BARCELONA, 27 feb (Xinhua) -- Dos tercios de las conexiones móviles del mundo funcionarán en redes de cuarta y quinta generación (4G y 5G) para el 2025, según estimaciones difundidas en el marco del Congreso Mundial de Móviles (MWC, siglas en inglés) que se realiza hasta el 1 de marzo en la ciudad española de Barcelona.

     Algunas estimaciones apuntan al 2020 como el año de la implantación del 5G, aunque compañías ya anuncian su comercialización para finales de 2018 o principios de 2019, según la GSMA, entidad organizadora del MWC.

     Pero lo que es un hecho, es que la tecnología 5G ya es una realidad palpable en el MWC en Barcelona.

     El director de Marketing en España del consorcio chino de telecomunicaciones Huawei, Ramiro Larragán, explicó a Xinhua que para que la tecnología 5G "llegue realmente al público final", se tiene que ir cumpliendo "cada uno de los eslabones de la cadena".

     Dijo que ello significa que, en primer lugar, los operadores deben tender redes que soporten 5G, para que todos los dispositivos que se enlazan a través de esta tecnología puedan situarse en el mercado.

     Larragán indicó que "esto es una cadena" y que el trabajo de Huawei se manifiesta en "todos los eslabones de la cadena, desde el tendido de la red de 5G, los dispositivos que soportan 5G y todos los aparatos intermedios que distribuyen la señal".

     "Hay funcionalidades que ahora mismo están concebidas, pero no se pueden desarrollar porque la red no las soporta, y 5G soportará estas funcionalidades con avances en términos fundamentalmente de capacidad y de velocidad de transmisión", expuso el directivo.

     Huawei, empresa que invierte en tecnología 5G desde 2009, presentó en este sentido en el MWC el módem Balong 5G01, con velocidad de conexión de hasta 2,3 Gigabit por segundo (Gbps).

     Ha realizado, además, junto con la operadora de telefonía móvil Vodafone con sede en Reino Unido, la primera llamada 5G entre Castelldefells (municipio en la región autónoma española de Cataluña en el noreste) y Madrid (capital española).

     Otro caso lo ejemplifica la también empresa china ZTE, que anunció en el MWC la comercialización del teléfono inteligente ZTE 1,2 Gbps, además de desarrollar tabletas 5G que se comercializarán cuando los proveedores ofrezcan el servicio a sus clientes.

     ¿Pero qué ofrece realmente la tecnología 5G a los usuarios? Ofrece, en general, una mayor velocidad y más capacidad para que millones de dispositivos puedan estar conectados al mismo tiempo, según han señalado los organizadores del MWC.

     La tecnología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años hasta convertirse en una de las áreas más dinámicas.

     El avance se ha dado desde que la multinacional sueca Ericsson modernizó el sistema de Telefonía Móvil Nórdica (NMT, por sus siglas en inglés) en la década de 1980, lo que permitió que el servicio fuera utilizado por un mayor número de usuarios.

     En cuanto a la tecnología 5G, ésta permitirá conexiones de hasta 100 veces más rápidas que la 4G.

     La Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA, por su siglas en inglés) ha señalado que con la nueva tecnología una película de dos horas podría descargarse en sólo 3,6 segundos.

     De acuerdo con Huawei, se calcula que en la actualidad hay unos 7.000 millones de dispositivos conectados a internet, pero con el desarrollo de 5G podrían alcanzarse los 100.000 millones en 2025, es decir, soportará un mayor número de dispositivos conectados.

     A su vez, el representante de la compañía SK Telecom Co. Ltd de la República de Corea, Hyun Young, expuso que la tecnología 5G ofrece un gran número de posibilidades.

     Mencionó entre estas posibilidades un coche autónomo, como el que su compañía muestra en la MWC, pero para ser operativos necesitan una red 5G.

     "Este tipo de cosas necesitan una gran capacidad de datos, una red con alta velocidad para proveer este tipo de servicios", dijo el participante coreano.

     "Las personas podrán tener una experiencia multimedia y de móvil más completa y enriquecedora", agregó Hyun Young.

     La tecnología 5G tendrá además un gran impacto en el llamado "internet de las cosas" o la salud, entre otros servicios electrónicos.

     De acuerdo con el informe Economía Móvil de la GSMA, habrá 1.200 millones de conexiones quinta generación en 2025, según las previsiones.

     El informe de la GSMA señala que en 2018 se producirán los primeros lanzamientos de 5G en los principales mercados de Europa, Asia y América del Norte.

     Mientras ello sucede, las últimas novedades de la tecnología de un futuro cada vez más próximo ya pueden verse estos días en el MWC en la ciudad de Barcelona.

Xinhua
Barcelona
Vera Ríos Carrillo
Martes 27 febrero de 2018.


El futurólogo Scott Klososky lanza sus vaticinios con respecto a temas como Big Data y la seguridad.


Scott Klososky es un estadounidense que inició su carrera en la tecnología en plena Guerra Fría. Corría el año 1988, tenía 26 años, y fundó una de las primeras compañías exitosas, bautizada como ParaGraph, que involucró a mentes tanto de la orilla soviética como de la capitalista. Trabajó cerca del genio del ajedrez Garry Kasparov para concebir un sistema de reconocimiento de texto a mano alzada que fue implementado como parte del dispositivo Newton, una de las primeras creaciones de Apple después de que Steve Jobs se retirara de la compañía en 1986.

Klososky se enamoró de los computadores en el colegio. Trabajó para una tienda enfocada en la venta de PC como mensajero. Su pasión lo llevó a fundar tres compañías. Aparte de la mencionada ParaGraph, fue artífice de Webcast.com, una firma enfocada en transmisión de video sobre diversas temáticas, desde asuntos gubernamentales hasta deportes. Vendió esa empresa por 115 millones de dólares en 1999. En la actualidad, oficia como presidente de Future Point of View y su foco es ayudar a los actores de la industria a orientar sus estrategias en el campo digital para crecer.

Su experiencia en el sector lo ha convertido en un referente en el sector tecnológico. Ha brindado charlas en diversos escenarios, entre ellos TED e IBM.

Es autor de tres libros: The Velocity Manifesto, que detalla las acciones que los líderes de compañías deben ejecutar para crecer en el área digital; Enterprise Social Technology, que enseña detalles sobre cómo aprovechar el poder de las redes sociales, y Manager’s Guide to Social Media, que brinda detalles sobre cómo se deben usar las plataformas sociales para incrementar la presencia en línea.

Scott Klososky estará en Colombia como conferencista en el Congreso Andino de Contact Centers y CRM y Segundo Customer Experience Summit, que se llevará a cabo el 19, 20 y 21 de abril, en el Cubo de Colsubsidio en Bogotá, junto con otros expertos como Paul Moya, presidente de la Asociación de Alumnos de Harvard, y expertos en innovación como Anna Cucurull y Mark Hillary.

EL TIEMPO habló con Klososky sobre el futuro de la tecnología. El experto advierte los riesgos de avances como la inteligencia artificial y brinda consejos para los emprendedores.

De las tendencias actuales, ¿cuál es la que más lo cautiva?

El Internet de las Cosas. Gracias a que los dispositivos se están empezando a conectar a la red, se están volviendo inteligentes. Esto hace el mundo diferente. Los aparatos ahora son capaces de conocernos, de hablar entre sí. Andamos por la vida interactuando con dispositivos que parecen vivos y que se adaptan a nuestras necesidades, como por ejemplo una piscina que detecta si el clima está muy frío e incrementa la temperatura del agua antes de que lleguemos a casa. Es una perspectiva emocionante.

El Internet de las Cosas está relacionado con Big Data, ¿por qué es relevante el Big Data?

Lo veo de esta forma: los seres humanos no comprendemos el porqué de muchos de los fenómenos que acontecen a nuestro alrededor. Cuando estamos tomando decisiones, muchas veces solo adivinamos, apelamos a nuestra intuición. El mundo de la inteligencia de datos nos brinda visión, nos provee un entendimiento concreto de las causas y efectos de nuestros actos. En lugar de fiarnos de nuestro instinto, nos basamos en realidades. El reto es encontrar nuevas formas de que los datos nos cuenten una historia, de dar valor a esos datos.

En el futuro, visualizo que habrá múltiples torrentes de datos viniendo a nosotros, datos en tiempo real. La gente cree que somos buenos analizando datos, pero no lo somos en absoluto, somos bebés en ese ámbito.

¿Qué hace falta para aprovechar los datos?

Creo que el problema no está tan relacionado con la tecnología sino con los humanos. Tenemos buenos datos y podemos organizarlos de forma apropiada por medio de sistemas existentes. Sin embargo, a la gente le falta capacitación para dar valor a los resultados obtenidos.

¿La privacidad de los usuarios se encuentra en riesgo en un mundo con sobreabundancia de datos?

Existen tres tipos de privacidad: la del cuerpo (la persona no quiere que la vean desnuda); la de la información (el individuo no desea que un tercero recolecte datos) y la de actividad (el sujeto o colectivo no quiere que otros sepan detalles de su accionar).

La mayoría de personas están de acuerdo con que no quieren ser vistas desnudas. Pero, cuando hablamos de información, para mucha gente, esta debe ser gratuita. Consideran que cualquiera en el mundo debe y puede tener un caudal de datos sobre ti. Consideran que ello redundará en mayor seguridad para la sociedad.

Hay gente, en el lado opuesto, que considera que nadie en absoluto debería saber nada acerca de ti. En cuanto a las actividades, hay un debate interesante: dicen que si no existiera ningún tipo de privacidad en este campo, dejaría de existir el crimen porque siempre sabríamos lo que otros están haciendo y el mundo sería más seguro.

No hay duda de que están recolectando mucha información sobre nosotros a través de aplicaciones y dispositivos para vendérsela a los anunciantes. Hay un punto en que eso es correcto, pero hay límites. Por ejemplo, es normal que Google tenga acceso a cierta información sobre mí porque uso sus herramientas gratuitas, pero si empiezan a leer mi correo sin mi permiso, sobrepasarán las fronteras de lo aceptable y necesario.

Uno de sus campos de interés es la ciberseguridad, ¿el mundo se encuentra al borde de un desastre virtual?

La ciberseguridad se convirtió un riesgo porque el crimen organizado se involucró en el juego. Estoy fascinado por el contrapunteo entre la facción del bien y la del mal. Los malos están ganando en este momento y han acumulado victorias por bastantes años.

En los Estados Unidos, vivimos dos eventos que captaron la atención de la sociedad en el último siglo. Uno de ellos fue en Pearl Harbor, en 1941, y el otro fue cuando el World Trade Center cayó, el 11 de septiembre de 2001.

En ambos casos, un grupo externo provocó una incidencia devastadora que sorprendió a todo el mundo. Creo que estamos cerca a algún tipo de Pearl Harbor digital. Una suerte de evento digital que acabe con numerosas compañías. Hasta que eso no ocurra, la gente no le prestará suficiente atención a la seguridad informática. Dicho evento podría ocurrir en los próximos cinco años.

¿Qué opina con respecto a aquellos que consideran que la inteligencia artificial supone un riesgo?

Es un riesgo si las personas empiezan a confiar demasiado en el software para tomar decisiones. Puede fallar. Le pongo un ejemplo: imagine una situación donde hay un carro autónomo con cuatro ocupantes y un niño de 3 años se cruza en frente del mismo cuando este se encuentra en movimiento. El automóvil debe decidir entre seguir su curso o esquivar al infante. Supongamos que resulta imposible que alcance a frenar. La inteligencia artificial entonces calcula los riesgos: si esquiva al niño, es posible que se voltee, lo que pondría en riesgo la vida de los cuatro ocupantes. Si sigue su curso, solo pondrá en riesgo la vida de un niño. En un instante el software debe decidir qué hacer: ¿cuál decisión cree que tomará?

En cincuenta o cien años, la inteligencia artificial será normal. En los primeros 20 o 30 años, mientras aprendemos a usarla, se presentarán un montón de malos resultados.

Usted ha sido emprendedor desde su juventud, ¿qué consejos daría a quienes desean iniciar su propia empresa en Colombia?

Mucha gente cree que tiene una buena idea y por eso puede crear una compañía. Es muy difícil, lograrlo se convierte en una prueba de fortaleza y capacidad para superar escollos.

Por otra parte, el que se embarque en esa aventura debe tener la habilidad de vender su buena idea al mercado. Hay gente con muy buenas ideas, pero no saben cómo llegarle a los clientes. Se debe hacer mercadeo y publicidad. No es opcional.

Por último, no deben olvidar que las ideas se concretan con capital. Necesitas dinero para construir algo, bien sea tu dinero o el dinero de tus padres o de origen inversionista.

Sobre la realidad virtual

"Va a ser gigante en el futuro. Aún está dirigido sobre todo a ‘gamers’. Por ejemplo, para poder usar el Oculus Rift requieres un computador muy potente. Eso es algo que no va a impactar al mercado de consumo masivo, pero, con el tiempo, los mundos virtuales, la realidad virtual y la realidad aumentada se van a volver gigantes en nuestras vidas porque nos permitirán trascender el tiempo y el espacio", explica el experto.

"La realidad virtual nos llevará a vivir experiencias que de otro modo no viviríamos. Cuando las personas tenemos un mayor acercamiento a la realidad, respondemos de una forma más contundente, de una manera que nos cambia para bien o para mal", añade.

La realidad virtual ayuda a que los individuos tomen mayor conciencia de los alcances de la guerra. Por ejemplo, existe una experiencia diseñada por las Naciones Unidas que invita a recorrer un campo de refugiados afectados por la guerra en Siria. Invita a seguir los pasos de un niño de 12 años que forma parte del emplazamiento ubicado en Jordania.

El Tiempo
Édgar Medina
Bogotá, Colombia
@EdgarMed en Twitter
Miércoles 13 de abril de 2016.

En 1973 ingresó a la BUAP, institución a la cual dedicó sus últimos 42 años de vida y fue uno de los pilares de la computación en México

Harold V. McIntosh, uno de los grandes pioneros de la computación en el mundo y de los académicos más influyentes en la historia de esta ciencia en México, cuyo desarrollo está estrechamente ligado a su nombre, es también el hombre que echó por tierra cánones culturales para vivir la libertad del conocimiento, que sólo desde la soledad es posible ejercer en plenitud.

Originario de Denver, Colorado, en 1975 ingresó al Departamento de Aplicación de Microcomputadoras, del Instituto de Ciencias de la BUAP, espacio que fue responsable de ensamblar las primeras computadoras que tuvo la Institución, a la cual profesó gran cariño y dedicó sus últimos 42 años a la noble tarea de enseñar a múltiples generaciones de estudiantes.

Su amor por la ciencia y talento académico bien pueden ilustrarse con la cita de Gerardo Cisneros, en “La computación en México y la influencia de H.V. McIntosh en su desarrollo”, donde cita la entrevista a Sheldon Lee Glashow, publicada en The Atlantic Monthly en 1984, en la que el Premio Nobel de Física 1979 aseguró “que lo que aprendió de McIntosh sobre Teoría de Grupos en sus años de estudiante de licenciatura en Cornell, fue tanto o más importante que lo aprendido en curso alguno que hubiera tomado”.

Otros ejemplos de su gran influencia: entre otras tesis, dirigió la de licenciatura de Arturo Cisneros Stoianowski, que produjo tres artículos en Journal of Mathematical Physics; y las de J. Leonel Torres Hernández y Jesús Ortega Campos, premiados por la Sociedad Mexicana de Física. De 1964 a 1965, las de Adolfo Guzmán Arenas y Raymundo Segovia Navarro, sobre compiladores para el lenguaje de programación Convert, ideado por McIntosh para realizar manipulaciones simbólicas útiles en la solución de problemas de mecánica clásica y cuántica, hoy personalidades ampliamente reconocidas en su campo.

José Luis Meza León, académico de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP y uno de sus más cercanos amigos, destaca que su llegada a México, cuya estancia inició en 1961, para impartir unas conferencias en la UNAM, “resultó todo un beneficio, pues fue el personaje que llegó para ser pilar del desarrollo de la computación en nuestro país, y Puebla la ciudad a la que mayores beneficios legó, al ser uno de los fundadores del Colegio de Computación de la Universidad Autónoma de Puebla, hoy BUAP”.

Una brillante trayectoria

Harold V. McIntosh, quien nació un 11 de marzo de 1929, obtuvo la Licenciatura en Ciencias con especialidad en Física, en Colorado A&M College, en 1949; la Maestría en Ciencias (en Matemáticas), en la Universidad de Cornell, en 1952; y el Doctorado de Filosofía en Química Cuántica, en la Universidad de Uppsala, en 1972.

En México, entre 1965 y 1966 fue director del Departamento de Programación del Centro de Cálculo Electrónico, de la UNAM; durante este periodo construyó el primer compilador del lenguaje REC (Regular Expression Compiler). Mientras que de 1966 a 1975 se desempeñó como profesor en la Escuela Superior de Física y Matemáticas del IPN, donde fue coordinador de la Academia de Matemáticas Aplicadas, y a los cursos ya existentes agregó los de Lógica Matemática y Programación -éste último creció hasta convertirse en una serie de cuatro cursos con una orientación científica.

En 1971, McIntosh publicó un artículo sobre simetría y degeneración que en 1980, refiere Gerardo Cisneros, “fue citado tres veces de manera extraordinariamente entusiasta por Herbert Goldstein, en la segunda edición de su mundialmente famoso libro de mecánica clásica”.

En 1973 se fundó en la entonces Universidad Autónoma de Puebla la Licenciatura en Computación, en Ciencias Físico-Matemáticas. Con la asesoría de McIntosh, el resultado fue una de las carreras de computación mejor equilibradas y con mayor orientación a los fundamentos matemáticos que existen actualmente en México.

Dos años más tarde, se incorporó al Departamento de Aplicación de Microcomputadoras, del Instituto de Ciencias de la entonces UAP, durante el rectorado del ingeniero Luis Rivera Terrazas. En los siguientes años, el grupo del doctor McIntosh produciría desarrollos notables tanto en hardware como en software, entre los que destaca el diseño de una computadora personal, CP-UAP, la cual fue diseñada sobre el bus STD, con una tablilla por función (procesador central basada en el microprocesador NEC V20, con un banco de memoria propio e interfaces de video y de discos).

McIntosh, el doctor que rechazó el Honoris Causa

A principios de la década de los sesenta, Harold V. McIntosh arribó a México. Una década más tarde llegó a Puebla para quedarse y dedicar su ciencia a los estudiantes de la BUAP.

De acuerdo con otro de sus amigos entrañables, el doctor José Manuel Gómez Soto, de la Universidad de Zacatecas, los alumnos de McIntosh no sólo aprendían física cuántica, teoría de grupos y computación, pues a la usanza de los viejos maestros, transmitía, además, saberes de historia, geografía, antropología, pintura, literatura y ética.

 “Al inicio de los cursos, él entregaba a sus alumnos una cajita, con el nombre de cada uno; adentro venían lápices, borradores, plumas, todo el material para trabajar en clases. Otro rasgo que lo distinguía, nos acompañaba hasta la puerta para despedirnos. Son rasgos no comunes y definen esa personalidad generosa que tenía el doctor McIntosh, quien no sólo era pródigo en transmitir conocimientos, sino también en estos gestos humanos”, narra.

En sus clases, dice, “en una cátedra sobre autómatas celulares podía lanzarnos la inquietud de cómo el Faro de Alejandría podía mantenerse tanto tiempo prendido, o del origen de los flexágonos y su relación con la 1/10000 parte de la distancia entre el polo norte y Ecuador. Del doctor McIntosh no sólo se aprendían conocimientos científicos, sino una ética y un compromiso con el trabajo. Nos encauzó a publicar cosas que realmente fueran contribuciones. Siempre nos dijo que era más valioso un pino que un junkie paper”. Nos motivaba para que aprendiéramos de todo, que no nos limitáramos con una sola área, ‘porque usted debe saber de todo boy’, era su frase”.

Recuerda además que era fan de la película Star Wars, de George Lucas, y de las del género de ficción científica. Así que acudía con sus alumnos al cine, para una vez terminada la cinta, regresar en grupo a platicar en torno a ésta. “Él tenía gran paciencia y amor para enseñar, venían estudiantes del Cinvestav para tomar clases con él. Amaba a los niños, los atendía, le regalaba cosas…”

Por qué se quedó en México, le pregunto. “Quizá porque se sintió muy bien, la calidez del país. Yo digo que porque se enamoró del mole poblano”.

El pasado 30 de noviembre llegaron condolencias de científicos de varias partes del mundo. Inglaterra, Suecia, Japón, Canadá, Estados Unidos... Había muerto uno de los grandes de la computación en el mundo, considerado una de las tres grandes M's: Minsky en MIT, McCarthy en Stanford y McIntosh en Puebla.

Además de la formación de recursos humanos, a la BUAP le ha legado verdaderos tesoros de cómputo de las décadas de los setenta y ochenta, resguardados en las instalaciones del Departamento de Aplicación de Microcomputadoras, su centro de trabajo y vivienda de los últimos años.

Desde la perspectiva de múltiples miradas, ciertas y parciales, McIntosh puede ser el hombre generoso, humano; aquel iracundo, de carácter fuerte. Todos, sin embargo, coinciden en el hombre dedicado a la ciencia, la academia, a sus estudiantes. Un genio de la computación. El hombre que rompió cánones culturales; que desdeñó ser parte de un sistema. Ser un doctor Honoris Causa.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 3 de diciembre de 2015.

El espejo secundario de segunda generación, para el mejor desempeño del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM) en las observaciones astronómicas, se fábrica ya en Milán, Italia.

 David Hughes, director del GTM, subrayó que el telescopio es también importante en los preparativos de la inminente instalación de los segmentos de los anillos 4 y 5 de la superficie primaria.

El contrato para la manufactura, pruebas y envío del espejo secundario (M2) del GTM fue asignado, por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), a la empresa italiana Media Lario.

Refirió que a diferencia del espejo secundario monolítico, hecho con aluminio que ya está funcionando, el de segunda generación es un espejo segmentado en nueve paneles. “La parte externa de cada panel es de níquel electroformado y en el centro cuenta con una estructura de panal de abejas de aluminio, que lo hace más ligero.

El nuevo espejo secundario forma parte del Plan de Terminación del GTM apoyado con fondos del Conacyt”, dijo.

 Dichos trabajos incluyen un nuevo hexápodo para enfocar el telescopio, la fabricación e instalación de los segmentos de los anillos 4 y 5 de la superficie primaria y un sistema activo de control para mantenerlos alineados durante la operación del telescopio.

“Con este nuevo espejo secundario tendremos mejora inmediata en el desempeño, considerando que tendrá un diámetro de 2.6 metros, suficiente para iluminar los 50 metros de diámetro del GTM”, añadió Hughes.

Asimismo, permitirá mayor precisión en la fabricación y alineación de los segmentos mejor que 20 micras”.

Señaló que se espera que el nuevo M2 esté listo en la primavera de 2016, que resultará en un telescopio milimétrico único en el mundo. Algunos de los temas que se investigan actualmente con el GTM son la formación y evolución de estructuras a diferentes escalas durante toda la historia del Universo, la formación de planetas, estrellas, galaxias, cúmulos de galaxias y la estructura del Universo en grandes escalas.

Notimex
Ciudad de Puebla
Martes 10 de noviembre de 2015.

Repasamos los programas que sirven para fomentar el aprendizaje en los dispositivos móviles y tabletas

Los teléfonos móviles y tabletas son ya referentes para el aprendizaje tanto de jóvenes como adultos. ABC hace un repaso por las aplicaciones más útiles, rápidas y efectivas para aprender todos los días un poco. El entrenamiento mental, los idiomas, el conocimiento y la música: todas estas funciones harán trabajar un poco el cerebro.

«Daily Art» (iOS/Android) es la primera aplicación de nuestro recorrido y muestra una obra de arte cada día, con una pequeña lección de historia sobre esta. Para muchos, el aprendizaje memorístico es importante y esta aplicación activa tu cerebro con información interesante. Otra aplicación similar, «Today in History» (iOS), ofrece los eventos diarios que han sucedido en el día. Si te interesa lo que muestra también ofrece enlaces a artículos relacionados en la Wikipedia. Los interesados en la ciencia también están de enhorabuena: «The Elements in Action» (iOS) muestra los elementos de la tabla periódica y sus propiedades sorprendentes. Un método de conocer cómo funciona el mundo físico y sus características.

El conocimiento más reglado, no tan disperso, protagoniza aplicaciones como «Duolingo» (iOS/Android), «Khan Academy» (iOS/Android) o las charlas científicas de Tecnología Entretenimiento y Diseño (iOS/Android). La primera es un conocido programa, también disponible en web, donde se puede aprender un idioma a través de un sistema de preguntas y respuestas. Ofrece versiones españolas de los idiomas más importantes. Khan Academy es una notable enciclopedia de conocimiento, con vídeos y clases, de las más interesantes materias. Por último, TED ofrece en su programa todas las conferencias que se han realizado los últimos años grabados en vídeo.

Los juegos de entrenamiento mental están bien representados con «Brain Exercise with Dr. Kawashima» (iOS), recreación realizada por la compañía japonesa Namco del clásico para Nintendo DS. Tiene exámenes específicos, con pequeños minijuegos, y según el desarrollador ha sido científicamente probado. Ofrece Sudoku como desarrollo y un completo multijugador. Otro juego de entrenamiento mental, «Lumosity Brain Trainer» (iOS/Android), busca que el jugador entrene su capacidad de memorizar. Las sencillas pruebas, acompañadas de un estilo minimalista, se adaptan bien a las aplicaciones clásicas para iOS y Android. Para acabar, los títulos musicales como «GarageBand» (iOS) o «Magic Piano» (iOS/Android) buscan con facilidad poder tocar instrumentos con samples de audio fielmente emuladas.

AFP
Julio Tovar
Madrid, España
Martes 16 de junio de 2015.

A través de la VIEP, busca inculcar una cultura científica y humanista en los jóvenes de preparatoria y licenciatura

Con el objetivo de fomentar la vocación científica y el interés por la investigación entre los estudiantes, la BUAP, a través de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP), ofrece cada año cuatro programas de verano dirigidos a estudiantes de preparatoria y licenciatura, quienes colaboran con académicos de la Institución y de otras del país y el extranjero.

José Espinosa Rosales, director de Divulgación Científica de la VIEP, señaló que se busca inculcar en los jóvenes una cultura científica y humanista, además de brindarles la oportunidad de vivir una experiencia diferente a la de las aulas. Con ese objetivo, cada año la BUAP impulsa los programas La Ciencia en tus Manos, Delfín, Verano de la Investigación Científica y Verano de Talentos, los tres primeros para estudiantes de licenciatura y el último del nivel medio superior.

Desde su creación, dijo, han sido 7 mil 801 los universitarios que han participado en estos programas. Entre algunos resultados, señaló que alrededor del 40 por ciento afirmó haber terminado sus estudios de licenciatura gracias a los conocimientos y habilidades adquiridos.

Con respecto a Verano de Talentos, a poco más de diez años que inició, Espinosa Rosales informó que en este 2015 se incrementó en 83 por ciento la demanda de ingreso, lo que significa que los estudiantes de educación media superior del estado tienen un gran interés por conocer el trabajo de investigación que se lleva a cabo en la BUAP.

Asimismo, un 15 por ciento de las personas que formaron parte de los cuatro programas continuaron trabajando en proyectos de investigación, a pesar de que su estancia había finalizado. Además, el 95 por ciento de los participantes aseguraron sentirse satisfechos con su experiencia.

Finalmente indicó que muchos investigadores que hoy laboran en diferentes instituciones de todo el país, comenzaron su trayectoria colaborando con proyectos similares, situación que puede motivar a que más estudiantes universitarios quieran formar parte de ellos.

La Ciencia en tus Manos

Este programa, que concluye el próximo 10 de junio, consiste en la realización de una estancia de investigación en diferentes unidades académicas y de investigación de la BUAP. Este año participan 138 estudiantes, quienes colaboran en el desarrollo de proyectos bajo la supervisión de un académico, miembro del Padrón de Investigadores de la Institución, o bien del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Programa Delfín

También conocido como Programa Interinstitucional para el Fortalecimiento de la Investigación y el Posgrado del Pacifico, promueve la movilidad de universitarios de diferentes carreras hacia instituciones nacionales e internacionales, para colaborar en proyectos de investigación. Para este año se contará con 32 jóvenes, quienes del 22 de junio al 7 de agosto realizarán estancias académicas, ocho de ellos en universidades de Colombia y España. De igual manera, la BUAP recibirá a estudiantes de otras partes del país, para que colaboren con profesores de la universidad.

Verano de la Investigación Científica

Cada verano la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) otorga becas a estudiantes de licenciatura para que lleven a cabo estancias de trabajo de dos meses, con algún investigador que sea miembro de dicho organismo. Este año la BUAP enviará a 38 participantes, quienes formarán parte de este proyecto del 29 de junio al 21 de agosto y de igual manera abrirá espacios para recibir a jóvenes de todo México.

Verano de Talentos

Dirigido a jóvenes de preparatoria, éstos tienen la oportunidad de vivir un primer acercamiento con un laboratorio, además de conocer los diferentes proyectos de investigación que se llevan a cabo en las carreras de su interés. Para este periodo participará un máximo de 270 alumnos, y el programa tendrá una duración del 15 de junio al 10 de julio.

Espinosa Rosales consideró que estos programas permiten una formación académica más completa, ya que quienes participan tienen la posibilidad de aprender de cerca cómo es el trabajo de un investigador en cada disciplina científica. Además, adquieren un carácter más crítico y analítico que beneficia su desarrollo profesional.

Cada uno de estos programas se lleva a cabo de manera anual y está abierto a alumnos de todas las preparatorias, así como de cada una de las licenciaturas de la BUAP. La información podrá ser consultada en www.viep.buap.mx.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Sábado 6 de junio de 2015.

Con este inmueble se optimizarán las actividades de la AMC en la Región Sureste, integrada por Puebla, Veracruz, Tlaxcala, Oaxaca y Guerrero

En la BUAP se inauguró la Oficina de la Región Sureste II de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), poseedora de gran tradición en su tarea de promover el desarrollo científico de México. Dicho organismo está integrado por 2 mil 499 investigadores mexicanos y 102 destacados científicos de otros países, diez de ellos ganadores del Premio Nobel.

La nueva oficina, ubicada en la ex Biblioteca Niels Bohr de Ciudad Universitaria, es la primera de la AMC instalada en el interior del país, con el fin de responder a las necesidades de los estados de la Región Sureste II, en materia científica: Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y Guerrero.

La adecuación de este espacio se realizó en el marco del convenio signado entre la BUAP y la AMC en 2012. Durante su inauguración, Ygnacio Martínez Laguna, vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP) de la Institución, señaló que esta iniciativa forma parte del Plan de Desarrollo Institucional (PDI), que rescata la importancia de generar mecanismos para la construcción de la sociedad del conocimiento.

“Estrechar lazos entre instituciones hermanas permite que la ciencia cada vez tenga mayor presencia y sea utilizada como puntal del desarrollo del país”, subrayó.

A su vez, Lilia Meza Montes, titular de la Sección Sureste II de la AMC e investigadora del Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas”, refirió que gracias al apoyo de la BUAP ahora las instituciones adscritas a la región podrán tener un lugar fijo para la optimización de sus proyectos y actividades, que, de acuerdo con la académica, van en aumento.

“La oficina será un punto de encuentro entre los distintos miembros para la difusión de nuestro quehacer o para otras tareas sustantivas, como es el estudio de diversas problemáticas, para lo cual sugerimos soluciones puntuales”, comentó.

Dijo además que el inmueble cristaliza los logros alcanzados en materia de divulgación científica y optimizará, aún más, los resultados obtenidos como las múltiples conferencias que se han impartido en diversos lugares de la ciudad de Puebla. Entre otros proyectos, citó Del Aula al Universo, que la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, y la empresa Celestron, en conjunto con la AMC, ha desarrollado logrando dotar de telescopios a 150 escuelas de Oaxaca.

“Ya era necesario contar con un espacio fijo –como el inaugurado- que permita el impulso por parte de la Academia y por otras instituciones; necesitábamos un punto de confluencia y por ello agradecemos a la Universidad por esta oportunidad luego de muchos esfuerzos”, expresó.

Cabe señalar que la AMC es una asociación civil independiente, sin fines de lucro, integrada por 2 mil 499 científicos mexicanos que realizan investigación, principalmente dentro del país, en ciencias exactas, naturales y sociales, así como en humanidades e ingeniería. Su propósito: impulsar la ciencia mexicana orientada hacia la producción de conocimiento en beneficio de la sociedad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 15 de diciembre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter