Ciudad de México.- La brasileña Odebrecht ofreció al Estado mexicano pagar una reparación de 18 millones de dólares -menos de la tercera parte de las multas impuestas en México- y dar información sobre casos de sobornos en el País, a cambio de poder celebrar otra vez contratos de obras públicas, según un borrador del acuerdo visto por Reuters.

En la propuesta presentada a la Procuraduría General de la República hace unas semanas, que fue rechazada por el Gobierno de México, Odebrecht pedía que el trato se mantuviera confidencial y que, tanto la PGR como la Secretaría de la Función Pública (SFP), desistieran de iniciar futuras acciones en su contra.

La SFP ha multado desde fines del año pasado a dos filiales de Odebrecht en México con casi 57 millones de dólares por sospechas de corrupción y las inhabilitó hasta por cuatro años para participar en contratos públicos.

Las pesquisas penales se encuentran estancadas en México ya que la PGR no ha podido acceder a los documentos que reposan en Brasil y que contienen detalles del caso mexicano.

A principios de octubre, el subprocurador especializado en la Investigación de Delitos Federales de la PGR, Felipe Muñoz, dijo, sin explicar el motivo, que desde Brasil se habían negado "en diversas ocasiones" a darle los documentos.

En algunos países donde Odebrecht confesó haber repartido millones de dólares en sobornos, las investigaciones avanzaron gracias a acuerdos similares al que la empresa con sede en San Salvador de Bahía ofreció a las autoridades mexicanas.

Odebrecht confesó a fines del 2016 en una corte de Estados Unidos que pagó 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos para conseguir contratos de obras públicas entre el 2010 y 2014.

En un video aparecido en medios locales, un ex funcionario de Odebrecht señaló al entonces director de Pemex, Emilio Lozoya, de ser uno de los destinatarios de parte del dinero. Lozoya, quien se encuentra libre en México, ha negado reiteradamente las acusaciones y Pemex ha dicho que se encuentra investigando los contratos bajo sospechas de corrupción.

En el mismo documento en el que pedía que se levanten las multas y sanciones en su contra, la firma proponía que la autoridad tributaria en México (SAT) no le ejecutara cuentas por cobrar que tiene con la petrolera estatal Pemex, de donde la SFP dijo que se cobraría parte de los 56.8 millones de dólares que adeuda Odebrecht al erario en multas.

Un portavoz de la PGR confirmó, sin dar detalles del borrador, que no se llegó a un acuerdo con Odebrecht. Una fuente de la SFP dijo que "no se está valorando ningún acuerdo reparatorio (ya que) es un tema del ámbito penal que no corresponde revisar a la Secretaría de la Función Pública".

Sin pormenorizar, Odebrecht dijo a Reuters en un correo electrónico que en los últimos meses hubo reuniones entre sus representantes y autoridades mexicanas, pero "las negociaciones no avanzaron hasta la formalización de un acuerdo".

"(Odebrecht se compromete a) cooperar y colaborar con las autoridades mexicanas competentes con la finalidad de aportar información y datos de corroboración requeridos para aclarar los hechos y reparar los posibles daños que hayan sido causados al Estado mexicano", dice el borrador presentado a la PGR.

Reforma
Ciudad de México
Miércoles 24 octubre 2018.


Los dos campos petroleros de Campeche y Tabasco generarían 180 millones de barriles de crudo

Manik, con un potencial de 80 millones de barriles, se encuentra a 102 kilómetros de Ciudad del Carmen, Campeche; mientras que Mulach, con un potencial de 100 millones de barriles, se ubica a 17 kilómetros de Paraíso, Tabasco.

México. - La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció hoy el descubrimiento de siete yacimientos en dos campos del Golfo de México con potencial para incorporar 180 millones de barriles de crudo a las reservas del país.

Manik, con dos yacimientos y un potencial de 80 millones de barriles, se encuentra a 102 kilómetros de Ciudad del Carmen (estado de Campeche) y fue descubierto en abril con una profundidad total de 4 mil 765 metros.

Por su parte, el pozo Mulach, con cinco yacimientos y un potencial de 100 millones de barriles, se ubica a 17 kilómetros de Paraíso (estado de Tabasco) con una profundidad de 3 mil 976 metros.

De ambos campos, Pemex prevé producir en un futuro entre 30 mil y 45 mil barriles diarios de petróleo.

En rueda de prensa, el director general de Pemex, Carlos Alberto Treviño, calificó estos hallazgos de “grandes noticias” que confirman que “todavía tenemos mucho crudo que debemos buscarlo, encontrarlo y sacarlo para incorporarlo a la producción nacional”.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseveró a su vez que estos descubrimientos suponen “uno de los diez hallazgos en aguas someras más importantes del mundo en los últimos 15 años”.

Afirmó que Pemex está dejando atrás “los efectos negativos” de la caída de los precios del petróleo que provocó en 2016 una disminución de tres cuartas partes de los ingresos de la empresa estatal.

. @Pemex anunció el descubrimiento de 7 yacimientos ubicados con 2 pozos de las Cuencas del Sureste, denominados #Manik-101A y #Mulach-1, con los cuales se espera incorporar más de 180 millones de barriles de crudo equivalente (MMbpe) a las reservas 3P de ??#Manik y #Mulach pic.twitter.com/Hu2NIJwiDv

— Presidencia México (@PresidenciaMX) 9 de octubre de 2018

Pemex también anunció hoy que entre 2019 y 2020 ya podrá iniciarse la producción de los campos Xikin y Esah, descubiertos en 2015 con un potencial de 350 millones de barriles.

También se está delimitando otros los campos de Kinbe y Koban, descubiertos en 2011 y 2016, para dimensionar la cantidad de hidrocarburos de que disponen.

En total, los seis campos contienen unas reservas potenciales de 865 millones de barriles de petróleo, que permitirán producir entre 193 mil y 210 mil barriles diarios.

Treviño celebró que los yacimientos “contribuirán a cumplir las metas de producción de Pemex para los próximos años” y que brindarán al próximo Gobierno mexicano “una buena plataforma para contribuir a la riqueza de Pemex y de México”.

Precisamente, el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, que asumirá la Presidencia el 1 de diciembre, anunció una inversión total de 304 mil millones de pesos (16 mil 300 millones de dólares) para reforzar el sector energético mexicano y aumentar la producción petrolera.

 EFE
Sin Embargo
Ciudad de México
Martes 09 de octubre 2018.


Ilícito es 42 veces mayor que en la gestión de Fox; costo del delito es de 30 mil millones de pesos


Esta administración cerrará su ciclo con el número de tomas clandestinas más alto en la historia de México, a partir de que se empezó a contabilizar este delito de manera formal (2010). En seis años, las perforaciones ilegales que diversos grupos delincuenciales realizan en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) podrían estar por arriba de las 40 mil tomas clandestinas, cifra que se alcanzaría con los resultados que la petrolera dé a conocer entre agosto y noviembre.

Con este número de incidencias sobre la red de ductos, cuya longitud es de 17 mil kilómetros destinados para la transportación de petrolíferos y petroquímicos, el crimen organizado en todas sus modalidades habría realizado en promedio 18.2 tomas clandestinas por día entre el 1 de enero de 2013 y el 30 noviembre de 2018.

“Es una locura, el problema es gigantesco. Hay que considerar que lo que se roban es una fortuna, que no va a los niños que están estudiando, sino va a dar a los mismos cárteles, con lo cual aumentan la maldad”, reconoció el director de la empresa petrolera, Carlos Treviño Medina.

“Deja esas 40 mil tomas clandestinas que tenemos, lo que hacen esos delincuentes con ese dinero es peor, porque lo usan para armarse, para pagar informantes, para seguir violentando la ley y causándole un daño patrimonial a Pemex y al país”, añadió.

El alto número de perforaciones supone, además, que los cárteles del narcotráfico, grupos especializados en el robo de combustibles y bandas criminales, entre otros, habrían perforado en promedio 2.3 veces cada kilómetro de la red de ductos, concentrándose en entidades federativas y municipios perfectamente localizables: Puebla, Guanajuato, Hidalgo, Tamaulipas, Veracruz y Tamaulipas, entre los más importantes.

El directivo comentó, en entrevista con EL UNIVERSAL, que el costo de lo robado supera los 30 mil millones de pesos anuales.

En mayo de 2017, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, calculó que el daño económico de la ordeña era de entre 15 mil y 20 mil millones de pesos. Sin embargo, en marzo de este año, el director de Pemex dijo que la cifra era de 30 mil millones.

“Una cosa es el valor del producto que le roban a Pemex y que es de 20 mil millones de pesos anuales y otra los costos en reparación, persecución y en los casos en donde las tomas clandestinas se descontrolan y que requieren reparación de daños ambientales y sociales, sobre todo cuando hay explosiones”, explicó en una entrevista con este medio.

Carlos Treviño dijo que ha platicado con el equipo del nuevo gobierno, el cual le ha manifestado su preocupación por el problema.

Este delito, tomando como referencia el número de ataques a los ductos de la petrolera en los últimos seis años, resulta 42 veces más elevado que en el periodo 2001-2006 y 7.7 superior que en el ciclo 2007-2012.

Debilidad legal

De acuerdo con la empresa EnergeA, Proyectos de Energía, el aumento del delito está asociado a varios factores, entre ellos, debilidades legales: “El robo de hidrocarburos es un delito grave que se ha incrementado exponencialmente desde 2008, y si bien entró en vigor la ley federal para prevenir y sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos el 11 de enero de 2016, su efecto disuasorio contra el robo de hidrocarburos en México es todavía incierto”.

Además, el concepto de actividad estratégica dentro de la legislación actual sólo contempla las áreas Exploración y Producción, en términos del artículo 28 constitucional, las cuales son objeto de un régimen especial aplicable a su resguardo, el cual habilita al Ejecutivo para disponer de las distintas corporaciones policiales, pero el resto de la infraestructura de la industria petrolera no está comprendida dentro del concepto instalaciones estratégicas, entre ellas, comercialización, transporte, almacenamiento de petróleo y expendio al público de petrolíferos, así como transporte por ducto, lo cual provoca que las actividades que están fuera de este rango enfrenten los mismos riesgos y amenazas que las aquejaban antes de la reforma, pero desde una posición de mayor incertidumbre.

Crecen actividades delictivas

La Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex revela que el incremento en el número de perforaciones se presenta como resultado “de que México ha experimentado un incremento en las actividades delictivas”.

En el más reciente informe a la Bolsa Mexicana de Valores, la petrolera detalló que el país “ha experimentado un aumento en el delito, principalmente por las actividades de diversos grupos de la delincuencia organizada, incluyendo narcotráfico, lo cual ha detonado el desarrollo del mercado ilícito de combustibles y ha dado lugar al mayor robo y comercio ilegal de los combustibles que produce Pemex, a pesar de que el gobierno federal ha implementado medidas y reforzado las fuerzas militares y policíacas y, junto con la empresa”.

EnergeA, Proyectos de Energía, recomienda considerar reformar la definición de instalaciones estratégicas previstas en los artículo 146 de la Ley General del SNSP y el 22 de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos para incorporar al resto de la actividad petrolera a las obligaciones mínimas en materia de resguardo de instalaciones estratégicas, como en exploración y producción; desarrollar un diagnóstico de riesgo propio, programas de prevención y mitigación ante los riesgos de la extracción ilícita de hidrocarburos, el uso de tecnología y procesos que permitan prevenir, detectar y en su caso minimizar los daños que sufran, y crear un órgano copresidido por las secretarías de Gobernación y Energía.

Impacto desconocido

Plantea que los cambios son necesarios dado que hasta ahora, “las dimensiones cuantitativas del robo de hidrocarburos en México son desconocidas”, porque no hay un método exacto para saber cuánto combustible es robado; hay limitaciones institucionales, como la falta de capacidad para reaccionar al delito, y en aquellos casos en los que se ha llevado a cabo una averiguación previa, las autoridades federales y locales muestran cierta resistencia a proporcionar mayores detalles sobre las indagatorias por razones a veces mal entendidas de confidencialidad y secrecía.

El director de Pemex reveló que la empresa está trabajando en el ámbito de su competencia: “Hemos incrementado nuestra capacidad para reparar las tomas clandestinas, es decir, las detectamos y las reparamos mucho más rápido que antes”.

Partimos de la base de que en 2016 y durante el año pasado, la capacidad que tuvieron los malos para hacer más tomas fue mayor a la de nosotros para cerrarlas, añadió.

Adelantó que la petrolera está desarrollando una aplicación que va a tener los teléfonos de todos los equipos, entonces recibo una denuncia y me sale un reporte para que vaya a verla, llega el equipo de seguridad, toma una foto y manda una orden de trabajo para repararla; el otro departamento va la repara y saca una foto de la toma reparada.

Con esta aplicación que es el workflow, que está totalmente digitalizado, Pemex tiene altas expectativas de que el problema se reduzca, dijo Treviño Medina.

El Universal
Noé Cruz Serrano
Ciudad de México
Lunes 8 de octubre de 2018.


Cárteles, comunidades y ex empleados, entre los que lo roban; estudio detalla los diversos mecanismos de sustracción

En el robo de combustibles, Petróleos Mexicanos (Pemex) está copado por cárteles del narcotráfico, grupos especializados, bandas criminales, comunidades asentadas en las inmediaciones de los ductos, gasolineros propietarios de estaciones de servicio, empresarios que compran combustible hurtado, empleados, y ex trabajadores de Pemex, así como las autoridades responsables de la seguridad pública.

De acuerdo con la empresa EnergeA, Proyectos de Energía del Grupo Atalaya, que fue contratada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para elaborar un estudio que permitiera analizar la problemática de seguridad física en las instalaciones del sector hidrocarburos, el robo de combustibles involucra al menos a ocho actores activos que tienen en jaque a Pemex.

La investigación de campo que fue entregada a la CRE en mayo del año pasado, cita información de The Office of Foreign Assets Control del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el cual identificó a una red de gasolineros asociados a Juan José Esparragoza Moreno, alías El Azul, líder del Cártel de Sinaloa.

Sostiene que los miembros de ese cártel están asociados a la extracción de gasolina y diésel del poliducto Culiacán-Topolobampo.

Mario Alejandro Aponte Gómez, alias El Bravo, jefe de seguridad de El Chapo Guzmán, era, hasta su muerte en abril de 2016, el encargado de la sustracción ilícita de hidrocarburos en esa entidad.

Se adueñan de territorios

El combustible robado suele ser almacenado en domicilios particulares, tiendas de abarrotes y en negocios donde se venden insumos para la actividad agrícola.

En Altamira, Tamaulipas, los miembros del Cártel del Golfo están asociados a la sustracción ilegal que se realiza en el poliducto Madero-Cadereyta, aunque también hay presencia de bandas criminales locales, que realizan tomas clandestinas a la red de ductos de Pemex.

El Cártel del Golfo almacena combustibles en sus narco-campamentos, mientras que las bandas criminales lo hacen en domicilios particulares y tendajones cercanos a las carreteras federales.

Existen evidencias de la venta de producto a empresas y fábricas del sector informal, en carreteras, así como en pequeños poblados.

En la región Silao-Irapuato-Salamanca, el Cártel Jalisco Nueva Generación sustrae combustibles del poliducto Salamanca-Guadalajara, al tiempo que grupos armados especializados en el robo de hidrocarburos realizan tomas clandestinas.

En esta zona se tiene la presunción de que trabajadores de Pemex colaboran en estos hechos delictivos.

El Cártel Jalisco Nueva Generación utiliza haciendas y fincas para almacenar el combustible robado y se presume que lo distribuye en estaciones de servicio mediante la extorsión a gasolineros, en tanques a través de los cuales estos grupos armados expenden los combustibles en tallares de hojalatería y en deshuesaderos ubicados sobre las carreteras en todo el estado de Guanajuato.

En la región Acajete-Tepeaca-Acatzingo-Quecholac-Palmar de Bravo, en Puebla, Los Zetas son los responsables del robo a ductos de Pemex, quienes se disputan con bandas criminales el control de ese mercado.

Se ha detectado que Los Zetas almacenan el combustible en pipas de agua previamente robadas. Una vez desmantelados estos vehículos, los tanques-depósitos son enterrados para resguardar el combustible.

En este caso, el cártel ha optado por establecer lugares reservados y específicos de venta, en los que sólo se puede adquirir el combustible por invitación y presentando una clave. También expenden a domicilio bajo pedido y siempre con recomendación de un tercero.

En la región Reynosa-Río Bravo, el Cártel del Golfo sustrae combustibles de la red de ductos de Petróleos Mexicanos y roban carrotanques o pipas, no por el producto que transportan, sino para obtener un vehículo en el cual puedan almacenar y movilizar lo hurtado.

Las investigaciones sobre la operación de este cártel en la zona permitieron identificar que exportan crudo robado hacia Estados Unidos, donde es refinado, mediante carrotanques clonados que abastecen a compañías texanas.

Pemex ha demandado a 23 compañías estadounidenses por comprar hidrocarburo que le fue robado, entre las cuales destacan: Big Star Gathering, F&M Transportation, Western Refining Company, Joplin Energy y Superior Crude Gathering, entre otras.

Los Zetas también están presentes en la región de Huimanguillo-Cárdenas, Tabasco y Tala-Tlajomulco, Jalisco, es la zona de influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Problema de magnitud

En las conclusiones del Estudio para Analizar la Problemática de Seguridad Física en las Instalaciones del Sector de Hidrocarburos y Emitir Recomendaciones para el Reconocimiento de Costos por Concepto de Seguridad que la CRE lleva a cabo en sus Procesos de Revisión de Tarifas —que tuvo un costo de 5.1 millones de pesos—, EnergeA, Proyectos de Energía sostiene que el robo de hidrocarburos es un fenómeno complejo que frecuentemente se simplifica tomando como indicador únicamente el número de tomas clandestinas, esto implica la tendencia a confundir estos números con la magnitud del problema, cuando en realidad son cosas distintas.

Por ello, a los cárteles se suman otros actores que fueron identificados con trabajo de campo y entrevistas a actores del sector industrial, tanto público como privado, para corroborar la información.

Están los grupos especializados, que cuentan con conocimientos técnicos y herramientas para realizar tomas clandestinas. Trabajan en células armadas que se encargad de tareas segmentadas: vigilancia, perforación, custodia y traslado de combustible en pipas o autotanques.

Las bandas criminales son grupos rudimentarios que realizan sustracción de hidrocarburos de manera artesanal en ductos con seguetas, marros y cinceles. Gran parte de los derrames e incendios han sido provocados por falta de pericia técnica. Suelen transportar el producto robado en contenedores de plástico, montados en camionetas de rediles o yuntas.

También participan las comunidades asentadas en las inmediaciones del derecho de vía de los ductos, que al detectar una fuga de combustible, aprovechan la ocasión para robar el hidrocarburo con jícaras, cubetas, botes o tinas. Sus acciones no están enfocadas a vulnerar de forma deliberada la infraestructura de Pemex.

Empleados y ex empleados colaboran

Las investigaciones también señalaron la participación de empleados y ex empleados de Pemex, que son las personas que utilizan o proveen información sobre la operación, instalaciones, logística y actividades de la empresa productiva del Estado, para permitir o cometer los delitos de robo de combustibles.

Otro eslabón en el llamado huachicoleo son los gasolineros que comercializan combustible robado, adulterado o en cantidades menores a la registrada en los instrumentos de medición.

También están los empresarios, propietarios de industrias privadas que compran combustible robado para su proceso productivo.

Finalmente, otro sector involucrado son las autoridades de seguridad pública, aquellos servidores de los tres órdenes de gobierno que permiten, realizan o brindan custodia y protección a otros actores, en la sustracción ilícita de hidrocarburos.

El Universal
Noé Cruz Serrano
Ciudad de México
Lunes 24 septiembre 2018.


Altos Hornos de México (AHMSA) que en 2014 vendió a Pemex la planta chatarra de Agro Nitrogenados, un mes luego de la operación transfirió 3.7 millones de dólares a una firma “offshore” vinculada a Odebrecht y a Emilio Lozoya Austin.

De acuerdo con un reportaje de Quinto Elemento Lab, basado en el expediente de la operación “Lava Jato” de Brasil, una red de sobornos entre políticos, funcionarios y ejecutivos de constructoras para adjudicarse obras de la empresa petrolera Petrobras, Grangemounth Trading Compan recibió 3.7 millones de dólares procedentes de AHMSA y transfirió cinco millones de dólares a Zecapan SA, firma “offshore” presuntamente vinculada a Lozoya, quien fuera director de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre diciembre de 2012 y febrero de 2016, publicó el diario Reforma.

De acuerdo con el testimonio de altos exejecutivos de Odebrecht, fue proporcionada por el mismo exdirector de Pemex para que le efectuaran pagos por sus servicios.

Las transferencias de dinero se realizaron el 17 y 24 de febrero y el 10 de marzo de 2014 sumando un total de 3 millones 703 mil 540 dólares.

AHMSA informó a Quinto Elemento Lab que las transferencias a Grangemouth fueron por el pago de un asesoramiento para la ampliación de las siderúrgicas en Monclova, Coahuila.

Las transferencias se hicieron desde la firma, una de las 20 que Derecha utilizaba para pagar los sobornos a los funcionarios de diversos países incluyendo a Lozoya.

Por su parte, el abogado de Lozoya, Javier Coello, negó que su cliente tenga "relación de negocios con directivos de AHMSA o haber recibido pagos de ésta".

Una búsqueda por Quinto Elemento Lab en Escocia y Reino Unido a Grangemouth Trading Company presentó que la firma no tiene actividades, propiedades, oficinas o hipotecas y tampoco declara empleados.

El Siglo de Torreón
Ciudad de México
Lunes 20 de agosto de 2018.


Ilse Lucía "N" paga 20 mil pesos para enfrentar su proceso penal en libertad

La titular del DIF municipal de Venustiano Carranza, Puebla, Ilse Lucía "N", detenida durante un operativo contra el robo de combustible, pagó una garantía de 20 mil pesos para enfrentar su proceso penal en libertad por el presunto delito de portación de arma ilegal de uso exclusivo del Ejército mexicano.

La esposa del alcalde de Venustiano Carranza, Rafael Valencia Ávila, fue detenida por elementos federales tras un cateo en tres inmuebles de la región, donde se hallaron armas y 50 mil litros de presunto combustible robado.

Sin embargo, las autoridades federales no presentaron cargos por la cantidad ilegal de combustible encontrado en uno de los inmuebles, que presuntamente pudo ser obtenido ilegalmente.

En la audiencia celebrada ante el Centro de Justicia Federal Penal del Estado de Puebla, se explicó que la titular del DIF municipal se les imputa el presunto delito de portación de armas.

Se detalló que en el domicilio ubicado en la calle Ortiga de la localidad de Lázaro Cárdenas, se encontraron dos armas de grueso calibre .45 auto y .38 súper.

También 69 cartuchos útiles calibre .270 winchester; 32 cartuchos calibre 7.62 x 51 con bala perforante; 14 cartuchos .40 s&w; 3 cartuchos .9 milímetros; 4 del calibre .45 auto y 4 cartuchos .223 remington.

Esposa de alcalde poblano, detenida por presunto robo de combustible

Elementos de la Policía Federal y Procuraduría General de la República (PGR), detuvieron en Puebla a tres presuntos responsables por robo de combustible, entre los que figura Hilse Lucía "N", esposa del presidente municipal de Venustiano Carranza, Rafael Valencia Ávila.

Las autoridades realizaron tres cateos en inmuebles de la comunidad de Villa Lázaro Cárdenas, de los cuales uno sería donde vive el actual presidente municipal.

En los operativos fueron detenidos Omar Daniel "N", alias "El Kakas" y su esposa Griselda "N", ambos de 33 años de edad.

Durante el operativo se confiscaron varias armas de fuego, vehículos, chalecos tácticos con placas balísticas, cartuchos, 10 envoltorios de sustancia cristalina, 10 envoltorios de vegetal verde seco y varios litros de presunto combustible robado.

Los detenidos y objetos asegurados, fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial competente, que definirá su situación jurídica.

Tras las votaciones del primero de julio, Vicente Valencia Ávila encabezará otra vez la alcaldía del municipio, pero bajo las siglas de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano.

El Universal
Puebla, México
Viernes 10 de agosto de 2018.


El incendio en una toma clandestina de un ducto de gas de la empresa gubernamental Pemex, que inició el miércoles pasado en el municipio de Acajete, Puebla, se encuentra controlado pero aún no extinguido.

De acuerdo con un comunicado de la Gerencia de Comunicación Corporativa de Pemex, la dependencia espera que se queme el combustible que aún yace en el ducto para poder sofocar en su totalidad la conflagración.

El informe oficial señala que personal de Pemex instala equipos bypass para sofocar el incendio en el ducto afectado por una toma clandestina.

"El incendio se encuentra controlado sin que exista riesgo para la comunidad por la quema de gas que se percibe en la zona", estableció la empresa.

Pemex señaló que la colocación de las válvulas disminuye la presión del ducto afectado, permitiendo así al personal contra incendios de Petróleos Mexicanos y cuerpos de bomberos municipales controlar el fuego.

Indicó que las condiciones orográficas y el relieve del sitio donde se encuentra la quema de gas, son propicias para que el hidrocarburo continúe combustionando.

El Universal
Ciudad de México
Jueves 19 de julio de 2018.


Romero Deschamps tiene 30 años reeligiendose como lider petrolero, es senador por el PRI y forma parte del comité ejecutivo de Petróleos Mexicanos.

El líder sindical petrolero Carlos Romero Deschamps tiene una mansión valorada en más de 6 millones de dólares en Acapulco, reveló hoy una investigación del diario Reforma.
De acuerdo con el rotativo, que publica la noticia en portada, el influyente secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) goza de una enorme casa en una de las zonas más exclusivas del balneario de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero.

Hace tres años, la casa estaba valorada en 4.5 millones de dólares y contaba con un terreno de 5,000 metros cuadrados, 11 habitaciones, un comedor para 18 personas, terraza, piscina, bar y cancha de tenis, entre otros.

Según el periódico, parte de la casa fue derribada y se están acometiendo importantes obras en al menos mil metros cuadrados, por lo que las construcciones aumentarían el precio de la vivienda en hasta 6.4 millones de dólares.

Además de líder petrolero por casi 30 años, Romero Deschamps es senador y forma parte del comité ejecutivo de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Reforma señala que para hacerse con esta casa, llamada Teifaros, el influyente sindicalista realizó una maniobra financiera.

El inmueble se puso a la venta en 2015 y en diciembre de ese año se formalizó la compra de la residencia por parte de una inmobiliaria dirigida por el abogado Juan Ramón Collado, amigo de Romero Deschamps.

Dicha firma inmobiliaria se constituyó apenas unos días antes de la compraventa y la escritura de la vivienda se registro en febrero del 2016, donde se especificaba un valor de 2.5 millones de dólares.

No obstante, ese mismo año la casa se valuó en 4.5 millones de dólares, un precio que ahora subiría a más de 6 millones con las modificaciones que estaría ejecutando el líder petrolero.

Da la casualidad de que este fin de semana, Romero Deschamps se reunió en un acto público con el candidato a la Presidencia de México el próximo 1 de julio del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade.

En dicho evento, Meade destacó la importancia de tener un sector petrolero robusto, prometió un aumento de la producción de barriles y elogió la figura del sindicalista.

Reforma
Ciudad de México
Domingo 17 de junio de 2018.



•    Andrés Manuel López Obrador, puntero de las todas las encuestas, no mencionó el nombre de Carlos Romero Deschamps. Pero claramente prometió el fin de su reinado al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros, en donde lleva tres décadas a pesar de los señalamientos de corrupción.

•    El candidato de izquierda dijo hoy, en la región petrolera de Minatitlán, Veracruz, que una de sus labores como Presidente de la República será rescatar a Pemex del abandono en el que se encuentra.

•    Apenas el 11 de diciembre del año pasado, Romero Deschamps se reeligió al frente del STPRM hasta el año 2024. Con esta reelección, el cuestionado Senador planea permanecer 31 años al frente de una organización que ha garantizado votos y dinero al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ciudad de México. - Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró desde la región petrolera de Minatitlán, Veracruz, que acabará con el cacicazgo en el sindicato petrolero, en donde Carlos Romero Deschamps, Senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha fincado su reino desde hace tres décadas.

“Se acabó el cacicazgo en el manejo del sindicato petrolero, llegó a su fin. Sí me entienden, ¿verdad?”, dijo en un mitin en el que además prometió revitalizar la industria petrolera, que hoy pasa por un proceso de privatización gracias a la Reforma Energética impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto y aprobada por su partido, el PRI, y por Acción Nacional (PAN).

El candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aseguró que una de sus labores como Presidente de la República será rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex) del abandono en el que se encuentra. “Va a ser ahora exactamente lo mismo con los trabajadores en activo, con su experiencia: vamos a levantar a Pemex”, dijo.

Romero Deschamps ha pasado décadas como Diputado federal y como Senador, y nunca ha presentado una sola iniciativa. Ha estado al servicio de los presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Todos han respetado su cacicazgo, con todos se ha tomado la foto.

Dos de los últimos presidentes de México han sido de Acción Nacional.

Apenas el 11 de diciembre del año pasado, Romero Deschamps se reeligió al frente del STPRM hasta el año 2024. Con esta reelección, el cuestionado Senador planea permanecer 31 años al frente de una organización que ha garantizado votos y dinero al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Romero Deschamps, cuyos hijos se hicieron famosos en años pasados por presumir viajes por todo el mundo en aeronaves particulares, logró permanecer los 12 años que duraron los gobiernos de Acción Nacional (PAN): todos los presidentes, incluidos Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa, se han tomado la foto con él.

La reelección es para el periodo 2019-2024.

En 1993 se convirtió en el Secretario General del STPRM, luego de que Joaquín Hernández Galicia, “La Quina” fuera detenido y encarcelado.

El entonces Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, felicitó a su compañero de partido. Ahora, Navarrete es Secretario de Gobernación del Presidente Enrique Peña Nieto.

Sin haberse sometido en toda su vida a una elección, Romero Deschamps ha sido dos veces Senador de la República [1994-2000 y 2012-2018] y tres veces Diputado federal [1979-1982, 1991-1994 y 2000-2003].

Pese a las acusaciones sobre corrupción, Deschamps no ha pisado la cárcel como Elba Esther Gordillo, quien también llegó a lo alto del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en tiempos del Gobierno de Carlos Salinas de Gortari y quien se mantuvo al frente de su organización sindical por alrededor de 25 años.

LUJOS Y EXCESOS

El poder de Romero Deschamps es tan grande, que a pesar de que instituciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, la Gran Alianza Nacional Petrolera, la Unión Nacional para el Desarrollo Social de Trabajadores de la Industria Petrolera y el movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, entre otros, han presentado denuncias en los últimos 20 años ante la Procuraduría General de la República (PGR), su Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), e inclusive ante la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (SEIDO), no han prosperado.

De este modo, al Senador le es fácil moverse con tranquilidad y disfrutar de comidas en restaurantes de lujo –como en The Palm, donde una comida individual con entradas, plato fuerte y bebidas puede costar hasta tres mil pesos–. Tiene los bolsillos holgados. Y lo mejor de todo: no tiene por qué rendir cuentas. Ejemplo de ello fue el denominado “Pemexgate”, que, a 17 años de haber sido destapado, no ha sido resuelto y mantiene pendientes algunos juicios de amparo.

Un hecho que implicó el desvío de 500 millones de pesos por parte del sindicato petrolero para financiar la campaña del ex candidato priista Francisco Labastida Ochoa, quien contendió y perdió las elecciones del año 2000 frente al panista Vicente Fox Quesada.

Romero Deschamps no es una persona que esconde su opulenta vida. En 2008, se supo que gustaba de los relojes caros de la marca Aude Piquet valuados hasta en 7 millones de pesos (mdp) -al tipo de cambio de entonces-; que contaba con un departamento en Cancún valorado en 18.7 mdp; además de dos propiedades de lujo en The Bath Club en Miami, con un valor aproximado de 110.8 mdp [en conjunto].


Hasta hace cuatro años, el otrora Diputado era el orgulloso dueño de tres yates: el “Indomable”, un regalo hecho a su hija Paulina por un costo aproximado de 16.4 millones de pesos -al tipo de cambio de 2007, cuando fue adquirido–; el “Guly”, una embarcación valuada en 14 mdp (2013) que le obsequió a su hijo Alejandro; y el “Güero”, mismo que cuesta cerca de 28 millones de pesos (2013).

El líder sindical es, también, un padre que consiente a sus hijos –Paulina, Alejandro y José Carlos–. Viajes en aviones privados; gustos y aderezos que van desde la compra de unos brazaletes de la marca Cartier –con un costo de 2 millones de pesos– hasta la adquisición de coches de lujo, como el que recibió José en 2013: un Ferrari Enzo valuado en 26.2 millones de pesos –al tipo de cambio de ese año–, mismo que se sumó al vehículo que ya tenía: un Lamborghini Aventador de 6.5 mdp.

El sucesor del sindicalista Joaquín Hernández Galicia es tan celoso de su patrimonio que, incluso, todo intento por develar la magnitud de su peculio mediante el INAI, es revirado con un recurso de amparo.

A pesar de que en 2002 se expidió la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental –sustituida en 2015 por una Ley similar– que obliga a las instituciones que reciben recursos públicos federales a transparentar la información sobre el uso y destino de su presupuesto, de agosto de 2013 a la fecha, el STPRM ha promovido más de 47 demandas de amparo en contra de los peticionarios ante el INAI, para evitar que alguien sepa a cabalidad cómo se mueve el dinero en su interior.

PIDEN SU CABEZA

El pasado 20 de abril, una centena de trabajadores petroleros sindicalizados se concentró en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, para exigir el desafuero de Romero Deschamps, su encarcelamiento y el regreso del dinero y propiedades del sindicato.

Miguel Arturo Flores Contreras, dirigente nacional de Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, informó que entregaron un oficio a la Secretaría de Gobernación (Segob) y a la Procuraduría General de la República (PGR) para exigir que se investigue y se proceda en contra del dirigente sindical, pues hay nulos avances a las denuncias interpuestas en su contra.

“Ya estamos cansados de toda la corrupción que impera en nuestro gremio e interpusimos un recurso ante varias instancias federales”, dijo.

El abogado Jorge Alejandro Sosa, presidente de la Confederación Nacional para Salvaguardar los Derechos Humanos, explicó que el recurso expone que la PGR ha sido omisa en las investigaciones en contra de Romero Deschamps y sus 36 delegados seccionales.

“Hay datos de prueba suficiente de la vida que han llevado y el saqueo que han hecho a las instalaciones de nuestro sindicato, desde tiendas de consumo, ranchos, fábricas y un sin número de propiedades”, dijo Flores Contreras.

Sin Embargo
Ciudad de México
Domingo 27 de mayo de 2018.


En 2013 y 2014, Petróleos Mexicanos (Pemex) asignó un contrato por mil 436 millones de pesos a Odebrecht, al tiempo que se registró la transferencia de cinco presuntos sobornos por cinco millones de dólares de la empresa brasileña a la dirigida en ese entonces por Emilio Lozoya.

En un cotejo de documentos realizado por el reportero Raúl Olmos de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) sobre la carpeta de investigación que abrió la Procuraduría General de la República (PGR) -reservada hasta el año 2021-, se revela:
 
Al día siguiente de que Pemex recibió la propuesta de Odebrecht para el contrato de la modernización de la refinería de Tula, el departamento de sobornos de la constructora brasileña transfirió desde el Meinl Bank de Antigua un millón de dólares a una cuenta en el Neue Bank AG, en Liechtenstein, a nombre de la empresa offshore Zecapan SA, que según los delatores en Brasil, estaba ligada a Emilio Lozoya, lo cual él ha negado reiteradamente.

Según la investigación de MCCI, la brasileña Odebrecht presentó su propuesta a Pemex el 2 de diciembre de 2013 y la transferencia del soborno se realizó un día después.

Ocho días después, el 10 de diciembre, la dirección de Pemex refinación avaló la excepción a la licitación pública, y ese mismo día una empresa offshore de la oficina de sobornos transfirió 480 mil dólares a la misma cuenta en el Neue Bank de Liechtenstein.

El fallo a favor de Odebrecht lo emitió Pemex a los tres días.

En los meses siguientes fluyeron más sobornos, que coincidieron con la formalización del contrato, de acuerdo con los documentos checados por MCCI.

El 27 de enero de 2014, el Consejo de Administración de Pemex, que presidía Emilio Lozoya, aprobó los términos y condiciones del contrato y al día siguiente la subdirección de proyectos del área de refinación, a cargo de Jesús Lozano Peña, elaboró el dictamen de adjudicación directa para otorgar a Odebrecht el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería de Tula.

El contrato fue firmado finalmente el sábado 15 de febrero de 2014, y en los siguientes días el operador de la oficina de sobornos, identificado como “Gigolino” (identidad de Olivio Rodriguez Júnior) ordenó tres transferencias a la cuenta de Zecapan SA en el Neue Bank de Liechtenstein:

Un depósito por un millón 350 mil dólares fue ordenado el 21 de febrero (a los seis días de la firma); otro el 11 de marzo por un millón de dólares y uno más el 17 de marzo por un millón 170 mil dólares.

Según el cotejo de documentos, en noviembre de 2014 hubo otras transferencias que coincidieron con dos ampliaciones consecutivas al contrato en Tula por 879 millones de pesos.

Pemex reservó hasta el año 2021 cualquier documento relacionado con la asignación directa del contrato de la refinería de Tula a Odebrecht, con el argumento de que forma parte de las investigaciones que realiza la PGR.

Los documentos reservados

MCCI obtuvo algunos de los documentos reservados, uno de ellos corresponde al acta de una reunión del Consejo de Administración de Pemex-Refinación, en las que se aprobaron las condiciones del contrato, con el aval de funcionarios de la petrolera y de la Secretaría de Energía.

Entre los asistentes a aquella reunión, realizada el 27 de enero de 2014 en el piso 44 de la Torre Ejecutiva de Pemex, estaban Miguel Tame, director de Refinación; Carlos Murrieta Cummings, director de operaciones; Mario Alberto Beauregard Álvarez, director de finanzas; Marco Antonio de la Peña Sánchez, director jurídico; Leonardo Cornejo Serrano, coordinador de proyectos de modernización y Jesús Lozano Peña, subdirector de proyectos, y quien firmó el contrato con Odebrecht.

También acudieron a la sesión dos cercanos colaboradores de Emilio Lozoya: Froylán Gracia Galicia, su coordinador ejecutivo, y Carlos Roa Rodríguez, su coordinador de asesores.

En la sesión del consejo se tomó el acuerdo CAPR-004/2014 para asignar sin licitación el contrato para “el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería”.

También los consejeros aprobaron incluir en el contrato una cláusula anticorrupción, en la que el contratista se comprometía a que, durante la ejecución de la obra, ni él, ni sus subcontratistas o empleados ofrecerían o darían dinero o cualquier otra dádiva a servidores públicos.

Sin embargo, ya para entonces Odebrecht había pagado una primera tanda de sobornos, de acuerdo con los documentos obtenidos por MCCI.

Los consejeros argumentaron que la asignación directa evitaría incrementos en el costo de la obra.

“La estrategia de contratación que se propone, permitirá adjudicar los trabajos a una propuesta que asegure el cumplimiento de los requerimientos técnicos y de programación para el desarrollo de las obras, evitando con ello pérdidas o costos adicionales importantes (…) con lo que se justifica el procedimiento mediante excepción a la licitación pública”, fue el argumento que quedó por escrito.

El Consejo de Administración acordó que el monto del contrato sería por hasta 165 millones de dólares, equivalentes a 2 mil 225 millones de pesos, al tipo de cambio de entonces, con un plazo de ejecución de 540 días naturales.

No obstante, el contrato se firmó por mil 436 millones de pesos, aunque luego se elevó a dos mil 315 millones de pesos a través de dos convenios modificatorios realizados en el transcurso de la obra.

La información de MCCI da cuenta que en la reunión del 27 de enero, los consejeros acordaron que, para obtener la oferta más conveniente, Pemex-Refinación haría una investigación de mercado para identificar potenciales contratistas que contaran con atributos de trayectoria, cumplimiento, capacidad y soporte financiero.

Una vez identificadas las potenciales empresas, se acordó que Pemex les solicitaría su propuesta técnica y económica para analizarla y decidir la mejor alternativa.

Sin embargo, ese procedimiento era una simulación, pues desde un mes antes –el 13 de diciembre de 2013- Pemex había evaluado la propuesta de Odebrecht y ese mismo día había elaborado el fallo que sirvió como base para asignarle el contrato.

Es decir, el contrato ya estaba apalabrado. Prueba de ello es que al día siguiente de la sesión del consejo, el 28 de enero de 2014, la Subdirección de Proyectos de Pemex-Refinación elaboró el dictamen de adjudicación directa a Odebrecht.

“El procedimiento de adjudicación directa es el único esquema de contratación que permite el cumplimiento de las fechas clave” para las obras asociadas al proyecto de aprovechamiento de residuales en Tula, argumentó la petrolera estatal.

A la sesión del 27 de enero de 2014, tanto el director de la petrolera, Emilio Lozoya, como el subsecretario de Hidrocarburos, Enrique Ochoa Reza, no se presentaron a la reunión.

Lozoya tenía el cargo de presidente del Consejo, posición que tuvo que ser ocupada en aquella reunión por su suplente, Víctor Díaz Solís, en ese entonces director corporativo de Administración de Pemex, según consta en la lista de asistencia, obtenida por MCCI.

Ochoa Reza, por su lado, era consejero propietario del Consejo, y su lugar fue ocupado ese día por su suplente, Daniel Guerrero Rodríguez, director de transformación industrial de hidrocarburos de la Secretaría de Energía.

Tampoco se presentaron a la reunión otros dos consejeros propietarios: Leonardo Beltrán Rodríguez, subsecretario de Planeación de la Secretaría de Energía y Miguel Messmacher Linartas, subsecretario de ingresos de la Secretaría de Hacienda.

De los 23 funcionarios de Pemex y de la Secretaría de Energía que acudieron a la reunión, sólo cuatro permanecen en sus cargos.

Proceso
Ciudad de México
Viernes 18 de mayo de 2018.

Página 1 de 15

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter