•    Potencializar intercambios, redes de investigación, el reconocimiento mutuo de títulos y grados, además de la creación de dobles titulaciones, son algunas de las tareas, dijo el rector de la UNAM
•    Participó en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018, que reúne a 600 autoridades de universidades de 26 países de Iberoamérica y Europa
•    “Debemos formar estudiantes para trascender en la sociedad, con una mirada crítica hacia la inequidad e intolerancia, y con la aspiración permanente a un mundo sostenible y humano”, acotó

La educación de hoy demanda hacer uso creativo de la tecnología, modernizar y flexibilizar el currículo, brindar a los estudiantes las herramientas para desarrollarse y adaptarse a entornos cambiantes; hacerlos innovadores, ciudadanos íntegros, críticos y comprometidos con el mundo, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018.

“Sólo así habremos cumplido con la misión de innovar lo que los tiempos y nuestra sociedad nos imponen, y sobreviviremos ocho siglos más”, expuso en la Universidad de Salamanca, en el marco del encuentro, en donde participan rectores y representantes de 600 instituciones de educación superior de Iberoamérica y celebran también el octavo centenario de su fundación.

Al participar en la sesión “La innovación y la internacionalización en la formación universitaria: ¿Exigencia de la oferta académica, del currículum y de los programas de estudio?”, expuso que las universidades deben innovar y reinventarse, impulsar la internacionalización de la educación superior, potencializar los intercambios, las redes de investigación, el reconocimiento mutuo de títulos, grados y la creación de dobles titulaciones.

Todo ello, enfrentando el hecho de que enseñan en el presente lo aprendido en el pasado a quienes han de vivir en el futuro. “No es una incertidumbre menor, pues ni siquiera podemos imaginar lo que estas revoluciones de la información y de la robótica implican para generar las competencias necesarias que nuestros alumnos requerirán”, resaltó.

Graue Wiechers explicó que las instituciones de educación superior no pueden limitarse a desarrollar en sus alumnos las aptitudes para desempeñar un trabajo determinado, sino que deben darles las competencias necesarias para enfrentar situaciones cambiantes, con pluralidad de herramientas y en infinidad de contextos.

“Debemos formarlos para trascender en la sociedad, con una mirada crítica hacia la inequidad e intolerancia, y con la aspiración permanente a un mundo sostenible y humano”, subrayó.

Asimismo, manifestó que no se puede permitir que las Humanidades queden reducidas al estudio de técnicas de mercadotecnia y publicidad; o las artes sean vistas como productos de consumo de la industria del entretenimiento. Tampoco se puede aceptar que la investigación básica tenga como único fin la transferencia de conocimientos hacia los sectores productivos o a intereses de los estados, desconectándola de la generación de conocimientos como fin genuino.

Las universidades, prosiguió Graue Wiechers, se transforman por efecto de los tiempos y las colectividades que las conforman. Hoy, urge que se muevan rápidamente para insertarse en la sociedad del conocimiento y se adapten a una época caracterizada por los cambios, la desigualdad profunda que nos ha hecho intolerantes, y a veces xenofóbicos, con una precarización del mercado laboral y un daño al medio ambiente que urge restaurar.

Hay que hacerlo, subrayó, afrontando la “cuarta revolución industrial”, que se avecina con los cambios tecnológicos e informáticos de la ciencia de los grandes datos, de la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, las nuevas energías, y modelos económicos y laborales.

Finalmente, el rector de la UNAM celebró que el IV Encuentro de Rectores Universia 2018, en el que se analizan los objetivos y metas de la universidad del siglo XXI, se lleve a cabo en la Universidad de Salamanca, que cumple 800 años de historia, de constante innovación, y es ejemplo de internacionalización, pues fue cuna de la educación superior en Iberoamérica.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 21 de mayo de 2018.


•    El filósofo y politólogo italiano aseguró que el planeta vive en una “ekistocracia”, palabra compuesta que no existe en los diccionarios, pero que remite a lo “sumamente despreciable”
•    Participó en el seminario “Democracia: una gramática contra las apariencias”, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM

Nosotros, en todo el mundo, estamos frente a una clase política sumamente despreciable, una “ekistrocracia”, dijo en la UNAM Michelangelo Bovero, académico de la Universidad de Turín.

En el seminario “Democracia: una gramática contra las apariencias”, realizado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), explicó que la palabra “ekistocracia” es compuesta, no existe en los diccionarios. “Cracia” es poder, y “kakos”, un superlativo de malo o negativo.

“En nuestro uso común del lenguaje, malo o negativo puede tener dos interpretaciones, una más fuerte, más contundente, como ‘malo’, que se refiere a los malvados, a los que hacen daño; la otra interpretación es “negativo”, que significa ‘sin valor’, ‘despreciable’”.

Las dos dimensiones conviven, tal es así que “kakos” tiene dos superlativos lingüísticamente distintos: “kakistos”, de donde sale kakistocracia; y el otro es un término que se encuentra en el diccionario gallego, que es “ekistos” y significa “sumamente despreciable”, de ahí la “ekistocracia”, subrayó.

En el aula de seminarios Guillermo Floris Margadant, aseguró que Donald Trump es la “ekistocracia” en un solo individuo: “burdo, rico, ignorante y con un enorme déficit mental”.

Con los anteojos descansados sobre su nariz aguileña, de traje gris impecable en consonancia cromática con su capilaridad, el pensador italiano confesó que sólo ahora, en el umbral de su séptima década de vida, ha comprendido lo que ha escrito.

Volver a lo básico

En el encuentro, en homenaje al filósofo y politólogo, coorganizado con el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Universidad de Tlaxcala, intervino también Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, quien aseguró que la ruta a seguir en el ámbito de la democracia en México es “volver a lo básico”.

Es fundamental reivindicar a los partidos políticos, tener elecciones libres, incluyentes e iguales, además de resarcir los derechos políticos y sociales, pero no hay que caer en las falsas ilusiones, expresó al referirse a las nuevas propuestas para salvar a la democracia en el mundo.

“Hay tentaciones de que llegará la ‘e-democracy’ con las redes sociales, tan en boga, pero no hemos visto que algún país de la ‘Primavera Árabe’, por ejemplo, tenga democracia”, expuso.

En su oportunidad, José Woldenberg, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), indicó que actualmente hay dos finalidades entrelazadas en la competencia democrática: demeritar al adversario y aparecer como la encarnación de todas las buenas conductas políticas.

“Como bien escribió Bovero, ésa es una cara de la política, la otra tiene que ver con la necesidad de trascender el conflicto y hacer gobernable la vida pública, y eso lo entendieron los partidos más implantados luego de las elecciones del 2012, ya que ninguno contaba con los asientos suficientes en el Congreso. La aritmética democrática es contundente”.

Estamos envueltos en unas elecciones ríspidas, polarizadas y tensas; en el momento del conflicto agudo, de las descalificaciones mutuas en la lucha por los cargos de gobierno y legislativos. “Seguimos evaluando a la colaboración como sinónimo de transa, y al acuerdo como algo indigno”, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 20 mayo 2018.


•    Evaluar inadecuadamente es negarse a mejorar y lograr calidad en la educación, señaló el rector de la UNAM
•    Participó en la presentación del Informe sobre el Desarrollo Mundial 2018 “Aprender para hacer realidad la promesa de la educación”, del Banco Mundial
•    En México, sólo la mitad de los niños que terminan la primaria comprenden textos y tienen las habilidades matemáticas necesarias, expusieron Jaime Saavedra y Rafael de Hoyos, especialistas del organismo internacional

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, afirmó que enseñar deficientemente, o no mejorar la enseñanza, significa profundizar las brechas de desigualdad entre los marginados y los favorecidos, entre las regiones rurales y las zonas urbanas, y entre los países.

Y si la evaluación (que es un acto consustancial de la enseñanza–aprendizaje) no se realiza, o se hace de manera inadecuada, implica negarnos a mejorar, a lograr la calidad deseada, y a que la educación sea el gran igualador social, aseveró durante la presentación del Informe sobre el Desarrollo Mundial “Aprender para hacer realidad la promesa de educación”, del Banco Mundial.

La finalidad de educar es que los jóvenes aprendan, y tenemos que evaluar constantemente ese aprendizaje, a lo largo del país, porque es la única forma en que la educación sea el gran igualador social, que la calidad sea la misma en distintas zonas y estratos sociales para permitir el avance de nuestra juventud y de la nación, dijo.

Brindar educación de calidad alrededor del mundo es uno de los objetivos de las agendas para lograr un desarrollo sostenible. Por ello, es una aspiración que deben tener todas las naciones, los sistemas relacionados y las instituciones de educación superior.

Un joven educado, remarcó Graue, tiene más posibilidades de desarrollarse, de recibir un ingreso justo y de contribuir a su comunidad. De ahí que la educación sea un bien público y un instrumento vital para la igualdad social.

El rector destacó la importancia del informe, que parte de una premisa lapidaria: educar no es lo mismo que aprender. El documento, añadió, es un diagnóstico completo sobre los problemas en el área a nivel global, y traza una ruta para disminuir las brechas: sugiere mejorar los indicadores para evaluar el aprendizaje, medir la eficacia de las políticas educativas y coordinar los esfuerzos de todos los actores involucrados.

En el auditorio Jesús Silva Herzog, del posgrado de la Facultad de Economía, Pablo Saavedra, director para México del Banco Mundial, coincidió en que la educación se vincula con la productividad, el crecimiento a mediano y largo plazos, así como a la movilidad social.

Es también el mejor predicador de problemas como la desigualdad de ingresos, expectativas de vida y bienestar de las personas para los próximos 20 años. Por ello, expuso, el Banco Mundial realiza este documento, con sugerencias concretas para hacer cambios y mejorar habilidades en niños y jóvenes.

En su oportunidad, Rafael de Hoyos y Jaime Saavedra, integrantes del Banco Mundial y coautores del informe, insistieron en que a nivel global hay una crisis del aprendizaje. Mientras en naciones como Japón el 98 por ciento de los niños que termina la primaria tiene los aprendizajes esperados, en México apenas la mitad comprende textos y tiene las habilidades matemáticas requeridas.

Los que menos comprenden son los infantes más pobres. En América Latina los jóvenes con menos habilidades acceden a los empleos más precarios, que terminan por abandonar. Así, uno de cada cinco forma parte de los llamados “ninis”: los que ni estudian ni trabajan.

Además, reiteraron que se debe continuar con la evaluación, lograr que los maestros en el aula sean los mejores y que los directores sean líderes institucionales y pedagógicos.

En la presentación del informe estuvieron el director de la Facultad de Economía, Eduardo Vega López; el coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la UNAM, Rolando Cordera Campos; el subsecretario de Evaluación, Planeación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Antonio Ávila Díaz; y el consejero del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Gilberto Guevara Niebla, entre otros.

Puebl@Media
Ciudad de México
Viernes 18 de mayo de 2018.


•    En el Atlántico y el Pacífico Oriental se calculan 14 y 15 ciclones con nombre, respectivamente, afirmó Rosario Romero Centeno, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM
•    Graciela Raga, también del CCA, expuso que con el cambio climático habrá menos huracanes, pero serán más intensos
•    Cada año se incrementa la población que vive en zonas costeras, lo que aumenta su vulnerabilidad

Aunque el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aún no emite su pronóstico de huracanes, universidades y centros de investigación de Estados Unidos estiman una temporada ligeramente por encima del promedio histórico en el Océano Atlántico, con la posible ocurrencia de hasta 14 ciclones con nombre, de los cuales siete podrían alcanzar la categoría de huracán, y entre tres y cuatro ser de categoría mayor (tres, cuatro o cinco).

Para la cuenca de Pacífico Oriental no se han emitido pronósticos, pero el promedio histórico es de 15 ciclones con nombre; de ellos, ocho alcanzarían la categoría de huracán, y entre tres y cuatro serían mayores, afirmó Rosario Romero Centeno, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM.

En el Golfo de México y Mar Caribe, en promedio un ciclón por año impacta las costas en ese litoral, añadió.

En conferencia de medios ofrecida en el Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM, Romero precisó que la temporada de huracanes inició oficialmente el pasado 15 de mayo en el Pacífico y lo hará el primero de junio en el Golfo de México y Mar Caribe. En ambos litorales del país termina el 30 de noviembre.

Ciclones tropicales

La especialista del CCA de la Universidad Nacional explicó que los ciclones tropicales son sistemas atmosféricos de gran extensión, que se caracterizan por un centro de baja presión, y se desarrollan sobre las aguas cálidas de los océanos tropicales.

Alrededor de este centro giran bandas nubosas que tienen el potencial de producir lluvias muy fuertes; también giran vientos intensos, cuyo giro en el hemisferio norte es contrario a las manecillas del reloj (conocido como sentido ciclónico).

Por su parte, Graciela Raga, también investigadora del CCA, detalló que para que ocurra un ciclón tropical se requieren ciertos “ingredientes” específicos: temperatura cálida superficial del mar, humedad a nivel medio de la atmósfera y cizalladura de viento, que es la diferencia en la velocidad o dirección del viento entre dos puntos de la atmósfera terrestre.

Zonas afectadas

Romero aclaró que no es posible saber con anticipación qué zonas serán afectadas durante la próxima temporada, pero sí los estados que históricamente han sufrido estragos.

Prácticamente todas las entidades costeras son vulnerables, pero hay mayor probabilidad de que un ciclón tropical penetre al territorio por Baja California Sur, Sinaloa, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Jalisco (por el Pacífico), principalmente durante los meses de septiembre y octubre. Por el Golfo de México y Mar Caribe, los estados más afectados serían Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, sobre todo en agosto, septiembre y octubre.

Los sistemas que no alcanzan categoría de huracán son llamados ‘tormentas tropicales’, y ocurren con mayor frecuencia. Pueden causar daños graves a la población por las lluvias intensas, que provocan inundaciones, deslaves y avalanchas de lodo, tanto en zonas costeras como tierra adentro. “Así que no hay que desestimarlas ni estar alertas solamente ante huracanes de categorías altas”, recomendó Raga.

Hay eventos como El Niño y La Niña, que influyen de manera importante en la generación de ciclones en el Pacífico y el Atlántico, pero para este 2018 sólo hay un 50 por ciento de posibilidades de que ocurra el fenómeno El Niño.

Raga consideró que el cambio climático podría ocasionar una disminución en el número total de ciclones tropicales, pero los que se formen serán de intensidad mayor.

Recomendaciones

Romero comentó que cada año se incrementa la población que vive en zonas costeras, lo que aumenta su vulnerabilidad. Por ello, la académica recomendó estar atentos a los avisos del SMN y de los encargados locales de protección civil.

Además, resaltó que las autoridades deben prohibir los asentamientos en zonas de riesgo por ciclones tropicales, la construcción de viviendas y hoteles sobre las playas, así como la destrucción de manglares que sirven como barrera protectora ante el aumento del nivel del mar por las marejadas asociadas a estos fenómenos.

Es importante aumentar el número de avisos oportunos a las comunidades vulnerables, además de establecer mecanismos y estrategias bien definidas para la transmisión de la información, y para los planes de evacuación y de protección.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 17 de mayo de 2018.


Por su destacada trayectoria en el área de cirugía oftalmológica, su liderazgo en salud, y la promoción de la excelencia en medicina, gracias a la cooperación de expertos mexicanos y franceses en nutrición, obesidad, diabetes, y salud mental y adolescencia, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, fue nombrado miembro asociado extranjero de la Académie Nationale de Médecine, de Francia.

Graue ha tenido una labor trascendente en su área y ha obtenido varios premios y distinciones nacionales e internacionales. Sobresalen el Premio González Castañeda, y el Honor Award de la American Academy of Ophthalmology.

Recibió, también, la Medalla Gradle for Good Teaching, por méritos en la educación, de la Asociación Panamericana de Oftalmología en 2015, y recientemente la Condecoración “Eduardo Liceaga” 2018 por sus contribuciones a favor de la salud de la población mexicana, las ciencias médicas y la administración sanitaria asistencial.

Pertenece a la Academia Mexicana de Cirugía y es asesor internacional del Comité de Investigación del National Eye Institute, de Estados Unidos. Es miembro del Royal College of Physicians, del Reino Unido; miembro titular de la Real Academia de Sevilla, de la Real Academia de Cataluña, del Instituto Barraquer de Barcelona, España. Académico correspondiente extranjero y miembro de mérito de la Real Academia Nacional de Medicina de España, y de la Academia Ophthalmologica Internationalis, el único mexicano que ha ocupado un sillón.

Es presidente del Patronato del Instituto de Oftalmología, Fundación Conde de Valenciana; fue presidente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, del Consejo Mexicano de Oftalmología, de la Asociación Panamericana de Oftalmología, de la Academia Nacional de Medicina, y vicepresidente del International Council of Ophthalmology.

El rector de la UNAM es autor de varios textos sobre el tema, y de más de 120 artículos científicos en revistas nacionales e internacionales, entre los que destaca Oftalmología en la práctica de la medicina general.

La Academia de Medicina de Francia es una de las asociaciones profesionales más prestigiadas del mundo. Fundada en 1820, su misión es responder a los requerimientos del Estado francés sobre los grandes problemas de salud pública y ser líder global en medicina. La cooperación franco-mexicana es una de las principales tareas de la Academia, así como su reciente propuesta como modelo para el país galo con Latinoamérica.

Reúne a los médicos, cirujanos, químicos farmacobiólogos, biólogos y veterinarios más reconocidos del mundo por sus destacados trabajos científicos y su responsabilidad social en la salud pública en cada uno de sus países.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 17 de mayo de 2018.


•    El hecho de que algún candidato haya sido el ganador de este proceso no implica modificaciones profundas en las preferencias electorales, consideraron académicos de la UNAM y del ITESM

El debate presidencial de este domingo fue un ejercicio flexible e interesante que movió a la opinión pública, sobre todo en las redes sociales en donde generó un marcado interés. Sin embargo, el hecho de que un candidato haya sido el ganador de este proceso no implica modificaciones profundas en las preferencias electorales, afirmaron académicos de la UNAM y del Tecnológico de Monterrey (ITESM) campus Ciudad de México.

Al participar en el conversatorio “Las contiendas del primer debate presidencial”, organizado por el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional, Fernando Castañeda, Fernando Castaños y Anna Laura Montiel, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), y Juan Manuel Ortega, del ITESM, consideraron que por primera vez una discusión de este tipo está generando gran discusión.

Para Fernando Castañeda en el país vivimos una contienda electoral ligth, “sin propuestas claras, y en donde el problema de la personalidad y credibilidad fue el tema más importante del debate. Fue una discusión sin propuestas importantes, sólo una que otra idea que podría ser sugerente, y sin proyecto de inclusión social, con respecto al tema de la democracia”.

El exdirector de la FCPyS indicó que vivimos una situación de desencanto sobre las promesas y ofertas de políticas públicas, y esto se acompaña de un fenómeno mediático. El proceso de campaña y disputa política se ha personalizado y traducido en un problema más técnico de estrategias, y vacío de contenidos ideológicos y políticas.

En opinión de Juan Manuel Ortega, lo que se observó durante el debate fue una lucha por el segundo lugar. ”Sin embargo, no creo que haya modificado preferencias electorales”.

El cuestionamiento es: ¿cuántos de los indecisos o de aquellos que pretenden dar un voto útil o son anti López Obrador se deciden por el candidato de la alianza Todos por México?, subrayó.

En el anexo del auditorio del IIS, Fernando Castaños dijo que existe la posibilidad de que haya sido un debate trascendente, aunque “en estos momentos hay incertidumbres importantes en el ambiente”.

Si bien el candidato de la coalición “Por México al frente” ganó el debate por aciertos estratégicos, tácticos y técnicos, es necesario que los aspirantes “sepan pegarle a la pelota y abrir la cancha”.

Por su parte, Anna Laura Montiel comentó que los debates son ejercicios para generar en la sociedad imágenes y percepciones rápidas. “La gente no quiere pensar, los electores toman información a partir de atajos que les permitan decidir por quién votar; el ciudadano común quiere certezas, ver quién es el que tiene más poder, está mejor preparado o es más carismático, y a partir de eso tomar decisiones”.

Finalmente, la académica universitaria remarcó que no se puede pedir tanto a los debates por la estructura que tienen en el país.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 23 abril 2018.


•    Es importante ser conscientes y cuestionar lo que se publica en redes sociales, dijo Fabián Romo, especialista de la DGTIC


•    En cuanto a la veracidad de la información, abundó, conviene verificar las fuentes: no porque miles de usuarios le hayan dado like a una publicación significa que sea verdadera


•    Lo más importante, añadió Ricardo Trujillo, de la Facultad de Psicología, es no guiarse por un solo medio, sino informarse en varios

Las redes sociales pueden ser un medio de información o de manipulación, de acuerdo en cómo se usen; de ahí la importancia de ser conscientes, de cuestionar y no creer en todo lo que aparece, no sólo en esas plataformas, sino en todos los medios, afirmó Fabián Romo, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM.

Lo más importante, añadió Ricardo Trujillo, de la Facultad de Psicología (FP), es no guiarse por un solo medio, sino informarse en varios. Debemos tener pensamiento y sentido críticos y no creer todo lo que aparece en las redes. “Pero el acto de conocer, de acercarse a la verdad, es de arrojo y es angustiante. Vivimos en una sociedad construida para la anti angustia y el entretenimiento, así que estamos en el sentido opuesto”.

En la rueda de medios “Redes sociales ¿herramientas de manipulación o información?”, Romo expuso que deben ser usadas con precaución desde diversas perspectivas. En cuanto a la publicación de información personal, indicó que no es recomendable agregar datos que pongan en riesgo la integridad personal, bienes, prestigio o estabilidad del usuario, sus familiares o miembros de la red social. “Hay que restringir qué se dice de uno mismo y de los demás”.

La mayoría de los usuarios no configuran las opciones de privacidad y aceptan a desconocidos por una mal entendida noción de “popularidad”, cuando lo recomendable es depurar el uso de sus redes e identificar a quienes pertenecen a su círculo cercano.

En cuanto a la veracidad de la información, abundó el experto, conviene verificar las fuentes: no porque miles de usuarios le hayan dado like a una publicación significa que sea verdadera (se pueden comprar bots o usuarios virtuales), o porque alguien del círculo cercano haya republicado un tema, éste es válido. Al menos se deben tener otras tres fuentes de confianza (medios, otros usuarios y sitios web) para tener mayor certeza.

Los valores que la sociedad ha alcanzado después de conflictos y discusiones, tales como igualdad, respeto, transparencia, integración y tolerancia, entre otros, son más necesarios en este tipo de plataformas tecnológicas. No hay que dejar de usarlas, sino emplearlas con la debida precaución y con los correspondientes valores, insistió el universitario.

Las redes sociales pueden influir en la población como lo puede hacer cualquier otro medio, recurso, técnica o procedimiento. El riesgo reside en factores como qué tanto la gente se apoya en ellas para formarse una decisión y elegir, por ejemplo, a un candidato. El llamado, reiteró Fabián Romo, es a tener precaución.

Al respecto, Ricardo Trujillo afirmó que la comunicación de hoy se constituye por ráfagas de imágenes, frases entrecortadas, saludos entre conocidos que se cruzan, conversaciones inconclusas; se trata de lenguaje y millones de imágenes vacíos, inmemorables e intrascendentes. Es siempre un intercambio de signos; no hay la posibilidad de comunicar, porque no existe mensaje, emisor ni receptor. Éste es el sentido del término posverdad.

“Se ha culpado al periódico, la radio o la televisión de manipular a la sociedad, cuando en realidad la lógica de la sociedad ha proyectado en la tecnología su demanda de una experiencia sin angustia. La literatura y el cine ya lo intuían desde hace tiempo; una sociedad hedonista y tecnologizada con una pérdida fundamental: la libertad, la diversidad, el pensar o la pasión”.

La información transcurre una tras otra, no genera memoria colectiva y, por lo tanto, no produce un acto social en sí mismo. La sociedad está diseñada no para comunicar, sino para trascender de un momento a otro, de una información a otra, de bit a bit, y ello nos mantiene distraídos de nuestra propia angustia existencial.

Cuando no hay comunicación, prosiguió Trujillo, lo único que queda es la información, pero sin detenernos a profundizar, “porque si lo haces, te angustias”. No se genera una narrativa, sino “eventos” inmediatos e instantáneos que tienen un periodo de caducidad muy corto. Por ello, no se puede proponer la idea de que hay manipulación.

Hay que reflexionar si las empresas tienen poder para influir en la opinión pública, y modificar y manipular a la sociedad, cuando en la realidad vemos fenómenos contrarios o de rechazo a lo que aparece en las redes sociales, añadió en la Torre de Rectoría.

Se han realizado campañas multimillonarias para cambiar la opinión pública en una población, y no se modifica. En el caso de nuestro país, por ejemplo, por más que se “inserta” al candidato de un partido, no se modifica la intención de voto, finalizó Trujillo.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 19 abril 2018.



•    El rector de la UNAM participó en el cuarto foro de debate Derechos Humanos y Justicia en México, organizado por la Escuela Nacional de Estudios Superiores- León, Guanajuato
•    A principios de mayo la UNAM y la ANUIES entregarán a los candidatos a la Presidencia sus propuestas para que durante los próximos 10 años la matrícula en educación superior se incremente del 37 al 45 por ciento
•    En 2015 se reportaban 30 mil desaparecidos en México y hasta noviembre de 2017 no existía una ley en materia de desaparición forzada, recordó Graue
•    El reconocimiento constitucional de los derechos humanos no ha sido garantía para su respeto y aplicación efectiva en la práctica, subrayó el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez

Aunque México cuenta con un marco normativo privilegiado en materia de derechos humanos, todavía estamos lejos de lograr su respeto, que éstos se cumplan, señaló el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Esto debido a que la aplicación de la norma es precaria y el Estado de derecho está quebrantado, dijo al participar en el cuarto foro de debate Derechos Humanos y Justicia en México. Entre lo que dicta la letra y lo que se vive en las calles.

Entrevistado al término del encuentro, el rector informó que a principios de mayo la Universidad Nacional y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) entregarán a los candidatos a la Presidencia sus propuestas para que durante los próximos 10 años la matrícula en este nivel educativo se incremente del 37 al 45 por ciento. Ello implica aumentar la inversión en infraestructura y mejorar las plazas para profesores, entre otros aspectos.

De igual forma, la UNAM y otras 67 instituciones dedicadas a la investigación, la ciencia y la tecnología les harán llegar un documento a las distintas coaliciones para demandar que se siga fortaleciendo la investigación en las entidades, se incremente la inversión y se cumpla con el mandato de destinar el uno por ciento del producto interno bruto (PIB) a estos sectores.

En el auditorio del Centro de Información de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) unidad León, Graue recordó que en 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un informe en el que señaló que el mayor reto para nuestro país es cerrar la brecha entre su legislación y la realidad que viven los mexicanos.

Y retomó algunas cifras alarmantes del reporte: ese año había más de 30 mil desaparecidos y hasta noviembre de 2017 no existía una ley en materia de desaparición forzada.

De igual forma, el 77 por ciento de las personas investigadas por cometer un delito presentaba muestras de posible tortura por parte de las autoridades. En el caso de las mujeres, acotó el rector, hay una incidencia recurrente de violencia sexual. “Pese a este uso desmedido de la fuerza para combatir el crimen, más del 95 por ciento de los delitos denunciados permanece impune”.

Por ello, Graue Wiechers destacó que es pertinente hablar de los derechos humanos y celebró el diálogo público, el rigor académico y la deliberación de los expertos. Asimismo, expuso a los jóvenes asistentes al foro, que es a ellos a quien toca exigir su cumplimiento.

En su oportunidad, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, coincidió en que la reforma de 2011, que incluyó a los derechos humanos en la Carta Magna, hizo que como nunca éstos tengan un reconocimiento jurídico amplío, pero “es preciso eliminar los obstáculos entre las normas y la sociedad para lograr que los derechos, su respeto, defensa y garantía, formen parte de la realidad cotidiana de las personas”, aseveró.

Mario Luis Fuentes Alcalá, titular de la cátedra extraordinaria Trata de Personas de la UNAM, e integrante de la Junta de Gobierno, expuso que los 30 mil desaparecidos en el país reflejan una situación de horror en materia de derechos humanos y que no se ha establecido una estrategia transversal para que el Estado garantice su cumplimiento.

Las leyes generales y secundarias no se han actualizado para poner en el centro a los derechos humanos, y éstos tampoco están en el centro de las plataformas de las diversas coaliciones que buscan la Presidencia de la República.

La directora de la Revista Perfiles Latinoamericanos y académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), Karina Ansolabehere, explicó que estudios del Observatorio de Desaparición de Personas revelan que los familiares de desaparecidos tienen que tocar 10 puertas antes de que alguien les tome su denuncia.

En su oportunidad, el coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) de la UNAM, Rolando Cordera Campos, comentó que los 30 mil desaparecidos son un memorial del horror del país, y junto a ello existen otros miles de “invisibles” que viven en la pobreza y no ejercen sus derechos económicos, sociales y culturales.

Para acabar con ello, se requiere encarar dos aspectos: al Estado débil y la injusticia social.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 12 de abril de 2018.


La UNAM le rendirá un homenaje póstumo en su casa, la Facultad de Filosofía y Letras

Distinguido universitario, egresado de la UNAM, profesor de literatura eslava en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) y coordinador de Extensión Universitaria de la misma entidad, Sergio Pitol falleció hoy a pocos días de haber cumplido 85 años de edad.

“Su obra narrativa, ensayística es muy extensa, pero sobre todo es original, única, onírica y universal: muy Pitol”, explicó Anamari Gomís, académica de la FFyL, pero ante todo su amiga, compañera, admiradora desde que se conocieron dando clases ambos en aquella facultad, en la década de los 80.

“Nos llenó de voces literarias que trajo de sus 28 años de destierro como miembro del Servicio Exterior Mexicano en París, Varsovia, Budapest y Moscú”, apuntó Anamari con nostalgia por el amigo que ya no está.

Tradujo a los grandes de la literatura europea, como a sus favoritos: Tolstoi o Gogol, pero también fue ferviente admirador de la Familia Burrón, de Gabriel Vargas, del trabajo de Carlos Monsiváis.

“Su obra se distingue por su ‘humor no mexicano’, también traído de las tierras en donde hizo una intensa labor de difusión cultural de su país del que, a pesar de la distancia, jamás se alejó. En Desfile de Amor (1985) aparecen personajes muy divertidos de la cultura fantástica de este país, al que observó desde dentro también”.

Su infancia fue difícil. Quedó huérfano a los cinco años, después de ver ahogarse a su madre en el Río Atoyac, en Puebla, su tierra natal, cuando su hermano lo tomó de la mano y le dijo “a ver ahora con quién nos van a regalar”, pero para su fortuna su abuela materna no sólo lo recibió, sino que le inculcó el amor a las letras.

“Todo en su vida fue literatura", dijo Gomís. En su prolífica trayectoria de diversas vertientes, sus ensayos, únicos por su originalidad narrativa, hablan sobre literatura, pero se convierten en literatura en sí mismos.

Prologó gran parte de su propia obra, publicada por el Fondo de Cultura Económica, y traducida en más de 15 idiomas, en donde explica con enorme generosidad y humanidad cómo resolvía técnicamente sus novelas, y al mismo tiempo, de manera soterrada, realizó su autobiografía”.

Dicen por ahí que “vivió perpetuamente en fuga”: estudiante en Roma, traductor en Pekín y en Barcelona, profesor universitario en Xalapa y en Bristol, y diplomático. Colaboró en la Revista de la Universidad, Estaciones, Revista de Bellas Artes y La palabra y el Hombre; en los suplementos México en la Cultura, La Cultura en México, entre otros.

Sergio Pitol obtuvo prácticamente todos los premios literarios nacionales e internacionales. “Pudo y debió haber sido Nobel”, apuntó Gomís, pero se llevó el Cervantes (2005), el reconocimiento más importante en lengua española; el Nacional de Ciencias y Artes (1993); el Xavier Villaurrutia (1981) y el Juan Rulfo (1999), tan sólo por mencionar algunos, que lo distinguieron como un grande de la literatura mexicana.

Errante como le gustó vivir gran parte de su vida, radicó varios años en Xalapa, en donde también desarrollo su faceta académica y donó su biblioteca personal.

La UAM (1998) y la Universidad Veracruzana (2003) le otorgaron sendos honoris causa por enriquecer el legado literario hispánico y por acercar a los jóvenes a los grandes autores clásicos con traducciones de extraordinaria manufactura.

Endeble de salud desde pequeño, contrajo un paludismo que lo obligó al encierro, entregado a la lectura de los grandes como Verne, Stevenson, Faulkner o Dickens. “Hacía varios años que ya no estaba con nosotros, ya ni sabía quién era Sergio Pitol”, rememoró con tristeza Anamari Gomís: una enfermedad neurodegenerativa lo sumió en el silencio tan doloroso para una de las mentes literarias más brillantes que ha dado este país.

Juegos Florales (1985) es la novela que recomienda la académica de la UNAM para iniciarse en Pitol. Pero todas por su originalidad, humor y destreza narrativa merecen ser leídas y estudiadas. El desfile del amor (1984), El arte de la fuga (1996), en evocación a la obra de Bach o sus ensayos sobre literatura. La obra de un autor se perpetua cuando se sigue leyendo y disfrutando.

La UNAM le rendirá un homenaje póstumo en su casa, la Facultad de Filosofía y Letras, con la presencia, además, de Anamari Gomís y de Luz Fernández de Alba.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 12 de abril de 2018.


•    Luis Francisco Sañudo, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, dijo que del 30 al 50 por ciento del líquido para abastecimiento se pierde en fugas, en la red hidráulica y en domicilios

•    La escasez del recurso afecta a más del 40 por ciento de la población mundial y aumentará con el cambio climático, advirtió María Luisa Torregrosa, de la Red del Agua de la Academia Mexicana de Ciencias

En el país, 103 de los 653 acuíferos están sobreexplotados. Además, del 30 al 50 por ciento del agua para abastecimiento se pierde en fugas, en la red hidráulica y en domicilios, alertó Luis Francisco Sañudo Chávez, secretario de Vinculación del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM.

Al respecto, María Teresa Orta Ledesma, investigadora del mismo instituto, destacó que el agua es un bien público que cada vez escasea más. Ante este panorama, la alternativa es el reúso y reciclaje.

“Necesitamos métodos eficientes de tratamiento de aguas residuales para tener más líquido disponible”, subrayó la doctora en ingeniería ambiental.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), añadió Sañudo Chávez, el mayor consumo se debe a la ineficiencia de las prácticas de irrigación agrícola, al desarrollo industrial y a los malos hábitos de consumo.

En el salón de seminarios Emilio Rosenblueth del Instituto de Ingeniería, indicó que en materia de agua residual el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que (a partir del censo de gobiernos municipales y delegacionales de 2015) de los dos mil 457 municipios y delegaciones del país, solamente 827 (34 por ciento) cuentan con servicio de tratamiento de aguas residuales municipales.

Distribución desigual del agua en el mundo

María Luisa Torregrosa y Armentia, coordinadora de la Red del Agua de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México, consideró que el problema del agua requiere trabajos interdisciplinarios que, además de los científicos y técnicos, consideren aspectos sociales, económicos y culturales.

Se registra un crecimiento importante de población urbana, especialmente en los países en desarrollo, y se estima que esta tendencia se incremente en los próximos 20 años, lo que repercute en una creciente demanda de los servicios de agua y saneamiento.

Actualmente, acotó, la mitad de la población mundial vive en ciudades, y dentro de dos décadas casi el 60 por ciento (cinco mil millones de personas) lo hará.

La experta enfatizó que la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de los habitantes del planeta, una cifra que crecerá con el aumento de las temperaturas globales, producto del cambio climático.

“Aunque dos mil 100 millones de personas han conseguido acceso a mejores condiciones de agua y saneamiento desde 1990, la decreciente disponibilidad del recurso potable es un problema que aqueja a todos los continentes”, remarcó.

En el orbe, 700 millones no tienen acceso a agua limpia para cubrir sus necesidades básicas, y 27 por ciento de los habitantes de países en desarrollo no tiene agua corriente en casa.

Torregrosa resaltó que la inequidad social y la distribución desigual del agua por ingresos en naciones como México, es un grave problema.

Ríos convertidos en avenidas

En su oportunidad, el historiador Roberto Llanas Fernández mencionó la desarrollada ingeniería hidráulica y civil de los aztecas, capaces de fundar la ciudad de Tenochtitlan sobre el agua.

“El Chimalli azteca (un escudo tradicional) representaba cómo debía protegerse el agua para que no desapareciera”. Con un fondo azul mostrando el líquido fundacional del Lago de Texcoco, el Chimalli incluye un coral marino cortado, que significaba la eternidad.

Llanas relató que hacia el año 1535 se hicieron los primeros ejes básicos de la red subterránea de agua en la Ciudad de México. “Desde las lluvias torrenciales de 1555 se incrementó la ingeniería”, documentó.

Mientras en el virreinato hubo desarrollos como acueductos y el manejo de ríos con cauces artificiales, en la era moderna las calles y urbes han crecido por encima de las fuentes del líquido, sin ningún respeto al recurso natural y con una enorme demanda humana. “Se entubaron los ríos Churubusco, La Piedad, Becerra y Los Morales”, ejemplificó.

Finalmente, pidió a los expertos en ingeniería hidráulica repensar la tecnología para aprovechar este recurso vital en nuestra era.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 4 abril 2018.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter