Macron le concede la nacionalidad francesa a Mamoudu Gassama, un inmigrante de Mali, salvó a un niño suspendido de un balcón trepando por la fachada del edificio


Mamoudu Gassama tenía grandes sueños cuando, hace ocho meses, llegó sin papeles procedente de Malí, como tantos inmigrantes irregulares, en busca de una vida mejor en Francia. Pero el pasado sábado, la verdad es que solo buscaba un sitio donde ver la final de la Champions League con su novia. Sus planes, y su vida, cambiaron bruscamente cuando escuchó los gritos de un grupo de personas agrupadas ante un edificio del distrito XVIII de París. Como muchos, elevó la vista siguiendo la mirada de la gente que observaba horrorizada cómo un niño pequeño colgaba suspendido de una mano de uno de los balcones de la vivienda. Pero como ningún otro, tomó una decisión que lo ha convertido en el nuevo héroe de Francia: rápida y ágilmente, empezó a escalar a puro pulso cuatro pisos por la fachada de la casa hasta llegar al balcón maldito y salvar al pequeño metiéndolo de nuevo en la vivienda. Un gesto altruista que en solo 48 horas ya ha transformado su vida, dado que el Gobierno francés ha anunciado que recibirá la nacionalidad francesa.

“No dudé. Vi a un niño de cuatro años en esa situación y no pensé en nada, solo en que había que salvarlo y, gracias a Dios, lo salvé”, ha relatado Gassama una y otra vez desde entonces. Eso sí, agregaba este lunes a la emisora BFM TV con una sonrisa tímida, sorprendido aún de la enorme atención que ha atraído en las últimas horas, “cuando entré en el apartamento, mis piernas empezaron a temblar”. Para entonces sin embargo, Gassama ya era el nuevo héroe de Francia.

El vídeo de la gesta grabado por un transeúnte se ha vuelto viral. Mamoudu Gassama, de solo 22 años, que hace menos de uno se jugó la vida como miles de inmigrantes más atravesando África para salir desde Libia en una precaria embarcación que lo llevó hasta la costa italiana y luego a Francia, ya es conocido como el Spiderman sin papeles. El domingo, recibió la felicitación de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. Este lunes, fue recibido en el Elíseo por el presidente, Emmanuel Macron, a quien le volvió a contar su gesta. “Bravo”, le dijo el mandatario. “Gracias”, respondió tímidamente Gassama.

Al salir del palacio presidencial, el joven mostró, aún abrumado por su súbita fama y el encuentro con el jefe de Estado, una condecoración por su valor que le había entregado el mandatario. No fue el único gesto: Macron le prometió que su situación será regularizada rápidamente y que podrá obtener la ciudadanía francesa. Además, le propuso trabajar como bombero en París.

El presidente respondía así a las demandas unánimes de recompensar con papeles al joven héroe. Una petición en la plataforma change.org había recopilado en pocas horas miles de firmas solicitándole al ministro del Interior, Gérard Collomb, que regularizara su situación en Francia y que además le concediera una condecoración. Varios políticos se habían unido a esta demanda.

Collomb aseguró el lunes que se ocupará “personalmente de que su demanda de naturalización sea aceptada lo antes posible”. Porque “la patria reconoce a un gran hombre”, añadió. No ha sido el único ministro que se ha deshecho en alabanzas para el joven inmigrante. “Felicidades, es magnífico, en educación, lo que más cuenta es la ejemplaridad, y usted ha sido ejemplar”, le dijo el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, a un apabullado Gassama cuando ambos se cruzaron en los pasillos de una emisora de televisión.

Menos ejemplar ha sido la actuación del padre del pequeño, que salió de su odisea solo con una uña arrancada. Se trata de un hombre de 37 años y sin antecedentes que ha admitido que dejó a su hijo solo —la madre vive en la isla de Reunión con parte de la familia— para “ir a hacer unas compras”. "El problema", explicó el fiscal, François Molins, en televisión, "es que tardó en regresar, simplemente porque al salir de la tienda se puso a jugar a Pokemon Go". El domingo fue puesto bajo detención provisional bajo el cargo de dejación de la obligación parental. El juicio tendrá lugar en septiembre. Se enfrenta a una condena de hasta dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

El País
Silvia Ayuso
Paris, Francia
Lunes 28 mayo 2018.

El mandatario, quien calificó el acuerdo como la mejor oportunidad para salvar el planeta, sostuvo que es un tributo al "liderazgo" de EE.UU. en el combate al calentamiento global.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, elogió el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático aprobado este sábado en la cumbre del clima (COP21) de París y dijo que con él se ha mostrado "lo que es posible" cuando el mundo "se une".

"Hoy podemos estar más seguros de que el planeta va a estar en mejor forma para la nueva generación", destacó Obama en una breve declaración desde la Casa Blanca.

El acuerdo de París, en el que cerca de 200 países, tanto desarrollados como en desarrollo, se comprometen de manera histórica a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono, "establece el marco duradero que el mundo necesita para resolver la crisis climática", enfatizó el presidente.

Según Obama, el acuerdo es "ambicioso", aunque no "perfecto", y puede ser "un punto de inflexión para el mundo" en cuanto a la lucha contra el cambio climático.

"Este acuerdo representa la mejor oportunidad que hemos tenido para salvar al único planeta que tenemos", anotó.

Obama afirmó, además, que en París se ha cerrado el acuerdo "fuerte" que se necesitaba y destacó la labor del mandatario francés, François Hollande, así como la "paciencia y determinación" del presidente de la cumbre del clima (COP21) y ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

A juicio de Obama, quien también mencionó el "espectacular" trabajo de su secretario de Estado, John Kerry, y de la delegación estadounidense que ha participado en la cumbre, este acuerdo es también un tributo al "liderazgo" de EE.UU. en el combate al calentamiento global.

Antes de hablar desde la Casa Blanca, Obama publicó una primera reacción al acuerdo a través de Twitter y lo calificó de algo "enorme".

Además, en un comunicado emitido para explicar los detalles del acuerdo, la Casa Blanca lo consideró el "más ambicioso" de la historia, porque establece un marco "duradero para reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero".

Obama estuvo en París la semana pasada y participó en las sesiones inaugurales de la cumbre, con el objetivo de impulsar las negociaciones hacia un acuerdo "exitoso".

El presidente estadounidense ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad de su segundo mandato, pese a la oposición de la mayoría de los republicanos.

Estos son los puntos claves del acuerdo climático de París

Los delegados de 196 países llegaron a un pacto en la capital francesa. Se destaca que será jurídicamente vinculante y el compromiso para aumentar los fondos para ayudar a los países más perjudicados el clima.

 Estos son los puntos claves del acuerdo climático de París

El acuerdo de París consta de 31 páginas. Está dividido en dos grandes secciones: el acuerdo y las decisiones. En el primero se establecen los principios generales y en la segunda parte, las decisiones concretas en las que se reflejan esos principios. Estos son los puntos clave:

Nivel de compromiso

Un acuerdo “jurídicamente vinculante”: Implica obligaciones legales para los países que lo firman. Esta fue por muchos años una de las principales trabas pues países como Estados Unidos querían evitar ese estatus.

Mitigación

El acuerdo habla de hacer esfuerzos colectivos para evitar que la temperatura promedio del planeta aumente más de 2 ˚C. Aunque invita a los países a hacer esfuerzos extra para mantenerla en 1.5 ˚C.

Establece que los países deben aumentar gradualmente sus compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Reconoce la importancia de los bosques como sumideros de carbono y recalca la necesidad de trabajar para evitar su deforestación y degradación.

Adaptación

Reconoce el rol fundamental de las acciones para adaptarse al cambio climático.

Los países tendrán que formular planes y estrategias para adaptarse al cambio climático e informarlos a la comunidad internacional.

Deben plantear una estrategia de largo plazo para un desarrollo bajo en carbono.

Pérdidas y daños

El acuerdo reconoce que el cambio climático ya está cobrando un precio a los países más vulnerables como pequeñas islas del Pacífico. Aunque exime a los países industrializados de responsabilidades legales y de la obligación de pagar a los afectados, crea un mecanismo para manejar el riesgo.

Finanzas

Los países desarrollados se comprometen a aumentar durante los próximos cinco años los fondos destinados a ayudar a los menos desarrollados en estrategias contra el cambio climático. La meta específica es llegar a aportes por US $100 mil millones anuales entre 2020 y 2025. Después de 2025 la meta entraría a revisión.

Ciclos de revisión

El acuerdo ha sido entendido como el comienzo de un largo ciclo de mitigación y adaptación al cambio climático. Para superar muchos de los escollos que se presentaron en la negociación, las partes aceptaron revisar sus compromisos y metas en periodos de cinco años.

Transparencia

El acuerdo insiste en que debe haber “claridad”, “transparencia” y “comprensión” en todos los compromisos que asumen los países. Se prevé la creación de mecanismos técnicos para asegurar la transparencia de los acuerdos.  

EFE
Paris, Francia
Sábado 12 de diciembre de 2015.

Semanario satírico dedica su portada a los atentados

Paris.- El semanario satírico “Charlie Hebdo”, objeto de un ataque mortal perpetrado por un comando yihadista en enero pasado, regresa hoy a los quioscos con una portada dedicada a los atentados del viernes en París: “Ellos tienen armas. Que se jodan, nosotros tenemos champán”.

La portada, que firma la dibujante Coco, muestra a un hombre en actitud festiva, botella y copa de champán en mano, con el cuerpo repleto de agujeros de bala por donde escapa el vino espumoso, sobre fondo rojo.

El dibujo representa los ataques ocurridos el pasado viernes en lugares vinculados al ocio, como la sala de conciertos Bataclan, el Estadio de Francia y varios bares y restaurantes en los que perdieron la vida al menos 129 personas.

Blancos cercanos

Algunos de estos enclaves se hallan muy próximos a la sede de “Charlie Hebdo”, donde el pasado 7 de enero los hermanos Chérif y Saïd Kouachi asesinaron a 12 personas, entre ellos el entonces director de la publicación, Charb, y dibujantes emblemáticos de la revista, como Cabu o Wolinski.

“Imaginábamos que a los atentados de enero seguirían otros. Esperábamos, resignados, que nos cayera sobre la cabeza, como una espada de Damocles”, indica el dibujante y actual director de la publicación, Riss, en el editorial de la revista que hoy saldrá en papel.

El director de la publicación semanal llama a “no ceder, ni al miedo ni a la resignación. Es la única respuesta posible”.

El texto insta también a relanzar el debate sobre el Islam, convertido “desde hace veinte años en un campo de batalla donde los radicales quieren exterminar a los no creyentes y someter a la fuerza a los moderados”.

En una viñeta publicada en la página web de la revista, “Charlie Hebdo” muestra tres fantasmas ataviados con boina negra y barras de pan, en alusión al modo de vida francés bajo el titular: “Los franceses regresan a la vida normal”. En otra, publicada también en internet, aparece un terrorista suicida francés que cabría imaginarse como dandi, esbelto y elegante, contrapuesto al perfil de los autores de las matanzas recientes en París.

La publicación, que se distingue por sus críticas a los extremismos religiosos de todo tipo, fue blanco de los ataques terroristas por mostrar en sus portadas al profeta Mahoma.

Tras el atentado del pasado enero, “Charlie Hebdo” regresó a los quioscos con una portada en la que aparecía Mahoma llorando bajo un titular en el que podía leerse “Todo está perdonado”.

En la imagen, el profeta sujetaba un cartel que reproducía el eslogan que se popularizó tras esas acciones, “Yo soy Charlie”.

EFE
Paris, Francia
Miércoles 18 de noviembre de 2015.

Michelli nació en Tuxpan, Veracruz; desde 2008 vivía en Francia, donde construía sus sueños con Filo, un músico italiano con quien se comprometió 18 días antes de morir

Ciudad de México.-Tan sólo 18 días habían pasado desde que Michelli Gil Jáimez aceptó la propuesta de matrimonio que le hizo Filo, un músico de cámara italiano, quien era el amor de su vida. Las felicitaciones en redes sociales para esta bella pareja seguían llegando gracias a esta noticia que compartieron con sus amigos y familiares, hasta que el futuro de sus planes se fracturó por los ataques terroristas que París sufrió el pasado viernes 13.

En los muros de Facebook de la joven pareja, de un instante a otro, las felicitaciones cambiaron por las condolencias hacia Filo, quien escribía: "Ti amo amore mio. Riposa in pace" ("Te amo amor mío. Descansa en paz").

Michelli trabajaba en el bar La Belle Equipe en la calle Charonne del Distrito 11 de París, de acuerdo con la información que dio a Excélsior, Gabriel Mejía, amigo de la víctima. A las 21:40 horas fue cuando los terroristas del Estado Islámico continuaron con la ola de atentados en la capital francesa que iniciaron desde el Distrito X, disparando sus rifles indiscriminadamente hacia la terraza.

Desde el momento del ataque, cuando los familiares y amigos de Michelli se enteraron en las noticias que la zona de los tiroteos era la misma donde ella trabajaba, difundieron un mensaje en francés, a través de Twitter, sobre su desaparición para que los usuarios pudieran ayudarlos con algún tipo de información que los llevara a encontrarla con el hashtag: #rechercheParis.

Después se enteraron por amigos franceses de Michelli que la habían trasladado herida al hospital.

Sin embargo, ya fue a las tres de la tarde de este sábado cuando Félix José Gil Herrera confirmó en su muro de Facebook que una de las dos mexicanas fallecidas era precisamente ella:

Familia y amigos, la embajada mexicana en Francia, nos confirmó que mi prima Michelli Gil Jáimez fue una de las víctimas mortales del atentado terrorista del día de ayer en la ciudad de París, donde ella residía. Les pedimos eleven una oración por el eterno descanso de su alma. ¡Gracias a todos por estar al pendiente, nuestra gran familia se los agradece eternamente!”.

Michelli nació en Tuxpan, Veracruz, pero gran parte de su juventud la vivió en Puebla, ciudad a la que estudió la Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales en la Universidad de las Américas, UDLAP. Después se mudó a Francia en 2008 para continuar su preparación académica en EM LYON.

Sus amigos más cercanos de la universidad, como Gabriel Mejía, la recuerdan como una hermosa mujer por dentro y por fuera. De hecho, Michelli estuvo dentro de las seis finalistas del certamen Nuestra Belleza Veracruz, representando a Tuxpan en 2007.

Fue como la hermana que nunca tuvo mi esposa, porque fueron roomies en Puebla. Yo lo que te puedo decir de Mich (como la llama de cariño) es que era del tipo de persona que se quitaba la camisa por los demás. Tenía muchos proyectos de vida, estaba a punto de casarse. La última vez que hablamos con ella era una escuincla llena de sueños, de ilusiones", lamenta Mejía.

Se veía demasiado cerca el día en el que por fin Michelli sellara su compromiso, sólo faltaban 90 días. Ahora parte de los mensajes que su novio ha recibido son que tienen el corazón destrozado por esta noticia y por saber que él ha perdido al amor de su vida.

Excélsior
Claudia Solera
Ciudad de México
Domingo 15 de noviembre de 2015.

Era un ruido que jamás habían escuchado, muy distinto a los acordes del rock de Eagles of Death Metal. Para entonces, el único sonido metálico partía de los kalashnikov, cuyo eco se entreveraba con los gritos de dolor y desesperación. La composición era una sinfonía de muerte. Tres españoles la escuchaban, entre lágrimas y temblores, escondidos en un cuarto de la sala Bataclan, al que accedieron en mitad de una estampida desatada por el pánico. A los disparos, los lamentos y las caídas les sucedieron las explosiones de los tres suicidas que decidieron inmolarse antes de la entrada de las fuerzas especiales francesas. El cuarto terrorista fue abatido antes de accionar su cinturón-bomba. En su refugio, los españoles desconocían qué estaba sucediendo. De pronto, sólo quedaron los gritos. La puerta se abrió bruscamente. Eran los agentes del 'Raid', cuerpo de intervención de la policía.

"Creímos que los primeros estallidos eran petardos", han confesado varios de los testimonios que se encontraban en la sala Bataclan, donde fallecieron en torno a 80 personas, más de la mitad de las víctimas en la sangrienta noche de París. Lo mismo creyó Iván García, de 39 años. Había acudido a esta célebre sala acompañado por dos amigos, según relató por teléfono a sus familiares. "El ruido era insoportable. Conseguimos escondernos en un cuarto que encontramos y cerrar la puerta, mientras todo el mundo intentaba escapar. Cuando la abrieron, era la policía", contó el español, todavía en un elevado estado de ansiedad.

Los miembros de los 'Raid' sacaron a los tres españoles de la sala. García presentaba heridas leves en una pierna, producto de los golpes que había recibido en la huida masiva de espectadores. Unos 1.500 abarrotaban esta sala en forma de pagoda asiática, situada en el bulevar Voltaire, muy cerca del semanario 'Charlie Hebdo', donde se produjo el último atentado islamista. En Bataclan, los terroristas irrumpieron al grito de 'Alahu Akbar!' [¡Alá es el más grande!]. Fueron instantes, según varios testigos, en los que resultaba casi imposible tenerse en pie y donde el riesgo no era sólo el de ser abatido por los disparos, sino el aplastamiento. Algunos asistentes intentaron escapar por una salida de emergencia situada detrás del escenario y otros se lanzaron por las ventanas.

 Nada más abandonar la sala, los tres españoles fueron examinados y, de inmediato, atendidos por equipos de psicólogos desplazados junto con las unidades sanitarias. Posteriormente, los trasladaron al domicilio de unos amigos en el que se encontraban durante unos días de vacaciones. Los golpes y las heridas de Iván, el más afectado de los tres, no necesitaron hospitalización. Al ser advertida la embajada por sus familiares desde España, recibieron la indicación de no abandonar el domicilio en todo el día de ayer, a la espera de regresar, hoy, a Madrid, donde residen. Declinaron realizar declaraciones, afectados por un agudo 'shock' postraumático que requerirá tratamiento, según los especialistas, aunque es muy posible que su escondite les pusiera a salvo de un trágico desenlace como el encontrado por otro español, Juan Alberto González Garrido, de 29 años.

Hubo más asistentes que buscaron algún refugio dentro de la sala. Pierre Janaszak, un animador de radio y televisión que asistía al concierto, consiguió esconderse en los servicios de la primera planta: "Estábamos cuatro metidos en el espacio de un retrete. No vinieron allí a buscar a nadie". "Oíamos a los terroristas decir que tenían 20 rehenes -prosiguió-. Decían a las personas retenidas que la culpa de todo era del presidente Hollande por haber intervenido en Siria. También hablaron de Irak. Después llegaron los tiros y las explosiones. La policía, finalmente, abrió las puertas de los servicios. Antes de salir, un agente me pidió que me quitara la ropa para comprobar que no llevara ningún explosivo".

Dividida en dos alturas, una gran parte de los asistentes al concierto tardaron más en apercibirse del ataque, especialmente los que se encontraban en el primer piso. El propio Janaszak se encontraba en la parte alta. "De pronto, escuchamos unos disparos abajo, en la platea. Al principio, creímos que se trataba de parte del espectáculo, pero pronto comprendimos lo que sucedía. Fue un infierno", añadió.

 Algunos de los que pudieron esconderse, como los tres españoles o este animador de televisión, enviaron mensajes a través de sus teléfonos móviles y de las cuentas en las redes sociales. "Todavía estoy en Bataclan. Primer planta. Herido grave. Que lancen pronto el asalto. Hay supervivientes en el interior. Matan a todo el mundo. Uno por uno. Primera planta. Rápido", fue el 'tuit' desesperado de un espectador atrapado.

Daniel Psenny, un periodista que vive junto a una de las salidas de socorro, en el pasaje Saint Pierre Amelot, observó y filmó cómo numerosas personas huían y hasta se lanzaban por las ventanas. Intentó auxiliarlas y resultó herido en el brazo por un disparo cuando intentaba llevar hasta su edificio a un estadounidense herido. "Vomitaba, tenía frío y creímos que se iba a morir. Llamamos a los bomberos pero no podían evacuarnos", cuenta el periodista, socorrido tras el asalto.

Entre las personas que lograron escapar se encontraba la hermana del futbolista francés Antonio Girezmann, del Atlético de Madrid. A la misma hora que su hermano jugaba en el Stade de France, ella escuchaba rock en Bataclan. Ambos, en cambio, escucharon algo distinto, que poco tenía que ver con el fútbol o la música. En Twitter, Griezmann dio gracias a Dios por su hermana con una etiqueta compartida, hoy, en todo el mundo: '#ViveLa France'.

El Mundo
Orfeo Suárez
Madrid, España
Domingo 15 de noviembre de 2015.

Los ataques se han producido en una sala de fiestas, en sus proximidades y en las inmediaciones del Estado de Francia

Al menos 120 personas han muerto y decenas han resultado heridas en varios ataques terroristas coordinados en París ocurridos alrededor de las diez de la noche, según el recuento provisional de la policía. El fiscal de la República, François Molins, ha indicado que cinco terroristas han sido "neutralizados".

Varios atacantes con fusiles de asalto han protagonizado al menos tres tiroteos en los distritos 10 y 11 de la capital. El más grave se ha producido en la conocida sala de fiestas Bataclan, situada en el número 50 del Boulevard Voltaire, donde han fallecido más de 80 personas, según fuentes policiales.

A media noche, el presidente François Hollande ha decretado el estado de emergencia en toda Francia y ha anunciado el cierre de fronteras —poco después, el ministro de Exteriores informó de que los aviones y trenes seguirían operando— y la movilización de más fuerzas militares en el país, en torno a 1.500 soldados extra. Unas horas después, Hollande ha manifestado que el "combate [contra los terroristas] será sin piedad".

En las inmediaciones de la sala ha habido al menos dos tiroteos, uno de ellos en la calle Charonne. Los atacantes tomaron a decenas de rehenes del interior de Bataclan. Dos horas después del ataque a la sala de fiestas, se escuchaban disparos aislados en el interior y en el exterior. Un testigo aseguró que, mientras disparaban, los atacantes gritaron "Allahu Akbar" (Dios es el más grande). Benjamin Cazenives, que estaba en el interior dijo a una amiga, que a su vez trasladó la narración: "Estoy vivo. Solo tengo unos cortes. Una carnicería. Cadáveres por todas las partes". Es el mensaje que puso en las redes sociales.

Poco antes de la una de la madrugada (hora española), la fuerzas especiales francesas han entrado en la sala de conciertos y en pocos minutos han informado del término de la operación. Cuatro de los asaltantes del Bataclan murieron, tres de ellos tras activar sus cinturones de explosivos, según informó la policía. Tras la operación, los canales han mostrado cómo miembros del cuerpo de bomberos sacaban cadáveres del interior de Bataclan.

Las calles próximas a los lugares de los tiroteos han sido cerradas al tráfico. La plaza de la República es una de las cercadas por la policía. A la zona han llegado también equipos de bomberos movilizados. El jefe de una de las unidades antiincendios ha dicho a sus subordinados: "París está en guerra". Las zonas atacadas están cerca de la sede de la revista Charlie Hebdo, donde en enero fueron asesinadas doce personas por dos yihadistas.

"Había sangre por todos los lados. Han disparado sobre la multitud. Tenían metralletas y han disparado en todas las direcciones", han contado personas que han logrado huir de la sala en medio del tiroteo y cuyos testimonios se han difundido a través de redes sociales.

Uno de los ataques se ha producido cerca del restaurante Petit Cambodge. Uno de los clientes ha contado que, en ese caso, el tiroteo se prolongó durante más de medio minuto. Hacia las 23.30, personas que se encontraban cerca del gran centro comercial de Les Halles, en las proximidades del ayuntamiento de París, aseguraron que habían escuchado disparos en el interior del local.

También alrededor de las 22.00 horas, se han registrado tres explosiones en las proximidades del Estadio de Francia, en el que jugaban un partido amistoso las selecciones de fútbol de Francia y Alemania. Tres personas han resultado muertas. La policía especula con la hipótesis de un ataque suicida. Al menos una de las explosiones fue provocada por una bombona de gas que tenía adosadas piezas metálicas, según una persona que vio el artefacto antes de que estallara. Las explosiones se produjeron en el descanso del partido.

El presidente François Hollande, que se encontraba en el estadio, ha sido evacuado en helicóptero. Se ha dirigido de inmediato al Ministerio del Interior, donde se ha establecido una célula de crisis en el sótano del ministerio. El Ejecutivo ha puesto en marcha el plan Rojo Alfa, concebido para casos de ataques múltiples.

En una intervención televisada, Hollande ha declarado esta madrugada el “estado de emergencia” en todo el país. El presidente, que ha sido la primera autoridad en calificar los sucesos de “ataques terroristas”, ha dicho que ese estado de urgencia conllevará numerosas detenciones por todo el país y “el cierre de fronteras” para evitar que entren nuevos terroristas o que huyan los que puedan encontrarse en el interior. También supondrá restricciones en la circulación. "Es un horror. Hemos movilizado a todas las fuerzas. Sabemos de dónde vienen y quiénes son".

Hollande ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para esta misma noche que será el encargado de aprobar esas medidas concretas del estado de urgencia. El presidente ha anunciado también la movilización de fuerzas militares basadas en París y alrededores. Añadió que Francia se enfrenta a una gran "prueba de unidad y sangre fría".

Los ataques han coincidido con el primer día de la alerta policial especial lanzada por la Cumbre del Clima que se celebrará en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Desde este viernes, y durante un mes, Francia ha dejado en suspenso el acuerdo de Schengen y ha restablecido controles fronterizos.

El Gobierno y las fuerzas de seguridad esperaban algún ataque terrorista en Francia, el país occidental más amenazado por los yihadistas. Desde los ataques del pasado enero, cuando murieron 17 personas en la capital, la policía ha desbaratado más de media docena de atentados. El último, a finales del mes pasado. Desde comienzos de año, más de 7.000 militares patrullan por las calles o vigilan centros públicos.

Los atentados que conmocionaron Occidente

11 de septiembre de 2001. Al Qaeda organiza el secuestro de cuatro aviones para perpetrar cuatro ataques en Estados Unidos. Los dos primeros impactan en las Torres Gemelas de Nueva York, que tardaron unas dos horas en derrumbarse. El tercero, en el Pentágono. El cuarto falla su objetivo, el Capitolio de Washington, al impactar en campo abierto en Virginia. En total, fallecieron unas 3.000 personas.

11 de marzo de 2004. Madrid sufre 10 explosiones en cadena en cuatro trenes de cercanías. El atentado causa 191 muertos y más de 1.600 heridos, y es reivindicado por las Brigadas Abu Hafs al Masri, vinculadas a Al Qaeda.

7 de julio de 2005. 56 personas mueren (incluidos cuatro terroristas) en cuatro explosiones en Londres: tres en el metro, la otra en un autobús urbano. Al Qaeda reivindica el ataque.

18 de julio de 2012. Seis personas mueren en la explosión de un autobús en el aeropuerto de Burgas, en Bulgaria. El Gobierno acusa a la milicia chiíta Hezbolá de ser responsable del ataque.

7 de enero de 2015. El ataque al semanario satírico Charlie Hebdo, que deja 12 muertos, es perpetrado por los hermanos Kouachi. Al Qaeda se atribuye el ataque.

8 de enero de 2015. Amedy Coulibaly, cercano a los hermanos Kouachi, asesina a una policía municipal. Al día siguiente, Coulibaly mata a cuatro judíos en un supermercado kosher.

14 de febrero de 2015. Asesinada una persona en un centro cultural de Dinamarca, durante un coloquio sobre blasfemia e Islam a colación del atentado contra el semanario Charlie Hebdo. En la madrugada del día siguiente, un judío muere asesinado frente a la mayor sinagoga de la ciudad.

AP/ Reuters/ El País  
Carlos Yárnoz
París, Francia
Viernes 13 de noviembre de 2015.

Se produce a su vez una toma de 100 rehenes en una sala de espectáculos

La ola de ataques se produce diez meses después del atentado a la revista satírica 'Charlie Hebdo'

Tres explosiones cerca del Estadio de Francia y varios tiroteos -entre ellos, en las terrazas de un restaurante y un bar- han convulsionado a los franceses esta noche, causando al menos 60 muertos y varios heridos, según informan medios de comunicación y fuentes policiales.

Un hombre armado con un Kalashnikov disparó contra los clientes de un restaurante en la capital gala. Un periodista de la BBC contó múltiples cuerpos en la calle, mientras que otro reportero de 'Libération' hablaba de "pesadilla". Varios testigos precisaron que el autor gritó antes de disparar 'Alá es grande', así como que las explosiones pudieron ser producidas por suicidas que hicieron detonar sus chalecos.

En concreto, el terror golpeó las terrazas de los bares Le Carillon y Petite Cambodge en el distrito X de París, junto al canal Saint Martin.

Se ha informado a su vez de una toma de 100 rehenes en la sala de espectáculos Bataclan, donde se habría producido también un tiroteo y una explosión en plena actuación de heavy metal. En total, puede haber hasta media docena de agresores.

Respecto al Estadio, en él se encontraba el presidente galo, François Hollande, con motivo de la celebración del partido amistoso Francia-Alemania. El mandatario ha sido inmediatamente evacuado, aunque el encuentro de fútbol no llegó a ser suspendido. Hollande se encuentra ya en plena célula de crisis en el Ministerio del Interior francés, junto al primer ministro Manuel Valls y el titular Bernard Cazeneuve.

Numerosas fuerzas especiales han sido desplegadas por todo el centro de París, mientras la Fiscalía Antiterrorista se hace cargo de la investigación.

Más de 20 víctimas mortales en cuatro ataques simultáneos en París

Los ataques se han producido en una sala de fiestas, en sus proximidades y en las inmediaciones del Estado de Francia

Paris.- Al menos 20 personas han muerto en varios ataques coordinados en París ocurridos alrededor de las diez de la noche, según datos de la Prefectura de Policía. Varios atacantes con fusiles de asalto han protagonizado al menos tres tiroteos en los distritos 10 y 11 de la capital. El más grave se ha producido en la conocida sala de fiestas Bataclan, situada en el número 50 del Boulevard Voltaire, donde han fallecido al menos 15 personas, según fuentes policiales.

En las inmediaciones de la sala ha habido al menos otros dos tiroteos y, según informaciones de las fuerzas de seguridad, hay varias personas retenidas en el interior. Un cámara citado por BBC cifra en una decena los cuerpos tendidos en el asfalto, sin detallar si son de víctimas mortales o heridos. Pasadas las once de la noche, todavía proseguía algún enfrentamiento armado entre atacantes y policías en la calle Charonne, cerca de la sala de fiestas.

A la misma hora, se han registrado tres explosiones en las proximidades del Estadio de Francia, en el que juegan un partido amistoso las selecciones de fútbol de Francia y Alemania. Tres personas han resultado muertas. La policía especula con la hipótesis de un ataque suicida.

El presidente François Hollande, que se encontraba en el estadio, ha sido evacuado en helicóptero. Se ha dirigido de inmediato al Ministerio del Interior, donde se ha establecido una célula de crisis.

Los ataques han coincidido con el primer día de la alerta policial especial lanzada por la Cumbre del Clima que se celebrará en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Desde este viernes, y durante un mes, Francia ha dejado en suspenso el acuerdo de Schengen y ha restablecido controles fronterizos.

Agencias
El Mundo / El País
Carlos Yárnoz / María D. Valderrama
París, Francia
Viernes 13 de noviembre de 2015.

UNAM y Universidad de la Sorbona firman acuerdo histórico

El rector de la UNAM, José Narro Robles, y su homólogo francés, Thierry Tuot, suscribieron el convenio en un acto celebrado en la Sorbona, en el barrio Latino de París

Paris.- El rector José Narro Robles, y su homólogo francés, Thierry Tuot, suscriben el convenio, que permitirá "fundir ambas culturas y consolidar una relación de pares centrada en un sector fundamental, los jóvenes"
La Universidad de la Sorbona y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la mayor de América Latina, firmaron hoy en París un convenio de cooperación que sus responsables calificaron de "histórico" y destinado a instaurar un "espíritu de intercambio" entre ambos centros.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, y su homólogo francés, Thierry Tuot, suscribieron el convenio en un acto celebrado en la Sorbona, en el barrio Latino de París, al que asistió el embajador de México en Francia, Agustín García-López Loaeza, entre otras personalidades.

"La universidad constituye un espacio de libertad donde deben caber todas las ideologías, y esa es la realidad de nuestros centros", declaró Narro, quien expresó su admiración por la cultura francesa, su modelo educativo y los nueve siglos de historia que atesora el prestigioso establecimiento parisiense.

Para el rector de la UNAM, donde se forman cerca de 300 mil estudiantes y trabajan más de 35 mil docentes, el convenio permitirá "fundir ambas culturas" y consolidar una "relación de pares" centrada en un "sector fundamental, los jóvenes".

En declaraciones a Efe, Narro subrayó el importante vínculo existente entre México y Francia y el hecho de que, según un estudio realizado por su institución, los estudiantes franceses constituyen la comunidad extranjera más numerosa en sus aulas.

"La educación es la gran herramienta para mejorar nuestras sociedades", subrayó el rector, "orgulloso" de contar con socios de la talla de la Sorbona en el marco de la apertura internacional de la UNAM, interesada siempre por los intercambios con otros países.

Tuot celebró igualmente la "relación de amistad" que une a París y México, también en el terreno político, como lo plasman el viaje que el presidente François Hollande realizó a ese país el pasado abril y el que en julio protagonizará su colega Enrique Peña Nieto a Francia.

A partir de ahora, el acuerdo permitirá "una colaboración esencial con esa gran universidad de Latinoamérica, un enriquecimiento mutuo que se traducirá en la puesta en marcha de proyectos y seminarios comunes" resaltó el rector.

La UNAM inaugura en París el Centro de Estudios Mexicanos

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, destacó hoy la importancia de la apertura de una "antena" de la "máxima Casa de Estudios" mexicana en la capital francesa.
 
"Con un centro de este tipo aquí en París estoy seguro de que la relación de México y Francia se verá beneficiada con acciones concretas para un sector que nos resulta fundamental a los dos países: nuestros jóvenes", declaró a la prensa.
 
El rector de la UNAM inauguró este lunes el Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Francia (CEM), un departamento creado en colaboración con la universidad "Pierre et Marie Curie" de París, vinculada a La Sorbona.
 
El CEM tendrá como objetivo, entre otras misiones, "divulgar lo que se hace en nuestro país que no es poco, es mucho, y difundir la cultura que atesoramos", puntualizó Narro Robles.
 
También buscará "contribuir a la mejor formación de nuestros estudiantes, al desarrollo de los académicos y a la planeación conjunta de investigaciones" entre la UNAM y universidades francesas agrupadas en la comunidad de La Sorbona, dijo.
 
El Centro se ubica en el "histórico" Campus Cordeliers de la Universidad de la Sorbona, en el número 15 de la calle de "l'École de Médecine", en la antigua zona universitaria del sexto distrito parisino.
 
"Para la UNAM es un proyecto al que concedemos la mayor importancia, un centro, una antena de la UNAM en Francia, en esta extraordinariamente prestigiada universidad, una de las históricas del mundo, una de las grandes universidades del mundo", resaltó.
 
"Las tareas fundamentales serán promover el intercambio, la colaboración entre nuestras instituciones, el conjunto de las instituciones de investigación agrupadas alrededor de esta Academia de París y de La Sorbona", precisó el rector.
 
"Me parece que puede ser de gran ventaja para nuestras dos sociedades, para nuestras dos comunidades, para la UNAM y también para La Sorbona", resaltó.
 
Señaló que el sistema universitario francés "es de calidad, mejorable pero valoramos enormemente el sistema de educación superior de Francia porque hay pruebas muy concretas de su enorme calidad, de su competencia internacional".
 
También "de los aportes que le ha dado al mundo en la cultura, en la ciencia, en las humanidades, en la tecnología y en las artes", consideró.
 
"Podemos actuar como pares y tenemos tareas y acciones que son complementarias. Confiamos en unas relaciones de esa naturaleza en la que las dos partes tienen que aportar y que recibir y mejorar. Es el tipo de relación que hemos establecido", subrayó.
 
El presidente de La Sorbona, Thierry Tuot, destacó que su universidad buscó, en su rubro de investigación internacional, a la UNAM como "socio" por ser una de las principales universidades de Latinoamérica.
 
El objetivo es "desarrollar actividades de investigación y de enseñanza que permitan un enriquecimiento mutuo", explicó.
 
Tuot firmó además, previamente a la inauguración del centro, un "convenio de cooperación universitaria" entre La Sorbona y la UNAM.

En concreto, impulsará un intercambio de estudiantes, doctorandos y docentes entre la UNAM y la Sorbona que de hecho ya ha comenzado, aunque todavía no se han fijado cifras exactas, dijo Narro, quien prometió que "las metas llegarán con la experiencia".

"No son sólo buenos deseos", aseguró el académico y profesor de Medicina mexicano, quien esta tarde inaugura el Centro de Estudios Mexicanos, con sede en la Sorbona.

EFE / El Universal
París, Francia
Lunes 30 de marzo de 2015.

La operación de Dammartin-en-Goële fue una acción policial y militar sin connotaciones políticas, «limpia» e implacable.

Paris.- Las fuerzas de seguridad ponen fin a cincuenta y cuatro horas de tragedia tras una oleada de sangrientos ataques islamistas. Los dos autores de la matanza de «Charlie Hebdo» fueron abatidos y su rehén liberado sano y salvo. El asesino de una policía de París cayó tras el asalto a la tienda judía donde se refugió; murieron cuatro de sus rehenes

El Estado francés no quiso dar ninguna opción a los yihadistas. No quiso negociar con ellos ni darles tiempo para mantener la tensión. Y ni mucho menos darles la oportunidad de glorificar su imagen o intentar buscar la emulación de sus acciones. Dos de los terroristas que perpetraron el ataque contra la redacción de la revista «Charlie Hebdo» se habían atrincherado en una imprenta al nordeste de París con un rehén. Un tercer yihadista se había apoderado de un supermercado de comida judía (kosher) en la capital francesa con un número indeterminado de rehenes. Tras una primera toma de contacto y tras instarles a la rendición, el Gobierno dio la orden de asalto. En la acción murieron los tres terroristas y cuatro rehenes. Una operación relámpago que ayer fue aplaudida por la opinión pública.

Tras el asalto, el presidente, François Hollande, y el primer ministro, Manuel Valls, pronunciaron un mensaje de unión nacional en la defensa de la democracia y la tolerancia. Hay que remontarse a la guerra de la independencia de Argelia, durante los años 60 del siglo XX, y a la gran crisis de los suburbios del invierno de 1985, para encontrar paralelismos con las matanzas que se han sucedido en estos días.

En otros casos de secuestros terroristas, las fuerzas de seguridad francesas habían comenzado con laboriosas negociaciones prolongadas durante interminables horas. En esta ocasión, ayer, los equipos de los ministerios de Interior y Defensa habían presentado al presidente de la República varios escenarios posibles. Se puso en marcha el más expeditivo y determinante.

A las cinco de la tarde, los hombres del Groupe d’Intervention de la Gendarmerie Nationale (GIGN), en Dammartin-en-Goële (Seine-et-Marne), al norte de París, y las Brigades Rapides d’Interventions (BRI), en la Puerta de Vincennes, al este de la capital, intercambiaron sendas llamadas de OK. La ejecución de ambos asaltos podía comenzar.

En la pequeña imprenta de Dammartin-en-Goële, los hermanos Said (34 años) y Chérif Kouachi (32 años), se vieron forzados a salir de la «madriguera» donde habían intentado atrincherarse catorce horas antes. Las fuerzas de seguridad utilizaron varios recursos clásicos (gases lacrimógenos, granadas especiales). Esperando caminar hacia el «paraiso», los Kouachi salieron creyendo que podrían morir matando, esperando ser glorificados como «combatientes de Alá». Pura fantasmagoría.

Siguiendo las instrucciones precisas de la jefatura del Estado, las fuerzas de seguridad peinaron y acordonaron la pequeña empresa donde se habían refugiado los asesinos. La prensa estaba convenientemente alejada, por razones de seguridad y de «comunicación visual». Los Kouachi fueron abatidos en unos minutos, acribillados por un número considerable de tiradores de élite. El rehén quedó en libertad. Las 72 horas de frenética huida de dos asesinos terminaba sin gloria.

La policía pudo descubrir rápidamente su identidad, porque uno de los hermanos había dejado olvidada su carnet de identidad en uno de los coches que utilizaron para huir. Con una impericia propia de criminales temerarios, los Kouachi se dejaron ver en varias gasolineras, sin ocultar que viajaban con fusiles de asalto kalashnikov y lanzagranadas, dando muestras de un exhibicionismo suicida.

«Cursillos militares»
Los cursillos de formación militar adquiridos por uno de los hermanos en el Yemen, la «educación religiosa» seguida en varias prisiones, la complicidad con bandas de delincuentes comunes, en la periferia de París y en el Yemen, no les sirvieron para gran cosa. Fanatizados, errantes en el microcosmos yihadista, los Kouachi fueron capaces de planificar y ejecutar una matanza atroz. Pero fueron perseguidos y ejecutados con precisión en poco más de 72 horas.

A los pocos minutos del comienzo del asalto del refugio de los Kouachi, al norte de París, los especialistas de las BRI entraron en acción en el supermercado judío del que se había apoderado el tercer terrorista, Amedy Coulibaly, amigo y «colega» de los hermanos Kouachi. Coulibaly se había atrincherado en el interior del supermercado con varios rehenes.

Este tercer terrorista también fue abatido con gran rapidez, pero en el asalto murieron cuatro rehenes. Varios medios aseguraron que, en su trayectoria criminal de estos días, Coulibay estuvo acompañado por su novia, una joven musulmana, que pudo huir horas antes del asalto.

La operación de Dammartin-en-Goële fue una acción policial y militar sin connotaciones políticas, «limpia» e implacable. La operación de la Puerta de Vincennes fue más compleja. Desde el primer momento fue evidente que el secuestro del supermercado de comida kosher tenía una fuerte dimensión antisemita. Amedy Coulibay deseó dar a su crimen una connotación racista, antisemita, en las inmediaciones de una escuela judía. Dimensión étnica que precipitó una ola de inquietud en un barrio donde viven muchas familias judías.

En un principio, durante la trágica jornada del jueves, se puso en duda la posible relación de la matanza de los caricaturistas de «Charlie Hebdo» perpetrada por los hermanos Kouachi y el ataque lanzado en una autopista en Montrouge por Coulibay. La trágica sucesión de acontecimientos reveló que los tres terroristas actuaban conjuntamente.

Compañeros de prisión
Los hermanos Kouachi y Amedy Coulibaly se conocieron en prisión, y fraternizaron en la periferia de París. Los tres pertenecían a una suerte de banda que se «entrenaba» muy llamativamente en unos jardines públicos, las Buttes Chaumont, donde hacían «gimnasia militar» y se calentaban los cascos colectivamente con proyectos entre enloquecidos y criminales.

Los Kouachi y Coulibaly se exhibieron con chalecos anti balas, esgrimiendo fusiles de asalto y pistolas automáticas. Se trata de un armamento de tipo militar que se compra y se vende en oscuros «mercados» suburbiales.

Sin embargo, la compra-venta de ese tipo de material en Francia también pone en evidencia las fallas del estado puestas al descubierto por la tragedia de estos días. Por vez primera en la historia, una banda entre fanática, iluminada, criminal y mafiosa, ha sembrado el terror en la capital con inquietante impunidad durante tres jornadas.

El vespertino Le Monde y otros medios han hablado de un 11-S francés. Más allá de las fórmulas periodísticas o publicitarias, las matanzas de «Charlie Hebdo» y Montrouge han puesto de manifiesto que las semillas del terror están proliferando en los suburbios franceses con una rapidez letal.

Las llamaradas terroristas islámicas de los últimos años son contemporáneas de la profanación de cementerios, cristianos, judíos y musulmanes, del ataque a bombazos «artesanales» de escuelas judías y musulmanas, de las guerras religiosas entre musulmanes fanáticos y conservadores, de las tensiones étnicas que enfrentan a franceses de diversa formación cultural y religiosa en más de 700 suburbios, en toda Francia.

Una vez concluida la doble operación, Hollande hizo un primer balance de estas tres jornadas en una alocución solamente a través de todas las cadenas de radio y televisión.

El Hollande comenzó dando una noticia: «Estaré personalmente al frente de la gran manifestación de solidaridad nacional. Todos los franceses están invitados a participar en esa u otras manifestaciones, en toda Francia». Se espera que más de un millón de parisinos participen en una gran marcha de unidad, a la que están invitados todos los ciudadanos de todas las sensibilidades políticas, culturales y religiosas.

Unidad política

Antes de hacer ese anuncio, Hollande había recibido a todos los líderes políticos de la república, de Nicolas Sarkozy a Marine Le Pen, con el fin de dar una dimensión nacional a una respuesta cívica de fondo.

A continuación Hollande deseo tranquilizar y avanzar dar serenidad a una opinión pública amedrentada, víctima del angustioso seguimiento de tres pavorosos baños de sangre. «La religión musulmana no tiene nada que ver con los fanáticos criminales», continuó el presidente, instando a la unidad nacional a todas las sensibilidades culturales y religiosas. Horas antes, los representantes de los imanes de Francia habían invitado a los musulmanes a participar en la gran manifestación del domingo.

Hollande terminó su mensaje a la nación anunciando el refuerzo de unas medidas de seguridad que ya están en estado de alerta máxima, recordando otro dato capital: «Estamos en guerra. Francia cumple con su deber, luchando militarmente contra el terrorismo, en África y Oriente Medio. Esa determinación nos convierte en un blanco para los fanáticos extremistas. No debemos bajar la guardia. Hemos neutralizado a unos criminales, pero no debemos confiarnos».

A los pocos minutos de la intervención de Hollande, Manuel Valls, jefe de gobierno, se apresuró a ampliar el mensaje presidencial: «Francia debe afrontar un desafío y amenazas sin precedentes. Hemos neutralizado a unos criminales. Pero otra amenazas nos acechan». «Francia no ha sufrido jamás ataques criminales tan temibles como los que acabamos de sufrir y neutralizar», continuó Valls, insistiendo en que la lucha contra el terrorismo será larga y difícil: «Hemos conseguido neutralizar otros atentados, en el pasado reciente. Pero no podemos bajar la guardia. Seguimos estando amenazados, como nunca. Debemos reforzar nuestro arsenal policial, judicial y moral. Todos los franceses están invitados a participar en las manifestaciones de solidaridad del domingo. La unidad y determinación nacional es muy importante».

Presidente y primer ministro deseaban hacer un balance y explicar de alguna manera las dimensiones más graves de unos acontecimientos que quedarán indelebles en la memoria de los franceses. Ambos habían participado en la gestión de una crisis sin precedentes y elaboraron una doctrina de acción antiterrorista que ha sido observada por especialistas de todo el mundo.

Horas antes, Hollande había convocado una reunión de crisis, acompañado de Valls y sus ministros del Interior, Defensa, Justicia y Asuntos Exteriores. Esa reunión duró dos horas cortas. Hollande y su equipo fijaron una «doctrina de acción» expeditiva, que comenzó a aplicarse con extrema celeridad, precisión e implacable rigor militar. No hubo por su parte la menor duda en la necesidad de actuar con celeridad.

ABC.es
Juan Pedro Quiñonero
Corresponsal En París
Sábado 10 de enero de 2015.

El presidente francés califica como "ataque terrorista"; eleva alerta a máximo nivel

Paris.- Se elevan a 12 los muertos por el ataque terrorista contra la redacción del semanario satírico “Charlie Hebdo” en París y que otras cuatro personas “se debaten entre la vida y la muerte”. El presidente francés, Francois Hollande, calificó los hechos como un ataque terrorista.

Hay  varios heridas hoy en un tiroteo ocurrido en la sede del semanario satírico francés “Charlie Hebdo”, en pleno centro de París.
 
El director del periódico Charlie Hebdo dijo hace un tiempo que una caricatura nunca había matado a nadie, este medio siempre se ha destacado por su estilo irreverente de publicaciones.

Hollande ha convocado una reunión de urgencia para tratar de este atentado. La prefectura de Policía de París ha tomado medidas para reforzar la seguridad ante los locales de diversos medios de comunicación y en las estaciones de metro y ferrocarril de la capital.
 
El gobierno ha decidido además elevar el llamado “Plan Vigipirate” contra acciones terroristas a su máximo nivel, “alerta de atentados”.

Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario satírico, que había sido objeto de amenazas en el pasado por haber publicado caricaturas de Mahoma, explicó que fueron dos personas las que entraron en la redacción y dispararon contra el personal.

De acuerdo con Justin, los autores de la masacre reivindicaron su acción con la frase “vamos a vengar al profeta”.

“France Info” señaló que dos vehículos estaban esperando para ayudar a escapar del lugar a los dos hombres, que iban armados con rifles Kalashnikov.

Doce muertos en un atentado en la revista ‘Charlie Hebdo’ en París

Al menos 12 personas han fallecido y 11 han resultado heridas, de las que cuatro se debaten entre la vida y muerte, tras el ataque con fusiles automáticos registrado esta mañana contra la sede del semanario satírico Charlie Hebdo, en París, según datos oficiales. Los autores del atentado, uno de los más graves de la historia en Francia, fueron tres hombres vestidos de negro, encapuchados y armados con fusiles Kalashnikov que entraron en la sede del semanario al grito de "Alahu al akbar" ("Dios es grande"), según ha confirmado la fiscalía. El presidente François Hollande ha afirmado que Francia vive “un momento extremadamente difícil”.

El ataque se produjo poco después de las once de la mañana. Los terroristas penetraron a tiro limpio en el hall del semanario. Durante más de diez minutos, los atacantes efectuaron al menos 30 disparos contra los periodistas y empleados de la publicación. En algún caso, según un testigo citado por varios medios, gritaban los nombres de algunos periodistas de la publicación. Decenas de empleados se refugiaron en la terraza del edificio, situado en el bulevard Richard Lenoir, en el distrito 11 de la capital francesa.

Los muertos son el director del semanario, Stéphane Charbonnier, alias Charb, los periodistas Cabu, Tignous, Wolinski, Bernard Maris y tres más de los que no se han facilitado sus nombres; dos policías (Franck D., abatido en la redacción, y Ahmed Merabet, asesinado en la calle); un invitado que se encontraba en ese momento en la redacción, Michel Renaud; y una persona que estaba en la recepción del edificio cuando los atacantes han irrumpido en él fusil en mano.

Charb, nombre con el que era conocido el responsable de la publicación, dirigía el semanario desde 2009 y habitualmente tenía protección policial. Tanto él como otros miembros de la redacción recibían constantes amenazas. La última portada está dedicada al polémico libro Sumisión, de Michel Houellebecq, que describe un futuro de Francia en el que su presidente es un musulmán. "Las predicciones del mago Houellebecq: en 2015, pierdo los dientes; y en 2022, hago el Ramadán". El último tuit publicado por la revista es una caricatura del autoproclamado jefe del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, acompañado del comentario "meilleurs voeux" (los mejores deseos). Entre las víctimas mortales también figura el economista y periodista Bernard Maris, miembro del Consejo de Gobierno del Banco de Francia.

“Es un acto excepcional de barbarie”, declaró Hollande en el lugar de los hechos, a donde acudió acompañado por el ministro del Interior, Bernard Cazaneuve. El jefe del Estado convocó una reunión excepcional del Gobierno, que elevó al máximo nivel –“alerta de atentados”- la alerta antiterrorista. Los medios de comunicación, los grandes comercios y los transportes públicos han visto reforzada su protección.

Charlie Hebdo estaba especialmente protegido porque ya había sido objeto de amenazas y de ataques menores en los últimos años, especialmente a raíz de haber publicado en 2006 caricaturas de Mahoma. En 2011, fue atacado con cócteles molotov y tuvo que cerrar sus oficinas durante varias semanas. En el ataque de esta mañana, dos de las víctimas mortales son dos policías que vigilaban la zona. Uno de sus coches fue alcanzado por un total de 15 balazos. Un agente fue tiroteado y rematado en el suelo por uno de los terroristas antes de huir en un pequeño automóvil negro. El otro agente asesinado estaba encargado de la protección del director. Los terroristas abandonaron el coche en el que huyeron en el distrito 19, próximo al lugar del atentado, y seguidamente robaron otro a un automovilista.

Fuentes del Ministerio del Interior optan por no decantarse aun oficialmente por ninguna pista sobre los autores del atentado, pero consideran que la posibilidad de que se trate de un ataque de origen islamista “es una opción posible”. La cadena de televisión BFM asegura que existe un vídeo en el que uno de los atacantes afirma que están “vengando” a Mahoma. Nada más producirse el atentado, el Ministerio del Interior movilizó a 3.000 agentes y envió una circular a todos los prefectos de Francia para exigirles una mayor protección de todos los lugares públicos, especialmente estaciones de trenes y de metro.

Francia se encuentra en alerta especial antiterrorista desde que el pasado septiembre inició su participación en los bombardeos contra el Estado Islámico en Irak. Al menos 1.200 militares participan en el dispositivo de alerta. A su vez, portavoces del EI han pedido en diversos vídeos que se ataque a los franceses en cualquier lugar del mundo.

Escenas del ataque este día cortesía de YouTube:

http://youtu.be/dtnTmTF8YnI

EFE /El País/ Eje Central
Carlos Yárnoz París
Paris / Ciudad de México
Miércoles 7 de enero de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter