Pedro Canché estuvo encarcelado de agosto de 2014 a mayo de 2015, "como represalia a su actividad periodística", durante el gobierno del priísta Roberto Borge

Ciudad de México.- Una agente de policía y un juez del estado de Quintana Roo fueron detenidos por iniciar un proceso penal irregular contra un periodista que estuvo preso durante nueve meses.

Según explicó el jueves la Procuraduría General de la República en un comunicado, el informador fue acusado del delito de "sabotaje en perjuicio de la sociedad en general" pero ni la investigadora contaba con "evidencia alguna" que acreditara la responsabilidad del periodista ni el juez tenía "elementos probatorios" contra él.

El reportero Pedro Canché estaba cubriendo una manifestación en la localidad de Felipe Carrillo Puente y había publicado notas críticas sobre las autoridades. Según la fiscalía, su detención fue "como represalia a su actividad periodística".

Canché celebró las detenciones de la agente Tila Patricia León y el juez Javier Ruiz Ortega y sostuvo que demuestran que el expediente en su contra se armó con pruebas falsas. A su vez destacó el trabajo de la fiscalía especializada en delitos contra la libertad de expresión.

"Es muy raro en México que un periodista llegue a tener justicia, pero cuando se quiere se puede", dijo en conversación telefónica con The Associated Press.

No obstante, sostuvo que la responsabilidad debe llegar a quien ordenó que actuaran contra él y que, según Canché, fue el exgobernador Roberto Borge, uno de los exmandatarios regionales del oficialista Partido Revolucionario Institucional actualmente encarcelado y acusado de delitos de corrupción.

"El propio juez Ruiz Ortega me lo confirmó y me dijo que me buscara una buena defensa", dijo Canché que ahora tiene su propio portal informativo.

"Nadie me va a devolver los nueve meses de cárcel, pero cuando un juez usa pruebas falsas para incriminar a un periodista, cuando un ministerio público fuerza la justicia para encarcelar a un periodista, eso se tiene que pagar".

El reportero estuvo encarcelado de agosto de 2014 a mayo de 2015.

Associated Press
Ciudad de México
Jueves 10  de mayo 2018.

Ingenieros de VW admiten responsabilidad en software trucado, revela 'Bild'

El sistema de control de contaminantes de los motores de Volkswagen no ha sido una simple trampa sin víctimas, sino que mató entre cinco y 20 personas en Estados Unidos anualmente en los últimos años, de acuerdo con un análisis estadístico y computarizado de The Associated Press.

El software que la empresa admitió que se utilizó para burlar los límites de emisiones impuestos por el gobierno permitió que los motores produjeran suficiente contaminación para causar entre 16 y 94 muertes durante siete años, y el conteo anual creció recientemente conforme más motores diésel salían a circulación. El costo total superó más de 100 millones de dólares.

Y eso solo en Estados Unidos. Probablemente fue mucho más letal y costoso en Europa, donde Volkswagen vende más vehículos diésel, dijeron los ingenieros. Científicos y expertos apuntaron que la cifra de muertes en Europa podría ser tan alta como centenares de personas cada año, aunque advirtieron que es difícil trasladar los modelos informáticos de salud y calidad de aire estadounidenses a las ciudades europeas, que tienen más densidad de población.

"Estadísticamente, no podemos apuntar quién murió debido a esta política, pero algunos han muerto o probablemente murieron como resultado de ella", afirmó el profesor de ingeniería ambiental de Carnegie Mellon, Peter Adams, quien calcula lo perjudicial del aire contaminado mediante un modelo sofisticado de computadora que él y la AP utilizaron en su análisis.

El software alterado permitió a los vehículos diésel de Volkswagen emitir entre 10 y 40 veces más óxidos de nitrógeno que los permitidos por las leyes, haciendo de esto "una clara preocupación por la calidad del aire y la salud pública", opinó Janet McCabe, jefa interina de calidad de aire de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

Los óxidos de nitrógeno forman smog — ese aire oscuro y sucio que complica la vista y en algunas personas la respiración —, pero también agravan un problema mayor y mortífero: pequeñas partículas de hollín.

Numerosos estudios médicos muestran que esas partículas diminutas provocan alrededor de 50 mil muertes al año en Estados Unidos, la mayoría por problemas del corazón.

Los óxidos de nitrógeno pueden viajar miles de kilómetros, por lo que la contaminación en Pittsburgh se puede sentir en la costa oriental de Estados Unidos, aseguró Adams.

Los expertos calculan qué tanto le cuesta la contaminación a la sociedad considerando el valor de las vidas perdidas. En este caso, Adams y otros estiman que las vidas perdidas —valuadas en 8.6 millones de dólares cada una— superan costos tales como días de trabajo perdidos o gastos de hospitalización. El costo anual total de los contaminantes en exceso de los vehículos diésel de VW se ubicó entre 40 y 170 millones de dólares, calcularon profesores de ingeniería ambiental.

Ingenieros de VW admiten responsabilidad en software trucado, revela 'Bild'

Varios ingenieros del gigante alemán del automóvil Volkswagen reconocieron su responsabilidad en la manipulación de motores diésel revelado hace dos semanas, indica este domingo el diario alemán Bild sin facilitar sus identidades ni número.

Los servicios encargados de la investigación interna del caso, que ha provocado un cataclismo mundial en el sector del automóvil, "han recibido las primeras confesiones", según el diario, que no cita sus fuentes.

"Varios ingenieros han declarado que instalaron en 2008 el programa informático destinado a trucar datos de los tests de contaminación", agrega Bild. Volkswagen admitió hace poco que equipó los motores de 11 millones con ese software. La revelación de esta trampa le ha costado el cargo al patrón del grupo Martin Winterkorn, y Volkswagen ha prometido aclarar el caso y ha confiado la investigación a un gabinete de abogados de Estados Unidos.

El grupo imputa la responsabilidad de la manipulación a "un pequeño grupo de personas" y ha suspendido a ciertos empleados. La prensa evoca una docena de personas, entre ellas el jefe de investigación y desarrollo de la filial Audi.

Las confesiones recabadas hasta ahora no han permitido identificar a los instigadores de la instalación del programa, explica Bild. Según las confesiones realizadas por los ingenieros concernidos, era técnicamente imposible fabricar el motor EA 189, desarrollado por Volkswagen en 2005, respetando a la vez los topes de emisión de gases contaminantes y los imperativos de costos. Y se decidió recurrir al programa incriminado. Volkswagen debe revisar de forma inminente millones de coches y utilitarios.

AP /AFP
Washington / Berlín
Sábado 3 de octubre de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter