El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que la persona infectada por el Covid-19 se encuentra en CDMX; aunque aún esperan la segunda confirmación en el caso de Sinaloa, dice que se puede hablar de dos casos

Se confirmó el primer caso importado en México por coronavirus o COVID-19, se trata del hombre de 35 años que permanece aislado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), y existe otro caso sospechoso aislado en un hotel de Sinaloa, el cual dio positivo en la primera prueba reactiva y se esperan los resultados de la muestra confirmatoria del InDRE.

En la conferencia matutina en Palacio Nacional, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López - Gatell Ramírez detalló que el paciente aislado en el INER se mantiene estable y se localizó a cinco personas con los que tuvo contacto que ya están en estudio.

"En el INER detectamos un caso en el que existía una prueba reactiva y estaba pendiente la segunda prueba de la que se tuvieron los resultados a las seis de la mañana. Es el caso índice de coronavirus. El paciente no tiene neumonía, es un individuo joven, se localizó a cinco contactos que están en análisis, toda la familia está en aislamiento y no necesitarían estar hospitalizados, pero se quedan aislados para cumplir este procedimiento normado", explicó.

Agregó que durante la madrugada se localizó un segundo caso, es un hombre de 41 años que tuvo contacto directo con el primer caso confirmado por coronavirus y se encuentra aislado en un hotel de Sinaloa.

"Es residente de Hidalgo, tiene 41 años y ahorita está en un hotel, en aislamiento. Estaremos estudiando a los contactos, este caso fue confirmado positivo por el laboratorio estatal de Sinaloa y hoy se procesará en el InDRE para confirmar o descartar", mencionó.

El funcionario resaltó que se detectó a otras dos personas que mantuvieron contacto directo con el caso índice por COVID-19, pero no han presentado síntomas.

"Son dos personas asintomáticas, una del Estado de México y otra en la Ciudad de México que estarán en observación, todo está relacionado con una persona de Bérgamo, Italia en donde probablemente ocurrieron los contagios", precisó.
 
López - Gatell Ramírez indicó que a partir de ahora podrían ocurrir tres escenarios: la transmisión local, comunitaria o generalizada.

Para el final de la conferencia, el subsecretario señaló que, aunque faltan los resultados de la segunda prueba en el caso de Sinaloa, sí se puede hablar de dos casos importados de coronavirus en México.

La primera sería a partir de los primeros casos importados confirmados y podría durar semanas y nunca progresar a una transmisión más amplia, la transmisión comunitaria o la generalizada que podría tardar en ocurrir hasta ocho o diez semanas "o nunca ocurrir, como ha estado sucediendo en otros países como Canadá o Estados Unidos".

Destacó que como se informó con antelación, el coronavirus llegaría al país, puesto que no se puede contener al virus en una zona geográfica, pero esto no significa que no se realicen acciones para mitigar los posibles daños por COVID - 19.

"No es una enfermedad grave, la mayoría, el 90% son casos no graves, hay que destacar que en personas jóvenes y sin enfermedades crónicas, el riesgo de complicarse es muy bajo".
El funcionario federal hizo un llamado a la población para ayudar a contener los contagios a través de medidas de higiene.

"Hay que hacer lavado frecuente de manos, una pronta atención de los síntomas o el reporte de cualquier caso sospechoso que con antecedente de viajar China, Italia, Corea o Irán y presenten síntomas de un catarro o enfermedad respiratoria avanzada se le hagan las pruebas necesarias para confirmar o descartar, y sin antecedente de viaje se podría tratar de una enfermedad respiratoria nacional como catarro o influenza".

Cae Bolsa Mexicana tras anuncio

Luego del anuncio, el peso caía 1.21%, en su séptima jornada consecutiva de declive, perfilando su racha bajista más profunda en poco más de una década.

El peso acumuló un desplome de un 6.42% en poco más de una semana, liderando además las pérdidas entre países emergentes.

Y el referencial índice S&P/BMV IPC de la bolsa se hundía un 3.39%, ligando cinco días a la baja.

"El posible impacto del coronavirus sobre el crecimiento y las utilidades de las empresas sigue ocasionando mucha incertidumbre entre los inversionistas", dijeron analistas de Banorte de México en una nota enviada a clientes.

Además, otras monedas y bolsas de América Latina se desplomaban el viernes en línea con las plazas mundiales en medio de temores de una recesión global por la expansión del coronavirus que llegó a México y Brasil.

En Brasil, el real restaba un 0.42%; en tanto el índice de acciones Bovespa descendía un 2,85%.

En Argentina, el peso bajaba un moderado 0.23%; no obstante, la bolsa profundizaba el viernes su tendencia declinante con una baja de 3.5%.

El malestar inversor se combina con la cautela impuesta por la intención del Gobierno argentino de reestructurar su deuda soberana por unos 100 mil millones de dólares.

El peso colombiano cotizaba en un mínimo récord de 3.548,85 unidades por dólar, con una caída de 1.34%, al tiempo que el índice COLCAP de la bolsa se desvalorizaba un 1.86%.

El peso chileno, en tanto, operaba el viernes con un retroceso del 0.39%, a 817,90/818,20 unidades por dólar.

El índice IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago mostraba una caída de un 2.53%.

En Perú, la moneda caía un 0,61%, en un nuevo mínimo de casi cuatro años; mientras el referente de la bolsa limeña perdía un 1.21%.

Estamos preparados ante coronavirus: AMLO

Ante la confirmación del primer caso de coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que estamos preparados para enfrentar esta enfermedad, porque tenemos los médicos, los especialistas, los hospitales y la capacidad de hacerle frente.

En su conferencia de prensa mañanera, acompañado por funcionarios del sector Salud, el mandatario expresó: “Decirle a la gente, estemos serenos tranquilos, tenemos capacidad para enfrentar esta situación”.

 El titular del Ejecutivo aseguró que según los diagnósticos técnicos médicos, no se trata de una situación terrible o fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza.

“Vamos a estar constantemente informando, diario, lo hará el doctor Hugo López-Gatell para evitar que haya amarillismo, que no haya exageraciones, para que no haya una psicosis colectiva, porque hay quienes no actúan con ética, vuelan, no informan con objetividad”, dijo.

SSa llama a población a mantener la calma

Ante la confirmación del primer caso importado de coronavirus en México, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, llamó a la población a mantener la calma y ser solidarios, afirmó que no se ocultará información con respecto a la enfermedad.

 "Me gustaría llamar a lo que caracteriza al pueblo de México, a la solidaridad y acompañamiento en este tipo de situaciones, que no es de gravedad, es algo que se había anunciado y que llama a la participación de todos. Le pido a los mexicanos que mantengan la tranquilidad y seguridad, no habrá ocultamiento de información", dijo.

 El funcionario federal exhortó a la ciudadanía a no caer en pánico, seguir los protocolos y tener confianza en los médicos, enfermeras además de tener autocuidado.

 "Hay que tener confianza en nuestros hospitales, no se requiere contabilizar cuántas camas se necesitan en esta situación, lo que tenemos es claramente suficiente, se ha dado dispersión con los 32 secretarios de salud y con los mismos gobernadores que están interesados, como debe ser, y hay que seguir protocolos, avanzar y no atropellarlos, esto se recoge de experiencias previas y otras de carácter mundial".

 Alcocer Varela indicó que medidas como usar cubrebocas no son necesarias y en cuanto a los contactos de los casos confirmados serán aislados entre 14 y 28 días hasta descartar o confirmar si se contagiaron de COVID-19.

 "Hay que evitar que más personas se contagien, nosotros daremos información constante, lo más importante ante una situación que cambia el rumbo de una rutina es comunicar para no tomar medidas exageradas de que vamos a cerrar esto o aquello, estamos preparados".

Mencionó que los hospitales privados se suman a las acciones implementadas por el gobierno federal y están avisados sobre los protocolos que se deben seguir.
 "Estamos en una realidad dónde debemos prevenir que estos casos y si hubiera otros se dispersen y magnifiquen por falta de cuidados". Recomendó además evitar en la medida de lo posible los besos y abrazos.

El Universal
Perla Miranda
Alberto Morales
Ciudad de México
Viernes 28 de febrero de 2020.

Calderón concesionó 26 millones de hectáreas, 90 millones se concesionaron de Salinas a Peña y nosotros, cero: López Obrador


Durante una visita en la zona de San Pablito Pahuatlán, Puebla, el Presidente dijo que el gasoducto Tuxpan-Tula no pase por los cerros sagrados de la sierra norte del estado

En un evento considerado histórico por ser la primera vez que un Presidente visita la zona de San Pablito Pahuatlán, Puebla, el Mandatario Andrés Manuel López Obrador aseguró que la 4T se logrará contra viento y marea, además se comprometió a que el gasoducto Tuxpan-Tula no pase por los cerros sagrados de la sierra norte del estado.

"México, aunque sea contra viento y marea, va a cambiar esta realidad de injusticia y debe haber igualdad económica y social, se le dará preferencia a los más pobres"

"En los contratos encontramos que hay cláusulas en donde se establece que si no puede la empresa construir el gasoducto, el gobierno debe pagarle, estamos revisando estos casos, pero aquí en San Pablito, aunque tengamos que pagar, no va a pasar el gasoducto por los cerros sagrados. No vamos a aceptar esas condiciones. México, aunque sea contra viento y marea, va a cambiar esta realidad de injusticia y debe haber igualdad económica y social, se le dará preferencia a los más pobres", dijo.

Al sostener un diálogo con los pueblos otomí, náhuatl, totonaco y tepehua, López Obrador resaltó que en su gobierno no han entregado ninguna concesión para la explotación minera.

"Nosotros revelamos muchas cosas podridas, pero ya no es la misma política. Les puedo decir que no hemos entregado ni una sola concesión para explotación minera, Calderón concesionó 26 millones de hectáreas, 90 millones se concesionaron de Salinas a Peña y nosotros, cero. También aunque hay moda de extraer petróleo y gas con fracking, que es el uso de mucha agua para explotar hidrocarburos, aquí no se usará, no se preocupen, no voy a traicionar al pueblo, vamos a seguir luchando por la transformación del país", refirió.

El Mandatario destacó que gracias a la austeridad republicana y al combate a la corrupción, la deuda pública del país no creció durante su primer año de gobierno, lo que ayudará a no aumentar los precios de diversos servicios.

"No aumentarán los impuestos, eso es un compromiso y les quiero decir que el primer año de gobierno ocurrió sin incrementar la deuda pública"

"No aumentarán los impuestos, eso es un compromiso y les quiero decir que el primer año de gobierno ocurrió sin incrementar la deuda pública. Cuando estuvo Fox, dejó un billón 700 mil millones, Calderón aumentó más de 200% y con Peña fueron 10 billones 800 mil millones. En 2019 sólo de intereses se pagaron 600 mil millones de pesos, no se debe seguir endeudando al país, y como le hacemos, pues cortando de tajo con la corrupción y con un gobierno austero, en no gastar en cosas que no son fundamentales", expresó.

Mientras leía pancartas con las que habitantes de Pahuatlán exigieron la construcción de carreteras, el freno al gasoducto Tuxpan-Tula y agua potable, Andrés Manuel López Obrador resaltó que en lo que va de su gobierno, 900 mil jóvenes sin ocupación se integraron al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y este año la cifra aumentará a un millón.

"Se les pagan tres mil 600 pesos mensuales para que tengan una ocupación y no sean tentados por las bandas, queremos atender a los jóvenes, no darles la espalda. Si no hay trabajo, salario, claro que hay inseguridad, violencia, como resolveremos, con bienestar, porque la paz y tranquilidad son frutos de la justicia", enfatizó.

López Obrador anuncia 500 mil hectáreas más de "Sembrando Vida"

Durante el diálogo, Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, mencionó que en la entidad se sigue el ejemplo de la 4T y se combate la corrupción.

"Estamos comprometidos para que las cosas caminen bien y para acabar con la corrupción y desigualdad, para llevar a los más pobres infraestructura, salud, educación, justicia, seguridad pública y condiciones que rodeen a los pueblos para que tengan una vida digna", refirió.

"Estamos comprometidos para que las cosas caminen bien y para acabar con la corrupción y desigualdad"

Tras entregar el bastón de mando al Presidente Andrés Manuel López Obrador el representante del pueblo náhuatl, Gabino Hernández Cruz, solicitó a nombre de los tres pueblos indígenas que se cancele la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula, porque afecta su entorno.

"Pedimos que se prohíban la minería, el fracking, la hidroeléctrica, en especial que se cancele el paso por esta zona del gasoducto Tuxpan-Tula, porque sería devastante para la fauna y para los mantos acuíferos, solicitamos su atención. No lo hacemos por necedad o por ir en contra del desarrollo del país, sino porque es nuestro hogar y no tenemos a dónde ir", resaltó.

El representante indígena aplaudió el combate a la corrupción en todos los niveles y agradeció las políticas públicas implementadas por el gobierno federal, pero también exigió que aquellos que han abusado de su poder sean castigados y regresen los recursos que se robaron.

"Hay que ir en contra de aquellos que han ido saqueando al país, que regresen lo robado, no es justo que los más necesitados paguemos los platos rotos. Gracias presidente por acordarse de nosotros, los olvidados. Los pueblos no queremos todo para acá, sino que pondremos nuestro granito de arena, seguiremos preservando lo que nos ha dado identidad como pueblos indígenas, las lenguas maternas, tradiciones, y autonomías para así lograr un México fortalecido en la cuarta transformación", dijo.

Notimex
Puebla, México
Domingo 5 de enero de 2020.


El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al General Luis Rodríguez Bucio, y al Gobernador Miguel Barbosa, aumentar seguridad en municipios de la sierra de Puebla.

Durante evento en Chiautla de Tapia, el Mandatario dijo que ayer en Zacapoaxtla, lugar que visitó como parte de su gira, pequeños comerciantes se quejaron con él de asaltos en la sierra, además de padres de familia en la zona de la Mixteca que denunciaron asaltos en las escuelas.

"Ayer que estuvimos en Zacapoaxtla nos decían algunos pequeños comerciantes que no podían ir a vender a la Sierra porque en el camino de Zacapoaxtla a Zacatlán los asaltaban, a pequeños comerciantes, por la inseguridad, me pedían eso.

Aquí estoy aprovechando para enviarle este mensaje al comandante Bucio de la Guardia Nacional, es en la (carretera) Inter serrana, de Zacapoaxtla a Zacatlán, ahí hace falta más vigilancia", dijo en un mitin en el Hospital Rural del IMSS de Chiautla.

"Y ahora que venía yo hacia Chiautla, me llamó mucho la atención, porque yo ando recorriendo todo el país y nunca me habían expresado en mantas la necesidad de vigilancia, porque hay robos a escuelas aquí en el camino hacia la Mixteca, entonces aquí me ya me está escuchando el ciudadano Gobernador (Barbosa) y también el general Bucio para que se ponga orden a este asunto aquí en la Mixteca", sostuvo, entre gritos de la población que denunciaba también esa situación.

Los pobladores comentaron que apenas hace un mes se metieron a robaron en una primaria cercana y que se llevaron hasta las computadoras y pizarrones.

Sin embargo, denunciaron también el abandono de las autoridades en la atención de los daños del sismo de 2017, cuyo epicentro se ubicó en la población cercana de Axochiapan, Morelos.

A los pobladores que pedían ayuda para la reconstrucción, brevemente les dijo que vendrá el encargado a tomar nota.

En su discurso ante cientos de trabajares médicos y de pobladores, el Presidente presentó los avances de su Gobierno y festejó que, dijo, la economía esté avanzando.

"Ahora nos ha ido bien porque se junten tres cosas para fortalecer la economía popular, primero, lo que hace la gente, porque nuestro pueblo es muy trabajador y obtiene ingresos con su trabajo y autosuficiencia del campo, el sembrar para lo que se consume", indicó.

Los otros dos puntos que, a juicio de López Obrador, impulsan la economía son los programas sociales como las becas a "ninis" y las remesas de los migrantes, a quienes llamó "héroes vivientes" y para quienes pidió un aplauso.

Con el hospital rural de Chiautla, ubicada a tres horas de la capital de Puebla, hacia el sur, el Presidente llegó a 70 visitas a esos centros de salud del IMSS que atienden a personas sin seguridad social, por lo que le faltan 10 para completar su gira que promovió para conocer la situación del sistema de salud.

Ahí una familia le cantó una canción y el director del IMSS, Zoé Robledo, se desvivió en alabanza.

"Déjeme aquí en Chiautla hablarles de un número, el número 70, 70 son los años que dicen que vive un elefante asiático, no reumático, por cierto, como otro que conocemos; 70 son las piezas que tiene un violín, 70 son los latidos de un hombre en reposo por minuto, 70 son también las tazas de café que decían que se tomaba aquel escritor y filósofo Voltaire y 70 los hospitales que ha recorrido el presidente López Obrador", dijo entre risas, aplausos y gritos de sorpresa de los pobladores.

Reforma
Jorge Ricardo
Puebla, México
Sábado, 5 octubre 2019.


México da una nueva oportunidad a la memoria histórica con la disculpa pública a una exguerrillera

El Gobierno de López Obrador reconoce graves violaciones de derechos humanos tras la tortura en 1977 a una militante de la Liga comunista 23 de septiembre


México da una segunda oportunidad a la memoria histórica. El Estado mexicano ofrecerá este lunes una disculpa pública a Martha Camacho Loaiza, una exintegrante de la desaparecida guerrilla urbana Liga Comunista 23 de septiembre torturada junto a su esposo durante 49 días de 1977 dentro de instalaciones militares. Con el acto, la Administración de Andrés Manuel López Obrador reconoce la responsabilidad gubernamental en las violaciones graves de derechos humanos cometidos durante los años de la Guerra Sucia, un periodo de casi dos décadas donde el Gobierno persiguió a la guerrilla y a los movimientos sociales.

“Tenemos la esperanza de que el contexto político ha cambiado”, dice en una entrevista Camacho Loaiza, quien recibirá la disculpa de la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero, y el subsecretario Alejandro Encinas, antiguo militante del Partido Comunista Mexicano. El evento se llevará a cabo al mediodía de este lunes en el Centro Cultural Tlatelolco, un sitio cargado de simbolismo porque allí fue reprimido el movimiento estudiantil el 2 de octubre de 1968.

“El acto es importante porque ningún Gobierno ha reconocido su culpabilidad y reconocido al Estado como perpetrador”, agrega la ex militante de la Liga, quien fue arrestada en Culiacán, Sinaloa, el 19 de agosto de 1977 mientras estaba embarazada de varios meses. La detención se llevó a cabo por soldados de la de la IX Zona militar, policías estatales y miembros de la Dirección Federal de Seguridad, la policía política de los Gobiernos del PRI. Durante su cautiverio, Camacho fue obligada a presenciar la tortura y ejecución de su esposo, José Manuel Alapizco. Sus captores también pusieron una metralleta Thompson en la sien de su hijo al momento de nacer.

Camacho, una estudiante de Economía educada por monjas, inicio la búsqueda de justicia en el Gobierno de Vicente Fox (2000-2006), el primer político que derrotó al PRI en unas elecciones presidenciales. La Administración del PAN, de derechas, creó en 2001 la Fiscalía Especializada en Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, un intento para saldar las cuentas con el pasado autoritario y su opresiva relación con los grupos subversivos durante los años 60 y 70. El resultado de este esfuerzo defraudó a muchos de los familiares de los desaparecidos. “Cuando abrieron los expedientes no les interesó el castigo a los culpables. No hubo detenciones. No se conoció qué pasó con nuestros familiares, si están muertos o fueron llevados a prisiones clandestinas”, afirma la exguerrillera. La iniciativa derivó en una farsa que llevó al expresidente Luis Echeverría a ser acusado de genocidio para después ser exonerado. 18 años después, el Gobierno de López Obrador se ha propuesto hacer públicos los expedientes de la Guerra Sucia que todavía permanecían bajo vigilancia de los órganos de inteligencia y el Ejército.

En 2013, la Fiscalía mexicana respondió a Camacho que los delitos de secuestro y el homicidio de su esposo habían prescrito. Un año después, la hoy historiadora obtuvo un amparo que permite mantener la investigación abierta. Este lunes, Camacho quiere ceder su tiempo frente al micrófono a los representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los militares, para responder a las preguntas que le han rondado la mente por más de 40 años. “¿Por qué nos mantuvieron en la zona militar? ¿Por qué mi esposo fue mutilado frente a mis ojos, castrado delante de mí? Sin justicia y sin castigo a los culpables no hay perdón para mí”, finaliza quien dice haber cambiado la lucha armada por los libros en 1979. “No hay mejores armas para eliminar la ignorancia”.

La Liga 23 de septiembre fue un grupo radical marxista fundado en 1970 que buscó forzar un cambio político mediante la toma de armas. Entre sus actividades estuvo el asalto a bancos, el secuestro y al menos 40 asesinatos, la mayoría de policías, aunque el más notorio fue el del empresario Eugenio Garza Sada, de 81 años, fundador de la universidad Tecnológico de Monterrey. Entre los secuestros más recordados estuvo el de la hija del embajador de Bélgica y un intento fallido por capturar, en agosto de 1976, a la hermana del presidente José López Portillo (1976-1982). El sábado, el izquierdista historiador Pedro Salmerón fue destituido del Instituto Nacional de Estudios Históricos y de las Revoluciones de México tras calificar en su blog de “valiente” al comando que intentó secuestrar a Garza Sada en 1973. La palabra creó una gran polémica que demuestra que a México aún se enreda con la memoria histórica.

El País
Luis Pablo Beauregard
Ciudad de México
Domingo 22 de septiembre de 2019.


El presidente de México prescinde de invitados de honor y recuerda a las comunidades indígenas o la fraternidad universal durante la fiesta de la Independencia ante 130.000 simpatizantes


El primer Grito del presidente Andrés Manuel López Obrador despertó un extraño interés por lo que sucedería en el balcón del Palacio Nacional durante una fiesta que transita cada 15 de septiembre entre lo festivo y lo previsible. Y el mandatario eligió la sobriedad tanto en las formas como en el fondo. Con algunas variantes, repitió la fórmula de hace cien años. Algunas de las novedades fueron la lista de ¡20 vivas! a los padres de la patria o la música elegida para animar la fiesta: cantos y bailes regionales de todos los Estados del país. Una innovación recibida por las 130.000 personas del Zócalo con bostezos pero con compromiso militante. Los vendedores callejeros, los más rápidos en percibir que un pulso diferente recorre el país, vendían a la misma velocidad trompetas o gorros con la bandera mexicana que muñecos, tazas o camisetas con el rostro de López Obrador.

Desde el balcón presidencial, López Obrador lanzó vivas a Hidalgo, Morelos, Josefa Ortíz, Leona Vicario, las madres y padres de la patria, los héroes anónimos o el heroico pueblo de México. En su lista incluyó a las "comunidades indígenas" y otros más universales como "la libertad", "la justicia", "la democracia" o  "nuestra soberanía".

López Obrador, que se considera la cabeza del cuarto movimiento transformador de México, después de la Independencia, la Reforma y la Revolución, fue el mandatario más original al lanzar un "viva la paz, la fraternidad universal" y "la grandeza cultural de México".  El grito de la independencia, que suele durar un minuto, duró exactamente lo mismo en boca de López Obrador.

El sello del nuevo presidente se sintió principalmente en la escenografía. Nada de invitados ilustres, cenas de honor, militares o diplomáticos vestidos de gala. Solo la primera dama, Beatriz Gutiérrez Müller, apareció junto a él en el balcón del Palacio Nacional. La sobriedad aterrizó en un evento diseñado para el derroche y la purpurina presidencial. Hasta la llegada de López Obrador al poder en 2018 cada fiesta patria tenía un costo aproximado de 21 millones de pesos (un poco más de un millón de dólares), según una publicación del diario Reforma. El primer año del mandato de Felipe Calderón, en 2007, organizó una fiesta para 700 personas y en las últimas apariciones del matrimonio Peña Nieto-Rivera todos los hijos aparecían junto a ellos en el balcón y el tema más comentado al día siguiente siempre era el precio del espectacular vestido con el que Angélica Rivera aparecía cada año. En esta ocasión el único gasto serán los cuatro millones de pesos que gastarán en combustible el Ejército y la Marina para el desfile de este lunes.

Entre otras novedades este año la parada militar incluirá las banderas de otros países, entre ellos una española que portará una unidad de la Guardia Civil. En el convoy militar desfilará también un grupo de camiones que trabajan en la lucha contra el robo de gasolina o huachicoleo, una de sus obsesiones.

Tradicionalmente el grito de la independencia servía para descifrar el enfoque ideológico que movía el mandatario en turno desde que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) llegó al poder en 1920. En el críptico lenguaje que manejaban era una forma de enseñar las cartas y cortar con la presidencia anterior. En 1934, además de Allende o Morelos, Lázaro Cárdenas incluyó un "viva la revolución social" que marcó su gestión. En 1970, Luis Echeverría pronunció un "vivan los países del Tercer Mundo" y en 1994 solo Carlos Salina podía gritar “viva Zapata” el mismo año del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. En su primer año de Gobierno, junto a los padres de la patria, Vicente Fox pronunció en el año 2000 un “vivan nuestras instituciones” y Enrique Peña Nieto "viva la solidaridad de los mexicanos con Chiapas y Oaxaca", tras los terremotos de 2017 que golpearon el sur del país.

A pie de calle es donde la Cuarta Transformación se sintió con más fuerza. Desde primera hora de la tarde del domingo los seguidores de López Obrador eran reconocibles. Habían tomado el mejor lugar, la primera fila frente al balcón del Palacio Nacional. No celebraban la independencia, ni la revolución, sino el nuevo Gobierno. "Con los anteriores presidentes ni ganas de venir, pero este apoya a la gente pobre, a los más necesitados, a los viejitos y a los estudiantes", decía Rebeca Valencia, que trabaja en la fundación contra el cáncer de mama. Junto a ellos decenas de personas cantaban consignas políticas o portaban caretas de López Obrador

"Es el primer presidente legítimo que hemos tenido", aseguraba el joven Raimundo López, acompañado de su madre y demás parentela. "Yo solo tengo cuatro sexenios de vida y jamás me indentifiqué con un presidente. Ahora sí".

A medida que la plaza quedaba atrás, las calles se volvían más festivas y quizá menos políticas. La consabida mezcla de carnaval y feria de cada año: disfraces, caretas, gorros, lazos, pelucas, confeti, flautas, trompetines, cualquier cosa se compra y se vende, con una condición: que sea tricolor. Del lado de la feria, los algodones dulces, los cueritos, semillas, frutas, tacos y maíz, mucho maíz.

Dentro, en el bar, se refugian en una fiesta más pagana quienes no gustan de lucir los colores patrios. "¿Independencia? ¿Revolución? Esto no es una cuestión de héroes y villanos, ni somos independientes de nada. Después de la Independencia no se ha solucionado nada. Y ahora dependemos económicamente y políticamente de Estados Unidos, que se burla de nosotros, con sus fronteras y sus controles. Lo que hay que solucionar aquí es la impunidad, eso. Mucha bandera pero la defensa de la patria es otra cosa, eso", afirmaba el estudiante de Química de la UNAM Juan Carlos Islas, de 25 años.

José López (51 años) y Nily Cuevas (50) habían llegado desde San Antonio (Texas), donde él trabaja en la industria petrolera. "Hemos venido por nuestra cuenta, no nos ha traído nadie", aseguró antes de que nadie le preguntara. Su playera lucía en la espalda apoyos al presidente y a su Cuarta Transformación. "Siempre me he sentido orgulloso de ser mexicano, pero ahora más que nunca. Estamos felices, tanto tiempo esperando un cambio político. Aquí siempre hubo corrupción, prepotencia, indiferencia hacia el pueblo. Sé que ahora hay resistencias, que los políticos no le dejan hacer, pero yo espero que cumpla". Mientras hablaba, en el escenario se sucedían las músicas tradicionales con coloridas y nerviosas danzas indígenas.

El País
Jacobo García
Carmen Morán Breña
Ciudad de México / Madrid
Lunes 16 de septiembre de 2019.


•    Por las acusaciones, AMLO lo atribuye a intereses de la política neoliberal

•    Es un ataque de los conservadores y opositores para enrarecer el ambiente.

Pese a reiterar que su gobierno investigará todo para que no haya impunidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, y consideró que el reportaje publicado sobre sus bienes es un ataque de los conservadores y opositores para enrarecer el ambiente.

En la conferencia de prensa mañanera se le cuestionó sobre el expediente que abrió la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra Bartlett Díaz, luego de que Carlos Loret, denunció a Bartlett, porque según él, a través de familiares, empresas y presuntos prestanombres, el funcionario se ha hecho de un imperio inmobiliario de 25 propiedades con valor de más de 800 millones de pesos.

El Presidente argumentando que respeta mucho a Bartlett y dijo estar satisfecho con el trabajo que realiza al frente de la CFE “para limpiarla de corrupción”.

“Podría parecer una paradoja, un contrasentido, porque nuestros adversarios, los conservadores, los que se dedicaron a saquear, ahora son opositores y están queriendo confundir con el propósito de enrarecer el ambiente, hacer creer que todos somos iguales.

“Todos estos reportajes tienen que ver con los grupos de intereses creados que lucraron durante los 36 años de la llamada política neoliberal, que no fue más que una política de pillaje. Entonces, por eso los ataques a Manuel Bartlett, pero nosotros tenemos una visión distinta”, afirmó el Mandatario.

López Obrador expresó que esos intentos de desprestigio no prosperarán, que respetará el derecho de disentir y se va a investigar todo.

Reiteró que el fondo de esta oposición y los reportajes contra el director de la CFE, es querer confundir a los ciudadanos.

Bartlett Díaz dijo que es falso el reportaje donde se le atribuyen las propiedades, pues aclaró que jamás se le ha acusado de corrupción en la administración pública y todos sus bienes están dentro de sus declaraciones patrimoniales.

Indicó que tiene una vida al servicio del gobierno mexicano y el patrimonio que ha adquirido está definido en sus declaraciones: “El reportaje que menciona es falso. Me atribuye propiedades que no son mías, no existe ninguna prueba de que yo haya escondido esas cantidades inverosímiles de 800 millones de pesos. Casi me atribuyen la propiedad de una manzana.

El Universal
Ciudad de México
Jueves 12 de septiembre de 2019.


El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las elecciones realizadas el pasado domingo 2, para elegir gobernador de Puebla, fueron un ejemplo democrático para México.

Pese a que durante la contienda los excandidatos panista y priista, Enrique Cárdenas y Alberto Jiménez Merino, respectivamente, se quejaron de la injerencia gubernamental a favor de Morena y acusaron que se trató de una elección de Estado, el Ejecutivo felicitó este viernes al gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido por su actuación.

 “Quiero felicitar al ciudadano gobernador de Puebla porque en circunstancias difíciles supo llevar el proceso electoral y se garantizó en Puebla la libertad a los ciudadanos y no hubo conflicto electoral. Es un ejemplo lo que sucedió aquí en Puebla”, expresó.

En su primera gira por la entidad, luego de los comicios, López Obrador recordó que durante el proceso electoral no visitó Puebla porque la “Cuarta Transformación” también representa la no injerencia del gobierno federal en las elecciones, para dejar que los ciudadanos emitan su voto en libertad.

Señaló que una vez concluida la elección debe hacerse un llamado a la unidad y actuar desde el gobierno sin excluir a los partidarios de otras fuerzas políticas.

Desde su llegada al campo deportivo San Damián, el presidente fue abordado por decenas de manifestantes, en su mayoría habitantes de este municipio, quienes protestaban contra la alcaldesa Norma Layón. “AMLO sí, Norma no”, gritaban.

De hecho, en el marco de la entrega de apoyos a beneficiarios de programas sociales, su discurso fue constantemente interrumpido por los abucheos y gritos contra la alcaldesa, quien llegó al poder postulada por Morena.

También entre los asistentes había militantes de la organización Antorcha Campesina, que con cartulinas en mano reclamaban la entrega de apoyos gubernamentales.

A las personas que protestaban contra la alcaldesa, el Ejecutivo no les hizo comentario alguno, pero a los antorchistas les aclaró que no habrá marcha atrás y que no se entregarán programas federales a través de organizaciones o intermediarios.

Hasta esta tarde se mantenía la manifestación de transportistas de carga que reclaman, entre otras cosas, seguridad para circular por las carreteras.

La protesta ha generado caos en la zona, con filas vehiculares de varios kilómetros a la altura de la caseta de San Martín Texmelucan y en ambos sentidos de la autopista México-Puebla.

En Atlixco, la gira estuvo enmarcada con las protestas de otro grupo de transportistas urbanos que piden la intervención del presidente de la República para concretar un aumento en la tarifa del pasaje en la entidad.

Proceso
Gabriela Hernández
San Martín Texmelucan, Pue.
Viernes 21 de junio de 2019.


Shell es la empresa que ofrece el combustible a mayor precio

    
El gobierno federal reveló que Shell es la compañía que vende más caro las gasolinas en el país, además se presentaron las estaciones de servicio donde es más elevado el precio de los combustibles, así como los combustibles más baratos.

En conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, detalló que en el país hay más de 12 mil 500 estaciones de servicio y se analizó los precios en el período del 6 al 12 de abril, según datos de la Comisión Reguladora de Energía.

En este sentido, la gasolina Magna, Shell la vende 22.23 pesos el litro, que es la más cara; mientras que Petro-7 en 18.74 pesos por litro.

En cuanto a la gasolina Premium, Shell la vende a 21.61 pesos por litro, en tanto que la más barata la vende Petro-7 a 20.35 pesos por litro.

De acuerdo con Pemex, la mayoría de las compañías que venden gasolinas respetan los precios que Pemex ha puesto de manera general.

Mientras que el Diésel el más caro lo da Walmart a 21.75 pesos por litro, mientras que Petro7 a 21.15 pesos por litro.

"El llamado es a los grandes distribuidores para que nos ayuden para mantener en equilibrio los precios de los combustibles y que cumplamos con el compromiso de que no aumento los precios de las gasolinas", dijo el Presidente López Obrador.

También se dio a conocer las 10 estaciones de servicio que venden más caro y más barato los tres combustibles (Magna, Premium y Diésel).

López Obrador sostuvo que hay gasolineras que están vendiendo caro a precios elevados las gasolinas y el diésel porque están en lugares apartados como La Yesca, así como en otras estaciones de Durango. Además justificó que a algunas estaciones de servicio Pemex vende más caro el combustible.

El Universal
Ciudad de México
Lunes 15 de abril de 2019.


Con su enorme presupuesto de publicidad, el gobierno mexicano controla los medios de comunicación


Ciudad de México. -  Dirigir un periódico, una estación de radio o un canal de televisión en México generalmente significa confiar en un cliente único y poderoso que gasta sumas exorbitantes en publicidad con una simple advertencia: “No te pago para criticarme”.

Ese cliente es el gobierno mexicano.

La gestión del presidente Enrique Peña Nieto ha gastado cientos de millones de dólares anuales de los fondos gubernamentales en publicidad, creando lo que muchos propietarios, ejecutivos y periodistas mexicanos definen como una gigantesca marca presidencial que puede suprimir artículos de investigación, escoger portadas e intimidar a las salas de redacción que la desafían.

A pesar de su promesa de regular la publicidad gubernamental, Peña Nieto ha gastado más dinero en publicidad que ningún otro presidente en la historia de México, casi 2000 millones de dólares en los últimos cinco años, según datos del gobierno recopilados por Fundar, un centro de análisis de transparencia. Esa organización reveló que la actual presidencia gastó más del doble del generoso presupuesto de medios que los legisladores mexicanos le aprobaron para 2016.

Y eso solo es el dinero federal.

Cada año los líderes de todos los partidos políticos recaudan cientos de millones de dólares en dinero estatal para publicidad, unos recursos que distribuyen entre sus medios de comunicación favoritos, según calcula Fundar. Según los ejecutivos y editores involucrados en las negociaciones, algunos secretarios de prensa del gobierno les exigen abiertamente una cobertura positiva antes de firmar un contrato publicitario.

El resultado es un panorama mediático en el que los funcionarios federales y estatales dictan las noticias de forma rutinaria, exigiéndole a los medios qué es lo que deberían y lo que no deberían informar, según docenas de entrevistas con ejecutivos, editores y periodistas. Los reportajes contundentes a menudo son suavizados o se posponen indefinidamente, si es que llegan a investigarse. Dos tercios de los periodistas mexicanos admiten que se censuran.

 “Si un reportero profesional quiere cubrir los elementos sucios de lo que está sucediendo en el país, ni el gobierno ni las empresas privadas le darán un centavo”, dijo Enrique Krauze, un historiador que dirige Letras Libres, una revista mexicana que, entre sus anunciantes, también recibe algo de dinero del gobierno. “Ese es uno de los mayores defectos de la democracia mexicana”.

El partido de Peña Nieto, el PRI, fue pionero en la implantación de este sistema durante sus 70 años en el poder. El expresidente José López Portillo expuso explícitamente las expectativas del gobierno hace décadas, incluso fue citado diciendo que no les pagaba a los medios para que lo atacaran, y la práctica continuó cuando la oposición ganó la presidencia en 2000, y nuevamente en 2006.

Pero la influencia del gobierno sobre los medios va más allá del aspecto publicitario y, a veces, los funcionarios recurren al soborno directo. En Chihuahua, el exgobernador gastó más de 50 millones de dólares en publicidad, según los funcionarios, dejando al estado con enormes deudas públicas. Sin embargo, esa es la cifra que se manejó oficialmente.

Los fiscales también han conseguido recibos firmados con sobornos a periodistas locales, pagos tan comunes que incluso algunos reporteros fueron incluidos como contratistas del gobierno, según los documentos. Los fiscales sostienen que, con tanta cantidad de dinero oficial circulando, surgieron sitios web de noticias con el único propósito de apoyar la agenda del exgobernador.

“La relación entre los medios y el poder es uno de los problemas más graves de México”, dijo Javier Corral, el nuevo gobernador de Chihuahua. “Existe una colusión, un acuerdo, en términos de cómo se gestionan los recursos públicos para recompensar o castigar a los medios. Es una zanahoria y el palo: ‘Compórtate bien y te daré mucho dinero y publicidad. Actúa mal y te los quitaré'”.

Dependencia de la publicidad pública

Lea un periódico, sintonice una estación de radio o encienda la televisión en México y recibirá una avalancha de publicidad oficial. En algunos diarios, casi cualquier página es usada para publicar avisos que promueven alguna secretaría gubernamental. A veces, se destina tanto tiempo al aire a alabar el trabajo del gobierno como a cubrir las noticias.

Este gasto extraordinario se produce en un momento en que el gobierno mexicano está recortando los presupuestos en general, incluidos los de salud, educación y servicios sociales. El gobierno federal gastó tanto dinero en publicidad el año pasado, alrededor de 500 millones de dólares, como lo hizo para apoyar a los estudiantes de su principal programa de becas para las universidades públicas.

Según los historiadores, la cooptación de los medios de comunicación es más importante que el gasto de cualquier otro gobierno en promoción. Refleja la ausencia del pacto básico que la prensa libre establece con sus lectores en una democracia, un compromiso en el que responsabilizar a los poderosos forma parte de su misión.

“Es un problema común en el mundo en desarrollo, pero el problema es mucho, mucho más grave en México”, dijo David Kaye, representante especial de las Naciones Unidas para la libertad de expresión. “Es notable lo que gasta el gobierno”.

El estado actual de los medios mexicanos, y su estrecha relación de dependencia con los fondos gubernamentales, no es una rareza en América Latina. Desde hace varios años, diversas organizaciones como la Unesco y la Relatoría Especial para la libertad de expresión de la CIDH han alertado sobre el uso de la publicidad estatal para recompensar o castigar las líneas editoriales.

Casos como el de Venezuela, país en el que desde la llegada de Hugo Chávez al poder se han suscitado denuncias por el uso de la pauta oficial para presionar a los medios y donde solo este año, en la gestión de Nicolás Maduro, cerraron 49 medios de comunicación; Ecuador durante los mandatos de Rafael Correa, quien demandó a diversos medios de comunicación y llegó a prohibir que se otorgara publicidad estatal a los medios privados, o Evo Morales, quien gobierna Bolivia desde 2006 y aspira a la reelección. Este año, ante las repetidas denuncias de asfixia económica por parte de los medios locales que no reciben publicidad oficial, Morales escribió en su cuenta de Twitter: “Medios que no reciben publicidad del Estado son los que mienten, insultan, difaman y desprestigian autoridades”.

La mayoría de los medios mexicanos han dependido de la publicidad pública durante tanto tiempo que no sobrevivirían sin los aportes del gobierno, lo que les otorga a los funcionarios una gran influencia para presionar sobre la cobertura de ciertas noticias y dejar a un lado otras informaciones, dicen los analistas, reporteros y dueños de medios.

“Este es un problema económico”, dijo Carlos Puig, columnista del periódico Milenio, un diario que recibe fondos del gobierno sustanciales. “El modelo estadounidense clásico no existe aquí”.

El año pasado, estalló una protesta pública luego de que un alto funcionario del gobierno fue a las oficinas de Milenio para quejarse por una noticia. El artículo, que criticaba una iniciativa nacional contra el hambre, fue retirado del sitio web del periódico inmediatamente después de la visita.

La noticia volvió a ser publicada más tarde, con un titular mucho menos negativo. El periódico dijo que la razón era simple: el artículo era “deplorable”, un intento inexacto y “vulgar” de difamar a un funcionario por lo que se disculpaban con sus lectores. Pero los periodistas y defensores de la democracia, citando el poder de la publicidad del gobierno, se quejaron y el periodista renunció en señal de protesta, alegando que había sido censurado. Finalmente, el título original fue restaurado.

La interferencia gubernamental directa, a menudo es innecesaria. Un 68 por ciento de los periodistas mexicanos dijeron que se censuraban, no solo para evitar ser asesinados, sino también por la presión de los anunciantes y el impacto en los ingresos de los medios, según un estudio realizado a lo largo de tres años por académicos mexicanos y estadounidenses.

Francisco Pazos trabajó durante varios años en Excélsior, uno de los periódicos más grandes y antiguos de México. Cuenta que uno de los momentos más frustrantes de su carrera sucedió a fines de 2013, cuando el gobierno estaba en medio de una lucha para aumentar el costo del pasaje en el transporte público.

Pazos dijo que trató de explorar en detalle la ira de los pasajeros, hasta que un editor lo detuvo, diciéndole que el periódico ya no cubriría la controversia.

“Llegué a entender que había temas que simplemente no podía cubrir”, dijo Pazos. “Y, finalmente, dejé de buscar ese tipo de noticias. Finalmente, tú mismo te conviertes en parte de la censura”.

Muchos propietarios y directores de medios dicen que tienen tan pocas fuentes independientes de ingresos aparte del gobierno que se enfrentan a una dura elección: asfixiarse por la falta de recursos o sobrevivir como cómplices de su propia manipulación.

“Por supuesto, el uso del dinero público limita la libertad de expresión, pero sin ese dinero público no habría medios en México”, dijo Marco Levario, director de la revista Etcétera. “Todos somos cómplices en eso”.

El modelo significa que algunos medios de comunicación apenas pueden permitirse mantener sus propios principios. Hace veinte años, el diario La Jornada era uno de los más apreciados en el país, una voz crítica y una lectura obligada para los intelectuales y activistas que caminaban por la ciudad con el periódico bajo el brazo.

Pero los años no han sido amables con ese diario. Hace unos años, estaba muy cerca de la ruina financiera. Luego, el gobierno intervino rescatando la publicación con más de 1 millón de dólares en publicidad oficial y, según los críticos, afectando en el proceso la independencia editorial.

“Ahora se adueñaron de ellos”, dijo Levario. “El periódico ha sido como un portavoz del presidente”.

Otros vínculos comerciales unen a los medios de comunicación con el gobierno. Muchas empresas de medios forman parte de conglomerados más grandes que construyen carreteras u otros proyectos públicos. La misma persona propietaria de Grupo Imagen —una organización que tiene estaciones de radio, canales de televisión y varios medios impresos— también es propietaria de Prodemex, una importante empresa de construcción. Ha ganado más de 200 millones de dólares en los últimos cinco años con la construcción de instalaciones gubernamentales y desempeñará un papel importante en la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México.

Tanto La Jornada como Grupo Imagen, que es la empresa matriz de Excélsior, no respondieron a las repetidas solicitudes de entrevistas para este trabajo.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación abordó recientemente el tema de la publicidad oficial al dictaminar en noviembre que el gobierno debe cumplir con la promesa del presidente de regular el flujo de dineros públicos de una manera imparcial.

“La ausencia de regulación en la publicidad oficial permite el uso arbitrario de los presupuestos de comunicación, lo que indirectamente restringe la libertad de expresión”, dijo Arturo Zaldívar, un juez de la Suprema Corte.

En un comunicado, la oficina del presidente se refirió a la publicidad oficial como una forma de promoción con respaldo constitucional que le permite informar y educar al público sobre sus labores. Pero rechaza la afirmación de que ese gasto distorsiona la cobertura de los medios de asuntos importantes o asfixia la libertad de expresión de cualquier manera.

“Todos los días los periodistas de México cuestionan, con absoluta libertad, las acciones del gobierno y las de nuestros representantes, incluido el presidente”, se lee en el comunicado. “Hay una crítica permanente de los periodistas mexicanos hacia el gobierno. Con solo abrir cualquier periódico, encender la televisión e ir a las redes sociales, eso puede verificarse”.

Poco después de su elección, el equipo de Peña Nieto ideó un plan para regular el gasto de los medios, según tres personas familiarizadas con la propuesta.


Pero Aurelio Nuño, el exjefe de gabinete del presidente y exsecretario de Educación Pública, dijo que la propuesta nunca avanzó lo suficiente como para convertirse en el borrador de una ley que pudiera cambiar esa situación. El esfuerzo fue subsumido por otras promesas de campaña y se quedó atrás, dijo.

‘Calentar’ a los políticos

Ella cuenta que hace unos años entrevistó a una joven que trabajaba en un gran periódico de Ciudad de México. La mujer, que tenía una maestría en periodismo, dijo que su trabajo en el periódico consistía en crear archivos de recortes de prensa negativos sobre los gobernadores de todo el país.

Esos archivos se le entregaban al departamento de ventas del periódico que luego se acercaba a los gobernadores para venderles “planes de cobertura” para mejorar su imagen pública, explicó la joven.

Álvarez citó más ejemplos. Un candidato a editor se jactó de que sabía cómo trabajar sus relaciones con los políticos para obtener más dinero publicitario.

Lo definía como “calentarlos”, lo que implicaba mostrarles a los políticos una noticia crítica que su periódico planeaba publicar. Luego, como le explicó a Álvarez, un contrato publicitario con su periódico que le ayudaría a “apagar el fuego”.

Sin embargo, otro solicitante, un exempleado del gobierno, dijo que sabía cómo “tratar a la prensa”, recordó Álvarez. Le contó cómo había estado a cargo de distribuir sobres llenos de efectivo para los periodistas.

“Me gustaría poder decir que estos son casos aislados, o solo algunos, pero no es así”, dijo Álvarez. “Hay muchos como ellos que hablan de esas prácticas de una forma en la que te percatas de que las han normalizado”.

Daniel Moreno, director de la publicación digital Animal Político, dice que no recibe casi nada de dinero del gobierno federal, y cantidades relativamente pequeñas de los gobernadores estatales.

No es porque no quiera el dinero, dice Moreno. Es solo que el tipo de cobertura crítica que su equipo de noticias hace no es recompensado con contratos gubernamentales, sostiene.

Recientemente, Moreno dijo que recibió una llamada de funcionarios del estado de Morelos —que invierte cerca de 3000 dólares al mes en publicidad en su medio—. La esposa del gobernador estaba atravesando un momento complicado por las afirmaciones de que estaba politizando la ayuda para las víctimas del terremoto, una acusación que ella rechazó, por lo que un funcionario estatal sugirió que Animal Político debía hacer algunas noticias positivas.

Moreno rechazó cortésmente la propuesta. “Estaban bastante ofendidos”, dijo encogiéndose de hombros. “Y estoy seguro de que el dinero se ha ido”.

Aun así, les fue mejor que con la mayoría de los estados, dijo Moreno. Como política, Animal Político despliega una notificación en las piezas que se pagan por publicidad, por lo que los lectores saben que el trabajo no es periodismo independiente, dijo.

Pero funcionarios de los estados de Chiapas, Oaxaca y Sonora se han negado a pagar por el contenido a menos de que se publique sin la advertencia, dijo. Y Moreno se ha negado. “He perdido más dinero de esa manera del que he ganado”, dijo entre risas.

Este mes, las organizaciones de noticias se unieron para denunciar la violencia contra la prensa en México, donde los asesinatos de periodistas alcanzaron un récord este año. Un total de 39 grupos de medios firmaron un comunicado.

Pero algunos medios, como Animal Político, no se unieron porque insistieron en agregarle al mensaje algunas líneas adicionales sobre el daño que la publicidad oficial le hace a la libertad de expresión.

Se produjo un pequeño alboroto, dijeron. Algunos grandes periódicos que dependen en gran medida del dinero del gobierno se opusieron.

Finalmente, la carta fue enviada sin las líneas, y sin la firma de Moreno y sus colaboradores. Aparentemente, los medios noticiosos no estaban dispuestos a desafiar su sustento.

El 23 de agosto, Ricardo Anaya, presidente del opositor Partido Acción Nacional (PAN) y ahora candidato a la presidencia en las elecciones del próximo año, se despertó con la noticia de que su nombre y su familia estaban en la portada de El Universal, un importante periódico del país.

La noticia entraba en detalles sobre el imperio de bienes raíces de su suegro y, más específicamente, las formas en que la carrera política de Anaya había ayudado a impulsar esa fortuna.

El relato era familiar en México: un líder político que había utilizado su influencia para enriquecerse a sí mismo y a su familia. El Universal expuso las direcciones y los valores de las diversas propiedades, e incluso publicó fotos de su familia extendida, 14 personas en total. Los medios de comunicación de todo el país divulgaron la historia.

Lo único que le faltó al reportaje, según dictaminó un tribunal, fue precisión. Anaya logró demostrar que gran parte de la información era errada, sesgada o simplemente incorrecta. Mientras que sus suegros poseían claramente una serie de propiedades, muchas de ellas habían sido adquiridas antes de que comenzara su carrera política, según demostraron los registros públicos.

Según Anaya, lo más desconcertante eran las fotografías de su familia. Por lo que la familia sabía, nunca habían sido publicadas. De hecho, se parecían bastante a fotos de pasaporte.

Como esas fotos estaban en manos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que emite los pasaportes, Anaya sospechaba que sus rivales en el gobierno le habían filtrado las fotos al periódico.

“Están tratando de destruir mi carrera política con esta campaña”, afirmó. “No se puede competir con un gobierno que le paga 500 millones de dólares al año a los medios”.

Durante los siguientes dos meses, el periódico le dedicó más de 20 portadas a Anaya, acusándolo de malversar fondos públicos, beneficiarse financieramente de su posición y dividir a su partido.

Anaya presentó una demanda. En octubre, el tribunal determinó que El Universal había tergiversado la riqueza de sus suegros y acusó erróneamente a Anaya de utilizar su cargo para beneficiarlos.

El Universal afirmó que tenía derecho a publicar la noticia amparándose en la libertad de expresión, un argumento que el juez cuestionó porque el periódico “no había basado su investigación en hechos”. El diario apeló la decisión del tribunal.

Este caso plantea preguntas sobre la confianza en los medios de comunicación, en un país en el que reciben tanto dinero de la publicidad gubernamental.

El Universal recibe más publicidad gubernamental que cualquier otro periódico de la nación, alrededor de 10 millones de dólares el año pasado, reveló Fundar. Los críticos argumentan que el diario se ha convertido en algo así como un perro de ataque del gobierno para las elecciones presidenciales del próximo año.

Según el periódico, esa sugerencia es “falsa y ofensiva”. La publicidad oficial “no afecta de ninguna manera la línea editorial del periódico”, dicen los voceros del medio y agregan que “los pensadores de todos los partidos políticos” están representados en sus páginas.

No todos sus periodistas están de acuerdo. En julio, media docena de columnistas anunciaron sus renuncias en protesta por lo que calificaron como cobertura parcial, diciendo que los propietarios habían destruido la credibilidad de la institución.

Salvador Frausto, un ex editor de investigación que ganó muchos premios en el periódico, también se marchó. Sus colegas dijeron que estaba claramente incómodo con lo cerca que estaba el periódico del PRI y su nuevo candidato presidencial, José Antonio Meade.

La persona que remplazó a Frausto como el nuevo editor de investigación fue recientemente un funcionario de prensa en la Secretaría de Relaciones Exteriores, según su perfil de LinkedIn.

Y el director de noticias de El Universal tiene vínculos estrechos con el nuevo candidato: su esposa era la jefa de prensa internacional de Meade en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México.

El diario dice que no hay conflicto de intereses y que no tolera la cobertura parcial de ningún tipo.

Pero no es la primera vez que los reporteros del periódico cuestionan su independencia. Los periodistas contaron que, en 2012, cuando Peña Nieto se postulaba para su cargo actual, los editores y directores de noticias comenzaron a cambiar las columnas que eran críticas con el candidato sin advertirles, a veces en el último momento.

“La razón por la que terminé renunciando al periódico es que ya no sentía que tenía garantizado un espacio libre”, escribió Andrés Lajous, un estudiante de doctorado de la Universidad de Princeton, en un artículo que relata lo sucedido.

Los testigos lo definieron como una ejecución. En enero de 2015, Laura Castellanos, una periodista premiada, fue enviada por los editores de El Universal a cubrir un par de tiroteos en los que estaba involucrada la policía federal.

En ese momento, los grupos de autodefensa habían tomado las armas para luchar contra el crimen organizado y Castellanos, que había escrito extensamente sobre el tema, era considerada una experta.

Pasó 10 días reporteando la noticia contactando a sus viejas fuentes y entrevistando a los testigos en el estado de Michoacán, donde murieron 16 personas y docenas resultaron heridas.

El tema fue especialmente delicado porque un aliado cercano del presidente, Alfredo Castillo, que había sido designado para supervisar la situación de seguridad en Michoacán, afirmó que las muertes se produjeron en un tiroteo con asaltantes armados.

Castellanos dijo que grabó entrevistas con 39 personas —víctimas, transeúntes, trabajadores de hospitales— y llegó a una conclusión distinta. La policía federal ejecutó sumariamente a sospechosos desarmados, incluidos algunos que se rindieron de rodillas y con los brazos arriba, según lo que refleja su investigación.

Después de días de edición y verificación de datos, dijo que el reportaje estaba listo para publicarse. Pero eso no sucedió.

Castellanos y sus editores no se sorprendieron. Peña Nieto ya estaba bajo una fuerte presión pública por su manejo de la desaparición de los 43 estudiantes universitarios, así como por la compra que hizo su esposa de una casa multimillonaria a un importante contratista del gobierno.

Pero después de dos meses y medio —durante los cuales una de sus fuentes fue torturada y asesinada, según contó la reportera— Castellanos comenzó a preocuparse porque su reportaje nunca se publicará.

Al consultar con abogados dijo que descubrió una laguna en su contrato que le permitió publicar el material en otra parte.

Uno de los pocos medios dispuestos a contar esa historia fue el sitio web fundado por Carmen Aristegui, otra periodista galardonada, que perdió su trabajo en una estación de radio después de revelar el caso de la casa de la esposa del presidente.

Pero en la mañana en la que se programó la publicación del reportaje de Michoacán, con el titular “Fueron los federales”, el sitio web de Aristegui dejó de funcionar.

Eventualmente, descubrieron lo que sucedió: el sitio web fue intervenido.

Finalmente, el reportaje se publicó, pero es un caso que suscita preguntas sobre la independencia editorial en un país inundado de publicidad gubernamental.

Ni los asesinatos ni el hackeo se resolvieron por completo. El Universal dijo que no había publicado el trabajo de Castellanos porque no cumplía con los estándares del periódico.

Al año siguiente, el reportaje de Castellanos fue distinguido con el Premio Nacional de Periodismo en la categoría de periodismo de investigación, uno de los galardones más prestigiosos del país.

The New York Times
Azam Ahmed
Ciudad de México
Jueves 28 diciembre 2017.


Junto con ocho personalidades de la academia, la investigación y la política, el rector Alfonso Esparza Ortiz recibió de manos del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la condecoración Gran Orden “Victoria de la República”, que otorgan la Academia Nacional de México, la Academia Nacional de Historia y Geografía y la Secretaría de la Defensa Nacional, durante la ceremonia inaugural del Hemiciclo al Defensor de la Patria, en el Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Con esta distinción que se entrega a personalidades e instituciones con destacada trayectoria profesional, entereza y aprecio por la historia de México, se reconoció el prestigio y la vocación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla por promover estudios y trabajos de investigación relevantes para el país.

Además de develar la estatua del Defensor de la Patria, imagen emblemática del soldado mexicano, durante la ceremonia en la cual se conmemoró el 150 aniversario de la Victoria de la República, en 1867, el Presidente Peña Nieto entregó la Gran Orden "Victoria de la República" a nueve personalidades, entre las que figuraron, además del rector Esparza Ortiz, la directora del Instituto de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana, Patricia Galeana, el escritor Enrique Krauze, el político y empresario Miguel Alemán Velasco, así como el presidente de la Academia Nacional de México, José Elías Romero Apis.

Al acto asistieron los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz; de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y de la Función Pública, Arely Gómez. Asimismo, el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 16 de julio de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter