Descartó que él pretenda postularse para ser gobernador en Puebla, como lo habían apuntado diversos medios

Fernando Manzanilla diputado federal por Puebla y coordinador de los legisladores de Encuentro Social en San Lázaro, saludó la decisión del magistrado José Luis Vargas Valdés de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que anunció que presentará un proyecto de resolución con el que podría anularse la elección de gobernador en Puebla, donde ganó la panista Martha Erika Alonso.

"Moreno Valle dejó un cochinero"

Señaló que ante “el cochinero” que provocó el esposo de Erika Alonso, Rafael Moreno Valle, en la elección; que son los morenovallistas en el estado quienes quieren dilatar que sea saneado el proceso electoral en el estado.

Manzanilla descartó que él pretenda postularse para ser gobernador en Puebla, como lo había apuntado algún medio, “no estoy yo apuntándome ni candidateándome, ni pretendo ni quiero”, y adelantó que, en su opinión, de repetirse la elección a gobernador, debe ser Luis Miguel Barbosa el candidato que debe repetir, “quien por cierto es quien ha llevado toda la lucha política y jurídica en este caso”, indicó.

Barbosa está luchando contra la mafia del poder

Recordó que Barbosa tiene 5 meses luchando contra lo que consideró “la mafia del poder” en Puebla y por eso tiene que ser él quien encabece la eventual elección para la gubernatura.

También señaló que de proceder la resolución del magistrado Luis Vargas, habría tres meses de gubernatura de modo interino a partir de esta semana, y cree que el peor de los escenarios para realizar las elecciones nuevamente es hoy, pues acusó que quienes quieren que se postergue esta resolución para nueva elección.

El Sol de México
Enrique Hernández
 y Rafael Ramírez
Ciudad de México
Miércoles 5 de diciembre de 2018.


Lamentable, la asignación de la Comisión de Cultura al PES: Carlos Lara


El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, sucumbió a las presiones, y a Fernando Luis Manzanilla, de Encuentro Social (PES), no le quedó más que aceptar que a su partido le retiraran las comisiones de Cultura y Salud, que intercambió por las de Deporte y Trabajo y Previsión Social.

Nueve horas después de que las agrupaciones sociales República Laica y Académicas en Acción Crítica, junto con la periodista Beatriz Pagés, del PRI, demandaron el retiro de dichas comisiones al PES –por considerarlo un partido confesional– y expresaron sus dudas sobre el respeto a los derechos humanos y la diversidad sexual, Morena y Encuentro Social emitieron un comunicado donde destacaron los cambios.

“Los grupos parlamentarios del Partido Encuentro Social y del partido Morena, en conformidad con el Acuerdo Político de Unidad y Acción Legislativa, firmado el pasado 16 de agosto por los presidentes de los partidos que conformaron la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT), unidos en esta Cámara de Diputados han llegado al siguiente acuerdo:

“Las comisiones de Cultura y Cinematografía y de Salud, serán presididas por el Grupo Parlamentario de Morena, y el Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social encabezará las comisiones del Deporte y del Trabajo y Previsión Social”.

El cambio, según el comunicado, “se basa en el acuerdo que los Grupos Parlamentarios suscribimos para el desarrollo de los trabajos legislativos de esta Legislatura, como la búsqueda del diálogo y los consensos con todas las fuerzas políticas”.

Vía telefónica se intentó hablar con el coordinador del PES. La respuesta fue: “más tarde se comunica, está en reunión”.

Los cambios anunciados este miércoles serán propuestos a la Junta de Coordinación Política (Jucopo). Y mañana, en el pleno de Morena, votarán los presidentes, secretarios e integrantes de las 22 comisiones que le corresponden a ese partido.


Lamentable, la asignación de la Comisión de Cultura al PES: Carlos Lara


Menuda sorpresa causó que, no obstante, la mayoría lograda por Morena en la Cámara de Diputados, durante la refriega por las diversas comisiones especiales del pasado 24 de septiembre, se cediera la de Cultura al Partido Encuentro Social (PES).

El analista en temas culturales Carlos Lara, ex asesor legislativo y quien ha seguido la historia de la Comisión de Cultura desde su fundación -cuando la ocupó el fallecido poeta Jaime Sabines- hasta la fecha e investigado las plataformas de los partidos políticos en materia cultural a lo largo de varios años, señala en entrevista telefónica:

“Si alguna expresión política en el país estaba obligada a demostrar que la cultura no es un elemento decorativo, ligeramente estorboso, era la parte residual de lo que queda de la izquierda tradicional mexicana en esta coalición (Juntos Haremos Historia)”.

Y es que, a decir suyo, esta izquierda “se ha abrogado durante mucho tiempo el mote de guardianes de la cultura nacional”.

Autor de El patrimonio cultural en México. Un recurso estratégico para el desarrollo cuestiona con ironía dónde están los críticos del panismo y de la derecha, refiriéndose a los artistas e intelectuales que han acompañado a Morena y la coalición:

“Lo primero que pensé cuando supe, y luego corroboré la noticia, fue ¿dónde están las carcajadas del Fisgón (el caricaturista Rafael Barajas), y su historieta de las reinas y del PAN? Y la burla y las críticas de la comentocracia cultural que descalificaron a Vicente Fox y a Sari Bermúdez (expresidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes); ¿dónde están los defensores del Estado laico? ¿Dónde está Elenita Poniatowska y su letrero de no al PES?”

Lamenta la decisión parlamentaria:

“Hoy que lo tienen todo, decidieron sepultar por el momento el mito del René Avilés Fabila y amigos que aseguraban que la izquierda era la que más quería a la cultura. Yo tengo un recuento de la historia de la Comisión, trienio por trienio, y la izquierda le ha quedado a deber.”

Lara dice entender los términos en los cuales pudo construirse la coalición política entre Morena y el PES, aunque considera obvio que tendrían problemas en la parte doctrinal, pero no admite que se dejara la Comisión de Cultura, “un ámbito muy importante para el desarrollo de la cultura nacional” a un organismo político “que representa un integrismo ramplón”.

E insiste: “Me parece que estaban obligados a dar otro mensaje, hoy que podían, que lo tienen todo.”

Añade que pertenece al grupo de quienes creen que no se deben fincar las esperanzas en las personas que encabezan una institución, y en ese sentido otorga el beneficio de la duda a la próxima secretaria de Cultura (Alejandra Frausto), como al próximo presidente de la Comisión de Cultura:

“Creo que debemos hacerlo todos, pero eso no quita la condena moral, porque insisto en que cedieron ese importante órgano del Congreso a un partido que, no sólo no representa, sino es ajeno al desarrollo cultural, y además ya ni siquiera existe”.

“Propuesta” cultural

Se le pregunta si en la plataforma política del PES había algún proyecto relacionado con la cultura. En la página de internet del Instituto Nacional Electoral (INE) se presenta 50 páginas, una de ellas para el rubro de Educación y Cultura con 12 puntos. Entre ellos, se pueden mencionar:

-Promover reformas en materia de cultura que permitan fomentar el desarrollo de los diferentes sectores culturales como factores de empleo y cohesión social.

-Promover leyes para crear redes de apoyo público-privado a los sectores culturales con el propósito de difundir y promover a nivel internacional la cultura mexicana.

-Reformar la ley para facilitar el acceso a eventos culturales a las clases populares.

Lara comenta:

“De entrada no tenía un programa y dentro de lo poco que tenía no hay nada destacable. Es un organismo político que creció en las axilas de la Cuarta Transformación. Ahí se anidó. Entonces no necesitaba más que lo mínimo para cubrir el requisito. Y la misma gente les dio su lugar, le ayuda el hecho de ir en coalición”.

Luego, lamenta que con Morena y la coalición Juntos Haremos Historia no llegará “lo más granado del pensamiento de la socialdemocracia al Congreso”, sino que “llegó lo peorcito de la gente que ha manipulado este país y que ha encontrado las mañas para anidarse en el sistema electoral, en la transición de la alternancia y ahora la Cuarta Transformación.

“Hubiera deseado ver personajes destacados, como una Ifigenia Martínez, quien debió estar en lugar de Porfirio Muñoz Ledo, por muchas razones, entre ellas un sentido histórico, pero prefirieron el acuerdo político. El propio expresidente del PRD que acabó en el PAN y renunció, Agustín Basave, y otra gente que desde la academia supo que no era el comunismo, el socialismo ni estas expresiones tan radicales de la izquierda sino la socialdemocracia.

En su opinión la izquierda partidista no representa a la socialdemocracia, ni hay socialdemocracia en el país; el PAN no representa a la democracia cristiana; ni el PRI a la Internacional Socialista:

“En una elección donde la gente cambia su voto por un tinaco no podemos hablar de ese tipo de instituciones. Y entonces pasa lo que pasa”.

Proceso
Jesusa Cervantes
Judith Amador Tello
Ciudad de México
Miércoles 27 de septiembre de 2018.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter