El ex entrenador del Tri reflexiona sobre su papel como caza talentos del fútbol mexicano


Enrique Meza (Ciudad de México, 1948) no habla, alecciona. Lo hace con los futbolistas, con los periodistas, con el jardinero. Su trato apacible le ha valido para ser uno de los personajes más queridos del fútbol mexicano. “Si les puedo ayudar a que sus hábitos se mejoren por la experiencia que tengo me voy a sentir contento”, explica sentado en una banca en el estadio Cuauhtémoc con la intención de sortear el sol de mediodía.

Meza sacó del costal a toda una gama de futbolistas que ha llegado al seleccionado de México. Ha olvidado a algunos de los futbolistas a los que llevó a Primera División. Recuerda a Paul Aguilar, Luis Montes, Néstor Araujo, Jair Pereira, Javier Aquino, Érick Gutiérrez, Hirving Lozano e incluso le dio la oportunidad al hoy veterano Óscar Pérez de 45 años. El entrenador considera que un chico puede debutar si “se ve su seriedad, su organización para llegar a la cancha de entrenamiento. Me gustan mucho los jugadores que técnicamente sean buenos, tenemos la posibilidad de mejorarlos”, comenta el entrenador del Puebla en charla con EL PAÍS.

Uno de los últimos fue Lozano, la principal figura de México para el Mundial. A los 18 años se estrenó en el estadio Azteca frente al América. Una presentación despampanante al entrar al campo y marcar el gol de la victoria para el Pachuca. “A Hirving lo conocí poco tiempo antes de que él pudiera jugar. Puse un poco de atención y lo vi entrenar, desde ese momento desequilibraba mucho. Tiene una velocidad muy grande, arranca y frena con mucha facilidad”, describe del chico que maravilló al PSV Eindhoven.

Meza, antes de debutar a Lozano en 2014, le pidió algo: “tienes que cuidarte, compórtate y no te preocupes tanto por el resultado de ese día, pero si yo me entero que hablaste con tu familia y les contaste que vas a jugar… ¡Ya no te meto!”. A cada uno de sus pupilos le lanzó esa advertencia y ninguno le falló. “Necesito que ellos hagan lo que yo les pido porque hay ocasiones en las que se les llena la cabeza de cosas y ahí se meten en problemas porque a veces los debuts no son tan afortunados, a veces los confundan”, explica mientras se resguarda del sol.

 “Hirving hará un gran Mundial. Mucho no le enseñé, él ya estaba muy cocinado, muy hecho. Tiene una agresividad natural que a veces se le pasa y eso es lo que hay que estarle regulando. Se equivoca cuando tira un manotazo, pero como le pegan tanto, los oponentes le entran muy fuerte. Él tiene que mesurarse para no caer en el engaño”, refiere Meza con parsimonia.

Otro de sus aprendices fue Javier Aquino, exjugador del Rayo y del Villarreal. “Me hubiera gustado que se quedara más tiempo en Europa, pero no es tarde. La velocidad que tiene es algo muy interesante: te enseñan a correr, pero nació veloz. Quiero pensar que el Mundial que viene será el nuestro”, analiza el Ojitos, como le han llaman por su fina mirada.

Meza fue seleccionador de México por un año: del 2000 al 2001. De 20 partidos perdió 11, ganó cinco y empató cuatro. Eso enredó la clasificación del país para el Mundial de Corea y Japón. “Llegué con mucha ilusión, yo no pedí la selección, me la dieron. Hablé con Manolo Lapuente [su antecesor] para que siguiera, pero me dijo que no. Cuando me fui fue doloroso, México entero quería que me la quitaran”, explica.

“Todos estamos inconformes, casi siempre, con el seleccionador nacional. Quisiéramos que no se equivocara nunca. Al señor Osorio lo trajo México para que fuera al Mundial y esta vez fuimos con menos sobresaltos que en otras ocasiones. Esperemos que todo salga muy bien para que vayan no por su quinto partido, sino a su sexto”, opina uno de los estrategas por su larga trayectoria en la Liga mexicana.

−¿Regresaría a trabajar con la Federación Mexicana?

− No lo sé. Voy a cumplir 52 años de profesional. Estoy muy contento de tener esa antigüedad y aun cuando me veo en el espejo y veo que han pasado los años. Medianamente he cumplido con un cometido. Ya vi muchas tragedias, tengo la oportunidad de estarles diciendo en qué se deben cuidar − comenta.

En la repisa de su hogar tiene cuatro trofeos de la Liga mexicana y una Copa Sudamericana, el mayor logro de un club mexicano a manera internacional. La obtuvo con Pachuca en 2006. Meza repasa de memoria cada uno de sus jugadores: “Miguelito Calero, Leobardo, Aquivaldo, Salazar, Marvin, Caballero, Correa, Chaco, Gerardo, Cacho, Chivita, Damián… Hicimos un equipo que jugaba muy bien. El mexicano se crece en esas competencias”, dice Enrique Meza, pero los dirigentes de su país han rechazado jugar la Copa Libertadores y la Copa América. “No entiendo bien cuál sea el motivo. Me parece que dimos un pasito para atrás”, considera el Ojitos, el profesor, el tutor de todos en el fútbol de México quien le da las últimas lecciones al jugador del mañana.

El País
Diego Mancera
Ciudad de Puebla
Martes 12 de junio de 2018.


Con los partidos ante Islandia y Croacia en puerta, Juan Carlos Osorio presentó a los convocados para los encuentros que sostendrá la Selección Nacional de México.

El encuentro contra la revelación europea, Islandia, será el próximo 23 de marzo en el Levi's Stadium de Santa Clara, California, mientras que el 27 de marzo se medirán ante la onceava croata en Arlington, Texas.

Ambos encuentros corresponden a los preparativos para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Los convocados al tricolor son:

PORTEROS
Jesús Corona, Guillermo Ochoa y Alfredo Talavera.

DEFENSAS
Edson Álvarez, Néstor Araujo, Hugo Ayala, Jesús Gallardo, Miguel Layún, Héctor Moreno, Diego Reyes, Carlos Salcido.

MEDIO CAMPO
Jonathan Dos Santos, Marco Fabián, Jonathan González, Omar Govea, Andrés Guardado, Jorge Hernández, Héctor Herrera, Jesús Molina, Javier Aquino, Rodolfo Pizarro.

DELANTEROS
Jesús Manuel Corona, Jürgen Damm, Javier Hernández, Raúl Jiménez, Hirving Lozano, Oribe Peralta, Carlos Vela.

El Siglo de Torreón
Ciudad de México
Miércoles 14 marzo 2018.


La Selección Mexicana cumplió en la primera fase de la Copa Confederaciones, donde este sábado se impuso 2-1 a los anfitriones rusos, en Kazán.

Con táctica en ratos, y suerte en otros, el conjunto tricolor vino de atrás para derrotar 2-1 a su similar de Rusia y así avanzar a las semifinales de la Copa Confederaciones 2017.

Los goles del encuentro fueron del santista Néstor Araujo, así como una peculiar anotación de Hirving Lozano, desde fuera del área.

Por parte de Rusia, Alexander Samedov fue quien marcó.

Con este resultado el cuadro mexicano llegó a siete unidades en el segundo sitio del Grupo A, mientras que los europeos se quedaron con tres, fuera de la competencia.

Crónica del encuentro

En los primeros compases del partido, el Tri confirmó, tal y como había adelantado su técnico, el "profesor" Juan Carlos Osorio, que su intención era llevarse los tres puntos, pese a que un empate le bastaba para hacerse con el ansiado pase a semifinales.

Ya en el min. 5, Hirving Lozano puso a prueba a Igor Akinféev desde la frontal del área, pero su tiro llegó manso a las manos del cancerbero ruso.

Rusia respondió con un ataque en profundidad, que terminó con la caída de Yuri Zhirkov en el área mexicana, jugada en la que los jugadores locales reclamaron penalti, pero el árbitro, el saudí Fahad al Mirdasi, que se hallaba muy cerca, consideró que no hubo falta y ni siquiera recurrió al VAR.

Sin embargo, minutos después sí solicitó el video arbitraje tras una caída de Fedor Smolov en área de Guillermo Ochoa, que no sancionó con la pena máxima, desatando una pitada monumental en el Kazán Arena.

Para decepción del público, el VAR confirmó que la decisión arbitral de seguir el juego había sido acertada.

A mediados de la primera parte la escuadra rusa, que estaba obligada a ganar para pasar semifinales, comenzó a adueñarse de las acciones mostrándose en Rusia tuvo su premio en el min. 25, cuando después de un potente tiro de Smolov que se estrelló en el palo izquierdo del portero mexicano, insistió en su ataque y tras, esta vez, un rechace de Ochoa el balón llegó a Aleksandr Samedov, quien con un disparo cruzado anidó el balón en la red.

Pero la alegría de los dirigidos por Stanislav Cherchesov duró muy poco: 5 minutos después en una jugada a balón parado el defensa Néstor Araujo, prácticamente libre de marca, conseguía de cabeza la igualdad para el Tri.

En el min. 38, el "profesor" Osorio se vio en la necesidad de sustituir por lesión al defensa Diego Reyes.

Tras el descanso, Rusia salió decidida a volcarse sobre portería de México y adelantó sus líneas, pero la zaga del Tri respondió con solvencia al embate inicial de los dueños de casa.

El segundo gol mexicano, en el min. 52, llegó de manera absolutamente inesperada: un balonazo largo de Héctor Herrera sorprendió a la defensa rusa y sobre todo a Akinfeev, que salió a destiempo y permitió a Irving Lozano marcar de cabeza desde fuera del área.

Minutos después el defensor Héctor Moreno anotaba nuevamente para México, pero el VAR anulaba el tanto por fuera de juego.

La expulsión por doble cartulina amarilla de Yuri Zhirkov cuando faltaban poco más de 20 minutos para el término del partido facilitó al Tri la tarea de asegurar la victoria.

Al igual que con el partido que perdió con Portugal (0-1), la selección anfitriona mostró ante México uno de sus principales defectos: la falta de acierto a la hora de definir.

Agencias
El Siglo de Torreón
Kazán, Rusia
Sábado 24 de junio de 2017.


La selección de México consiguió un importante triunfo al derrotar 2-1 a Estados Unidos en el arranque del Hexagonal Final rumbo al Mundial de Rusia 2018.

El cuadro tricolor nunca había derrotado a Estados Unidos en Columbus, Ohio, pero la noche de este viernes un gol de Rafael Márquez en el minuto 89 selló la victoria.

México llegó con la consigna de quitarse de encima el marcador 2-0 con el que históricamente había caído en cuatro ocasiones consecutivas en esta sede y al minuto 19 Miguel Layún disparó cruzado desde fuera del área para el 1-0.

Fue un juego trabado en la primera mitad, pero mejor jugado por los mexicanos, en la que Carlos Vela estrelló un golpe de cabeza en el travesaño y el Tecatito Corona otro en el palo izquierdo.

Andrés Guardado dejó el juego en los primeros minutos lesionado de la pierna derecha.

En la segunda parte, las cosas cambiaron y la selección de Estados Unidos tuvo un mejor desempeño. Un error defensivo de Hugo Ayala al intentar cortar un avance se convirtió en gol para Estados Unidos. Al minuto 49, en una jugada atropellada, el balón le hizo un túnel a Héctor Moreno y Bobby Wood enfiló solo y fusiló al portero del Toluca.

El árbitro Walter López no sancionó un penalty en clara falta cometida a Héctor Herrera, quien exageró en la caída y en lugar de sancionar el tiro de castigo lo amonestó.

La selección estadunidense presionó en busca del triunfo y tuvo varias ocasiones, la más clara en el cobro de un tiro libre de Altidor que Talavera desvió a tiro de esquina.

Al final, cuando el duelo pintaba para un empate, en cobro de tiro de esquina apareció Rafa Márquez para rematar de cabeza y silenciar al Mapfre Stadium que por primera vez vio caer a su selección ante México 2-1.

El partido concluyó con varios conatos de bronca.

Así, el Tri sumó sus primeros tres puntos en el Hexagonal Final. El próximo martes los verdes se medirán a Panamá en el estadio Azteca.

Alineación: Alfredo Talavera, Diego Reyes, Rafael Márquez, Héctor Moreno, Miguel Layún, Héctor Herrera, Andrés Guardado, Jesús Corona, Giovanni Dos Santos, Javier Hernández y Carlos Vela. Cambios: Carlos Salcedo por Guardado, Hugo Ayala por Reyes y Hirving Lozano por Vela.

Proceso
Ciudad de México
Viernes 11 de noviembre de 2016.

"Tras llevarse a cabo una serie de pláticas y negociaciones, el día de ayer por la noche, se llegó a un acuerdo con el profesor Juan Carlos Osorio Arbeláez, para que se incorpore como director técnico de la Selección Nacional de México, que iniciará su camino a la Copa del Mundo de Rusia 2018", refirió, en un comunicado.

Agregó que "el acuerdo será trabajado por los abogados y se espera que el contrato sea firmado durante los primeros días de la semana siguiente". Osorio será presentado el próximo miércoles en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la FMF.

El estratega sudamericano tendrá menos de un mes para preparar el debut del Tri en la eliminatoria de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018, el viernes 13 de noviembre ante El Salvador en el estadio Azteca.

Notimex
Ciudad de México
Domingo 11 de octubre de 2015.

México avanza a semifinales tras derrotar a Costa Rica con un polémico penal

El Piojo Herrera por fin recuperó la sonrisa. El seleccionador mexicano había mantenido un gesto adusto durante el encuentro con Costa Rica, presionado por la duda de si su equipo lograría pasar a semifinales. La duda la disipó el abanderado tras 123 minutos de un partido que estaba exhalando el último aliento antes de la ronda de penaltis. El capitán, Andrés Guardado, convirtió el gol y se transformó en héroe de último momento en Nueva Jersey. El Tricolor avanzó esta noche en la Copa Oro y enfrentará a Panamá el miércoles.

México ha avanzado a semifinales con dificultades y tropiezos. Se coló a cuartos después de golear a Cuba (6-0) y de empatar con Guatemala y Trinidad y Tobago. El Tricolor ha encontrado en sí mismo a su rival más complejo. Suma tres partidos sin poder hilar un comportamiento homogéneo sobre el terreno. Cuando la delantera saca la cara por el equipo, la defensa hace agua. Cuando la punta se queda sin goles, la responsabilidad recae en la última línea. El medio campo ha sido lo más ordenado del equipo mexicano a pesar de que Héctor Herrera tuvo una noche floja. Afortunadamente, ahí estaba Guardado.

Y esta fue una de esas noches donde la delantera mexicana se topó con la oscuridad. Sus arietes fueron los más activos del encuentro, pero sin puntería. México tiró 21 veces, pero solo cinco a la meta. Los centroamericanos lo hicieron ocho veces, solo dos pusieron en aprietos al portero Guillermo Ochoa.

Fue un partido equilibrado durante 90 minutos. Las selecciones se cedían mutuamente la iniciativa. La velocidad Joel Campbell fue el arma más usada por Costa Rica. Pero era México el que más pisaba el área. Oribe Peralta se quedó atascado después de haber anotado tres veces a la débil selección de Cuba, en el estreno mexicano en el torneo. Desde entonces se ha dedicado a servir balones a sus compañeros en punta. La esperanza la trasladó a Carlos Vela, el delantero de la Real Sociedad. Su noche fue para el olvido. Herrera lo sustituyó por Jesús Tecatito Corona en el minuto 85.

Los tres cambios que realizó Herrera fueron acertados. Corona, el único mexicano que jugó en la Copa América, sirvió de revulsivo. Carlos Esquivel también inyectó frescura en el centro del campo y, junto al incombustible Guardado, dieron a México un gran cierre en el segundo tiempo. Yasser Corona salió por una lesión en la pierna izquierda. Es el quinto jugador que pierde la selección mexicana por una dolencia en este verano.

En los tiempos suplementarios el cansancio comenzó a hacer estragos en los jugadores. El juego entró en un pantano. Los ticos comenzaron a golpear para cortar el ritmo de los mexicanos, que mostraban sobre el césped más ambición. El árbitro guatemalteco Walter López dio vía libre a las patadas. Incluso perdonó una clarísima expulsión a Oribe Peralta en el minuto 111.

Fue Peralta el que, diez minutos después, buscó un centro que llegó del lado izquierdo. Roy Miller, que había entrado tarde en el partido como refresco, hacía la cobertura. Su codo derecho apenas roza al delantero mexicano, que saltaba para el remate. Fue el linier quien levantó la bandera y marcó un penal. López le dio la razón y pitó la falta. Ensució una victoria que pudo haber sido menos polémica en la ronda de penales.

México tendrá que mejorar su eficacia en la delantera si quiere enfrentar en la final a Estados Unidos, que debe derrotar a Jamaica. Panamá será un hueso duro de roer el próximo miércoles. Hasta entonces, la sonrisa quedará dibujada en el rostro de El Piojo. Sabe que todavía hay vida este verano.

Costa Rica se apropia el #Noerapenal

Las reacciones fueron inmediatas entre aficionados costarricenses, quienes se apropiaron de la etiqueta #noerapenal que usaron los mexicanos en el Mundial de Brasil después de que Arjen Robben simulara una falta.

El supuesto penal sobre Peralta activó entre los aficionados la vieja sospecha de que la Concacaf favorece mediante los árbitros a los países que más dinero le generan. Entre ellos, México.

El enojo fue general.  El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, escribió en su cuenta: "No fue penal. Perder así NO se vale. México no ganó el partido, se lo regalaron envuelto en celofán. ¡Qué vergüenza!”. La expresidenta Laura Chinchilla publicó algo similar: “¡Vergonzoso! ¡Indignante! ¡Doloroso!”.

“Robo arbitral”, sentenciaba el diario La Nación para sus lectores en la edición digital, mientras el popular sitio Crol lo veía de manera distinta: “¡Regalo para México!”. Apenas pasaban minutos y en la televisión nacional el principal analista arbitral, Ramón Luis Méndez, de Teletica, sacaba conclusiones iguales a las de las redes sociales: no era penal.

Los comentarios hicieron recordar un juego contra Estados Unidos de la eliminatoria para el Mundial de Brasil, donde Costa Rica tuvo que jugar bajo una fuerte nevada en Denver sin que el árbitro detuviera el partido.

Sin embargo, Paulo Wanchope, el técnico de Costa Rica, no hizo sangre de la decisión arbitral. "No voy a pensar mal, no quiero pensar mal, solo pasó... no voy a armar una polémica... estamos fuera y toca ver el futuro", dijo en la conferencia de prensa tras el encuentro.

El País
Luis Pablo Beauregard
Nueva Jersey, Estados Unidos.
México 20 de julio de 2015.

Sin ser mejor en la cancha, pero sí contundente, México derrotó 1-0 a Ecuador

Los Angeles.- Sin ser mejor en la cancha, pero sí contundente, México derrotó 1-0 a Ecuador, que mereció más, en movido partido de carácter amistoso de fecha FIFA, disputado en el estadio Memorial Coliseum de esta ciudad.

La única anotación del encuentro fue obra de Javier Hernández, al minuto 13. El ecuatoriano Miller Bolaños falló un penal, al 72. El siguiente duelo del “Tri” será el martes ante Paraguay, en el estadio Arrowhead en Kansas City.

El test fue aprobado por el Tri, solo por el resultado, ya que no fue mejor en la cancha, su desempeño para nada se puede considerar sobresaliente, porque la realidad fue que Ecuador tuvo una mayor idea futbolística, incapaz de reflejarlo en el marcador.

El conjunto de la Concacaf sufrió mucho para tener el balón y cuando lo tuvo carecía de cohesión en todas sus líneas, tanto en su cuadro bajo, que durante muchos momentos mostró una gran descoordinación, como al frente, el cual ofreció muy poco.

De hecho, su virtud fue haber sido contundente, ya que concretó la primera que tuvo, en una mala salida de los ecuatorianos, que aprovechó Javier Hernández para robar el esférico por izquierda, cortarse al centro y prender un derechazo impresionante que pegó en el poste antes de introducirse al fondo de las redes, al minuto 13.

Con la ventaja, México vivió sus mejores momentos y cerca estuvo del segundo tanto en un balón filtrado para el “Chicharito”, quien se resbaló y perdió un tiempo, lo que le dio oportunidad al portero para achicar y tapar con la frente, al minuto 18.

Los de la Conmebol cerca estuvieron del empate en un balón a profundidad para Jefferson Montero, que no hizo una buena recepción y eso le permitió a Jesús Corona salir a achicar e irse así al descanso.

El Tri logró equilibrar en el complemento, pero sin profundidad para merecer aumentar su ventaja, en tanto que Ecuador ya no tuvo tanto el esférico y tampoco generaba mucho en el área rival.

Fue hasta el minuto 71 en una gran pared que Felipe Caicedo le regresó al recién ingresado Angel Mena, quien fue chocado por Diego Reyes, para que se decretara un penal un poco dudoso.

Miller Bolaños fue el encargado de ejecutar y lo hizo a media altura a la derecha de Corona, quien recostó para interceptar el disparo y evitar el empate, al minuto 72.

México pudo haber sido más claro en el marcador, sin embargo, Alexander Domínguez en excelente reacción, a remate de Raúl Jiménez, metió un manotazo para enviarlo al travesaño.

Ya no hubo tiempo para más y el Tri salió con una victoria que deja muchas dudas en el aire, en todos los aspectos, tanto por la fragilidad defensiva que mostraron y por la falta de mayor peligro al frente.

El arbitraje estuvo a cargo de Christopher Reid de Belice, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó a Arturo Mina (37) y a Christian Noboa (85) por Ecuador. Paul Aguilar (73) y Javier Hernández (83) vieron cartón preventivo por México.

Notimex
Los Angeles, California
Domingo 29 de marzo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter