiene que armar borlotes.” (24 de febrero de 2019)

Proceso
Álvaro Delgado
Reportaje Especial
Ciudad de México
Miércoles 27 de febrero de 2019.


La dirigencia estatal del Acción Nacional (PAN) removió a Marcelo García Almaguer como coordinador del grupo parlamentario panista en el Congreso local


“He tomado la decisión de separar al Coordinador del Grupo Parlamentario del Grupo Legislativo del PAN en Puebla. Le agradezco a Marcelo García Almaguer su esfuerzo y trabajo. Próximamente realizaré las consultas partidarias para nombrar la nueva coordinación”, escribió Genoveva Huerta, la dirigente estatal panista.

La dirigencia estatal del Acción Nacional (PAN) removió a Marcelo García Almaguer como coordinador del grupo parlamentario panista en el Congreso local, luego de que apoyara a Guillermo Pacheco Pulido para ocupar el cargo de Gobernador interino de Puebla.

A través de sus redes sociales, Genoveva Huerta, la dirigente estatal panista, dio a conocer la decisión del partido y dijo que próximamente consultará a los legisladores para designar al nuevo coordinador.

“He tomado la decisión de separar al Coordinador del Grupo Parlamentario del @GLPAN_Puebla. Le agradezco a @MgBranding su esfuerzo y trabajo. Próximamente realizaré las consultas partidarias para nombrar la nueva coordinación”, escribió en Twitter.

Por su parte, Marcelo García Almaguer agradeció el tiempo que estuvo al frente de los diputados del PAN y defendió que Guillermo Pacheco Pulido era la mejor opción.

 “Agradezco la confianza a mi partido por permitirme servir como coordinador del @GLPAN_Puebla. Reitero nuestra decisión de votar a favor de Guillermo Pacheco Pulido. El fin: garantizar gobernabilidad en el estado y cerrar el ciclo de polarización que ha permanecido por más de un año”, dijo.

Lo anterior se dio luego de que el Comité Ejecutivo Nacional del PAN anunció que analizarán los motivos por los que los diputados locales panistas no respaldaron a Jesús Rodríguez Almeida.

Es preciso recordar que el CEN del PAN respaldó a Jesús Rodríguez Almeida para que ocupara el interinato. Sin embargo, quedó fuera de la terna por no acreditar la ciudadanía poblana.

Sin Embargo
Jesús Viñas
Puebla / Ciudad de México
Martes 22 de enero de 2019.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter