La dirigente estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, interpuso una queja contra el gobernador Rafael Moreno Valle por actos anticipados de campaña debido a su promoción como aspirante a la Presidencia de la República.

La lideresa explicó que resulta contrario a la ley que, a través de diferentes medios de comunicación nacional, exprese su deseo de contender por la candidatura de su partido.

Refirió que lo importante no es lo que opina ella ni cualquier otro actor político, sino la postura que emita el Instituto Nacional Electoral (INE), y así defina si el mandatario estatal incurre en una acción ilegal.

"Él (Moreno Valle), abiertamente, estuvo en un debate hace dos semanas con otros dos personajes, y, en ese sentido, es la prueba más fehaciente, junto con las entrevistas que ha ofrecido en otros foros.

"Ya hasta dieron a conocer sitios en Internet, como una página que se llama www.rafaelmorenovalle. Ésas son las pruebas que deberá analizar la autoridad electoral", mencionó Quezada Tiempo.

La presidenta del PRD en Puebla, quien acudió al Consejo Local del INE para presentar la queja contra el mandatario, confió en que la autoridad electoral estudie a fondo este asunto y resuelva si hay o no violaciones a la Constitución nacional.

REFORMA buscó la postura de Moreno Valle pero, al concluir el acto al que acudió en el Centro de Convenciones William O. Jenkins con empresarios inmobiliarios, el Gobernador declinó ofrecer declaraciones a medios de comunicación.

Reforma
Francisco Rivas
Puebla, México
Jueves06 de octubre de 2016.


Al gobierno de Puebla “le importa poco la muerte de mujeres” y no quiere reconocer que la entidad “vive en un estado de violencia”, denunció la presidente estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, quien anunció la integración de un frente de activistas del ámbito político y social que tendrá como principal tarea presionar a las autoridades estatales para poner un freno a los feminicidios.

Señaló al secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, como uno de los principales responsables de que los asesinatos por razón de género no reciban la atención que merecen. “Si hubiese sido su hija (una de las víctimas) te aseguro que estaría en otra posición”.

Quezada dio a conocer las tareas para la integración del frente este miércoles, pocas horas después de que se informara el hallazgo del cuerpo de una mujer con huellas de violencia en las inmediaciones de Valsequillo, al sur de la capital poblana. Según el conteo mediático, se trataría del feminicidio número 66 perpetrado este año.

Acciones frente al feminicidio 66 del año

La dirigente del sol azteca anunció que el bloque se integrará la siguiente semana durante un cónclave que contará con la participación de su correligionaria Beatriz Cosío Nava, quien llevó al PRD a juicio en 2013 para que cumpliera con el criterio de paridad de género en la integración de sus órganos directivos.

También serán convocadas, agregó, la ex candidata independiente a la gubernatura Ana Teresa Aranda Orozco, la activista María Eugenia Ochoa, así como Violeta Lagunes Viveros, quien es una de las promotoras de que la Secretaría de Gobernación federal active una alerta de violencia de género en Puebla.

“Empezaremos a actuar de manera conjunta y organizada para decirle al Estado poblano que tenemos que actuar y poner un alto a lo que está sucediendo, para ponerle un hasta aquí a la violencia”, enfatizó.

La Jornada de Oriente
Mónica Camacho
Puebla, México
Miércoles 5 de octubre de 2016.


Ciudad de México— La bancada de senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) renunció formalmente a la protección constitucional del fuero, por medio de una misiva dirigida a la Mesa Directiva del Senado.

Con ello, explicó Miguel Barbosa, coordinador parlamentario, se pretende sentar un precedente sobre un derecho indebido para los legisladores y que debe ser eliminado de la Constitución.

"Los que suscribimos tenemos la convicción ética e ideológica de que el fuero es un privilegio indebido, que respondió en otro tiempo a razones históricas que atendían a necesidades políticas de protección que ya no se justifican, que nos aleja de la ciudadanía y que hoy en día se ha confirmado como un verdadero derecho a la impunidad de ciertos funcionarios públicos.

"Esto es, constituye un privilegio que nuestros representados no tienen y que en el país de hoy significa una desigualdad injusta injustificada", cita la carta entregada a las 10:26 horas en la oficina del presidente del Senado, Pablo Escudero.

Agrega que la renuncia del fuero constituye para los senadores del PRD un acto de diferenciación dentro de la clase política nacional.

"Recordemos el dicho popular 'el que nada debe, nada teme'. Y es este tipo de garantías las que debemos comenzar a ofrecer a la gente si queremos, poco a poco, recuperar su confianza en nuestra labor y dignificar de nuevo la acción política", cita el escrito.

Barbosa indicó que, a partir de la respuesta que dé la Mesa Directiva, se prevé el inicio de un juicio de amparo para que se revise el derecho de los legisladores a renunciar a una garantía constitucional.

Recordó que a fines de la 61 Legislatura hubo una reforma constitucional que reguló el método para retirar el fuero, que fue modificada en la Cámara de Diputados.

La reforma tenía muchos errores, incluida la interpretación del fuero del presidente, por lo que el PRI la congeló desde el inició de la 62 legislatura, agregó el perredista.

"Pero ahora lo que se requiere no es regular el método, sino eliminar el fuero con la derogación del artículo 111 constitucional", detalló.

El senador Armando Ríos Piter dijo que los senadores del PRD están dispuestos a llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que haya un pronunciamiento claro sobre el fuero.

Informó que el abogado Javier Mijangos llevará la representación del grupo parlamentario en el juicio de amparo que iniciarán por la respuesta que se dé a la decisión de renunciar al fuero.

Ríos Piter sostuvo que se trata de un abogado especializado en litigios estratégicos, en este caso para que se reconozca la inutilidad del fuero.

Reforma
Ciudad de México
Martes 27 de septiembre de 2016.


El expresidente del PRD, Agustín Basave, analiza el futuro electoral de México y apuesta por una alianza con el PAN o López Obrador. "Concurrir solos sería un suicidio", sostiene


El socialdemócrata Agustín Basave (Monterrey, 1958) presentó el 17 de junio pasado su renuncia a la presidencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Durante ocho meses se sentó sobre el volcán y condujo a la antigua fuerza hegemónica de la izquierda. Pero tras las elecciones estatales, ante la “ingobernabilidad del partido”, tiró la toalla. Ahora, con la tranquilidad que da la distancia, analiza su salida, el destino de su formación y el futuro de México.

Pregunta. ¿Cómo se siente tras haber dejado la presidencia del PRD?

Respuesta. Muy satisfecho porque contribuí a cambiar el mapa político de México, a modificar la correlación de fuerzas de cara a 2018. Fui parte de una estrategia aliancista que ganó en tres estados y golpeó al PRI en la línea de flotación.

P. ¿Y se lo han reconocido en su partido?

R. No querían que me fuera, me pidieron que me quedará y reconocieron que había sido un buen resultado electoral.

P. Pero usted se quejó públicamente de la ingobernabilidad del PRD.

R. El PRD tiene un régimen parlamentario. Las corrientes actúan como partidos y el presidente hace las veces de primer ministro. Gobierna con una mayoría contra una minoría. Cuando llegué, les dije que iba a ser un presidente-árbitro, una especie jefe de Estado por encima de las corrientes. Y lo aceptaron, decían que era lo que querían. Pero en la práctica no funcionó. Estaban esperando que yo me casara con una corriente.

P. ¿Pero fracasó o no a la hora de gobernar el PRD?

R. No, porque saqué adelante lo que quise de mi agenda. Excepto el combate a la corrupción interna. Yo quise expulsar a militantes corruptos y no me dejaron hacerlo.

P. ¿Entonces por qué se fue?

R. Porque en mis circunstancias era ya muy difícil. Es ingobernable el partido. Para enfrentarse a la crisis, deben modificar el estatuto y dar más poder al presidente.

P. ¿No es un signo de debilidad que ni su antecesor ni usted hayan cumplido su mandato?

R. Es un signo de turbulencia. Recibí un partido en una tremenda crisis política y financiera. Y lo que logramos fue bastante.

P. El gobernador Graco Ramírez, del PRD, dijo que usted no trascendió de la conducta del analista político al dirigente político.

R. Yo le preguntaría a Graco Ramírez, si cree que un mero analista sacaría adelante tres alianzas exitosas como yo hice. Para eso se necesita liderazgo y capacidad de dirección.

P. ¿No es un problema que el PRD sea ahora mismo un partido sin candidato presidencial?

R. Nuestros aspirantes no están tan bien posicionados como Andrés Manuel López Obrador (Morena), Margarita Zavala o Ricardo Anaya (PAN). Pero existe la posibilidad de buscar un externo y cerrar una alianza de amplio espectro contra el PRI.

P. ¿Con el PAN?

R. Con el PAN y otros, como Movimiento Ciudadano, el Partido del Trabajo y organizaciones sociales.

P. ¿Y López Obrador?

R. Es otro escenario. El PRD atraviesa una encrucijada. La mitad del partido, más o menos, quiere esa alianza de amplio espectro, y la otra mitad desea ir con López Obrador. Hay quien sostiene que pactar con el PAN nos desdibuja; eso es una tontería. Yo me pregunto: ¿y una con López Obrador? ¿Nos desdibujaría o nos desaparecería? Hay que mantener todas las opciones abiertas, excepto ir solos. Eso sería hacerle el juego al PRI.

P. ¿Antes con López Obrador, que solos?

R. Sí. Ir solos es suicida y sólo beneficiaría al PRI.

P. ¿Y antes que con López Obrador, una alianza de amplio espectro?

R. Sin duda.

P. ¿Cuál es su pronóstico para las elecciones de 2017 en el Estado de México?

R. El Estado de México es el laboratorio de las presidenciales 2018. No sólo es el que más votos tiene, sino el gran bastión del PRI. Es la madre de todas las batallas. Habrá debate en el PRD. La fórmula que gane puede mandar un mensaje muy poderoso para 2018. Si triunfa la opción de pactar con el partido de López Obrador y luego vencen en el Estado de México, esta alianza sería imparable para las presidenciales.

P. ¿Y López Obrador está dispuesto?

R. Él ya sabe que no puede ganar solo. Nadie lo puede hacer.

P. ¿Volverá el PRD a ser un partido que pueda concurrir solo?

R. Esa es la aspiración a largo plazo. Pero en el futuro previsible no hay manera. Todos los partidos tienen que buscar alianzas. La pregunta clave es cómo se va a construir un frente opositor al PRI en 2018.

P. ¿Ve al PRI perdedor?

R. Es una posibilidad. Antes era impensable, pero el escenario ha cambiado.

P. ¿Se arrepiente de haber dirigido el PRD?

R. Fueron 8 meses muy intensos, muy enriquecedores, no me arrepiento de haber bajado al ruedo y haber toreado ese miura y haberle cortado al menos una oreja. Valió la pena.

El País
Jan Martínez Ahrens
Ciudad de México
Domingo 31 de julio de 2016.


Seis ediles emanados del PRD enfrentarán un procedimiento de responsabilidades por oponerse al morenovallismo, denuncian


El Congreso local usa las cuentas públicas como "garrote político" contra quienes se rehusaron a respaldar la campaña del Gobernador electo, Antonio Gali, aseguró la lideresa del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, Socorro Quezada.

Durante la sesión del Legislativo, la también diputada local perredista afirmó que seis Ediles emanados de su partido enfrentarán un procedimiento de responsabilidades por oponerse al morenovallismo.

La dirigente afirmó que los morenovallistas quieren cobrar la factura a los perredistas que fueron leales a su partido y apoyar la campaña de la candidata Roxana Luna.

Quezada explicó que los Alcaldes a los que amedrentan con procedimientos de responsabilidades son Cirilo Munguía, de Mixtla; Wilfrido Villanueva, de San Jerónimo Xayacatlán; Domingo Chino, de San Martín Totoltepec.

Completan la lista Trinidad Xoletl, de San Nicolás de los Ranchos; Everardo Santos, de Totoltepec de Guerrero; y Maribel Ramírez, de Xayacatlán de Bravo.

"Nos dicen que hay que iniciar procedimientos contra seis Presidentes Municipales del PRD que no se sumaron a la campaña de Antonio Gali Fayad; y estamos sospechando que son rateros, que se llevaron el dinero del Ayuntamiento (...)

"Esto me parece una cabalgada lo que pasa en el Congreso, porque están usando las cuentas públicas como garrote político", dijo.

En cambio, afirmó, quienes traicionaron a sus institutos partidistas para unirse a Gali obtuvieron recompensa, al aprobarles sus ejercicios presupuestales.

"Hay premios y premios (...) Y premiaron a Manuel Madero (Edil de Izúcar de Matamoros), y al (Alcalde) de Venustiano Carranza (Manuel Valencia), porque en la campaña salió por qué se las aprobaron (sus cuentas), aunque yo voté en contra.

"Y hoy también hay premios, por ejemplo para José Cruz Sánchez, de Amozoc, y está documentado, porque en cada acto de campaña (del PAN) ahí estuvo", manifestó.

Durante el mensaje de Quezada, en galerías un grupo de perredistas mostraron pancartas de repudio al presidente de la mesa directiva y secretario general del PRE en Puebla, Carlos Martínez.

Los manifestantes lanzaron gritos contra el legislador a quien llamaron "¡traidor, vendido!".

Martínez, desde su lugar, pidió orden a los asistentes para continuar con el desarrollo de la sesión, lo que provocó una respuesta del presidente del Consejo Estatal del PRD, Eric Cotoñeto.

"¡Ya cállate cabrón, traidor!", expresó Cotoñeto, mientras sus acompañantes arengaban también contra el diputado.

En la sesión, los diputados aprobaron por mayoría iniciar procedimientos contra 22, de los cuales 16 son Alcaldes y el resto ex Ediles.

También avalaron sanciones contra 17 ex Presidentes Municipales y a otros los exoneraron después de que enfrentaron procedimientos de responsabilidades.

Reforma
Francisco Rivas/ Corresponsal
Ciudad de Puebla, México
Miércoles 27 de julio de 2016.

El académico Agustín Basave abandona el puesto a los siete meses de ser elegido. En su despedida critica las presiones de las familias del PRD

Ha sido un viaje corto. El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el académico socialdemócrata Agustín Basave, ha tirado la toalla a los siete meses de elegido ante la "ingobernabilidad" de la formación. Su renuncia, que se formalizará el 2 de julio, vuelve a situar a la histórica fuerza de la izquierda mexicana en su lugar de siempre: al borde del abismo.

La caída Basave es un reflejo de la balcanización del PRD. El partido, formado por una constelación de facciones en perpetua lucha, es lo más parecido a una piscina llena de tiburones. No hay paz en su interior y cualquier nuevo liderazgo es sometido a feroces ataques. Basave no ha sido menos. Apoyado en su día por la corriente mayoritaria Nueva Izquierda, fue presentado como un hombre de paz y consenso, un presidente-árbitro procedente del universo académico, cuya principal meta era lograr la pacificación interna y enfrentarse al emergente reto del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el vehículo electoral de Andrés Manuel López Obrador. La tranquilidad no duró mucho.

Los preparativos de las elecciones del 5 de junio pasado destaparon el gusto por la antropofagia del PRD. A los dos meses de elegido, Basave se enfrentó a la negativa furibunda de las principales familias a su política de alianzas con el derechista PAN para desbancar al PRI de sus feudos. La resistencia parecía insuperable, y Basave, en una jugada táctica de alto riesgo, presentó su dimisión. El golpe surtió efecto y pudo recuperar el control. Pero fue una victoria efímera.

Los comicios confirmaron la eficacia de los pactos con el PAN. En tres estados donde jamás había gobernado otro partido (Veracruz, Quintana Roo y Durango) derrotaron al PRI. El éxito tuvo su envés con Morena, que avanzó en gran parte del país, y en la Ciudad de México, el feudo histórico del PRD, se situó claramente por delante.

Con estos resultados, las hostilidades volvieron a estallar y el presidente de PRD experimentó en carne propia las dentelladas de sus correligionarios. Su dirección política fue puesta en duda y el presidente de la corriente Nueva Izquierda, Jesús Ortega, que en su día le apadrinó, dio un paso atrás. Basave, cada vez más solo, vio estrecharse peligrosamente su margen de acción y ante la disyuntiva, tomó su decisión.

“He sufrido francas agresiones y actitudes carentes de una mínima institucionalidad de parte de algunos miembros del Consejo Ejecutivo Nacional y una serie de desencuentros con el jefe de Nueva Izquierda, todo lo cual llevó soterrada y paulatinamente al PRD a rondar la ingobernabilidad y a un desgaste de mi dirigencia que no puede revertirse. En semejante contexto es imposible llevar a cabo acciones vitales (…) y dado que no estoy dispuesto a afiliarme a una corriente ni a formar parte de un bloque, y dado que en estas circunstancias la gobernabilidad es más que precaria, he decidido renunciar a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRD. Mi decisión es irrevocable”, señala en su carta de despedida.

Con su marcha, que se formalizará el 2 de julio, el PRD vuelve a su estado natural. Las familias, dueñas otra vez de la maquinaria, tendrán que pactar un nuevo líder y poner la vista en las elecciones al Estado de México en 2017, y después en la gran batalla de las presidenciales de 2018. Un reto para el que, de momento, este partido no tiene un aspirante claro, pero sí un adversario temible: Andrés Manuel López Obrador, el que fuera dos veces su candidato presidencial.

La búsqueda de alguien que pueda hacer frente a este desafío va a ser el eje sobre el que girará la tarea del futuro presidente. No será un cometido fácil. La propia configuración del PRD tiende a atomizar las decisiones. "Su gobierno interno emula un régimen parlamentario. Las corrientes, que actúan como si cada una de ellas fuera un partido político, están representadas en el Comité Ejecutivo Nacional en proporción a su votación en elecciones internas. El PRD siempre ha sido difícil de dirigir. Y sus problemas de gobernabilidad, antes de la consolidación de esa suerte de parlamentarismo, eran enfrentados a golpes de timón por caudillos con un considerable margen de maniobra metaestatutario", explica el aún presidente del partido en su carta.

Frente a esta disgregación interna, el propio Basave, sin vínculos fuertes con ninguna corriente ni experiencia en la lucha política, fue presentado en su día como una fórmula de cohesión. Era un académico de discurso socialdemócrata que se situaba a sí mismo entre Felipe González y Jeremy Corbin. Un hombre tranquilo al que se presuponía capaz de apagar el incendio que devastaba el PRD.

En una secuencia descendente, el partido no había dejado de sufrir desde su derrota en las elecciones presidenciales de 2012. Primero fue la salida de López Obrador, luego el caso Iguala, que sacó a la luz las connivencias de parte de la formación con el crimen organizado, y por último, el portazo de su fundador y líder espiritual, Cuauhtémoc Cárdenas. Los comicios parlamentarios de 2015 confirmaron esta deriva. El PRD obtuvo su peor resultado desde 1991.

"Frente a la peor crisis de su historia, el partido intentó una nueva modalidad de liderazgo, un presidente externo y sin corriente. Acepté el desafío", señala en su escrito Basave", movido por mi anhelo de forjar una opción socialdemócrata y por mi determinación de combatir la restauración autoritaria y la corrupción rampante del actual régimen priísta. Se conformó un consenso, prácticamente la unanimidad en torno a mi persona, lo cual fue para mí un indicador de que la idea de un presidente-árbitro era viable. Pero la realidad discurrió por un cauce distinto". Basave, tras formalizar su renuncia el próximo 2 de julio, volverá a su escaño en el Congreso de los Diputados.

LA CARTA DE RENUNCIA DE BASAVE

Ciudad de México, a 17 de junio del 2016

Como todos sabemos, el gobierno interno del Partido de la Revolución Democrática emula un régimen parlamentario. Las corrientes, que actúan en más de un sentido como si cada una de ellas fuera un partido político, están representadas en el Comité Ejecutivo Nacional en proporción a su votación en elecciones internas. El PRD siempre ha sido difícil de dirigir pero sus problemas de gobernabilidad, que antes de la consolidación de esa suerte de parlamentarismo eran enfrentados a golpes de timón por “caudillos” con un considerable margen de maniobra metaestatutario, se resolvieron primero mediante la negociación casuística y luego con la aprobación sistemática de la agenda de una corriente hegemónica con un bloque mayoritario en el CEN. Sin embargo, ante el agotamiento de esas etapas y frente a la peor crisis de su historia, el partido intentó una nueva modalidad de liderazgo: un presidente “externo”, sin corriente, que se situara por encima de los grupos y arbitrara sus conflictos.

Yo acepté el desafío movido por mi anhelo de forjar una opción socialdemócrata que a mi juicio le hace mucha falta a México y por mi determinación de combatir la restauración autoritaria y la corrupción rampante del actual régimen priista. Dos hechos me convencieron de la viabilidad del proyecto: 1) la mayoría de los coordinadores de las expresiones manifestaron su consciencia de las enormes adversidades que el perredismo enfrentaba y su disposición a respaldar los cambios que yo proponía; 2) se conformó un consenso, prácticamente la unanimidad en torno a mi persona, lo cual fue para mí un indicador de que la idea de un “presidente-árbitro” -un jefe de Estado y no un jefe de gobierno, para continuar con la analogía parlamentaria- era viable. Pero la realidad discurrió por un cauce distinto. La normatividad interna y la cultura política imperante obstaculizaron mi Presidencia al grado de que antes de cumplir dos meses en el cargo tuve que poner mi renuncia sobre la mesa para afianzar mi autoridad y sacar adelante las alianzas que consideré y considero indispensables para derrotar al PRI y crear buenos gobiernos para los mexicanos. Ese recurso, que obviamente no puede ser usado en más de una ocasión, junto con mi posterior deseo de formar la coalición con el PAN en Chihuahua y mi rechazo decisivo a la de Puebla, provocaron francas agresiones y actitudes carentes de una mínima institucionalidad de parte de algunos miembros del CEN y una serie de desencuentros con el jefe de Nueva Izquierda, todo lo cual llevó soterrada y paulatinamente al PRD a rondar la ingobernabilidad y a un desgaste de mi dirigencia que no puede revertirse. En semejante contexto es imposible llevar a cabo acciones vitales que puse como condición ante quienes me propusieron buscar convertirme en presidente del partido, como iniciar procesos de investigación y en su caso expulsar a perredistas acusados de corrupción ante la opinión pública, así como el urgente saneamiento de nuestras finanzas.

En virtud de que no estoy dispuesto a afiliarme a una corriente ni a formar parte de un bloque y dado que en estas circunstancias la gobernabilidad es más que precaria, he decidido renunciar a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRD. Mi decisión es irrevocable. Por ello, presidente Ávila, le pido que convoque al Consejo Nacional para sesionar el próximo sábado 2 de julio a fin de que conozca de mi renuncia y decida quién habrá de sustituirme a partir de esa fecha. El partido necesita una reforma a su Estatuto y a sus demás documentos básicos que fortalezca las facultades de la Presidencia, acote a las corrientes y permita el acercamiento a la ciudadanía que tanta falta nos hace. Y si bien entregaré a quien me suceda un documento con esas y otras propuestas de cara al próximo Congreso Nacional, es evidente que para materializarlas se requiere de la voluntad política cupular y de un acuerdo mayoritario que yo ya no estoy en condiciones de construir. En todo caso, hago votos por que mi salida detone una mayor conciencia y determinación en esa cúpula para emprender la transformación radical que las bases de nuestro instituto político piden a gritos.

No es mi papel evaluar mi desempeño como presidente nacional del PRD. De ello se encargarán otros, quienes juzgarán mi trabajo y señalarán mis posibles aciertos y mis innegables errores. Me quedo, eso sí, con la certeza de que puse todo mi esfuerzo en el cumplimiento de mis responsabilidades al frente de mi partido y de que en algo serví a México al contribuir a poner fin a tres satrapías priistas y a propiciar la alternancia y la transición a la democracia en esos estados. No es mío el mérito principal, desde luego, sino de las y los ciudadanos de Veracruz, Quintana Roo y Durango, cuya rebeldía democrática prevaleció sobre la guerra sucia y las trapacerías electorales de la maquinaria y el aparato del PRI-gobierno.

Agradezco la labor de mi equipo y de las y los trabajadores del partido, el apoyo de los dirigentes y cuadros nacionales, estatales y municipales que generosamente me pidieron permanecer en el cargo y, sobre todo, la lealtad y el compromiso de nuestra militancia, a la que nunca me cansaré de elogiar como nuestra gran riqueza. Presidir el PRD ha sido el mayor privilegio de mi carrera política. Continuaré en sus filas promoviendo su renacimiento, aunque a partir de julio lo haré desde la Cámara de Diputados, a donde regresaré para retomar mi trabajo legislativo.

ATENTAMENTE
iDEMOCRACIA YA, PATRIA PARA TODOS!
DR. AGUSTÍN F. BASAVE BENÍTEZ
Presidente Nacional del PRD

El País

Jan Martínez Ahrens
Madrid / Ciudad de México
Sábado 18 de junio de 2016.

La determinación se produjo después de que las corrientes no cedieron ante la gobernabilidad del país

Agustín Basave anunció oficialmente su renuncia como dirigente nacional de Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En conferencia de prensa, admitió que Jesús Ortega, líder de la corriente Nueva Izquierda (NI), lo obligó a adelantar su dimisión.

Explicó que después de las elecciones del 5 de junio hubo una reunión privada entre todas las corrientes del partido en la que puso sobre la mesa su renuncia y todos, salvo Ortega, le pidieron que esperara.

Sin embargo, ayer, el líder de NI reveló la decisión de Basave

Esta mañana, en la sede del partido, el dirigente del sol azteca entregó una carta de renuncia donde expone sus motivos, entre ellos, garantizar la gobernabilidad al interior del instituto político.

"La normatividad interna y la cultura política imperante, obstaculizaron mi presidencia al grado de que antes de cumplir dos meses en el cargo tuve que poner mi renuncia sobre la mesa para afianzar mi autoridad y sacar adelante las alianzas que consideré y considero indispensables para derrotar al PRI", afirmó.

Reforma
Ciudad de México
Sábado 18 de junio de 2016.


“Le dimos un golpe al corazón del dinosaurio”

El líder nacional del PRD, Agustín Basave, analiza renunciar por crisis financiera e ingobernabilidad en el partido; destaca alianzas con el PAN que permitieron ganar 3 gubernaturas

Agustín Basave analiza renunciar a la presidencia nacional del PRD ante la complicada gobernabilidad en el partido, un dirigente acotado por las corrientes y la “grave” deuda financiera que enfrentan.

En entrevista con EL UNIVERSAL, acepta que es pesado dirigir al PRD y le hace falta una profunda reforma estatutaria que rompa el esquema de control por “corrientes”, que restringen la capacidad del presidente del partido para tomar decisiones y darle más facultades, además de combatir la corrupción interna.

Detalla que antes de que termine el mes dará a conocer su decisión.

El diputado federal con licencia aclara que en caso de que decida separarse de su encargo, no renunciará al PRD, al cual se afilió hace siete meses para poder ser electo. De lo que sí está seguro es que regresará a la Cámara Baja, ya sea en breve o cuando termine su gestión en el PRD, en octubre de 2017.

Basave Benítez hace un balance electoral. Dice que es positivo para el PRD, puesto que de la crisis con que tomó el mando del partido hace siete meses ganaron tres gubernaturas en alianza con el PAN, Veracruz, Quintana Roo y Durango.

“Es un saldo con más luces que sombras”, señala. “Le dimos un golpe al corazón al régimen priísta”.

De acuerdo con Basave, los comicios son un preludio de lo que pasará en 2018, contrario a lo que dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

Tras adelantar que impugnarán Tlaxcala y analizan hacerlo en Oaxaca, minimiza que el perredismo no haya ganado una gubernatura solo, y reitera que en México y en el mundo las alianzas electorales son necesarias, pero con un programa de gobierno.

Insiste en que no sólo se le dé el crédito al PAN, aunque ganó cuatro gubernaturas más —Aguascalientes, Tamaulipas, Puebla y Chihuahua— puesto que el PRD fue actor en la victoria aliancista en los tres estados.

En la Ciudad de México ve con buenos ojos el resultado y niega que Morena los haya avasallado, como se anticipó.

Oaxaca y Tlaxcala, a impugnación

¿Qué balance electoral hace?

—Yo digo que hay un saldo con más luces que sombras para el PRD. Lo he dicho en otras ocasiones, no hay que echar las campanas al vuelo, hay que ser autocríticos también y analizar lo que nos falta, pero hay muchas cosas que destacar del lado de lo positivo.

Tomé la presidencia cuando el PRD atravesaba la peor crisis de su historia y se daban los peores augurios sobre el futuro inmediato del partido, y siete meses después ganamos tres gubernaturas en alianza con el PAN. Estamos peleando Tlaxcala porque yo sostengo que ganamos y nos la quieren quitar a la mala. Oaxaca también la vamos a ver con lupa y probablemente la vamos a impugnar. Esa es muy probable.

Pero de las tres que ganamos en alianza con el PAN, una es emblemática, la joya de la corona, Veracruz, el tercer padrón electoral más grande del país. Alianza que el gobierno trató de impedir a toda costa, o trataron de frenarla, que no se hiciera.

Le dimos un golpe al corazón al régimen priísta, el dinosaurio que ya estaba herido y que andaba dando coletazos por todas partes, el dinosaurio priísta, puesto que recibió un golpe muy fuerte en el corazón, quizás no una estocada todavía, porque falta, faltan dos años, menos para 2018, pero si un golpe decisivo, muy importante, sobre todo por Veracruz. Pero también por estos otros estados que perdió.

El PRI-gobierno le está haciendo mucho daño a México y es necesario ganarle para instaurar gobiernos buenos, para entregar buenos gobiernos para la gente. Y por supuesto que esto fue un preludio de 2018.

El presidente Peña Nieto dijo en alguna entrevista que no era un preludio de 2018, lo dijo hace unas semanas. Señaló que “2016 no es preludio de 2018”, sería porque ya tenía las encuestas del Cisen y ya le anunciaban lo que venía y quiso curarse en salud, pero claro que es un preludio.

Las alianzas fueron un éxito, hicieron boquetes muy grandes al régimen. Eso por supuesto es algo bueno. Nosotros tenemos que analizar nuestros errores en el PRD, habrá reflexión.

Creo, sin embargo, que pese a lo que a nosotros nos haya fallado en comunicación, sí había una inercia mediática de decir “el PRD ya va de caída, el PRD ya se está achicando”, y no lo observaron, vieron al PAN, PRI, a Morena como el gran actor emergente.

Mucha gente nos daba por muertos, decían que al PRD ya había que enterrarlo. Lo han hecho muchas veces, pero ahora más y bueno, resulta que es un muerto bastante fuerte, vital, y bastante fortalecido para ganar lo que ganamos. El PRD está vivo, vivísimo.

¿Esa es la fórmula, caminar en alianza siempre?

—En México, ya ningún partido político puede ganar elecciones ni gobernar solo. Hay tal fragmentación del voto, el electorado está tan dividido que nadie puede ganar ni gobernar solo. Eso hay que subrayarlo, ni el PRI.

Claro que hubo un voto de castigo contra el PRI. Hay un mal gobierno, hay un mal humor social, porque hay un mal gobierno priísta, y hoy se demostró, le dieron una bofetada multitudinaria al PRI.

Días previos a la elección había la lectura en varias corrientes, de que usted dijo que pasando la elección dejaba el partido, le quiero preguntar de manera directa, ¿Agustín Basave renuncia al PRD?

—Estoy en un proceso de reflexión, en etapa de reflexión interna, personal sobre ese tema, si debo o no permanecer en la presidencia del partido. Pero es una reflexión que inició hace más de un mes, no tiene que ver con los procesos electorales

Previamente usted lo externó...

—Lo quiero aclarar porque parecería que estoy en función de los resultados. No. Lo he estado pensando, no he tomado una decisión, pero lo he estado pensando, y sí estoy en ese proceso introspectivo para ver qué es lo mejor, qué es lo que debo hacer. No lo sé todavía, tendré que terminar este proceso de decisión y, en su momento, si decido quedarme, lo anunciaré y si decido irme, también lo diré públicamente.

El partido también tiene que seguir adelante, el partido es una institución, no depende de liderazgos, ya no es un partido de caudillos, por tanto, el cambio en la presidencia ya no es lo importante, lo grave que era antes. Pero en su momento anunciaré la decisión que tome.

¿Por qué esta reflexión?

—Tiene que ver con asuntos de gobernabilidad interna del partido, tiene que ver con las condiciones estatutarias y de cultura política que hacen de la gobernabilidad interna del partido algo complicado, con eso tiene que ver, fundamentalmente, más otras razones personales.

¿Usted sabía qué enfrentaba, midió el poder de las llamadas corrientes frente a una figura del presidente del partido que usted encabeza?

—Sí sabía a lo que iba, hay una parte que no conocía, eso sí te lo digo, no lo he dicho y te lo digo públicamente, había una parte que no conocía, que era la crisis financiera del partido, esa no la conocía.

¿A qué nivel está?

—Es una crisis grave y no irresoluble, es una crisis que se puede resolver, pero es un problema serio. Y eso viene de después de muchas cosas, entre ellas, que bajaron las prerrogativas porque bajaron los votos y otras cosas más, deudas y otras cosas. Esa crisis sí no la conocía yo. Sí hay que atenderlo urgentemente y con medidas drásticas.

¿Si hubiera sabido habría tomado el partido?

—[Ríe] No sé, esa es una buena pregunta, no lo sé, no lo sé, la verdad es que, digo, por ejemplo, yo sabía que la baja de votación daba menos prerrogativas, y dos, que el PRD sacó menos votos en la pasada elección federal y que por lo tanto iba a haber una merma en los subsidios de las prerrogativas, eso sí lo sabíamos, lo sabíamos todos, pero no el tamaño, no la proporción.

De lo otro, sí, de la crisis política, sí, y de la complejidad interna del partido, por supuesto que sí. Es un asunto de gobernabilidad.

Hay un presidente que debería ser árbitro porque no es miembro de ninguna corriente, yo, por supuesto, no soy miembro de ninguna corriente, no solamente no estoy dentro de una corriente, sino que no estoy dispuesto a casarme con ninguna corriente ni a hacer una alianza permanente con ninguna corriente y eso hace las cosas complicadas.

La deuda influye en este ánimo de reflexión. ¿Es un elemento más?

— Sí, sí influye, sí es un elemento.

Tenemos esta falta de capacidades de gobernabilidad, la crisis financiera del partido...

—La crisis financiera y el problema de la gobernabilidad son dos elementos importantes, y luego todo lo que te digo, los cambios que se necesitan, el combate a la corrupción, etc.

Sería muy difícil que alguien quisiera seguir en el barco con esas condiciones...

—Pues es algo que tengo que valorar y decidir. Yo en su momento le entré a la contienda sabiendo que había una crisis muy profunda, política, hubo amigos, por ejemplo de la academia, que me mandaron mensajes. Recuerdo uno que decía: “Agustín, me parece una locura lo que estás haciendo, pero te reconozco los... las amígdalas, diría Hugo Sánchez”.

No hubo un problema de mi parte de tener miedo de enfrentarme a una situación difícil, creo que hubo arrojo, de mi parte sí lo hubo. Ahora estoy pensado si conviene o no, no solamente a mí, también al partido, por supuesto, y quizá debería decirlo al revés: primero al partido y luego a mí, a lo mejor nos conviene a los dos, a lo mejor no nos conviene a ninguno de los dos.

¿Usted sin corriente por eso está en esta encrucijada? ¿Lo asfixió el avasallamiento de las corrientes?

—No, pero sí te complica las cosas. La lógica y el estatuto, la norma interna del PRD y la cultura política te lleva a ser, porque es un régimen parlamentario, como un primer ministro que tiene que tener su bancada, pero no solamente su bancada sino también, si no alcanza la bancada, pues una alianza. Si no es un primer ministro con un partido político, las cosas se complican.

¿Cuándo toma la decisión?

—No lo sé, seguiré reflexionando en estos días, no sé cuánto tiempo me lleve esta reflexión, porque además tengo tareas en el partido también. No es como que me pueda yo poner a meditar, ni que tenga mucho tiempo para reflexionar, hay tareas importantes, estamos haciendo el análisis, la evaluación de las elecciones.

¿Imaginó que iba a ser tan difícil?

—Sí, sí sabía a lo que iba, te decía políticamente. Financieramente, no, eso sí fue sorpresa, pero también yo creí que el presidente-árbitro era posible y no estoy seguro ahora de que sea posible.

El trabajo en unidad, alrededor de esa figura ¿no lo hubo?

—Pues las tendencias del partido son de corrientes, es decir, es una lógica de las corrientes que permea todo en el partido, todo. Yo creo que hay que hacer muchos cambios importantes.

¿Una gran reforma al PRD?

—Sí claro, el próximo Congreso Nacional tendría que hacer una gran reforma estatutaria y de los demás documentos básicos. Sí hay muchas cosas que hay que cambiar.

¿Cómo qué cambios?

Uno es que el presidente del partido debe tener más atribuciones y más fuerza, porque hoy por hoy está muy acotado, son decisiones por voto, son decisiones mayoritarias del Comité Ejecutivo Nacional prácticamente todas.

La única facultad que tiene el presidente por sí mismo sin consultar, es la vocería. Si hay que ampliar, a mi juicio, las facultades del presidente. Yo creo que el presidente debería de nombrar al menos a cuatro miembros del Comité Ejecutivo Nacional: a los secretarios de Organización, de Elecciones, de Comunicación y de Finanzas, por lo menos. Nombrarlos libremente, más allá de cuotas de corriente, nombrarlos y removerlos libremente.

Hay trabajo por hacer...

—Hay muchas cosas por hacer y luego no hay una definición ideológica a mi juicio más clara, una declaración de principios más clara, más breve, más concisa, más precisa, también.

¿Se iría decepcionado, doctor?

—No, para nada. Primero no sé si me voy a ir, pero si me fuera, no me iría decepcionado y no me iría arrepentido para nada. Estos siete meses han sido fascinantes para mí. Además de haber podido hacer cosas buenas por el partido y por el país. Eso, al final de cuentas lo tendrán que juzgar otras personas, pero con toda la subjetividad de que soy capaz diría que creo que he podido hacer algunas cosas buenas y por eso, claro que no me iría arrepentido ni desencantado.

¿Es pesado ser presidente nacional del PRD?

—Ah, sí, claro que es pesado, porque es un partido horizontal, diverso, hiperdemocrático, muchos órganos colegiados, de discusión, de mucho debate, de negociación interna. El PRD es muy horizontal, es muy diverso... para mi es el más difícil de dirigir en México.

El Universal
Ricardo Gómez
Ciudad de México
Jueves 9 de junio de 2016.


PRI y PRD denunciaron que este día de votaciones el gobierno de Rafael Moreno Valle puso el aparato estatal al servicio del candidato de la coalición Sigamos Adelante, conformada por PAN, Panal, PT, Compromiso por Puebla y Partido Social de Integración (PSI), Antonio Gali Fayad.

La candidata del PRI a la gubernatura, Blanca Alcalá Ruiz, señaló que en las últimas horas policías ministeriales y estatales han realizado cateos o intimidaciones contra militantes de su partido, por lo que pidió al gobierno estatal limitarse a cumplir con su función de brindar seguridad para que los votantes acudan a las urnas “más allá de cualquier preferencia electoral”.

La víspera, la diputada federal priista Xitlalic Ceja denunció que presuntos agentes ministeriales irrumpieron y causaron destrozos en su oficina, ubicada en la 25 Oriente entre 16 y 18 Sur de esta ciudad.

La legisladora indicó que los supuestos oficiales rompieron puertas y muebles, y amedrentaron a las personas que se encontraban en ese momento en su oficina.

En tanto, que el dirigente estatal del PRI, Jorge Stefan Chidiac, informó que elementos policiacos del estado intentaron llevar a cabo un cateo en una bodega ubicada en Ciudad Serdán, supuestamente en atención a una denuncia anónima de que en ese lugar estaban artículos para la compra del voto.

Esto ocurrió la noche del sábado en el inmueble que está en el Barrio de Guadalupe, y que es propiedad de la familia de la directora de Turismo municipal, Leticia Tentle.

Stefan Chidiac comentó que luego de que un grupo de militantes exigió a los elementos policiacos la orden de cateo, que no llevaban, se interpusieron para evitar que ingresaran a la bodega.

El dirigente priista acusó además a los alcaldes de Teziutlán, Antonio Vázquez, y de Venustiano Carranza, Rafael Valencia, de poner en marcha operativos para intimidar a los simpatizantes de su partido, lo que puede derivar en hechos de violencia en esas localidades.

En el Consejo General del Instituto Estatal Electoral, el representante del PRI, Eric Iván Jaimes Archundía, se quejó de que igual en Cuacnopalan la policía estatal detuvo a uno de los representantes priistas.

También mencionó las otras situaciones de violencia que ya ha vivido su partido en los últimos días de las campañas, como el supuesto atentado con arma de fuego contra el delegado del CEN del PRI en Tehuacán, Alejandro Medina Custodio, y la presunta persecución por parte de hombres encapuchados que sufrió el senador Sofío Ramírez, en Teziutlán.

El representante priista pidió emitir un exhorto al gobernador Rafael Moreno Valle para que saque las manos de la contienda y evitar el uso de las fuerzas públicas y la Fiscalía General para operar a favor de su candidato.

Sin embargo, los consejeros electorales se negaron a someter a votación esa propuesta por considerar que no había fundamentos.

En Teziutlán, el senador Sofío Ramírez y un grupo de militantes del PRI impidieron que la policía municipal capturara a un operador de nombre Eligio Herrera, quien era señalado de comprar votos a favor de la candidata del PRI, Alcalá Ruiz.

Las denuncias de compra de votos tanto a favor del PRI como del PAN proliferaron a través de las redes sociales, en municipios como Tepeaca, Puebla, Huauchinango, Zacatlán, Chignahuapan y otros.

La candidata perredista Roxana Luna Porquillo denunció que grupos de choque han sido vistos en distintas colonias populares de Puebla como Amalucan, Azumiatla, San Ramón, San Miguel Canoa y la Rivera Anaya, entre otros, donde el gobierno morenovallista estima que habrá un voto de castigo en su contra.

Luna se quejó además de que la Fiscalía General del Estado emitiera un boletín en la víspera de las elecciones para publicitar que un carro de su propiedad estuvo involucrado en un accidente automovilístico en el que un niño perdió la vida.

La candidata consideró que fue evidente el dolo de la dependencia estatal para divulgar la información y hasta para asegurar que la persona que conducía el vehículo se dio a la fuga, difusión que demostraba el uso del aparato estatal para incidir en los resultados de las votaciones.

Luego reconoció que la unidad Toyota Corolla 2014, con placas 673ZED, está a su nombre, pero aseguró que al momento del accidente ocurrido en la población de Nealtican la unidad era conducida por un colaborador de su campaña que no se dio a la fuga, sino que incluso trasladó al niño y a sus padres a un hospital para que el menor recibiera atención médica.

Insistió en que se trató de un accidente derivado de que el menor se cruzó de manera intempestiva la calle, pero que ya acudió ante las autoridades a declarar y exigió justicia en caso de que se encuentre responsabilidad por parte de la persona que conducía el vehículo.

La candidata independiente, Ana Teresa Aranda, denunció que 500 de sus representantes en la Sierra Norte de Puebla no acudieron a las casillas de votación porque el INE no envió a esas comunidades los listados que demuestran que los ciudadanos realizaron los trámites para registrarse.

Además, indicó que coincidentemente este problema fue mayor en los municipios de Zacapoaxtla y Ajalpan, precisamente donde su candidatura cuenta con mayor número de simpatizantes. En contraparte, aseguró que el gobierno estatal contrató a todos los radio taxis para trasladar a simpatizantes de Tony Gali.

Aranda consideró que las movilizaciones policiacas registradas en la víspera de las votaciones tienen como propósito desincentivar la participación ciudadana en esta jornada.

Por su parte, el consejero presidente del INE, Marcos Rodríguez del Castillo, aseguró que hasta el mediodía sólo se habían registrado incidentes “menores” en la entidad y que la votación se llevó a cabo sin ningún hecho de violencia.

En la sesión de IEEP, el consejero electoral Federico González Magaña informó que hasta ahora se han presentado 51 incidencias, la mayoría porque se permitió votar a electores que no aparecían en el listado nominal, por propaganda en el exterior o interior de las casillas, por cambio de funcionarios o por ausencia de ellos en las casillas.

El Centro de Integración Ciudadana (CIC), cuyos integrantes fungieron como observadores electorales, reportó que hasta esta tarde ha recibido 350 reportes de incidentes, entre los que destacan la compra de votos, el acarreo de votantes y propaganda afuera de las casillas.

José Migoya Nuño, director del CIC, dijo que los reportes que tienen es que diversas personas ofrecieron desde 300 hasta 500 pesos por voto, además de que una empresa de taxis y camiones urbanos fueron usados para acarrear a los electores.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Domingo 05 de junio de 2016.


Roxana Luna, candidata a la gubernatura de Puebla por el PRD, presentó una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) contra quien resulte responsable por el delito de espionaje en su contra.

La queja la presentó luego de que el día de ayer un medio de comunicación nacional dio a conocer que la línea telefónica de la candidata fue intervenida desde un centro de espionaje ubicado en la colonia San Manuel de esta ciudad y el cual cuenta con la más sofisticada tecnología.

La perredista lamentó que este equipo sea aprovechado para espiar a opositores del gobierno del panista Rafael Moreno Valle y no para abatir la inseguridad y atacar a la delincuencia organizada que opera en la entidad.

Roxana Luna exigió a la PGR que inicie la investigación para conocer quiénes son los responsables del centro de espionaje que dio a conocer la prensa e identificar el posible uso de recursos públicos para este delito.

La candidata recordó que esta no es la primera vez que ha sido víctima de espionaje telefónico, ya que cuando fue diputada federal el actual gobierno del estado filtró algunas llamadas en un medio de circulación nacional.

Detalló que en el marco de esta contienda por la gubernatura ya han empezado a filtrar llamadas telefónicas de cuando ella era diputada federal y que, aseguró, esa campaña sucia sólo tiene por objetivo “confundir a los ciudadanos con miras a las próximas elecciones”.

Luna advirtió que colaborará con las autoridades hasta que las investigaciones lleguen a su fin y se conozca a los responsables del espionaje telefónico del cual ella es una de las víctimas.

De las 271 grabaciones que fueron entregadas de manera anónima al periódico nacional, aparecen llamadas de Luna Porquillo, de la aspirante presidencial Margarita Zavala, del exdirigente del PAN, Rafael Micalco, y de la exsecretaria federal de Desarrollo Social, Rosario Robles, entre otros.

Formal prisión a otro opositor de Moreno Valle

El juez Alejandro León Flores dictó la formal prisión por el delito de extorsión a Francisco Simarrón Ocotoxtle, edil de Santa Clara Ocoyucan.

El alcalde fue detenido el domingo 15 luego de que simpatizantes de Antorcha Campesina lo acusaran de extorsión.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) informó que el delito de extorsión que enfrenta Simarrón Ocotoxtle se considera grave, por lo que no tiene derecho a libertad bajo fianza.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 20 de mayo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter