The New York Times accedió a las declaraciones fiscales de Trump, que revelan pérdidas, deudas y elusión. Esto es lo más relevante.


The New York Times tuvo acceso a datos sobre las declaraciones de impuestos del Presidente Donald Trump y sus empresas que cubren más de dos décadas. Trump se ha negado durante mucho tiempo a divulgar esta información, lo que lo convierte en el primer Presidente en décadas en ocultar detalles básicos sobre sus finanzas. Su negativa ha hecho que sus declaraciones de impuestos se encuentren entre los documentos más solicitados de los últimos tiempos.

Estos son algunos de los hallazgos clave:

En corto:

•    Trump no pagó impuestos federales sobre la renta en 11 de los 18 años que examinó el Times. En 2017, después de convertirse en Presidente, su factura de impuestos fue de solo 750 dólares.

•    Ha reducido su factura de impuestos con medidas cuestionables, incluido un reembolso de impuestos de 72.9 millones de dólares que es objeto de una auditoría por parte del Servicio de Impuestos Internos.

•    Muchos de sus negocios emblemáticos, incluidos sus campos de golf, han perdido grandes cantidades de dinero, pero las pérdidas le han ayudado a reducir sus impuestos.

•    La presión financiera sobre él aumenta, ya que pronto vencerán cientos de millones de dólares en préstamos que él personalmente garantizó.

•    Incluso mientras declaraba pérdidas, se las ha arreglado para disfrutar de un estilo de vida lujoso al hacer deducciones fiscales sobre lo que la mayoría de la gente consideraría gastos personales, incluidas residencias, aviones y 70 mil dólares en peluquería para televisión.

•    Ivanka Trump, mientras trabajaba como empleada de la Organización Trump, parece haber recibido "honorarios de consultoría" que también ayudaron a reducir la factura fiscal de la familia.

•    Como Presidente, ha recibido más dinero de fuentes extranjeras y grupos de interés estadounidenses de lo que se conocía anteriormente. Los registros no revelan conexiones con Rusia que no se hayan informado previamente.

•    Es importante recordar que los resultados son su propia descripción de sus empresas, compilada para el servicio tributario de Estados Unidos.

A continuación, una mirada a mayor profundidad de las conclusiones.

Elusión de impuestos

Trump no ha pagado impuestos federales sobre la renta durante gran parte de las últimas dos décadas.

Además de los 11 años en los que no pagó impuestos durante los 18 años examinados por The Times, pagó solo 750 dólares en cada uno de los dos años más recientes: 2016 y 2017.

Ha logrado evadir impuestos mientras disfruta del estilo de vida de un multimillonario en el que sus empresas cubren los costos de muchos gastos personales. Esta elusión fiscal lo distingue de la mayoría de los demás estadounidenses ricos.

Durante las últimas dos décadas, Trump ha pagado alrededor de 400 millones de dólares menos en impuestos federales sobre la renta combinados que una persona muy rica que pagó el promedio de ese grupo cada año.

Un gran reembolso ha sido crucial para su elusión fiscal.

Trump enfrentó grandes facturas de impuestos después del éxito inicial del programa de televisión "El Aprendiz", pero borró la mayoría de estos pagos de impuestos mediante un reembolso. En conjunto, Trump pagó inicialmente casi 95 millones de dólares en impuestos federales sobre la renta durante los 18 años. Más tarde logró recuperar la mayor parte de ese dinero, con intereses, al solicitar y recibir un reembolso de impuestos de 72.9 millones, a partir de 2010.

El reembolso redujo su factura total del impuesto sobre la renta federal entre 2000 y 2017 a un promedio anual de 1.4 millones. En comparación, el estadounidense promedio en el 0.001 por ciento superior de los asalariados pagó alrededor de 25 millones de dólares en impuestos federales sobre la renta cada año durante el mismo periodo.

Desde entonces, el reembolso de 72.9 millones por ciento se ha convertido en objeto de una larga batalla con el Servicio de Ingresos Internos (IRS, en inglés).

Al solicitar el reembolso, citó una enorme pérdida financiera que puede estar relacionada con el fracaso de sus casinos de Atlantic City. Públicamente, también afirmó que había renunciado por completo a su participación en los casinos.

Pero la historia real puede ser diferente a la que contó. La ley federal sostiene que los inversores pueden reclamar una pérdida total de una inversión, como hizo Trump, solo si no reciben nada a cambio. Trump pareció recibir algo a cambio: el cinco por ciento de la nueva compañía de casinos que se formó cuando renunció a su participación.

En 2011, el IRS comenzó una auditoría para revisar la legitimidad del reembolso. Casi una década después, el caso sigue sin resolverse, por razones desconocidas, y podría terminar en un tribunal federal, donde podría convertirse en un asunto de dominio público.

Gastos 'de negocios'

Trump clasificó gran parte de los gastos de su estilo de vida como gastos de negocios.

Sus residencias forman parte del negocio familiar, al igual que los campos de golf donde pasa mucho tiempo. También ha clasificado el costo de su avión, utilizado para transportarlo entre sus hogares, como un gasto de negocios. Los cortes de cabello, que incluyen más de 70 mil dólares para peinar su cabello durante "El Aprendiz", han caído en la misma categoría. También lo hicieron casi 100 mil dólares pagados a un peluquero y maquillador para Ivanka Trump. Todo esto ayuda a reducir aún más la factura fiscal de Trump, porque las empresas pueden cancelar los gastos de negocios.

Seven Springs, su patrimonio en el condado de Westchester, Nueva York, tipifica su definición de los gastos de negocios.

Trump compró la propiedad en Bedford, Nueva York, en 1996. Sus hijos Eric y Donald Jr. pasaron los veranos viviendo allí cuando eran más jóvenes. "Este es realmente nuestro complejo", dijo Eric a Forbes en 2014. "Hoy", continúa informando el sitio web de la Organización Trump, "Seven Springs se utiliza como un refugio para la familia Trump".

No obstante, se ha clasificado el patrimonio como una propiedad de inversión, distinta de una residencia personal. Como resultado, ha podido cancelar 2.2 millones de dólares en impuestos a la propiedad desde 2014, incluso cuando su ley tributaria de 2017 ha limitado a las personas a cancelar solo 10 mil dólares en impuestos a la propiedad al año.

Tarifas de 'consultoría'

En casi todos sus proyectos, las empresas de Trump reservan alrededor del 20 por ciento de los ingresos para 'honorarios de consultoría' inexplicables.

Estas tarifas reducen los impuestos, porque las empresas pueden cancelarlos como un gasto de negocios, lo que reduce el monto de la ganancia final sujeta a impuestos.

Trump recaudó 5 millones de dólares en un acuerdo de hotel en Azerbaiyán, por ejemplo, y reportó 1.1 millones de dólares en honorarios de consultoría. En Dubái, hubo una tarifa de 630 mil dólares sobre 3 millones en ingresos. Desde 2010, Trump ha amortizado unos 26 millones de dólares en tales tarifas.

Su hija parece haber recibido algunos de estos honorarios por consultoría, a pesar de haber sido una alta ejecutiva de la Organización Trump.

La investigación del Times descubrió una coincidencia sorprendente: los registros privados de Trump muestran que su compañía una vez pagó 747 mil 622 dólares en honorarios a un consultor no identificado para proyectos hoteleros en Hawai y Vancouver, Columbia Británica. Los formularios de divulgación pública de Ivanka Trump, que presentó cuando se unió al personal de la Casa Blanca en 2017, muestran que había recibido una cantidad idéntica a través de una empresa de consultoría de la que era copropietaria.

Muchas de las empresas de Trump de más alto perfil pierden grandes cantidades de dinero.

Desde el 2000, ha informado haber perdido más de 315 millones de dólares en los campos de golf, que a menudo describe como el corazón de su imperio. Mucho de esto ha sido en Trump National Doral, un resort cerca de Miami que compró en 2012. Y su hotel en Washington, inaugurado en 2016, ha perdido más de 55 millones de dólares.

Una excepción: la Torre Trump en Nueva York, que le genera de manera confiable más de 20 millones de dólares en ganancias al año.

La parte más exitosa del negocio de Trump ha sido su marca personal.

El Times calcula que entre 2004 y 2018, Trump ganó un total de 427.4 millones de dólares con la venta de su imagen, una imagen de riqueza sin complejos a través de una astuta gestión empresarial. El marketing de esta imagen ha sido un gran éxito, incluso si la gestión subyacente de muchas de las empresas operativas de Trump no lo ha sido.

Otras empresas, especialmente en el sector inmobiliario, han pagado por el derecho a utilizar el nombre Trump. La marca hizo posible “El Aprendiz", y luego el programa llevó la imagen a otro nivel. Por supuesto, la marca de Trump también hizo posible su elección como el primer Presidente de Estados Unidos sin experiencia previa en el Gobierno. Pero sus empresas no rentables aún cumplían un propósito financiero: reducir su factura fiscal.

Sus negocios que pierden dinero han tenido otro propósito: reducir sus impuestos

La Organización Trump, una colección de más de 500 entidades, prácticamente todas de propiedad total de Trump, ha utilizado las pérdidas para compensar las ricas ganancias de la licencia de la marca Trump y otras partes rentables de su negocio.

Las pérdidas reportadas de las empresas operativas fueron tan grandes que a menudo borraron por completo los ingresos por licencias, lo que permite a la organización alegar que no gana dinero y, por lo tanto, no debe impuestos. Este patrón es antiguo para Trump. El colapso de la mayor parte de su negocio a principios de la década de 1990 generó enormes pérdidas que utilizó para reducir sus impuestos durante años.

Con el dinero de "El Aprendiz", Trump realizó sus mayores compras desde la década de 1980.

El programa que debutó en NBC en 2004 fue un gran éxito. Trump recibió el 50 por ciento de sus ganancias y luego compró más de 10 campos de golf y muchas otras propiedades. Las pérdidas en estas propiedades redujeron su factura fiscal. Pero la estrategia se metió en problemas cuando el dinero de "El Aprendiz" comenzó a disminuir. En 2015, su situación financiera empeoraba.

Su campaña presidencial de 2016 puede haber sido en parte un intento de resucitar su marca.

Los registros financieros no responden a esta pregunta de manera definitiva. Pero el momento es contundente: Trump anunció una campaña que parecía una posibilidad remota de ganar, pero que era casi seguro que atraería una nueva atención, al mismo tiempo que sus negocios necesitaban un nuevo enfoque.

La presidencia ha ayudado a su negocio.

Desde que se convirtió en uno de los principales candidatos presidenciales, ha recibido grandes cantidades de dinero de cabilderos, políticos y funcionarios extranjeros que pagan para quedarse en sus propiedades o unirse a sus clubes. La investigación del Times da cifras precisas sobre este gasto por primera vez.

Una oleada de nuevos miembros en el club Mar-a-Lago en Florida le dio 5 millones de dólares adicionales al año del negocio desde 2015. El fabricante de materiales para techos GAF gastó al menos 1.5 millones de dólares en Doral en 2018 mientras su industria buscaba cambios en regulaciones. La Asociación Evangelística Billy Graham pagó al menos 397 mil 602 dólares en 2017 al hotel de Washington, donde realizó al menos un evento durante su Cumbre Mundial en Defensa de los Cristianos Perseguidos.

En sus primeros dos años en la Casa Blanca, Trump recibió millones de dólares de proyectos en países extranjeros, incluidos 3 millones de dólares en Filipinas, 2.3 millones de India y un millón de Turquía.

Pero la presidencia no ha resuelto su principal problema financiero: muchas de sus empresas siguen perdiendo dinero.

Con la caída de los ingresos de "El Aprendiz", Trump ha absorbido las pérdidas en parte a través de movimientos financieros únicos que pueden no estar disponibles para él nuevamente.

En 2012, obtuvo una hipoteca de 100 millones sobre el espacio comercial en la Torre Trump. También ha vendido acciones y bonos por valor de cientos de millones. Pero sus registros financieros indican que es posible que le queden tan poco como 873 mil dólares para vender.

Las deudas

Pronto enfrentará varias cuentas que podrían presionar aún más sus finanzas.

Parece que no ha pagado nada del capital de la hipoteca de la Torre Trump, y los 100 millones de dólares completos vencen en 2022. Y si pierde su disputa con el IRS sobre el reembolso de 2010, podría deberle al Gobierno más de 100 millones de dólares (incluyendo intereses sobre el monto original).

Él es personalmente responsable de algunas de estas facturas.

En la década de 1990, Trump casi se arruina al garantizar personalmente cientos de millones de dólares en préstamos, y desde entonces ha dicho que lamentaba haberlo hecho. Pero ha vuelto a dar el mismo paso, según muestran sus registros fiscales. Parece ser responsable de préstamos por un total de 421 millones de dólares, la mayoría de los cuales vencen dentro de cuatro años.

Si gana la reelección, sus prestamistas podrían colocarse en la posición sin precedentes de sopesar la ejecución hipotecaria de un Presidente en ejercicio. Ya sea que gane o pierda, probablemente necesitará encontrar nuevas formas de usar su marca, y su popularidad entre decenas de millones de estadounidenses, para ganar dinero.

The New York Times
Nueva York, Estados Unidos
Lunes 28 de septiembre de 2020.


La intención de este numeroso equipo es salvaguardar la integridad de las elecciones e iniciar litigios cuando consideren que se vulnera el derecho al voto o sobre el recuento, que puede complicarse debido a que la pandemia llevará a un récord de personas a votar por vía postal.

El candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Joe Biden, creó un equipo legal con cientos de abogados y expertos para hacer frente a la posibilidad de que el resultado de las elecciones del 3 de noviembre tenga que disputarse en los tribunales, informó este lunes The New York Times.

El “cuarto de guerra” está dirigido por dos expertos legales que han trabajado para el expresidente demócrata Barack Obama y, según la campaña de Biden, será “el mayor programa de protección electoral en la historia de las campañas presidenciales”.

La intención de este numeroso equipo es salvaguardar la integridad de las elecciones e iniciar litigios cuando consideren que se vulnera el derecho al voto o sobre el recuento, que puede complicarse debido a que la pandemia llevará a un récord de votantes a votar por vía postal, algo que el presidente Donald Trump, aspirante a la reelección, ha señalado de ser fraudulento.

El equipo estará dirigido por Dana Remus, asesora legal de la campaña de Biden y ex responsable de asuntos jurídicos de la Fundación Obama, y Bob Bauer, asesor legal durante el mandato de Obama y que desde el verano trabaja como asesor de Biden.

Ambos están encargados de establecer una unidad de “litigios especiales” que contará con el liderazgo de dos ex abogados del Estado y que supervisarán a cientos de abogados distribuidos en todo el país con el objetivo de plantear posibles demandas a nivel estatal o local en material electoral.

El equipo contará con la ayuda del primer fiscal general de la Presidencia de Obama, Eric Holder, quien coordinará acciones legales entre la campaña y grupos independientes progresistas o vinculados a los demócratas que disputen aspectos del proceso electoral.

En entrevista con el diario The New York Times, Bauer aseguró que hay temores de que Trump está utilizando los poderes del Gobierno federal para su beneficio político.

Las dimensiones de esta gran operación legal dentro de la campaña de Biden demuestran que los demócratas tienen temor real de que el resultado de las elecciones del 3 de noviembre pueda ser disputado en los tribunales y que no se pueda aclarar el ganador de los comicios hasta después de la fecha electoral, similar a como ocurrió en el año 2000, cuyo resultado tras el recuento fallido de Florida decidió el Tribunal Supremo.

En los últimos meses, Trump ha elevado su crítica al voto por correo, porque en su opinión puede permitir que personas no registradas voten, al mismo tiempo que pidió que se vote dos veces si se vota por correo, para asegurarse de que la papeleta queda registrada, algo que es considerado fraude electoral.

Asimismo, el mandatario ha dicho que los demócratas solo podrán ganar si manipulan las elecciones, elevando el fantasma de la legitimidad de las elecciones.

En el Congreso, los demócratas han indagado en las medidas tomadas por el nuevo responsable del servicio postal, Louis DeJoy, un importante donante republicano, que ha iniciado una campaña de recortes que para algunos legisladores responde a una intención de afectar al voto por correo, algo que el funcionario ha negado.

EFE
Washington, DC, EU.
Martes 15 de septiembre de 2020.


Viri Ríos

Muchos mexicanos creen ser de clase media. La mayoría se equivoca. El malentendido impide solucionar los problemas más apremiantes del país y perpetúa políticas que solo benefician a las élites.


En México muchos creen ser clase media pero no es así. El 61 por ciento de la población se identifica como tal pero solo el 12 por ciento lo es. La mitad del país vive con un serio malentendido sobre su nivel de ingreso, confusión que comparten ricos y pobres por igual.

Es imperativo que el mexicano promedio deje de engañarse a sí mismo sobre su nivel de vida. La realidad es que el 84 por ciento de la población no tiene seguridad laboral o un sueldo que les permita satisfacer las necesidades de su familia, pero lo niega. Negar la realidad impide tener demandas políticas concretas y claras.

Como un doctor que debe evaluar primero qué enfermedad tiene su paciente, el mexicano promedio debe poder diagnosticar con veracidad sus carencias o privilegios a fin de saber qué se debe pedir a las autoridades. Es momento de empezar a hacerlo para fortalecer la clase media y reclamar las políticas necesarias para ampliarla.

Sin embargo, en México nadie parece ser muy honesto con su propio diagnóstico.

Los ricos piensan que son clase media. Los estudios de Alice Krozer han mostrado que aún entre el 1 por ciento más rico del país, dos terceras partes creen ser clase media. El mito de todos-somos-clase-media se repite en todo nivel de ingreso: mexicanos que ganan 120.000 pesos mensuales, por ejemplo, creen que tienen un sueldo “promedio” cuando en realidad ganan más que el 90 por ciento del país.

Lo mismo sucede entre los más pobres. Considerando que el 61 por ciento de los mexicanos cree ser clase media, incluyendo dos terceras partes de los más ricos, existen al menos 43 millones de mexicanos que viven en condición de pobreza moderada pero que creen que son clase media. No lo son, porque para ser clase media necesitarían ganar 64.000 pesos mensuales para una familia de cuatro integrantes, un nivel salarial que solo gana el 10 por ciento más rico de México.

No basta dejar de ser pobre para ser clasemediero. De hecho, hay casi 37 millones de personas que técnicamente no son pobres pero tienen carencias básicas como acceso a la salud, seguridad social o educación. Esto se debe a que la línea de pobreza del gobierno mexicano es demasiado baja. El CONEVAL calcula que con 3200 pesos mensuales una persona puede satisfacer todas sus necesidades, algo lejano de la realidad en muchas zonas del país.

Para ser clase media, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Social de Evalúa de Ciudad de México, se necesita tener ingresos suficientes para satisfacer necesidades de educación, salud, servicios sanitarios, drenaje, teléfono, seguridad social, electricidad, combustible, bienes durables básicos y no trabajar más de 48 horas a la semana. En promedio, la clase media en México logra esto ganando en promedio 16.000 pesos por persona.

El gobierno federal no debe enfocarse exclusivamente en eliminar la pobreza sino que debe convertirse en un mediador de una profunda y urgente extensión de la clase media. Es acertado que la agenda de López Obrador sea atemperar la pobreza, pero este es solo el primer paso. La creación de una clase media sólida y amplia debe ser la última meta de su gobierno.

Entre los 15 millones de mexicanos que sí son clase media recae una responsabilidad aún más importante: entender que están en peligro de extinción y que seguirán así mientras continúen pensando que deben compartir su agenda política con los más ricos. Los ricos no representan a la clase media. El modelo económico actual no promueve la movilidad social sino el estancamiento. En este momento, los integrantes de la clase media tienen mayor probabilidad de volverse pobres que de ser ricos.

Por eso la clase media debe despertar y atinar a crear una agenda económica específica. Y para ello los mexicanos deben enfrentar sus ideas preconcebidas con datos e información.

Un mito importante a derrocar es la idea, ampliamente extendida, de que en México los ingresos no suben por falta de educación. En realidad, como ha demostrado el estudio de Nora Lustig, Gerardo Esquivel y Raymundo Campos, que analiza datos de 1989 a 2010, los mexicanos han incrementado de manera significativa su nivel educativo sin que ello aumente sus ingresos. La productividad también ha aumentado. Los salarios no.

De hecho, en México educarse cada vez paga menos y esto es especialmente cierto entre los mexicanos con educación media superior. Parte de la razón por la que la desigualdad disminuyó, en promedio, a principios de este siglo, no fue porque haya aumentado el ingreso de los más educados, sino porque gente con educación que antes encontraba buenos empleos, ahora ya no los tiene.

En parte esto se debe a que los accionistas y tenedores de bonos mexicanos se han acostumbrado a quedarse con todo el pastel. Mientras que en Estados Unidos solo se quedan con el 21 por ciento del valor agregado creado por la empresa, en México se quedan con el 71 por ciento.

Es momento de eliminar el mito de que el país tiene una extensa y ancha clase media. Eso impide crear una coalición política que cambie una forma de hacer negocios que ha causado que la clase media no crezca. Y que ha concentrado el poder adquisitivo en un puñado de familias.

La agenda de esa nueva coalición política de clase media deberá entender, entre otras cosas, que aumentar educación no es suficiente para crear desarrollo. Y que crear empleos formales tampoco. Se debe hablar de promover la recuperación salarial y empujar la reforma del código fiscal para que el 10 por ciento más rico no tenga la misma carga fiscal que los ultraricos. El Estado debe crecer para invertir en servicios públicos de calidad y evitar que la clase media tenga que recurrir al pago de servicios privados, a pesar de pagar impuestos para tener acceso a servicios públicos.

Entre las agendas más críticas debe estar la eliminación de monopolios que ha enriquecido a unos pocos a costa de debilitar al empresario chico y de cobrar precios altos en los productos que ofrecen. Las fortunas hechas al amparo del poder son especialmente tóxicas para la clase media.

El Estado debe convertirse en una palanca de desarrollo que apuntale industrias productivas que generen buenos empleos y compitan a través de innovación y calidad. Debe siempre ser claro que generar riqueza para todos es más fácil que generar riqueza para unos cuantos, y posteriormente tener que luchar políticamente para redistribuirla.

Viri Ríos es analista política y colaboradora regular en español de The New York Times. @Viri_Rios
La autora es analista política mexicana y doctora en Gobierno por la Universidad de Harvard.

The New York Times
Viri Ríos
Ciudad de México
Lunes 6 de julio de 2020.


•    Responden demócratas a 'amenazas' de Trump contra denunciante

•    'Suena como un criminal', dijo la senadora y aspirante presidencial, Kamala Harris

•    El presidente estadounidense se encuentra bajo la lupa de la Cámara de Representantes

 
Ciudad de México.- Las acciones de la Casa Blanca para restringir el acceso a las llamadas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con otros líderes internacionales se han extendido al presidente de Rusia, Vladimir Putin y al Príncipe saudí Mohammed bin Salman, según fuentes cercanas al tema que reportaron a CNN.

De acuerdo con la cadena, las fuentes dijeron que aliados del Gobierno de Trump tomaron medidas importantes para que las conversaciones no salgan a la luz.

Una de las personas contó también que, en el caso de la llamada con el Príncipe saudí, funcionarios que normalmente acceden a la transcripción de la llamada nunca pudieron verla.

Según un exfuncionario de la Administración de Trump, al menos una de las llamadas que el presidente tuvo con su homólogo ruso, Vladimir Putin, también fue duramente restringida.

Hoy, más temprano, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, señaló que esperaba que las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia no fueran reveladas.

"Los asuntos relacionados con conversaciones entre jefes de estado generalmente son secretos según la práctica internacional", afirmó el vocero.

Este tipo de prácticas comenzaron hace más de un año, después de que se filtrara información de las conversaciones de Trump con los líderes de Australia y México, según las fuentes.

El presidente estadounidense se encuentra bajo la lupa de la Cámara de Representantes, quienes han anunciado una investigación para determinar si es procedente iniciarle un juicio político, por una polémica llamada con el líder de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

En dicho diálogo, Trump presionó al Mandatario ucraniano para que investigara al ex vicepresidente, y aspirante a la candidatura presidencial demócrata, Joe Biden y a su hijo.

Los primeros reportes del comportamiento inusual de Donald Trump en la llamada surgieron de una queja interna anónima.

Ayer, el diario The New York Times reveló que el denunciante de la queja es un agente de la CIA que trabajó por un tiempo en la Casa Blanca, pero que ha regresado a la agencia de Inteligencia.

Responden demócratas a 'amenazas' de Trump contra denunciante

Washington. - Alguien se rió a carcajadas durante el discurso a puerta cerrada del jueves que el presidente Donald Trump pronunció en la Misión de Estados Unidos ante las Naciones Unidas. Otras voces hablaron en murmullos.

Trump acababa de exigir saber quién proporcionó información sobre su llamada con el presidente ucraniano describiendo al denunciante como “alguien parecido a un espía” y agregó: “Ustedes Saben lo que solíamos hacer en los viejos tiempos cuando éramos más inteligentes ¿Correcto? Con las espías y traición, ¿verdad? Solíamos manejarlos un poco diferente de lo que lo hacemos ahora”.

Los comentarios de Trump, que se incluyeron en un video obtenido por The Washington Post, provocaron la indignación de algunos de los principales candidatos demócratas a la presidencia, denunciando sus palabras como “amenazantes” y defendiendo al denunciante en el centro de una nueva controversia que ha desencadenado una investigación de juicio político.

“Suena como un criminal”, dijo a MSNBC la senadora Kamala D. Harris, demócrata de California, y aspirante presidencial. “‘¿Quién fue el soplón? ¿Quién soltó la sopa? Averigüemos quién nos delató y asegurémonos de que haya una consecuencia y que sea grave, y que eso sea una lección para todos los demás'.

“Parece salido de un mal drama, pero el hecho es que este es el presidente de Estados Unidos”, dijo Harris.

Harris se unió a los candidatos demócratas, los senadores Cory Booker, de Nueva Jersey, y Amy Klobuchar, de Minnesota, el exrepresentante de Texas Beto O'Rourke y el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, quienes sugirieron que los comentarios de Trump podrían poner en peligro la vida del denunciante y de cualquier otra persona que ayudó en la denuncia. Trump también fue reprendido por algunos republicanos, incluido el ex congresista de Illinois Joe Walsh y el exgobernador de Massachusetts, Bill Weld, quienes han desafiado al presidente por la nominación republicana, y el representante Will Hurd, republicano por Texas.

Reforma
Associated Press
Washington / Ciudad de México
Viernes 27 de septiembre de 2019.


En los límites entre México y Estados Unidos las mujeres viven a la sombra del movimiento #MeToo

 
Nueva York.- En la frontera sur de Estados Unidos, las mujeres y las niñas migrantes son víctimas de ataques sexuales en su mayoría sin reportar, investigar ni ser llevados a juicio. A pesar de que alrededor del mundo las mujeres están manifestándose contra los delitos sexuales, en la frontera las migrantes viven a la sombra del movimiento #MeToo.

Las historias son muchas, pero demasiado similares. Las mujeres indocumentadas que se dirigen a ciudades fronterizas estadounidenses han sido golpeadas por desobedecer a los polleros, obligadas a prostituirse, encadenadas a camas y árboles, embarazadas por extraños y atadas.

El New York Times encontró más de 100 reportes documentados de agresión sexual en la frontera contra mujeres indocumentadas en los últimos dos decenios, cifra que probablemente sólo sea la punta del iceberg, dijeron policías y activistas.

Asimismo, en las entrevistas con mujeres migrantes y las personas que trabajan con ellas en la frontera se indica un gran número de casos que o no se reportan o no se examinan, lo cual sugiere que la violencia sexual se ha vuelto una parte ineludible de la travesía migrante colectiva.

Sin embargo la violencia contra las migrantes no sólo se da durante el peligroso recorrido por México. Gran parte ocurre una que vez que las migrantes llegan a la supuesta seguridad de Estados Unidos.

Al menos cinco de las mujeres agredidas no fueron atacadas por polleros, que son frecuentes perpetradores, sino por agentes en turno de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas. Y dichos ataque no terminan en la frontera. Hay mujeres que han reportado agresiones en centros de detención inmigratoria, mientras que durante un reciente periodo de cuatro años el gobierno federal recibió más de 4 mil 500 quejas de abuso sexual de menores inmigrantes en centros de detención financiados por el Gobierno.

El Times entrevistó a ocho migrantes centroamericanas que fueron atacadas sexualmente entre el 2013 y el 2016 —mujeres que aún luchan con pesadillas, depresión y, en ciertos casos, ideas suicidas—. Una reportó haber sido agredida en México, seis dijeron que las atacaron en el sur de Texas. Una aseguró haber sido agredida tanto en México como en el sur texano. Las víctimas mayores tenían poco más de 40 años al momento del abuso, las más jóvenes 14.

La mayoría de las mujeres no reportan los ataques, a menudo debido a que los perpetradores amenazan con revelar su estado inmigratorio o con algo peor. Una mujer, violada repetidamente en el 2005 a punta de pistola en una casa de confinamiento en Phoenix, dijo que el atacante la amenazaba con vender a su hija de tres años si lo reportaba. Las que acuden a las autoridades a veces no saben los nombres de sus agresores, o ni siquiera dónde tuvo lugar el ataque.

Las mujeres se encuentran impotentes en casi todos los sentidos. Muchas ni siquiera han contado a sus familias lo que pasó.

“No tienen muchas defensas”, dijo Jesús Romo Véjar, abogado de Arizona que ha representado a numerosas mujeres migrantes víctimas de agresión sexual. “Las mujeres y los niños indocumentados son los seres humanos más desprotegidos”.

The New York Times
Nueva York. Estados Unidos.
Domingo 03 de marzo de 2019.


Nada se sabe del periodista Jamal Khashoggi después de su ingreso al consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre. Se presume que fue asesinado


Ankara. A continuación un repaso de los principales hechos desde la desaparición del periodista Jamal Khashoggi después de su ingreso al consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre.

El periodista saudita se exilió a Estados Unidos en el 2017, por temor a ser detenido después de haber criticado algunas decisiones del príncipe heredero saudita Mohamed bin Salman y la intervención militar de Riad en Yemen.


►El 2 de octubre: a las 13:14 Jamal Khashoggi entró al consulado saudita en Estambul, según una imagen de la cámara de vigilancia publicada por el diario estadounidense "The Washington Post", con el que colaboraba el periodista. Khashoggi fue al consulado para obtener "un documento que certifique que ya no estaba casado" según su prometida turca.

►El 3 de octubre: la presidencia turca afirmó que el periodista se encontraba en el consulado saudita.

►El 4 de octubre: Riad declaró que Khashoggi desapareció después de haber salido de la representación diplomática.

►El 5 de octubre: en una entrevista con la agencia Bloomberg, el príncipe heredero afirmó que Khashoggi "entró" al consulado, pero que salió poco después. E invitó a las autoridades turcas a "inspeccionar [los] locales".

- "Asesinado en el consulado" -

►El 6 de octubre: una fuente cercana al gobierno turco declaró que "la policía sopesa en sus primeras conclusiones que el periodista fue asesinado en el consulado por un equipo que vino especialmente a Estambul y se fue el mismo día". Lo que Riad desmintió.

►El 7 de octubre: el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo estar a la espera de los resultados de la investigación.

El Washington Post pidió a Estados Unidos "exigir respuestas firmes y claras" a Riad. "El cuerpo de Khashoggi fue probablemente troceado y colocado en cajas antes de ser transferido en avión fuera del país", afirmó el diario.

- Presiones a Riad-

►El 8 de octubre: Ankara pidió inspeccionar el consulado. Riad debe "probar" que el periodista salió, dijo Erdogan. Washington reclama una investigación saudita "transparente".

►El 10 de octubre: las televisiones turcas difunden imágenes de cámaras de vigilancia en las que se ve llegando a Estambul a los sauditas sospechosos de haber dirigido la operación, y una furgoneta entrando en el consulado antes de dirigirse a la residencia del cónsul. El día anterior, algunos medios hablaron de la posibilidad de que el periodista hubiera sido secuestrado y llevado a Arabia Saudita.

Donald Trump afirmó que su gobierno había pedido explicaciones "al más alto nivel".

El presidente turco presionó a Riad para revelar las imágenes de las cámaras de vigilancia. Los sauditas afirmaron que sus cámaras no funcionaban aquel día.

Según The Washington Post, Ankara habría afirmado a Washington que poseía grabaciones de audio y de video que mostraban cómo Khashoggi fue "interrogado, torturado y después asesinado" en el interior del consulado, antes de que su cuerpo fuera desmembrado.

- Retirada de inversores -

►El 12 de octubre: el multimillonario británico Richard Branson anunció la suspensión de varios proyectos de negocios con Arabia Saudita.

Desde entonces, numerosas empresas retiraron su participación de un gran encuentro económico, previsto en Riad del 23 al 25 de octubre.

- Amenazas -

►El 13 de octubre: Riad desmintió las acusaciones "sobre órdenes para asesinar" al periodista, y denunció "mentiras infundadas".

Donald Trump consideró que Arabia Saudita podría estar detrás de la desaparición, y amenazó a Riad con un "castigo severo", aunque excluyó una suspensión de la venta de armas.

►El 14 de octubre: Riad rechazó cualquier amenaza de sanciones, y prometió responder en caso de medidas hostiles.

- Presunción de inocencia -

►El 15 de octubre: Donald Trump, después de una conversación telefónica con el rey Salman, sugirió que la desaparición del periodista "podría ser obra de asesinos fuera de control".

Por la noche, policías turcos inspeccionaron el consulado, y recogieron muestras, especialmente de la tierra del jardín, según un responsable.

►El 16 de octubre: el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó que Riad estaba a favor de una investigación "exhaustiva", después de sendos encuentros con el rey y el príncipe heredero. Los sauditas no excluirán a nadie de sus investigaciones, declaró.

Donald Trump reclamó la aplicación del principio de presunción de inocencia a favor de Arabia Saudita.

- Nuevas pistas -

►El 17 de octubre: un diario progubernamental turco, que afirmó basarse en grabaciones de audio realizadas en el interior del consulado, informó de que el periodista fue torturado dentro antes de ser "decapitado" por agentes sauditas.

Según el New York Times, uno de los hombres identificados por las autoridades turcas como parte del equipo sospechoso de haber perpetrado el asesinato pertenece al entorno del príncipe heredero y otros tres a los servicios de seguridad.

En Ankara, Pompeo se reunió con el presidente Erdogan y su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu.

AFP
Ankara, Turquía
Miércoles 17 octubre 2018.


Las políticas de datos de Facebook son abusivas y se asemejan al trabajo de una “compañía de vigilancia”, expresó Edward Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), en referencia al escándalo de Cambridge Analytica.

Snowden criticó la red social en una serie de tweets este sábado luego de las revelaciones de que Cambridge Analytica había recolectado y usado los datos de 50 millones de usuarios de Facebook en 2014. Cambridge Analytica ha sido contratada para trabajar en proyectos de alto perfil, incluida la campaña electoral de 2016 de Donald Trump.

Basado en el testimonio de Christopher Wylie, un exempleado de la compañía de 28 años, The Observer y The New York Times mostraron cómo una aplicación de “predicción de la personalidad” creada por el Dr. Aleksandr Kogan secuestró datos sin el consentimiento de las personas y con fines políticos.

Snowden, crítico de Facebook desde hace mucho tiempo y que en 2013 reveló detalles sin precedentes de cómo el gobierno estadounidense accede a metadatos de redes sociales en bruto, actualmente reside en un lugar no revelado en Rusia después de que se le concedió asilo en el país.

El exempleado de la NSA tuiteó: “Facebook hace su dinero aprovechándose y vendiendo detalles íntimos sobre la vida privada de millones de personas, mucho más allá de los escasos detalles que publicamos diariamente”.


“No son víctimas. Ellos son cómplices” comentó y luego afirmó que “las empresas que hacen dinero mediante la recopilación y venta de registros detallados de vidas privadas alguna vez fueron llamadas ‘compañías de vigilancia’. Su cambio de nombre a ‘redes sociales” es el engaño más exitoso desde que el Departamento de Guerra se convirtió en el Departamento de Defensa”.

En una declaración emitida el viernes 16 de marzo, Facebook intentó minimizar el incidente, alegando que no era una violación de datos, y anunció la suspensión de Cambridge Analytica. Más tarde suspendió la cuenta personal de Wylie.

“Cuando nos enteramos de esta violación en 2015, retiramos su aplicación de Facebook y exigimos certificaciones de Kogan y todas las partes a las que había dado información de que la información había sido destruida. Cambridge Analytica, Kogan y Wylie nos certificaron que destruyeron los datos “, dijo la compañía tecnológica.

“Hace varios días, recibimos informes de que, contrariamente a las certificaciones que recibimos, no se borraron todos los datos”, agregó. “Nos estamos moviendo agresivamente para determinar la precisión de estos reclamos. Si es cierto, esta es otra violación inaceptable de la confianza”.

Para el lunes, políticos llamaron abiertamente al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, para que testifique ante el gobierno estadounidense. Las acciones de la empresa cayeron un 5.6 por ciento. Según Reuters, la empresa estaba en camino de perder más de $ 30 mil millones en valor de mercado.

La senadora demócrata, Amy Klobuchar, tuiteó el sábado: “Esta es una brecha importante que debe ser investigada. Está claro que estas plataformas no pueden controlarse a sí mismas. He pedido más transparencia y responsabilidad para los anuncios políticos en línea. Ellos sólo dicen ‘confíen en nosotros’. Mark Zuckerberg debe testificar”.

También, los políticos británicos expresaron fuertes preocupaciones. El miembro del Parlamento Damian Collins, presidente del Comité de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes del Reino Unido, acusó al presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, de engañar al Parlamento en declaraciones que hizo en el comité el mes pasado. Collins dijo que Zuckerberg debería “dejar de esconderse detrás de su página de Facebook”.

Newsweek
Jason Murdock
Nueva York, EU.
Martes 20 marzo 2018.


De acuerdo con una nota en el sitio web del diario estadounidense, las actividades de los promotores de fijar impuestos a las bebidas azucaradas fueron vigiladas por un programa de Israel; también recibieron mensajes de texto amenazantes


Las actividades de promotores del impuesto a los refrescos en México fueron vigiladas con un programa de espionaje diseñado por una empresa de Israel, de acuerdo con una nota publicada hoy en el sitio web del diario The New York Times (NYT).

La nota indicó que los individuos sujetos de espionaje recibieron además el verano pasado mensajes de texto amenazantes de números no identificados.

Las víctimas del espionaje fueron Simón Barquera, director de investigación en políticas y programas de nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública; y Luis Manuel Encarnación, entonces director de Fundación Mídete, dedicada a luchar contra la obesidad, explicó NYT.

Alejandro Calvillo, activista y fundador de El Poder del Consumidor, otra organización que ha impulsado el combate a la obesidad infantil, también recibió mensajes amenazantes y aparentemente fue espiado, agregó el diario neoyorquino.

Todos ellos eran partidarios de un impuesto a los refrescos establecido en 2014, que busca reducir el consumo de bebidas azucaradas en México, donde enfermedades vinculadas al sobrepeso matan a más personas cada año que la violencia criminal.

Varios de los mensajes contenían un vínculo a programas espía desarrollado por NSO Group, una empresa israelí que vende sus herramientas de espionaje digital exclusivamente a gobiernos y tiene contratos con varias agencias oficiales de México, de acuerdo con el Times.

“El descubrimiento de los programas espías en los teléfonos de los impulsores de un impuesto desata preguntas sobre si las herramientas están siendo usadas para avanzar en los intereses de la industria refresquera de México”, destacó el diario.

NSO Group y otras decenas de empresas que venden programas de espionaje operan en un mercado en buena medida desregulado, en el que cada agencia gubernamental decide a quién van a hackear con las herramientas.

Estos programas espías pueden rastrear cada llamada, mensaje de texto, correo electrónico, ubicación, sonido, imagen y hasta las teclas pulsadas en un celular.

Los mensajes coincidieron con un esfuerzo planeado por organizaciones activistas e investigadores de la salud, entre ellos Barquera, Calvillo y Encarnación, para coordinar una campaña mediática con el fin de impulsar que el impuesto al refresco aumentara el doble, apuntó el diario.

Lorena Cerdán, directora de ConMéxico, que representa a las mayores refresqueras instaladas en México, dijo que el grupo no tenía conocimiento del hackeo.

Mientras tanto, Luis Fernando García, de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, dijo que lo sucedido con los activistas en materia de nutrición demuestra que “la vigilancia en México está fuera de control”.

Notimex
The New York Times
Alejandro Reyes
Ciudad de México
Sábado 11 de febrero de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter