El Gobierno de México protegerá a quienes con su pluma o con su voz denuncien cuando la dignidad humana corra peligro o el silencio sea cómplice de la injusticia, afirmó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Estableció que el quehacer periodístico no es ajeno a las condiciones de desigualdad existentes, una de las tantas grandezas del periodismo radica en la oportunidad para dar voz a los niños de la sierra, a las niñas, niños y mujeres en condiciones de trata, a indígenas que enfrentan procesos judiciales sin traductores o a menores abusados sexualmente.

Durante la ceremonia de Reconocimiento Público de Responsabilidad del Estado Mexicano y Disculpa Pública a la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia María Cacho Ribeiro, señaló que además de las disculpas a la también activista, también es preciso reiterar que el gobierno federal no estará supeditado a intereses particulares.

En el acto, en el Salón Revolución de la Secretaría de Gobernación (Segob), la funcionaria federal advirtió que los poderes político y público no estarán subordinados al económico.

Por ello, garantizó protección a quienes con su pluma o con su voz denuncien cuando la dignidad humana corra peligro o cuando el silencio sea cómplice de la injusticia.

La titular de la política interior del país consideró indispensable asegurar el ejercicio periodístico. “Lo que en algún momento fue un espacio de censura, como fue la Secretaria de Gobernación, defendemos que siempre se exprese la oportunidad de disentir y contrastar y no la homogeneidad institucionalizada".

Casos como el de Lydia Cacho, subrayó, recuerda lo complicado que ha sido escribir alejados del periodismo mágico e irreal, el que pregona que las cosas van bien cuando no es así.

Expuso que México fue el país con más periodistas asesinados, por lo que el acto de este jueves representa el inicio de una política de Estado comprometida con quienes se dedican a informar.

Se trata, enfatizó la funcionaria federal, de un momento adecuado para reflexionar sobre el valor que para la democracia mexicana y para la Cuarta Transformación representa la libertad de expresión, por lo que aseguró que “nunca más en esta Secretaria de Gobernación la censura ha de tener cabida”.

En su oportunidad, el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Alejandro Encinas Rodríguez, señaló que con el evento de hoy se da cumplimiento a la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas del 31 de julio de 2018, respecto de las violaciones a los derechos humanos de Cacho Ribeiro.

Ello, añadió, derivado de los hechos ocurridos en diciembre de 2005 y a raíz de su labor como periodista y defensora de los derechos humanos, violaciones cometidas a manos de distintas autoridades del Estado mexicano.

Recordó que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas señaló que se violaron los artículos 3, 7, 9 y 19 del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

Con ello violentaron entre otros derechos humanos el de la libertad de expresión, el respeto a la integridad personal, el derecho a no ser sometida a tortura, así como el de salud, acceso a la justicia y el derecho a una vida libre de violencia de la periodista.

Apuntó que el Comité calificó que los tratos a los que Lydia Cacho fue sujeta por diversas autoridades del Estado mexicano, en el marco de su detención fueron arbitrarios y tuvieron un objeto discriminatorio por razón de género; señalando que el Estado incumplió con sus obligaciones de proveer de un recurso efectivo para investigar y sancionar a los culpables de tales arbitrariedades.

Por lo tanto, enfatizó, "asumimos la responsabilidad del Estado sobre hechos ocurridos hace poco más de 13 años".

De acuerdo con Encinas Rodríguez, el país ha cambiado y el Gobierno de México dejará atrás la simulación y enfrentará de manera firme la crisis humanitaria y de los derechos humanos que encara el país para alcanzar la paz y la tranquilidad entre los mexicanos, garantizando a todas y cada una de las personas que viven o transitan por el país, a los periodistas y defensores de derechos humanos de esa nación, el ejercicio libre de sus derechos.

Notimex
Ciudad de México
Jueves 10 de enero 2019.


MEXICO,  5 ene (Xinhua) - El exgobernador mexicano Roberto Borge ingresó este viernes, de manera preventiva, a un penal del estado central de Morelos, luego de ser extraditado la víspera desde Panamá, informaron hoy fuentes oficiales.

     La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) solicitó la prisión preventiva ante el riesgo de la fuga del exmandatario del estado sureño de Quintana Roo.

     La medida cautelar fue dictada por un juez de Control del Centro de Justicia Penal Federa José Artemio Zúñiga, con sede en el central estado de México.

     En tanto, los fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR) lograron su vinculación a proceso por presunto desvío de recursos públicos por unos 46,7 millones de dólares.

     Borge, gobernador de Quintana Roo entre 2011 y 2016, fue capturado en Panamá en junio de 2017 y será juzgado por las autoridades mexicanas por delitos como lavado de dinero, aprovechamiento ilícito del poder y malversación de fondos públicos.

Xinhua
Ciudad de México
Viernes 5 de enero 2018.


Panamá, 29 dic (Xinhua). - El gobierno de Panamá confirmó hoy viernes que el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, será extraditado a México el próximo 4 de enero.

Una fuente de la cancillería panameña que pidió el anonimato indicó a los periodistas que la embajada de México en Panamá les informó que "vendrán a las 10:00 hora local a buscar a Borge en un avión oficial".

Precisó que el trámite para la extradición de Borge, acusado en México de lavado de dinero, se efectuará a través del aeropuerto en que operó en el pasado la base militar estadounidense de Howard, en las afueras de la capital panameña.

La fuente no ofreció más detalles sobre el trámite.

El ex gobernador mexicano fue detenido el pasado 5 de junio en el Aeropuerto Internacional de Tocumen de Ciudad de Panamá, cuando se disponía a abordar un avión con destino a París, Francia, de acuerdo con informes de las autoridades fiscales de México.

Xinhua
Ciudad de Panamá
Viernes 29 diciembre 2017.


Panamá.- “Guardias, desalojen al periodista por favor. Manden a desalojar a esta persona”, pidió el exgobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, a los soldados que vigilan el penal El Renacer, de Panamá, donde se encuentra recluido desde el pasado domingo 4, acusado del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El guardia a quien Borge se dirigió, respondió: “Si usted manda a desalojar a sus visitas, entonces no permitiremos que lo visiten. ¿Cómo sabremos qué visitas quiere y cuál no? ¿Y sabe señor? Aquí a la visita se le respeta. Está en su derecho de no aceptarlo, pero aquí no desalojamos a nadie”.

Lo anterior se desprende del texto publicado ayer por el periodista Pedro Canché –encarcelado en México durante nueve meses por órdenes de Borge Angulo– en su portal de internet.

A continuación, el texto completo:

A lo lejos desciende una figura con un lento caminar. Sus pasos son flojos a pesar del declive que lo favorece. Su playera azul celeste contrasta con el verde intenso de los árboles y la tierra negra de los cerros. Estrena un pantalón talla 38 de la tienda Davensa.

Salió de un edificio estilo escuela primaria con tejas rojas. Dos cercos de alambre dividen esas “aulas” del área de visitas. El caminar de los presos en la cárcel El Renacer es ágil, sobre todo quienes reciben visitas. Y cómo no. Los presos de esa prisión ansían ver a sus leales familiares y sus encargos.

Pero el hombre con pelo peinado hacia atrás camina como si sus piernas fueran de auténtico plomo.

Hay que vestir de polo color morado, de lo contrario los guardias prohíben pasar a visitar a los encarcelados. La tienda Davensa, ubicada en la vía España de la Ciudad de Panamá, resuelve ese detalle. “Para el hombre que avanza”, dice el slogan del almacén de ropa. Pero Roberto Borge Angulo no avanza.

Construido en la falda de un cerro, el terreno de El Renacer está empinado. En este paisaje de flora exótica del Parque Nacional de Gamboa, situado a 40 kilómetros de la Ciudad de Panamá, se escucha el canto de cientos de loros y el aullido de un mono saraguato.

Borge pasa por otro edificio parecido a las aulas de las escuelas de Quintana Roo y se pierde un momento. Pareciera –si no fuera por los cercos de alambre con enormes púas que intimidan hasta al más valiente– que es una escuela, por el tipo de techo de dos aguas de las tres naves. Dos, construidos de forma paralela y pintadas de blanco, y otra transversal con tejas rojas. 14 ovejas pastan plácidamente en el cerro dentro de los límites de la prisión, ahí donde está la última torre. No son las únicas que podrá contar el otrora poderoso gobernador.

Un enorme buque carguero impresiona por su tamaño y su carga. YHU son los signos que tiene el barco y pasa a 100 metros de esta cárcel, que al este colinda con el Canal de Panamá y con una vía de tren. La vista es interesante. Cruza un tren de carga amarillo con el nombre Panamá Canal Raywall y una incontable carga de contenedores colores rojo óxido, grises y distintos matices viejos color ocre.

Abobado, Borge mira el buque y el tren que coinciden a su paso. Ya tiene distracción, además de contar las ovejas del cerro pelado. Podrá contar, conocer y ser experto en los miles de barcos y buques y cargueros que cruzan los 80 kilómetros de la franja panameña para perderse en los océanos Pacífico y Atlántico. Esta vista del sábado 10 de junio será la que tenga Borge durante el tiempo que dure en ese penal en tanto se le extradita a México.

“Saliendo de verlo. Que le lleves la comida suéter y pantalones jean ahora. Y mañana otras cosas. Ya está el permiso con la custodia de la entrada. Vamos saliendo”.

Fue el mensaje que recibí el viernes 9 de junio vía WhatsApp del abogado de Borge, Carlos Carrillo. Había pactado una entrevista con él en su despacho Carrilloley, en la cerrada San Lucas.

En la tienda Davensa le surtí lo que necesitaba. 106.89 dólares, la moneda que ha desplazado al balboa en Panamá.

En el restaurante tradicional panameño El Trapiche le compré a Borge un pan con lomo y una coca cola de lata.

En el centro de retención preventiva de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), allá en Ancón, en la periferia de Panamá, otrora propiedad de los gringos hasta 1979, hay dos celdas grandes y una pequeña que era usada para orinar. Apesta a orina y excremento. Un preso la medio lavó, y ahí fue “hospedado” los primeros cinco días el detenido de Tucumen.

Ahí se enteró vía sus abogados que fue expulsado del PRI. Ahora cambió su suerte, al menos en lo que toca a su lugar de arresto.

Un policía negro informó que el exgobernador había sido trasladado a El Renacer el viernes 9. Y estaba jubiloso. “Ahí va a estar mucho mejor. Es una cárcel para los que tienen plata y pueden pagar al fiscal para estar ahí. Es un lugar cómodo, y ahí sí llévele lo que quiera. Su ‘amigo’ tendrá la comodidad gracias a sus abogados”.

Max Saavedra, mi taxista, pensando que yo era algún familiar del detenido Borge, me dijo que con 50 dólares al guardia podríamos pasarle al exgobernador el iPhone que tengo.

“Con dinero no sólo puede recibir celulares, sino hasta mujeres”.

La mujer policía saca un oficio y me lee lo que se puede pasar y lo que no. Nada de cítricos ni manzanas. Papaya y plátano sí, y comida que no esté enlatada. Su compañero, un oficial muy receloso, saca el pantalón, lo revisa y lo dobla. La chamarra y el jean negro no pueden pasar. Ninguna ropa color oscuro puede pasar. Esa lata de coca cola también se queda. Una madre que estaba esperando la liberación de su hijo la pide comprar. Se la doy sin costo y la bebe desesperada en medio del calor húmedo del trópico panameño.

La oficial se pierde y le lleva la ropa, los pantalones y la torta de Trapiche.

Suena el mensaje de WhatsApp. El viejo abogado Carlos Carrillo cometió un error de novato. Confundió mi número telefónico mexicano con el de Fabián Vallado, otrora segundo hombre poderoso de Roberto Borge. Llegó a Panamá para lo que se le ofreciera al Boss.

“Perdón. No eran estos mensajes contigo. Disculpa. Cualquier cosa déjalo en mi oficina y te reembolso el gasto”. Los mensajes no eran para mí. Era para un amigo de Borge.

La confusión del “colmilludo” abogado

–¿Y comió Borge su torta de lomo?, inquiero al guardia de apellido Masa. “Por supuesto, se ve que el hombre tenía hambre. El pantalón le vino igual. Y ya tiene polo celeste para recibir visitas. Mañana podrás platicar con él”.

Demasiado tarde el mensaje del abogado de Borge Carlos Carrillo, famoso por encabezar la defensa del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Una camioneta blanca se detiene en el estacionamiento de El Renacer. Un hombre de 35 años de edad abre la cajuela y baja una almohada y una maleta negra con ropa y accesorios de limpieza. Dos pizzas grandes y tres bolsas más. Le ayuda una abogada cuarentona de piel cobriza. Es Fabián Vallado, exsecretario privado de Borge y exdelegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Quintana Roo.

Los mensajes para llevarle ropa y artículos eran para él y por confusión el abogado me mandó los mensajes, y sin querer me dio pistas para poder llegar a mi propósito en Panamá: entrevistar al hombre que gobernó Quintana Roo con prepotencia y que saqueó el estado y hundió más al pueblo maya en la miseria.

“El señor trajo del DIJ jabón y mucho papel higiénico, cantidad de papel”, expresó la oficial Ríos. La llegada de Vallado había descontrolado a los guardias. Tenían instrucciones de recibir las ropas de su prisionero y yo llegué primero. Y se desquitan.

En el retén policíaco a cinco kilómetros de la cárcel, dos policías nos hacen la señal para detenernos. El taxista Max Saavedra, quien en su juventud trabajó en el Canal de Panamá, se pone nervioso. “Es que tú grabaste. Ellos se dieron cuenta. Nunca me habían detenido”. El guardia anotó en su libreta mis datos del pasaporte y me interrogó sobre mi estancia en su país y mi sitio de hospedaje. Durante una hora nos retuvieron en ese solitario paraje de Gamboa. A cada momento se comunicaban por el celular. Recibían instrucciones y volvían a llamar a sus jefes de distintas jerarquías. Hasta que devolvieron mis documentos y las del taxista. “Todo en orden periodista”.

Eso fue el reproche del sábado del teniente en jefe de la prisión. “Viniste y pensamos que eras el amigo del señor y resulta que vino el otro y descontrolaste a la guardia. Voy a pedir autorización para ver si te dejan pasar”. Llama y le autorizan. “Puedes pasar, pero no ingreses nada de alimentos. Ni billetera ni celular”, dijo el teniente.

Ingresamos cuesta abajo donde convivían a lo lejos figuras de azul y morado. Hay muchos letreros en el camino en cada rosa y tulipán sembrados. “Esperanza”, “Virtud”, “Familia”, “Hermanos”. Bajar la cuesta de 80 metros enseguida nos hace doler las pantorrillas.

Le dicen “El Ciervo”. Pertenecía a una pandilla en el barrio de Curundu. Asesinó a un rival y tiene una condena de 40 años. Se acerca a barrer él aérea de la mesa de madera despintada donde nos sentamos a esperar a Borge. Es el encargado de organizar las visitas.

“Que venga Roberto”, grita, y uno de sus muchachos se va al edificio de tejas rojas. Es muy servicial y se dice “entregado al señor”. Entona unos himnos religiosos.

–¿Qué tal se porta Roberto Borge, el mexicano?

“Está en el lugar del general Manuel Antonio Noriega, en la enfermería (Noriega salió de esta cárcel el 17 de enero de 2017 para un arresto domiciliario y murió el pasado 30 de mayo de un tumor maligno en el cerebro). Colabora bien. Está cumpliendo con barrer y lavar las celdas del baño y enfermería. Ya hizo amigos ahí y pidió que lo cuidaran”.

–¿Y es bueno con la escoba Roberto?

“Si, lavar los baños le cuesta, pero está aprendiendo. ¿Y usted de que le toca? Oiga, lo vamos a poner a jugar futbol o basquetbol, pues se la pasa encerrado y no quiere salir al patio”.

Roberto Borge cruza la pequeña cancha de futbol. Y mueve la cabeza por todos lados tratando de hallar un rostro conocido.

“El Ciervo” se retira, pues ha llegado su hijo a visitarlo. Lleva diez años en el Renacer y su muchacho ya está en la adolescencia.

Borge busca a su amigo. Igual anda descontrolado.

–Hola Roberto Borge, soy yo el que vino a visitarlo. Venga acá.

Trastabilló con la grava suelta. El tipo se pone pálido. Cambian sus facciones. Está sorprendido. No esperaba verme ahí. Aprieta las mandíbulas. El rostro sin afeitar se pone colorado. El gobernador que me puso en la cárcel por sus caprichos de dictador ahí estaba… derrotado.

Nunca lo había visto en persona, ni antes ni después del encarcelamiento al que fui sometido en su gobierno. Nunca le había visto el rostro. Su cara me recordó a Buzz, el personaje del infinito y más allá de la caricatura infantil Toy Story.

–Vamos a platicar. Esto no es nada personal. Es un trabajo periodístico. Dígame cómo está.

“Yo esperaba a Fabián. No quiero platicar con nadie. Contigo no. ¿Qué haces aquí?”.

–¿Te gustó la torta del Trapiche?, le digo mientras observo el polo color celeste y el pantalón de mezclilla que le traje ayer.

–Por cortesía creo que podremos charlar unos minutos por lo menos, intento convencerlo.

Hay dos guardias que vigilan la interacción de los visitantes y los presos. A ellos se dirige Borge una vez recuperada la compostura. Aún cree tener el mando. Lo soberbio lo tiene a flor de piel.

“Guardias, desalojen al periodista por favor. Manden a desalojar a esta persona”.

El guardia a quien se dirigió, un soldado panameño le dijo: “Si usted manda a desalojar a sus visitas entonces no permitiremos que lo visiten. ¿Cómo sabremos qué visitas quiere y cuál no? ¿Y sabe señor? Aquí a la visita se le respeta. Está en su derecho de no aceptarlo, pero aquí no desalojamos a nadie”.

Borge apresura el paso por la pequeña reja y le dice algo a dos de sus compañeros que se le acercaron y voltean a verme.

Parado contemplo como se escabulle por la cancha de futbol. Presuroso va cuesta arriba a su celda en la enfermería.

Ahora ya no tiene los pies de plomo.

Nota: La celda donde se encuentra Roberto Borge cuenta con un colchón cómodo, una pantalla de plasma. Es más bien un campo de retiro. Dentro del terreno cercado con alambre de púas los prisioneros pueden pasear libremente. La enfermería donde está es la más cómoda. Ahí pasó diez años de su vida el general Manuel Antonio Noriega, hasta su muerte en mayo pasado.

Proceso
Ciudad de México
Lunes 12 de junio de 2017.


En la infame galería de exgobernadores priistas corruptos hay un especialísimo lugar para “Beto” Borge, como de manera afectuosa lo llegó a nombrar Enrique Peña Nieto, quien lo ubicó junto con otros en esa “generación nueva que ha sido parte de este proceso de renovación” del PRI. Carlos Joaquín, actual mandatario de Quintana Roo, dice a Proceso que está reuniendo pruebas y denuncias ante la PGR contra su antecesor Borge, quien sigue desaparecido de la escena pública: Atrás dejó múltiples señalamientos por venta ilegal del patrimonio del estado, un quebranto por 30 mil millones de pesos, despojos a particulares y por violaciones a los derechos humanos…


La última ocasión que se vio públicamente a Roberto Borge fue el 17 de enero, cuando se divulgaron fotografías en las que aparece en un partido de la NBA en Miami, acompañado de su nueva pareja, la ex diputada local y federal del PVEM Gabriela Medrano.

Originario de Cozumel, el ex gobernador residía en Cancún, en uno de los lujosos departamentos del conjunto Be Towers, del desarrollo Puerto Cancún.

Hasta entonces Borge vivía alternativamente en Cancún y la ciudad estadunidense de Miami, aunque en los días previos a su desaparición de la escena pública ya no pernoctaba en su departamento, sino en su yate, en uno de los muelles de Puerto Cancún.

Tras su estancia en Miami, Borge se mudó a la provincia de Alberta, Canadá, y desde entonces no se sabe de él en los medios de comunicación.

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Miguel Ángel Pech Cen, deslizó que ya cuenta con cuatro órdenes de aprehensión contra funcionarios de la anterior administración, aunque por razones del nuevo sistema acusatorio se negó a precisar los nombres.

No obstante, comenta que entre los lugares en los que la FGE ha buscado a dichos exfuncionarios se encuentra Miami.

En total la FGE ha iniciado 23 denuncias contra exfuncionarios, entre ellos el propio Borge, por cargos que van desde la venta del patrimonio inmobiliario hasta el despojo de terrenos, departamentos y hoteles en Cancún y la Riviera Maya, incluido Tulum.

No sólo se presentaron denuncias contra exintegrantes del gobierno estatal, sino también de los municipios de Solidaridad (Playa del Carmen), Isla Mujeres y Benito Juárez (Cancún). El fiscal general dice no recordar el número exacto de señalados, pero refiere que tan sólo en uno de los expedientes están involucrados 12 exservidores públicos.

A su vez, el gobernador Carlos Joaquín González asegura que va por todos los protagonistas de la corrupción del gobierno de su antecesor, pero admite que puede pasar algún tiempo antes de que Borge sea detenido y procesado: “Si hablamos de días, tal vez no; de algunas semanas o meses, tal vez sí.”

Llueven denuncias

El mandatario, que llegó a la gubernatura postulado por la alianza del PAN y el PRD tras romper con el PRI, comenta que Borge cometió “un daño importante” al estado.

“Hay una gran cantidad de anomalías, faltantes de recursos, muchos actos de corrupción, adquisiciones de bienes que era imposible hacer a través de recursos propios”, refiere.

Pero además, dice, Borge cometió abusos y violaciones de derechos humanos: “Hay una gran cantidad de denuncias respecto de despojos de tierras, acciones en contra de periodistas, líderes políticos y gente de sector empresarial.”

Joaquín González calcula que la afectación provocada por Borge asciende a unos 30 mil millones de pesos “hasta ahora, y probablemente sea más”, pues suman los valores reales de terrenos patrimonio del estado que fueron vendidos a precios irrisorios, falta de recursos y parte de la deuda estatal, la cual asciende a unos 22 mil millones de pesos.

Previamente el mandatario había dado a conocer que, directamente contra Borge, se han turnado cuatro denuncias a la PGR por desvío de recursos federales y dos más a la FGE por la mencionada venta ilegal de bienes públicos, es decir, de los terrenos.

—¿Roberto Borge sigue en el estado? —se le pregunta.

—Tengo entendido que no. No tengo la certeza total. Tengo entendido que estaba en Estados Unidos, luego en Canadá y después en Centroamérica.

Revela que se han recibido “algunos avisos de cancelación de visa de Estados Unidos” contra funcionarios de la administración anterior.

En las denuncias presentadas ante la FGE figuran, además de Borge, el extitular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Juan Pablo Guillermo; el expresidente municipal de Solidaridad y excandidato del PRI a gobernador, Mauricio Góngora, y la exdirectora del Instituto del Patrimonio del Estado (Ipae), Claudia Romanillos Villanueva.

Los reclamos

Un niño maya del empobrecido municipio de José María Morelos, colindante con el sur Yucatán, acaparó la atención de las redes sociales con sus reclamos por la impunidad de la que aún goza Roberto Borge siete meses después de dejar la gubernatura.

Jacinto Noh Tun, de 11 años, originario de una comunidad de X-Cabil, participó en el parlamento infantil que se llevó a cabo el jueves 27 de abril y desde la tribuna del Congreso del estado reclamó:

“La delincuencia en Quintana Roo es una cachetada, un insulto para los que amamos esta tierra. Ejecuciones, levantones, violaciones y, lo más triste, el robo descarado e impune de Roberto Borge.”

Carlos Joaquín reconoce la inquietud de los grupos y ciudadanos que lo apoyaron para convertirse en el primer gobernador no priista de Quintana Roo: “Entiendo un poco la desesperación y la preocupación en que hay por avanzar en las diferentes investigaciones, en la rendición de cuentas del exgobernador, pasando por muchos funcionarios de su gabinete.”

El mandatario, que fuera subsecretario de Innovación y Desarrollo Turístico de la Secretaría de Turismo (Sectur), señala que revisan de la administración de Borge desde “el período de transición”, cuando aún era gobernador electo.

“Hay muchas voces que gritan y dicen ‘ya resuelvan’, pero no hay varitas mágicas. Hay que trabajar de manera responsable, con solidez, mucha responsabilidad. Las bocas rápidamente se callan porque no tienen un respaldo real. Con chismes, con lo que se sabe en Cozumel, Chetumal o Cancún no es suficiente, hay que respaldarlo documentalmente, financieramente, y con ligas de funcionarios, empresarios y prestanombres”, aclara.

Por eso dice que, en vez de fabricar un expediente, llevará a Borge “a los tribunales con pruebas… Tampoco se trata de una orden aprehensión de dos o tres días para que la gente se tranquilice”. Para conseguirlo, Joaquín González subraya que “hay la voluntad política de que se cumpla con la ley y pague quien tenga que pagar… No he quitado el dedo del renglón. No hay ningún tipo de arreglo con nadie, no lo vamos hacer. Pero también hay que hacer las cosas de manera responsable.”

La crítica de Joaquín González alcanza la gestión de la seguridad pública en el mandato de Roberto Borge, que se refleja en el repunte de la violencia en Cancún y Playa del Carmen: “No hubo el trabajo cercano que se requería. Encontramos instituciones que no tenían la solidez suficiente.”

Por ejemplo, dejó una “Policía Estatal número escaso, con muy poco equipo y todo mundo sabe que hay un cantidad importante de policías involucrados con la delincuencia organizada”, por lo que se requiere de una “limpieza completa a las corporaciones policiacas municipales.”

Proceso
Sergio Caballero
Ciudad de México
Domingo 30 de abril de 2017.

Pese a sólo haber trabajado en la administración pública y contar actualmente con un sueldo de 105 mil 366 pesos, el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo posee costosas propiedades en la Riviera Maya que suman un valor superior al millón de dólares.

El noticiero 10 en Punto de Televisa, exhibió anoche tres propiedades en zonas exclusivas que están registradas a su nombre según la base de datos del catastro municipal de Solidaridad.

"Dos de los predios se encuentran en Puerto Aventuras y uno más se encuentra en la ciudad de Playa del Carmen", dijo Karim de la Rosa de JFK Consultores.

El priista cuenta con un condominio de dos niveles, con tres recamaras, en Playa del Carmen, ubicado en la primera avenida Norte, departamento 104, esquina con la 42 Norte, en el fraccionamiento Zazil-Ha, una nueva zona de desarrollo turístico.

De acuerdo a Misael Granillo de la inmobiliaria Gama Master Broker en Playa del Carmen, al momento de su compra hace unos cuatro años, este inmueble costaba unos 230 mil dólares, sin embargo, ahora “uno de estos departamentos estará entre los 350 mil y los 500 mil dólares por la plusvalía son propiedades de lujo".

Los condominios donde tiene su departamento el gobernador saliente, cuentan con alberca panorámica, se rentan a turistas y tienen una de las mejores ubicaciones de la zona, a una cuadra de la Quinta Avenida.

Ahí no sólo está el departamento, ya que Borge tiene dos terrenos en el exclusivo desarrollo residencial privado de Puerto Aventuras a un costado del campo de golf.

De acuerdo al reportaje de Televisa, la clave catastral ubica a una de las propiedades en el lote 48, manzana 11, de la calle Bahía Xaax, cerca de la marina y de la zona comercial; tiene una superficie de 480 metros cuadrados, valuado en 200 mil dólares.

Se informó que uno de estos predios, fue adquirido en 2010, antes de que llegara a la gubernatura, mientras que el siguiente lo compró en 2011, después de ser electo y el departamento tiene fecha de compra en enero de ese mismo año.

El otro terreno ubicado en la calle Bahía Akumal, manzana 31, lote 24 reporta una superficie de 480 metros cuadrados de superficie, también valuado en 200 mil dólares.

El noticiero señala que antes de ser mandatario estatal, Borge y su familia tenían hipotecadas sus propiedades en el banco.

En 1986, el padre del gobernador operaba junto con la familia González Padrón, una empresa naviera que quebró y en 1994 fue detenido por un fraude al banco, para obtener su libertad dejó en garantía las propiedades. A seis meses de haber iniciado su Gobierno, la deuda por 11 millones de pesos se liquidó.

Finalmente, se dio a conocer que en la recta final de su administración, empleados del Catastro municipal de Solidaridad y del Registro Público de la Propiedad han estado sacando de las oficinas cajas con documentos y escrituras.

El Siglo de Torreón
Torreón, Coahuila, Mx.
Martes 20 de septiembre de 2016.


El equipo de transición en Quintana Roo inició auditorías sobre el destino de casi 2 mil millones de pesos que el Gobierno de Roberto Borge Angulo no ingresó a los fideicomisos de promoción turística del Estado.

El coordinador del Eje de Finanzas y Contraloría, Juan Vergara Fernández, reveló que el monto involucrado asciende a mil 928 millones de pesos.

"Es el área dónde más hubo irregularidades en la aplicación del Impuesto al Hospedaje (IH) que se destina a la promoción turística", explicó en entrevista.

"Se recaudaron y en teoría debieron haber sido aplicados a la promoción turística, a los fideicomisos, pero como no fueron aplicados, entonces estamos investigando hacia dónde se fueron".

Refirió que la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos lleva de manera directa el asunto con el Gobernador electo, Carlos Joaquín González, quien ya trabaja de manera puntual en el tema.

"Creo que fueron dirigidos para cubrir otros compromisos", dijo a REFORMA, en alusión a las presuntas anomalías en el manejo de ese dinero, contrario a lo establecido en la Ley estatal de Ingresos.

"Acaba de dar inicio y no debe de tardar en que dé resultados", precisó el integrante de la sociedad civil.

La cifra auditada por ahora corresponde a unos 18 meses, de 2015 y parte de 2016, y con posterioridad se revisarán ejercicios anteriores.

En cuanto a la inquietud de los empresarios de la industria turística, comentó que quieren saber exactamente dónde está el dinero, porque incluso hubo pequeñas partidas que llegaron a los fideicomisos y tampoco se aplicaron.

"La manifestación de la iniciativa privada lo que dice es: a ver, yo estoy recaudando y enterando, pero yo no veo que se esté aplicando como acordamos".

A pregunta expresa, aseguró que en todas las dependencias donde se haya manejado recurso estatal habrá revisiones pertinentes, de una manera profesional y sistematizada.

En otro punto, Vergara Fernández anunció que las cifras de deuda de corto y largo plazos se movieron al alza en los últimos días, conforme avanza el proceso de entrega-recepción.

Hasta el martes pasado, de manera preliminar, se tenía que la deuda de largo plazo ante instituciones financieras ascendía a 19 mil 197 millones de pesos, y la de corto plazo a dos mil 421 millones de pesos.

En la actualización al 30 de junio, según informó este sábado, la deuda de corto plazo subió a tres mil 005 millones 760 mil 049 pesos, conformada por pasivo circulante, proveedores y acreedores fiscales (retenciones de seguridad social).

Mientras, la de largo plazo sumó 19 mil 252 millones 262 mil 280 pesos, los cuales, además, debieron ser utilizados en Inversión Pública Productiva.

Reforma
Pedro Diego Tzuc
Ciudad de México
Sábado 17 de septiembre de 2016.

Un juez federal de Quintana Roo negó un amparo que interpuso Jean Succar Kuri, y ratificó los 112 años de prisión a los que fue condenado el empresario de origen libanés.

Acusado por corrupción de menores y pornografía infantil, Succar Kuri también deberá pagar multas por 527 mil 874 pesos, de acuerdo con un documento enviado a sus víctimas.

“No obstante lo anterior, tratándose de la sanción corporal, deberá tomarse en cuenta lo que estatuye el artículo 25 del Código Penal Federal. En esta inteligencia, la pena efectivamente a compurgar por Jean Touma Hanna Succar Kuri no podrá rebasar de los setenta años de prisión”, dice el documento firmado por la magistrada del Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito.

En declaraciones a Aristegui Noticias, Edith Encalada, una de las víctimas del pederasta, señaló que con la negación del amparo solicitado en 2014 al empresario, también conocido como El Johnny, sus recursos jurídicos quedaron agotados y deberá pasar sus días en prisión.

Succar es plenamente responsable de los delitos de pornografía infantil agravado por cometerse contra una persona de 16 años y otra de 12 años, y de corrupción de menores en perjuicio de siete jóvenes, según la sentencia.

El documento con el que fue notificada Encalada afirma que el acusado deberá pagar los tratamientos de rehabilitación física y psicológica de las víctimas. No obstante, el empresario se declaró insolvente y no pagará ningún tipo de indemnización, por lo que podría hacerlo con 14 mil jornadas de trabajo no remuneradas a favor de la comunidad.

“Desgraciadamente, la Procuraduría General de la República (PGR) no nos protegió como víctimas, nunca le incautó bienes, eso debió haber hecho como autoridad y él vendió todas sus propiedades”, aseguró Encalada, a quien Succar debió pagarle 65 mil pesos de indemnización.

Proceso
Ciudad de México
Jueves 11 de agosto de 2016.

El abogado Óscar Jorge Fink Serra, radicado en Cancún, quien hace años defendió a Kamel Nacif Borge, es ahora el defensor legal del policía; los “vínculos mafiosos” entre ellos siguen vigentes, dijo

Ciudad de México.- La periodista y defensora de los derechos de las mujeres, Lydia Cacho, sostuvo hoy un careo con el mando de los policías que la torturaron en diciembre de 2005, al ser detenida por presunta difamación tras la publicación de su libro Los demonios del edén, en el que reveló una red de pornografía infantil.

La periodista declaró ante un juzgado en el Reclusorio Oriente, en esta capital, a solicitud de la defensa del policía que fue detenido por la tortura que ejerció contra la periodista, según informó la organización Artículo 19 en un comunicado.

En 2005 Cacho fue detenida en Cancún, Quintana Roo y llevada a Puebla, luego de que Kamel Nacif Borge la acusó de “difamación” a propósito del libro en el que la periodista revela los presuntos vínculos del empresario textilero con una red de pederastia.

Hace 10 años, el policía hoy detenido e identificado únicamente como Montaño, encabezó el grupo de agentes poblanos que durante 20 horas torturaron a Cacho, quien al cierre de esta edición continuaba declarando y respondiendo a las preguntas de quien señala como el líder de sus torturadores.

“Una puede pensar que después de tantos años de hacer terapia psicológica y de reconstruir tu vida, todo sería más sencillo, pero no lo es; estoy inquieta, los recuerdos vuelven, la tortura y las amenazas han vuelto a mí como si hubiese sucedido apenas hace unos días.

“Recuerdo lo que el policía Montaño me lo dejó claro al dejarme en la cárcel de Puebla, advirtiéndome que adentro sería violada por las presas pagadas para ello, me advirtió que si lo detenían, él se encargaría de mi muerte, lenta y dolorosa”, comentó Cacho a Artículo 19.

Asimismo, la periodista y sus abogados denunciaron que tienen información clara de que el despacho del abogado Óscar Jorge Fink Serra, radicado en Cancún, y quien hace años defendió a Kamel Nacif Borge, es ahora el defensor legal del policía, por lo que los “vínculos mafiosos” entre ellos siguen vigentes.

“Eso significa que la protección de las mafias de tratantes de niñas y niños con mis torturadores probablemente siga viva”, alertó la también autora de Esclavas del poder y Memorias de una infamia.

Artículo 19 enfatizó en su comunicado que la detención y procesamiento de uno de los policías detenidos no garantiza el derecho a la justicia, puesto que todavía queda pendiente la captura y enjuiciamiento de los actores intelectuales de las agresiones que sufrió la periodista en 2005.

El organismo internacional defensor de los derechos de los periodistas, recordó que en octubre de 2014, junto con  Lydia Cacho, presentaron ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU una petición individual para que el caso fuera revisado ante esa instancia.

A decir de los abogados, esto permitió que se activara el proceso judicial en México, ya que en diciembre de 2014, tan sólo dos meses después de presentar la petición ante la ONU, la Procuraduría General de la República (PGR) ejerció acción penal contra dos policías judiciales de Puebla.

La PGR decidió perseguir y enjuiciar a dos de los responsables, pese a que la averiguación previa se encontraba en integración desde 2006. Uno de los presuntos responsables fue capturado y sujeto a proceso, mientras que otro está prófugo.

Sin embargo no hay avances en el proceso contra los autores intelectuales de la detención arbitraria, tortura y violaciones a las garantías procesales de Cacho, y de acuerdo con sus abogados, en este tiempo la periodista ha sufrido amenazas y hostigamientos que han puesto en riesgo su vida, integridad y seguridad personal.

Ante esta situación, Artículo 19 destacó que es importante que se garantice plenamente la seguridad e integridad de Lydia Cacho durante el proceso penal, y además declaró que este proceso judicial es “paliativo” y no una verdadera garantía de acceso a la justicia porque se hace casi 10 años después de las agresiones.

Proceso
Anayeli García Martínez
Ciudad de México
Martes 21 de abril de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter