•    Denominado “Immigration in uncertain Times”, se lleva a cabo el primer simposio con instituciones académicas y autoridades de Estados Unidos y México

Bajo el título “Inmigración en tiempos de Incertidumbre”, la Universidad Nacional Autónoma de México y otras instituciones académicas mexicanas y estadounidenses construyen ya, desde la Unión Americana, una gran red de protección para nuestros paisanos que sufren el hostigamiento migratorio de la administración de Donald Trump.

En un primer frente de defensa legal y protección de los derechos humanos y cívicos de los migrantes que viven en EU, la UNAM y representantes de más de 200 universidades públicas de ambos países participan hoy en el evento llevado a cabo dentro de la Northwestern University, una de las instituciones privadas más influyentes de la costa Noroeste de esa nación.

En el contexto de saldar su deuda histórica con la diáspora mexicana, que en conjunto representa una economía casi tan grande como la de México, diversas instituciones de nuestro país, como las representaciones  de la UNAM en Estados Unidos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Secretaría de Relaciones Exteriores participan en el encuentro académico que busca articular las diversas acciones en apoyo a los connacionales que residen en EU.

Organizado por el Programa de Apoyo a los Mexicanos en el Extranjero, que encabeza el universitario y expresidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Jorge Madrazo Cuéllar, cuenta con el apoyo del centro de salud comunitaria SeaMar y la sección estadounidense del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional.

El simposio da seguimiento al reciente llamado del rector de la UNAM, Enrique Graue, para defender a los universitarios que estudian en la Unión Americana ante la ola xenófoba de la administración Trump. Dicho llamado tuvo una respuesta favorable de más de 140 universidades públicas estadounidenses.

En ese mismo contexto, el propio rector salió a las calles a expresar públicamente su compromiso en favor de los valores de respeto y tolerancia que defiende tanto la amplia mayoría de la sociedad estadounidense, como el mundo académico de ambos países.

Durante el encuentro, encabezado por Joseph Castelberry, presidente de Northwest University, y por Francisco Trigo, coordinador de Relaciones Internacionales de la UNAM, se busca proponer acciones concretas para fortalecer la estrategia de alianzas estructurales con las comunidades mexicanas, los mexicans (los nacidos en Estados Unidos pero con poderosas raíces en nuestro país) y los amigos de México (que incluye al segmento con más educación y los defensores de la economía global), que intentan construir la subsecretaría para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Parte de la agenda del evento binacional es la reflexión de los expertos sobre la necesidad de educar a la sociedad estadounidense y sus grupos de influencia sobre tres temas específicos: la historia y valores propios de la identidad americana como una nación formada por inmigrantes; la enorme aportación económica y cultural de la inmigración latina, así como la relevancia de los mexicanos en la historia y fortaleza de Estados Unidos en industrias como la agricultura, la salud  y la construcción.

Uno de los ejes del encuentro será, además, resaltar la importancia de los dreamers como un sector clave en la educación superior de Estados Unidos, pues en los últimos años son más los estudiantes de nuevo ingreso de origen hispano que, incluso, el segmento de origen anglosajón.

Puebl@Media
Ciudad de México
Seattle, Washington
Sábado 25 de febrero de 2017.


•    El rector de la UNAM participó en la presentación del libro “Cárdenas por Cárdenas”, en la Facultad de Derecho
•    La obra relata la vida del general a partir de sus apuntes personales, expuso su hijo Cuauhtémoc Cárdenas

Lázaro Cárdenas del Río fue un líder que supo transformar al país con lucidez y con la mirada puesta en un verdadero proyecto de nación, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Al participar en la presentación del libro “Cárdenas por Cárdenas”, escrito por el hijo del general, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, también destacó que el expresidente de la nación fue un hombre de familia, amigo y consejero, pero esta faceta sólo la conocieron algunos, y hoy es posible descubrirla gracias a esta obra.

“A través del estilo íntimo y honesto de los relatos que componen este volumen, se perciben el cariño y la admiración del autor, sin abandonar el rigor biográfico, lo que la convierte en un trabajo inédito y fuente de consulta necesaria para estudiar una época y un personaje”, expresó Graue.

En el Aula Magna Jacinto Pallares, de la Facultad de Derecho (FD), el rector dijo que el libro tiene la intención de suscitar trabajos futuros y proporcionar, a quien los realice, una versión insospechada del protagonista.

Hablar de él, prosiguió, implica evocar a México, a dos siglos de su historia, “porque si uno quisiera dar un apellido que se identifique con esta nación, sería indudablemente el de Cárdenas”.

Graue Wiechers comentó que la obra narra la vida del revolucionario, servidor público, del Presidente -de una presidencia firme e independiente-, quien expropió el petróleo para el país e impulsó la reforma agraria.

Quien nacionalizó la red ferroviaria, que confió en nuestros campesinos y creó los ejidos, quien con sentido humanista e internacionalista asiló a miles de republicanos españoles perseguidos por la intolerancia española.

“Se trata del Cárdenas que hizo las primeras escuelas indígenas bilingües y que trazó la ruta de nuestro México intercultural. De quien tuvo una clara idea de la educación superior y apoyó a que en la UNAM se establecieran Radio Universidad, la Facultad de Ciencias y el Servicio Social –que dio sentido mexicano y social a los universitarios-, y quien fundó el Instituto Politécnico Nacional”, subrayó.

El rector resaltó que no existía una biografía con una narrativa cotidiana que plasmara con fidelidad los andares y anécdotas, y que describiera la calidez humana de una de las figuras más importantes de nuestra política y del siglo XX mexicano.

En su oportunidad, Cuauhtémoc Cárdenas explicó que el título de la obra responde a que el hilo conductor son los apuntes de su padre, desde 1911 hasta días antes de su muerte, en la década de los 70; así como algunas cartas y documentos públicos.

La idea, añadió, fue presentar su vida, tratando de dar seguimiento día a día a lo que hacía, pensaba; reflejar con quien se reunía y en qué acontecimientos se vio inmerso. Por ejemplo, se relatan juntas con las empresas extranjeras antes de la expropiación petrolera, o cómo fue la sucesión presidencial después de su mandato.

“Su vida fue de problema en problema como revolucionario, funcionario público, Presidente y como expresidente. Verán cómo enfrentó la relación, no cómoda, por diferir con los presidentes Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz por los presos políticos ferrocarrileros de la huelga de 1959, y después por los presos del conflicto universitario de 1968. Por más que insistió, que buscó, no logró su liberación, y éste fue uno de los pendientes que se llevó”, resaltó Cárdenas.

El director de la FD, Raúl Contreras, expresó que el libro aborda la vida de uno de los hombres más importantes de la historia de México, quien tuvo una política internacional activa y atrevida.

“Mantuvo una relación firme con Estados Unidos, nunca con actitud sumisa, lo que permitió que los intereses petroleros que tenían los norteamericanos no fueran motivo de nuevas intervenciones. Utilizó con astucia y valor los tiempos: la Segunda Guerra fue aprovechada para explotar que nos necesitaban más como aliados”, relató.

Esta expropiación, apuntó, permitió que en los años posteriores el país pudiera crecer a más del seis por ciento anual.

En la presentación de la obra estuvieron también el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas; el secretario General de la FD, Víctor Manuel Garay Garzón; y el académico Eduardo López Betancourt.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 22 de febrero de 2017.


•    Académicos del MIT y de las universidades de Harvard, Pittsburg, Princeton, Yale y Nueva York, entre otras, han signado el pronunciamiento


Ante la “política agresiva” de Donald Trump, 475 académicos integrantes de universidades e instituciones de educación superior de Estados Unidos signaron un pronunciamiento en apoyo a la UNAM, y a nuestro país en general.

El texto publicado en inglés en la página web del Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIFs), titulado Filósofos estadounidenses contra las políticas de Trump hacia México, consta de 165 palabras y declara ‘el fuerte repudio de las políticas del gobierno estadounidense’.

“Esta política se basa en una retórica cada vez más xenófoba que distorsiona nuestros profundos vínculos históricos, económicos, culturales y académicos. Estamos profundamente preocupados por el hecho de que ya están en marcha planes para la construcción de un muro en nuestra frontera bajo la premisa de que los propios mexicanos pagarán por ello. Se trata de una amenaza inaceptable, un acto de profunda falta de respeto, y una agresión directa a un socio económico histórico y a un querido amigo”, se lee en el pronunciamiento.

El documento es signado por académicos estadounidenses, algunos de ellos provenientes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de las universidades de Harvard, Pittsburg, Princeton, Yale y Nueva York.

Iniciativa

Trabajamos con los académicos estadounidenses en muchos sentidos; gran parte de nuestras investigaciones requieren del análisis y la discusión de sus publicaciones. Los invitamos constantemente a seminarios y conferencias, y vamos para allá a exponer nuestros textos. En eso consiste básicamente el trabajo de los filósofos, en escribir, discutir y analizar ideas, dijo Pedro Stepanenko Gutiérrez, director del IIFs y coautor de la iniciativa.

“Es estratégicamente conveniente solidarizarnos también nosotros con los estadounidenses que padecen a su presidente y no fomentar un nacionalismo que cierra las filas en contra de todos los norteamericanos”, subrayó.

Moisés Vaca Paniagua, investigador del IIFs y otro de los coautores del pronunciamiento, comentó que se pidió una muestra de solidaridad, en particular a la comunidad filosófica en la Unión Americana.

“La investigación de la UNAM tiene vinculación con las universidades de EU; en todas las entidades la respuesta fue interesante, pues en menos de cuatro días juntamos las firmas. Esto muestra el disenso interno en aquel país”.

Afectaciones académicas

Para Stepanenko aún es pronto para saber cuáles son las repercusiones, pero lo que es un hecho es que algunos académicos de Estados Unidos se organizan para organizar eventos, congresos y coloquios de ese territorio y realizarlos en otro lado, pues muchas personas no pueden asistir por las restricciones migratorias.

Las restricciones afectan los vínculos, los proyectos compartidos y a los estudiantes por la posible reducción de becas. “Puede ser un daño profundo a largo plazo que tenemos que resistir conjuntamente en ambos países”, concluyó Vaca Paniagua.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 15 de febrero de 2017.


•    Enrique Graue propondrá al Consejo Universitario los mecanismos pertinentes para su incorporación

•    Anunció la creación del reconocimiento “Alfonso García Robles” a gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior de Estados Unidos que se opongan a la xenofobia


Ante los decretos que victimizan a nuestros connacionales en Estados Unidos, que lastiman nuestra economía y atentan contra nuestra dignidad, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, anunció una estrategia para apoyar a los estudiantes y académicos que pudieran ser deportados.

“Somos sin duda un pueblo creativo que, sin importar la magnitud de los retos, sabe enfrentarlos descubriendo las oportunidades. Nuestro futuro debe estar en nuestras manos”, aseveró en la ceremonia por el centenario de la promulgación de nuestra Carta Magna “México a 100 años de su Constitución: balance y reflexiones desde la UNAM”.

“La Universidad no puede quedar al margen del actual conflicto. Por ello, está realizando y emprenderá diversas acciones en apoyo a uno de los grupos más vulnerables: los estudiantes y los académicos”.
 
Las medidas, explicó, son las siguientes:

Se envió una carta a las 39 universidades estadounidenses con las que tiene convenios vigentes invitándolas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM a fin de recibirlos, o bien, para servir de puente con las universidades incorporadas o del interior de la República. El objetivo es que los alumnos deportados puedan continuar sus estudios y el país no se quede sin su potencial intelectual.

Se mandó una misiva a la Asociación de Universidades Públicas (APLU, por sus siglas en inglés), para agradecer la solidaridad que sus 139 instituciones miembro han manifestado ante las medidas discriminatorias y xenofóbicas del actual gobierno de Estados Unidos y, al mismo tiempo, ofrecerles el apoyo de la UNAM a los jóvenes que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad migratoria.

La Secretaría General, la Oficina de la Abogada General y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE) propondrán al Consejo Universitario mecanismos y medidas para evitar trámites excesivos que, en circunstancias como las presentes, sean difíciles de cumplir para su incorporación a los diferentes niveles educativos.

Se invitará a todas las universidades autónomas de la República Mexicana que se sumen a estas medidas que eventualmente se aprueben. “Estoy seguro de que, entre todos, crearemos la oferta educativa necesaria para apoyar la reintegración de esos estudiantes”, dijo el rector.

El Programa para el Apoyo de los Mexicanos en el Extranjero (PAME-UNAM) convocó, para el próximo 24 de febrero, a todas las sedes que tiene la UNAM en la Unión Americana –Los Ángeles, Tucson, San Antonio, Chicago y Seattle–, a una reunión en la sede de Seattle para discutir, acordar y articular las medidas necesarias.

En la edición de hoy de Gaceta UNAM, añadió Graue, se publica la creación del reconocimiento Alfonso García Robles, que lleva el nombre de nuestro Premio Nobel de la Paz, y cuya finalidad será reconocer a alcaldes, gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior que se opongan a la xenofobia e intolerancia del actual gobierno estadunidense, y que actúen en favor de los derechos humanos de nuestros connacionales.

El secretario general de la UNAM y los distintos coordinadores, integrarán grupos de trabajo para que hagan aportaciones en temas, como: Nuevas estrategias de desarrollo económico; Seguridad Alimentaria; Explotación pesquera; Participación ciudadana; Política de Estado para seguridad y justicia; México y sus relaciones con el mundo, y Políticas migratorias, así como,  Educación media superior y superior; Ciencia, tecnología e innovación; Igualdad de género, tolerancia y diversidad; Diversificación de las relaciones comerciales; Cambio climático y sus consecuencias, y en las áreas del conocimiento en donde sea importante que la UNAM se manifieste para propiciar un futuro estable, próspero y justo para nuestra nación.

“A las humanidades, les solicito su capacidad de reflexión y sentido crítico; a las ciencias sociales, su razonamiento analítico, y a las demás áreas científicas, su metodología y rigor académico para realizar nuevas propuestas que permitan enfrentar los embates que estamos sufriendo y formular una nueva agenda de desarrollo para México: una nueva agenda que no esté en la desolación, que enfrente con entusiasmo estos momentos”.

Graue Wiechers también anunció que la UNAM se unirá a la concentración pacífica en defensa de nuestra soberanía y dignidad, convocada para el 12 de febrero.

“La defensa de nuestra dignidad y soberanía -está y debe estar- por encima de cualquier ideología, posiciones políticas o reclamos administrativos. La embestida externa no nos debe encontrar desunidos”, destacó.

En su oportunidad, el director de la Facultad de Derecho (FD), Raúl Contreras, indicó que, ante el regreso del uso de la amenaza y la fuerza como característica de las relaciones con el país vecino del norte, resulta esencial, hoy más que nunca, la observancia de la Constitución.

“Hay que volver a esgrimir nuestros principios tradicionales de política internacional, producto de los conflictos históricos superados. Son el único muro que los mexicanos debemos levantar con dignidad y firmeza para el respeto de nuestra soberanía nacional”, expuso.

El exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, afirmó que la UNAM siempre ha sido un espacio de libertad y sensible a los reclamos y problemas del país por lo que hoy, se espera que sus integrantes ayuden a encontrar las soluciones que se requieren para mantener la dignidad nacional y los derechos fundamentales.

De igual manera, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Pedro Salazar Ugarte, señaló que la unidad nacional que hoy se busca para hacer frente al racismo y la discriminación, debe fincarse en la observancia de derechos y garantías como la igualdad, la libertad, la autonomía plena, la participación y la tolerancia.

Ningún poder extranjero, añadió, puede imponer su voluntad política sobre nuestra nación.

“En materia de derechos, tenemos que seguir reivindicando el universalismo frente a la soberanía. Frente a los abusos no hay himno, bandera, identidad o razón de Estado que valga. Para eso está el derecho internacional y sus rigores”, subrayó

En la ceremonia efectuada en el auditorio de la Rectoría participaron también el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello; el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas; la abogada general, Mónica González Contró; y la académica del IIJ, Gabriela Ríos Granados.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 7 febrero 2017.


Hace 70 años, el 15 de septiembre de 1947 para ser precisos, Diego Rivera daba la pincelada final a uno de sus murales más conocidos: Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, obra que desde entonces ha sobrevivido a ataques vandálicos, al temblor de 1985 e incluso al complejo traslado desde un hotel a punto de colapsar hasta la que sería su nueva casa.

A fin de diagnosticar su deterioro actual, sentar bases para preservarlo y aportar datos que garanticen que cualquier intervención futura sea óptima, el Instituto de Física (IF) de la UNAM, a través del Laboratorio Nacional de Ciencias para la Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (LANCIC), se ha dado a la tarea de estudiar esta pieza mediante métodos no destructivos realizados con equipos portátiles.

“Sobre esta obra se han hecho diversos estudios, excepto uno técnico a detalle. Para poner a disposición del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) un documento con estas características, un equipo multidisciplinario se trasladó cada lunes de 2016 —o al menos el 80 por ciento de ellos— al centro de la Ciudad de México a fin de analizar el mural”, expuso José Luis Ruvalcaba Sil, encargado del LANCIC.

Para el académico, trabajar con patrimonio implica respetar al máximo los objetos examinados, y ello se traduce en no tocarlos o en hacerlo lo menos posible para no comprometer su integridad, por lo que en esta ocasión tanto él como su colega, María de las Mercedes Sierra (docente de la carrera de Diseño y Comunicación Visual de la FES Cuautitlán y corresponsable del proyecto), se decantaron por una de las metodologías menos invasivas que existen: la imagenología.

“Esta estrategia consiste en registrar fotográficamente una pieza bajo iluminaciones variadas. Debido a que los materiales responden de manera distinta a la luz que incide en ellos (visible, infrarroja o ultravioleta, por ejemplo), nos es posible diferenciar los pigmentos presentes en la obra, las alteraciones a que fue sometida e incluso fisuras difícilmente perceptibles por otra vía”, detalló.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central es un fresco que mide 4.75 por 15.67 metros y es el objeto más grande con el que ha trabajado Ruvalcaba Sil hasta la fecha. Justo estas dimensiones obligaron a los expertos universitarios a tomar cientos de fotografías, sección por sección y con la técnica antes mencionada, pues una sola no abarcaba el conjunto en su totalidad. El paso siguiente fue unirlas como si se tratara de un rompecabezas, procesarlas y analizar lo que la imagen resultante tenía que decir.

“Siguiendo nuestra metodología hicimos un registro con luz infrarroja, luego ultravioleta y después con un método llamado infrarrojo de falso color, que nos permitió determinar algunas cuestiones prácticas cómo cuántos pigmentos se emplearon en la obra y dónde hay fracturas, alteraciones y repintes, aunque también nos reveló algunos aspectos técnicos sobre la elaboración del mural. Fue como asomarnos un poco a su pasado”.

Las huellas de la historia

El 4 de junio de 1948, cerca de 100 estudiantes de Ingeniería de la UNAM irrumpieron en el Hotel del Prado, donde originalmente estaba la obra, y arremetieron contra ésta, molestos porque Rivera había retratado ahí a un hombre (el Nigromante) sosteniendo un pergamino con la tesis: “Dios no existe”. La furia de la turba fue tanta que a fuerza de martillazos borraron la frase hasta dejar una sola palabra: Dios.

El mural fue restaurado al poco tiempo y la leyenda atea sustituida por algo menos polémico, “pero siete décadas después aún se aprecian las huellas de esta agresión, quizá no a simple vista, pero sí a través de estas técnicas, que hacen evidentes las alteraciones, las cuales se ven como una discontinuidad en la textura del enlucido, como si estuviéramos frente a un mapa topográfico”, expuso el universitario.

En aquella ocasión los inconformes también destruyeron a golpes el sitio donde Rivera se había representado a sí mismo como niño, aunque quizá la ocasión en que el mural estuvo en mayor riesgo fue en septiembre de 1985, cuando uno de los mayores temblores registrados en México derrumbó el Hotel del Prado e hizo imperante remover la obra de entre los escombros.

Si antes un grupo de aspirantes a ingenieros había intentado acabar con esta representación pictórica, la Facultad de Ingeniería de la UNAM se resarciría 37 años después al enviar a algunos de los mejores representantes de su comunidad para salvarla y realizar algo que se antojaba imposible: levantar en vilo este bloque de 35 toneladas, sacarlo de ahí para ponerlo a buen resguardo.

“Por registros históricos sabemos que Rivera empleó una estructura metálica como soporte a su fresco, lo que posibilitó esta remoción, pues la obra no estaba integrada a las paredes del extinto Hotel del Prado. Para saber más del estado de la pieza también le hicimos una radiografía digital —algo novedoso— y ésta nos mostró deformaciones en la malla que hay en su interior, probablemente provocadas por el sismo, y además constatamos que justo en esa zona es donde el mural registra más fracturas”, acotó.

Al mismo tiempo, el equipo del LANCIC empleó ocho métodos diferentes a fin de determinar qué tipo de paleta empleó Rivera al ejecutar esta pieza, e incluso obtuvo permiso para acceder al acervo de la Casa Estudio del guanajuatense a fin de analizar y catalogar los cerca de 300 pigmentos que dejó ahí.

¿De qué sirve tener todos estos datos? Para Ruvalcaba, además de ser algo esencial para hacer una caracterización precisa de una obra como Sueño de una tarde dominical, representa un nuevo punto de partida en el manejo y preservación del patrimonio nacional.

“Esto nos demuestra cómo se deberían abordar los acervos y la relevancia de realizar estudios más detallados de objetos importantes a nivel artístico, ya sea para hacer evaluaciones posteriores o entender su evolución en el tiempo”.

El viernes 17 de febrero, a las 18:30 horas, se proyectará en la Sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario el documental “Los caprichos secretos de Diego”, filme vinculado a este trabajo. La presentación estará a cargo del cineasta Fernando Montaño y de los profesores María de las Mercedes Sierra y José Luis Ruvalcaba Sil.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 5 de febrero de 2017.


Las constituciones no son obras acabadas: están en constante evolución, como las sociedades, dijo el rector de la UNAM

Una Constitución, en tanto que reúne los preceptos que rigen los destinos de un pueblo, debe ser clara, precisa y cercana a los ciudadanos para que la hagamos nuestra, la recordemos y la defendamos, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Debe ser el símbolo jurídico al cual adherirnos para poder vivir en paz y progresar”, aseveró al inaugurar el XIII Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional, efectuado en el marco del centenario de nuestra Carta Magna.

Recoge las transformaciones históricas, los anhelos de justicia y equidad, las aspiraciones de una convivencia armónica y el progreso social de una nación. Por eso su historia es similar a la de una universidad: una historia de transformaciones, resaltó.

En el Palacio de Minería y ante representantes de diferentes poderes del Estado, expuso que, como los pueblos y las sociedades, las constituciones están en continua evolución; los entramados sociales requieren expresarse y satisfacer en letra escrita sus ideales y nuevas aspiraciones. “No son, por lo tanto, obras acabadas”, añadió Graue Wiechers.

Asimismo, señaló que nuestra Carta Magna se ha venido haciendo extensa, compleja, confusa, farragosa y, en ocasiones, contradictoria. Reconoció que no debe ser fácil la tarea de los legisladores de sintetizar y plasmar lo acordado en forma asertiva, sin dejar lugar a dudas y, además, hacerlo entendible para la ciudadanía.

“Se ha dicho, y coincido, que un texto constitucional es el sitio en donde la palabra escrita tiene el mayor valor cultural y la mayor trascendencia social”, expuso el rector.

Finalmente, se congratuló porque los debates que se den en uno de los recintos más emblemáticos de la UNAM invitarán a cuestionar la función de las constituciones de Iberoamérica y compartir experiencias que permitan mejorar la comprensión de nuestras respectivas leyes supremas.

En la inauguración del congreso participaron también el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Pedro Salazar Ugarte, así como el presidente y el secretario Ejecutivo del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, Diego Valadés y Domingo García Belaúnde, respectivamente.
 
También, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales; el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Pablo Escudero Morales; la magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine Madeline Otálora Malassis; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; y el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 1 de febrero de 2017.


•    Fue profundamente ignorante, carente de información y de bases argumentativas, explicó Diana Marenco, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales
•    Decir que entregará el poder al pueblo es recurrente en la demagogia, dijo Eduardo Rosales Herrera, de la FES Acatlán

El discurso de Donald Trump es una primera declaración unipersonal, egocéntrica de todo su poderío; es muy populista, conservador y profundamente demagógico, afirmó Diana Marenco Sandoval, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

Los discursos de la democracia no sólo reconocen al otro, al pueblo, como interlocutor, sino que lo considera partícipe de los planes, de los proyectos que plantea. El de Trump es unipersonal. Es él, el gran señor, quien le regresará “América” a los “americanos”, aunque se refiere sólo a los WASP (white anglo-saxon protestant). No obstante, los más desprotegidos han sido precisamente los latinos y las minorías que tanto desprecia.

La suya es una pieza de oratoria profundamente ignorante, carente de información y de bases argumentativas: desconoce su pasado y su historia, es el discurso de un ególatra. Es el inicio de una nueva era del discurso “político” en el que se acaban los sacrificios por los demás; es, más bien, una declaración de guerra a sus adversarios, agresivo, en donde deja claro quiénes son y a qué se deben atener si no obedecen sus órdenes, dijo.

Es una alocución que corresponde más a un “emperador” que, a un presidente democrático, porque excluye al pueblo y carece de toda empatía. La alusión que hace de desaparecer de la faz de la tierra al terrorismo islámico no es sólo beligerante, sino peligrosa. Y cuando se refiere a su lucha contra la pobreza, su narrativa es falaz porque en el fondo su alegato va en contra de los más vulnerables: negros, mexicanos y latinos.

Es demagógico y patriotero, subrayó Marenco, porque apela al sentimiento más primitivo e irracional del nacionalismo: “América” es lo primero y para los “americanos”, refiriéndose a los estadounidenses.

Su narrativa es vacía y sin argumentos, pues ofrece, por ejemplo, que con la construcción de más puentes y carreteras se logrará el crecimiento y desarrollo de EU, y es esa prosa simple lo que lo ha llevado al éxito: el efecto es de adhesión y de simpatía para quienes piensan como él. No tiene necesidad de ser empático, lo que promete es para él y sus simpatizantes.

Populista y mesiánico

Por su parte, Eduardo Rosales Herrera, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, explicó que el discurso que Donald Trump dio tras rendir protesta como presidente de Estados Unidos fue populista, fantasioso, con mentiras y hasta con tintes mesiánicos.

“Fue populista al expresar que devolverá el poder al pueblo. Son los tintes recurrentes precisamente de la demagogia populista. Fue patriotero porque señala que Estados Unidos va a ser nuevamente grande y, además, ‘ayudado de Dios’, lo cual raya en lo místico y mesiánico”.

El doctor en Relaciones Internacionales señaló que un ejemplo de las mentiras expresadas por el nuevo presidente de la Unión Americana son sus afirmaciones de que en esa nación ha caído el empleo. La administración de Barack Obama es una de las que mejores números entrega en ese rubro; En EU el desempleo está por abajo del cinco por ciento”.

Otra de sus mentiras es la afirmación de que Estados Unidos ha enriquecido y protegido la frontera de otras naciones, cuando ha ocurrido lo contario. “Ha empobrecido a otros países y no ha protegido sus fronteras, sino sus intereses geopolíticos, como sucedió en Afganistán, Libia y Siria”.

El carácter fantasioso en el discurso de Trump se muestra cuando asegura que erradicará el terrorismo de la faz de la Tierra, como si ello dependiese de un solo país, un solo factor y un solo individuo. “Éste es un problema multidimensional y multifactorial”, remarcó Rosales Herrera.

Entre los políticos estadounidenses el mensaje fue calificado como agresivo y descortés, al expresar frente a expresidentes que entregará el poder al pueblo y asegurar que antes sólo un grupo o camarilla era la que dominaba.

“Nunca tuvo un gesto de atención para los logros que tuvieron sus antecesores, particularmente Barack Obama. Un país no se inventa de un día para otro o de una presidencia a otra: es el cúmulo de aciertos y errores, fortalezas y debilidades que recoge un nuevo presidente para continuar apuntalándolo y resolver sus debilidades”, aseveró.

En conclusión, el universitario expresó que el discurso del nuevo mandatario fue desafortunado.

Emocional retórico

Al respecto, Iván Alfredo Islas Flores, también de la FCPyS, expuso que el lenguaje utilizado por Trump en su primer discurso como presidente de EU fue claro en su estructura, pero con un tono emocional, retórico y con un rasgo muy personal.

El docente del Centro de Estudios en Ciencias de la Comunicación de la entidad refirió que fue una buena alocución en términos de su estructura, y en términos de contenido condensó todos los elementos que había expuesto en su campaña, aunque sin ser manejados de una manera tan beligerante. Por el contrario, “estuvieron envueltos en una retórica que selecciona de manera muy atinada las palabras y los elementos para mantener las posturas autoritarias y nacionalistas que ha promovido”.

Iván Islas reiteró que Trump confirmó mucho de lo que expresó durante su campaña, y como presidente electo su discurso fue dirigido sobre todo a los electores que votaron por él. “No fue inclusivo, apeló a un cierto auditorio”.

Utilizó referencias que fueron seleccionadas, con contenido totalmente nacionalista: la nación es primordial; las relaciones que se establezcan dentro del propio país son lo esencial; aunque el mundo está globalizado, la prioridad es siempre al interior de la Unión Americana.

Otro recurso en su lenguaje es el de la comparación, al resaltar lo que sus antecesores no hicieron y que él sí hará. Las marcas de autoritarismo en su mensaje no son explícitas, sino implícitas, dejando ver que el nuevo presidente considera que lo importante o lo valioso es su visión.

Se puede considerar que su discurso continuará igual, aunque siendo optimistas se podría matizar al momento de la acción política, porque entonces intervendrán otras variables impuestas por la propia realidad y por la circunstancia del contexto mundial, finalizó Islas Flores.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 21 de enero de 2017.

Se conforma por millonarios, leales, no precisamente expertos y “duros” en asuntos de seguridad interna e internacional, afirmó José Luis Valdés Ugalde, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte

El perfil del gabinete del nuevo presidente de Estados Unidos representa el álter ego “trumpista”: ricos, millonarios, leales, no precisamente expertos y “duros” en asuntos de seguridad interna e internacional, afirmó José Luis Valdés Ugalde, académico del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

Su equipo de trabajo refleja “un perfil muy ortodoxo, de corte ‘trumpiano’, que no es buena noticia para el mundo, pero tampoco para los estadounidenses que defienden los derechos civiles”. Por eso, abundó el experto, se le llama el gabinete del “doctor Trumpstein”.

Resalta el nombramiento de John Kelly para la Homeland Security –como secretario de Seguridad Nacional– y el del general retirado James Mattis, quien estuvo en Afganistán y a quien le decían “perro enojado”, dijo el académico.

Pero el más preocupante, porque además no requiere ratificación del Senado, es el nombramiento del general Michael Flynn como nuevo consejero de Seguridad Nacional, quien fungiría como la “oreja” de Donald Trump; él es quien le hablará al oído al nuevo presidente de la Unión Americana sobre temas como Siria, Isis, Irak y Medio Oriente.

Por otro lado están personajes como Wilbur Ross, secretario de Comercio, un tipo muy duro que se ha caracterizado por comprar empresas en bancarrota, reconvertirlas y hacerse rico con ellas.

José Luis Valdés Ugalde opinó que también es preocupante el nombramiento de Jeff Sessions como fiscal general, acusado de racismo por muchos grupos latinos y organizaciones no gubernamentales en EU.

Por estas razones, al equipo del presidente número 45 en la historia de Estados Unidos se le llama “el gabinete del doctor Trumpstein”, reiteró.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 20 de enero de 2017.


Ante la crisis que implica la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, México debe asumir posiciones “propositivas, replantear su rumbo de desarrollo y reinventarse”, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Esta crisis debe ayudarnos a ser un país más justo, equitativo, tolerante y con un nuevo curso de desarrollo”, dijo, durante la inauguración del Seminario Grupo Nuevo Curso de Desarrollo En Defensa del Interés Nacional.

Si Trump deporta connacionales, señaló, se deben encontrar las mejores soluciones para aprovechar su capacidad de trabajo, y si expulsa a los estudiantes mexicanos, “recibámoslos en las universidades nacionales”, pidió en el Auditorio Jesús Silva Herzog, del Posgrado de la Facultad de Economía.

Y siguió:

“Si ignora a China, aprovechemos la cuenca del Pacífico como un socio creciente en nuestra economía y si está empeñado en construir su nuevo orden policiaco mundial, aprovechemos su distanciamiento de Europa para crecer en nuestras exportaciones”.

Asimismo, planteó que si Trump se empeña en detener la economía nacional, México debe hacer crecer en forma urgente el mercado interno y mejorar el salario de los trabajadores.

El Tratado de Libre Comercio y los tratados multilaterales, señaló el rector, son para Trump los responsables de los “males norteamericanos” y su meta es doblegarlos y comerciar con ellos a su entera satisfacción.

“La escalada ya ha iniciado y representa una seria desestabilización para la inversión y el comercio que ya ha comenzado a afectar nuestra economía”, apuntó.

Graue calificó la actitud y propuestas de Trump como “una seria amenaza” a los derechos humanos, a la dignidad personal y colectiva de los migrantes por su condición laboral, su acceso a la salud, la educación e incluso su integridad personal ante las crecientes muestras de discriminación y racismo.

Graue consideró que el panorama global es incierto y que tal vez estamos al final de un ciclo económico que generó la globalización desenfrenada, la desigualdad y dio lugar a que ciertos países se abrigaran en un nacionalismo chauvinista el cual se creía había desaparecido.

Eso permitió que “un extraño narcisista, racista y xenófobo”, fuera electo, por poco menos del 50% de la población estadunidense que ignora el cambio climático, se siente desprotegido del sueño americano, ignora la pobreza, teme a la diversidad y desconfía de las razas broncíneas y asiáticas.

“Ese 50% lo escuchó y confió en quien hizo de nuestra denostación su campaña electoral”, subrayó.

En tanto, abundó, en México los problemas estructurales como la violencia, la desigualdad, la corrupción y la desconfianza de los ciudadanos en las clases políticas se han agravado.

“La incidencia nacional de la pobreza va al alza desde hace ocho años; la vulnerabilidad afecta a casi el 80% de la población, y la precariedad del mercado de trabajo ha propiciado un índice de pobreza laboral superior al 40%.

“Las manifestaciones de descontento frente al gasolinazo no sólo responden a un rechazo a la alza de los precios, sino que demuestran un hartazgo de la ciudadanía que no siente que sus intereses estén siendo cumplidos”, señaló Graue.

Presente en el evento, Cuauhtémoc Cárdenas, presidente del Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano, reiteró que ante las amenazas de Trump el gobierno mexicano sólo ha tenido tímidas respuestas y una actitud de sometimiento y aceptación.

Ante ello, señaló que “es urgente cambiar el rumbo de nuestro desarrollo. Nuestro país no puede seguir con este modelo de exclusión social, de concentración de la riqueza en unos cuantos, de entregar nuestros recursos naturales a intereses ajenos y cuyas repercusiones serían muy graves en el presente y en el futuro”, aseveró.

El Grupo Nuevo Curso de Desarrollo, de la UNAM, presentó un primer documento, pero el rector llamó a que los universitarios de todo el país participen en la elaboración de la mejor de las versiones de esta coyuntura histórica, que permita construir una real alternativa para el país.

Proceso
Ciudad de México
Miércoles 18 de enero de 2017.

Por su labor académica en defensa de las facultades humanas, pueblos y comunidades indígenas, así como del derecho a un medio ambiente sano y al agua, Marisol Anglés Hernández, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM, fue distinguida con el Premio Nacional Malinalli para la Promoción de las Artes, los Derechos Humanos y la Diversidad Cultural.

El galardón, que otorga la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), “tiene relevancia para México porque somos un país multicultural; tenemos más de 62 grupos étnicos y estamos comprometidos constitucionalmente e internacionalmente con la defensa de sus derechos humanos”, señaló la investigadora.

Además, prosiguió, nos encontramos en un proceso de apertura, de acceso a los recursos naturales, pero de manera limitada, en función de los beneficios y atribuciones de los pueblos originarios.

Marisol Anglés es investigadora de tiempo completo del IIJ y especialista en derecho ambiental; parte de su obra se ha enfocado al estudio de los derechos humanos, a un medio ambiente sano y a la salud, para cuyo ejercicio es fundamental la garantía de acceso a la información, participación y justicia.

Malinalli

El Premio Nacional Malinalli fue instituido en 2009 como un homenaje anual a hombres, mujeres, instituciones u organismos cuyos esfuerzos, investigaciones, obra creativa o labor intelectual en estos campos hayan contribuido al enriquecimiento de nuestra cultura; al fortalecimiento de los valores cívicos y democráticos, de la pluralidad y la tolerancia; a la equidad de género; y a la integración social y cultural a nivel regional, nacional y mundial.

Se entrega en el marco de los festejos de aniversario de la UJAT y en su edición 2016 fueron galardonados, además de Marisol Anglés, Francisco Javier de Lucas Martín, escritor y filósofo español; Francisco Rojas Aravena, académico chileno; Rodrigo Rey Rosa, escritor guatemalteco; Salvador Malo Álvarez, físico; la cantante Yekina Pavón; el médico Juan Puig Palacios; y el ingeniero Germán Velázquez Villegas.

Los galardonados recibieron una escultura, creación del artista plástico Sebastián, realizada para este premio. La estatuilla, de 36 centímetros de altura, está esculpida en bronce y acabado en color rojo mexicano. La figura recupera la escultórica femenina prehispánica.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 15 de enero de 2017.

Página 1 de 17

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter