Ante el aumento de la vigilancia en ductos de Pemex, grupos antes dedicados al robo de combustible han puesto la mira en las mercancías trasladadas por este medio, advierten autoridades poblanas.
    
Los grupos de ladrones de combustible que operan en Puebla están ‘dando un giro’ a su negocio.

Funcionarios estatales advierten que, ante el aumento de la vigilancia en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), bandas de huachicoleros ahora están enfocando sus actividades en el saqueo a trenes que transportan mercancías en la entidad, entre otros delitos.

“Algunas personas que estaban acostumbradas a tener el beneficio del robo de hidrocarburo ahora, sobre todo en (el municipio de) Cañada Morelos, emigran al robo de tren”, dijo en entrevista el secretario de Seguridad Pública estatal, Jesús Morales Rodríguez.

La situación ha sido detectada en la zona conocida como 'triángulo rojo' de Puebla y se produce luego de que, desde marzo pasado hasta la fecha, 3,200 soldados y marinos han llegado a la entidad para resguardar el poliducto Minatitlán-México, así como para participar en retenes y operativos mixtos.

El aumento de la vigilancia se dio a raíz de que el robo a ductos de Pemex en la región creció en los últimos años. El problema incluso ha atraído la atención pública debido a hechos como el enfrentamiento que militares y presuntos huachicoleros sostuvieron en mayo en la localidad de Palmarito Tochapan, en el que murieron 10 personas.

Ahora, de acuerdo con el secretario de Seguridad Pública, grupos de ladrones de combustible están poniendo en la mira trenes de empresas como Ferromex y Ferrosur —que forman parte de Grupo México—, y siguen estrategias que han desarrollado con anterioridad. Una de ellas es involucrar en sus actividades a pobladores de la región.

El área de inteligencia de la secretaría tiene identificados como puntos rojos las comunidades ubicadas en el tramo de San Antonio Soledad a Tuzamapan. Ambas localidades corresponden a Cañada Morelos, un municipio poblano colindante con Veracruz y donde las autoridades han detectado que los saqueos se intensificaron en los últimos tres meses.
‘Modus operandi’

Para realizar sus saqueos, los ladrones colocan barricadas sobre las vías para obligar a los trenes a detenerse. Para ello, utilizan piedras, llantas, ramas e incluso camionetas. Es entonces que atracan vagones específicos con mercancías como granos, electrodomésticos, autos de exposición y bebidas alcohólicas.

Jorge García de la Cadena Romero, presidente de la Asociación de Avicultores de Tehuacán, dijo en entrevista que uno de los atracos más grandes de los que se tiene registro ocurrió el primer fin de semana de septiembre, cuando los saqueadores robaron 500 toneladas de maíz y 400 de frijol y soya. Se trataba de un cargamento de importación —con valor de 5 millones de pesos— destinado a granjas avícolas y porcícolas de esa zona de Puebla.

Videos que se han dado a conocer en medios locales muestran a decenas de camionetas de carga rodeando trenes, así como cadenas humanas para agilizar el robo de la mercancía. Mientras tanto, otras personas se quedan en las partes altas del terreno para alertar sobre la posible llegada de fuerzas de seguridad.

Las autoridades estatales también han señalado que, como ocurre con el robo de combustible, los líderes de estos grupos cobran una cuota de alrededor de 8,000 pesos a aquellas familias que quieran participar en la rapiña. Además, se ha detectado que los trenes son marcados desde que salen de Veracruz —con productos de Estados Unidos, Sudamérica y Europa—, para hacerlos fácilmente identificables.

Investigaciones en marcha

Iker de Luisa, director de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), dijo al diario Excélsior en septiembre pasado que los empresarios del sector han ubicado “grandes comandos” bien organizados y equipados con armas de alto poder.

El secretario de Seguridad Pública estatal confirmó la situación, aunque argumentó que el problema ha crecido porque las empresas no han mantenido suficiente coordinación con las autoridades, para informarles de los horarios de sus cargamentos.

“Muchas veces nos avisan cuando el tren ya está parado, cuando ya lleva más de tres o cuatro horas en algún lugar y ya está siendo vandalizado. Entonces, cuando llega el operativo, ya encontramos a 200 o 300 personas que están saqueando y siempre hemos privilegiado los derechos humanos”, dijo.

El funcionario también señaló que la dependencia trabaja con la Fiscalía General del Estado (FGE) para identificar tanto a los cabecillas de los grupos delictivos como a sus cómplices.

Las empresas afectadas aseguran haber presentado 100 denuncias contra este delito, aunque la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) afirma que en la administración del gobernador Antonio Gali solamente se han registrado cinco.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El titular de la institución dijo que el gobierno poblano ha convocado a Ferromex y Ferrosur a conectar sus cámaras con las del centro C5, con la finalidad de que los trenes sean vigilados en tiempo real y así se puedan realizar labores de prevención. Sin embargo —agregó—, las empresas hasta ahora no han accedido a colaborar.

Expansión buscó la versión de las compañías, pero su personal de enlace señaló que por el momento las entrevistas están suspendidas.

Expansión
Elvia Cruz
Cañada Morelos, Puebla
Miércoles 25 de octubre de 2017.


El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, confirmó que un elemento de la Marina y cuatro presuntos delincuentes murieron durante una balacera registrada la madrugada de este jueves en el llamado Triángulo Rojo, región conocida así por la alta incidencia de robo de combustibles a Pemex.

Carrasco Altamirano informó que el elemento de la Marina Armada de México ingresó aún con vida por la mañana al Hospital de Tecamachalco, pero que minutos después falleció. Mientras que cuatro presuntos sicarios fueron abatidos en el lugar de los hechos.

Según reportes policiacos, la balacera se registró en San Mateo Tlaixpan, municipio de Tecamachalco, donde supuestamente llegaron para catear un domicilio ligado a El Toñín, quien es ubicado como líder de una banda de huachicoleros que opera en el Triángulo Rojo.

Los marinos fueron recibidos a disparos por los integrantes de la banda que se encontraban en el domicilio que sería cateado. Tras la balacera cuatro civiles quedaron muertos en ese lugar, los cuales hasta ahora no han sido identificados. Mientras que el agente de la Marina fue identificado como Carlos G. P., de 36 años.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 8 de septiembre de 2017.


Cinco jóvenes fueron acribillados la madrugada de este domingo por un comando en la Junta Auxiliar de San Lorenzo Teotipilco, municipio de Tehuacán.

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado informó que los hechos se registraron en la carretera federal Puebla-Tehuacán, entre calles Venustiano Carranza y 5 de Febrero, de San Lorenzo Teotipilco.

Precisa que en el interior de una camioneta Nissan, tipo Juke, con placas del Estado de México, estaban los cuerpos de cuatro personas sin vida que presentaban impactos de arma de fuego.

Minutos después, el Ministerio Público fue notificado del deceso en el Hospital General de la región, de otro joven identificado como Daniel “N”, quien falleció por lesiones de arma de fuego. De acuerdo con la información obtenida, la víctima viajaba en la misma camioneta Juke junto con los otros fallecidos.

Las primeras indagatorias establecen que las víctimas circulaban en la zona antes referida cuando fueron interceptados por sujetos desconocidos a bordo de una camioneta quienes tras dispararles se dieron a la fuga.

La Fiscalía indica que el agente del Ministerio Público, la Agencia Estatal de Investigación y peritos, realizaron las primeras diligencias para el procesamiento de la escena, y localizar indicios así como recabar testimonios.

Versiones extraoficiales señalan que integrantes de la banda de Roberto de los Santos, El Bukanas, se atribuyeron esta quíntuple ejecución ante la Policía Municipal de Tehuacán.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Domingo 30 de julio de 2017.


Presuntos huachicoleros desarmaron y golpearon a elementos de la Policía Estatal cuando se disponían a asegurar una unidad con combustible robado en la comunidad de Guadalupito Las Dalias, municipio de Santa Rita Tlahuapan.

De acuerdo con reportes policiacos, este hecho se registró la noche del martes 13, cuando decenas de sujetos, que pretendían evitar el decomiso de un vehículo, rodearon la patrulla PE 311, a la cual le picaron las llantas y luego sometieron a los uniformados para enseguida despojarlos de cuatro armas largas y tres cortas.

Este es el tercer ataque en menos de dos semanas que ocurre en el municipio de Santa Rita Tlahuapan en contra de elementos policiacos.

El miércoles 7, dos civiles y dos policías resultaron heridos por arma de fuego en un enfrentamiento que se registró en la comunidad de Santiago Cotzingo, igual en el municipio de Tlahuapan, cuando supuestos huachicoleros, apoyados por pobladores, trataron de impedir el aseguramiento de un vehículo con combustible robado.

De acuerdo con un vídeo difundido en las redes sociales, una situación similar ocurrió el viernes 26 de mayo en la localidad de Cuesta Blanca, en el municipio de Palmar de Bravo, pero en esa ocasión los pobladores se enfrentaron a elementos de la Marina.

En esa ocasión, efectivos de la Marina aseguraron 15 vehículos con combustible robado, por lo que los pobladores se reunieron y bloquearon el paso para impedir el traslado de las unidades. En la grabación se puede observar cuando algunos pobladores empiezan a lanzar piedras y, finalmente, acaban por llevarse todos los vehículos que antes habían sido asegurados.

Este día, el gobernador José Antonio Gali Fayad aseguró que la estrategia para combatir a las bandas dedicadas al robo de hidrocarburo, apoyada por el Ejército y la Marina, ha logrado resultados, pues el precio del llamado huachicol se ha incrementado 60%, al pasar de 7 a 12 pesos por litro.

En la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el grupo parlamentario del PRD pidió llamar a cuentas a la Procuraduría General de la República (PGR) por las omisiones que cometió en el proceso que se sigue contra el sargento del Ejército Mexicano que ejecutó a un civil en la comunidad de Palmarito Tochapan.

La semana pasada, el juez de control federal en Puebla decidió no vincular a proceso al militar porque la PGR no aportó peritajes, testimonios y estudios científicos que permitan vincular el arma y validar el video en el que se observa cuando un elemento castrense dispara a la cabeza de un civil que está sometido en el suelo.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Miércoles 14 de junio de 2017.


El presidente municipal, Néstor Camarillo Medina, se dijo estar muy indignado por los videos en donde se aprecia una presunta ejecución extrajudicial por parte de militares; “no son las formas de aplicar la ley, de abusar del poder”, expresó


Desde el llamado Triángulo Rojo, donde operan bandas de robo de hidrocarburo, el presidente municipal priísta de Quecholac, Néstor Camarillo Medina, asegura que la descomposición social que se vive "es problema de todos", desde las autoridades y hasta la propia sociedad.

Llegó a la alcaldía de 25 años y hoy cuenta con 29, que lo convierte en el alcalde más joven de los 217, pero hoy enfrenta una de las más fuertes crisis de su administración derivado del enfrentamiento a tiros entre fuerzas militares y presuntos huachicoleros, así como por la aparición de videos donde se aprecia una ejecución extrajudicial por parte de militares.

"Lo lamento muchísimo, estoy muy indignado si se comprueba la veracidad de los videos recientes, no son las formas de aplicar la ley, de abusar del poder; es un problema que nos compete a todos, no sólo los tres órdenes de gobierno sino a la sociedad de que salgamos juntos y hoy lamento que se condene a todo un pueblo", dijo.

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, el munícipe que hace un año encabezó una marcha por la paz, critica que se quiera estigmatizar a un pueblo en general, sobre todo cuando es de mucho trabajo y de productividad.

El ex diputado local y federal suplente, recordó que la junta auxiliar de Palmarito, donde hubo los enfrentamientos, es la más productiva del estado de Puebla, pues se cultivan en más de dos mil hectáreas hortalizas que no sólo son para el mercado interno, sino para exportar a Japón, Irlanda, Estados Unidos y Canadá.

"Es una cuestión muy complicada, difícil, sabía de eso; cuando fui candidato muchas personas me decían que si no había temor de mi parte en ser alcalde de un municipio muy activo, pero lejos de ser muy difícil es muy activo y enérgico", afirma el ex delegado de Desarrollo Social.

Los hechos ocurrieron el 3 de mayo, día en que miembros del Ejército se enfrentaron con un grupo de huachicoleros en Palmario, Puebla, en donde murieron 10 personas, entre ellos 4 militares

Crítica que el gobierno federal y estatal no hayan volteado a la sociedad para frenar esa descomposición social que hoy se vive en toda una franja de Puebla llamada Triángulo Rojo.

Su familia es originaria de Quecholac, incluso su padre, Julian Isidro Camarillo Mirón, fue alcalde en el periodo 2005-2008, por lo que sabía a lo que se enfrentaba al buscar la presidencia municipal e invirtió en educación para revertir el problema delictivo, pero lo dejaron solo.

"Si, sabía que el reto era muy difícil, incluso entré por eso, porque las principales preocupaciones de la sociedad eran los temas de la seguridad, pero sabía que la inseguridad no se combatía con más policías o patrullas", agrega.

Si bien duplicó el número de elementos policiacos y de patrullas, instauró un programa de video vigilancia con más de cien cámaras e instaló botones de pánico, en realidad invirtió la mayor parte de su presupuesto en educación.

"Muchos años estuvo abandonada la educación, creamos dos universidades, creamos bachilleratos y primarias, sabía que no era un problema que se solucionaría contratando más policías sino invirtiendo en educación", dice.

Sin embargo, siempre actuó solo y con su poco presupuesto y no logró frenar esa descomposición que se origina -dice- por la falta de oportunidades de los habitantes de comunidades, las cuales son sumamente pobres a pesar de no estar asentadas en la Sierra Norte o Sierra Negra.

"Esta descomposición es culpa de todos, gobierno federal, estatal lamentablemente no han volteado a la sociedad hasta ahorita, siempre pedí rescate de espacios públicos, apoyo para escuelas y a mis capacidades ha sido imposible lograr recuperar el tejido social y creo que este problema ahora no nos debe preocupar sino de ocupar", expresó.

En los casi cuatro años de su gestión aclara que jamás ha recibido algún tipo de presión de la delincuencia organizada, aunque en este momento las presiones que tiene es de la sociedad por encontrar paz y justicia de los hechos ocurridos el pasado 3 de mayo.

"No, para nada, afortunadamente no; sabemos los riesgos que corremos por estar al frente del municipio. Hoy más que una presión delictiva es una presión social, la gente su primer contacto es el gobierno municipal y hoy la gente exige justicia y apoyo... hoy recibo esa presión, pero social", aclara.

Niega arrepentirse de haber buscado la alcaldía, aunque acepta que jamás pensó que "fuera tan difícil o complicado, pero jamás me voy a arrepentir".

Hace llamado a la paz, a que la sociedad siga caminando por la ruta de la tranquilidad, pero también exige a las autoridades estatales y federales justicia, "porque si bien hay gente que mereciera una sanción también hay mucha gente inocente que está pagando las consecuencias de este problema".

Y pide a esos dos órdenes de gobierno ayuda para Quecholac: "Que me ayuden a que mi pueblo este tranquilo y echado para adelante, porque yo solo no puedo, es momento de unirnos todos".

El Universal
Edgar Ávila Pérez / Corresponsal
Ciudad de Puebla, México
Jueves 11 de mayo de 2017.

   
Del jueves al domingo, en los municipios de Acajete y Acatzingo estallaron seis tomas clandestinas a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), un día después de la refriega entre militares y bandas del crimen organizado dedicadas al robo de combustible en Palmarito Tochapan, que dejó un saldo de cuatro soldados y seis civiles muertos.

Después de 18 horas de su hallazgo, este lunes continúa ardiendo la toma clandestina que se ubica en la carretera que conduce a la  junta auxiliar de Santa María Nenetzintla en el municipio de Acajete.

En el siniestro no hubo pérdidas humanas ni detenidos, sólo dos camionetas calcinadas, las cuales presuntamente eran abastecidas de huachicol en el momento de la explosión.

Llama la atención que las bandas organizadas continúan extrayendo el hidrocarburo de manera ilegal, cuando en la llamada zona del Triángulo Rojo se han instalado 2 mil elementos del Ejército Mexicano.

La ordeña a ductos de la paraestatal en Nenetzintla se encuentra a poco más de 10 metros de la autopista Puebla-Orizaba y ha provocado alarma entre los automovilistas que circulan por esta vía, ya que el denso humo hace perder visibilidad.

La explosión ocurrió alrededor de las 15 horas de este domingo, debido a esto los dos carriles de la autopista en mención, a la altura de la población, fueron cerrados.

A decir de testigos, el estallido de la toma se escuchó a varios kilómetros a la redonda, obligando a los conductores de todos los vehículos que transitaban por el lugar a tomar rutas alternas.

Las primeras investigaciones indicaron que dos camionetas de huachicoleros que contenía bidones estaban sustrayendo hidrocarburo, cuando una chispa provocó el incendio que en cuestión de segundos alcanzó al otro vehículo.

El jueves, un día después del enfrentamiento en Palmarito, agentes de la Gendarmería Nacional, Policía Estatal y Municipal clausuraron tres tomas clandestinas de combustible en el municipio de Acajete.

Hasta ahora se desconoce si estas mismas tomas fueron reabiertas el domingo, pues se trata del mismo ducto que habría sido clausurado por personal de Seguridad Física de Pemex, con la ayuda del Ejército Mexicano y autoridades estatales.

Por su parte, la tercera toma se localizó en esa misma vialidad pero a la altura del puente de San Agustín Tlaxco.

Personal de Seguridad Física de Pemex realizó el sellado correspondiente, en tanto, Protección Civil confirmó que no existían riesgos para los habitantes de la zona.

Las dos tomas clandestinas fueron encontradas la tarde por elementos del Ejército Militar en un tramo de la autopista Puebla-Orizaba, a la altura del municipio de Esperanza.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Ciudad de Puebla, Mx.
Lunes 8 de mayo de 2017.


A pesar de los señalamientos de corrupción y encubrimiento, “el problema no se atendió, no se quiso, no se pudo”; ahora el asunto ha tomado proporciones mayores.


Frente a lo ocurrido la semana pasada en la comunidad de Palmarito Tochapan que derivó en el enfrentamiento de civiles contra miembros del Ejército a causa de la ordeña y comercialización ilícita de combustible, el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Emilio José Baños Ardavín, estimó que sí fue tardía la actuación del gobierno ya que es claro que hubo una falta de atención.

Ello, apuntó, porque los últimos años han sido críticos pues “se sabía del problema, se hablaba de corrupción de autoridades, pero no se atendió, no se quiso, no se pudo” y ahora el asunto ha tomado proporciones mayores.

Consideró que en este proceso hay todo tipo de responsabilidades: de Pemex y su distribución, y de las autoridades que dejaron que esto creciera.

“Nos tenemos que incluir todos; esto toca a las instituciones educativas, a los liderazgos que formamos, a los que tienen incidencia en esa y otras zonas, y en todo el entramado”, opinó.

Para el rector de la UPAEP lo ocurrido en Palmarito, Tochapan es una situación grave resultado de un proceso de deterioro social que lleva años, y que esto fue una exacerbación de aquella crisis que requiere medidas fuertes y radicales.

Acotó que en la misma medida en que se dé la presencia de miembros de la policía estatal y militar en la zona del llamado triángulo rojo que comprende varios municipios de esta zona del estado, se requiere un proceso audaz y estratégico de reconstrucción del sentido social.

“No es solo con el restablecimiento del orden como se va a revertir la situación; se requiere un plan integral de intervención del tejido social: en lo educativo, en el acompañamiento a las familias, la generación de oportunidades y en el imperio de la ley.

“No solo hay que acudir a la fuerza del orden sino del Estado y la sociedad para reconstruir el tejido social, que no será un proceso fácil ni corto ya que ha llevado años el deterioro y son muchas las variables de ese entramado. Se necesita una ambiciosa y fuerte decisión de todos los frentes”, estimó en una entrevista posterior a la tradicional partida de pastel por los 44 años de la UPAEP.

La Jornada de Oriente
Paula Carrizosa
Ciudad de Puebla, México
Lunes 8 de mayo de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter