LIMA, 21 mar (Xinhua) -- Pedro Pablo Kuczynski renunció hoy miércoles como presidente de Perú arrastrado por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

     Kuczynski, economista con amplia experiencia en cargos públicos, dejó el cargo un día antes de la sesión en el Congreso donde se debatiría y votaría sobre su destitución.

     Kuczynski cuenta con estudios en la Universidad de Oxford en Reino Unido y una maestría en Economía en la Universidad de Princeton en Estados Unidos.

     Con 77 años de edad, el hoy ex presidente fue el más longevo en asumir la Presidencia en el país sudamericano, al suceder en el cargo a Ollanta Humala, quien gobernó los pasados cinco años (2011-2016).

     Kuczynski es hijo de inmigrantes. Su padre fue un médico alemán, Máxime Kuczynski, quien trabajó en zonas pobres del país, y su madre una maestra franco-suiza, una mujer culta y amante de la cultura milenaria del país.

     Uno de sus primeros cargos públicos fue asumido en 1966, al ser designado por el entonces presidente Fernando Belaunde Terry (1963-1968 y 1980-1985), como asesor, y luego nombrado gerente del Banco Central de Reserva (BCR).

     Tras el golpe militar del general Juan Velasco Alvarado en 1968, Kuczynski huyó de Perú al ser acusado por las autoridades de presuntamente pagar ilegalmente 115 millones de dólares a favor de la empresa estadounidense Internacional Petroleum Company (IPC).

     Durante una larga temporada en Estados Unidos y otros países, desempeñó trabajos en diversos consorcios internacionales como Magma Copper, Toyota Motors Corporation, CS First Boston y el Banco Mundial (BM), entre otros.

     En 1980, regresó a Perú convocado por el entonces presidente Belaunde, quien fue elegido para un segundo mandato, y fue nombrado ministro de Energía y Minas, cargo en que fomentó la explotación minera y petrolera.

     Como parte de su extensa experiencia, figuró también la cartera de Economía en el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006) en 2001.

     Fue duramente criticado entonces por la oposición, debido a un acuerdo suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar las metas del gobierno, por lo que finalmente renunció en 2002.

     El ex presidente Toledo lo volvió a convocar en 2004 para formar parte de su gobierno, al nombrarlo nuevamente ministro de Economía, y posteriormente presidente del Consejo de Ministros, cargo que ostentó hasta julio de 2006.

     Pedro Pablo Kuczynski fue elegido presidente de Perú el pasado 5 de junio en una reñida segunda vuelta electoral, en la que logró 51,12 por ciento de los votos frente a su cercana competidora, la ex candidata Keiko Fujimori, quien alcanzó el 49,88 por ciento.

     Este miércoles, Kuczynski renunció al cargo en medio de una crisis política por la divulgación de videos que mostraban una supuesta "compra de votos" para evitar la destitución.

Xinhua
Lima, Perú
Miércoles 21 marzo 2018.


El fiscal general suizo, Michael Lauber, admitió que su país tampoco pretende quedarse con esos dineros que presuntamente son producto de sobornos y “lavado” de capitales

La Fiscalía General de Suiza reveló en Panamá a fiscales y procuradores americanos que en cuentas bancarias suizas hay mil millones de dólares congelados por la trama de sobornos y blanqueo de capitales de las compañías brasileñas de la constructora Odebrecht y de la petrolera Petrobras.

La revelación fue hecha por el fiscal general de Suiza, Michael Lauber, en una cita que sostuvo este lunes en la capital panameña con un grupo de fiscales y procuradores de América Latina, entre ellos el subprocurador mexicano Felipe de Jesús Muñoz.

Las naciones de América Latina y el Caribe envueltas en el escándalo buscan información en Suiza para desenmarañar los sofisticados esquemas financieros utilizados para perderle el rastro al dinero ilícito, confirmó el fiscal suizo.

Tras aclarar que Suiza tampoco se opone a que los países de América Latina y el Caribe implicados en los escándalos Odebrecht y Petrobras traten de recuperar el dinero que les corresponde, Lauber anunció que “no tenemos la intención de quedarnos con ningún fondo ilícito”.

“No tenemos intención de quedarnos con ellos, tenemos que encontrar la fórmula de repatriar estos dineros a nuestros colegas”, subrayó.

Sin embargo, advirtió que es necesario que las naciones interesadas cumplan con los debidos procesos y los requisitos para liberar los recursos, así como respetar las leyes.

Según el fiscal suizo, una primera vía es determinar si los países reclamantes tienen pactos con Suiza para repatriación de esos dineros. De lo contrario, explicó, es necesario someterse a los términos de un convenio multilateral de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de lucha contra la corrupción que también debe estar ratificado por la nación que pide la devolución del dinero.

Otra ruta es negociar un acuerdo con Suiza, afirmó.

Odebrecht está involucrada en uno de los más graves escándalos de corrupción política para el enriquecimiento ilícito mediante una red de sobornos para ganar multimillonarios contratos de construcción de obras públicas que traspasó las fronteras de Brasil y penetró poderosos estratos estatales, gubernamentales, políticos y económicos en 10 países de América Latina y el Caribe, con intensas operaciones de lavado de dineros.

La cifra inicial de coimas pagadas por la mega—constructora fue establecida en diciembre de 2016 por el Departamento de Justicia de EU en al menos 788 millones de dólares en Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú y Venezuela (además de Angola y Mozambique). Washington aseguró que es el “mayor escándalo” de sobornos en el extranjero de la historia.

Petrobras está inmersa en un gigantesco entramado de corrupción descubierto en marzo de 2014 con la denominada “Operación Lava Jato” de sobornos a políticos y empresarios para el blanqueo de recursos de la poderosa petrolera estatal brasileña.

Los dos escándalos, que están interrelacionadas, involucran una serie de otros delitos que están en proceso de investigación judicial en los países implicados en la trama.

Criminales. Sin entrar en detalles sobre el caso de cada país con respecto al dinero en cuentas suizas, Lauber relató que “el punto no es que en Suiza encuentren obstáculos el resto de las Fiscalías, sino hallar la forma para ayudar en las investigaciones criminales de las contrapartes”.

“Suiza no es el policía del mundo, solo queremos mantener la cooperación y apoyar los esfuerzos que hacen nuestros colegas que llevan investigaciones criminales”, alegó.

Las leyes suizas e internacionales “cuando se trata de intercambio de información en estos esquemas tan complicados de lavado de dinero toma tiempo”, puntualizó, al destacar que es esencial acoplar las jurisdicciones nacionales y resolver las diferencias y reclamos, sin ignorar a los abogados defensores.

Acuerdo. En su reunión de un día en Panamá, los representantes de las fiscalías o procuradurías de varias naciones americanas con los de Suiza y Portugal se comprometieron a luchar con firmeza en contra de la corrupción.

También decidieron estrechar la cooperación internacional con intercambio de información, abogaron por fortalecer los procesos de recuperación y repatriación de activos ilícitos y pidieron que, para investigar y atacar la corrupción, las fiscalías generales y las procuradurías sean autónomas para que actúen con libertad sin presiones externas.

El Universal
José Meléndez
Ciudad de México
Martes 31 octubre 2017.


Odebrecht acompañó al PRI y a Peña Nieto en toda la campaña presidencial, revela delator

Ciudad de México. - La filial petroquímica de Odebrecht, Braskem, acompañó “de tiempo completo” la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, de acuerdo con Carlos Fadigas, en ese tiempo director de la compañía y hoy delator ante la justicia brasileña para esclarecer el gigantesco caso de corrupción internacional conocido como Lava Jato.

“Acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI, del partido PRI, y del actual presidente Enrique Peña Nieto. No sólo de él, sino también de su equipo”, expresó Fadigas en una reunión privada con inversionistas realizada en febrero de 2013, según consta en la transcripción del encuentro.

De acuerdo con nuevos documentos obtenidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Braskem intervino durante los días de la campaña presidencial con tres transferencias por 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, afincada en Islas Vírgenes, que ha sido vinculada por delatores o testigos protegidos en Brasil con Emilio Lozoya Austin, entonces coordinador de Vinculación Internacional del candidato del PRI.

Lozoya ha negado en reiteradas ocasiones cualquier vínculo con esa empresa y ha asegurado que demandará a los delatores por dañar su honor. Braskem, por su lado, se ha deslindado de actos ilícitos cometidos por Odebrecht en sus operaciones en México.

El pasado 14 de agosto, MCCI publicó que en plena contienda electoral de 2012, la constructora Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares en siete depósitos a la empresa ligada por los delatores a Lozoya, en pago por supuestos favores.

Con los nuevos documentos, ahora se sabe que tres de esas transferencias por 1.5 millones provenían de Braskem, la filial petroquímica de Odebrecht, que en aquellos días construía la planta Etileno XXI en el estado de Veracruz, en alianza con la empresa mexicana Idesa.

Los documentos revelados por MCCI –que incluyen estados de cuenta de transferencias desde el Meinl Bank- fueron integrados a la carpeta de investigación FED/FEPADE/UNAI-CDMX/0001139/2017 que tiene abierta la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

Esta no es la primera vez que Braskem es investigada por financiamiento de campañas electorales. En la pesquisa del caso Lava Jato, se descubrió que la firma petroquímica financió a candidatos y partidos políticos en Brasil, mientras que en Argentina aportó dinero para la campaña del actual presidente Mauricio Macri.

Reuniones, desde 2010

De acuerdo con la información de MCCI, el seguimiento de Braskem y de Odebrecht a la trayectoria de Peña Nieto se dio desde antes de que éste fuera candidato a la Presidencia.

En la primera semana de abril de 2010, el entonces gobernador del Estado de México viajó a Brasil para reunirse con Marcelo Odebrecht y luego, en octubre de 2011 –cuando ya se perfilaba como candidato presidencial-, se agendó otra cita de ambos personajes en Toluca.

Esta es la primera vez que se conoce de este segundo encuentro, el cual es mencionado en una cadena de correos electrónicos interceptados por la Policía Federal de Brasil como parte de la investigación del caso Lava Jato.

Según estos correos –de los que MCCI tiene copia-, el 25 de octubre de 2011 Marcelo Odebrecht agendó un encuentro de dos horas con Peña Nieto; ese mismo día voló de Toluca a Xalapa para reunirse con el entonces gobernador Javier Duarte, y por la noche acudiría a la entrega de un reconocimiento que una fundación presidida por Cuauhtémoc Cárdenas le otorgó al expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva. El día anterior visitó en Los Pinos al presidente Felipe Calderón, en compañía de Carlos Fadigas, el director de Braskem. En dos días, Odebrecht se reunió con personajes de tres partidos (PRI, PAN y PRD).

Peña Nieto se volvió a encontrar con Marcelo Odebrecht en la ciudad de Querétaro el 12 de noviembre de 2012, a unos días de tomar protesta, de acuerdo con otra cadena de correos obtenida para esta investigación. Por esos mismos días habló con Carlos Fadigas sobre el proyecto Etileno XXI, según relató el director de Braskem en otra reunión con inversionistas efectuada el 9 de noviembre de 2012, de cuya transcripción MCCI también tiene copia.

“Tenemos el pleno apoyo (para el proyecto Etileno XXI), no sólo del actual presidente Calderón, sino que también hemos tenido contacto con el presidente electo, Enrique Peña Nieto. Conoce el proyecto. Lo hemos discutido con él, y también apoya 100%”, aseguró Fadigas en aquella reunión.

Apenas asumió la Presidencia, dice MCCI, Peña Nieto se reunió de nuevo con Fadigas, quien actualmente está procesado en Brasil por corrupción.

“Ya hemos tenido conversaciones con el gobierno de México, no sólo con el presidente Enrique Peña Nieto, también con Emilio Lozoya, actual presidente de Pemex, y me parece que la dirección en la que quieren ir es muy coherente con la campaña”, dijo Fadigas a inversionistas en febrero de 2013 en la reunión en la que reveló que Braskem había acompañado “de tiempo completo” al candidato priista.

En octubre de 2013, Peña tuvo una cuarta reunión privada con Marcelo Odebrecht en la residencia oficial de Los Pinos.

De Braskem a Latin America Asia Capital

Las planillas de pagos de Braskem a la empresa ligada a Lozoya aparecen en un expediente que forma parte de la investigación del caso Lava Jato.

En esas planillas se detalla que un primer pago de Braskem a Latin America Asia Capital se efectuó el 23 de mayo de 2012 por 500 mil dólares a través del Meinl Bank de Antigua; a los siete días (el 30 de mayo) hubo otra transferencia por 490 mil dólares y una semana después (el 8 de junio) una más por 510 mil dólares. En suma, 1.5 millones en dos semanas.

Las fechas en que se hicieron estos pagos coinciden con los días en que transcurría la campaña del entonces candidato a la Presidencia por el PRI, Enrique Peña Nieto.

En cada transacción aparece la clave o código con el que se identifica al supuesto operador de los pagos o sobornos.

En el caso de la empresa ligada a Lozoya, aparece la clave “Salvador”, mientras que en las de sobornos pagados en Petrobras el código es “Volley” y “Competitivo”, que era la identidad oculta de Bernardo Freiburghaus, operador de Odebrecht en Suiza y Alexandrino Alencar, exdirector de Braskem.

La cercanía con la campaña de Peña

Luis Alberto de Meneses Weyll, quien durante siete años se desempeñó como director de Odebrecht en México, confirmó en su delación premiada rendida el 16 de diciembre de 2016 ante autoridades de justicia de Brasil, que la empresa había seguido la campaña presidencial de 2012, y que su trato había sido con Emilio Lozoya, quien se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional.

“A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había conseguido una posición destacada en el principal partido de oposición en el país (el PRI), que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012 y cuyo candidato era el favorito en las encuestas”, dijo Weyll a los fiscales brasileños, de acuerdo con el expediente revelado el pasado 13 de agosto por la organización El Quinto Elemento Lab.

“Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña, por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración pública del país”, añade el expediente.

Según el expediente citado, Weyll concertó un par de citas con Lozoya en marzo de 2012, justo cuando iniciaba la contienda electoral.

De acuerdo con el delator, en una de las reuniones se acordó transferir cuatro millones de dólares a Lozoya, quien en aquel entonces no desempeñaba ningún cargo público y sólo colaboraba en la campaña. Los depósitos se harían a dos empresas: Latin America Asia Capital Holding y Zecapan SA, ambas afincadas en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes.

Rodrigo Tacla, quien trabajó en el Departamento de sobornos de Odebrecht, declaró al diario El País de España el pasado 28 de julio que la compañía brasileña le había apostado a futuro a Lozoya, a quien veían como futuro presidente, y confesó que una práctica común era invertir en las campañas en Latinoamérica para después conseguir contratos gubernamentales.

“El primer contacto se establecía en la campaña electoral. Odebrecht corría con los gastos del marketing político de los candidatos. (…) La constructora sugería después las obras que se incluían en los planes de gobierno”, declaró Tacla, quien está en libertad provisional en España acusado de soborno y lavado de dinero.

Se deslinda Emilio Lozoya

El abogado de Emilio Lozoya, Javier Coello, deslindó a su cliente de cualquier transferencia realizada a favor de la empresa Latin American Asia Capital Holding, en Islas Vírgenes.

“Esa cuenta no pertenece al señor Emilio Lozoya Austin y no tiene relación con ese dinero a que hace referencia”, expresó al preguntársele sobre las transferencias realizadas por Braskem entre mayo y junio de 2012.

“Hasta el momento la PGR no ha hecho del conocimiento información alguna que se obtuviera de la Fiscalía de Brasil, siguiendo en espera de la misma para poder ejercer el debido derecho de defensa”, añadió.

Proceso
Reforma
Raúl Olmos
Lunes 23/10/2017.


La petición está registrada con el número 839/2017 en el Octavo Juzgado de Distrito de Amparo en Materia Penal

Un informe oficial indica que, por pedido de la PGR, también la Secretaría de la Función Pública le abrió una investigación de evolución patrimonial

Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, interpuso una solicitud de amparo en contra de actuaciones de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

En diciembre del año pasado Estados Unidos dio a conocer que la firma brasileña Odebrecht repartió sobornos millonarios en distintos países para obtener contratos de obra pública, entre ellos México.

Según las acusaciones de directivos de la empresa, le fueron entregados 10.5 millones de dólares al exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien ha respondido que las imputaciones son falsas y difamatorias.

La Fepade indaga si parte de estos recursos fueron usados como financiamiento ilegal en la elección de 2012.

La solicitud de amparo está radicada en el Octavo Juzgado de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México bajo el número 839/2017, y se argumenta que Lozoya no ha tenido acceso a la averiguación, y tampoco se le ha solicitado rendir declaración.

Reforma
Ciudad de México
Miércoles 11/10/2017.

Durante los tres años en los que Emilio Lozoya ocupó la dirección de Pemex, la producción de la empresa pasó de 2.55 millones de barriles de petróleo a 2.15 millones.

Durante los tres años en los que Emilio Lozoya ocupó la dirección general de Petróleos Mexicanos (Pemex), la producción de la empresa pasó de 2.55 millones de barriles de petróleo promedio diario a 2.15 millones, una diferencia de 4.1% entre el 2012 y el 2016. En sentido contrario, el número de tomas clandestinas de combustible en la infraestructura de la petrolera creció más de 40%, en el mismo periodo, al pasar de 1,635 tomas clandestinas detectadas en el 2012 a 6,873 tomas clandestinas, en el 2016.

Emilio Lozoya Austin fue uno de los mayores impulsores de la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto y aprobada a finales del 2013 por el Congreso de la Unión y por al menos la mitad de los congresos locales. De acuerdo con Lozoya, la desaparición de la distinción legal entre petroquímica básica y petroquímica permitiría que los particulares pudieran desarrollar ambas actividades, lo que podría desarrollar nuevas inversiones dentro del sector.

Durante casi todo el 2014, el trabajo de Lozoya se orientó a la restructuración de la petrolera estatal mexicana, misma que no se oficializó hasta el 2015 y con la que quedó constituida como una empresa compuesta por dos subsidiarias: Exploración y Producción y Transformación Industrial; así como otras cinco filiales: Perforación, Logística, Fertilizantes, Etileno y Cogeneración y servicios.

A finales del 2014, antes de que se completara la restructuración de Pemex, comenzaron a caer precipitadamente los precios del petróleo a nivel internacional, hasta llegar a un precio mínimo de 26 dólares por barril, para después estabilizarse en un aproximado de 40 dólares por barril. Para hacer frente a esta situación, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público decretó un primer recorte de 62,000 millones de pesos del presupuesto de la petrolera que después alcanzó los 100,000 millones de pesos.

Esta medida afectó a muchos trabajadores de la compañía, que sufrió importantes recortes de personal; además de que la estatal dejó de realizar inversiones que le dieran continuidad a sus proyectos y dejó de pagar a proveedores y contratistas, con lo que acumuló una deuda de 147,000 millones de pesos, que la dirección actual ha ido saldando en distintos momentos.

Durante la gestión de Lozoya Austin, Pemex reactivó además su negocio de fertilizantes, con un gasto de 1,395 millones de dólares para la compra de la planta de Agro Nitrogenados y Fertinal, las cuales no han generado ingresos para la empresa hasta el momento. La gestión de Lozoya también fue responsable de la instalación de un laboratorio en colaboración con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; además de que también ocurrió el relanzamiento de la franquicia Pemex.

A mediados del 2015, Lozoya anticipó, durante una exposición de temas relacionados con la industria energética mexicana en Houston, Estados Unidos, que México alcanzaría una producción de 3 millones de barriles diarios en el 2018, una meta que ahora se antoja difícil de alcanzar cuando la producción es casi 1 millón de barriles menor que la meta esperada a tan sólo un año.

Lozoya presumió de nuevo a finales del 2015, al afirmar que la restructuración de Pemex se había llevado a cabo en un tiempo récord de tan sólo ocho meses, además de que es considerada la más grande renovación de la petrolera en los últimos 20 años. Sin embargo, apenas un año después de esta renovación, con la llegada de José Antonio González Anaya, el nuevo plan de negocios de la compañía implicó la desaparición de al menos dos de las subsidiarias creadas por Lozoya: Fertilizantes y Etileno.

El Economista.
Luis Carriles, Karol García,
Jesús Vázquez y Mauricio Rubí
Ciudad de México
Domingo 20 de agosto de 2017.


Emilio Lozoya, titular de Pemex de 2012 a 2016, habría recibido de Odebrecht sobornos por 10 millones de dólares a cambio de favorecer a la empresa en licitaciones


El escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht toca al gobierno mexicano en altos niveles al involucrar a Emilio Lozoya, exdirector de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y cercano al presidente Enrique Peña Nieto, lo que podría acarrear consecuencias políticas y económicas.

Lozoya, titular de Pemex de 2012 a 2016 y quien este jueves debe comparecer ante fiscalía general, habría recibido de Odebrecht sobornos por 10 millones de dólares a cambio de favorecer a la empresa en licitaciones, según el diario brasileño O Globo que cita un testimonio de Luis Alberto de Meneses Weyll, exdirector de la firma en México.

Este escándalo amenaza con acentuar la percepción de que el gobierno mexicano está infestado de corrupción en la antesala de la elección presidencial de 2018, en la que el veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador, cuyo discurso está orientado en el lema "honestidad vs corrupción", aventaja en las encuestas anticipadas.

"La acusación contra Lozoya refuerza el descontento contra la administración, que está impulsado por la percepción de que la corrupción es rampante", dijo en un reporte la firma de investigación Eurasia Group.

Según el testimonio de Weyll, en marzo de 2012, en plena campaña electoral de Peña Nieto, tuvo su primer contacto con Lozoya, quien era titular de vinculación internacional del entonces candidato.

Lozoya rechazó las imputaciones en Twitter al tacharlas de "una historia absolutamente falsa, dolosa e inexistente" y sostuvo que no conoce al ejecutivo de Odebrecht.

Pero en su testimonio Weyll detalla incluso un café de Ciudad de México en el que se encontró con Lozoya, quien habría recibido un primer pago de cuatro millones de dólares.

"Constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI (Partido Revolucionario Institucional, hoy en el poder) ... cuyo candidato era favorito", Weyll dijo a procuradores, según documentos de la investigación brasileña vistos por O Globo.

"Lozoya era uno de los líderes del comité de la campaña, razón por la cual probablemente sería una persona influyente en la administración pública", dijo.

Ahora, la oposición reclama a la procuradora que investigue si los sobornos de Odebrecht terminaron en la campaña presidencial de Peña Nieto.

De antemano, la presidencia mexicana tacha eso de "absurdo, irresponsable" y sostiene que los gastos de campaña fueron auditados en su momento sin que se encontrara irregularidad alguna.

Amenaza a las inversiones
Más allá de las consecuencias políticas se corre el riesgo de que entre los inversionistas extranjeros se extienda la idea de que para tener negocios en México se requiere tener una cercanía con los altos funcionarios.

"Este caso, lo que le dice al mundo es 'si yo soy una empresa y quiero invertir en México, la única manera de hacerlo y ser eficaz es si tengo el teléfono de un alto funcionario", dijo Max Kayser, director de Anticorrupción del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO, privado).

El experto dijo que esta percepción hasta puede pesar en las negociaciones actuales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá.

Sin castigo en México
México se ha visto sacudido por escándalos de corrupción entre los que se incluyen presuntos desvíos de fondos de varios exgobernadores estatales, entre ellos Javier Duarte, de Veracruz (este), ex-miembro del PRI y actualmente preso.

Uno de los casos más sonados fue un presunto conflicto de interés entre la esposa del presidente Peña Nieto y un importante contratista del gobierno por la compra de una lujosa vivienda.

La investigación oficial determinó que no existió ese conflicto, aunque el propio Peña Nieto pidió perdón públicamente a la población.

El escándalo global de corrupción de Odebrecht ha sacudido los círculos del poder y la política de Latinoamérica, llevando incluso a la cárcel a expresidentes y altos funcionarios en países como Brasil, Perú y Colombia.

Pero los mexicanos tienen la percepción de que aquí no hay ni habrá castigos a los responsables.

"La percepción es por experiencia, un caso tras otro en donde lo único que la autoridad dice es 'ya abrimos una investigación' y después de ahí parece que nunca acaba en nada", concluye Kayser.

AFP EFE
El Mundo
Ciudad de México
Jueves 17 de agosto de 2017.


Emilio Lozoya Austin pagó de contado una casa de 38.1 millones de pesos semanas antes de que arrancara la Administración de Enrique Peña Nieto y de que asumiera la dirección de Pemex.

De acuerdo con la primera declaración patrimonial que presentó como titular de la empresa, compró una casa con valor de 38 millones 175 mil pesos el 14 de noviembre de 2012.

En esa fecha, Lozoya era coordinador de asuntos internacionales del equipo de transición de Peña Nieto.

REFORMA publicó que durante las campañas electorales de 2012, Odebrecht habría transferido 3.1 millones de dólares a una empresa en Islas Vírgenes, presuntamente ligada a Lozoya.

La declaración patrimonial del ex director de Pemex, fechada el 10 de enero de 2013, indica que la forma de operación de la propiedad fue "contado".

Detalla que el bien tiene una extensión mil 165 metros cuadrados de terreno, donde hay una superficie construida de mil metros cuadrados.

En la misma declaración, Lozoya informó que posee distintas joyas, como cuatro relojes Patek Philippe con valor acumulado de 160 mil dólares.

También un reloj Frank Muller de 40 mil dólares, obras diversas con valor de 300 mil dólares, un cuadro de Salvador Dalí valuado en 50 mil dólares, y 4 cuadros de Luis Zárate de 400 mil dólares.

Lozoya reportó que también poseía un cuadro de Picasso de 500 mil dólares americanos, aunque aclaró que se trata de una herencia que data de octubre de 2008.

En los datos patrimoniales de la declaración, el ex funcionario investigado por presuntos sobornos de Odebrecht reportó que tenía 10 distintas cuentas bancarias e inversiones.

"El servidor público no proporcionó información de adeudos a su nombre", agrega la versión pública.

En su siguiente declaración, fechada el 30 de mayo de 2013, volvió a reportar la posesión de la casa de mil 165 metros cuadrados, pero en la versión pública ya no aparece el valor de la misma, como tampoco el de los bienes muebles.

El 27 de mayo de 2014, Lozoya añadió a sus datos patrimoniales la adquisición de un vehículo Acura modelo 2013 que, según la declaración, adquirió a crédito.

De acuerdo con registros públicos, en su declaración de 2015 prácticamente no hizo cambios, mientras que en la de 2016 -de conclusión- no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales.

"No estoy de acuerdo en hacer público mi posible conflicto de interés", se lee en la declaración patrimonial fechada el 5 de abril de 2016.

Tras una gestión marcada por el deterioro en la producción de crudo y acusaciones de corrupción, el 8 febrero de 2016 Lozoya dejó la dirección de Pemex.

Puebl@Media
Antonio Baranda
Ciudad de México
Martes 15 de agosto de 2017.

Exhibe Odebrecht finanzas turbias de EPN: PRD

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano pidió al gobierno federal una investigación a fondo y aplicar todo el rigor de la ley en el caso Odebrecht, en el que se ha implicado al ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, con presuntos sobornos por 10 millones de dólares.

Tras un evento de la asociación Por México Hoy con académicos, el ex candidato presidencial dijo en entrevista que se deberá proceder conforme a la ley.

"Que se investigue a fondo y que se sancione a quien haya que sancionar si es que así procede conforme a la ley".

"Lo importante sería que se aplique la ley con todo rigor, que se cumpla con la ley y que no se afecte a quienes no tengan que ver con estas cuestiones", expresó.

Criticó que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido afectado durante muchos años.

"Sobre todo se ha buscado deteriorar al organismo, ahora se le ha cambiado la condición desde el punto de vista legal, me parece que ha sido un error, pero es parte de la política entreguista que ha seguido el gobierno de México durante muchos años", afirmó.

Exhibe Odebrecht finanzas turbias de EPN: PRD

La secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga, exigió a la PGR investigar el destino de los 10 millones de dólares que presuntamente recibió Emilio Lozoya, ex director de Pemex, como sobornos de ejecutivos de Odebrecht.

"Esto que ha surgido en los medios deja al descubierto las finanzas turbias del entonces candidato Peña Nieto.

"Nosotros exigimos que el Presidente de la República explique qué hay detrás de estas declaraciones que han hecho los empresarios de Odebrecht en torno a que aportaron recursos a la campaña de Peña Nieto", expuso en conferencia de prensa.

La dirigente señaló que las prácticas de sobornos y malos manejos de recursos forman parte de los usos y costumbres del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Mojica dijo ser optimista y creer que la Procuraduría investigará de manera transparente el actuar de Lozoya en Petróleos Mexicanos.

"Pese a que en todo el continente ha habido detenciones al respecto, aquí, en México, lo que se ha hecho es una ocultación de información a la sociedad mexicana", reprochó.

La secretaria general perredista aseguró que la implicación de Lozoya en el caso Odebrecht es una vergüenza para México.

En la conferencia estuvieron presentes Juan Andrés Mora, subsecretario de relaciones internacionales del PRD; Ángel Ávila, presidente del consejo nacional; Irán Moreno, secretario de relaciones internacionales; Mary Telma Guajardo, secretaria de política de alianzas, y Octavio Martínez, secretario de asuntos electorales.

El Universal / Reforma
Arcelia Maya
Ciudad de México
Lunes 14 de agosto de 2017.

El brasileño le dijo al extitular de PEMEX que sabía de la Refinería de Tula y le interesaban contratos

En declaraciones juramentadas, altos exejecutivos de Odebrecht detallaron fechas, nombres, cantidades, cuentas bancarias y detalles de las reuniones con Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) a quien aseguran haber sobornado y entregado "propinas" por 10 millones de dólares a cambio de su apoyo para obtener indebidamente contratos de obra pública.

Las revelaciones contenidas en el proceso penal 6655, radicado en el Supremo Tribunal de Brasil y obtenidas por El Quinto Elemento Lab --como parte de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas-- revelan que Luis Alberto de Meneses Weyll, director superintendente de Odebrecht en México conocía a Lozoya desde 2009, cuando era director para América Latina del Foro Económico Mundial.

De Meneses declaró ante fiscales brasileños el 16 de diciembre de 2016, cuando aún vivía en la Ciudad de México, en el complejo de Rubén Darío 115, en Polanco.

Contó que retomó contacto con Lozoya en 2011, cuando era miembro del Consejo de Administración de OHL, la firma española que obtuvo la concesión para construir las carreteras de peaje en el Estado de México durante el Gobierno de Enrique Peña y que hoy es investigada en España por financiamiento ilegal a políticos.

El brasileño le dijo que sabía de los planes para la refinería de Tula y que le interesaba obtener contratos para Odebrecht.

Lozoya, entonces futuro director de Pemex, le dio un "consejo" clave: le recomendó asociarse con Juan Carlos Tapia, propietario de Construcciones Industriales Tapia, empresa con sede en Tula, Hidalgo.

El 11 de enero de 2012 Lozoya fue designado vicecoordinador de Vinculación Internacional de la campaña del candidato priista a la presidencia de la República.

"Con el pretexto de haberme auxiliado en el posicionamiento de la compañía en Veracruz y Tula, me dijo que entendía que debía hacer un pago en su favor del orden de cinco millones de dólares".

De Meneses contó que le propuso a su superior directo en Brasil, Luiz Mameri, vicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola, que se hiciera un pago de cuatro millones de dólares. Apostaban a que Lozoya se consolidaría como un "agente público" de relevancia. La transferencia fue autorizada.

Según el reporte de El Quinto Elemento Lab para Aristegui Noticias, ya con la aprobación en la mano, se encontró de nuevo con Lozoya. "Nos reunimos en un café en las inmediaciones de Lomas, un café El Globo. Y le dije que haríamos el esfuerzo de contribuir con cuatro millones de dólares a título de su, digamos, atención dedicada en los últimos años", contó De Meneses al fiscal André Bueno.

Días después, Lozoya acudió al edificio de Odebrecht en México en Lomas Virreyes. Le entregó, según detalló ampliamente De Meneses, las cuentas a nombre de dos compañías offshore registradas en Tortola, una de las Islas Vírgenes Británicas, para que ahí se depositaran los pagos: Latin American Asia Capital Holding, con la cuenta CH 46 0483 5090 3745 3400 7 en el banco privado suizo Gonet et Cie, y Zecapan SA, con la cuenta 1001.560.103. del Neue Bank AG, con sede en el Principado de Liechtenstein.

De Meneses contactó a Hilberto da Silva, el jefe del Departamento de Operaciones Estructuradas de la firma, el eufemismo con que Marcelo Odebrecht bautizó a la oficina encargada de concretar y armar los sobornos para los políticos brasileños y extranjeros.

Apenas un mes después de que Lozoya visitó a De Meneses en Las Lomas, comenzaron las transferencias que en sólo dos meses sumaron 4 millones 100 mil dólares.

De Meneses entregó información para corroborar sus dichos. Por ejemplo, y sólo como muestra, el jefe de Odebrecht en México proporcionó a los fiscales los registros que comprueban un total de 15 transferencias hechas a las cuentas que, según afirma, le fueron indicadas por Lozoya.

En 2013, ya designado director de Pemex, De Meneses visitó a Lozoya en sus nuevas oficinas. Llegó a la sede central y se registró. Iniciarían con la operación para buscar el contrato en la refinería de Tula.

 UN CARAMELO

El poderoso vicepresidente de la constructora, Luiz Mameri, recordó ante los fiscales: "En 2013, Luis de Meneses me informó que estaba participando en la licitación de un proyecto para ampliar la refinería Miguel Hidalgo, promovida por Pemex, cuyo presidente (sic) era Emilio Lozoya. Me dijo que a petición de Emilio Lozoya se fijó un pago de seis millones de dólares para apoyar a la compañía a ganar el concurso. Autoricé los pagos".

De Meneses, según su testimonio, le soltó un caramelo a Lozoya: le daría seis millones de dólares. Dos de esos millones estarían garantizados. Se los entregaría, independientemente del resultado de la licitación. Y los otro cuatro millones estarían condicionados a que les asignara el contrato.

En noviembre de ese 2013, Odebrecht presentó a Pemex Refinación una propuesta con costo de 115 millones de dólares para "el acondicionamiento y movimiento de tierras para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería Miguel Hidalgo".

Al arranque de diciembre le dieron una buena nueva: Odebrecht había ganado un contrato de mil 364 millones de pesos. "La influencia de Lozoya en el Consejo (de Administración de Pemex) fue determinante para conquistar el contrato. En función de eso, y en cumplimiento del acuerdo con Emilio Lozoya, autoricé al Sector de Operaciones Estructuradas el pago de seis millones de dólares".

 "FUIMOS A SU CASA"

En marzo de 2014 las dos últimas transferencias a Lozoya se demoraron debido a un factor inesperado: las cuentas tenían mucho dinero. "Lozoya solicitó cambiar el procedimiento de transferencia. A mediados de 2014 se cambió la forma de pago por el recelo de que se rebasaran los límites de capacidad de las cuentas en que se hacían los depósitos", explicó Luis de Meneses.

Fue entonces que Hilberto da Silva, jefe del Departamento de Operaciones Estructuradas, creó un esquema para hacer viables los pagos restantes, según su propio testimonio.

Ahí es donde aparece el nombre de Rodrigo Tacla Durán, hoy en libertad provisional en España. "Él entraba en contacto con los beneficiarios y negociaba la gestión de los recursos como su financial advisor, manteniendo el dinero en estructuras en las cuales el propio Rodrigo era el ultimate beneficial owner", explicó.

"Esa cuenta fue abierta en el HSBC de Mónaco. Esa información la conozco porque yo estaba con Rodrigo y participé en la reunión que ocurrió el día siguiente a mi reunión en Pemex. Luis (de Meneses), yo y Rodrigo fuimos a casa de Emilio Lozoya en la Ciudad de México, y en esa ida le presenté a Rodrigo, tomamos un café en la mañana en la casa de él", agrega la declaración escrita entregada por Da Silva a la Procuraduría General de Brasil.

Reforma
Ciudad de México
Lunes 14 de agosto de 2017.


La empresa brasileña Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares a una compañía ligada a Emilio Lozoya

En plena contienda electoral de 2012, la constructora Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares a una empresa establecida en Islas Vírgenes, ligada a Emilio Lozoya Austin, quien en aquellos días fungía como Coordinador de Vinculación Internacional en la campaña del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo copia de estados de cuenta del Meinl Bank de Antigua -propiedad de Odebrecht- en los que aparecen siete transferencias a favor de Latin American Asia Capital Holding, la cual ha sido señalada por un delator de la constructora brasileña como la empresa a través de la cual se pagaban sobornos a Lozoya.

Las transferencias equivalen a 40 millones de pesos, al tipo de cambio de aquel entonces.

El dinero fue enviado desde la cuenta 244006 del Meinl Bank, ubicado en la isla de Antigua, a nombre de la compañía 'fachada' Innovation Research Engineering and Development Ltd. (IRED), que era utilizada por Odebrecht para ocultar el pago de sobornos a políticos latinoamericanos.

La misma cuenta había sido utilizada entre octubre de 2010 y febrero de 2011 para transferir casi un millón de dólares a una compañía fantasma establecida en Poza Rica, Veracruz, de nombre Blunderbuss Company SA de CV, detrás de la cual opera una red de prestanombres vinculada al Gobierno veracruzano cuando fue encabezado por Javier Duarte, según constató MCCI.

El diario brasileño O'Globo y la organización mexicana El Quinto Elemento Lab revelaron ayer el contenido de la delación premiada del exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto Meneses Weyll, en la que éste aseguró que en marzo de 2012 se reunió con Emilio Lozoya, y que en ese encuentro el entonces integrante de la campaña presidencial de Peña Nieto le solicitó cinco millones de dólares como pago por haberlo auxiliado en el posicionamiento de la compañía en Veracruz, en donde Odebrecht asentó su base de operaciones.

Odebrecht aceptó pagarle sólo cuatro millones de dólares. Según el delator, Lozoya le dio el nombre de Latin American Asia Capital Holding, establecida en las Islas Vírgenes, para que le hicieran las transferencias a una cuenta que tenía en el banco suizo Gonet et Cie.

Según Weyll, aceptaron pagar el soborno porque Lozoya se perfilaba como un funcionario influyente en el próximo Gobierno de Peña.

"A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI, que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012, cuyo candidato era el favorito en las encuestas electorales. Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña, por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración pública del país", declaró Weyll a los fiscales brasileños, según la delación difundida por O'Globo.

Una vez que Peña asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2012, Lozoya fue designado director de Pemex y desde esa posición negoció otros 6 millones de dólares en sobornos, a cambio de obras en Tula, de acuerdo con la versión del delator citada por El Quinto Elemento.

A LA PAR DE LA CAMPAÑA

La campaña presidencial de 2012 en México inició el 30 de marzo, y a las tres semanas empezaron a fluir los depósitos de Odebrecht, según los estados de cuenta del Meinl Bank obtenidos por MCCI.

Una primera transferencia por 250 mil dólares a favor de Latin American Asia Capital Holding se realizó el 20 de abril de 2012; el 25 y el 27 del mismo mes hubo otros dos depósitos, uno por 495 mil y otro por 505 mil dólares.

En suma, tan sólo en una semana, Odebrecht transfirió un millón 250 mil dólares, equivalentes a 16 millones de pesos al tipo de cambio de entonces.
Pasó casi un mes para que se reiniciaran los depósitos, el 23 de mayo, con medio millón de dólares; luego, el 31 del mismo mes, hubo otra transferencia por 490 mil dólares.

En junio siguieron fluyendo los recursos, uno el día 8 por 510 mil dólares y otro el 18 del mismo mes, por 400 mil dólares.

El plazo para hacer proselitismo concluyó el 27 de junio y casi a la par se frenaron los envíos de dinero a la empresa ligada al Coordinador de Vinculación Internacional de la campaña del candidato del PRI.

En el reporte de la cuenta 244006 del Meinl Bank -del cual MCCI tiene copia- consta que las transferencias a favor de Latin American Asia Capital Holding se frenaron abruptamente; ya no hubo movimientos el resto del año.

Los depósitos de Odebrecht reiniciaron hasta el 7 de noviembre de 2012, pero a una segunda empresa ligada a Lozoya, de nombre Zecapan SA, también con base en Islas Vírgenes Británicas.

En esa ocasión la transferencia del Meinl Bank se realizó desde la cuenta 244001, a nombre de Klienfeld Services Ltd., otra empresa 'fachada' que era utilizada por Odebrecht para encubrir sobornos. Ese depósito fue por 137 mil 478 dólares.

Unos días después de esa transferencia, el 12 de noviembre de 2012, el entonces presidente electo Enrique Peña Nieto se reunió con Marcelo Odebrecht, de acuerdo con una relación de correos electrónicos interceptados por la Policía Federal de Brasil, a los que tuvo acceso MCCI.

 PRÁCTICA COMÚN

El dinero que se transfirió a la empresa ligada a Lozoya salió de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, el llamado departamento de sobornos, y a través del cual se financiaron campañas políticas en todo el continente.

Fernando Migliaccio, quien ocupaba la posición dos en el citado departamento de sobornos, confesó ante las autoridades brasileñas que Odebrecht financió elecciones en El Salvador, Venezuela, Brasil, República Dominicana y Panamá. Otros delatores han sumado a la lista de financiamiento electoral a Colombia y Perú.

Eduardo Cunha, presidente de Odebrecht Ambiental, en su acuerdo de delación premiada aseguró que el acercamiento en campañas se daba en todos los países donde la constructora tenía presencia.

"Odebrecht actuaba en un sinnúmero de países, estados y ciudades, a través de diversos negocios, con diversos ejecutivos, los cuales, por estar más cerca de los agentes políticos, representaban a Odebrecht en las relaciones político-estratégicas locales e identificando candidatos y campañas de interés del grupo", dijo en la delación de la que MCCI tiene copia.

"Las donaciones se distorsionaron y pasaron a ser vistas por la empresa como una forma de participación del proceso electoral, como forma de promover candidatos cuyas plataformas se acercaban a nuestros intereses en el sector de la construcción y como forma de "protección", especialmente en los negocios de inversión".

Rechaza Procuraduría 'acuerdo reparatorio'

La Procuraduría General de la República (PGR) rechazó el acuerdo reparatorio que le propuso Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción investigado por presuntos sobornos a funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex). En un comunicado, la PGR informó que descartó dicho acuerdo, del cual dio cuenta en mayo pasado.

"Representantes de las empresas brasileñas ofrecieron un acuerdo reparatorio, mismo que no fue aceptado y que bajo ningún supuesto inhibirá sancionar administrativa y penalmente a los exfuncionarios y/o funcionarios públicos involucrados", indicó la PGR en su mensaje. Se publicó el 18 de mayo que Odebrecht México ofreció a la PGR un acuerdo de reparación económica y su colaboración para aportar información en la indagatoria que lleva a cabo sobre los presuntos sobornos millonarios.

Como parte de dicho acuerdo, pidió no utilizar contra sus empleados y exempleados la información que revelen y respetar la inmunidad que tienen ante la justicia de Brasil y Estados Unidos, donde han llegado a acuerdos conciliatorios.

En diciembre 2016, Odebrecht y su filial Braskem se declararon culpables ante una corte de los Estados Unidos por haber pagado sobornos a funcionarios de varios países, entre ellos México, donde habría entregado al menos 10.5 millones de dólares entre 2010-2014. En México las "mordidas" a los funcionarios sumarían unos 10.5 millones de dólares, y Odebrecht logró al menos 39 millones de dólares de beneficios con los contratos que aseguró como consecuencia de sus sobornos.
Acusa PGR información lenta

La PGR acusó a las autoridades de Brasil de retrasar la entrega de información relativa a los presuntos sobornos que pagaron directivos de Pemex a funcionarios mexicanos, como el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya. La PGR informó que, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, ha estado en comunicación con las autoridades de Brasil, no obstante señaló que la Fiscalía de aquel país ha cambiado la fecha de entrega de la información correspondiente, con el argumento de que el caso se está desahogando ante el Tribunal Superior.

"Esta semana en la reunión de fiscales latinoamericanos, que se realizará en la Ciudad de Puebla, esperábamos a la representación brasileña, pero hoy (ayer) ha cancelado su asistencia.

"En esta reunión, varios de los fiscales que investigan el caso de corrupción de referencia tendrán oportunidad para intercambiar información", añade el informe de avances.

Destacó que se han recabado las declaraciones de 10 servidores públicos y 9 exfuncionarios de Pemex que intervinieron en la adjudicación de tres contratos de obra asignados al conglomerado brasileño. La PGR garantizó que a pesar de no contar con la información de la Fiscalía brasileña, el caso Odebrecht será llevado hasta "sus últimas consecuencias" y actuará directamente contra el o los responsables. "(Ello), dada la asistencia internacional con otros países y en particular las diligencias que se están llevando a cabo con funcionarios de Pemex y con los más altos directivos de la empresa brasileña", añade el informe.

La PGR anunció que llevará su investigación del caso Odebrecht hasta "las últimas consecuencias", a raíz de que una investigación periodística en Brasil implicara al exdirector Emilio Lozoya en la trama corrupta.

Reforma
Ciudad de México
Lunes 14 de agosto de 2017.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter