El mexicano era conocido en los años 80 como el “narco de narcos”. Es uno de los fundadores del cartel de Guadalajara y es señalado como uno de los responsables del asesinato de un agente de la DEA que se infiltró en dicha organización. Hoy, dicen en México, está prófugo de la justicia.


La captura de Seuxis Hernández Solarte, o Jesús Santrich, como popularmente es conocido, generó un revuelo nacional que tiene en aprietos el Proceso de Paz logrado entre el Gobierno y la Farc –hoy partido político–. Sin embargo, los resultados de una operación encubierta de la DEA dejarían al descubierto los nexos que el líder del secretariado de las Farc habría formado con grandes capos de la droga en México. Entre las evidencias que hoy juegan en su contra, las autoridades tienen un cuadro que Santrich habría enviado hasta con firma a Rafael Caro Quintero, uno de los precursores del cartel de Guadalajara y conocido como el “narco de los narcos”.

Caro Quintero proviene de una familia de campesinos de bajos recursos. Es el mayor de tres hermanos y, cuando cumplió la mayoría de edad, decidió abandonar la casa de sus padres para emprender su vida de manera independiente. De acuerdo con el portal Animal Político, trabajó como chofer de un camión y después conoció a personajes del mundo del hampa que le propusieron pagarle una buena renta a cambio de que en los terrenos de sus padres sembrara marihuana. Así lo hizo, y después de tener el capital suficiente compró terrenos con el mismo propósito. Pronto, sus ambiciones pasaron al terreno de la droga en grande.

Nació el 3 de octubre de 1952 en la comunidad de La Noria, en Badiraguato, una ciudad ubicada en el estado de Sinaloa. Según medios mexicanos, que han contado su histórico actuar en el mundo de la mafia, es considerado como uno los hombres que dio origen a los grandes carteles de droga en México. Él fundó, en conjunto con sus socios Miguel Ángel Félix y Ernesto Fonseca Carrillo, alias Don Neto, el cartel de Guadalajara: una organización que en los años de 80 llegó a ser uno de los carteles más poderosos de ese país y con nexos con carteles de Colombia.

El poder que llegó a amasar lo vincularía con uno de los precursores del narcotráfico en el país azteca: Pedro Avilés Pérez, mejor conocido como El León de la Sierra. De él, dicen portales de noticia en México, Rafael Caro Quintero aprendió todas las movidas del negocio del tráfico de estupefacientes. Día tras día sus socios fueron incrementando, pues también llegó a tener vínculos con Juan José Esparragoza Moreno, alias El Azul, ex detective de la Policía que después se convirtió en un reconocido narcotraficante en México y quien mediaba en las disputas de los mismos.

En 1989 fue condenado por narcotráfico, homicidio y por el secuestro, tortura y asesinato de Enrique Camarena, un agente de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) que se había infiltrado en las entrañas del cartel de Guadalajara para desenmascarar su actuar delictivo. Aunque logró asestar grandes golpes contra grupos criminales, una operación desarrollada en el Rancho Búfalo, de propiedad de Caro Quintero, lo habría dejado al descubierto y posteriormente fue asesinado. El “narco de los narcos” fue capturado en 1985 en Costa Rica, extraditado a México y, condenado a 40 años de prisión, de los cuales ha pagado 28. (Le sugerimos: Padre de ex reina de belleza, entre los detenidos del caso "Santrich")

En 2013, un tribunal de Jalisco dejó a Rafael Caro Quintero en libertad y después pasó a la clandestinidad. Según InSight Crime, fundación dedicada al estudio de las amenazas a la seguridad nacional y ciudadana en Latinoamérica y el Caribe, la DEA ofreció una recompensa de US$5 millones por información que llevara nuevamente a su detención, pues luego se expidió una nueva orden de captura en su contra en razón a que todavía le falta una parte de su pena por cumplir. También fue incluido en la lista de personas más buscadas.

Desde entonces, el paradero de Rafael Caro Quintero es incierto. Sin embargo, una señal de su supervivencia apareció cuando entre los elementos incautados a Jesús Santrich estaba un cuadro fechado en noviembre de 2017 con el siguiente mansaje: “Para don Rafa Caro, con aprecio y esperanza de paz”. Obra que daría cuenta del vínculo entre el capo mexicano y uno de los líderes de la extinta guerrilla, y que ahora es una de las pruebas que la justicia norteamericana y colombiana tienen en su poder.

El Espectador
Bogotá, Colombia
Martes 10 de abril de 2018.

 

‘Podría haber hecho más, en términos de firmeza frente a los desafíos que ha planteado Trump a México’, dice el ex presidente de Uruguay

 

Cali, Colombia. - —¿Entonces quiere que hablemos del muro de Trump?, pregunta el ex presidente de Uruguay, José Mujica.

—Sí, entre otros temas…

—El muro —dice y se reclina en el sillón—: El Muro de Berlín es una zanjita frente a la bestialidad que quiere construir Trump en la frontera con México…

Con el lenguaje sencillo, sin estridencias, el "senador” Mujica, como le gusta que lo llamen, suelta frases sin desperdicio: Que el presidente Enrique Peña Nieto "podría haber hecho más en términos de firmeza ante los desafíos que Trump plantea a México”; que este país está "pagando sin restricciones” el costo de acercarse demasiado a Estados Unidos y creer que el libre comercio es una panacea; que al gobierno mexicano le corresponde lanzar alguna iniciativa entre los países latinoamericanos para fijar una posición común ante Trump….

Es el jueves 30 de marzo y Mujica recibe al enviado de Proceso en la habitación de su hotel en Cali, Colombia, ciudad a la que acudió para ser, junto con el ex presidente español Felipe González, garante internacional de la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De hecho, la paz en Colombia le parece un asunto fundamental para Latinoamérica, pues eso significa poner fin al conflicto armado interno más antiguo y perturbador de la región.

—Yo soy un hombre de izquierda —dice— y el presidente de Colombia (Juan Manuel Santos) no se puede catalogar como un presidente de izquierda. Sin embargo, he tratado de hacer todo lo posible en favor de la paz y de ayudarlo en todo lo que he podido, con humildad. ¿Por qué? Porque la paz no es de izquierda ni de derecha. Es paz.

EL MURO

Durante la entrevista, Mujica recuerda que el año pasado fue a Tijuana y que unos mexicanos le dijeron: "Nosotros le hacemos el muro y le pagamos el muro (a Trump), pero en la frontera vieja”, en referencia a la que había antes de que despojaran a México de más de la mitad del territorio.

—Pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo quiere construir en la nueva frontera —le comenta el                reportero.

—Es triste —afirma Mujica—. Si Estados Unidos tuviera una visión abierta, intentaría jugar su porvenir con nosotros y empezaría a trabajar estratégicamente para ser una nación bilingüe y aceptar la proximidad con América Latina. Si quisiera detener a los inmigrantes, tendría que dar esa batalla. Porque nadie migra porque le gusta. Se migra por necesidad, porque se tiene que pelear por la vida. Entonces el problema no es hacer un muro, el problema es ayudar a superar la pobreza que hay en América Latina.

Es entonces cuando comenta su parecer: que el presidente Peña Nieto "podría haber hecho más en términos de firmeza” frente a los desafíos que ha planteado Trump a México: El muro, su política antiinmigrante y su intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o de imponer aranceles a las importaciones mexicanas.

—La mayoría de los mexicanos piensa también que Peña Nieto debe ser más firme ante Trump —se le comenta.

—Bueno, yo creo que México ha hecho lo que ha podido. No sé, no puedo estar en la carne del presidente. Creo que es una situación difícil. Ahora, hay que bajar al pueblo, hay que hablar con su pueblo y luchar… Trump no va a durar toda la vida tampoco. Nunca se olvide que los gobiernos pasan y los pueblos quedan. Tal vez el problema estratégico de México es el que señaló Porfirio (Díaz): Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos —dice con una sonrisa.

—¿Cree que esa vecindad, que ha sido históricamente conflictiva, le está pasando la factura otra vez a México en estos momentos?

—¿Sabe una cosa? Ese problema le va a costar, le va a costar a México, pero ojalá que podamos aprender. México se distanció (de América Latina) por la atracción de la proximidad (con Estados Unidos). Parecía el camino más sencillo. Y el resto de los latinoamericanos no le dimos pelota tampoco a México. Esto lo discutí con una presidenta brasileña: "¿Cuándo Brasil se va a bajar del caballo y va a tener una gestualidad permanente (de acercamiento) con México?, porque hay que entender la situación en la que está México” … Pegado al monstruo que está ahí, y tan alejado de los latinoamericanos, ¡porque no llegamos!, y rodeado de países chicos.

—¿Le parece que México está pagando el costo de la decisión que tomó hace más de 20 años de negociar un TLC con Estados Unidos?

—Sí. Lo está pagando sin restricciones. A México le pareció que el libre comercio era una panacea. Los hechos vienen a mostrar que no, que no es así, y a establecer una cosa que debe ser una lección para todos: Nunca se puede depender de un solo mercado. Los riesgos en el mundo del comercio internacional son inevitables, pero hay que diversificar mercados. Mi pequeño país es insignificante al lado de México, es un barrio de la Ciudad de México, pero nosotros vendemos carne a más de 100 países. Paquetitos de carne les vendemos.

—¿Usted cree que México le dio la espalda a América Latina cuando negoció el TLC con Estados Unidos?

—Algo de eso pensamos siempre, pero hay una responsabilidad nuestra también. No tuvimos estatura, no tuvimos una política de integración. Cuando estamos al frente de los gobiernos, estamos más preocupados de ver quién gana las elecciones que vienen, y a veces no vemos la cuestión estratégica de largo plazo, donde tenemos que trabajar para otras generaciones. Entonces decimos: "Nos vamos a integrar”, y vamos a una conferencia, nos sacamos la foto.

‘A TRUMP NO LE INTERESAMOS’

Para Mujica, ni Peña ni Latinoamérica han estado "a la altura de los acontecimientos” que se suscitaron en Estados Unidos desde que Trump comenzó una campaña electoral basada en el racismo, la explotación de los sentimientos antiinmigrantes de la población estadunidense blanca y poco educada y las continuas ofensas a México y a los mexicanos.

"Nos ha faltado estatura a todos”, afirma, "ni siquiera tuvimos el coraje de reaccionar como gobiernos.”

—¿Se refiere a los gobiernos de México o del resto de América Latina?

—A todos nos ha faltado estatura.

—Parece que Trump sorprendió a la región desarticulada, dividida, sin una política clara de integración…

—Nos tomó así. Pero no le interesamos tampoco, ¿eh? A él le interesa gritarnos. Pero como región no le interesamos pa’ nada. Y nosotros ni siquiera tuvimos el coraje, como gobiernos, cuando Trump empezó a decir las barbaridades del muro, por lo menos de hacer algo desde el punto de vista declarativo. Aunque sea, debimos haber levantado la voz en defensa de México.

—El ex presidente colombiano, Ernesto Samper, ha propuesto una cumbre latinoamericana para tener una postura unificada frente a Trump. ¿Qué piensa de una cumbre de esa naturaleza?

—La cumbre puede ayudar, pero si a partir de la cumbre hay una política afincada. Al lado de cada presidente latinoamericano tendría que haber un alto funcionario cuya preocupación debería ser la batalla por juntarnos. Batalla por juntarnos no significa dejar el himno ni dejar la cosa ni nada por el estilo. Significa construir un alero que nos proteja a todos. Tener acuerdo financiero, acuerdo de mercados, ir construyendo una política fiscal en común. Tener una cuota de proteccionismo para con el resto del mundo, y más favorable para nosotros, sin caer en un proteccionismo cerrado.

—Samper piensa que le corresponde a Peña Nieto hacer esta convocatoria…

—A él le corresponde. México es un país muy grande y está agredido y está en un momento difícil. Por lo menos debería mover toda su cancillería, recorrer toda América y desembocar en una cosa de esas.

—Hay dirigentes de la izquierda latinoamericana que piensan que el "pecado capital” de México al haberse alejado de la región fue aprovechado por Brasil para excluir a México de los esquemas de integración. En la última década Brasil promovió, como concepto, la integración sudamericana, no la integración latinoamericana...

—¡Claro! ¡Claro! A los suramericanos no nos da la nafta (gasolina) para actuar solos. Podemos soñar que pudiéramos estar juntos, o más juntos de lo que estamos. Vuelve y no nos da, porque el mundo rico es tremendo, la ventaja que nos lleva.

"Europa tiene 700 millones de habitantes, con un ingreso per cápita infinito, con universidades ancestrales, con un sistema de investigación. Nosotros generamos algunos hombres de ciencia y nos los compran y los llevan para allá. Estamos a leguas de poder integrar nuestro mundo universitario y nuestra propia inteligencia. Y en el horizonte está apareciendo China. Y nosotros nos atomizamos, cuando deberíamos tener masa crítica y dar la batalla de la integración.”

Proceso
Rafael Croda
Cali, Colombia
Lunes 17 de abril de 2017.


La Fiscalía General de la Nación ha presentado un informe que recoge 232 casos, entre los cuales hay incluso violaciones a niñas menores de 5 años


Nunca lo han querido reconocer, incluso los jefes guerrilleros tachan las informaciones de propaganda difamatoria contra ellos. Pero los estremecedores testimonios de guerrilleras que EL MUNDO ha conocido a lo largo de los años y el grueso expediente que la Fiscalía General de la Nación presentó recientemente, evidencia que los abusos sexuales, la discriminación hacia la mujer y los abortos forzados fueron norma en las FARC.

"En las FARC había una política orientada a la violencia sexual contra la mujer pero también encontramos casos documentados contra hombres", dijo en la presentación del informe, que recoge 232 casos, el vice-Fiscal Jorge Perdomo. En sus investigaciones hallaron casos de violaciones de niñas menores de cinco años.

En lo que recibían idéntico trato hombres y mujeres era en los juicios por indisciplina e intento de fuga. De ser declarados culpables, con independencia de su género, morían acribillados a balazos. Numerosos guerrilleros que lograron escapar así lo relatan. Miles de menores de edad se incorporaban a las filas, unos voluntarios, atraídos por el uniforme o huyendo de los malos tratos en sus miserables hogares, y otros obligados. Pero en cuanto comprobaban que la vida real en los campamentos en nada se parecía a la que habían soñado, empezaban a planear su huida.

"La mujer no vino a la guerra a parir, sino a combatir"

El deseo de ser madre fue una de las razones que empujó a muchas chicas a escapar. En la VIII Conferencia que celebraron las FARC, concluyeron que las que quedaran embarazadas debían abortar, quisieran o no hacerlo. "La mujer no vino a la guerra a parir sino a combatir", decían.

Uno de los que practicaron decenas de abortos, en su inmensa mayoría forzados, vive hoy en España. Héctor Albeidis Arboleda reside desde 2014 en el barrio San Blas de Madrid. En Colombia la justicia le espera para que responda por más de medio millar de abortos obligados. En los últimos dos meses le han sumado nuevos casos a los que ya le tenían probados. Según consta en el trabajo de la Fiscalía de Pereira, en donde vivía antes de cruzar el Atlántico, trabajó para 11 Frentes de las guerrillas, no solo de las FARC.

"Vi que me salió el bebé. Estaba bien formado, tenía sus manitas, sentí que le palpitaba su corazón como un minuto", narraba una de sus víctimas. Reclutada siendo niña, fue violada por un comandante. "Nunca había tenido relaciones con un hombre, era virgen, y a los ocho meses de estar allí un comandante me dijo que si lo dejaba tener relaciones me dejaba ir para la casa. Pensé que era verdad y me violó a la mala, en una guardia y al mes me di cuenta de que estaba preñada".

De "Burdo montaje de la Fiscalía", calificó Iván Márquez las publicaciones sobre Arboleda en su momento, pero el aluvión de pruebas recogidas en los ordenadores incautados a diferentes comandantes así como declaraciones de antiguas guerrilleras, aún traumatizadas por sus trágicas vivencias, son irrefutables.

"La planificación es obligatoria y en los casos de embarazo realizar el legrado. Mantener el secreto de las áreas de los hospitales", rezaba una de las órdenes por escrito que dejó el 'Mono Jojoy', número dos de dicha banda terrorista hasta que el Ejército le abatió.

La Fiscalía ha documentado incluso abusos sexuales contra niñas menores de 10 años, puesto que las FARC no ponían límites a la edad de reclutamiento.

Tras cuatro años de negociaciones, los delegados de las FARC en Cuba todavía persisten en negar las evidencias y más bien aseguran que su organización armada es ejemplo del respeto a la equidad de géneros.

El Mundo
Salud Hdez. Mora
Madrid / Bogotá
Miércoles 10 de agosto de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter