En septiembre, las ventas de las cadenas de autoservicios registraron su mayor incremento desde 2012, en su comparación con las unidades con más de un año en operación.


En medio de los desastres que dejaron los sismos del 7 y 19 de septiembre en México, las cadenas de tiendas de autoservicios salieron ganando.

En el mes, este segmento registró un alza en ventas de 9% en el comparativo de las unidades con más de un año en operación. Este incremento es el más alto para un septiembre desde 2012, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales y de Autoservicios (Antad).

“El dato en autoservicios revela las ventas extraordinarias que se realizaron derivadas de la solidaridad que mostró el consumidor tras los sismos que se presentaron en México durante el mes”, señaló en un reporte Marisol Huerta, analista de Bursamétrica.

El sismo impulsó la venta de artículos de consumo básico, de higiene, ropa e instrumentos de trabajo.

Según la especialista, el sismo impulsó la venta de artículos de consumo básico, de higiene, de ropa y de instrumentos de trabajo, como palas, lámparas y demás herramientas.

Walmart, que es la única empresa del sector que publica sus resultados mensuales, detalló que en el mes sus ventas se vieron impactadas por el cierre temporal de 94 unidades en la Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla y Oaxaca, pero compensadas por un aumento de la demanda en los días posteriores al sismo.

En México, las ventas totales de septiembre de Walmart aumentaron 12%, y las ventas en las tiendas con más de un año de operación subieron 10.2%.

“Este mes estuvo ayudado por las compras que se hicieron para ayudar a los damnificados de los sismos. Estas compras son de eventos extraordinarios que no le ‘quitan’ ventas a los meses próximos, pero que ayudan en buena medida al registro de este mes”, dijo Alejandra Marcos, analista de Intercam Casa de Bolsa.

Perspectivas Positivas

El desempeño de las tiendas de autoservicios favoreció los resultados de la Antad. Las empresas de la asociación tuvieron durante septiembre un avance en las ventas de 9.3%.

Analistas de UBS esperan que el aumento de la demanda de bienes de primera necesidad impulse las ventas del tercer trimestre, sobre todo para Walmex y Chedraui, que tienen una exposición mayor al sismo, pues alrededor de 10% y 7% de sus unidades se encuentran en la Ciudad de México.

Al contrario de los beneficios obtenidos por las tiendas de autoservicios, las departamentales y las especializadas registraron un alza de apenas 2.2% y de 1.1%, respectivamente, su peor desempeño en tres años para ambos casos.

Según Huerta, las ventas en departamentales y especializadas se vieron afectadas debido a los cierres que se realizaron tras el sismo y a las afectaciones que sufrieron en sus unidades en la Ciudad de México.

Liverpool, por ejemplo, presentó daños en una unidad y sufrió los cierres de algunas plazas comerciales como Perisur, Tezontle y Galerías Coapa.

Las cadenas de conveniencia, clasificadas dentro de las especializadas, también tuvieron cierres temporales. El día posterior al sismo del 19 de septiembre, 30% de las tiendas Oxxo en la Ciudad de México dejaron de operar debido a que no contaban con corriente eléctrica. Días después, las operaciones se fueron regularizando.

A esto “se sumó el efecto precaución en la población, que evitó salir los días que siguieron al sismo por temor a que existieran daños en los inmuebles, principalmente en las plazas comerciales”, comentó Huerta.

Expansión
Rosalía Lara
Ciudad de México
Miércoles 11 de octubre de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter