Gilda Melgar      

Cuando ocurrió el terremoto de 1985 tenía apenas 19 años. Y aunque padecí el hecho y sus consecuencias, quedando “traumada” como cualquiera de mis contemporáneos, entonces yo era sólo una estudiante hija de familia.

El pasado 19 de septiembre, desde el momento en que la tierra brincó con fuerza y junto con otras personas traté, infructuosamente, de bajar rápidamente desde un tercer piso en la colonia Del Valle, mi cabeza daba vueltas pensando alternadamente, por un lado, que tenía que salir viva de ahí por mis hijos (que aún me necesitan), y por el otro, que seguramente esos eran los últimos momentos de mi vida, por lo que ésta se me reveló completa en cuestión de segundos.

Unas semanas después, sostuve una reunión catártica con la familia y los amigos más cercanos, en la que nos abrazamos, lloramos y compartimos no sólo las anécdotas de ese martes, sino también las reflexiones de lo que se estaba viviendo en la ciudad, especialmente sobre la actitud solidaria de los jóvenes y la capacidad de ”darse” de toda la gente.

Algunas filosofías budistas señalan que cuando sucede un temblor de gran magnitud, es porque de las entrañas de la tierra está surgiendo también un gran “ser trascendente” que viene a mover nuestras conciencias para que “despertemos” y “enmendemos” nuestras vidas para “ir por el camino correcto”.

No importa si esto es cierto o no. La verdad es que yo recordé esa analogía porque este sismo –en la medianía de mi vida– me sacudió más allá de lo físico.

Así que, reflexionando con una amiga acerca del sismo emocional que el S19 dejó en nosotras y en nuestros seres queridos, nos preguntamos cuáles serían las lecciones o decisiones más importantes para la mayoría de las personas, a partir de ese día.

Por supuesto que cada cabeza es un mundo, pero llegamos a la conclusión de que, quizás esa nueva conciencia que el terremoto nos dejó, oscila entre dos extremos. Por un lado, están lo que pensaron “sólo se vive una vez” y, por lo tanto, decidieron llevar a cabo con prontitud algunos planes postergados como viajar, casarse, tener hijos, comprar una casa, etcétera, porque “no vaya a ser que mañana tiemble otra vez y me arrepienta de no haber tenido el valor”.

Por el otro, están los precavidos. Los que se preocuparon por el mañana y “su futuro”, y decidieron ya no gastar más. Ahorrar, guardar, y apretarse porque “no vaya a ser que tiemble otra vez y me quede en la calle, sin techo, ni nada que ofrecer a mi familia”.

Nos pareció curioso y hasta divertido que, en algún punto, esos extremos se juntan en un mismo sentimiento: ofrendar-se. Darse con locura, sin medida y disfrutar los placeres de la vida, o bien, darse a la templanza, procurando lo que hay para los suyos.

Yo creo estar entre los primeros, pero no importa si uno decide despilfarrar o guardar. Lo único importante es darse a los demás, así como nos dimos todos en la emergencia, ayudando como cada quien quiso y pudo.

Por mi parte, decidí retomar mis “horneadas” y ofrendarme a los míos con lo que más me gusta hacer. Desde entonces, de mi cocina surgen pasteles, panqués, muffins, tartas y mermeladas.

Ignoro si, justo por la sensibilidad que me dejó el sismo, esta semana que vi “Coco” y su increíble recreación de la ofrenda del Día de Muertos, lloré sin parar, no sólo por los que este año se fueron en la familia y por todo el dolor post temblor, sino también porque su significado y gran lección me permitió confirmar que debo seguir ofrendándome a mis vivos, no vaya a ser que tiemble otra vez y no pueda más endulzarles la vida.

*Gilda Melgar

Diplomada en Pastelería y Panaderí­a. Gilda Melgar está siempre en busca del gozo culinario. Pone el ojo y el diente en nuevas propuestas para disfrutar y compartir su saber a través de los placeres de la mesa. A través de la literatura y del cine, evoca sensaciones y memorias gastronómicas que liga con sus recomendaciones.

Puebl@Media
Gilda Melgar
Ciudad de México
Miércoles 25 octubre 2017.


En el municipio de Huaquechula esperan recibir a 100 mil personas a que aprecien las 35 ofrendas monumentales que serán colocadas por las 52 personas que fallecieron durante el presente año.

En entrevista las autoridades municipales señalaron que, durante el periodo del 28 de octubre al 2 de noviembre, en los últimos años han recibido entre 90 mil y 100 mil personas a ver los altares monumentales y en las familias llegan a invertir hasta 50 mil pesos.

Al respecto Edwin Mora Caballero, edil de dicha localidad dijo que el 28 de octubre van a iniciar los tradicionales altares monumentales, a los que, de acuerdo con la tradición, a las 14:00 horas llegan los fieles difuntos que perdieron la vida por accidente.

"Es una tradición prehispánica que hasta nuestros días se lleva a cabo y que las familias la siguen, sin competencias ni por mostrar el altar es más bonito, sino por tradición", acotó.

Agregó que el 31 del presente mes en la plaza grande se lleva a cabo el famoso trueque de objetos para las ofrendas como flores, jarros, velas, candeleros, chiquihuites, el pan y frutas, entre otros.

Edwin Mora mencionó que ese día es dedicado a los infantes que murieron, y que de igual manera a las 14:00 horas es cuando llegan.

"El 1 de noviembre es cuando se tiene la tradición que a las 14:00 horas llegan las ánimas benditas de todas las personas que fallecieron por muerte natural", acotó.

El presidente municipal señaló que el 2 de noviembre acuden a colocar flores a las tumbas, al mismo tiempo de recomendar a los visitantes respetar los tiempos que los habitantes tienen establecidos.

"A las 14:00 horas, con el sonido de las campanas la familia sale de su hogar y hace un camino con la flor de cempasúchil que conduce hasta el altar", acotó.

Recomendó a quienes asistan a ver estos altares llevar una cera o una veladora y le pregunten al familiar, que se encuentra a un costado del altar, si pueden colocar la misma. Prenden la vela y la colocan.

Acto seguido el familiar en agradecimiento les pide que pasen al interior del hogar a disfrutar de un mole, pipián y agua de sabor, con mucha alegría.

Por su parte, Silverio Reyes Sarmiento, director de Turismo del municipio de Huaquechula mencionó que los turistas hacen partícipes de la tradición al llevar su cera o veladora.

"La inversión puede llegar hasta unos 50 mil pesos que incluye el altar, la ofrenda y los alimentos que comparten entre los invitados y turismo", acotó.

Silverio Reyes señaló que son 52 personas las que fallecen en el transcurso del año, sin embargo, las que perdieron la vida recientemente prácticamente no les da tiempo de desplegar estos recursos, de ahí, que hasta el momento 35 ofrendas son las que se van a colocar.

Detalló que de estas sólo hay un menor de edad que abrirá el altar el 31 de octubre y un accidentado, quien será honrado a partir del 28 del presente mes, ambos a las 14:00 horas.

El funcionario municipal dijo que el resto será recordado el 1 de noviembre a las 14:00 horas.

Notimex
Huaquechula, Pue.
Martes 25 de octubre de 2016.

Puebla es catalogado como el principal productor de la flor de Cempasúchil

Entre 300 y 600 pesos gastarán las familias poblanas en promedio para adquirir diversos artículos y colocar una sencilla y tradicional ofrenda, consideró el presidente de la Canacope en Puebla, Octavio Corvera Álvarez.

El líder de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) en Puebla señaló que se podría esperar un incremento promedio de un 10 por ciento en el costo de algunos productos y servicios respecto al año pasado.

Indicó que los artículos que se venderán son la flor de Terciopelo que puede ir de los 10 a los 110 pesos el rollo, en tanto que en el caso de la flor emblemática de esta temporada, como lo es Cempasúchil, va de los 10 a los 100 pesos el rollo.

Refirió que Puebla es catalogado como el principal productor de la flor de Cempasúchil, aunque de igual forma se cultiva la Celosía conocida como Terciopelo y la Gladiola.

Agregó que en el caso del papel china es desde los 50 centavos hasta los tres pesos, pero en el papel picado va de los 2.50 pesos a los 20 pesos.

Asimismo, refirió, para completar la ofrenda o para consumir las tradicionales hojaldras o Pan de Muerto se pueden adquirir desde los cinco hasta los 100 pesos.

El representante del Comercio en Pequeño indicó que las guías de papel o plástico van de los 10 a 40 pesos, las figuras de papel decorativas tienen un costo de cinco a los 50 pesos, mientras que para adquirir un portavelas las familias tendrán que erogar de cinco a 40 pesos y el costo de un quemador para incienso es de 10 a 40 pesos.

En cuanto a las figuras de azúcar como son las calaveras, alfeñiques que son indispensables para las ofrendas estas van desde uno hasta los 70 pesos y las veladoras tienen un precio de los siete a los 40 pesos.

Entre los giros implicados con previsión de mayor venta están las papelerías, florerías o comerciantes con venta de flor, panaderías, dulcerías, venta de velas y venta de frutas, quienes preparan su mercancía hasta con un mes y medio de anticipación.

Corvera Álvarez subrayó que por dicha temporada las autoridades municipales deben incrementar, reforzar y mantener los operativos y el diálogo para evitar la colocación de ambulantes en las calles, a fin que el comercio legalmente establecido no se vea afectado en sus ventas por competencia desleal.

El líder del Comercio en Pequeño de Puebla estimó un repunte de un 18 a un 20 por ciento, esto al ser una tradición arraigada en los mexicanos.

Indicó que de los comercios beneficiados serán las florerías, papelerías, recauderías, panaderías, de ahí, que un 35 por ciento de los negocios afiliados participen de dicha época del año.

Corvera Álvarez mencionó que en la actualidad los Pueblos Mágicos llevan ganado terreno, en donde el sector turístico se va ver beneficiado y con ello tener un incremento en ventas de un 20 por ciento.

Esto, precisó, a pesar que en el mismo periodo de 2014 el porcentaje fue un cinco por ciento más, es decir, de un 25 por ciento.

Enfatizó que se prevé alcanzar una derrama económica general de 365 millones de pesos para la entidad, en donde para la zona de Puebla capital, calculan una posible derrama de 98 millones de pesos.

Notimex
Ciudad de Puebla
Lunes 26 de octubre de 2015.

Las ofrendas de la categoría de expresión libre deberán tener como temática obligatoria el Día de Muertos

El Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla (CECAP), a través de la Casa de Cultura, lanzó una convocatoria para el tradicional concurso de ofrendas, con el fin de contribuir a la Fiesta del Día de Muertos, tradición mexicana y Patrimonio Intangible de la Humanidad (UNESCO 2003).

La invitación, fue realizada al público en general, así como organismos e instituciones públicas, privadas, comerciales, educativas y culturales.

El organismo invitó al público a participar en el XLIV Concurso Artístico de Ofrendas 2014. Las inscripciones se realizarán en Casa de la Cultura; la fecha límite es el 30 de octubre de 2014.

Quedan excluidos del concurso, más no de la exhibición, los participantes que han sido acreedores en los últimos tres años a algún premio en dicho concurso. El (CECAP informó que las ofrendas tradicionales deberán reunir su aspecto formal, contener espíritu popular, sentido creativo y exaltar las mejores esencias del tema convocado, con autenticidad en los elementos y accesorios expuestos.

En lo que respecta a las ofrendas de la categoría de expresión libre deberán tener como temática obligatoria el Día de Muertos, gozarán de libertad de expresión, pero se exigirá calidad artística y presentación.

Para esta edición las categorías de las ofrendas son: Tradicional y Expresión Libre. En tanto que los premios son 12 mil 500 pesos para los primeros lugares de ambas categorías, y 7 mil pesos para los segundos lugares.

Para mayores informes favor de comunicarse a Casa de la Cultura (5 Oriente 5, Centro Histórico), al teléfono 232.12.27 y 246.31.86. La convocatoria se puede consultar en http://cecap.puebla.gob.mx.

Notimex
Ciudad de Puebla
Domingo 26 de octubre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter