San Matías Tlalancaleca, Puebla– Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), Secretaría de Marina (Semar) y de la Policía Federal (PF) efectúan varios operativos y cateos contra el robo de combustible en distintos municipios.

La presencia de las autoridades federales se dio desde las primeras horas del sábado en los municipios de San Martín Texmelucan y San Matías Tlalancaleca y hasta el momento continúa.

En Texmelucan, el operativo se realiza en la colonia La Purísima, así como en la zona denominada Las Piñas, donde los uniformados resguardan las inmediaciones de varios inmuebles.

Mientras que en Tlalancaleca, los cateos son en domicilios de las juntas auxiliares de Juárez Coronaco y de San Francisco Tláloc.

En cada uno de los puntos referidos se han dado aseguramientos importantes de combustible robado, localización de tomas clandestinas, incendios de ductos y enfrentamientos entre bandas dedicadas al robo de combustible.

Hasta el momento, ninguna corporación ha reportado si hay personas detenidas o vehículos e inmuebles asegurados.

Reforma
Puebla, México
Domingo 12 / 11 / 2017.


Un comando armado asesinó a siete personas en poco más de una hora en la capital poblana y el Municipio de Amozoc, según reportes preliminares.

Fuentes policiacas señalan que alrededor de las 16:00 horas, en la carretera federal Puebla-Tehuacán, en Amozoc, cinco hombres con armas cortas y largas robaron un Jetta rojo, sin placas.

Posteriormente se trasladaron a la junta auxiliar de Chachapa donde robaron una camioneta Ford Lobo F150 roja, con placas XB88263 de Tlaxcala y se dieron a la fuga con dirección a Puebla.

Aproximadamente a las 16:35 horas, cuatro personas, tres hombres y una mujer, fueron ejecutadas dentro de la Clínica Epmac, sobre la avenida General Porfirio Díaz, en la Colonia Lomas 5 de Mayo, en la capital.

De acuerdo con vecinos y testigos, la misma camioneta Ford Lobo roja doble cabina salió del lugar tras escucharse varias detonaciones de arma de fuego.

Alrededor de las 17:06 horas, sobre la carretera federal Puebla-Tehuacán, a la altura de la junta auxiliar de Chachapa, los mismos sujetos asaltaron el auto lavado Pato, donde realizaron detonaciones hiriendo a un empleado en la mano.

En el sitio robaron una camioneta Suzuki color gris, sin placas, y de acuerdo con los reportes se dieron a la fuga rumbo a Puebla.

Minutos más tarde, mediante el sistema de videovigilancia, las autoridades ubicaron la camioneta roja y ordenaron perseguirla a agentes de la Policía Municipal, Estatal, y FGE, quienes en el carril a San Lorenzo hallaron a una persona muerta.

En San Jacinto, el comando hirió a otra persona y asesinó a otra, además de robar un auto Figo color plata escapando en dirección a Tehuacán.

El herido fue trasladado al Centro de Salud y Servicios Ampliados de Amozoc, pero minutos más tarde se reportó su fallecimiento.

A la persecución de los sujetos, que seguía con intercambio de disparos, se sumaron elementos de la Policía Federal (PF) y se extendió al camino a Alpuyeca.

Hasta este momento las autoridades reportan que continúa la búsqueda de los responsables.

Reforma
Puebla, México
Lunes 30 octubre 2017.


Eusebia N, de 26 años, se encargaba presuntamente de "enganchar" a menores para ser explotadas sexualmente en diferentes estados, informó la Policía Federal

Elementos de la Policía Federal detuvieron en Tlaxcala a Eusebia “N”, uno de los objetivos prioritarios de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) de la Procuraduría General de la República.
 
De 26 años de edad, la detenida se encargaba presuntamente de "enganchar" a mujeres menores de edad para ser explotadas sexualmente en diferentes estados.
 
La corporación informó que trabajos de investigación permitieron identificar su zona de operación en los estados de Querétaro, Tlaxcala y Michoacán, donde coordinaba la logística para convencer a las mujeres.
 
Indicó que en seguimiento a las labores de investigación iniciadas en abril del presente año y derivado de líneas de investigación fue posible que los efectivos federales ubicaran y detuvieran a Eusebia “N”, en Zacatelco, Tlaxcala, donde cumplimentaron la orden judicial en el domicilio de la ahora detenida.
 
La mujer, originaria de Querétaro, fue trasladada y puesta a disposición ante el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Michoacán.

El Universal
Manuel Espino Bucio
Tlaxcala, México
Sábado 7 octubre 2017.


El vehículo fue detenido por no exhibir su razón social; los paquetes con droga estaban en las paredes de la caja refrigerada y fueron detectados por la Policía Federal


Un camión cargado con más de 310 kilos de cocaína, ocultos en las paredes de una caja refrigerada, fue detectado cuando circulaba sobre la autopista Puebla-Orizaba, donde elementos de la Policía Federal lograron asegurar la droga y detener al conductor.

Los policías federales tuvieron contacto con el camión que no mostraba su razón social, infringiendo el Reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares, por lo que solicitaron al conductor detener su marcha.

Al solicitar la documentación de la unidad y cuestionar a su conductor sobre la carga, este dijo llevar 200 tarimas de madera, por lo que los uniformados procedieron a realizar una inspección de seguridad en el área de la carga.

Mientras realizaban la inspección, se encontraban tornillos removidos en las paredes, por lo que se inició una revisión minuciosa, permitiendo localizar diversos paquetes con polvo blanco con las características propias de la cocaína.

El personal de la División de Seguridad Regional reportó en total el aseguramiento de 308 paquetes que dieron un peso aproximado de más de 310 kilogramos de cocaína.

El conductor de la unidad junto con la carga de cocaína, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal, para enfrentar los cargos que deriven de la posesión y transportación de la droga en la cantidad citada.

e-consulta
Alberto Melchor
Puebla, México
Martes 12 de septiembre de 2017.


Un presunto delincuente murió tras ser atropellado por un tráiler que era conducido por uno de sus cómplices cuando intentaban huir de la Policía Federal, en la Autopista México-Puebla, a la altura del Municipio de Santa Rita Tlahuapan.

De acuerdo con las investigaciones, tres sujetos armados se percataron que el operador de la unidad cargada con aceite vegetal se detuvo a la altura del Paraje El Pipirín.

Tras golpearlo y amarrarlo, los presuntos delincuentes lo despojaron del tráiler y huyeron con dirección hacia Río Frío, donde retornaron para dirigirse a la ciudad de Puebla.

Cuando la empresa IPSA Industrial Patrona S. A. de C. se percató vía satelital que el tráiler estaba fuera de ruta, alertó a los elementos de la Policía Federal.

Los uniformados se percataron que la unidad de carga circulaba con dirección a la Angelópolis, por lo que empezaron a seguirla.

A la altura del kilómetro 80+500, los delincuentes abrieron fuego en contra de los uniformados, quienes repelieron la agresión.

Posteriormente, uno de los asaltantes saltó para intentar huir, pero las llantas del tráiler le pasaron encima, por lo que murió de manera inmediata.

Por lo anterior, los cómplices del fallecido abandonaron la unidad de carga y huyeron con rumbo desconocido, sin que hasta el momento las autoridades hayan logrado ubicarlos.

Los policías federales encontraron a un costado del cuerpo una pistola calibre .9 milímetros, la cual utilizó el presunto delincuente para dispararles.

Reforma
Andrés Sánchez / Corresponsal
Ciudad de Puebla, México
Domingo 13 de agosto de 2017.


La Fiscalía General del Estado (FGE), aun no reconoce ningún posible móvil


El titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes Andrade anunció que coadyuvaran en las investigaciones para esclarecer el homicidio de un bebé de dos años y la violación de su madre y hermana en la autopista México-Puebla, a la altura de San Martín Texmelucan.

Cervantes Andrade detalló que si bien se trata de un tramo carretero federal, no atraerá por completo el caso a fin de que la Fiscalía General del Estado (FGE) participe y apoye con la proximidad al lugar de los hechos.

"Lo que se tiene que hacer en este tipo de casos es hacer investigación adecuada, poder llegar a los culpables (...) sí, es federal, lo investiga la Procuraduría –General de la República–, pero lo vamos a hacer en colaboración, eso es mucho más eficiente", detalló en entrevista para el noticiero Despierta con Loret.

El funcionario reprobó este crimen y consideró que fue un exceso de violencia el que se cometió contra está familia originaria de Quecholac, Puebla, cuando ocho sujetos los interceptaron para robarles su camioneta, asesinar a un bebé y abusar de su madre y hermana.

Crimen no debe de quedar impune: Cervantes Andrade

Enfatizó en que este tipo de crímenes no debe de quedar impune ya que incrementa la percepción de inseguridad en la ciudadanía.

"El espíritu que tienen los mexicanos es de que baje el sentimiento de que hay impunidad y la impunidad es una percepción", destacó Cervantes Andrade.

La Fiscalía General del Estado (FGE), aun no reconoce ningún posible móvil

Autoridades continúan sin alguna pista para dar con los presuntos responsables del asalto a una familia en la autopista México-Puebla, en el que el grupo armado mató a un bebé de dos años y violó a su madre y hermana.

La Fiscalía General del Estado (FGE) argumentar que aún no tiene ningún móvil como la principal línea de investigación.

Por su parte, la Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal (PF), comenzó una investigación por el homicidio del menor y la violación de las dos mujeres, e hizo una recreación de los hechos.

A poco más de 24 horas de ocurridos los hechos, autoridades no han reportado algún indicio de los sujetos que perpetraron el asalto, así como el paradero de los vehículos en que iban y de la camioneta que robaron a la familia.

Según el diario e-consulta, que recoge reportes de la PF, detalla que tras perpetrar el asalto, asesinato y doble violación en el kilómetro 93 de la autopista México-Puebla, los responsables huyeron por un camino peatonal que fue habilitado de forma clandestina para permitir el paso de automóviles a San Martín Texmelucan, sin pasar por la caseta.

Ayer se dio a conocer que ocho sujetos, en una camioneta Nissan, color blanco, y una Pickup, roja, interceptaron a la familia para robarles su vehículo, una camioneta Ford Ranger.

Se sabe que la familia regresaba de vacaciones, cuando el padre, Hilario, se detuvo para ir al baño, momento aprovechado por los agresores para abordarlos y exigirles que les entregaran la camioneta.

Mientras que Hilario fue sometido, sin recibir ni un golpe, los responsables le dispararon a su hijo de dos años, y abusaron sexualmente de su hija y de su esposa, para después dejarlos abandonados en el arroyo vehicular a las 2:30 de la madrugada del martes.

Proceso
e-consulta
Alberto Melchor
Puebla, México
Miércoles  3 de mayo de 2017.


 Luego de darse a conocer que un comando irrumpió en un hotel del municipio de Esperanza, Puebla, y se llevó a ocho personas que vestían uniformes de la Policía Federal (PF), la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que ningún elemento de esa corporación se hospeda en esas instalaciones.

“En relación con las diversas notas publicadas en medios de comunicación en las que refieren la supuesta privación ilegal de la libertad de ocho policías federales en un hotel ubicado en el estado de Puebla, es preciso señalar que ningún elemento de la Policía Federal se hospeda en dichas instalaciones”, precisó en un comunicado la tarde de ayer.

De acuerdo con la CNS, se realizó el pase de lista del personal desplegado de la Coordinación Estatal, de la División de Gendarmería y de control operativo, y se confirmó que no hubo ausencias y que todos los efectivos llevan a cabo sus trabajos habituales.

Alrededor de las 6 de la mañana del jueves 2 se informó que un comando tomó por asalto un hotel de Esperanza y se llevó al menos a ocho personas que se hospedaban ahí. Según testigos, los “levantados” vestían uniformes de la PF.

No obstante, el mismo día –en entrevista con el periódico Cambio– el comisario de la corporación en Puebla, Israel Aguirre Navarro, rechazó que tuvieran algún reporte de que elementos de esa fuerza hubieran sido las víctimas del “levantón”.

De acuerdo con los reportes, un número no determinado de sicarios irrumpió en el hotel “Karina” accionando armas de grueso calibre y causando destrozos, y enseguida sometió a un grupo de huéspedes que desde hace dos semanas ocupaba cuatro habitaciones de ese lugar y que, según empleados del lugar, cada que salían usaban uniformes de la PF.

Algunas versiones señalaban que en el ataque al menos uno de los sujetos murió, pero que los sicarios se llevaron con ellos el cuerpo, así como a los otros hombres que fueron trasladados en varios vehículos.

En las habitaciones 3, 4, 5 y 6 del hotel, ubicado entre las calles 3 Poniente y 6 Norte, quedaron rastros de sangre.

El lugar fue acordonado por elementos de las fuerzas de seguridad, así como de la Gendarmería y del Ejército.

Proceso
Ciudad de México
Lunes 6 de febrero de 2017.

En San Francisco Tláloc, Puebla, la población se organizó para expulsar a los "chupaductos"; aun así, el negocio clandestino sigue comandado por "La Negra"

San Matías Tlalancaleca. - Los minutos entre las 19:00 y las 02:00 horas no son tan importantes quizás en ningún lugar del mundo como lo son en San Francisco Tláloc. En este pueblo de 250 familias ubicado en el parte centro oeste del estado de Puebla, el sonido de los motores de camionetas y camiones sobre la carretera anuncian a sus habitantes que miles y miles de litros de combustible serán extraídos de los ductos de Pemex que vienen desde Veracruz y van hasta la Ciudad de México, para ser depositados en bidones que se ofrecerán en el mercado negro.

"De unos tres años a la fecha aumentó el movimiento de camionetas y camiones en el pueblo con contenedores, los veíamos estacionados en el camino para ordeñar los ductos o saliendo de las brechas ya cargadas de gasolina", comenta Luis, vecino de San Francisco Tláloc.

 En esta comunidad es una de las juntas auxiliares del municipio de San Matías Tlalancaleca. Sólo hay una carretera para ingresar calles a sus amplias, porque el pueblo está rodeado de tierras de cultivo, vegetación endémica y una pequeña formación montañosa que colinda con el estado de Tlaxcala.

Juan era hasta hace ocho meses un poblador más de la comunidad hasta que, junto con otros 60 habitantes, se armó de valor y coraje para enfrentar a la banda local que se dedica al robo de combustible y amenazaba la tranquilidad de San Francisco Tláloc.

Camina lento esta mañana de enero por la calle que lleva a la Iglesia de San Francisco de Asís, el inmueble tiene una gran cúpula en obra negra y es el único en el pueblo.

Se mueve con soltura, la playera azul marino delgada de manga larga, los pantalones de mezclilla y los tenis le permiten a Juan avanzar a grandes zancadas o correr si fuera necesario.

Cubriendo sus ojos del sol con la mano, cuenta todo lo que ha padecido la comunidad en el último año, desde que el negocio del combustible clandestino llegó para quedarse.

“Nosotros no molestábamos a los chupaductos, nos importa un cacahuete si se roban la gasolina porque ese es un problema de Pemex, pero los chupaductos se metieron con el pueblo, con nuestras familias", explica Juan.

La Silla Rota realizó una investigación en el denominado Triángulo Rojo que compone los municipios Esperanza, Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco, Acatzingo, Tepeaca, Acajete, Amozoc, Cuautlancingo, San Miguel Xoxtla, Huejotzingo, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, San Salvador el Verde y Domingo Arenas en Puebla.

La zona es considerada uno de los tres puntos donde más se roba combustible en el país.

Puebla ocupa el tercer lugar nacional en el delito de robo de combustible. En la zona por la que atraviesan los ductos de Pemex provenientes de la refinería de Veracruz a la Ciudad de México la delincuencia organizada formó la “Franja del Huachicol”, un perímetro de ordeña clandestina de combustible en distintos municipios.

En San Francisco Tláloc existe una guardia comunitaria contra los chupaductos formada en mayo de 2016, que tiene bien claro cómo funciona el saqueo de este bien de la nación. También el alcalde, los regidores y la policía municipal.

En entrevistas por separado las fuentes confirman el modus operandi de la banda principal, liderada por una mujer a la que llaman La Negra, quien se codea lo mismo con policías municipales –muchos de los cuales ya han sido dados de baja- que con soldados y agentes federales.

Es una hora al día, a veces hasta dos, la que los delincuentes tienen para extraer hasta cuatro mil litros de combustible.

Personal especializado de Pemex es reclutado por el cártel para sustraer combustible de los ductos, “no cualquiera sabe picarle a un ducto”, señala el guardia comunitario.

"Alguna gente de Pemex ayuda a los chupaductos, ellos son los tiene los horarios y las zonas por las que no fluirá el combustible, tienen la capacidad técnica para perforar el ducto y conectar la toma clandestina de manera segura", explica Juan, quien forma parte de la guardia comunitaria.

Para las tomas clandestinas utilizan válvulas de alta presión o de cerrado rápido, llaves de paso conectadas a mangueras de 1 a 2 pulgadas de diámetro.

El cártel perfora un ducto en San Martín Tlalancaleca y le entrega la administración a La Negra, ella se organiza con los chupaductos, también conocidos como huachicoleros, para establecer las horas de la ordeña y las rutas para salir del municipio con el combustible robado.

 La Negra y su hermano El Salinas, quienes les permiten sustraer diésel de una toma clandestina a 2 pesos el litro para que lo puedan revender de a 5 a 7 pesos el litro de combustible.

“La Negra”, la líder del Huachicol

Los rieles de tren, las bicicletas y los tanques de gas fueron los primeros artículos que comenzó a robar La Negra en San Francisco Tláloc, agrega Carlos, integrante de la guardia comunitaria que enfrentó a los huachicoleros.

“Del robo común La Negra pasó a la delincuencia organizada. Se hizo novia de un hombre que venía de Veracruz, que ya sabía de la ordeña de ductos de Pemex, así se inició en el robo de gasolina”, explica Carlos, también integrante de la guardia comunitaria y quien se cubre la boca con la mano como para evitar que vean que hizo el señalamiento.

"Ella (La Negra) llega ofreciendo dinero o mujeres a los funcionarios y soldados, si no aceptan, los amenaza”, cuenta Juan, vecino e integrante de la guardia comunitaria de San Francisco Tláloc, una de las juntas auxiliares del municipio.

La Negra, joven de silueta seductora que acentúa con ropa entallada, de piel morena y cabello rojizo decidió sumarle a la “plata o plomo”, besos y caricias de mujer, lo que le ha redituado en favores y complicidad.

El guardia comunitario afirma que los militares le aceptan todo a La Negra y que por eso no detienen la ordeña de ductos de Pemex.

“Les da $6 mil pesos a los militares para que vayan a dar una vuelta a otro lado y así su gente pueda seguir robando diesel por una o dos horas”, comenta Juan.

“Como los soldados están de paso agarran lo que les da La Negra, dinero y mujeres, no vigilan, siguen los chupaductos, luego cambian a los soldados, así se van con dinero y bien cogidos los cabrones”, afirma Juan.

Un funcionario del gobierno de San Martín Tlalancaleca, que pidió el anonimato por cuestiones de seguridad, narra que la gente de “La Negra” le ofreció $50 mil pesos semanales a cambio de “dejarla trabajar en paz”.

Tiene a sus operadores de sobornos, ella nunca hace las ofertas directamente, así en caso de una denuncia penal, su nombre y alias no aparecerán.

“Mandó a unos tipos a verme y proponerme una cuota semanal para que los policías municipales no les digan nada ni detengan huachicoleros”, explica.

La pareja de La Negra tenía contactos con un cártel del narcotráfico con presencia en Veracruz y que también dedicado al robo de combustible, platica Carlos, el guardia comunitario.

Ese hombre sabía que por San Martín Tlalancaleca pasaban los ductos de Pemex, y con los conocimientos de La Negra de los caminos y las brechas, ambos integraron una alianza perfecta para la ordeña de combustible.

Cuenta que “de un día para otro comenzaron a circular camionetas con contenedores llenos de gasolina por la madrugada, después fue por la mañana y ya en un descaro total a cualquier hora, comenzaron a circular automóviles y camionetas de lujo que no se veían por aquí, y todo fue a partir de que La Negra se hizo novia de señor de Veracruz”, relata.

Él murió en un accidente, por lo que La Negra y su hermano “El Salinas” heredaron el negocio de chupar ductos.

La Negra tiene entregarle un millón de pesos mensuales al cártel por la toma clandestina, por lo que ella pacta el precio del combustible con los huachicoleros para juntarles el dinero. Lo que junte después de millón de pesos es la ganancia de ella y su gente.

Dos pesos por litro de diésel es el precio que da La Negra a los chupaductos, mientras que en las gasolineras se vende a 17 pesos, señalaron vecinos, guardias comunitarios y autoridades municipales consultados por La Silla Rota.

Los huachicoleros la contactan y le informa cuantos contenedores de mil litros o cuantos bidones quieren llenar del diésel robado.

A San Matías Tlalancaleca llegan huachicoleros de municipios como Tlahuapan, San Salvador el Verde, Huejotzingo, Palmar de Bravo, San Martín Texmelucan, y del estado de Tlaxcala.

Los chupaductos revenden el diésel a un precio de 5 a 7 pesos en carreteras, incluso a empresas de transporte que compran grandes volúmenes para sus flotillas.

“Algunas empresas compran el diésel robado, así se ahorran más de la mitad del precio que en una gasolinera donde cuesta 17 pesos”, explica el funcionario San Matías Tlalancaleca.

Daniel, guardia comunitario, agrega que los huachicoleros ya manejan volúmenes importantes de combustibles y buscan maneras de almacenarlo mientras consiguen compradores, “quisieron contratar a uno de mis tíos para hacer una cisterna dentro de una habitación en una casa de Texmelucan, con muros reforzados para evitar escurrimientos de diésel”.

Se queja de la falta de acción de las autoridades para detener este ilícito, “a la fiscalía le hemos dado nombres y direcciones, pero no sabemos de alguna orden de aprehensión en contra de los huachicoleros”.

Sin hostigamiento ni acoso ministerial, La Negra mantiene su imperio de robo de combustible.

Guardia comunitaria

“Que instalen una base militar, y si no fuese así, les pido que nos unamos todo el pueblo, pero a la chingada los pinches delincuentes (los huachicoleros)”, propuso Oscar Anguiano Martínez, presidente municipal de San Martín Tlalancaleca, en una reunión ante los reclamos de seguridad que le hacían los vecinos de San Francisco Tláloc en mayo de 2016.

Unas horas antes elementos de la Policía Federal persiguieron una camioneta de chupaductos, estos últimos dispararon contra los uniformados en las calles del pueblo.

El riesgo de que algún un niño o mujer resultaran heridos por las balas encendió la rabia popular, vecinos buscaron al presidente municipal para que garantizara la paz y la tranquilidad de la comunidad.

En una reunión afuera de la junta auxiliar de San Francisco Tláloc, el presidente municipal hizo un llamado a presionar al gobierno federal y estatal, “si hoy no se monta un operativo, les invito a que tomemos la presidencia municipal, no me interesa, que se tome la autopista federal, pero todos unidos. Y aquí al pendejo que encuentre que está involucrado (con los huachicoleros) va chingar a su madre”.

Ante los vecinos, Oscar Anguiano Martínez reconoció que había policías municipales coludidos con los huachicoleros, “el pinche dinero ha rebasado los intereses de las personas, y en un momento dado a la policía municipal la voy a cambiar, pero con esos cabrones por desgracia, pasará lo mismo, entra un piche policía, entra otro, la pinche lana”.

En esa reunión comenzó a gestarse la guardia comunitaria y el presidente municipal vio con buenos ojos la organización ciudadana, “cuando nos rebasa el crimen, por desgracia el pueblo tiene que tomar justicia”.

Anunció que respaldaría las decisiones que tomara la comunidad, “vamos a hacer lo que tengamos que hacer, tenía que llegar el momento donde la gente tenía que tomar las armas para defender a su familia y hoy lo están haciendo".

La presencia de los huachicoleros se había incrementado en San Francisco Tláloc desde enero de 2016, los vecinos advertían a los policías, pero no les hacían caso.

San Martín Tlalancaleca tiene salida a la autopista México-Puebla para llegar al sur a San Salvador el Verde y San Martín Texmelucan, al norte Tlahuapan y Domingo Arenas en Puebla, además colinda al oeste con el municipio de San Antonio Atotonilco de Tlaxcala, por lo que en caso de una persecución policiaca los huachicoleros tienen opciones para emprender la huida.

“Hubo patrullas escoltando, y ellos mismos negociando con los huachicoleros, por eso fue que nació ese resentimiento y coraje hacia la policía municipal”, explica David, integrante de la guardia comunitaria, mientras camina por las calles de la comunidad para evitar que los “halcones” de los chupaductos se den cuenta que da una entrevista.

La ordeña de ductos comenzó de manera esporádica y discreta en San Matías Tlalancaleca, se hacía en la madrugada, a las 2 o 3 de la mañana.

Las excentricidades de los huachicoleros, como manejar un Mustang GT en una comunidad dedicada al campo y el comercio, llamaron la atención de niños que abandonaron la secundaria para integrase como “halcones”, es decir, vigilantes al servicio de la delincuencia.

De circular únicamente en las madrugadas, aumentaron las camionetas con combustible robado, dejaron de utilizar a San Francisco Tláloc como cruce a la carretera para usarlo también de escudo y escondite.

Los huachicoleros dejaban las camionetas estacionadas frente a los domicilios cargadas de gasolina, a veces tenían derrames y las abandonaban. En al menos dos ocasiones los vecinos evacuaron San Francisco Tláloc ante el temor de una explosión o incendio de grandes dimensiones por el combustible derramado en las calles.

“Hasta que vimos que de plano las autoridades no hacían nada por nuestra seguridad se decidió hacerlo por nuestra propia cuenta, se decidió unirse poner un acto definitivo esto”, comenta David mientras enciende un cigarro sin filtro.

Recuerda que la persecución de la Policía Federal a los huachicoleros fue el detonante de la organización de la guardia comunitaria.

“Desde ese momento se decidió cuidar el pueblo, cuidarnos los unos a los otros, eso fue lo que llamó la atención de las autoridades del gobierno estatal, porque a partir de ese momento se decidió formar la guardia comunitaria, invitar a todo el que quisiera, al que le importara su pueblo, que es el hogar de los que aquí vivimos y sus familias a unirse, a forma a una no especie de policía, porque no teníamos uniforme ni nada, pero si a defender la tranquilidad y seguridad del pueblo y sus habitantes, ahí es como se forma la guardia comunitaria”, explica David y vuelve a colocar el cigarro en la boca.

Los vecinos reunieron los rifles de cacería de conejos, machetes, palos, palas y picos para integrarlo como armamentos, y buscaron camionetas para poder realizar los patrullajes.

El punto de reunión fue el edificio de la presidencia auxiliar de San Francisco Tláloc, “teníamos una patrullita, una Nissan, pero no cabían, y no soportaba el peso, entonces lo que se hizo fue solicitar una patrulla grande al municipio, exigirle al presidente, ese mismo día la proporcionó a la guardia comunitaria”.

“Se salía a patrullar hasta la madrugada pues, cuando ya se veía que todo estuviera tranquilo, que se viera que no había nadie en riesgo en la calle, era como ya se repartían en sus casas, y al día siguiente lo mismo, y así fue turnándose, porque finalmente somos gente civil que tiene que trabajar de manera honesta para hacer llegar el sustento en los hogares”, precisa David.

En los primeros días no hubo presencia de huachicoleros, pero tres días después iniciaron las amenazas para que desistieran de vigilar las calles y permitirles el paso.

“Empezaros a llegarnos las amenazas, que iban a venir por nosotros, por nuestras familias, a nuestras casas, infinidad de amenazas, pero pasados unos días los muchachos estuvieron más tranquillos, sabían que esta es nuestra casa, nuestro hogar, si nosotros nos debilitados, nos dividimos, qué va a pasar, al contrario, debemos de reforzar la seguridad y hacerles llegar a esos tipos que directamente y contra ellos, no es nada personal, ellos lo hicieron personal contra nosotros”.

Los vecinos de San Francisco Tláloc tienen claro que no defienden el combustible de Pemex, si no la tranquilidad de las familias del municipio.

“De las veces que ellos estuvieron allá (en el cerro) sacando combustible, nunca se les fue a declarar la guerra, pero ellos si no la vinieron a declarar al meterse con la seguridad de la población, pues aumentaron las amenazas hasta que definitivamente nos vinieron a balacear a la presidencia, a la guardia comunitaria”, asegura.

El 30 de mayo de 2016 “algunos (huachicoleros) vinieron en el momento en que las patrullas llegaron con la guardia comunitaria de hacer el rondín, llegaron repentinamente, sacaron las armas y pum, pum, pum, dispararon a quema ropa, de puro milagro no hubo lesionados”.

“Los muchachos sacaron las escopetas y repelieron la agresión, entonces fue cuando los persiguieron y atraparon a dos de ellos, los trajeron a la presidencia, y ya estaba reunida la gente y quería lincharlos”, relata David.

El ataque de los huachicoleros directamente contra la guardia comunitaria molestó a un grupo de habitantes, quienes optaron por quemar las 16 camionetas que los chupaductos dejaron en las calles.

Cristian, vecino de San Francisco Tláloc, aclara que se les prendió fuego a las camionetas por una razón estratégica, “se incendiaron porque de que sirve de que se las lleven si después los del gobierno se las regresan, mejor así que se las llevaran inservibles”.

La guardia comunitaria definió que no era una afrenta con los huachicoleros por el robo de combustible, sino por la seguridad de las familias, que Pemex, el Ejército y la Policía Federal son los responsables de detener la ordeña.

El acuerdo fue no dejar pasar a los huachicoleros por San Francisco Tláloc y no enfrentarlos, pero si hay una agresión se defenderían. Impedir el cruce por el pueblo provocó la disminución del robo de combustible en el municipio.

De julio a diciembre de 2016, los vecinos de San Francisco Tláloc y con apoyo de la policía local han asegurado 40 vehículos de carga en los que se trasladaban contenedores con unos 150 mil litros de diésel robado a la empresa paraestatal.

La guardia comunitaria ya no patrulla las calles, pero si vigilan, están atentos y comunicados, alertan a las autoridades, los ciudadanos que pueden hacerlo, llevan a su trabajo las armas para que en caso de ser necesario reaccionar de inmediato para defender el pueblo.

“Siempre hemos dicho que es un tema federal, nosotros no estamos encargados de cuidar los ductos, pero sí para brindarle la seguridad a la ciudadanía”, expone en entrevista Adrián Flores, regidor de San Francisco Tlalancaleca.

“Al principio tuvo que impedirse el paso por el municipio, si bien es cierto que no cuidamos los ductos, teníamos que cuidar que ya no se creara tanta inseguridad o tanto vandalismo en las calles, lo que ocasionaba la inconformidad de la gente”, señala.

El regidor reitera que no es un combate frontal a los huachicoleros, ya que es de competencia federal, sino sólo impedirles el paso y que si aseguran una camioneta con combustible es puesta a disposición de las autoridades estatales y federal.

“No dejar pasar gente armada, delincuencia organizada, no es una declaración de guerra porque finalmente no es nuestra competencia cuidar los ductos, pero es una demanda de la cuidar a la ciudadanía”, explica.

“Las autoridades ya tienen nombres y es competencia de ellos, con santo y seña y dónde viven, esos nombres ya existen en investigaciones que está haciendo la autoridad y ya no es nuestra competencia, hay bastantes personajes que se dedican a esto”, afirma Adrian Flores.

Con organización y valor, los vecinos de San Francisco Tláloc formaron la guardia comunitaria para expulsar a los huchicoleros, y brindarse la seguridad que las autoridades constituidas no pueden garantizarles.

De acuerdo a cifras de la paraestatal, en los primeros seis meses del año pasado en la entidad se identificaron 601 tomas clandestinas, lo que representa casi tres tomas diarias detectadas, una cada ocho horas.

En entrevista con La Silla Rota, Cristina Ortiz vocera de la Fiscalía de Puebla aclara que el robo de combustible es un delito federal y que la dependencia estatal sólo actúa si existe flagrancia, que los detenidos y los automotores asegurados son remitidas a la delegación estatal Procuraduría General de la República.

La Secretaría de Seguridad Pública de Puebla entre el 2015 y el 2016 recuperó un millón 71 mil litros de combustible robado en la entidad, que equivale a 44 mil 625 litro al mes.

En los dos últimos años el combustible en promedio se vendió a 15 pesos en gasolineras, por lo que las autoridades habrían decomisado gasolina y diésel por un monto de 16 millones 065 mil pesos.

“Se han asegurado 469 vehículos y se han puesto a disposición a 144 presuntos delincuentes”, revela la vocera de la Fiscalía de Puebla.

En promedio en cada vehículo asegurado se confiscaron mil 465 litros de combustible diarios en los dos últimos años.

La Silla Rota solicitó a la Secretaría de la Defensa Nacional para conocer su postura respecto a los señalamientos de los pobladores de San Francisco Tláloc de que algunos soldados recibían dinero de la La Negra y los huachicoleros para permitirles la extracción de combustible de las tomas clandestinas, y al cierre de este reportaje respondieron que “seguía en trámite”.

Policía Federal, Seguridad Física de Pemex y el Ejército no han podido contener el robo de combustible, delito que podría crecer a partir del alza en los precios de la gasolina y el diésel, los pobladores de San Francisco Tláloc dan una muestra de que si se puede combatir a los huachicoleros en Puebla.

Unidad de Investigaciones Especiales LSR

Dirección: Sandra Romandía

La Silla Rota
Paris Alejandro Salazar
Investigaciones especiales
San Matías Tlalancaleca, Puebla
Domingo 29 de enero de 2017.

Muere asaltante en balacera ¡En pleno bulevar 5 de Mayo!

Ante la ola de inseguridad que se ha desatado en la entidad, el mandatario Rafael Moreno Valle anunció que su gobierno contratará 150 elementos de la Policía Federal (PF) o militares durante los meses de diciembre y enero.

Apenas esta tarde, un presunto asaltante murió durante una balacera que se desató en el barrio de Xanenetla, en el centro histórico de esta ciudad, cuando tres sujetos trataron de asaltar un camión de valores que transportaba equipos de una tienda de telefonía

Los guardias de seguridad de la tienda repelieron a balazos la agresión y lograron herir a uno de los asaltantes, quien murió en el estacionamiento de una tienda departamental.

También este día un comando asaltó a los usuarios que se encontraban en el interior de la sucursal Banamex de la colonia Humboldt de esta ciudad.

Apenas ayer se registró otro hecho violento, cuando en pleno mediodía dos sujetos asesinaron con arma de fuego a un supuesto cuentahabiente que se resistió a un asalto cuando transitaba por las concurridas calles de Zavaleta y Camino Real a Cholula.

Además, en al menos seis colonias de esta ciudad se han registrado intentos de linchamiento de presuntos delincuentes, luego de que los vecinos aseguran estar hartos de los constantes robos y asaltos que padecen en los últimos meses.

Igual se han disparado los asaltos a los pasajeros de camiones urbanos. En el mes de octubre, dos personas fueron asesinadas por oponer resistencia a los delincuentes.

Cuestionado sobre esta ola de hechos delictivos, Moreno Valle reconoció que se registra un aumento en el número de homicidios en Puebla, pero aseguró que este índice es aún por debajo de la media nacional.

“Entendemos la difícil situación geográfica del estado, (pero) seguimos siendo de los estados más seguros, a veces se generan percepciones no apegadas a las cifras”, justificó.

Sin embargo, dijo que su gobierno, al que sólo le restan menos de tres meses, cuenta con un presupuesto de 25 millones de pesos para contratar policías o militares para reforzar la seguridad en la época navideña y el arranque de 2017.

“Vamos a contratar a la Policía Federal, como ya lo habíamos hecho, también a elementos de la Policía Militar para ver cuántos elementos tienen disponibles, hasta ahorita no nos han contestado, pero tenemos recursos para contratar a 150 elementos”, declaró.

Luego precisó que con estos uniformados se reforzará la seguridad del centro histórico y de las zonas más concurridas de Puebla.

Muere asaltante en balacera ¡En pleno bulevar 5 de Mayo!

Un grupo de tres sujetos intentaron asaltar una camioneta de la empresa de traslado de valores Bicéfala, a un costado de la tienda departamental City Club de Xanenetla

Un presunto asaltante murió en una balacera desatada tras el intento de robo a una camioneta de valores. Los hechos ocurrieron a un costado de la tienda City Club, ubicada en el barrio de Xanenetla, en pleno Centro Histórico.

El enfrentamiento ocurrió después de las dos de la tarde, cuando tres sujetos armados atacaron la camioneta de valores que llevaba equipos de telefonía celular a la tienda Telcel de Xanenetla.

Los custodios de la empresa repelieron el ataque e hirieron a uno de los tres ladrones, el cual murió unos minutos después en el estacionamiento del City Club.

Los disparos provocaron la alerta de los vecinos, quienes denunciaron los hechos en redes sociales.

Al número de emergencias 911 reportaron los disparos, y en estos momentos personal de la Fiscalía General del Estado y la Policía Municipal acordonaron la zona mientras se espera que inicien con el levantamiento del cadáver.

Después se reportó que alrededor de las 14:30 hubo una tentativa de robo a repartidor de celulares Telcel. Los ladrones viajaban en un vehículo Pointer color azul, que lleva un impacto de arma de fuego en la cajuela. Abordo iban tres sujetos, probables responsables, de 25 a 30 años con corte militar sin playeras, que se dieron a la fuga sobre calzada Zaragoza, con rumbo hacia los fuertes.

Proceso / P. Central
Gabriela Hernández
Edmundo Velázquez
Ciudad de Puebla, Pue.
Jueves 17 de noviembre de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter