Durante una conferencia ofrecida en el Museo de la Ciudad de México, con motivo de la exposición “Rafael Moneo. Una reflexión teórica desde la profesión. Materiales de archivo 1961-2013”, que se inaugurará en el mismo ligar por la noche, y permanecerá hasta el 29 de mayo, el destacado arquitecto comentó que como español le ha tocado saber y leer lo que es México.

El arquitecto español Rafael Moneo, Premio Pritzker 1996 y Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2012, lamentó haber conocido México muy tarde, a pesar de que muchos le habían dicho que es un país singular.

Durante una conferencia ofrecida en el Museo de la Ciudad de México, con motivo de la exposición “Rafael Moneo. Una reflexión teórica desde la profesión. Materiales de archivo 1961-2013”, que se inaugurará en el mismo ligar por la noche, y permanecerá hasta el 29 de mayo, el destacado arquitecto comentó que como español le ha tocado saber y leer lo que es México.

“No me ha defraudado el conocer el país (México), algo que me ha ocurrido tan tardíamente como en noviembre pasado que llegué para participar en un simposio, vine por primera vez a esta ciudad”, afirmó.

Destacó que se sorprendió por la energía del país, la potencia y la sensación, que hace pensar en el país como una nación grande, protagonista.

“En esa condición de enlace entre América del Norte y América del Sur naturalmente del pasado histórico de México, hace pensar que vuelva a repetirse esa riqueza que distingue a este país”, aseguró.

Destacó que de México le atraen aspectos singulares, “porque no voy a hablar de lo largo que es Insurgentes; lo hermoso que es la Alameda; no voy a decir la grandeza del Zócalo, y prefiero ver el México que veía anoche, cuando llegaba del aeropuerto al hotel e iba cruzando toda esa serie de barrios populares que son bellos”.

Respecto a la exposición, coproducción de la Fundación Barrié y el Estudio Rafael Moneo, y con la colaboración de Arquine dentro de Mextrópoli, Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad 2016, Moneo dijo que ha visto muchas muestras de arquitectura a lo largo de la vida.

Declaró que la mayor parte de las veces que ha asistido a exposiciones de arquitectura ha salido insatisfecho de ellas, porque la mayor parte se convierten en ofrecimiento cronológico de lo que son las obras y en otras se convierten en muestrario.

“Por eso era mejor renunciar a ser yo mismo, estableciendo lo que la muestra iba a ser y dejarlo en manos del comisario, que ha sido Francisco González de Canales, por lo que esta es una exposición en la que la mayor parte de los dibujos coinciden con obras que han tenido importancia en mi carrera”, concluyó.

Miquel Adrià, director de Arquine, señaló que la exposición de Moneo y la del también arquitecto Teodoro González de León, tienen como propósito construir cultura en colaboración con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Subrayó que el español ha sido director de la Facultad de Arquitectura de Harvard, recibió el Premio Pritzker, equivalente al Nobel, y es uno de los pocos que tiene este reconocimiento, que este año se le otorgó al chileno Alejandro Aravena.

Añadió que Rafael Moneo ha sido determinante para muchas generaciones de arquitectos, no solo los que “tuvimos la suerte de tenerlo cerca en algunas aulas, ahí por los años 70, sino todos aquellos con sus obras pudieron ilustrar y conocer sobre todo entender la arquitectura más allá de la generación de formas espontáneas.

“Diría que es un arquitecto que nos ilustró, un arquitecto que nos sigue ilustrando con su trabajo y que de algún modo intelectualizó el discurso de la arquitectura”, apuntó Adrià.

La muestra está dividida en cinco secciones biográficas que abordan toda su carrera, incluye 46 proyectos a través de 17 maquetas, 143 fotografías y 98 dibujos originales, de los cuales destaca la propuesta para la Plaza del Obradoiro (1962), en Santiago de Compostela, España, que le valió el Premio de Roma.

Notimex
Ciudad de México
Viernes 4 de marzo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter