La primera etapa del ensayo involucró a más de 1.000 participantes.


La fase uno de los ensayos de la vacuna contra covid-19 de la Universidad de Oxford muestra que es segura e induce una reacción inmune


Una vacuna contra el coronavirus que está siendo desarrollada por la Universidad de Oxford (Reino Unido) y el gigante farmacéutico AstraZeneca ha producido una fuerte respuesta inmune en las primeras pruebas en humanos, según datos publicados este lunes en la revista médica The Lancet.

Los resultados muestran que la vacuna aumentó tanto los niveles de anticuerpos neutralizantes protectores como los de las células T inmunes que atacan al virus, según los autores del estudio, que involucró en esta etapa a más de 1.000 participantes.

Por otro lado, la vacuna ha sido bien tolerada, sin provocar efectos adversos graves, según los investigadores. La fatiga y el dolor de cabeza fueron las quejas más comúnmente reportadas, mientras que otros efectos secundarios comunes incluyen dolor en el lugar de la inyección, dolor muscular, escalofríos y fiebre.

"Estamos viendo una buena respuesta inmune en casi todos", constató Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford. "Lo que esta vacuna hace particularmente bien es activar ambos brazos del sistema inmune", explicó, citado por la agencia AP.

Por su parte, la profesora Sarah Gilbert, coautora del estudio, indica que, si bien aún "queda mucho trabajo por hacer" antes de que se pueda confirmar que la vacuna ayudará a controlar la pandemia, estos primeros resultados "son prometedores", recoge Sky News.

Alrededor de 160 vacunas contra el coronavirus se encuentran actualmente en diversas etapas de desarrollo en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

RT
Londres, Inglaterra
Lunes 20 de julio de 2020.


Por segundo día consecutivo, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que las plataformas Facebook y Twitter se han convertido en propagadoras de noticias falsas y campañas orquestadas en contra de su gobierno.

Retomando las alertas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la llamada infodemia, entendida como propalación de noticias falas e información maliciosa sobre el Covid-19, un tema que se convirtió en objeto de la agenda presidencial de esta mañana, a diferencia de ayer cuando centró sus críticas en los “ataques” a su gobierno.

Una exposición del titular del Sistema Público de Radiodifusión, Jenaro Villamil Rodríguez, fue el punto de partida para fijar la perspectiva del gobierno respecto a Facebook, Twitter, Google, Amazon y Microsoft, a las que señaló como “ganadores” de la llamada infodemia.

“La infodemia genera percepciones negativas, prejuicios contra las personas que atienden el coronavirus. Los ataques contra médicos, enfermeras, personal sanitario, no es asunto casual, tiene que ver con esta estrategia de criminalizar, señalar o alimentar prejuicios”, explicó.

Y es que, según Villamil, las redes sociales han incrementado sus ingresos con la pandemia, exponiendo inclusive datos globales al respecto.

Facebook ha ganado más de 5 mil millones de dólares; Google más de 6 mil millones de dólares, y YouTube tuvo un crecimiento de 52% respecto al primer trimestre de 2019.

Con ejemplos concretos (como un audio de la Marina que circula supuestamente rociando el virus, pero corresponde a unas acciones de 2017), el funcionario expuso la difusión de videos trucados para generar impresiones contrarias a la realidad.

No obstante, consideró que el fenómeno más delicado ocurre a través de WhatsApp, donde se difunden videos y audios cuyo objetivo es promover la desconfianza social y el miedo entre los sectores populares de la población que no tienen posibilidad de contrastar la información.

En su intervención, Jenaro Villamil describió los aspectos que la OMS ha indicado en relación a la infodemia, entre las que destaca la observación sobre el uso de algoritmos para generar desconfianza, alimentar teorías de conspiración, criminalizar algún sector de la población y, entre otros, un daño por su rápida transmisión, para generar miedo, desconfianza y polarizar en lugar de generar empatía, solidaridad y acción social.

Al respecto, el presidente López Obrador y el propio Villamil consideraron que las grandes empresas de redes sociales deben transparentar aspectos relacionados con el impulso a temas en sus plataformas, en concreto, con aquellas que se generan mediante pago de servicios, quiénes son sus clientes, y el uso de recursos de los partidos y aspirantes a cargos de elección.

No obstante, el mandatario consideró que hay una vacuna contra la infodemia.

“El pueblo de México es de los pueblos con menos analfabetismo político, esto se debe al renacimiento que se dio en los últimos años, a lo que también hemos dado en llamar revolución de las conciencias. Eso es lo que nos protegen, es el escudo, la vacuna, la gente está muy avispada, muy despierta, pero es importante acercar información porque entre más se informe, menos transmisión”.

Para el presidente López Obrador, el fenómeno de las redes sociales se ha convertido en un motivo de preocupación en lo que ha considerado ataques contra su gobierno.

Aunque en el primer año de su gobierno calificara a dichas redes como “benditas redes sociales”, debido a que a estas atribuyó poder haber roto el cerco informativo de los medios de comunicación tradicionales, en fechas recientes ha acusado manipulación y desaseo en las mismas.

“Por eso hablo de las benditas redes sociales, pero no quiero, sí, no quiero que este medio de comunicación tan importante que surge después del manejo autoritario de los medios convencionales como una opción, como una alternativa, como un aire fresco, se deforme y se corrompa como pasó en muchos casos, no en todos, en medios convencionales, antes del surgimiento de las redes sociales”, dijo el presidente.

El mandatario añadió que sus conferencias de prensa estarán dedicadas a difundir información sobre la infodemia, en tanto Villamil expuso que el gobierno combate el fenómeno a través de programas en la red pública de radio y televisión que se encuentra bajo su coordinación.

Proceso
Arturo Rodríguez García
Ciudad de México
Jueves 7 de mayo de 2020.


Aseguran que no debe culparse a determinados países o sociedades

    
El director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, declaró hoy que no es el momento de buscar a culpables de la epidemia de coronavirus, sino de combatirla, y que cuando sea vencida llegará el momento de hacer las correcciones necesarias.

"Cuando la epidemia haya terminado, veremos qué se podría haber hecho mejor, y si habría hecho falta mayor transparencia. Esperemos no tener que pagar un precio muy alto para aprender esta lección", destacó Ryan en la rueda de prensa diaria de la OMS sobre el COVID-19.

"La historia dirá quién estaba en lo cierto y quién no", añadió el experto, mientras su superior en la OMS, el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó que no debe culparse a determinados países o sociedades porque "el estigma es más peligroso que el propio virus".

"Cuando era pequeño, se decía que para que el mundo se uniera necesitábamos un enemigo común del espacio exterior, pero no hace falta, hoy tenemos ese enemigo que puede afectarnos a todos y ahora es cuando tenemos que luchar juntos y a la vez", subrayó Tedros.

Los expertos de la OMS destacaron que el número de contagios fuera de China ya es nueve veces superior a los que registra diariamente el país donde se originó la epidemia, e insistieron en que otros Estados tienen que aprender del ejemplo que ha dado el gigante asiático para contener la propagación.

Preguntados si eso implicaría adaptar a países como Italia, Corea del Sur, Irán o Japón (sobre los que Tedros expresó la mayor preocupación) las drásticas cuarentenas que impuso China, que afectaron a decenas de millones de personas, aseguraron que tal vez no sean necesarias.

"Lugares como Singapur o Hong Kong han tenido éxito en la contención sin necesidad de amurallar ciudades enteras o prohibir los viajes, y francamente, muchos países podrían no ser capaces de tomar las agresivas medidas que desplegó China", subrayó Ryan al respecto.

Tedros añadió que hoy ha llegado a Irán una misión de expertos para apoyar al Gobierno en la lucha contra el brote que azota el país, llevando equipamiento que incluye 100,000 equipos de diagnóstico del virus y 15,000 trajes protectores para trabajadores sanitarios que atienden a los contagiados.

"La contención del COVID-19 es posible y debe ser la prioridad de todos los países", añadió Tedros, quien concluyó que "con medidas tempranas y agresivas, todos los países pueden detener el contagio y salvar vidas".

El viernes pasado, la OMS elevó de "alto" a "muy alto" el riesgo de propagación del coronavirus causante del COVID-19, ante lo que Naciones Unidas anunció una partida de 15 millones de dólares para ayudar a los países más vulnerables a frenar la expansión de la enfermedad.

La ayuda, procedente del Fondo Central de Respuesta para Emergencias de la ONU, fue anunciada por el subsecretario general de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, independientemente de los 675 millones de dólares ya anteriormente pedidos por la OMS a países donantes para ayudar en la contención de la epidemia.

EFE
Ginebra, Suiza
Lunes 02 de marzo 2020.


Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad

   
El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se elevó hoy hasta los 361 (57 más que el domingo), mientras que la cifra de infectados por esa enfermedad en territorio chino se situó en 17,205 (2,829 más que la víspera).

Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, actualizado a las 04:00 hora local (20:00 GMT del sábado), un total de 147 personas se curaron en las últimas horas y fueron dadas de alta hospitalaria, por lo que el número de afectados por la enfermedad que la han superado asciende a 475.

Casi todas las muertes registradas en las últimas 24 horas, menos una ocurrida en Chongqing, corresponden a la provincia de Hubei, epicentro del virus, mientras que este domingo se conoció el fallecimiento de la primera víctima del coronavirus fuera de China, un ciudadano de Wuhan que perdió la vida en Filipinas.

EFE
Shangai, China
Domingo 02 de febrero 2020.


El brote que comenzó en Wuhan, China, ha dejado hasta ahora 170 muertos y alrededor de 8 mil infectados.


La Organización Mundial de la Salud finalmente declaró este jueves que el coronavirus es una emergencia de salud pública de preocupación internacional, por su brote global, que hasta ahora ha dejado 170 muertes y alrededor de 8 mil infectados.

Tras la reunión del comité de emergencia de la OMS, en un debate que comenzó desde las 13:30 horas tiempo de Ginebra, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, indicó que el virus se puede propagar más rápidamente si llega a un país con un sistema de salud débil, por lo que llamó a todos los países a estar preparados y “actuar ahora“.

Agregó que la evidencia apunta a que el virus se expandió a casi una veintena de países. El brote se originó en Wuhan, China, al parecer en un mercado.

Esta enfermedad comenzó a ser diagnosticada en China desde finales de diciembre.

La OMS aseguró que confía en la capacidad de China para contener el contagio de la enfermedad, pero que esta medida es para ayudar al resto del mundo a evitarlo, ya que hay enfermos en 18 países además del gigante asiático.

El comité emitirá recomendaciones que las naciones podrán considerar, como contener sus vuelos a China, aplicar revisiones constantes a quienes han estado en ese país y sobre todo en Wuhan, así como a las formas de prevenir el contagio y de vigilar a los posibles enfermos.

Según anunció la organización internacional, se trabaja en la vacuna, que podrá ayudar a prevenir el contagio, y en el tratamiento de quienes ya han sido confirmados como infectados por este tipo de neumonía.

La OMS declara emergencia internacional por coronavirus.

Comité decide la alerta ante el rápido aumento de los pacientes afectados por el virus originado en China

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hoy la emergencia internacional ante el rápido aumento de los pacientes afectados por el coronavirus de Wuhan, ya más de ocho mil en cerca de una veintena de países, aunque el 99 % de los casos se han diagnosticado dentro de China.

Un comité de emergencia de 15 expertos, convocado por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró esta alerta, tras haberla descartado hace una semana, ante la aparición de varios contagios entre humanos en países como Alemania, Japón, Estados Unidos o Vietnam, en pacientes que no habían viajado recientemente a China.

Es la sexta ocasión en que la OMS declara este tipo de emergencia global, tras las que activó ante el brote de gripe H1N1 (2009), los de ébola en África Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de polio en 2014 y el de virus zika en 2016.

EFE
Notimex
Ginegra, Suiza
Jueves 30 de enero de 2020.


Determinará si constituye o no una emergencia internacional


La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy de que un comité de emergencia formado por epidemiólogos y otros expertos se reunirá mañana jueves en la sede del organismo en Ginebra para determinar si el coronavirus constituye o no una emergencia internacional, tras haberlo descartado hace una semana.

El comité se reunirá después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, viajara a Pekín para analizar con las máximas autoridades del país la situación de la epidemia, que afecta ya a alrededor de 6,000 personas, de las que 132 han fallecido.

Una emergencia internacional intensificaría las medidas de prevención y coordinación de las autoridades sanitarias en todo el mundo, aunque la OMS ya determinó la semana pasada que el brote constituye un riesgo "alto" a nivel global.

Para declararla la OMS exige tres criterios: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo de rápida expansión en otros países, y que requiera una respuesta coordinada internacional.

EFE
Ginebra, Suiza
Miércoles 29 de enero 2020.


Dos medicamentos contra la enfermedad probados en República Democrática del Congo muestran alta tasa de supervivencia si se detecta de forma temprana


Dos fármacos (mAb114 y REGN-EB3) que se han usado desde noviembre de 2018 en un ensayo en el brote de ébola de República Democrática del Congo (RDC) han mostrado unas tasas de supervivencia cercanas al 90% en personas infectadas con el virus. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el resto de agentes sobre el terreno han decidido que, de ahora en adelante, serán los únicos medicamentos con los que se tratará a los futuros pacientes.

Un total de 499 personas participaron en el estudio. De los enfermos que fueron llevados a centros de tratamiento con bajos niveles de virus detectados en su sangre (en las primeras fases de la enfermedad), el 94% que recibieron REGN-EB3 y el 89% con mAb114 sobrevivieron. Había en estudio otros dos fármacos, pero alrededor de la mitad de los pacientes que los tomaban murieron.

"Son los primeros medicamentos que, en un estudio científicamente sólido, han demostrado claramente una disminución significativa en la mortalidad de las personas con enfermedad por el virus del ébola", asegura el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del Instituto de Salud de Estados Unidos (NHI, por sus siglas en inglés), Anthony Fauci. El análisis final de los datos se dará a fines de septiembre o principios de octubre, tras lo cual se enviarán para su publicación en literatura médica revisada por pares.

Tanto los responsables estadounidenses, como las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo y la Organización Mundial de la Salud (OMS), elogiaron al "equipo extraordinario de personas que ha trabajado en condiciones extremadamente difíciles para llevar a cabo este estudio", así como a los pacientes y sus familias.

"Es a través de este tipo de investigación rigurosa y de rápida implementación que podemos identificar rápida y definitivamente los mejores tratamientos e incorporarlos a la respuesta al brote de ébola", dijeron.

Esta iniciativa, conocida como PALM, que se desarrolló inicialmente como un estudio de múltiples brotes y países, es parte de la respuesta de emergencia en RDC, en colaboración con una amplia alianza de socios, como el Ministerio de Salud de RDC, el NIAID, la Alianza para la Acción Médica Internacional (ALIMA), Médicos Sin Fronteras (MSF), el Cuerpo Médico Internacional (IMC) y otras organizaciones.

Jeremy Farrar, director de la organización benéfica británica de investigación Wellcome Trust, dijo que el desarrollo de esos medicamentos "seguramente salvará vidas". "Gracias a estas pruebas, estamos comenzando a comprender qué tratamientos ofrecer a los pacientes en este y en futuros brotes" de la enfermedad, agregó.

El coordinador de la respuesta del Gobierno de RDC contra el brote de ébola, Jean-Jacques Muyembe, afirmó el viernes que "si va todo bien" la epidemia será eliminada "en tres o cuatro meses".

Este lunes, la OMS ha cifrado en 2.781 el número total de caso de ébola detectados en RDC (2.687 confirmados y 94 probables), y ha agregado que 1.866 personas han muerto, lo que supone la segunda mayor cantidad de muertes por el virus en la historia, tras el brote en África Occidental entre 2013 y 2016, que se saldó con más de 11.000 fallecidos.

El País
Agencias
Madrid, España
Martes 13 de agosto de 2019.


Se estima que 10 millones de toneladas de maíz se importan anualmente de Estados Unidos, para alimento de ganado


Del total de tortillas que se consumen en México, 90.4% contienen secuencias de maíz transgénico, lo mismo que 82% de las tostadas, harinas, cereales y botanas de este grano, según un estudio encabezado por Elena Álvarez-Buylla Roces, del Instituto de Ecología (IE) y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM.

El reporte indica que en México –lugar de origen y diversidad del maíz– cada habitante consume en promedio medio kilogramo diario de ese grano en el que se ha encontrado el herbicida glifosato, “probable cancerígeno para el humano”.

La UNAM difundió en un comunicado que, según el artículo publicado en la revista Agroecology and Sustainable Food Systems, en el estudio se encontró que en el alimento básico de la dieta nacional tiene una “presencia alarmante” de transgenes, es decir, genes que provienen de maíz transgénico, de plantas transformadas en laboratorios de Estados Unidos, principalmente.

Las modificaciones han sido para que el maíz resista plagas y tolere el herbicida glifosato, recientemente clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “probable cancerígeno para los seres humanos”.

En el estudio participaron los científicos Álvarez-Buylla y sus colegas Emmanuel González Ortega, Alma Piñeyro Nelson, Elsa Gómez Hernández, Eduardo Monterrubio Vázquez, Marlenne Arleo, José Dávila Velderrain y Claudio Martínez Debat.

De acuerdo con los resultados que encontraron, todos los alimentos hechos con maíz que se compran en el supermercado y las tortillas de tortillería tienen estos componentes. En cambio, las tortillas aparentemente más artesanales, de maíz nativo y hechas por personas ligadas al campo, tienen menos transgenes y no presentaron glifosato.

Los autores comentaron que no esperaban esos resultados, pues el maíz transgénico no está permitido en México a campo abierto, ya que está en proceso una demanda colectiva que lo impide desde 2013.

Si el gobierno apoyara la agricultura campesina, agregaron, “tendríamos un campo fuerte, menor impacto ambiental por la producción de alimentos, comunidades campesinas íntegras produciendo y comercializando su maíz de alta calidad a precios justos, y los mexicanos gozaríamos de una mejor salud”.

Álvarez-Buylla destacó que “es importante recuperar la soberanía alimentaria. Los mexicanos nos estamos quedando sin opciones en términos de productos de maíz libre de transgénicos”.

La investigadora afirmó que México produce suficiente maíz para el consumo humano: nativo e híbrido no transgénico. “En 2016 se produjeron 25.7 millones de toneladas de maíz, de las cuales 12.3 millones se vendieron para consumo humano, 4.2 millones para autoconsumo, 4.4 millones para el sector pecuario y 1.5 millones para exportación”, aseguró.

Según su cálculo, los 10 millones de toneladas que se importan anualmente de Estados Unidos deben usarse sólo para alimento de ganado o insumos industriales altamente procesados, pero no para consumo humano, y menos si es grano contaminado con glifosato.

Por último, destacó la necesidad de que el gobierno apoye a la agricultura sostenible, agroecológica y campesina para que este maíz nativo o criollo, de alta calidad nutricia, complementado con el híbrido, que se produce en el norte del país, cubra las necesidades nacionales.

Proceso
Ciudad de México
Lunes 18 de septiembre de 2017.


Científicos de la BUAP desarrollan metodología para identificar glifosato en alimentos

Por su perspectiva global y liderazgo en programas educativos de doctorado acreditados por Conacyt, la BUAP es una de las cinco universidades distinguidas por el Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMex), con el reconocimiento “Prácticas Exitosas CUMex 2016”, que el organismo entregó por primera ocasión para destacar los avances más significativos realizados por las 30 universidades afiliadas durante el año anterior.

Asimismo, CUMex extendió a la Máxima Casa de Estudios en Puebla una constancia que la acredita como “Miembro del Consorcio de Universidades Mexicanas por haber logrado los indicadores de calidad que establece el Estatuto General que lo rige”.

La titular de la Vicerrectoría de Docencia de la BUAP, María del Carmen Martínez Reyes, en representación del rector Alfonso Esparza Ortiz, recibió el citado reconocimiento otorgado por el presidente de CUMex, Javier Saldaña Almazán, durante su primera sesión ordinaria de 2017, en la Ciudad de México, a la cual asistieron como testigos de honor el subsecretario de Educación Superior de la SEP federal, Salvador Jara Guerrero, y el secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda.

De las 30 universidades que integran el CUMex, la BUAP es líder en cuanto a programas educativos de doctorado reconocidos por Conacyt. Recibió la distinción por “integrar y desarrollar prácticas exitosas en la perspectiva de la internacionalización y su liderazgo en programas educativos de doctorado, consolidados y de competencia internacional, reconocidos por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología”, según dicta el documento.

Tal reconocimiento requirió de una evaluación que tuvo como eje central prácticas exitosas que se reflejan en datos tangibles y comprobables, los cuales fueron agrupados en indicadores básicos, de segunda generación y de internacionalización, siendo los últimos los más valorados y con los cuales la BUAP destacó.

Las universidades Autónoma de San Luis Potosí, Autónoma de Aguascalientes, Autónoma del Estado de Hidalgo y la Universidad de Quintana Roo fueron las otras instituciones estatales reconocidas por CUMex, en la primera entrega de este reconocimiento que tuvo lugar en las instalaciones de la ANUIES.

A la fecha, los doctorados en Ciencias, especialidades en Ciencia de Materiales, Física, Física Aplicada y Matemáticas, así como los doctorados en Ciencias Fisiológicas, Ciencias Químicas, Dispositivos Semiconductores, Derecho y Sociología son los posgrados de la BUAP, con nivel Consolidado, inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad de Conacyt.

Científicos de la BUAP desarrollan metodología para identificar glifosato en alimentos

Investigadores del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP) desarrollan una metodología, rápida y sensible, para identificar la presencia residual de glifosato en matrices comestibles, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos y asegurar que los consumidores adquieran productos libres de este herbicida, un posible cancerígeno, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El glifosato es el agroquímico más utilizado en México y el mundo; en cultivos de maíz se aplica para el control de las malezas hasta en tres diferentes periodos del crecimiento de la planta y en grandes cantidades como desecante foliar para acelerar la cosecha, lo que provoca que los granos obtenidos tengan altas probabilidades de estar contaminados con este herbicida”, explicó Alia Méndez Albores, científica del Centro de Química del ICUAP.

A nivel mundial, en la actualidad hay un debate sobre los efectos que este producto podría tener en los seres humanos y los animales. La OMS lo ha clasificado como un posible cancerígeno. Hoy existen evidencias científicas que vinculan su consumo, aun en cantidades significativamente bajas (0.1 partes por billón), con cáncer y una serie de patologías que incluyen daño al hígado y riñón, tumores, abortos espontáneos, nacimientos con malformaciones, mutaciones genéticas, disrupción endócrina, autismo y obesidad.

El investigador afirmó que aún no está regularizado el monitoreo continuo de glifosato en alimentos, pero dada la controversia acerca de los efectos a la salud, hoy se encuentra bajo escrutinio público internacional y cada vez es mayor la presión social para que se informe sobre la situación real de la presencia y los contenidos de glifosato en esta matriz.

 “Como resultado de lo anterior, en febrero del 2016 la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) autorizó por primera vez el monitoreo de glifosato dentro de su programa anual de análisis de alimentos, el cual incluyó a los granos de maíz dentro de los productos agrícolas con más posibilidad de contaminación con este herbicida. No obstante, debido a la poca sensibilidad que presentaron las técnicas utilizadas, no se logró la validación ni el establecimiento de una metodología rutinaria para ser usada por los laboratorios autorizados por la FDA y el monitoreo se suspendió sin fecha de reinicio”, detalló.

Por ello, subrayó la necesidad de desarrollar nuevas metodologías que permitan la detección robusta y sensible de este contaminante en matrices tan complejas como los alimentos, así como la importancia de dirigir el conocimiento al monitoreo del producto agrícola destinado a la producción primaria del alimento más importante del país.

“En ese sentido, nosotros trabajamos con la técnica de Espectroscopia Raman de Superficie Aumentada (SERS por sus siglas en inglés) que nos permitirá detectar concentraciones muy bajas de compuestos químicos, como el glifosato en productos comestibles, sin una preparación muy rigurosa de la muestra”, aseveró.

La investigadora, quien es doctora en Electroquímica por el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (CIDETEQ), indicó que en esta técnica la muestra es irradiada con un haz de luz que puede ser ultravioleta, visible o cercano infrarrojo, de la misma manera que en la técnica Raman convencional, con la única particularidad de que el analito debe estar adsorbido o en cercanía de superficies metálicas altamente rugosas o nanoestructuradas.

“Esto provocará el acoplamiento de fenómenos químicos y electromagnéticos, que se traducirá en un incremento de varios órdenes de magnitud de la débil intensidad de la dispersión Raman que típicamente presentan las muestras cuando son irradiadas con una fuente de luz monocromática. Así SERS combina las ventajas de la nanotecnología con las provenientes del Raman convencional; es decir, rapidez de análisis (segundos), posibilidad de trabajar con muestras con algún contenido de humedad, registro de espectros en condiciones de ambiente y mínima -en algunos casos nula- preparación de la muestra”, explicó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 18 de enero de 2017.


Como una medida para combatir la obesidad, la diabetes y la caries dental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó incrementar el precio de las bebidas azucaradas.

Gravar esas bebidas podría ayudar a reducir el consumo de azúcares, lo que proporcionaría beneficios para la salud y más ingresos que los gobiernos podrían reinvertir en sanidad, puntualizó el organismo en un informe de 36 páginas sobre política fiscal y dieta publicado este martes, a propósito del Día Mundial de la Obesidad.

Según la OMS, tiene “pruebas sólidas” de que los subsidios para reducir los precios de las frutas y verduras frescas pueden ayudar a mejorar la dieta. Y una política fiscal que suponga una subida de 20% en el precio de venta de las bebidas azucaradas supondrá un descenso proporcional de su consumo, puntualizó.

No obstante, reveló que empresas refresqueras como Coca y Pepsi compran leyes, organizaciones no gubernamentales e incluso fundaciones para zafarse de la crisis de obesidad.

El doctor Douglas Bettcher, quien dirige el departamento de Prevención de Enfermedades no Transmisibles de la OMS, señaló que el consumo de azúcares libres, incluidos productos como las bebidas azucaradas, “es un factor importante en el incremento de personas que padecen obesidad y diabetes”.

Y si los gobiernos gravan productos como las bebidas azucaradas, añadió, pueden recudir el sufrimiento y salvar vidas.

De acuerdo con el organismo, la prevalencia de la obesidad en todo el mundo se duplicó entre 1980 y 2014, cuando casi 40% de la población mundial tenía sobrepeso.

Los datos aportados por la organización son alarmantes e indican que una de cada tres personas tiene sobrepeso y que 42 millones de niños menores de cinco años entran en esta categoría (11 millones más que en el año 2000). El 11% de los hombres y el 15% de las mujeres de la población mundial son considerados obesos.

Paralelamente, la diabetes tipo 2 se ha multiplicado por cuatro en los últimos 30 años, con 400 millones de adultos con esta enfermedad.

Ante ese panorama, la OMS ha recomendado desde hace tiempo que la ingesta diaria de azúcar por persona sea menor al 10% de sus necesidades totales de energía.

Según responsables del organismo, Chile y México desbancaron a Estados Unidos como los países donde más bebidas endulzadas con azúcar se consumen, y además el organismo detectó un rápido incremento en la ingesta de estos productos en China y África Subsahariana.

Al menos tres de cada cinco adolescentes en países como Chile, Argentina y Argelia consumen refrescos a diario, frente a entre 20 y 40% de Estados Unidos y la mayor parte de Europa, detalló.

Por ello, las políticas fiscales “pueden ser una herramienta muy importante, una entre muchas, pero una muy importante para la reducción de las bebidas endulzadas con azúcar”, señaló Francesco Branca, responsable del Departamento de Nutrición y Salud de la OMS.

Temo Waqanivalu, coordinador del departamento de Prevención de Enfermedades no Transmisibles, sostuvo que hay una “discusión en marcha” con las empresas que fabrican ese tipo de debidas sobre los esfuerzos para reducir la ingesta de azúcar.

Y puso a México como ejemplo de un país donde el gobierno ha tomado medidas para frenar el aumento acelerado de consumo de bebidas azucaradas, mediante el establecimiento, en enero de 2014, de una tasa especial que causó un incremento de 10% en el precio final del producto.

El impacto ya podía medirse a finales de ese mismo año, con una reducción de 6% del consumo general y de hasta 17% en los sectores de menores recursos, detalló Waqanivalu.

Refresqueras compran a organizaciones de salud

Un nuevo estudio reveló ayer que entre 2001 y 2015 las compañías refresqueras Coca-Cola Company y PepsiCo realizaron patrocinios a 96 organizaciones de salud en Estados Unidos con el objetivo de minimizar la concientización sobre el vínculo entre los refrescos y otras bebidas azucaradas y la obesidad, e incluso presionaron en contra de 29 proyectos de Ley de salud pública que buscan reducir el consumo de refrescos.

El documento indicó que entre 2011 y 2014 Coca-Cola gastó más de 6 millones de dólares al año en este tipo de patrocinios, y PepsiCo unos tres millones al año en promedio.

El documento publicado en el American Journal of Preventive Medicine halló que un total de 96 organizaciones de salud en Estados Unidos aceptaron dinero de Coca-Cola y PepsiCo o de ambas. La lista incluye a muchas instituciones médicas y de salud pública que tienen como objetivo la lucha contra la epidemia de la obesidad.

El estudio concluyó que una serie de organizaciones de salud en Estados Unidos se han retirado de su responsabilidad de promover políticas que reduzcan el consumo de refresco, haciéndose a un lado del debate público de políticas que buscan ese objetivo, e incluso oponiéndose a las legislaciones en torno a este tipo de bebidas o colaborando con las empresas para producir materiales educativos conjuntos.

Entre las organizaciones que halló la investigación están 63 de salud pública, 19 médicas, siete fundaciones de salud, cinco gubernamentales y dos grupos e suministro de alimentos. Hay al menos dos organizaciones de la diabetes, como la American Diabetes Association y la Juvenil Diabetes Research Fundation.

Y también se encuentran la Escuela de Medicina de Harvard, la Universidad Médica de Carolina del Sur, y otras relacionadas con las universidades de Washington y la de Georgia.

Proceso
Ciudad de México
Martes 11 de octubre de 2016.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter