La leyenda del rock y ex Pink Floyd Roger Waters pidió este viernes a los ciudadanos “no votar a neofascistas como (Jair) Bolsonaro y (Donald) Trump “, en una conferencia en Montevideo en la que criticó duramente a Israel y abogó por la existencia de un Estado palestino.

Waters, músico y conocido activista político que dará un concierto en la capital uruguaya el sábado, llamó a “pararse y enfrentarse” a la injusticia en el mundo, y cuando fue consultado desde la audiencia sobre la decisión de Trump de trasladar la embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, respondió: “Dudo si perder parte de mi preciosa respiración en ese tipejo”.

Al mismo tiempo, pidió a los electores “no votar a neofascistas como (el recientemente electo presidente de Brasil Jair) Bolsonaro y Trump”.

La mayor parte de su charla, que tuvo lugar en la sede de la central sindical uruguaya PIT CNT, estuvo destinada al conflicto israelo-palestino.

“Todos recordamos 1948” no solo por la fundación de Israel sino por la Declaración Universal de Derechos Humanos “que es para todo el mundo”, sostuvo.

Los palestinos “no tienen derechos y el resto del mundo no está haciendo nada”, lanzó. “Todos merecemos derechos humanos básicos”, sostuvo.

Además, acusó a Israel de no tener “intención” de que exista un Estado palestino.

“Nunca tuvieron intención de que existiera un Estado palestino, no la tienen ahora”, enfatizó.

El evento, denominado “Palestina y los derechos humanos hoy”, se realiza durante la gira del músico que incluye Uruguay, Brasil, Paraguay, Argentina, Chile y Perú.

AFP
Montevideo, Uruguay
Sábado 3 de noviembre de 2018.


Después de interpretar “Speak to me”, el fundador de la legendaria banda Pink Floyd saludó a todos sus seguidores con un “hola”, por lo que los gritos y la emoción creció


El compositor británico Roger Waters ofreció un concierto gratuito en el Zócalo capitalino ante más de 100 mil personas que pusieron la Plaza de la Constitución a su máxima capacidad a pesar de la lluvia.

A un lado de la Catedral Metropolitana se colocó una gran pantalla en el que se exhibieron diversas animaciones como una superficie lunar, misma escenografía que tuvo el músico en sus presentaciones de esta semana en el Foro Sol.

Después de interpretar “Speak to me”, el fundador de la legendaria banda Pink Floyd saludó a todos sus seguidores con un “hola”, por lo que los gritos y la emoción creció.

La velada arrancó en punto de las 20:00 horas el músico apareció junto con sus músicos, batería, guitarras, instrumentos de viento y coristas.

Para la seguridad de todos cientos de policías custodiaron los alrededores del Centro Histórico; además se contó con servicio de ambulancias, así como con el apoyo de elementos de protección civil y bomberos.

Llegaron desde temprano
 
Los seguidores del cofundador de la icónica agrupación Pink Floyd llegaron provenientes de todo México para ser testigos del magno espectáculo.

Desde temprana hora, las calles de Francisco I. Madero, 20 de Noviembre y 5 de mayo lucieron abarrotadas de gente ataviada con prendas alusivas a Waters y Pink Floyd.

Armando Escobar llegó al Zócalo el sábado después del mediodía acompañado de su hijo de tres años y su joven esposa embarazada, ilusionado de escuchar por primera vez en vivo las canciones que durante años han musicalizado su vida.

Desde que se supe que venía Waters a México se rumoró que se presentaría en el Zócalo y le dije a mi esposa 'tenemos que ir''', contó el joven originario de la capital mexicana.

Durante su visita al país, el artista también presentó el documental "The Occupation of the American Mind", de 2016, para el que prestó su voz como narrador.

En un breve acto realizado el viernes en la Cineteca Nacional, el músico denunció que el filme ha sido censurado en las salas de cine y en estaciones de televisión en Estados Unidos.

La cinta dirigida por Loretta Alper y Jeremy Earp analiza la cobertura de los medios de comunicación estadounidenses del conflicto palestino-israelí. Waters es un conocido activista y crítico de la política judía en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania.

La visita del cofundador de Pink Floyd a México fue el preámbulo de su participación en el Desert Trip, el festival californiano que reunirá a varios de los nombres más legendarios de la historia del rock, entre ellos The Rolling Stones, Bob Dylan y McCartney durante los dos próximos fines de semana.

Notimex / AP
Ciudad de México
Sábado 01/10/2016.


Un intenso viaje entre rock, psicodelia y protesta política enmarcó el primer concierto del británico Roger Waters en la capital mexicana, quien se presentó anoche en el Foro Sol y donde arremetió contra el candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

El show arrancó pasadas las 21:30 horas en un ambiente frío que se sentía en la ciudad, luego de una fuerte lluvia que desapareció precisamente algunas horas antes para recibir al exlíder de Pink Floyd, Roger Waters, y encender así a las 58 mil almas presentes.

Un paseo psicodélico emprendieron los fans de Waters, musicalmente envolvente al cobijarse, como telón de fondo, con una pantalla monumental que atravesaba el Foro Sol de lado a lado, semejando una media luna y donde se ofreció un recorrido de alta nitidez visual.

Imágenes del cosmos y del suelo lunar, las memorias de Pink Floyd de los años 60 y 70, incluso la nostalgia hacia el desaparecido vocalista de la banda, Syd Barrett (1946-2006), así como los colores chillantes de la época en tiempos del “amor y paz”, fueron algunos pasajes que se apreciaron en una pantalla que apenas dejaba ver al rockero y su agrupación.

Speak to Me, Breathe y Set the controls for the heart of the sun, levantaron los ánimos alucinantes que se desbordaron especialmente cuando se escucharon los acordes de Time, sintiéndose los primeros alaridos de la audiencia.

Posteriormente, el escenario se transformó en la fábrica que ilustra al disco Animals (1977) y se escuchó Pigs, misma que prendió el alma contestataria y de crítica, al aparecer fotogramas contra Donald Trump, donde se veía al aspirante republicano en un montaje semejando a un cerdo y que por su boca escurría vómito. Le siguió de esta manera Another Brick In The Wall, mientras de fondo se veía el mensaje: “Trump eres un pendejo”.

Un cerdo aerostático empezó a flotar sobre el público de las primeras filas y se alcanzaba a ver en todo el Foro, con una serie de consignas en directo apoyo a los desaparecidos estudiantes normalistas de Ayotzinapa y que la letra decía: “43 nos faltan y Miles Más”, “Vivos los queremos” y “Fue el Estado”.

Le prosiguió Mother, misma que le dio la apertura para establecer sus consignas hacia el presidente de México, sin que en ningún momento enunciara su nombre visualmente se fondeó: “Renuncia Ya”, a lo que le siguieron las rechiflas de los asistentes.

Roger Waters apareció para leer una carta que traía en sus manos con dedicatoria al mandatario:

“Señor presidente, más de 28 mil hombres, mujeres, niñas y niños han desaparecido. Muchos de ellos durante su mandato, desde el 2012. ¿Dónde están? ¿Qué les pasó? El no saber es el castigo más cruel. Recuerde que toda vida humana es sagrada; no sólo la de sus amigos.”

Con un español entrecortado pero entendible, concluyó:

“La gente está lista para un nuevo comienzo, es hora de derribar el muro de privilegios que divide a los ricos de los pobres; sus políticas han fallado. La guerra no es la solución. Escuche a su gente, señor presidente; los ojos del mundo lo están observando”.

Con ello parecía que concluiría el show, sin embargo, para deleite de las multitudes continuó para dar cerrojazo con Run Like Hell, Vera, Bring The Boys Back Home, y finalmente Comfortably Numb, dejando satisfechos a sus fans poco más allá de la media noche.

Proceso
César Muñoz Valdez
ciudad de México
Viernes 30 de septiembre de 2016.

El guitarrista de Pink Floyd regresa con su cuarto álbum en solitario, 'Rattle that Lock', después de poner punto final a la banda más importante del rock progresivo

Es el guardián de un nombre clave en la historia de la música, el hombre que el año pasado resucitó al grupo más importante del rock progresivo para honrar a su ex compañero Rick Wright (1943-2008) y el guitarrista que ahora regresa con 'Rattle That Lock' (Sony), su cuarto disco en solitario. Un proyecto que tuvo que aparcar para ultimar 'The Endless River', el punto y final de la carrera de Pink Floyd. Pero a pesar de las muertes, de los cierres de etapas y del inexorable paso del tiempo (tiene ya 73 años), David Gilmour quiere seguir luchando por combatir la injusticia en el mundo y por lanzar un mensaje vitalista: "Aprovecha el momento".

"Realmente no podría decir si éste es el disco más atrevido de mi carrera; tendría que decirlo otro. Es un poco más alegre que el último, desde luego. Eso puede que tenga que ver con el entorno de mi vida. Actualmente vivo en Brighton, donde hay mucha actividad, mucha gente y mucha vida, al contrario de cuando mi existencia era rural, cuando publiqué 'On an island'. Todas estas cosas pueden tener una gran influencia en la manera en la que sale la música, pero no hay un movimiento consciente en esa dirección. No hice el esfuerzo de incluir canciones de ritmo más rápido, aunque sí son un poco más alegres de lo que acostumbra a ser mi estilo". David Gilmour habla así de su primer disco en nueve años, cuyo proceso de grabación tuvo que interrumpir para lanzar, en 2014, 'The Endless River', el álbum de despedida de Pink Floyd y homenaje al teclista Rick Wright.

"Apartar este álbum y continuar con 'The Endless River'... Hubo un momento inicial de irritación porque tuve que parar lo que estaba haciendo, algo en lo que estaba muy centrado y disfrutaba mucho, pero en pocos días estaba totalmente concentrado otra vez, pensando en lo que tenía que hacer y metido completamente en una nueva estructura mental. Estos cambios de foco suceden a veces en la vida y simplemente tienes que seguir adelante. No se trata de deshacerse completamente de un mundo y entrar en otro; sencillamente, sigo adelante".

"Lo de trabajar sin Rick...", medita Gilmour. "Él está constantemente mirándome sobre el hombro y yo estoy constantemente pensando qué tenemos que añadir a esa canción en particular. Darte cuenta de que no tienes a la persona que te gustaría tocando el piano o el órgano o lo que sea, o teniendo que pensar en otra gente o en hacerlo tú mismo... Esta vez yo me he encargado de una gran parte y ese proceso es mucho más fácil hoy en día, gracias a la moderna tecnología de estudio, haciendo trampas y haciéndolo todo tú solo. Pero es una gran tristeza, y el pensamiento de cuánto podría haber ayudado él en esto está siempre ahí".

En cuanto al legado de Pink Floyd, "no es algo consciente. Es parte de mí, es parte de ese sonido y ése es el sonido que me gusta. Obviamente, existe una gran influencia, pero no hay un respeto extremo a cómo debe ser una idea, o si debe ser diferente de Pink Floyd; simplemente me gusta trabajar en lo que llegue y suene bien. Realmente no soy consciente de que la gente escuche y haga comparaciones. Yo no las hago".

Hay un tema que recorre todo el disco y es "aprovecha el momento", explica Gilmour. "Es una narración de un día y las cosas que podrías estar haciendo o que podrías estar pensando a lo largo del día. Se trata de una temática amplia, pero realmente te ayuda a centrarte en lo que estás intentando conseguir y darle un hilo conductor. Es difícil decir si en realidad soy yo, porque la mayor parte de las canciones, de las letras, fueron escritas por Polly [Samson, su esposa y colaboradora] y no somos una sola persona; somos dos seres humanos y ella ha sido más libre en este disco en cuanto a la composición de las canciones que en discos anteriores, cuando creía que debía intentar descifrar lo que yo estaba pensando y convertirse en ti de alguna manera. Estamos de acuerdo en un gran porcentaje de lo que hacemos, así que no resulta muy difícil".

De Polly fue la idea de la canción que da título al disco: "Ella es una entusiasta de 'Paradise Lost' de John Milton y de hecho ese entusiasmo ha contagiado su libro, 'The Kindness', que acaba de publicar recientemente y ha influenciado esta canción a la vez que es una canción contra la apatía; trata de luchar contra lo que crees que está mal en este mundo en el que vivimos cada vez más controlado por los gobiernos, y en el que tenemos cada vez menos libertades. Trata de lo bien que te sentirías si pudieras rebelarte contra estas cosas, alcances o no tus objetivos". Más que una vena anti-stablishment, Gilmour dice tener "una vena anti-injusticia".

Producido por su amigo y colaborador Phil Manzanera (Roxy Music), 'Rattle that lock' cuenta con la colaboración de David Crosby y Graham Nash en 'A boat lies waiting'. "Son viejos amigos míos. Conozco a Graham desde que estaba en The Hollies; siempre han grabado en Abbey Road Studios a finales de los 60, antes de irse a EEUU. A través de él conocí a David y hemos sido amigos desde entonces. Ambos cantaron en mi álbum 'On an Island' en 2006 y sus voces suenan muy bien juntas. También cantaron conmigo en la gira, así que el paso siguiente era invitarlos a cantar en el tema, que fue creado con una sección de armonía de tres partes que abarca toda la canción. Son fuerzas vivas y sus voces suenan muy bien juntas".

El Mundo
Matt Everitt
Madrid, España
Sábado 19 de septiembre de 2015.

El músico británico y ex integrante de la banda Pink Floyd, Roger Waters, declaró en una entrevista para la revista Rolling Stone que Donald Trump es un “cerdo ignorante”.

El líder de la legendaria banda Pink Floyd dijo que el magnate “es un cerdo ignorante, siempre lo ha sido y lo será. Vive en la ilusión de que es admirable de alguna manera. Y, obviamente para alguien como yo, él representa todo lo que no es admirable de la sociedad estadounidense”.

Durante una entrevista, Roger Waters declaró que el pre candidato republicano, es un “epitome de todo lo que pueda ser considerado malo”.

Waters admite que aunque se ha divertido con las ideas de Trump, pero sólo hasta cierto punto.

El músico habló de la exposición que los medios de comunicación le dan Trump, donde la prensa estadounidense sólo informa de algunas de sus ideas y por esa razón las personas creen en sus “tonterías”.

La sugerencia de Donald, Trump y su contrincante, Scott Walker, sobre crear fronteras con México y Canada, irritan al músico.

El próximo 29 de septiembre, el músico estrenará su documental “Roger Waters The Wall”, en que se resumen tres años de su última gira mundial “The Wall Live”.

Sin Embargo
Ciudad de México
Miércoles 16 de septiembre de 2015.

El músico británico reveló en entrevista con la revista Classic Rock, que la banda que le dio el reconocimiento mundial, se terminó

La salida al mercado de The Endless River en 2014, el más reciente álbum de estudio de la banda británica Pink Floyd, fue el preámbulo del anuncio que ayer la revista especializada en música Classic Rock dio al mundo: la emblemática banda de rock progresivo se terminó.

Con la entrevista realizada por la revista a David Gilmour, guitarrista de la banda, con motivo de los 50 años de existencia de la agrupación, la publicación británica terminó con la esperanza de millones de fans alrededor del mundo de ver a Pink Floyd en vivo con una futura gira mundial.

En 2014, con la salida del décimo quinto disco de estudio de Pink Floyd, Gilmour comentó a la prensa especializada que esa producción —la primera después de 20 años sin editar una nueva placa— sería la última que la banda creada en 1965 lanzaría al mercado.

“Rick ya no está y esto es lo último que saldrá de nosotros. Estoy seguro que no habrá ningún tipo de seguimiento de esto.

“Mi esposa piensa que la última canción del álbum, Louder Than Words, la letra es una muy buena manera de salir de esto, es una buena forma de describir la simbiosis que tenemos, o bueno, que tuvimos”, dijo Gilmour en una entrevista para Billboard el año pasado.

Ahora, con el 50 aniversario de creación de Pink Floyd, el guitarrista se tomó el tiempo para hablar con la publicación británica —que dedica su portada a la banda— para anunciarle al mundo, entre otras cosas, que el proyecto que comenzó hace medio siglo, llegaba a su fin.

“Se acabó. He estado durante 48 años en Pink Floyd y esos años, que se consideran son los de nuestro apogeo, fueron en un 95 por ciento musicalmente satisfactorios, alegres, llenos de diversión y de carcajadas, y estoy seguro que no quiero dejar que el otro cinco por ciento nuble mi visión de lo que fue un increíble y largo tiempo juntos.

“Ha seguido su curso, pero hemos terminado y sería muy falso volver y hacerlo de nuevo”, se lee en las páginas de Classic Rock.

David Gilmour se unió a Pink Floyd en 1967, dos años después de la formación de la banda, cuando los aún estudiantes Syd Barrett, Nick Mason, Richard Wright y Roger Waters buscaban un lugar en la escena musical. Un año después de la llegada de Gilmour, Barrett abandona el grupo y muere en 2006; en 1985 Waters también termina su paso por la banda y apenas en 2008 Wright también falleció.

“Hacerlo sin Rick estaría, simplemente, mal. Definitivamente no quiero regresar, no quiero ir y tocar en grandes estadios... bajo el estandarte de Pink Floyd. Soy libre de hacer exactamente lo que quiero y de la forma que yo quiera.

“Obviamente entiendo y acepto que haya personas que quieran ir a ver y escuchar esta leyenda que fue Pink Floyd, pero me temo que no es mi responsabilidad. Es sólo un grupo, no lo necesito, no estoy siendo tímido o difícil, pero en verdad pienso que a mi edad debería hacer lo que sea que realmente quiero hacer en mi vida”, agregó Gilmour, quien tiene entre sus planes tres presentaciones en el Royal Albert Hall de Londres.

Y con esta premisa, haciendo lo que verdaderamente quiere a sus 69 años, Gilmour continuará su camino en la música, pero en solitario.

Hace apenas dos meses el músico dio una probadita de Rattle That Lock, su cuarta producción discográfica fuera de Pink Floyd, durante una presentación en el Borris House Festival of Writing and Ideas en Carlow, Irlanda.

Será el 18 de septiembre cuando esta nueva producción salga al mercado.

Excélsior
Azul del Olmo
Ciudad de México
Sábado 15 de agosto de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter