Dos medicamentos contra la enfermedad probados en República Democrática del Congo muestran alta tasa de supervivencia si se detecta de forma temprana


Dos fármacos (mAb114 y REGN-EB3) que se han usado desde noviembre de 2018 en un ensayo en el brote de ébola de República Democrática del Congo (RDC) han mostrado unas tasas de supervivencia cercanas al 90% en personas infectadas con el virus. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el resto de agentes sobre el terreno han decidido que, de ahora en adelante, serán los únicos medicamentos con los que se tratará a los futuros pacientes.

Un total de 499 personas participaron en el estudio. De los enfermos que fueron llevados a centros de tratamiento con bajos niveles de virus detectados en su sangre (en las primeras fases de la enfermedad), el 94% que recibieron REGN-EB3 y el 89% con mAb114 sobrevivieron. Había en estudio otros dos fármacos, pero alrededor de la mitad de los pacientes que los tomaban murieron.

"Son los primeros medicamentos que, en un estudio científicamente sólido, han demostrado claramente una disminución significativa en la mortalidad de las personas con enfermedad por el virus del ébola", asegura el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del Instituto de Salud de Estados Unidos (NHI, por sus siglas en inglés), Anthony Fauci. El análisis final de los datos se dará a fines de septiembre o principios de octubre, tras lo cual se enviarán para su publicación en literatura médica revisada por pares.

Tanto los responsables estadounidenses, como las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo y la Organización Mundial de la Salud (OMS), elogiaron al "equipo extraordinario de personas que ha trabajado en condiciones extremadamente difíciles para llevar a cabo este estudio", así como a los pacientes y sus familias.

"Es a través de este tipo de investigación rigurosa y de rápida implementación que podemos identificar rápida y definitivamente los mejores tratamientos e incorporarlos a la respuesta al brote de ébola", dijeron.

Esta iniciativa, conocida como PALM, que se desarrolló inicialmente como un estudio de múltiples brotes y países, es parte de la respuesta de emergencia en RDC, en colaboración con una amplia alianza de socios, como el Ministerio de Salud de RDC, el NIAID, la Alianza para la Acción Médica Internacional (ALIMA), Médicos Sin Fronteras (MSF), el Cuerpo Médico Internacional (IMC) y otras organizaciones.

Jeremy Farrar, director de la organización benéfica británica de investigación Wellcome Trust, dijo que el desarrollo de esos medicamentos "seguramente salvará vidas". "Gracias a estas pruebas, estamos comenzando a comprender qué tratamientos ofrecer a los pacientes en este y en futuros brotes" de la enfermedad, agregó.

El coordinador de la respuesta del Gobierno de RDC contra el brote de ébola, Jean-Jacques Muyembe, afirmó el viernes que "si va todo bien" la epidemia será eliminada "en tres o cuatro meses".

Este lunes, la OMS ha cifrado en 2.781 el número total de caso de ébola detectados en RDC (2.687 confirmados y 94 probables), y ha agregado que 1.866 personas han muerto, lo que supone la segunda mayor cantidad de muertes por el virus en la historia, tras el brote en África Occidental entre 2013 y 2016, que se saldó con más de 11.000 fallecidos.

El País
Agencias
Madrid, España
Martes 13 de agosto de 2019.


Se estima que 10 millones de toneladas de maíz se importan anualmente de Estados Unidos, para alimento de ganado


Del total de tortillas que se consumen en México, 90.4% contienen secuencias de maíz transgénico, lo mismo que 82% de las tostadas, harinas, cereales y botanas de este grano, según un estudio encabezado por Elena Álvarez-Buylla Roces, del Instituto de Ecología (IE) y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM.

El reporte indica que en México –lugar de origen y diversidad del maíz– cada habitante consume en promedio medio kilogramo diario de ese grano en el que se ha encontrado el herbicida glifosato, “probable cancerígeno para el humano”.

La UNAM difundió en un comunicado que, según el artículo publicado en la revista Agroecology and Sustainable Food Systems, en el estudio se encontró que en el alimento básico de la dieta nacional tiene una “presencia alarmante” de transgenes, es decir, genes que provienen de maíz transgénico, de plantas transformadas en laboratorios de Estados Unidos, principalmente.

Las modificaciones han sido para que el maíz resista plagas y tolere el herbicida glifosato, recientemente clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “probable cancerígeno para los seres humanos”.

En el estudio participaron los científicos Álvarez-Buylla y sus colegas Emmanuel González Ortega, Alma Piñeyro Nelson, Elsa Gómez Hernández, Eduardo Monterrubio Vázquez, Marlenne Arleo, José Dávila Velderrain y Claudio Martínez Debat.

De acuerdo con los resultados que encontraron, todos los alimentos hechos con maíz que se compran en el supermercado y las tortillas de tortillería tienen estos componentes. En cambio, las tortillas aparentemente más artesanales, de maíz nativo y hechas por personas ligadas al campo, tienen menos transgenes y no presentaron glifosato.

Los autores comentaron que no esperaban esos resultados, pues el maíz transgénico no está permitido en México a campo abierto, ya que está en proceso una demanda colectiva que lo impide desde 2013.

Si el gobierno apoyara la agricultura campesina, agregaron, “tendríamos un campo fuerte, menor impacto ambiental por la producción de alimentos, comunidades campesinas íntegras produciendo y comercializando su maíz de alta calidad a precios justos, y los mexicanos gozaríamos de una mejor salud”.

Álvarez-Buylla destacó que “es importante recuperar la soberanía alimentaria. Los mexicanos nos estamos quedando sin opciones en términos de productos de maíz libre de transgénicos”.

La investigadora afirmó que México produce suficiente maíz para el consumo humano: nativo e híbrido no transgénico. “En 2016 se produjeron 25.7 millones de toneladas de maíz, de las cuales 12.3 millones se vendieron para consumo humano, 4.2 millones para autoconsumo, 4.4 millones para el sector pecuario y 1.5 millones para exportación”, aseguró.

Según su cálculo, los 10 millones de toneladas que se importan anualmente de Estados Unidos deben usarse sólo para alimento de ganado o insumos industriales altamente procesados, pero no para consumo humano, y menos si es grano contaminado con glifosato.

Por último, destacó la necesidad de que el gobierno apoye a la agricultura sostenible, agroecológica y campesina para que este maíz nativo o criollo, de alta calidad nutricia, complementado con el híbrido, que se produce en el norte del país, cubra las necesidades nacionales.

Proceso
Ciudad de México
Lunes 18 de septiembre de 2017.


Científicos de la BUAP desarrollan metodología para identificar glifosato en alimentos

Por su perspectiva global y liderazgo en programas educativos de doctorado acreditados por Conacyt, la BUAP es una de las cinco universidades distinguidas por el Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMex), con el reconocimiento “Prácticas Exitosas CUMex 2016”, que el organismo entregó por primera ocasión para destacar los avances más significativos realizados por las 30 universidades afiliadas durante el año anterior.

Asimismo, CUMex extendió a la Máxima Casa de Estudios en Puebla una constancia que la acredita como “Miembro del Consorcio de Universidades Mexicanas por haber logrado los indicadores de calidad que establece el Estatuto General que lo rige”.

La titular de la Vicerrectoría de Docencia de la BUAP, María del Carmen Martínez Reyes, en representación del rector Alfonso Esparza Ortiz, recibió el citado reconocimiento otorgado por el presidente de CUMex, Javier Saldaña Almazán, durante su primera sesión ordinaria de 2017, en la Ciudad de México, a la cual asistieron como testigos de honor el subsecretario de Educación Superior de la SEP federal, Salvador Jara Guerrero, y el secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda.

De las 30 universidades que integran el CUMex, la BUAP es líder en cuanto a programas educativos de doctorado reconocidos por Conacyt. Recibió la distinción por “integrar y desarrollar prácticas exitosas en la perspectiva de la internacionalización y su liderazgo en programas educativos de doctorado, consolidados y de competencia internacional, reconocidos por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología”, según dicta el documento.

Tal reconocimiento requirió de una evaluación que tuvo como eje central prácticas exitosas que se reflejan en datos tangibles y comprobables, los cuales fueron agrupados en indicadores básicos, de segunda generación y de internacionalización, siendo los últimos los más valorados y con los cuales la BUAP destacó.

Las universidades Autónoma de San Luis Potosí, Autónoma de Aguascalientes, Autónoma del Estado de Hidalgo y la Universidad de Quintana Roo fueron las otras instituciones estatales reconocidas por CUMex, en la primera entrega de este reconocimiento que tuvo lugar en las instalaciones de la ANUIES.

A la fecha, los doctorados en Ciencias, especialidades en Ciencia de Materiales, Física, Física Aplicada y Matemáticas, así como los doctorados en Ciencias Fisiológicas, Ciencias Químicas, Dispositivos Semiconductores, Derecho y Sociología son los posgrados de la BUAP, con nivel Consolidado, inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad de Conacyt.

Científicos de la BUAP desarrollan metodología para identificar glifosato en alimentos

Investigadores del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP) desarrollan una metodología, rápida y sensible, para identificar la presencia residual de glifosato en matrices comestibles, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos y asegurar que los consumidores adquieran productos libres de este herbicida, un posible cancerígeno, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El glifosato es el agroquímico más utilizado en México y el mundo; en cultivos de maíz se aplica para el control de las malezas hasta en tres diferentes periodos del crecimiento de la planta y en grandes cantidades como desecante foliar para acelerar la cosecha, lo que provoca que los granos obtenidos tengan altas probabilidades de estar contaminados con este herbicida”, explicó Alia Méndez Albores, científica del Centro de Química del ICUAP.

A nivel mundial, en la actualidad hay un debate sobre los efectos que este producto podría tener en los seres humanos y los animales. La OMS lo ha clasificado como un posible cancerígeno. Hoy existen evidencias científicas que vinculan su consumo, aun en cantidades significativamente bajas (0.1 partes por billón), con cáncer y una serie de patologías que incluyen daño al hígado y riñón, tumores, abortos espontáneos, nacimientos con malformaciones, mutaciones genéticas, disrupción endócrina, autismo y obesidad.

El investigador afirmó que aún no está regularizado el monitoreo continuo de glifosato en alimentos, pero dada la controversia acerca de los efectos a la salud, hoy se encuentra bajo escrutinio público internacional y cada vez es mayor la presión social para que se informe sobre la situación real de la presencia y los contenidos de glifosato en esta matriz.

 “Como resultado de lo anterior, en febrero del 2016 la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) autorizó por primera vez el monitoreo de glifosato dentro de su programa anual de análisis de alimentos, el cual incluyó a los granos de maíz dentro de los productos agrícolas con más posibilidad de contaminación con este herbicida. No obstante, debido a la poca sensibilidad que presentaron las técnicas utilizadas, no se logró la validación ni el establecimiento de una metodología rutinaria para ser usada por los laboratorios autorizados por la FDA y el monitoreo se suspendió sin fecha de reinicio”, detalló.

Por ello, subrayó la necesidad de desarrollar nuevas metodologías que permitan la detección robusta y sensible de este contaminante en matrices tan complejas como los alimentos, así como la importancia de dirigir el conocimiento al monitoreo del producto agrícola destinado a la producción primaria del alimento más importante del país.

“En ese sentido, nosotros trabajamos con la técnica de Espectroscopia Raman de Superficie Aumentada (SERS por sus siglas en inglés) que nos permitirá detectar concentraciones muy bajas de compuestos químicos, como el glifosato en productos comestibles, sin una preparación muy rigurosa de la muestra”, aseveró.

La investigadora, quien es doctora en Electroquímica por el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (CIDETEQ), indicó que en esta técnica la muestra es irradiada con un haz de luz que puede ser ultravioleta, visible o cercano infrarrojo, de la misma manera que en la técnica Raman convencional, con la única particularidad de que el analito debe estar adsorbido o en cercanía de superficies metálicas altamente rugosas o nanoestructuradas.

“Esto provocará el acoplamiento de fenómenos químicos y electromagnéticos, que se traducirá en un incremento de varios órdenes de magnitud de la débil intensidad de la dispersión Raman que típicamente presentan las muestras cuando son irradiadas con una fuente de luz monocromática. Así SERS combina las ventajas de la nanotecnología con las provenientes del Raman convencional; es decir, rapidez de análisis (segundos), posibilidad de trabajar con muestras con algún contenido de humedad, registro de espectros en condiciones de ambiente y mínima -en algunos casos nula- preparación de la muestra”, explicó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 18 de enero de 2017.


Como una medida para combatir la obesidad, la diabetes y la caries dental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó incrementar el precio de las bebidas azucaradas.

Gravar esas bebidas podría ayudar a reducir el consumo de azúcares, lo que proporcionaría beneficios para la salud y más ingresos que los gobiernos podrían reinvertir en sanidad, puntualizó el organismo en un informe de 36 páginas sobre política fiscal y dieta publicado este martes, a propósito del Día Mundial de la Obesidad.

Según la OMS, tiene “pruebas sólidas” de que los subsidios para reducir los precios de las frutas y verduras frescas pueden ayudar a mejorar la dieta. Y una política fiscal que suponga una subida de 20% en el precio de venta de las bebidas azucaradas supondrá un descenso proporcional de su consumo, puntualizó.

No obstante, reveló que empresas refresqueras como Coca y Pepsi compran leyes, organizaciones no gubernamentales e incluso fundaciones para zafarse de la crisis de obesidad.

El doctor Douglas Bettcher, quien dirige el departamento de Prevención de Enfermedades no Transmisibles de la OMS, señaló que el consumo de azúcares libres, incluidos productos como las bebidas azucaradas, “es un factor importante en el incremento de personas que padecen obesidad y diabetes”.

Y si los gobiernos gravan productos como las bebidas azucaradas, añadió, pueden recudir el sufrimiento y salvar vidas.

De acuerdo con el organismo, la prevalencia de la obesidad en todo el mundo se duplicó entre 1980 y 2014, cuando casi 40% de la población mundial tenía sobrepeso.

Los datos aportados por la organización son alarmantes e indican que una de cada tres personas tiene sobrepeso y que 42 millones de niños menores de cinco años entran en esta categoría (11 millones más que en el año 2000). El 11% de los hombres y el 15% de las mujeres de la población mundial son considerados obesos.

Paralelamente, la diabetes tipo 2 se ha multiplicado por cuatro en los últimos 30 años, con 400 millones de adultos con esta enfermedad.

Ante ese panorama, la OMS ha recomendado desde hace tiempo que la ingesta diaria de azúcar por persona sea menor al 10% de sus necesidades totales de energía.

Según responsables del organismo, Chile y México desbancaron a Estados Unidos como los países donde más bebidas endulzadas con azúcar se consumen, y además el organismo detectó un rápido incremento en la ingesta de estos productos en China y África Subsahariana.

Al menos tres de cada cinco adolescentes en países como Chile, Argentina y Argelia consumen refrescos a diario, frente a entre 20 y 40% de Estados Unidos y la mayor parte de Europa, detalló.

Por ello, las políticas fiscales “pueden ser una herramienta muy importante, una entre muchas, pero una muy importante para la reducción de las bebidas endulzadas con azúcar”, señaló Francesco Branca, responsable del Departamento de Nutrición y Salud de la OMS.

Temo Waqanivalu, coordinador del departamento de Prevención de Enfermedades no Transmisibles, sostuvo que hay una “discusión en marcha” con las empresas que fabrican ese tipo de debidas sobre los esfuerzos para reducir la ingesta de azúcar.

Y puso a México como ejemplo de un país donde el gobierno ha tomado medidas para frenar el aumento acelerado de consumo de bebidas azucaradas, mediante el establecimiento, en enero de 2014, de una tasa especial que causó un incremento de 10% en el precio final del producto.

El impacto ya podía medirse a finales de ese mismo año, con una reducción de 6% del consumo general y de hasta 17% en los sectores de menores recursos, detalló Waqanivalu.

Refresqueras compran a organizaciones de salud

Un nuevo estudio reveló ayer que entre 2001 y 2015 las compañías refresqueras Coca-Cola Company y PepsiCo realizaron patrocinios a 96 organizaciones de salud en Estados Unidos con el objetivo de minimizar la concientización sobre el vínculo entre los refrescos y otras bebidas azucaradas y la obesidad, e incluso presionaron en contra de 29 proyectos de Ley de salud pública que buscan reducir el consumo de refrescos.

El documento indicó que entre 2011 y 2014 Coca-Cola gastó más de 6 millones de dólares al año en este tipo de patrocinios, y PepsiCo unos tres millones al año en promedio.

El documento publicado en el American Journal of Preventive Medicine halló que un total de 96 organizaciones de salud en Estados Unidos aceptaron dinero de Coca-Cola y PepsiCo o de ambas. La lista incluye a muchas instituciones médicas y de salud pública que tienen como objetivo la lucha contra la epidemia de la obesidad.

El estudio concluyó que una serie de organizaciones de salud en Estados Unidos se han retirado de su responsabilidad de promover políticas que reduzcan el consumo de refresco, haciéndose a un lado del debate público de políticas que buscan ese objetivo, e incluso oponiéndose a las legislaciones en torno a este tipo de bebidas o colaborando con las empresas para producir materiales educativos conjuntos.

Entre las organizaciones que halló la investigación están 63 de salud pública, 19 médicas, siete fundaciones de salud, cinco gubernamentales y dos grupos e suministro de alimentos. Hay al menos dos organizaciones de la diabetes, como la American Diabetes Association y la Juvenil Diabetes Research Fundation.

Y también se encuentran la Escuela de Medicina de Harvard, la Universidad Médica de Carolina del Sur, y otras relacionadas con las universidades de Washington y la de Georgia.

Proceso
Ciudad de México
Martes 11 de octubre de 2016.


•    Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud Mental

Una de cada cuatro personas, a nivel mundial, ha sufrido algún problema de salud mental alguna vez en su vida. En nuestro país el porcentaje de personas que recibe apoyo psicológico cuando lo necesita no rebasa el 20 por ciento, señalaron especialistas de la UNAM.

Para Emilia Lucio Gómez-Maqueo, de la Facultad de Psicología (FP), la salud mental es tan importante como la física, y es también un derecho. Se sabe, por algunas encuestas como la de la Organización Mundial de la Salud (2011) que, sin embargo, la infraestructura en México no es suficiente. “Eso significa que tenemos una necesidad de atención muy grande”.

Por grupos de edad, los principales problemas que se enfrentan son, en los niños: aprendizaje, lenguaje y conducta; en los adolescentes: depresión (20 por ciento de los estudiantes en la generalidad de las escuelas presenta este problema), ansiedad, intento de suicidio (tercera causa de muerte para este sector), embarazos, abuso de alcohol y drogas, así como fobias; y en los adultos mayores: demencias, comenzando por Alzheimer, resaltó.

Lucio Gómez-Maqueo refirió que la atención a la salud mental ya no se puede reducir a tratar los problemas; hay que prevenirlos no sólo desde la niñez o la adolescencia, sino en las familias.

Al respecto, Silvia Morales Chainé, también de la FP, expuso que la discriminación que sufren las personas con algún padecimiento mental las puede llevar a no solicitar ayuda; por eso, llegan a recibir atención cuando los trastornos se presentan de manera muy grave o cuando el problema de conducta ya ha producido dificultades sociales fuertes para la familia.

Además, la ganancia en el impacto social por las intervenciones a tiempo puede ser cuatro veces mayor a lo invertido en salud mental. Por eso, los gobiernos deben dedicar más recursos a ello, opinó.

En conferencia de medios, efectuada en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, Gerardo Damián Hernández, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, refirió que en México alguien que acude al psicólogo o al psiquiatra es considerado “loco”.

A eso hay que sumar las condiciones del país. Estamos expuestos a una gran violencia por todos lados, no sólo a la estructural, de nivel macro, sino en las pequeñas microestructuras, lo que crea una “sedimentación” de las relaciones específicas que responden a una ética hacia el otro, de enseñanza de valores. Todo ello afecta la salud mental.

Ante el retraimiento de instituciones como el Estado, la familia o la religión, lo que ocurre es un avasallamiento de la dimensión del mercado, que nos exige ser productivos, tener las mejores calificaciones o los mejores puestos, sostuvo el sociólogo.

Las expertas mencionaron que la FP ha hecho esfuerzos para atender las necesidades de la población. Además de la formación de recursos humanos en el pregrado y el posgrado, se cuenta con cinco centros comunitarios y de servicios psicológicos que atienden las necesidades no sólo de los universitarios, sino de otros grupos de la población.

Así sucede en los centros Los Volcanes o Julián MacGregor y Sánchez Navarro, por ejemplo. En ellos se atiende a alrededor de 600 personas al mes.

Morales Chainé indicó que también se cuenta con un centro de atención telefónica que brinda apoyo a aproximadamente 800 personas al mes, con una gran diversidad de problemáticas, como de pareja, ansiedad, depresión, trastornos por duelo, violencia intrafamiliar, adicciones, control de impulsos, estrés y baja autoestima.

Se brinda atención de calidad de primer contacto o “primeros auxilios”, y un servicio basado en la evidencia. De ser necesario, se deriva al paciente a otra institución. Quienes requieren ayuda pueden comunicarse al teléfono 5622-2288.

Puebl@Media
Ciudad de México
Lunes 10 de octubre de 2016.

Tras una reunión de expertos, la Organización Mundial de la Salud alerta sobre la rápida propagación de la enfermedad en todo el mundo

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el lunes que el brote del virus del zika -que ha sido vinculado con defectos congénitos en América- constituye una emergencia sanitaria mundial.

Calcula que el próximo año surgirán unos 4 millones de casos de zika en el continente americano.

La agencia adscrita a la ONU había convocado a una reunión de emergencia en Ginebra con expertos independientes, que declararon la enfermedad "un fenómeno extraordinario".

Los científicos debatían sobre si el virus, que se contagia mediante mosquitos, es el detonante de un precipitado aumento en el número de bebés nacidos con cabezas sumamente pequeñas en Brasil.

Tras una revisión de la evidencia, el comité sostiene que los casos de microcefalia y demás defectos neurológicos constituyen un fenómeno extraordinario en el campo de la salud pública en otras partes del mundo", declaró la directora general de la OMS, Margaret Chan.

El ente internacional calcula que el próximo año surgirán unos 4 millones de casos de zika en el continente americano, aunque no emitió ninguna recomendación de que se prohíba o limite el viaje o el comercio.

Es importante entender que hay varias medidas que las mujeres embarazadas pueden tomar", expresó Chan.

Si una mujer está en capacidad de postergar su viaje de tal manera que no afecte sus otros compromisos, eso es algo que debe tomar en consideración", comentó.

Añadió que "si una mujer necesita viajar, puede asesorarse con su médico, y puede tomar medidas de precaución, como vestir mangas largas y pantalones largos, y cubrirse de material repelente".

La última vez que se declaró una emergencia similar fue en el 2014, a causa del brote de ébola en África que mató a unas 11 mil personas. El año anterior hubo exhortación similar debido a la polio.

Tales declaraciones de emergencia sirven para recaudar dinero y recursos humanos de distintos gobiernos o entes internacionales a fin de combatir la epidemia, y de llamar la atención al tema a fin de estimular investigaciones científicas para hallar una vacuna o tratamiento.

AP
Ginebra, Suiza
Lunes 01 de febrero de 2016.

Juzgado omite pruebas que frenarían siembra de maíz transgénico en México, denuncia ONG

Ciudad de México.- Por segunda ocasión, documentos que podrían ser determinantes para decidir el futuro de la medida de suspensión del maíz transgénico no llegaron al tribunal de apelación que lleva el caso.

El abogado René Sánchez Galindo de la Colectividad del Maíz, conjunto de organizaciones y expertos que interpusieron una demanda para detener la siembra del maíz transgénico hace dos años, señaló que varios documentos no llegaron al tribunal de apelación, instancia que deberá decidir si se rechaza la decisión previa de un Juez de dar luz verde al maíz transgénico en México.

Si bien ya se había mandado a pedir el expediente completo en una primera ocasión, a finales de septiembre, nuevamente el Juzgado incumplió en mandar la documentación. “Esa vez faltaron tomos [del expediente], ahora faltaron anexos”, explicó el abogado.

Galindo acusó que entre los documentos faltantes estaba el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró en marzo al glifosato, el plaguicida más común en el mundo, como cancerígeno.

Asimismo, “no llegó el anexo de la empresa Monsanto, donde reconoce que todas sus solicitudes de siembra de maíz transgénico van a utilizar glifosato, y tampoco llegó el estudio del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, donde reconoce que en los últimos diez años ha habido 89 casos de presencia ilícita de maíz transgénico, en terrenos de maíz nativo”, detalló.
Para solventar esta situación, la Colectividad del Maíz hizo un escrito al Magistrado del tribunal de apelación, para que éste vuelva a solicitar la documentación restante al Juzgado, que dirige el Juez Francisco Peñaloza Heras, quien antes resolvió dar luz verde al maíz transgénico, una decisión que se hubiera cumplido de no ser por la apelación de la Colectividad en agosto, forzando a que el futuro de la suspensión se resolviera en una instancia mayor, el Segundo Tribunal Unitario, a cargo del Magistrado Benjamín Soto Sánchez.

A la hora de buscar responsables por el envío reiterado de documentación incompleta, el abogado de la Colectividad insistió que estas diligencias no recaen sólo en el Juez Peñaloza Heras, sino en los funcionarios judiciales que trabajan bajo su orden.

“Es muy curioso porque habría que preguntar quién en el Juzgado integró esas copias. Ya entrando a detalle, ningún Juez se pone a sacar copias, hacer oficios, y después a integrar los expedientes. Sacan entre 100 y 150 acuerdos diarios, si es su responsabilidad supervisar, pero sería humanamente imposible revisarlo todo”, reconoció Galindo.

¿QUÉ SIGUE?

Una vez esté completa toda documentación presentada por las partes interesadas en el juzgado, el abogado explicó que ahora será este tribunal de apelación el que decidir si concede la suspensión de entregar permisos de siembra de maíz transgénico durante todo el juicio. Lo que podría tardar en resolverse hasta cinco meses.

Dado que la demanda colectiva de las organizaciones argumenta que la siembra de esta semilla atenta contra la biodiversidad del maíz, será importante que se conceda la suspensión mientras se resuelve el juicio, de lo contrario el daño sería irreversible.

“El mejor ejemplo sería un juicio a alguien que puede ser fusilado. Se pide que se suspenda el fusilamiento mientras se lleva el juicio, de lo contrario ya qué sentido tendría que se llevara a acabo”, dijo Sánchez en declaraciones previas a este medio.

En múltiples ocasiones miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad han hecho ver que la siembra de maíz transgénico contamina a las parcelas de maíz orgánico. Dado que el polen del maíz tiene la facultad de viajar varios kilómetros.

De tal suerte que las 59 especies nativas se perderían. Y las semillas campesinas pasarían a usurpar derechos de patente de grandes transnacionales.

“Esta cuestión tiene muchos niveles de impacto, uno de ellos, muy importante, es que las semillas serían controladas por un pequeño grupo de empresas como Monsanto, Syngenta y Dow Agrosciences, lo que estarían favoreciendo sus intereses económicos, más allá de buscar un interés en el bienestar de la gente”, dijo anteriormente a SinEmbargo, Sandra Laso Jácome, vocera de Greenpeace.

Asimismo, la organización ambiental Greenpeace ha advertido del daño que representa para la salud y el ambiente promover los transgénicos, ya que conllevan un uso exacerbado de plaguicidas.

En cuanto a la salud, Greenpeace advirtió: “Hemos publicado distintos documentos donde hablamos y comprobamos que el uso de estas semillas [transgénicas] no aumenta la producción de la siembra, tampoco genera una disminución en el uso de agrotóxicos. El más utilizado es el Glifosato, éste ha sido reclasificado como un probable cancerígeno, y sería el principal herbicida en este tipo de semillas”, dijo Jácome.

Sin Embargo
Ciudad de México
Juan Luis García Hernández
Viernes 30 de octubre de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter