•    Existen casos de niños de tres o cuatro años con grados importantes de esa anomalía, alertó Óscar Ramos Montes, académico de la UNAM

En el mundo, cerca del 80 por ciento de los niños sufre algún tipo de error refractivo, como miopía (visión corta), hiperopía (hipermetropía), astigmatismo o presbicia. Además, se estima que para el año 2025 prácticamente 90 por ciento de la población joven que tiene actividades de visión cercana, así como niños, tendrán una de esas condiciones; de ese porcentaje, cerca del 70 por ciento tendrá miopía, debido básicamente al incremento en el uso de aparatos electrónicos y dispositivos móviles.

En términos generales, explicó Óscar Antonio Ramos Montes, jefe de la carrera de Optometría de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala, son condiciones genéticas, es decir, se nace con ellas; sin embargo, aunque estas afecciones tienen ese componente, su desarrollo es multifactorial y por ello es importante atenderlas a tiempo.

Niños, con grados avanzados de miopía

Anteriormente se creía que la miopía se desarrollaba al entrar a la escuela, cuando se empezaba a leer y escribir. “Hoy podemos encontrar a pequeños de tres o cuatro años con grados significativos de esa anomalía”.

En la carrera de Optometría hemos trabajado con población del sur y sureste del país, y hemos encontrado a niños con miopía desarrollada, de cinco a 10 dioptrías, cuyas edades no rebasan los cinco años, remarcó.

Ramos Montes mencionó que un padre puede identificar si su hijo tiene un error refractivo cuando constantemente tiene los ojos rojos, cansancio y dolor de cabeza por el esfuerzo de ver un objeto de lejos o de cerca.

También, abundó, si frente al televisor o al usar algún dispositivo electrónico el pequeño inclina la cabeza, es probable que lo haga porque le es incómodo tenerlos de frente para mirar bien y, por lo tanto, adopta una posición compensadora.

Otras señales de alarma son: entrecerrar los ojos para enfocar un objeto, acercar demasiado los cuadernos y libros para leer y escribir, y el lagrimeo, que se produce por el esfuerzo.

Cuando se sospecha de un problema visual, se debe acudir con un especialista en optometría, quien determinará un tratamiento con lentes correctores o la remisión con el oftalmólogo, resaltó.

Normalmente, un niño tiene entre una o dos dioptrías, pero si no se trata a tiempo es probable que evoluciones hasta un 50 por ciento, lo que aumentará gradualmente con el crecimiento, pues entre más alto sea el esfuerzo visual, más se desarrollará su condición.

El académico universitario consideró importante que los pequeños se acostumbren a usar sus lentes e informarles de la importancia que tienen, pues los errores refractivos también influyen en el desarrollo de su cara y mantener tensos los párpados puede producir deformaciones en la córnea.

Finalmente, recomendó disminuir al máximo el uso de aditamentos electrónicos o dispositivos móviles para evitar profundizar el problema.

Puebl@Media
Ciudad de México
Viernes 26 de mayo de 2017.


Su legado está más vivo que nunca porque siempre se mantuvo fiel a sus convicciones, dijo el exrector de esta casa de estudios, Juan Ramón de la Fuente

A 20 años de su fallecimiento, el legado de Heberto Castillo está más vivo que nunca, sobre todo porque siempre, y en sus diversas facetas, se mantuvo fiel a sus convicciones, expresó Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y presidente del Consejo Directivo del Aspen Institute México.

Durante su participación en la mesa redonda “Heberto Castillo Martínez: ingeniero, político, artista”, realizada en el Centro Cultural Universiario Tlatelolco (CCUT), De la Fuente reconoció que no se puede entender a Castillo sin la Universidad Nacional, la institución que lo formó: “fue un universitario ejemplar, un hombre polifacético y valiente como político, científico y artista”.

Hoy tenemos una sociedad más plural que la de hace 20 años, las voces son más diversas y, por lo mismo, la posibilidad de mantener la unidad requiere de talentos y capacidades como las que tenía Heberto Castillo, dijo el exrector, y parafraseando al ingeniero y científico refirió: “Hay que escuchar las voces del pueblo para poder mandar, de ahí viene el término mandato”.

Recordó que a pesar de haber sido encarcelado en Lecumberri por su participación en el movimiento del 68, no pudieron acabar con sus ideales. “Lo persiguieron, lo encarcelaron y lo difamaron, pero no pudieron con él porque tenía el valor para mantenerse siempre fiel a sus convicciones”.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno capitalino, coincidió en que Heberto Castillo fue un personaje que se rigió por sus principios. “No lo movieron cuestiones personales en ningún momento, ni en su vida profesional, ni como universitario o en sus actividades políticas. Siempre hubo una motivación superior, en busca de beneficios para la gente, y en la defensa y rescate de la soberanía”.

La unidad de las izquierdas debe darse con convencimiento y diálogo, como lo habría hecho Heberto, no con sumisión, resaltó.

Laura Itzel Castillo Juárez, hija del también fundador del extinto Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), consideró que ante la situación que vive el país, se debe reactualizar la herencia moral e intelectual de su padre.

Entre las muchas cosas que recuerdo de él viene a mi memoria su incansable optimismo ante las circunstancias más difíciles, aquellas que solemos llamar crisis. Apostó por un proyecto de nación independiente e incluyente en medio de un clima de fuerte represión y autoritarismo, lo que lo llevó a involucrarse de distintas maneras en la vida política nacional:

“Desde su participación en las luchas estudiantiles de 1968, sus esfuerzos por consolidar movimientos populares, hasta sus aportes para lograr construir una alternativa institucional de izquierda partidista; sin olvidar su intervención para contribuir en el cese al fuego del conflicto armado de Chiapas en la etapa final de su vida”, relató.

Para Miguel Concha Malo, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Heberto Castillo es ejemplo de la lucha por la libertad y un apasionado por la justicia y la democracia, que estimula a seguir en la defensa de los sectores menos favorecidos.

Eduardo Vázquez, secretario de Cultura de la Ciudad de México, planteó que una parte importante de su legado es haber creado la visión de una izquierda menos sectaria y más humanista, que no estuviera supeditada a los dictados de voces de otros países.

Ricardo Raphael de la Madrid, director general del CCUT, expuso que este evento se realizó para recordar la capacidad de resistencia, “palabra central a la hora de significar la obra del homenajeado. Lo fue por la fortaleza espiritual que le permitió imponerse a las condiciones autoritarias de su época, pero también como ingeniero tuvo el talento de diseñar la tridilosa, una forma material de esa resistencia en la física”.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 20 de mayo de 2017.


•    Frente a la diversidad de condiciones económicas, territoriales, culturales y laborales del mundo actual, requerimos derechos adicionales para una sociedad más justa, dijo el rector de la UNAM


Los derechos sociales nacen de reconocer la desigualdad de las condiciones entre los individuos, y su objetivo debe ser procurar la equidad, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, durante su participación en el I Congreso Internacional de la Unión Iberoamericana de Universidades y de las Cortes Supremas y Constitucionales de Iberoamérica, que se realiza en Madrid, España.

Esta reunión de universidades y de las supremas cortes es un esfuerzo importante, pues es un espacio necesario para discutir nuestros derechos sociales y elaborar propuestas que permitan renovarlos en tiempos en los que el contexto global nos obliga permanentemente a ello, resaltó.

La humanidad ha avanzado en el reconocimiento y procuración de los derechos y libertades de los individuos, pero éstos no podrán ejercerse cabalmente si no establecemos que frente a la diversidad de condiciones económicas, territoriales, culturales y laborales del mundo actual, requerimos de derechos adicionales que garanticen la equidad de condiciones para una mejor convivencia, expresó el rector.

La conquista de los derechos, sean individuales o sociales, con frecuencia encuentra sus cimientos en momentos de fuertes cambios, como los que vivimos ahora. Así ha sido a lo largo de la historia: los tiempos de crisis originan que las sociedades se replanteen las formas de convivencia que las rigen.

Graue Wiechers recordó que en México, la larga y cruenta lucha de nuestra Revolución, a inicios del siglo pasado, sentó las bases para la conformación del Estado y la consolidación de muchos de nuestros valores. De ahí que los derechos a la educación, salud, vivienda, empleo y alimentación constituyan un cuerpo de facultades sociales a las que debemos aspirar todos, además de vigilar su cabal cumplimiento, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 18 de mayo de 2017.


•    El mayor empoderamiento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos es la legalidad, dicen expertos en los Foros universitarios “La UNAM y los desafíos de la nación”
•    Como país estamos obligados a defender sus derechos, expuso Leonardo Lomelí, secretario general de esta casa de estudios

El mayor empoderamiento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos es la legalidad, no contar con esta condición es sinónimo de vulnerabilidad. Sin embargo, esto no sólo es una frase suelta, sino un concepto que incluye un proceso social, económico y político, coincidieron los participantes en los Foros universitarios “La UNAM y los desafíos de la nación”, en esta ocasión con el tema Política sobre migración, deportación y retorno.

Ante las insuficiencias de la economía mexicana, la migración ha sido una válvula de escape, y como país estamos obligados a defender los derechos de los connacionales, así como a tomar medidas que aseguren la inserción eficaz y equitativa de quienes eventualmente puedan verse en una situación de retorno involuntario e intempestivo, afirmó Leonardo Lomelí Vanegas.

El secretario General de la UNAM subrayó que lo más deseable sería que no tuvieran que migrar y que el país pudiera ofrecerles oportunidades de crecimiento y empleos bien remunerados.

En la novena sesión del encuentro, organizada por la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Morelia, Silvia Núñez, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), consideró que la posibilidad de una transformación positiva frente a escenarios adversos siempre estará presente si se reúnen factores como la hegemonía del estado de derecho, garantías de transparencia y rendición de cuentas, además de una ciudadanía informada, capacitada y con voluntad de cambio.

En el auditorio Ho Chi Minh de la Facultad de Economía (FE), Jorge Durand, de la Universidad de Guadalajara, puntualizó que, ante una posible renegociación del TLC, hoy más que nunca México debe impulsar una reforma para proteger a los migrantes. “Aunque parezca imposible, ése es el tema de hoy, y la mejor manera de hacerlo es buscar su legalización. Estados Unidos requiere mano de obra y nuestro país necesita mexicanos dentro de un contexto de legalidad”.

Rodolfo Cruz, investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), planteó que para lograr el empoderamiento de los mexicanos en EU se les debe asegurar la asistencia jurídica; la información sobre los procesos de deportación, tanto para residentes como para repatriados; contar con documentación de identidad y capacitación para el proceso de naturalización, así como el conocimiento de las distintas leyes locales en materia migratoria.

En opinión de Miguel Moctezuma, de la Universidad de Zacatecas, las posturas nacionalistas no contribuyen en nada. “Requerimos propuestas de carácter binacional o transnacional que reconozcan la importancia de ambas culturas, y trabajar modelos de colaboración entre ambos países”.

En la mesa “Deportación y retorno de migrantes”, Jorge Bustamante de El Colef, indicó que las violaciones a los derechos humanos de los migrantes centroamericanos que cruzan nuestro territorio para llegar a Estados Unidos colocan a México como el campeón mundial en violaciones a los derechos humanos de migrantes internacionales. No existe en nuestro país una conciencia colectiva de la gravedad de ese hecho, de ahí la necesidad de incluir el tema en los libros de texto.

María Eugenia Anguiano, también de El Colef, expuso que las políticas públicas y sociales que establezca el gobierno mexicano ante la repatriación de migrantes deben incluir la identificación de poblaciones a las que debe beneficiar, y los retos, diferenciando sus necesidades en distintos aspectos.

Para Marina Ariza, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, México se encuentra en un contexto de emergencia migratoria, ante el cual no estamos preparados. Más allá de los muros y la retórica de Donald Trump, además de la xenofobia recurrente, las relaciones entre México y la Unión Americana permanecerán. “Debemos pensar a largo plazo en cómo atender a esas familias que tienen los circuitos de conexión entre uno y otro lado de la frontera, más allá de los consulados”.

Laura Vázquez, académica de la FE, consideró que aun cuando el país crece poco económicamente, junto con las tasas de desempleo e informalidad, existen algunas entidades que avanzan –sobre todo en el Bajío–, y en éstas podrían ser reubicados algunos repatriados.

En el acto, moderado por la directora de la ENES Morelia, Tamara Martínez Ruiz, también estuvo presente el director de la FE, Eduardo Vega López.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 17 de mayo de 2017.


Con la finalidad de acercar contenidos cinematográficos de alta calidad, del país y el extranjero, a los habitantes del estado de Puebla, la BUAP, a través de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales (Arpa), participará como institución invitada y sede en el Festival Internacional de Cine de la UNAM 2017 (FICUNAM), durante el cual se proyectarán 12 películas, en las Salas de Cine del Complejo Cultural Universitario (CCU) y en el Teatro de la Ciudad.

En este festival, Arpa se vincula con el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP), Cinefilia y Otro Cine -éste último es una red de estudiantes de cinematografía-, para mostrar lo más representativo de este evento al público poblano.

Además de las cintas que conforman el programa de FICUNAM, los estudiantes podrán participar con sus cortometrajes, los cuales se exhibirán durante la gira de éste. La convocatoria de recepción de trabajos estará abierta hasta el 15 de mayo, los resultados serán informados el día 20 y la selección se proyectará el 31 de mayo, en las Salas de Cine del CCU, en la última función del programa.

Por ello, los alumnos de Cinematografía de Arpa convocan a las instituciones educativas a asistir a la gira FICUNAM, con el propósito de crear públicos juveniles cada vez más cercanos al arte y la cultura.

Las funciones son gratuitas y serán presentadas por alumnos de cinematografía, con el fin de compartir lo más representativo de cada película. Las proyecciones en las Salas de Cine del CCU comenzarán el 12 de mayo y se mantendrán durante todo el mes los días miércoles y viernes, con dos funciones cada día, a las 16:00 y 19:00 horas.

En el Teatro de la Ciudad, a su vez, serán todos los martes de mayo, a las 18:00 horas. La entrada es gratuita para todo el público.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 11 de mayo de 2017.



•    Los sectores y productos no vinculados al comercio exterior están prácticamente abandonados, aunado al desmantelamiento del aparato productivo nacional, dijeron

•    El tratado como horizonte no basta; se debe partir del mejoramiento de nuestras capacidades, con ecosistemas propios, variedades nativas y la optimización de los circuitos de comercialización locales y regionales, expusieron

EL Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como principal objetivo con Estados Unidos, no le basta a México sin un acuerdo de nueva generación que resuelva problemas estructurales de fondo, estimaron especialistas de la Facultad de Economía de la UNAM.

Eduardo Pérez Haro, Yolanda Trápaga Delfín y Luis Gómez Oliver precisaron que México no puede “competir” con naciones del norte, porque su economía no es equivalente o comparable.

En el Aula Magna Jesús Silva Herzog, precisaron que es necesario revisar aquellos factores convenientes para el desarrollo interno, algo que no se ha hecho en 35 años, y que tiene que ver principalmente con las exportaciones agropecuarias, el desarrollo rural agroalimentario y los desafíos ambientales.

Gómez Oliver, especialista en economía de los recursos naturales y desarrollo sustentable, precisó que si bien antes del tratado y luego de su firma existía un rechazo de ambos lados de la frontera sobre el acuerdo, hoy surgen preocupaciones ante la posibilidad de que sea eliminado.

Antes del TLCAN, añadió, las exportaciones agropecuarias mexicanas eran de dos mil 800 millones de dólares y con las agroalimentarias se llegaba a cuatro mil 400 millones de dólares.

Mientras que en el último año las exportaciones agropecuarias ascendieron a 14 mil 800 millones, y con las agroalimentarias se llega a 29 mil millones, concentradas principalmente en frutas y hortalizas.

El problema, añadió, es que importamos lo más significativo: trigo, soya, arroz y maíz, este último básico para la población que vive en el medio rural.

“Muchos de los inconvenientes que tenemos ahora no se originan por haber firmado el tratado, sino por no haber tenido las políticas nacionales complementarias que lo acompañaran”, enfatizó Gómez Oliver.

Al respecto, Pérez Haro, también director general de la Consultoría Especializada en Desarrollo Regional y Políticas Públicas, expuso que es necesario preguntarse a qué se debe que la economía mexicana no crezca, y la respuesta está en que hay un gran descuido de los mercados internos.

Los sectores y productos no vinculados al comercio exterior están prácticamente abandonados, de tal forma que el país en general sufre un crecimiento mediocre, aparejado con el desmantelamiento del aparato productivo nacional (industrial, servicios y sector agropecuario).

Más allá del discurso del presidente de Estados Unidos, añadió, el fondo del problema es que el país vecino tiene un déficit comercial con México y una economía trastabillando desde hace 10 años; por ello, lo que se plantea es una reindustrialización, infraestructura y promoción del empleo.

Ante esta situación, “lo que tiene que hacer México es proponer un acuerdo de nueva generación, es decir, no discutir per se el tratado, sino abrir el espectro de la negociación con EU y negociar factores que son convenientes para el desarrollo interno, algo que no hemos hecho en 35 años”.

Se debe aprovechar la negociación del TLCAN para buscar el desarrollo interno y crear un proyecto nacional que favorezca el incremento de las capacidades de producción, tecnología, infraestructura, capacitación y vinculación.

A su vez, Trápaga Delfín señaló que México tiene una economía con capacidades diferentes, y pese a que somos una de las cinco naciones con megadiversidad biológica, esto no es aprovechado y siempre se ha buscado la especialización agrícola, sin considerar que implica un desgaste en la producción de los terrenos.

Por cuatro mil años hemos producido gran cantidad de maíces, pero ahora resulta que lo tenemos que importar; eso es señal “de que estamos haciendo algo extremadamente mal”, resaltó.

Recordó que la FAO ha revelado que tres cuartos de los suelos fértiles en el mundo sufren afectaciones, y varios de ellos están dañados de manera irreversible, lo que impacta a México no sólo por las malas prácticas, sino porque el cambio climático agudiza el problema.

El TLCAN como horizonte no nos basta, debemos partir del mejoramiento de nuestras capacidades diferentes, con ecosistemas propios, variedades nativas y el mejoramiento de los circuitos de comercialización locales y regionales, antes que internacionales”, concluyó la especialista en economía política.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 1° de mayo de 2017.


•    Sin los apoyos adecuados y permanentes a lo largo de este sexenio, el sector científico, tecnológico y de innovación no podrá ser la palanca del crecimiento económico del país, sostuvo el rector de la UNAM
•    Las instituciones de educación superior públicas empezarán a levantar la voz para exigir que el siguiente ejercicio presupuestal de 2018 contenga los recursos suficientes para que este sector crezca

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, afirmó que no pueden volver a presentarse recortes como el del 23 por ciento que sufrió este año el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pues el conocimiento científico es estratégico para el desarrollo del país y para alcanzar su independencia económica y política.

“Hay que decirlo con toda claridad: esto no puede volver a suceder, México no puede darse ese lujo. El financiamiento público a la ciencia, la tecnología y la innovación debe tener una estrategia clara y definida de crecimiento, que permita planteamientos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación a mediano y largo plazos”, sostuvo.

Durante la firma de un convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Ciencias Matemáticas y sus Interacciones, de Francia, dirigido por Christoph Sorger, y con el titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, para poner en marcha la Unidad Mixta Internacional (UMI) “Laboratorio Solomon Lefschetz”, subrayó que este sector requiere de políticas públicas de larga duración para su consolidación.

Por ello, dijo, las instituciones de educación superior públicas empezarán a levantar la voz para exigir que en el siguiente ejercicio presupuestal haya recursos suficientes que permitan el crecimiento de este sector y que se mantengan las becas para los estudiantes del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

Esta UMI, que tendrá sus instalaciones en el Instituto de Matemáticas, unidad Cuernavaca, es ejemplo de estos largos procesos en la ciencia para consolidarse, pues los trabajos para su establecimiento iniciaron desde 2009.

Graue Wiechers indicó que si continúan las disminuciones presupuestales en ciencia básica, aplicada, de investigación, en ciencias sociales o en las artes, el país estará condenado a una dependencia de aquellas naciones que sí invierten en la generación de conocimientos y aplican los mismos para solucionar los problemas que las sociedades enfrentan.

“Si la formación de nuevas generaciones de científicos se reduce, si los presupuestos destinados a ciencia, tecnología e innovación no sólo no aumentan, si no que decrecen, México no podrá fincar las bases para que las condiciones de desarrollo humano mejoren y nuestra capacidad de competir e innovar crezca con la potencialidad que el país merece y puede lograr”, agregó.

La comunidad científica y académica, añadió Graue Wiechers, vio con inicial satisfacción que el plan de desarrollo para este rubro planteara un aumento anual del 0.1 por ciento del producto interno bruto (PIB), pues la meta era alcanzar, para fines del sexenio, al menos el 1 por ciento.

El año pasado, apenas con el 0.54 por ciento, este objetivo se veía aún lejano, pero con el recorte presupuestal del 23 por ciento al Conacyt en este 2017, generará consecuencias serias y un impacto negativo en las aspiraciones planteadas.

El rector reconoció los esfuerzos de este organismo para mantener programas prioritarios relacionados con los Fondos Mixtos, los Fondos Regionales, Centros de Investigación, cátedras y becas para los alumnos inscritos en el PNPC.

“No puede ser posible que se limite el crecimiento y preparación de estudiantes de gran calidad. México los necesita y ellos necesitan de México para la continuidad de su formación, pues en gran medida está en ellos el futuro de un país educado, sustentable, desarrollado e innovador”, subrayó.

Sin el apoyo económico adecuado y permanente a lo largo de este sexenio, y los entrantes, no habrá la posibilidad de que el sector de ciencia, tecnología e innovación se convierta en palanca real del desarrollo y contribuya sustantivamente al crecimiento económico y social de la nación, expuso.

En su oportunidad, Cabrero Mendoza señaló que el Conacyt trabaja porque México transite hacia la economía del conocimiento, y afirmó que este año se atenderá toda la demanda de becas del PNPC, y los estudiantes las recibirán de manera retroactiva.

Con la colaboración estrecha de la UNAM y otras instituciones de educación superior, se logró la compensación, concluyó.

En el evento se firmaron otros dos convenios. Uno entre el Conacyt y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, y otro más, entre el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional y el organismo francés.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 25 de abril de 2017.


•    Norma Samaniego dijo que el país se abrió rápidamente a los mercados internacionales, pero no creó una política industrial y abandonó el mercado interno
•    El desempleo, la desocupación de los jóvenes y que el 60 por ciento de la población económicamente activa se encuentre en la informalidad, grandes pendientes, agregó Sara Ochoa
•    Se llevó a cabo el panel “Mercados de trabajo, remuneraciones, distribución del ingreso y pobreza”, como parte de los Foros Universitarios “La UNAM y los Desafíos de la Nación”

El Estado mexicano no supo aprovechar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues en lugar de ser una plataforma para alcanzar acuerdos complementarios en diversas ramas productivas o lograr la migración laboral reglamentada, lo utilizó como única estrategia de desarrollo, afirmó la integrante del Consejo Académico Asesor del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la UNAM, Norma Samaniego.

Por ello, aseveró, se requiere que el Estado reconstruya su papel como estratega del desarrollo nacional y aproveche la actual coyuntura crítica con la Unión Americana para rediseñar un plan encaminado a insertarse en la globalidad.

Al participar en el panel “Mercados del trabajo, remuneraciones, distribución del ingreso y pobreza” (moderado por el director de la Facultad de Economía (FE), Eduardo Vega), que forma parte de los Foros Universitarios “La UNAM y los Desafíos de la Nación”, Samaniego expuso que México se abrió rápidamente a los mercados internacionales, pero no implementó una política industrial, abandonó el mercado interno y los salarios de los trabajadores cayeron.

“Corea del Sur, por ejemplo, tuvo una activa política industrial, facilitó la competitividad, realizó nuevas inversiones, aplicó incrementos a la educación y a la productividad. En los últimos 30 años su ingreso per cápita se multiplicó siete veces. Si nosotros continuamos con el ritmo de crecimiento que tenemos, para duplicarlo necesitaríamos 100 años: es tremendo”, expresó quien encabezó la delegación mexicana en la negociación del acuerdo laboral con América del Norte.

En un momento tan convulso a nivel mundial, prosiguió, es urgente que los países reorienten la globalización, de lo contrario ganarán los movimientos racistas y supremacistas que están surgiendo en diversas latitudes. La liberación del comercio, aseguró, no debe entenderse como un fin en sí mismo, sino como un medio para lograr los fines superiores de las sociedades, de la humanidad.

En el auditorio Maestro Jesús Silva Herzog, del Posgrado de la Facultad de Economía, Sara María Ochoa León, académica de la FE, expuso que México tiene que hacer frente a otros pendientes, como el que cerca del 60 por ciento de la población económicamente activa (PEA) se encuentre en la informalidad, aunado al desempleo o la desocupación que afecta principalmente a los grupos más jóvenes –de 15 a 19 y de 20 a 24 años–, que son parte del bono demográfico.

Asimismo, indicó que se requiere de indicadores más precisos para conocer la problemática del mercado laboral y su precariedad, pues en la actualidad hay un gran número de personas empleadas por contratos parciales, o sin ellos. Además, muchos de estos trabajadores perciben uno o dos salarios mínimos, que no alcanzan ni para cubrir la línea de bienestar mínimo.

“Se debe avanzar hacia la ciudadanía social, es decir, garantizar que existan pisos mínimos de protección social, como el tener un ingreso que permita alcanzar los factores mínimos de bienestar”, remarcó.

En su oportunidad, el también profesor de la FE, Santiago Capraro, coincidió en que una alternativa para propiciar el crecimiento de la economía mexicana sería incrementar el salario mínimo, a fin de reforzar los ingresos de los grupos más vulnerables y fortalecer el mercado interno.

“Si se acude a las fuentes del Banco de México, se encuentra que según este organismo la inflación se ha mantenido a la baja estable por la política monetaria que se ha aplicado en los últimos 20 años, y que ésta no ha tenido efectos negativos para la población. Pero cuando incorporas la política salarial y la evolución de distribución del ingreso, vemos que para mantener baja la inflación se ha disminuido el poder de los trabajadores, y eso es lo que mantiene anclada la inflación”, explicó.

Finalmente, el universitario consideró que se requiere empoderar a los trabajadores para buscar un mayor ingreso. Una vía para ello serían los sindicatos; sin embargo, actualmente menos del 15 por ciento de los empleados mexicanos están sindicalizados, lo que es inferior al promedio mundial, que se ubica en 36 por ciento”.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 20 de abril de 2017.


Sólo uno de cada 100 delitos es perseguido, señala un estudio reciente de la ONU

México no ha conseguido un sistema judicial acusatorio transparente que lleve a una justicia pronta: expertos de la UNAM


La falta de una Fiscalía General de la República, aprobada mediante una reforma constitucional al sistema de justicia desde 2008, y que se ha aplazado por falta de voluntad política, pone en riesgo la credibilidad del Sistema Nacional Anticorrupción, afirmó la académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y exprocuradora general de Justicia del Estado de Chihuahua, Patricia González Rodríguez.

Al participar en el panel Política del Estado para la Seguridad y Justicia, de los Foros Universitarios “La UNAM y los desafíos de la Nación”, expuso que, por esa falta de voluntad política, México no ha transitado con pasos firmes al sistema judicial acusatorio, de transparencia y rendición de cuentas, que lleve a una justicia pronta.

“Ha faltado voluntad política para el diseño de políticas públicas de mediano y largo plazos. Una planificación que permita lograr la consolidación de una de las instituciones más importantes, que constituya el motor del sistema nacional acusatorio: la Fiscalía General de la República.

Para dar paso a esta Fiscalía, agregó la también exjueza penal, tienen que desaparecer escalonadamente las delegaciones de la PGR, pues la mayoría de los delegados desconocen el sistema nacional acusatorio. En su diseño deben participar la sociedad civil, organizaciones sociales y los expertos en temas de corrupción e impunidad.

En el Aula Magna Jacinto Pallares, de la Facultad de Derecho, el rector de la Universidad Naval, Luis Orozco Inclán, indicó que la seguridad nacional es una condición necesaria que proporciona el Estado para garantizar estabilidad, integridad, soberanía y lograr los objetivos nacionales.

Sin embargo, acotó, a este concepto se han sumado otros como la seguridad pública y la seguridad interior. La primera está enfocada a salvaguardar la integridad de las personas y sus bienes, mientras que la segunda no está definida en ningún documento aprobado por el Congreso.

En el programa de Seguridad Nacional 2014-2018, prosiguió Orozco, se indica que la seguridad interior la proporciona el Estado para salvaguardar sus instituciones, su población, garantizar el desarrollo y el estado de derecho, así como hacer frente a riesgos y amenazas que vulneran el orden constitucional.

En su oportunidad, el expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia, coincidió en que la seguridad es el valor fundamental de lo jurídico y fin esencial del Estado. Sin embargo, las cifras que indican que en el país hay más de 29 mil personas desaparecidas, 850 fosas clandestinas y 60 mil desplazados muestran que se ha roto con este valor.

A ello se suman diagnósticos de la ONU, que señalan que el grado de impunidad en el país es del 99 por ciento, pues sólo uno de cada 100 delitos es perseguido y no todos terminan con sentencias condenatorias.

“Hay que acelerar la adecuación de todos los participantes en el nuevo sistema penal oral y acusatorio para que pronto sea eficaz. Vemos que el presupuesto en seguridad aumenta, pero para la justicia hay carencias”, agregó al pronunciarse porque este sistema cuente con insumos necesarios, y los jueces, policías y fiscales reciban la preparación requerida.

El comisionado de la Policía Federal Preventiva, Manelich Castilla Craviotto, expuso que la figura del policía empezó a degradarse con la corrupción, pero “no volteamos a ver a la sociedad que ha construido caminos para debilitar los controles formales y abrir la puerta a la corrupción”, expresó.
 
En el panel, moderado por el director de la FD, Raúl Contreras Bustamante, también participó el exsubsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Gustavo Mohar Betancourt, quien comentó que hoy en día los riesgos de seguridad de un país trascienden sus fronteras.
 
Cuestionó que el gobierno de Donald Trump descalifique la relación con México, con quien comparte una frontera en donde se realizan operaciones comerciales por mil 500 millones de dólares al día y en la que Estados Unidos ha desplegado más de 20 mil policías satélites, patrullas, rayos láser y perros, entre otros elementos.

Mientras tanto, el Estado y la sociedad mexicana tienen en la frontera sur una asignatura pendiente, que se debe atender para tener autoridad moral y negociar con Trump, resaltó. Además, se debe trabajar internamente para evitar que más connacionales vayan a otro país a buscar oportunidades de desarrollo, y reintegrar a quienes sean repatriados.

A su vez, Deni Álvarez Icaza, especialista en atención a víctimas de crímenes de alto impacto, consideró que México debe revisar las políticas prohibicionistas del uso de sustancias psicoactivas, pues éstas han tenido altos costos sociales.

El tema del uso de drogas debe verse no sólo como problema de seguridad, sino de salud pública, lo que permitirá incluir tratamientos a consumidores con problemas; las estrategias de prevención permitirán reducir los daños derivados, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 19 de abril de 2017.


•    Organismos gubernamentales y de la iniciativa privada han contratado sus servicios, pues garantizan que las tuberías que intervienen tienen 50 años de vida útil


Adrián Cordero Ibarra y Jorge Pérez Gavilán, egresados de las licenciaturas de Ingeniería Química e Ingeniería Civil de la Universidad Nacional, respectivamente, obtuvieron el “Reconocimiento InnovaUNAM” 2016, por tener un crecimiento de casi 150 por ciento en los últimos 12 meses en su empresa Tubepol.

Ellos desarrollaron la tecnología y los materiales para reparar ductos que ya cumplieron su vida útil, sin necesidad de excavar, generar tráfico y provocar el cierre de calles o comercios. Es tubería polimérica curada en sitio (TPCS), que ofrecen en su empresa, la cual constituyeron, planearon y desarrollaron con apoyo del Sistema de Incubadoras de Empresas InnovaUNAM, del que se graduaron hace unas semanas.

“Creamos una tubería nueva dentro de la que está dañada y garantizamos 50 años de vida útil. Es hermética y con resistencia estructural e hidráulica. Primero, hacemos una inspección al conducto para ver las condiciones en las que se encuentra; luego, colocamos un fieltro poliéster impregnado con una resina epóxica, que es prácticamente como un globo que se infla dentro de la tubería; después, mediante calor, se polimeriza con resina”, explicó Cordero.

La reparación se realiza en poco tiempo; en menos de 24 horas se pueden rehabilitar 100 metros de tuberías de prácticamente todos los diámetros comerciales (desde cuatro hasta 72 pulgadas).

Desde hace 40 o 45 años, prosiguió, en Europa y Estados Unidos se utiliza una metodología similar. Los egresados de la UNAM desarrollaron el 100 por ciento de la tecnología que usan y los materiales, lo que les permite tener un costo competitivo y tiempos de respuesta rápidos. En ello también contaron con apoyo del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional.

A mediados de 2013, relató, tuvieron su primera venta al rehabilitar infraestructura del Grupo Ángeles, y desde entonces no han parado. Entre sus clientes están empresas y organismos como Condumex, Caminos y Puentes Federales (Capufe), y pronto realizarán obras para Petróleos Mexicanos (Pemex).

Tubepol ha generado 12 empleos de manera permanente, pero dependiendo del tamaño y duración del proyecto que atienden, han llegado a contratar hasta 60 personas.

Los socios se conocieron cuando trabajaban en la rehabilitación de tuberías y detectaron la necesidad de usar en México la denominada ‘curada en sitio’. En una “Semana del Emprendedor” se acercaron al estand del Sistema de Incubadoras de Empresas InnovaUNAM, en donde por más de dos años les brindaron información y los guiaron para materializar su idea.

Hoy Adrián Cordero Ibarra y Jorge Pérez Gavilán buscan que esta tecnología sea más conocida y utilizada.

“Siempre hay que creer que puedes hacerlo. Muchas veces puedes fallar, tener errores, equivocarte, pero lo que no se vale es no intentarlo por miedo”, concluyó el universitario.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 15 de abril de 2017.

Página 1 de 18

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter