•    Esta planta tradicional mexicana, además de nutritiva, inhibe la bacteria que produce la enfermedad, incluso mejor que los antibióticos comerciales, indicó Irma Romero Álvarez, de la Facultad de Medicina

•    En México hay alrededor de 500 variedades de quelites, que se consumen en diferentes regiones


Los quelites tienen un importante aporte nutrimental: son ricos en micronutrientes, fibra, minerales y vitaminas; son económicos y, además, tienen potencial en el tratamiento contra la gastritis, reveló un estudio de la UNAM.

Científicos encabezados por Irma Romero Álvarez, del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina (FM), descubrieron en laboratorio que esta planta tradicional mexicana incide sobre la bacteria Helicobacter pylori y algunas de las enfermedades relacionadas con ella, principalmente la gastritis.

En México hay alrededor de 500 variedades de quelites.

Se comen crudos o ligeramente cocinados en diferentes regiones del país, y tras estudiar tres especies: alache, del Estado de México; chepil, de la región de Oaxaca; y chaya, de la Península de Yucatán, se determinó su efecto sobre el crecimiento y colonización de H. pylori, su adherencia a las células del epitelio gástrico y su efecto sobre la ureasa, enzima que neutraliza a la bacteria.

En la Facultad de Química (FQ), la universitaria expuso que “todas las especies de quelites (palabra que deriva del náhuatl y significa “hierba tierna comestible”) inhiben a la bacteria, incluso mejor que el metronidazol (antibiótico y antiparasitario)”.

En el proyecto multidisciplinario e interinstitucional, que se emprendió hace algunos años para estudiar a las plantas medicinales de México, y que hoy continúa en el laboratorio de Romero, se decidió analizar las tres especies.

“Queríamos determinar si además de su valor nutricional, los quelites podían tener alguna propiedad en el control de enfermedades, para darle un valor agregado y favorecer su consumo”.

H. Pylori, recordó, es una bacteria que coloniza la mucosa gástrica de los humanos; está asociada a diferentes patologías, la principal es la gastritis, y si permanece se pueden presentar otros padecimientos, como úlcera péptica y, en menor porcentaje, cáncer gástrico.

Es considerada una de las bacterias más exitosas del planeta, pues se estima que la mitad de la población mundial está infectada, aunque el porcentaje varía de acuerdo a la región, edad y estado socioeconómico. En los países desarrollados la prevalencia es menor.

En México la gastritis es una de las primeras 10 causas de primera consulta en medicina familiar o servicios de urgencia, y el cáncer gástrico y úlceras pépticas están dentro de las primeras 20 causas de mortalidad. H. pylori y las afecciones asociadas representan un problema de salud pública nacional que no debe pasar desapercibido, subrayó la experta.

Subvaloradas y subutilizadas

Preparado de la manera tradicional, los quelites contienen compuestos con actividad anti H. pylori, y aunque no destruye la bacteria ni curan la gastritis, si pueden mantenerla “a raya”, por lo que su consumo sería más bien preventivo, aclaró la experta.

No obstante, reconoció, la ingesta y cultivo de ésta y otras especies tradicionales se han reducido considerablemente, pues son subvaloradas y subutilizadas. “Ni los productores ni los consumidores las aprecian”.

Se utilizan sólo de manera local, en asociación con una tradición cultural. Esas plantas crecen en sistemas agrícolas, como las milpas, pero han sido excluidas de las agendas de investigación y desarrollo.

Bacteria exitosa

H. pylori coloniza mediante tres mecanismos: la movilidad, la enzima ureasa y la adherencia.  Una vez establecida en el epitelio gástrico, secreta una serie de moléculas, como toxinas y proteínas, que generan una reacción importante: la inflamación de la mucosa es conocida como gastritis, que puede ser asintomática.

Si la inflamación persiste conduce a las úlcera péptica gástrica (en el estómago) o duodenal (en el intestino), y si no son tratadas pueden producir perforaciones, sangrados e incluso la muerte.

Para erradicar esta bacteria se emplea la triple terapia, consistente en el uso de dos antibióticos (claritromicina y amoxicilina), además de un inhibidor de la secreción ácida (lansoprazol). El tratamiento se prolonga por dos semanas. “Es muy agresivo y el paciente en muchas ocasiones no logra terminarlo; además, es exitoso en sólo 20 por ciento de los casos. Si falla, se avanza a la cuádruple terapia, que contempla otros antibióticos, más sales de bismuto, y que es de costo elevado”.

De ahí la necesidad de encontrar alternativas en las plantas medicinales, más efectivas, menos toxicas y de fácil acceso. “En nuestro proyecto, el siguiente paso es hacer pruebas in vivo”, finalizó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 7 de febrero 2019.


Egresados de carreras afines al sector energético podrá estudiar una rama de un año en la institución

 
Ciudad de México.- Para generar profesionistas que faciliten la búsqueda de yacimientos de combustible en México, el Consejo Universitario de la UNAM aprobó la Especialidad en Exploración Petrolera y Caracterización de Yacimientos.

En la primera sesión de consejeros de este año, con mayoría de votos el Pleno aprobó esta especialidad propuesta por el Consejo Académico del Área de Ciencias Físico Matemáticas y de las Ingenierías, y el Consejo de Estudios de Posgrado.

En la presentación de la especialidad se informó que está dirigida para los egresados de licenciaturas como Ciencias de la Tierra, Ingeniería Geológica, Ingeniería Geofísica y carreras afines.

Tendrá duración de un año, repartida en dos semestres, un total de 58 créditos y una carga académica obligatoria de un 45 por ciento del valor total de sus créditos.
El restante será flexible al alumno, que para obtener el grado de especialista deberá desarrollar un proyecto integrador sobre la materia.

El objetivo de este plan de estudios es lograr la formación de especialistas que satisfagan la demanda energética y propicien el descubrimiento de nuevos yacimientos petroleros en condiciones geológicas cada vez más complejas, y la ampliación de reservas de los yacimientos ya existentes.

"En consecuencia, significa un incremento gradual en la demanda de profesionales especializados y competitivos que se incorporen a la exploración petrolera a pesar de la fluctuación en las cotizaciones que han experimentado los hidrocarburos durante los últimos años", se destacó.

En un video de presentación se aseguró que la Facultad de Ingeniería, donde será impartida, cuenta con la infraestructura y el equipamiento adecuado para el óptimo desarrollo de las actividades docentes y posee las facilidades para utilizar los avances tecnológicos más recientes.

Además de varios laboratorios de cómputo para realizar prácticas.

Para ello, se agregó, la UNAM cuenta con un convenio de colaboración con la Comisión Nacional de Hidrocarburos que facilitará el uso académico de información petrolera.

Los egresados tendrá como campo de trabajo las instituciones del sector gubernamental como Petróleos Mexicanos, la Secretaría de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, así como las empresas operadoras nacionales y extranjeras que están incursionando en el sector de la exploración y explotación de hidrocarburos.

También fue aprobada la creación de la licenciatura en Órtesis y Prótesis para desarrollar herramientas para personas con discapacidad física o que hayan sufrido amputaciones.

Reforma
Ciudad de México
Miércoles 13 de febrero de 2019.


•    El investigador emérito de la UNAM sugirió reordenar la Carta Magna para darle coherencia y simplificar algunos de sus enunciados
•    La característica central de la Constitución de 1917 es su capacidad de reformarse, su adaptabilidad a las diferentes realidades que ha regido, y por ello puede ser de vigencia indefinida, dijo
•    Según una encuesta del IIJ, no más del 23 por ciento de los mexicanos le dan importancia a la Constitución; se la dan más a la democracia: Rolando Cordera

Hoy, la Constitución ha dejado de ser el referente cotidiano en la vida de las instituciones y de los ciudadanos, y es rara su invocación en el discurso político mexicano. Las referencias tendieron a decrecer a partir de los años 90 de manera progresiva, y hoy son inexistentes, afirmó Diego Valadés Ríos, investigador emérito de la UNAM.

En declaraciones, discursos y tomas de posesión ya no se menciona, excepto para denostarla; por ejemplo, para decir que está llena de parches, añadió el integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ).

Hoy, ese ordenamiento no es legible, está desorganizado y desactualizado permanentemente; “tenemos una Constitución literalmente virtual”. Por ello, sugirió reordenarla para darle coherencia y simplificar algunos de sus enunciados.

En el encuentro Constitución en el México Social, organizado por el Seminario Universitario de la Cuestión Social, el exdirector del IIJ, ex procurador general de la República y exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación señaló que la característica central de la Carta Magna de 1917 es su capacidad de reformarse, su enorme elasticidad, su adaptabilidad a las diferentes realidades que ha regido, y por ello “puede ser de vigencia indefinida. Lo puede ser si es que se tiene la diligencia e inteligencia para incorporar los nuevos elementos que le den perdurabilidad”.

En el auditorio Jesús Silva Herzog del Posgrado de la Facultad de Economía (FE), Valadés Ríos recordó que en su origen fue una constitución normativa: lo que planteaba era lo que se vivía; había una relación entre la norma y la normalidad, en medio de una gran turbulencia institucional. Estableció la jornada laboral de ocho horas, la libertad para la sindicalización de los trabajadores y el reparto de las tierras, entre otras prerrogativas, y eso que planteaba era exigible por parte de los gobernados.

En la actualidad hay quienes hablan de sus 706 ‘reformas’. “Otros hablamos de 233 (hasta junio del año pasado). Unos nos referimos al número de decretos de reforma constitucional y a las veces que los diferentes artículos han sido modificados. Esta última contabilidad es errónea, porque una misma reforma suele tener impacto en numerosos preceptos constitucionales. Por ejemplo, la que transformó al DF en Ciudad de México tocó 52 artículos”.

Los contenidos de los grandes rubros relacionados con el México social también se han modificado. Si se trata de esa cuestión “la redacción es concisa, pero si se refiere al México político, son extensos porque está en juego el reparto del poder”. Al no tener ese nivel de detalle, aquel tema ha quedado en la indefensión, cuando debería ser al contrario, apuntó.

El artículo 123 –junto con el 3º y 27– fue el precepto más avanzado y el de mayor contundencia en cuanto a reflejar las exigencias del México revolucionario, pero quedaron temas pendientes que se fueron incorporando y que “difícilmente pueden considerarse parches”. Por ejemplo, en 1962 se modificó la edad para trabajar, ya que hasta ese año era constitucional contratar a un niño de 12; subió a 14 años, y a partir de 2014, a 15.

No se puede separarse al México social del político; este último se requiere para dar viabilidad a todo lo referente con el tema social, añadió el jurista en la sesión moderada por Mario Luis Fuentes, integrante de la Junta de Gobierno de la UNAM.

En nuestra Constitución, prosiguió Valadés Ríos, no existe el concepto de gobierno, no como función (esa sí está), sino como órgano. Si existiera, permitiría que el Congreso tuviera control sobre él, y eso se traduciría en la evaluación de los resultados de las políticas adoptadas.

Al comentar la exposición de Valadés, Rolando Cordera, profesor emérito de la FE y coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo, cuestionó qué debemos hacer con esta Constitución para que sus normas, postulados y filosofía se conviertan en nuevas realidades en materia social.

Visto desde la Constitución, “el México social es de casi puros enunciados, y eso nos lleva a preguntarnos por la organización política del Estado mexicano, que podría ser el vehículo para acercar la norma a la normalidad y avanzar en la materialización de la gran promesa constitucional de 1917: la justicia social”.

Recordó que, según una encuesta del IIJ, no más de 23 por ciento de los mexicanos le dan importancia a la Constitución; se la dan más a la democracia, pero muchos estarían dispuestos a sacrificarla si hubiera un régimen de mejoramiento social efectivo.

Adquiere un sentido de urgencia la cuestión de si la Constitución del 1917, con su capacidad de adaptabilidad y cambio, puede ser punto de partida o contexto político institucional a partir del cual inventemos o imaginemos la construcción de un Estado de bienestar, social, democrático y constitucional, finalizó Cordera.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 9 de febrero de 2019.


•    El cambio climático y la pérdida de biodiversidad son los más graves problemas ambientales, dijo José Sarukhán, investigador emérito del Instituto de Ecología, ex rector de la UNAM y coordinador de la Conabio

La relación entre la humanidad y el ambiente enfrenta dilemas éticos que urge solucionar “y no tenemos siglos como los filósofos griegos clásicos, el lapso para resolverlos es de unas pocas décadas”, advirtió José Sarukhán Kermez, investigador emérito del Instituto de Ecología (IE) y ex rector de la UNAM.

Como sociedad, estamos ante la necesidad de generar un nuevo comportamiento con el entorno biológico y físico del planeta, pues entre los problemas ambientales los más graves son el cambio climático global y la pérdida de la biodiversidad, planteó el también coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

En el auditorio Alfonso Caso del campus central, Sarukhán ofreció la conferencia magistral “Ética y ambiente”, dentro del ciclo Diálogos por la Bioética, que organiza el Programa Universitario de Bioética (PUB).

Tres dilemas éticos

El ecólogo y miembro de El Colegio Nacional señaló que hay tres dilemas éticos que deben ser considerados de forma integrada.

El primero es la responsabilidad hacia la naturaleza, pues todos hemos evolucionado en el contexto de ecosistemas, no de aislamiento. “Compartimos genes con todas las especies como productos de la evolución”.

El segundo es la responsabilidad hacia los congéneres humanos, los coetáneos y los de generaciones futuras. “Tenemos que considerarnos pertenecientes a una especie biológica, de la cual todas las generaciones forman parte; no podemos prescindir de este enfoque antropocéntrico en una visión holística de ética ambiental y humana”, explicó.

El tercer dilema es que ambas responsabilidades tienen que ubicarse en el contexto de nuestro comportamiento hacia la naturaleza para beneficio de nuestra especie. “El concepto de desarrollo sustentable alude a esta doble responsabilidad: respeta la integridad de los sistemas ecológicos para el bienestar de las generaciones presentes y futuras”.

Esto implica la necesidad de definir individual y socialmente el nivel de satisfactores y de bienestar que permite el mantenimiento de la matriz ambiental, y da lugar a mayor equidad social en el alcance de bienestar.

Niveles de bienestar y satisfactores

El ex rector resaltó que los temas ambientales generan preguntas fundamentales acerca de qué es lo que valoramos como seres humanos, qué tipo de seres pretendemos ser, el tipo de vida que queremos, cuál consideramos que es nuestro lugar en la naturaleza y el tipo de mundo en que quisiéramos desarrollarnos.

Llamó a reflexionar sobre vivir con lo suficiente en términos materiales, y desarrollar valores espirituales e intelectuales que nos desarrollen como humanos.

Asimismo, consideró que el “dilema humano” reside en cómo transformar actitudes sociales que aspiran a un mejor estándar de confort, en aquéllas para lograr una vida digna, basada en logros personales y espirituales, y no en la acumulación de bienes materiales.

Posiblemente la única concepción que reúne relación de respeto y cuidado del entorno ambiental, con responsabilidad ética hacia otros miembros de nuestra especie, implica comportarnos como miembros de una especie biológica (Homo sapiens), porque somos producto del mismo proceso evolutivo que las demás especies, compartimos genes con las especies con las que cohabitamos y hemos generado la capacidad de alterar profundamente el contexto del proceso evolutivo”, subrayó.

El reto, consideró Sarukhán, es definir las bases filosóficas de esta concepción ética, traducirlas a un discurso social que sea convincente y aceptable a la mayoría de la gente, y hacerlo en pocas décadas.

Para reflexionar

Genéticamente, los seres humanos nos parecemos bastante a otros organismos vivos: 18 por ciento a las plantas; 26 por ciento a la levadura; 44 por ciento a la mosca de la fruta; 92 por ciento al ratón; y 98 por ciento al chimpancé.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 7 de febrero de 2019.


•    La edición 40 de la fiesta literaria más antigua del país tendrá presentaciones editoriales, charlas, conferencias, talleres, conciertos y firmas de libro
•    Se conmemorará el centenario del nacimiento de J.D. Salinger, Doris Lessing y Primo Levi; además, el bicentenario de Herman Melville y Walt Whitman
•    La cita es en el recinto de Tacuba 5, en el Centro Histórico
•    Nuevo León, el estado invitado

Una página más de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) se escribirá del 21 de febrero al 4 de marzo próximos, con más de mil 400 actividades. Nuevo León será el estado invitado.

En la presentación del programa, Fernando Macotela, director de la FIL e “ingeniero del libro”, destacó que la feria es un esfuerzo de la UNAM para hacer de la cultura un patrimonio colectivo.

Los asistentes podrán disfrutar de presentaciones de libros, revistas, colecciones, proyectos editoriales, publicaciones electrónicas, series y antologías.

Del 25 al 27 de febrero se organizarán conferencias, talleres y encuentros pensados especialmente para los más jóvenes.

En el auditorio Bernardo Quintana del Palacio de Minería, Macotela desglosó que habrá mil 400 actividades, 792 presentaciones de publicaciones (libros y revistas, impresas y electrónicas); 81 conferencias; 32 lecturas; 39 talleres y 55 mesas redondas, entre otras.

También destacó los bicentenarios de Herman Melville y Walt Whitman, además de los cumpleaños de Jaime Labastida (80 años), Sara Sefchovich y Élmer Mendoza (70 años). Se conmemorará el centenario del nacimiento de J.D. Salinger, Doris Lessing y Primo Levi.

De igual manera, el aniversario 130 del natalicio de Alfonso Reyes, y centenario luctuoso de Amado Nervo.

Para celebrarlos se realizarán conferencias y lecturas de su obra, y lo mismo ocurrirá con los autores in memoriam: Aurora M. Ocampo, Sergio Pitol, Fernando del Paso, Margarita Peña y Amos Oz.

A la conmemoración de las cuatro décadas de la fiesta literaria más antigua del país se suman el Sistema de Transporte Colectivo Metro, con un boleto conmemorativo; y la Lotería Nacional, con un billete de edición especial.

Toda la programación de la FIL podrá consultarse en dispositivos móviles con sistemas operativos iOS y Android mediante una aplicación, que podrá descargarse en filmineria.unam.mx y en las tiendas de aplicaciones de ambas plataformas.

La FIL es organizada por la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, y su objetivo es dar a conocer las novedades de la industria editorial mexicana, además de ofrecer un variado programa cultural, considerado entre los mayores de todas las ferias del libro del mundo.

La cita es en el Palacio de Minería, de 11:00 a 21:00 horas, de lunes a viernes, y los sábados y domingos de 10:00 a 21:00 horas. Más información en la página http://www.filmineria.unam.mx

En la presentación de la FIL estuvieron también Carlos Anaya, residente de la CANIEM; Ricardo Marcos González, presidente del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León; Carmen González, subdirectora de la FIL; Víctor Manuel Rivera, representante de la FI; Bertín Miranda, representante de la alcaldía Cuauhtémoc; y Rubén García Morales, del área de comunicación de la FIL.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 6 de febrero de 2019.


•    El conflicto no es positivo para México ni para la región, señalaron académicos del Centro de Investigaciones Sobre América Latina y el Caribe

En Venezuela, más que un golpe de Estado, atestiguamos una confrontación entre poderes: el Legislativo democráticamente electo, y el Ejecutivo, que se ha reelegido mediante una votación ilegítima, coincidieron académicos del Centro de Investigaciones Sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

Este conflicto no es positivo para México ni para la región, porque impacta en la polarización de posturas internacionales, en la economía y en el incremento de flujos migratorios, dijeron Mario Ojea Revah y Fernando Neira Orjuela.

La actual situación en Venezuela es resultado de un proceso de poco más de dos décadas, en un país que sufre una catástrofe económica, social y humanitaria; una inflación anual de un millón 200 mil por ciento; con cuatro de 30 millones de venezolanos que han salido de su territorio en años recientes; una mortalidad infantil superior a la de Siria; y un nivel de hambruna y de notable violación a los derechos humanos.

Por ello, la Asamblea Nacional, controlada por la oposición al Presidente Nicolás Maduro, desafió, a partir de la propia Constitución bolivariana, la votación para reelegir al mandatario, explicó Mario Ojea Revah.

“El Artículo 233 indica que en caso de que falte el Presidente por razones de incapacidad física o mental, el titular de la Asamblea (en este caso Juan Guaidó) se encargará de la Presidencia y convocará, en un plazo de 30 días, a nuevas elecciones.

Además, el Artículo 350 refiere que el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios o garantías democráticos, o menoscabe los derechos humanos”.

Fernando Neira Orjuela manifestó que es complicado dar marcha atrás en este proceso de cambio para el país sudamericano, por lo que la era de Nicolás Maduro está en un punto casi final.

“Lo que lo sostiene es sólo el apoyo de los mandos de las fuerzas armadas; mientras tenga ese respaldo, no se fraguará un cambio de régimen, incluso en ese juego de poder internacional que tienen sobre esta situación Estados Unidos y Rusia”, agregó.

México

El conflicto, prosiguió Neira Orjuela, no es positivo para México, ni para la región.

Al respecto, Mario Ojea celebró que nuestra nación no haya tomado una postura precipitada; sin embargo, criticó que no haya sido determinante, aun con la presión de otros países latinoamericanos y de Estados Unidos.

“Es una posición ambigua, una visión añeja de la política exterior; se tiene que hacer un llamado al diálogo a las partes en conflicto. La Doctrina Estrada no está grabada en piedra, pues la ‘no intervención’ tiene sus límites, más cuando se violan las garantías individuales”.

Finalmente, Ojea proyectó que si se suscitara una intervención armada de fuerzas foráneas como las de Estados Unidos o Brasil, el hecho puede acabar en un conflicto mayúsculo, no sólo de repercusiones regionales, sino globales.

Mario Ojeda Revah es investigador titular “A” de tiempo completo del CIALC. Es doctor en Ciencia Política por la London School of Economics and Political Science. Especialista en relaciones políticas entre Europa y América Latina, así como en la Guerra civil española.

En tanto, Fernando Neira Orjuela es investigador titular "B" de tiempo completo en la misma entidad universitaria. Licenciado en Ciencias Sociales por la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia, licenciado en Antropología por la Universidad Nacional de Colombia, maestro en Estudios de Población por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-México) y doctor en Estudios de Población por El Colegio de México. Se especializa en migración, remesas, proyectos productivos, población y desarrollo en América Latina.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 24 de enero de 2019.


•    Asegurar que se desechará el papel no tiene sentido, pero es necesario ser selectivos en cuánto a qué tipo de materiales deben resguardarse de manera impresa y cuáles de forma electrónica: Enrique González

•    El académico del IISUE fue nombrado recientemente emérito del Sistema Nacional de Investigadores, como un reconocimiento al trabajo de una vida

Aunque vivimos en una época en la que la consulta de textos en línea es habitual, este medio no es el adecuado para mantener la memoria viva: el papel sigue siendo el mejor medio para preservar la historia en general, y de instituciones importantes como la UNAM, indicó Enrique González González, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE).

El experto, quien obtuvo la beca Guggenheim para rescatar los anales de la formación de las universidades en América Latina, tarea para la cual viajó por 25 países, recordó que cuando se inventó la fotografía, muchos pensaron que se acabaría la pintura; sin embargo, “no ha habido siglo más fecundo para ésta que el XX.

“Creo que asegurar que se desechará el papel en forma definitiva no tiene sentido, pero es necesario ser selectivos en cuánto a qué tipo de materiales deben ser preservados de manera impresa y cuáles en forma electrónica”.

Nombrado recientemente investigador emérito del Sistema Nacional de Investigadores, como un reconocimiento al trabajo de una vida y una oportunidad para adentrarse más en proyectos nuevos, González remarcó que “el papel es una forma de dar materialidad a las investigaciones, por lo que es indispensable que se mantengan impresas.

“No sabemos en qué momento ya no será visible un documento en la red porque no se emigró a tiempo, mientras que con el papel no hay ese problema”.

La digitalización es importante, pero no sustituye al papel, subrayó. Ejemplo de ello es un documento trascendente de la Universidad de Chile, que fue digitalizado hace unos años y hoy en día no puede ser consultado en línea porque no se actualizó en nuevos formatos.

Preservar la historia

Desde siempre, González González se ha dado a la tarea de preservar la historia sobre cómo se han construido las universidades, especialmente la UNAM.

Por su labor, ha obtenido reconocimientos como el Premio Edmundo O’Gorman a la mejor investigación, en 2008; y mención honorífica del Premio Francisco Javier Clavijero, el año pasado.

Una muestra es su trabajo sobre las constituciones de Palafox, que definieron a la Universidad Nacional como la conocemos hoy en día y que presenta en el texto “Del aula a la ciudad. Estudios sobre la universidad y la sociedad en el México virreinal”.

Pero aún se deben recuperar textos anteriores, que definieron rumbos y temas sobre, por ejemplo, cómo administrar los recursos bibliotecarios, tópicos debatidos desde la época de la Colonia, cuando México aún era la Nueva España.

Por ello, reiteró, “el papel sigue siendo un medio de preservación impecable, pero en esta era de la digitalización es necesario revisar y estudiar archivos importantes para definir si es pertinente tenerlos sólo en línea, o mantenerlos en material escrito o impreso”.

El universitario compartió que buscará editar los Estatutos y Constituciones de la Universidad Nacional Autónoma de México, los Claustros que dieron origen a la amplia tradición de la UNAM, así como ahondar en sus estudios sobre la obra de Juan Luis Vives.

“El emeritazgo del SNI es una oportunidad para liberarme de algunos pendientes y pensar seriamente en investigaciones que están avanzadas, pero que no se han culminado”, concluyó el especialista en universidades hispánicas.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 8 de enero 2019.


•    Tiene algunas particulares inusuales respecto a otros sismos intraplaca: su magnitud de 8.2, en dónde inicia su ruptura y cómo se propagó, explicó Xyoli Pérez Campos, directora del Servicio Sismológico Nacional


Cuando se genera un sismo importante, especialistas de la UNAM se dan a la tarea de caracterizar el punto de ruptura y cómo se propaga dicho movimiento. El ocurrido el 7 de septiembre de 2017 “tiene algunas particulares inusuales respecto a otros sismos intraplaca: su magnitud de 8.2, en dónde inicia su ruptura y cómo se propagó”, indicó Xyoli Pérez Campos, directora del Servicio Sismológico Nacional.

Estos hallazgos, publicados recientemente en la revista Nature geoscience, son resultado de un estudio liderado por expertos de la Universidad Nacional, en el que participan El Colegio de Michoacán y de la Universidad de Oregón.

Por la UNAM colaboraron Xyoli Pérez y Enrique Cabral Cano, del Instituto de Geofísica; Ángel Ruiz Angulo y Jorge Zavala Hidalgo, del Centro de Ciencias de la Atmósfera; Marina Manea y Vlad C. Manea, del Centro de Geociencias; M. Teresa Ramírez-Herrera, del Instituto de Geografía; y Leonardo Ramírez Guzmán, del Instituto de Ingeniería.

Pérez Campos explicó que la litósfera oceánica en la placa de Cocos es frágil a profundidades como en la que se generó el sismo del 7 de septiembre. Ahí, literalmente se rompió dicha placa.

En el trabajo se describe que el sismo se originó en una zona que está por debajo de la corteza oceánica, en el manto litosférico. “Cuando se rompe, no sólo toca la litósfera, sino también una región que no era considerada tan frágil”. Esto fue lo que llevó a los expertos a repensar por qué se rompió la placa.

Habitualmente, añadió, los terremotos rompen la parte superior del manto litosférico, pero el que afectó principalmente a los estados de Oaxaca y Chiapas se dio por debajo de ella. En esta ocasión, la parte del manto en el Istmo de Tehuantepec se comportó de forma diferente y se rompió.

La experta recalcó que lo particular de este temblor es que inició y se propagó a una profundidad en la que no es habitual que se fracture el material, pues es considerado más dúctil y maleable.

Entre las implicaciones del por qué se originó el sismo, Pérez Campos precisó que es una región con alto nivel de hidratación, y que fallas preexistentes fueron hidratadas antes del movimiento telúrico, por lo que se comportó de manera diferente.

Este movimiento es similar, en tamaño y geometría de placa, al ocurrido en 1931, que no se dio en el Golfo de Tehuantepec, sino en el centro del estado de Oaxaca.

Recordó que anualmente la Placa de Cocos se mueve unos centímetros, y eso continuará por millones de años; por lo tanto, nuestro país seguirá presentando movimientos sísmicos.

Este estudio científico es uno más de los que han realizado expertos de la UNAM con la finalidad de lograr un modelado para alertamiento temprano de tsunamis; un mapeo de las más de 27 mil réplicas que se han generado del sismo, además de revisar la distribución de la ruptura, el tiempo en el que ocurrió y sus características.

Finalmente, Pérez Campos recordó que aunque los cálculos de la magnitud de un evento como éste son casi inmediatos, el análisis del movimiento sísmico lleva tiempo no sólo por la precisión con la que deben ser analizados los datos, sino porque se trata de trabajos que deben ser revisados por pares.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 12 noviembre 2018.


•    Estamos en una crisis que deriva de la ausencia del Estado, dijo Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos

•    El país está sobrediagnosticado con una severa crisis de derechos humanos, enfrascado en el dolor y la violencia y sin respuesta eficaz ni oportuna en los últimos sexenios, subrayó el padre Miguel Concha

•    Un reto pendiente proviene de la sociedad, que debe repensar las altas expectativas que tiene respecto al cambio de gobierno y sumarse a la construcción de alternativas, resaltó Raúl Romero, del IIS de la UNAM


Estamos en una crisis que deriva de la ausencia del Estado y hay que reconstruir las instituciones públicas y a la sociedad, que pone al descubierto sus peores valores cuando, por ejemplo, llega una caravana de migrantes: xenofobia, discriminación y racismo, resaltó en la UNAM Alejandro Encinas Rodríguez, próximo subsecretario de Derechos Humanos.

En el segundo día de actividades del Seminario Internacional “La transformación Histórica del régimen mexicano en el contexto global: los retos para el próximo sexenio”, en el que también participaron el padre Miguel Concha, Abel Barrera y John Ackerman, Encinas reveló que a partir del 1 de diciembre se iniciará una renovación completa del Instituto Nacional de Migración y se creará la Comisión de Investigación por la Memoria y la Verdad en Ayotzinapa.

Asimismo, se pedirá una mayor colaboración de las universidades para que los jóvenes egresados de derecho, psicología y ciencias forenses ayuden en las labores de apoyo a víctimas. El principal objetivo, enfatizó, será hacer valer, garantizar y respetar los derechos de los ciudadanos, expresados en el artículo 1 de la Constitución.

Ante estudiantes y académicos reunidos en el auditorio Alfonso Caso, remarcó que, según el último reporte, en el campamento de migrantes en la Magdalena Mixhuca, Ciudad de México, se alberga a cuatro mil 814 personas, principalmente hondureños.

“Al Instituto Nacional de Migración tendremos que sacudirlo, porque es la institución del Estado que más violaciones a los derechos humanos comete; está ligada con la delincuencia organizada, con el tráfico de armas, drogas y personas, prostitución y pornografía. No será fácil ni cambiará de la noche a la mañana”, enfatizó el exjefe del Gobierno del Distrito Federal.

Reconoció que el fenómeno de las caravanas migrantes llegó para quedarse y se diversificará; recordó que en Piedras Negras y Nuevo Laredo hay mil 500 migrantes provenientes del Congo y Nigeria, que podrían ser rechazados por Estados Unidos, convirtiéndose en apátridas que el Estado mexicano deberá atender.

El país, añadió, se ha convertido en una gran fosa: más de mil 100 fosas clandestinas ubicadas, en las que no se ha hecho trabajo de exhumación porque no existe la capacidad para rescatar los cuerpos.

Por ello, resaltó, el 1 de diciembre se creará la Comisión de Investigación por la Memoria y la Verdad en Ayotzinapa, en la que intervendrán comisiones de naciones unidas, expertos, padres de las víctimas y los afectados.

En otro orden de ideas, Encinas Rodríguez lamentó que la violencia se haya extendido al hogar, pues la mayoría de los feminicidios y agresiones contra la mujer se cometen en el hogar, la familia y sus círculos más cercanos, problema que ha llevado a una descomposición y ruptura del tejido social.

De ahí la importancia de que un eje rector de la política sea la defensa de los derechos humanos, la atención a las víctimas, rescatar la memoria de la verdad y justicia. Entre las estrategias a seguir acentuó la de generar un cambio cultural en la sociedad para que sea copartícipe en esta asociación y ayude a superar la crisis.

Generadores de ideas críticas

En entrevista, John Ackerman, titular de Diálogos por la Democracia y organizador del seminario, explicó que más allá de la investigación y la academia, la UNAM tiene un papel clave como generador de ideas y una posición crítica, y con este seminario asume su responsabilidad de contribuir al debate público ante procesos como la transición política que se vive.

En el encuentro se han debatido temas como la migración y el futuro de América del Norte, las elecciones del 1 de julio como fenómeno histórico, la democracia mexicana y seguridad pública. “Sabíamos que las cosas estaban mal, pero al acercarse a la realidad uno se percata de la gravedad del problema. No se trata de que la UNAM sea subordinada del gobierno, sino que ocupe su posición de aportar análisis serio y crítico”, enfatizó el politólogo.

El objetivo del seminario es ofrecer puntos de vista críticos sobre los problemas, y de ahí que en las discusiones también participen tomadores de decisiones como Zoe Robledo, próximo subsecretario de Gobernación; Elena Álvarez Buylla, próxima titular del Conacyt; Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos, y Santiago Niego, próximo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

En su oportunidad, el padre Miguel Concha, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, coincidió en que México llega al 2018 como un cementerio, lo que denota que el país “está sobrediagnosticado con una severa crisis de derechos humanos, enfrascado en el dolor y la violencia y sin respuesta eficaz ni oportuna en los últimos sexenios”.

A su vez, el antropólogo Abel Barrera, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, expuso que al exigir el respeto a los derechos humanos no se puede ceder ni aceptar que se siga militarizando la seguridad pública. “El dolor revoluciona, y quiere evolucionar a estadios de mayor respeto de los derechos humanos. Por eso les decimos: los pueblos indígenas son baluartes y la autoridad moral de un país en crisis, sometido por criminales y supeditado a intereses empresariales”.

Claudia Mendoza, de la Facultad de Derecho y moderadora de la mesa, comentó que el pasado 7 de noviembre se realizó la tercera revisión de México ante el Mecanismo de Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en donde se leyó un reporte elaborado por organizaciones civiles que destacan el hecho de que nuestro país vive una crisis de corrupción e impunidad, poniendo énfasis en que no se han cumplido las aproximadamente 207 recomendaciones de evaluaciones hechas en 2009 y 2003.

Compromiso con las demandas sociales

Héctor Castillo Berthier, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) y fundador del Circo Volador, reiteró la responsabilidad de la academia respecto a la conformación de un gobierno realmente comprometido con las demandas sociales.

Raúl Romero, también del IIS, instó a atender la importancia de “no corporativizar las insurgencias”, e invitó a identificar que los dos pilares de los agravios generalizados en nuestro país son la economía del despojo y el crimen organizado. Además, sentenció, “el gobierno entrante requiere acabar con pactos de impunidad”, y que frente al actual panorama de disputa en la arena pública, un reto pendiente proviene de la sociedad, que debe repensar las altas expectativas que tiene respecto al cambio de gobierno y sumarse a la construcción de alternativas junto a los movimientos que ya existen.

En tanto, Lucía Álvarez, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM, destacó que en el contexto actual de deslegitimación de los movimientos y de institucionalización de la participación, el panorama sugiere un momento para la construcción de una nueva hegemonía en la que gobierno y ciudadanía gestionen, en conjunto, las demandas sociales.

Sergio Zermeño, del IIS, afirmó que Morena se enfrenta también a la necesidad de una revolución epistémica, una que permita “establecer escaleras hacia abajo”: reconstruir lo social, articular, bajar recursos y acercar, sobre todo, a las juventudes universitarias hacia las transformaciones necesarias en zonas intermedias.

Sobre la calidad de la democracia, Jorge Gómez Naredo, de la Universidad de Guadalajara, afirmó que pese al triunfo democrático de Morena, queda aún un largo camino por recorrer para asegurar que en un país como México el tema del fraude no vuelva a ser un pendiente.

Finalmente, Rosa María Mirón Lince, directora de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, afirmó que “la única manera de garantizar la democracia es con más democracia”, enfatizando este camino en dos vías: la democratización del poder y una ciudadanía vigilante y activa.

Puebl@Media
Ciudad de México
Viernes 9 de noviembre de 2018.


Ante un auditorio Alfonso Caso de la UNAM lleno, el sociólogo y científico social Immanuel Wallerstein aseguró que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio, es “una gran victoria de la izquierda”, significativa para la toda la izquierda mundial.

El creador del análisis teórico “sistema-mundo”, indicó que los grupos conservadores seguramente presionarán al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador “van a querer medir el grado de resistencia de su parte” para que no realice cambios importantes en el país, por lo cual, sugirió al pueblo mexicano que empuje, que actúe, y que haga del cambio que pretende AMLO un cambio amplio, duradero.

Wallerstein celebró la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México que se pretendía construir en Texcoco, y pidió al nuevo gobierno de AMLO que no se aísle, y que “se junte” con América Latina, porque, así como hoy América Latina (tan gobernada actualmente por conservadores) necesita de México, México también precisa de América Latina.

“Saludo el hecho que el Presidente AMLO haya terminado la construcción del Nuevo Aeropuerto. Ha mostrado al pueblo que ha cumplido una promesa importante” expresó Wallerstein.

El sociólogo Immanuel Wallerstein y John Ackerman. Foto: Diálogos por la Democracia

El doctorado honoris causa de la UNAM decidió dar su charla en español, lo cual fue celebrado por el público asistente.

Ante una pregunta del público, en la cual se le cuestionaba qué impacto tendría el triunfo de AMLO a nivel internacional, mencionó que no sabía a ciencia cierta, pero que era algo “monumental” lo que se había logrado en México al derrotar al “horrible” PRI, y que esperaba que las transformaciones que seguramente vendrán, duren.

“Fue tan fuerte que el PRI y su aliado el PAN, no pudieron hacer trampa. Es importante para América Latina y para el mundo, fue uno de los raros casos, muy importante” expresó el prestigioso académico.

Afirmó que el triunfo de AMLO, para conocer su impacto, no debe estudiarse solamente como una victoria electoral, sino desde una perspectiva más amplia.

Vivimos una crisis estructural en el mundo

Para el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein, la humanidad entera está pasando por un momento de transición que, según su pronóstico, durará al menos 40 o 50 años para llegar a otro sistema.

Este momento es resultado de una crisis estructural que se ha dado al interior del mundo capitalista en la que hay una sola certidumbre: no podemos continuar con el capitalismo porque está muriendo y es imposible resucitarlo. Sin embargo, no sabemos qué hay del otro lado.

Ante este escenario, según Wallerstein hay únicamente dos salidas: una de carácter conservador en la que se plantea una solución peor que la existente en el sistema capitalista, con una mayor explotación, y otra de carácter revolucionaria, en la que se construya un sistema mundo igualitario y democrático “que jamás ha existido en la historia del hombre, pero es posible”.

¿Qué debemos hacer?

En medio de la confusión generada por la inminente muerte del capitalismo, Wallerstein explicó en la conferencia que, aunque no es fácil hacer este ejercicio, “cada uno de nosotros debe tratar de comprender la realidad actual” y “una vez que hemos o pensamos comprender lo que pasa, debemos hacer una elección moral: somos de esta posición, preferimos tal solución. una vez que decidimos moralmente nuestro lado, debemos considerar qué políticas son más eficaces en nuestra posición”.

A partir de esta elección personal, Wallerstein explicó que, si cada persona hace lo que necesario de su parte, esto generará tener a mucha gente moviéndose en una dirección y como resultado se podrá entrar en un nuevo sistema mundo o con múltiples sistemas mundiales.

Al final de su minuciosa explicación que mantuvo a más de 300 personas expectantes de sus palabras, Wallerstein aclaró que él no es profeta para saber a ciencia cierta lo que sucederá en el futuro y con una enorme humildad, pidió al auditorio reemplazar su modelo en caso de que creer que ha fallado.

“No soy profeta. Es posible que me equivoque, pero teniendo la posibilidad de explicar cómo funciona un país en el sistema capitalista, veo que es difícil (que este sistema pueda) continuar con todas sus tradiciones (…) Comprendo que la gente no sabe qué hacer, insisto en que ustedes traten de comprender lo que pasa. He dicho lo que pienso en mi análisis hoy y si me equivoco, reemplázalo con otro”.

Polemón
Jorge Gómez Naredo
César Octavio Huerta
Ciudad de México
Jueves 8 de noviembre de 2018.

Página 1 de 28

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter