Reconocimiento de la Unesco implicó colaboración de diversas instancias, subraya Julio Glockner

Luego de que la fabricación artesanal de talavera en Puebla quedará inscrita como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se prevé una escuela estatal dedicada a la artesanía.

Así lo informó este martes el titular de la Secretaría de Cultura, Julio Glockner Rossainz, en  el marco de un conversatorio sobre la producción de esa cerámica.

 "Estamos iniciando ya conversaciones con productores de la talavera para tener una escuela para este oficio.

"El próximo año lo echaremos a andar porque generalmente se les da reconocimiento a los artesanos, un aplauso un diploma y se les da la espalda, quedan estos oficios olvidados", dijo en el acto realizado en el. Museo Internacional Barroco.

Sobre  el nombramiento recordó que implicó un proceso en el que colaboraron la secretaría a su cargo y la de Turismo, además de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Con el carácter internacional, agregó Glockner Rossainz, se debe trabajar también en impulsar la elaboración de la talavera , que ha decrecido en las últimas décadas.

Uno de los temas que abordó el foro fue el hecho de que las piezas de talavera se vean sólo como decorativas cuando en su propio origen la artesanía implica un uso.

e-consulta
Laura Ruiz
Puebla, México
Miércoles 18 diciembre 2019.


La junta auxiliar de La Resurrección, perteneciente al municipio de Puebla, anunció la Sexta Feria de La Gordita, en la cual se regalarán más de 100 mil piezas de este antojito mexicano a todos los que asistan.

En conferencia de prensa, Maximino Tetla Cacaxo, presidente auxiliar de La Resurrección, dio a conocer que este evento se llevará a cabo el próximo miércoles 30 de marzo, de 8:00 a 19:00 horas, o hasta que se acabe el ultimo gramo de masa o de salsa.

Explicó que en el atrio de la iglesia de esta localidad se colocarán más de 70 puestos con mujeres de la población, quienes al término de la misa matutina repartirán este antojito sin costo alguno para los asistentes, quienes sólo deberán pagar el refresco que tiene un precio de 10 pesos.

Acompañado de la señora Rosa Rojas Aguilar, precursora de la feria, detalló que para esta edición prevén utilizar mil 400 litros de salsa verde, mil 400 litros de salsa roja, de tres a cinco toneladas de maíz, 17 toneladas de masa, 1.5 toneladas de queso.

Asimismo, como 1.5 toneladas de manteca de cerdo, 750 kilos de cebolla y dos toneladas de frijol ayocote para rellenar las gorditas.

La autoridad local dijo que en esta junta auxiliar, ubicada en el norte de la capital del estado, cuenta con cerca de 80 mil habitantes de los cuales el 80 por ciento de las mujeres se dedican a esta actividad comercial en la capital de Puebla y algunas poblaciones de Tlaxcala.

En tanto, Rosa Rojas Aguilar comentó que ésta es la manera de ofrendar su trabajo a Jesús por la cosecha obtenida en el año, por lo que todo lo que se oferta no se cobra, para ello cuentan con patrocinadores y apoyo de leas autoridades del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP).

Subrayó que esta feria fue posible por el apoyo del párroco de la iglesia de La Resurrección, Elías Noé Serrano Castillo, quien desde hace seis años se preocupó por dar a conocer la labor de estas mujeres de la población, donde la mayoría conservan la lengua náhuatl.

Rafael Navarro Guerrero, subdirector de Desarrollo Artístico y Cultural del IMACP, expresó que la gordita es un alimento de origen prehispánico cuyos ingredientes maíz, chile y frijol, son elementos primordiales de una cultura comunitaria, ancestral, popular y vigente, a la vez que sirven de base a nuestra cocina en México.

Recordó que esos ingredientes fueron fundamentales para que la gastronomía mexicana consiguiera en 2010 la inscripción en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Agregó que este antojito mexicano, en los puestos de las calles de Puebla se comercializa en ocho pesos la gordita y 20 pesos las quesadillas.

Además de la comida, durante todo el día se prevén actividades culturales y artísticas como la presentación de música de banda, mariachi, exhibición de karate, coro, y trova a cargo de la Escuela de Artes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Notimex
Ciudad de Puebla
Martes 22 de marzo de 2016.

Cuenta con 59 razas y miles de variedades distribuidas a lo largo y ancho del país

El maíz es nuestra herencia, sustento y base de la alimentación y la economía, así como pilar de la cultura indígena y campesina; preservarlo libre de transgénicos y como bien común es nuestro derecho y obligación, expuso Elena Álvarez-Buylla, del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.

En el ciclo de conferencias La Incidencia de la Ciencia en Conflictos Socioambientales, realizado en la Facultad de Ciencias (FC) de esta casa de estudios, la investigadora recordó que 15 por ciento de las plantas comestibles en el mundo provienen de México.

Además, nuestra gastronomía fue declarada Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y, en este rubro, el maíz (con sus 59 razas y miles de variedades distribuidas a lo largo y ancho del país) es esencial.

De afectarse la gramínea, habrá un impacto no sólo nacional sino internacional, pues se trata de un insumo fundamental para el futuro de la agricultura ante el cambio climático y las inestabilidades de los sistemas socioeconómicos, continuamente en crisis.

Para Álvarez-Buylla el maíz transgénico (MT) en territorio nacional es innecesario, pues por más de ocho mil años hemos tenido una producción exitosa y sustentable, tanto a nivel del mar como en zonas altas.

La ciencia corporativa afirma que el MT no hace daño, es resistente a plagas y tolerante a herbicidas como el glifosato. Sin embargo, explicó, posee sustancias químicas necesarias para su cultivo y peligrosas para la salud. Además, no tiene los aceites, proteínas, fibras y anticancerígenos del original, pero sí almidones con altos índices glicéridos y contenidos tóxicos elevados.

Para agravar el escenario, es imposible controlar y restringirlo a siembras autorizadas, pues una vez utilizado, el productor ya no puede regresar al recurso natural. Con su introducción creció el uso de fertilizantes y contaminación con sus derivados. Así se cae en un dominio corporativo y dependencia tecnológica, económica y política, dijo.

Salud en riesgo

En Estados Unidos —el mayor consumidor de transgénicos—, sus ciudadanos han experimentado afectaciones en su salud; por ejemplo, el autismo ha aumentado considerablemente: en 1975 se registraba un caso entre cada cinco mil individuos, en 2010 el índice es de uno entre cada 68 personas.

Por otro lado, los problemas para la siembra recaen en aspectos como biodiversidad, cambio climático, altitud, suelo, limitación de agua, altas temperaturas y disponibilidad de nutrientes. “La planta alterada genéticamente tiene el potencial de destruir el sostén de la agricultura mexicana y mundial, e incluso cancelar la soberanía alimentaria”.

Para corregir la situación es necesario fomentar un respeto a la agricultura campesina y garantizar el derecho a comestibles no transgénicos, además de prohibir la liberación del MT en México, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 18 de agosto de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter