Por tercer día consecutivo, miles de ciudadanos marcharon en protesta contra el alza y liberación del precio de la gasolina, el gas y la “privatización” de la luz eléctrica. Sin emblemas partidistas ni sindicales, estudiantes y trabajadores caminaron desde la columna del Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, y según las autoridades, hubo saldo blanco.

La movilización inició alrededor de las 4 de la tarde, cuando los manifestantes entonaron el Himno Nacional.

Un orador afirmó que ya no tienen miedo. “Sabemos que esta lucha la vamos a ganar en las calles. Vamos a echar atrás todas las reformas mal llamadas estructurales”, dijo y aclaró que el micrófono estaba abierto para cualquier ciudadano que quisiera manifestar su inconformidad por el gasolinazo.

Una cartulina con el mensaje “¡Pinches ratas dejen de robar!” sobresalía entre la gente. Un payaso que posó para las cámaras con un mensaje “Puto Peña y también el que lo lea” hizo reír a la gente. “Esa movilización es 100% ciudadana, ajena a cualquier partido político”, aclaró una voz tras el micrófono.

Más cartulinas, más mensajes: “¡Estamos hartos del gobierno de Peña Nieto!”, indicaba una. Otra voz pedía a la gente que se organizara porque “esta lucha no para aquí”, sino que es el comienzo.

Antes de iniciar la caminata, un grupo de jóvenes anarquistas del “Frente Roquero (sic) de Apoyo a las Causas Sociales” se incrustó al frente. Algunos llevaban paliacates cubriéndoles el rostro; otros portaban cascos. Uno de los que encabezaron ese contingente se cubrió completamente la cara con un trapo como el que usan los hipsters en el cuello.

Un hombre de camisa y corbata, sin pelo, era quien coordinaba a los anarquistas; coreaba con ellos sus consignas y hablaba con algunos que no parecían jóvenes ni mucho menos estudiantes. Uno de ellos quiso pintar el restaurante Sanborns de la calle La Fragua, pero un ciudadano lo denunció: “No hijo, no venimos a eso”, le gritó y después señaló a un policía: “¡Mira, haz algo!”, pero el uniformado ni se inmutó.

“El señor (Peña Nieto) dijo que iba a bajar la gasolina y no es cierto. Todos los productos básicos van a subir”, señaló otro ciudadano mientras algunos automovilistas mostraban su apoyo sonando tres veces el claxon.

En el contingente, un joven prendió una antorcha. Otro tomó el micrófono para contar su experiencia con los mensajes en redes sociales que se difundieron el pasado miércoles 2 de enero, respecto a los saqueos en el Estado de México.

“Vas a las redes sociales y empiezas a ver toda la sarta de mentiras”, dijo. Luego, criticó a quienes se dejan guiar por dichos mensajes sin corroborar la información: “Desde tu sillón no vas a salvar nada. Apaga la televisión y abre tu mente. ¡Adelante! ¡Adelante! La lucha es constante”, indicó.

Proceso
Mathieu Tourliere
y  Rosalía Vergara
Ciudad de México
Lunes 9 de enero de 2017.

En los tres primeros años del gobierno de Moreno Valle fueron despedidos un total 12 mil 79 burócratas

El entonces candidato de la Coalición Compromiso por Puebla, Rafael Moreno Valle, aseguró —el 19 de junio de 2010— a los trabajadores del gobierno estatal que no perderían el empleo en cuanto él asumiera la gubernatura, esto aún se puede leer en el blog del ahora gobernador, y el cual utilizó durante su campaña.

Sin embargo, la realidad fue otra. En los primeros tres años de la administración, en las 62 dependencias —incluidas las descentralizadas—, fueron despedidas 12 mil 79 personas, un promedio de 11 burócratas diarios, incluyendo sábados y domingos.

Apenas 110 ex trabajadores recibieron finiquitos, lo que significa que uno de cada cien despedidos o menos del uno por ciento fue indemnizado, según una respuesta de la Secretaría de Finanzas bajo el expediente 136/SFA-08/2013. Entre los despedidos hubo desde jardineros, docentes, electricistas, obreros, médicos especialistas, hasta directivos de alto nivel.

Finalmente, se pudo documentar el total de despedidos, luego de más de dos años y medio de interponer 34 solicitudes de información y ganar dos juicios de amparo, ante la negativa del gobierno de entregar los datos.

A la llegada del mandatario estatal al poder, el 1 de febrero de 2011, inició una ola de despedidos en cada dependencia estatal, que hasta la fecha no ha concluido. La excusa del recorte del personal, en la mayoría de los casos, era un adelgazamiento de la nómina, sin embargo, no fue así, ya que también se documentó que los puestos se cubrieron en su mayoría sin desaparecerlos.

En los primeros meses del gobierno estatal empezaron a salir cifras, pero sin documentarse a ciencia cierta el número total de personas que fueron dadas de baja o quedaron en la calle.

Por primera vez, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió la gubernatura de Puebla a manos de la coalición Compromiso por Puebla, encabezada por Moreno Valle y el Partido Acción Nacional (PAN).

Pero el gobernador llegó en medio de una promesa de campaña hecha el 30 de junio de 2010, a los burócratas del anterior gobernador, Mario Marín Torres: No habría despedidos si le daban su confianza y voto.

Ahora se sabe que 8 mil 441 personas fueron dadas de baja de 40 dependencias centrales, incluyendo las secretarías de Estado desaparecidas o unificadas, así como las direcciones, comisiones u organismos públicos.

Además, otras 3 mil 638 personas dejaron de trabajar en 31 organismos descentralizados, que incluyen consejos, instituciones y universidades tecnológicas.

De estas, mil 558 personas fueron despedidas de las 14 dependencias descentralizadas que se negaron a entregar la información durante dos años y sólo la otorgaron mediante una orden de un juez federal, tras dos amparos interpuestos.

Además, según otra respuesta de acceso a la información, de los más de 10 mil derechohabientes fueron dados de baja del ISSSTEP, en apenas los primeros dos años del sexenio, otras 7 mil personas fueron contratadas.

Según los números de altas y bajas, tan sólo en el primer tercio del sexenio se perdieron más de 3 mil 300 prestaciones de este tipo.

De los 12 mil 79 despedidos, sólo tres exfuncionarios públicos fueron compensados con finiquitos que van desde los 600 mil hasta cerca de 900 mil pesos, mientras centenares en litigios “congelados”.

De carne y hueso

Más allá de las cifras, cada caso representa una familia o persona –en gran parte, de la tercera edad— que se quedó sin empleo, sin siquiera ser integrante o al menos simpatizante de algún partido político.

Entre los despedidos hay personal que ocupaba cargos desde el primer nivel, algunos claramente con tendencias partidistas o de grupos, hasta personas de mantenimiento, aseo de oficinas y hasta jardineros, que nada tienen que ver con la política.

Ahora, algunas de estas miles de personas se encuentran trabajando, en el mejor de los casos, en empresas particulares como vendedores, o en el comercio informal, como ambulantes.

Por ejemplo, a sus más de 65 años de edad, doña Guadalupe —se cambió el nombre, al solicitar el anonimato— ahora tiene que levantarse a muy temprana todos los días para comprar un periódico y leer la sección de empleos.

Ella trabajó cerca de tres décadas como cajera de uno de los Montes de Piedad pertenecientes al ahora extinto Instituto para la Asistencia Pública del Estado de Puebla (IAPEP), por lo que supuestamente estaba protegida por el sindicato.

Entrevistada en un café del centro de la ciudad, dijo que irónicamente regresó al Monte de Piedad, pero ahora a empeñar unas joyitas por las que le dieron 300 pesos, ya que no tenía ni para comer.

Señaló que como finiquito le entregaron un cheque por cerca de cien mil pesos, los que sirvieron para pagar una construcción en la casa de su hija.

— ¿Pero sí aceptó el dinero, obvio tenía que renunciar, entonces cuál es el reclamo?

—Estoy de acuerdo que ya me beneficiaron con el dinero, pero lo agarramos porque Posadas (líder sindical) nos convenció, además se aprovecharon de nuestra necesidad.

“Yo no quería, sabía que a la larga iba a perder más, pero nos prometieron la pensión y el doctor, pero fue un engaño”, dijo entre lágrimas.

El 13 de mayo del 2013, a Gisela no le importó protestar, con su bebé de escasos dos meses de nacida, por el despido que sufrió luego de trabajar en el gobierno del estado, que la ha dejado sin protección.

Al igual que ella, Mary Cruz Ramírez se unió a la protesta, luego de que trabajó por 23 años en el gobierno de Puebla y no recibió un sólo peso al ser despedida.

“Acciones que desgracias… con despidos injustificados”, “Tengo derecho a mi jubilación, no me la quites”, “Quiero un pago justo, 30 años de servicio, soy diabético me quitaste el ISSSTEP”, “Soy madre soltera, me dejaste sin sustento a mis hijos”, eran algunas de las leyendas en las pancartas.

Mary Cruz Ramírez, también exempleada del IAPEP, dependencia desaparecida, señaló que es muy complicado encontrar ahora trabajo. “Yo tenía 24 años trabajando en el IAPEP, en los Montes de Piedad, pero injustificadamente un día el gobernador dijo adiós, aunque nos dijeron que nos iban a reubicar”.

— ¿Usted de qué está viviendo?

—Pues de nada, lavando ajeno, de lo que sea, vendiendo tortas.

“No nos dan trabajo, llegamos y al saber que somos de gobiernos nos califican como rateros, nos catalogan como flojos, cuando no es cierto, al menos en mi caso no es cierto”, dijo.

Susana Nieves, ahora ex trabajador de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), señaló que ya han ganado cerca de cien amparos sus compañeros, pero la autoridad estatal hace caso omiso para regresarlos a sus puestos.

— ¿De qué están viviendo?

—Pues mira, muchos estamos vendiendo comida, lavando ropa, haciendo los aseos en casas, desgraciadamente no nada más despidieron al elemento, despidieron a la familia.

Finiquitos discriminatorios aplica el gobierno de RMV

De los miles de despedidos, sólo tres exfuncionarios públicos, al ser despedidos, fueron compensados por el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas, con finiquitos que van desde los 600 mil hasta cerca de 900 mil pesos, según reveló la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) en otra solicitud de información.

Los privilegiados que lograron estas cantidades trabajaron como “pensionistas dependencias” —cargo que no se encontró en el tabulador— de la Secretaría General de Gobierno (SGG), custodio y policía A de la secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Estas cifras contrastan con otros pagos de esta índole, como consta en la información revelada de erogaciones a más de 110 personas, quienes laboraban con honorarios, hasta como policías auxiliares y custodios.

En total suman más de 10 millones de pesos los que erogó hasta marzo del 2014 el gobierno, para finiquitar a tan sólo poco más de 100 personas de distintas dependencias gubernamentales.

El resto del personal enlistado recibió cantidades que van desde los 6 mil pesos, y muy pocos superan 90 mil pesos, la gran mayoría percibió de 40 a 50 mil pesos.

Los datos fueron proporcionados en la respuesta bajo el expediente 136/SFA-08/2013 de CAIP; de los más de 6 mil empleados despedidos en los primeros dos años del gobierno estatal, sólo poco más de uno por ciento logró un finiquito.

Sólo fueron entregados tras 10 meses de espera, desde que se hizo la solicitud, y sólo tras una resolución de la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP), en la que ordenó a la SFA responder.

Las últimas cifras

Fueron más de dos años de espera para que las últimas 14 dependencias descentralizadas entregaran la cifra despedidos, solicitada mediante la ley estatal de acceso a la información.

En junio del 2012, Intolerancia Diario emprendió, mediante un ejercicio periodístico, documentar la cifra real de personas que dejaron de trabajar de la noche a la mañana en oficinas gubernamentales.

Apenas a finales de noviembre de 2014, la última de las 62 instituciones públicas que conforman el gobierno de Puebla entregó su información.

Ahora se sabe que 12 mil 79 personas fueron dadas de baja del 1 de febrero del 2011 a noviembre del 2014.

Las últimas cifras que ocultaban, señalan, son que mil 558 personas más que se suman a la lista de despedidos en toda la entidad, tan sólo 878 de ellas trabajaban como policías auxiliares en la Corporación Auxiliar de Policía de Protección Ciudadana y 237 empleados del ISSSTEP.

Fue así como se cerró el maratón de opacidad emprendido al solicitar la información, donde sólo se obtuvieron obstáculos y engaños de parte de las autoridades.

Las 31 dependencias descentralizadas pusieron como obstáculo la información a disposición en lugar de enviarla por medios electrónicos, como lo marca la ley.

Sólo se pudo ir a recoger los datos a 15 oficinas ubicadas en la ciudad de Puebla, pero fue imposible en las 16 restantes, al encontrarse en distintos municipios del estado, por lo que se interpusieron recursos de revisión ante la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP).

Pero este organismo garante de la transparencia en Puebla sobreseyó los recursos al alegar que fueron interpuestos antes de que concluyera el plazo para recogerlos.

En el maratón de opacidad se comprobó que en la mayoría de las dependencias donde se recogió la información, los datos estaban digitalizados y pudieron enviarse por medio de un correo electrónico sin problema.

Pero fuentes de las mismas unidades de acceso a la información de las dependencias reconocieron que se les ordenó, mediante una circular de la Secretaría de la Contraloría, que los documentos se pudieran a disposición in situ.
De este modo surgieron dos recursos de amparo ante jueces federales, ambos llegando a recursos de revisión ante un cuerpo colegiado de magistrados, quienes finalmente dieron la razón, de que no se podrían sobreseer o rechazar por interponerse antes de tiempo.

Pero sobre todo al comisionado Federico González Magaña, quien sobreseyó los recursos, no le quedó otra opción que ordenar a las dependencias que entregaran los datos de sus despedidos.
La promesa

EL 19 de junio de 2010, el entonces candidato de la Coalición Compromiso por Puebla, Rafael Moreno Valle, aseguró a los trabajadores del gobierno estatal que no perderán el empleo en cuanto él asumiera la gubernatura.

Aquel día, el aspirante a Casa Puebla realizó una rueda de prensa, en la explanada de la Secretaria de Finanzas y Administración, para hacer un llamado a los trabajadores, lo que quedó documentado en el blog de Moreno Valle, aún vigente.

Dijo entonces que desde el primer día de su gobierno propondría al Congreso del estado crear la Ley para el Servicio Civil, para dar certidumbre laboral, garantizar el trabajo a las personas que están preparadas y que sean capaces de ocupar un puesto público.

Y señaló que en su gobierno se irían los parientes de Marín, la gente corrupta e ineficiente y los recomendados. “Tendrán preferencia los que hagan bien su trabajo, así como las mujeres y hombres honestos que tengan la disposición de seguir creciendo como trabajadores públicos”, se lee en el comunicado de campaña.

Despedidos

(Entre 1 de febrero de 2011 al 1 de febrero 2014)
Dependencias centralizadas
Consejería Jurídica del Ejecutivo Estatal: 22
Ejecutivo del estado: 229
Procuraduría del Ciudadano: 34
Procuraduría General de Justicia: 711
Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico: 172
Secretaría de Administración: 223
Secretaría de Comunicaciones y Transportes: 89
Secretaría de Cultura: 16
Secretaría de Desarrollo Económico: 36
Secretaría de Desarrollo Rural: 306
Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial: 73
Secretaría de Desarrollo Social: 692
Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas: 204
Secretaría de Educación Pública: 211
Secretaría de Finanzas: 548
Secretaría de Finanzas y Administración: 543
Secretaría de Infraestructura: 258
Secretaría de Contraloría: 552
Secretaría de Seguridad Pública: 1737
Secretaría de Servicios Legales y Defensoría Pública: 79
Secretaría de Sustentabilidad Ambiental y Ordenamiento Territorial: 261
Secretaría de Trabajo y Competitividad: 56
Secretaría de Transporte: 200
Secretaría de Turismo: 110
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales: 184
Secretaría General de Gobierno: 893
Secretaría de Salud: 358

Descentralizadas

Consejo Estatal de Seguridad Pública: 108
Carreteras de Cuota: 159
Puebla Comunicaciones: 44
Conalep: 20
Capcee: 65
Coordinación Estatal de Asuntos Internacionales y Apoyo al Migrante: 7
IAPEP: 104
Hospital del Niño Poblano: 87
Instituto Registral y Catastral: 71
IEEA: 20
Centro de Convenciones: 90
Cobaep: 185
Soapap: 470
Instituto de Adultos Mayores del Estado de Puebla: 13
Consejo de Ciencia y Tecnología: 16
Instituto Tecnológico Superior de San Martín Texmelucan: 19
Instituto Tecnológico Superior de Tepeaca: 24
Instituto Tecnológico Superior de Teziutlán: 16
Instituto Tecnológico Superior de Zacapoaxtla: 19
Universidad Interserrana del Estado de Puebla: Ahuacatlán 1 (sólo el rector)
Universidad Politécnica de Amozoc: 14
Universidad Politécnica Metropolitana de Puebla: 1
Universidad Tecnológica de Huejotzingo: 30
Universidad Tecnológica de Izúcar de Matamoros: 45
Universidad Tecnológica de Puebla: 86
Universidad Tecnológica de Tecamachalco: 54
Instituto de Capacitación para el trabajo: 25
Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del estado de Puebla: 88

**
Coespo: 4
UT Oriental: 37
ITS Sierra Negra: 16
ITS Ciudad Serdán: 25
ITS Atlixco: 57
ITS Acatlán de Osorio: 20
UT Tehuacán: 24
ITS Venustiano Carranza: 40
ITS Tepexi de Rodríguez: 41
ITS Libres: 18
ITS Sierra Norte: 36
CAPPC: 878
ISSSTEP: 237
ICATEP: 125

Intolerancia Diario
Jorge Castillo
Ciudad de Puebla
Domingo 14 de diciembre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter