Su detención, muy cerca de la capital poblana, estuvo a cargo de la Secretaría de Marina (Semar) y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO)

La lideresa del Cártel de Cancún, Leticia Rodríguez Lara, alias Doña Lety o La 40, fue detenida este miércoles en Puebla, donde fue ubicada por los servicios de inteligencia de la Semar con el apoyo de la Policía Federal, según confirmó el comisario de esta última corporación en la región, Teófilo Gutiérrez Zúñiga.

Aunque las autoridades locales no han proporcionado detalles sobre la detención, el Gabinete de Seguridad Federal señaló que su captura se realizó en las inmediaciones de la carretera Puebla-Orizaba y estuvo a cargo de la Secretaría de Marina (Semar) y la Policía Federal.

A Rodríguez Lara se le acusa de atentados en la zona turística de Cancún, Quintana Roo, además de haber forjado una red de narcomenudeo que creció hasta convertirse en una de las células más violentas ligadas al Cártel de Sinaloa.

El grupo delictivo a su cargo, según se ha documentado, está conformado por sicarios desertores de Los Zetas, el Cártel del Golfo y delincuentes a sueldo.

Su operación se basa en el cobro de piso en bares y restaurantes de Cancún y Playa del Carmen, además de que cuenta con infiltrados en corporaciones policiales dado su pasado como miembro de la Policía Federal.

Este miércoles la Policía Federal y el Ejército Mexicano realizaron un operativo en la zona del Triángulo Rojo a la altura del kilómetro 217+600 de la citada vialidad, en el tramo de Esperanza, por lo que no se descarta que haya sido en esa zona donde se detuvo a esta lideresa del crimen organizado.

e-consulta
Alberto Melchor  
Puebla, México
Jueves 10 de agosto de 2017.


Elementos de la Sedena, adscritos a la 23 Zona Militar, ubicaron y destruyeron un plantío de amapola en la comunidad de Santa Cruz Tenancingo, Municipio de Hueyotlipan.

Las matas de la planta, utilizadas para la extracción de goma de opio para la fabricación de heroína y morfina, estaban ocultas entre una siembra de maíz, en una superficie aproximada de mil 600 a mil 800 metros cuadrados.

Elpidio Canales Rosas, comandante de la 23 Zona Militar, con sede en Panotla, informó que a través de una denuncia anónima conocieron la existencia del plantío y tardaron seis días para ubicarlo.

"Aquí lo raro es que en Tlaxcala haya un plantío de amapola, sobre todo por las condiciones, porque normalmente la amapola la cultivan en Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, pero en la mera sierra y en las laderas de la sierra", comentó.

Indicó que el clima frío y húmedo que caracteriza al territorio tlaxcalteca no es propio para este tipo de cultivo.

¿Podría tratarse de un experimento para probar la tierra o el clima?, se le preguntó.

"Yo creo que sí, más que nada ha de ser eso", dijo.

A la localidad de Santa Cruz Tenancingo se llega por una carretera local que comunica con el Municipio de Ixtacuixtl.

Canales Rosas expuso que localizaron el plantío durante la madrugada de hoy, y pasadas las 14:00 horas, decenas de militares comenzaron la destrucción.

En el lugar también encontraron recipientes metálicos y herramientas de cocina utilizadas para rayar las cápsulas de la amapola, a fin de extraer el opio.

Descartó que el hallazgo de esta siembra represente la operación de la delincuencia organizada o grupos de narcotráfico en la entidad.

Reforma
Ana Laura Vásquez / Corresponsal
Hueyotlipan, Tlaxcala, México
Martes 25 de julio de 2017.


Detienen a más de 20 tras operativo en Tláhuac

Ciudad de México─ El narcotraficante Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, que controlaba la venta de droga en el oriente del Valle de México, fue abatido este jueves por autoridades federales.

Fuentes locales confirmaron que Pérez Luna, líder del Cártel de Tláhuac-Chalco, cayó en un inmueble ubicado en la colonia La Conchita Zapotitlán, en Tláhuac.

Durante el enfrentamiento a balazos hubo lesionados y muertos, cuya cifra no ha sido especificada.

En el lugar fueron decomisadas armas de alto poder, droga, documentación y objetos personales.

En estos momentos se encuentra resguardada la zona de la balacera sin que policías locales tengan acceso.

Pérez Luna operaba al menos desde 2012 y se le vincula con cerca de 50 ejecuciones desde entonces.

Su hijo Miguel Miguel Ángel fue recientemente detenido por la Procuraduría General de Justicia en Acapulco, Guerrero.

Arman narcobloqueos por muerte de ‘El Ojos’

Luego del abatimiento del líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, mototaxistas y presuntos integrantes de dicho grupo criminal han realizado varios destrozos en colonias aledañas a donde ocurrió el enfrentamiento.

Además de realizar bloqueos sobre Avenida Tláhuac, los rijosos hurtaron un camión tipo torton y le prendieron fuego al igual que a otros dos microbuses de la Ruta 50, trascendió.

En la zona, fueron movilizados uniformados del agrupamiento Fuerza de Tarea para controlar la situación lo que desató varios enfrentamientos con los inconformes.

Los policías se desplegaron sobre la avenida Tláhuac, encapsularon a un grupo de mototaxistas que se manifestaban y confiscaron sus unidades.

En tanto, bomberos acudieron para apagar las llamas de los vehículos.

En el lugar, se mantiene la vigilancia de elementos de la Policía Federal, la Marina y Secretaría de Seguridad Pública.

Por los hechos de vandalismo, varias personas fueron detenidas y el acceso a la estación del Metro Nopalera se encuentra cerrada y sólo se permite la salida de usuarios.

Mototaxistas que no fueron detenidos expresaron su molestia porque sus unidades fueran decomisadas y porque algunos compañeros fueron presuntamente golpeados por los agentes

Para apoyar el operativo, al menos dos helicópteros sobrevuelan la zona.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 20 de julio de 2017.


Trasladan a 'El Licenciado' a la SEIDO

Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", presunto líder del Cártel de Sinaloa, fue detenido por agentes federales y de la Secretaría de la Defensa, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

En su cuenta de Twitter, la dependencia federal anunció la detención y la realización de una conferencia de prensa para informar sobre el tema.

"Elementos de @SEDENAmx y @PGR_AIC logran asegurar a Dámaso "N", presunto líder de organización criminal. #EnBreve conferencia", posteó en su cuenta @PGR_mx.

De acuerdo con los primeros informes, la detención, realizada sin disparos, ocurrió esta madrugada en la Colonia Anzures de la Ciudad de México.

Tras la extradición de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", a Estados Unidos, y la muerte de Juan José Esparragoza Moreno, "El Azul", Ismael "El Mayo" Zambada se convirtió en el principal liderazgo del Cártel de Sinaloa.

Un reporte de inteligencia del Gobierno federal establece que el Cártel de Sinaloa no se vio debilitado tras la recaptura de Guzmán Loera, en enero de 2016, porque Zambada negoció para cohesionar las lealtades de los principales mandos de la organización.

No obstante, han surgido informes de que en el Cártel se originó una disputa entre "El Licenciado" y Zambada y los hijos de "El Chapo".

Dámaso López Núñez era jefe de seguridad del penal de Puente Grande, cárcel de alta seguridad de la que ayudó a fugarse a Guzmán Loera en enero de 2001.

El ahora detenido y un grupo de ex comandantes de la Policía Judicial de Sinaloa llegaron para hacerse cargo de la seguridad en la cárcel.

Tras la fuga de Guzmán Loera, "El Licenciado" fue removido de su cargo e ingresó a las filas del Cártel de Sinaloa.

Trasladan a 'El Licenciado' a la SEIDO

Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", presunto líder del Cártel de Sinaloa, fue trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Bajo un fuerte operativo, el hombre fue sacado del edificio donde fue detenido esta madrugada en la Colonia Anzures, en la Ciudad de México.

Tras su aprehensión, "El Licenciado" permaneció bajo resguardo de agentes federales y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

De acuerdo con la PGR, desde anoche se desplegó un operativo en las inmediaciones del inmueble, en Ejército Nacional 225, esquina con Lago Xochimilco.

A vecinos y empleados les tomó por sorpresa la movilización policiaca, pues aseguraron no haber visto gente sospechosa en el sitio en ningún momento.

"La verdad no teníamos ni la menor idea de que alguien como esta persona, un criminal, estuviera aquí en el edificio", dijo un residente.

"Nunca vimos nada raro, gente armada o algo que delatara que se escondía aquí".
Hacen dos cateos
El operativo que llevó a la captura de López Núñez se originó de dos cateos simultáneos.

En el primer caso fue detenido "El Licenciado" en compañía de su esposa en la Delegación Miguel Hidalgo, mientras que en Azcapotzalco fue capturado Víctor Geovanny González Sepúlveda, supuesto operador financiero y quien coordinaba la movilidad del capo.

López había sido detectado en hoteles y restaurantes de Polanco previo a su captura.

Tras la extradición de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", a Estados Unidos, y la muerte de Juan José Esparragoza Moreno, "El Azul", Ismael "El Mayo" Zambada se convirtió en el principal liderazgo del Cártel de Sinaloa.

Un reporte de inteligencia del Gobierno federal establece que el Cártel de Sinaloa no se vio debilitado tras la recaptura de Guzmán Loera, en enero de 2016, porque Zambada negoció para cohesionar las lealtades de los principales mandos de la organización.

No obstante, han surgido informes de que en el Cártel se originó una disputa entre "El Licenciado" y Zambada y los hijos de "El Chapo".

Dámaso López Núñez era jefe de seguridad del penal de Puente Grande, cárcel de alta seguridad de la que ayudó a fugarse a Guzmán Loera en enero de 2001.

El ahora detenido y un grupo de ex comandantes de la Policía Judicial de Sinaloa llegaron para hacerse cargo de la seguridad en la cárcel.

Tras la fuga de Guzmán Loera, "El Licenciado" fue removido de su cargo e ingresó a las filas del Cártel de Sinaloa.

Reforma
Benito Jiménez
y Elthon García
Ciudad de México
Martes 02 de mayo de 2017.


Hallazgo de grandes fosas comunes

El dolor es el mismo en los lugares en donde una serie de excavaciones han desnudado una macabra realidad: cientos de cuerpos, huesos y restos que confirman miles de desapariciones forzadas durante guerras, enfrentamientos o ajustes de cuentas.

Amnistía Internacional había alertado en 2015 de que el hallazgo frecuente de fosas comunes en México era muestra de la crisis que enfrentaba el país por cuenta de la guerra contra el narcotráfico. Tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, las autoridades encontraron una serie de cementerios clandestinos que eran usados tanto por narcotraficantes como por las autoridades. Cientos de cuerpos yacían olvidados allí. Según datos de la Procuraduría General de la República (PGR), desde octubre del 2014 se encontraron 60 fosas comunes con los restos de unas 129 personas en Guerrero.

Sin embargo, según dicen las autoridades mexicanas, lo que se encontró en Veracruz no tiene igual. Después de excavar durante más de siete meses, hallaron los restos de al menos 250 personas.

Todo comenzó cuando un desconocido repartió copias de un mapa de la ciudad en el cual había muchas cruces marcadas a mano. Siguiendo esas pistas, se llegó a uno de los descubrimientos más macabros de los últimos años en el país, en donde, según cifras oficiales, más de 25.700 personas han desaparecido por las disputas entre los carteles de la droga.

El fiscal del estado, Jorge Winckler, dijo que “Veracruz es una gran fosa, quizá una de las más grandes del mundo”. Y explicó después que hasta el momento sólo han explorado el 30 % de la zona, un área boscosa a las afueras del Puerto de Veracruz. “El número de personas enterradas allí podría ascender considerablemente”, concluyó.

Veracruz ha sido escenario de gravísimas disputas entre los Zetas y el cartel Jalisco Nueva Generación. En diciembre, la fiscalía del estado y la policía federal mexicana hallaron dos osamentas en un cementerio clandestino cerca del Puerto de Veracruz y hoy los niveles de violencia se han disparado.

Los integrantes del Solecito, un colectivo de familiares de personas desaparecidas, están detrás de los hallazgos. Fueron ellos los que pidieron la ayuda de las autoridades y empezaron la búsqueda. Hasta la fecha han ubicado 105 fosas, con 111 cráneos y más de 6.000 trozos de hueso. Y faltan todavía por rastrear 11 de las 15 hectáreas.

Irak y el Estado Islámico

A miles de kilómetros, en otra guerra que hoy se cobra más de 300.000 víctimas, las autoridades anunciaron un hallazgo parecido: una fosa común en la cárcel de Badush, cerca de Mosul, con los cuerpos de cientos de personas ejecutadas por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

Según las fuerzas iraquíes, durante sus operaciones encaminadas a arrebatarle terreno al EI han encontrado decenas de fosas comunes. En un informe de 2015, la ONU afirmó que unos 600 hombres murieron ejecutados por el EI cuando el grupo yihadista se apoderó de la cárcel en junio de 2014. Los están buscando, al igual que a más de 500 mujeres de la minoría yazidí, de las que tampoco hay huella.

Miembros del Hashd al Shaabi encontraron “en la cárcel (de Badush) una gran fosa común que contiene los restos de unos 600 civiles presos que fueron ejecutados por el EI cuando los yihadistas se apoderaron de la prisión durante la ocupación de Mosul”, afirma un comunicado.

El ejército iraquí ya había hallado una fosa común en la zona de Hamam Al Alil, al sur de Mosul, en noviembre, según indicó un responsable, que dio cuenta de al menos 25 cuerpos visibles. Luego aparecieron las de Khafsa, al norte de Mosul. Los hallazgos apenas comienzan.

El Espectador
Bogotá, Colombia
Sábado 18 de marzo de 2017.


La extradición del narcotraficante ha provocado que en los dos primeros meses del año hayan ocurrido 235 homicidios en el Estado

El cuerpo de Zenén Santiago Ojeda quedó tendido debajo de una camioneta negra donde intentó protegerse de las balas. La tarde del martes 7 de febrero se dirigía con un amigo a una tienda de refacciones y ambos quedaron en medio de una refriega. En una gasolinera ubicada en un crucero de Villa Juárez —un poblado de Sinaloa donde residen los trabajadores agrícolas de la región— dos grupos armados emprendieron un tiroteo que acabó con la vida de los dos jornaleros y de otra mujer que también pasaba por el lugar abordo de una motocicleta con su esposo.

En la casa de Zenén, una modesta vivienda construida a retazos tras varios años de trabajo en el campo, hay un altar con flores rojas y una imagen de la virgen de Guadalupe. En los últimos días de angustia, la fe ha sido el mejor refugio para Eva González, que sigue hablando de su esposo en presente porque no se acostumbra a su inesperada ausencia. “Él quería superarse, acababa de terminar la primaria abierta porque le deba pena que nuestro hijo le preguntara cosas de la escuela y él no se las pudiera contestar”, dice la mujer de cabello canoso.

Zenén, de 41 años, trabajaba en el campo desde hace más de 30 años, en un principio como jornalero y después como conductor de un autobús que transportaba a la gente que labora en esa zona, una de las regiones agrícolas más importantes de Sinaloa. “Ese día, después de llegar del campo, él llevó a un amigo a comprar unas refacciones y allá los agarró la balacera. Él estaba en el momento equivocado y le tocó”, cuenta Eva, mientras se frota el vientre abultado producto de varios meses de embarazo.

Villa Juárez —perteneciente al municipio de Navolato, contiguo a Culiacán— es una de las localidades del Estado donde ha habido un aumento de hechos delictivos desde principios de año. Los homicidios en la cuna del cártel de Sinaloa tuvieron un repunte del 30% en comparación con el 2016. En enero y febrero de este año se han registrado 235 asesinatos, mientras que en los mismos meses de 2016, ocurrieron 180, según datos proporcionados por el subsecretario de Seguridad, Cristóbal Castañeda. El funcionario explica que la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán Loera avivó la violencia en la entidad, ya que ocasionó una reestructuración del cártel que ha provocado pugnas internas.

La entidad vive una de sus peores crisis de seguridad y el actual mandatario Quirino Ordaz Coppel --quien asumió el cargo el primero de enero-- no ha podido contenerla. Los policías locales no pudieron poner orden y se tuvo que recurrir a la última carta del Gobierno en materia de seguridad: el Ejército y la Marina, que tampoco han logrado aminorar la violencia, dice Alejandro Sicairos, especialista en temas de seguridad.

Culiacán, la capital de Sinaloa, es uno de los tres municipios que concentró la mayor cantidad de homicidios el primer bimestre del año. La racha continuó los primeros cinco días de marzo: unos promedios de tres personas fueron asesinadas en la ciudad. En las balaceras —ocurridas también en zonas residenciales— han muerto menores de edad, civiles, presuntos delincuentes y militares. El 24 de febrero un hombre disparó indiscriminadamente su fusil de asalto AK-47 en contra de los asistentes a un bar: tres personas murieron y cinco resultaron heridas. “En Culiacán y en el valle agrícola la gente está muy temerosa, no mandan a los niños a la escuela o no van a sus actividades productivas porque hay una guerra intestina que no sabemos cuándo va a acabar”, expone Sicairos.

El municipio de Navolato (154.300 habitantes) ha sido otra de las zonas más afectadas por la disputa que se ha desatado entre dos facciones del cártel de Sinaloa: un grupo liderado por Dámaso López, antiguo socio de Joaquín Guzmán, y el otro grupo comandado por Aureliano Guzmán, hermano del capo, y los hijos de este, conocidos como Los Chapitos. El 21 de febrero un grupo armado amagó al conductor de un autobús que transportaba jornaleros y le quitó la unidad. Tras realizar varios disparos al aire y quemar el camión, los empistolados huyeron por las brechas de la localidad.

En unos de los enfrentamientos entre bandas antagónicas ocurrido en Villa Juárez, Norberto Salazar —otro jornalero— perdió la vida, pero las autoridades lo identificaron ante su familia como un sicario. Su madre Blandina Ponce asegura que su hijo trabajaba en los campos agrícolas y tenía vida de campesino: “No traía ropa de marca, teléfonos de lujo, carros del año”. Según testimonios que la familia ha recogido, el joven fue baleado por los policías al no querer detener su auto cuando intentaba resguardarse de una balacera. “A su papá le enseñaron una foto donde aparece él muerto con un arma, pero es mentira, esa pistola se la pusieron los mismos policías”, afirma la señora que también trabaja en el campo. “Por qué mancharlo de esa forma, si toda la gente lo conoce y sabe que él trabajaba de forma honrada”, cuestiona anegada por el dolor.

Una cacería de policías

Reyes Yosimar García se casaría en mayo y pensaba abandonar la policía municipal después de cinco años de servicio. El 26 de enero hombres armados llegaron a su domicilio y se lo llevaron a punta de pistola frente a su novia y su hermano. Su familia cuenta que cerca de las 7.00 de la tarde había llegado del trabajo cuando tocaron a la puerta de la vivienda y comenzaron a preguntar por él. Yosimar se asomó por la ventana y uno de los hombres apuntó hacia su rostro y gritó: “Ese es, el de los lentes”.

Al abrir la puerta le pegaron en las costillas y lo subieron a una camioneta. Desde entonces nadie lo ha vuelto a ver. “Nos hemos reunido con el procurador, subprocurador, pero hasta ahora nada. Ellos lo buscan muerto y nosotros queremos que lo busquen vivo, que me lo devuelvan sano”, exclama María Isabel, la madre del joven de 28 años.

Él es uno de los cinco agentes locales que desde el 21 de enero han sido presa de la delincuencia organizada. A la fecha tres policías continúan desaparecidos y dos han sido asesinados. Tres de ellos prestaron ayuda a un convoy de militares que en octubre pasado fue brutalmente atacado a balazos por miembros del cartel de Sinaloa. Esa teoría del rescate es una hipótesis que las autoridades han contado a los familiares para explicar las desapariciones. Según fuentes de seguridad del Estado, citadas por medios locales, hombres armados intentaron secuestrar a dos agentes más, pero estos lograron escapar.

Para Alejandro Sicairos este ataque a policías por parte del crimen organizado busca amedrentar a las corporaciones y mandar un mensaje al Gobierno estatal para que cedan el control de los mandos policiacos al crimen, como ocurría en el sexenio anterior. La actual administración colocó a militares al frente de los mandos policiales, lo que ha ocasionado la molestia de la delincuencia organizada. “Intentan recuperar el control de las policías que ya no tienen y tratan de decir al Gobierno que, si no ceden, ellos van a continuar atacando a los agentes”, afirma Sicairos.

El País
Zorayda Gallegos
Culiacán, Sinaloa, México
Miércoles 8 de marzo de 2017.


La tercera vez, cuando fue capturado, llevaba casi cuatro kilos a cambio de recibir 5.000 dólares.

Juan José Herrera dice que una semana antes de que su padre se fuera a China, compró ropa y se alistó para llevar droga oculta. Ya lo había hecho dos veces antes a este país asiático hasta que fue apresado. Ismael Arciniegas fue ejecutado a las 9:47 p. m. de este lunes.

Juan José Herrera pudo abrazar a su padre, Ismael Enrique Arciniegas Valencia, minutos antes de que se subiera a un avión en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, en el Valle del Cauca.

Fue en el 2010 y su destino era China. Ya en dos ocasiones previas, el caleño de 74 años había viajado al país oriental como un ‘correo’ de droga y no lo habían sorprendido. Pero la tercera vez llevaba casi cuatro kilos a cambio de recibir 5.000 dólares. Ismael se mostraba tranquilo antes de irse, los ocultó en su equipaje y así lo hizo en esa última semana antes de subirse al avión. Debía tener calma para no despertar sospechas.

Aquella semana estuvo preparándose. Había comprado ropa porque tenía que estar bien presentado. También había gestionado los tiquetes con conexiones para llegar a China. Había hablado con sus contactos para realizar el trabajo encomendado para quien, en la noche del lunes pasado, pasó de ser el padre y abuelo de una familia caleña, a ser el primer colombiano en recibir la pena de muerte.

Pero ese día en que Ismael Enrique Arciniegas Valencia abrazó a su hijo mayor, de los dos que tuvo, lo hizo confiándole a Juan José que se hiciera cargo de su familia. “Fue diferente. Mi padre se despidió como si no fuera a volver. Él aceptó el dinero, era para ayudar a la familia”, dice Juan José.

“El abrazo de despedida en el aeropuerto no fue de 'hasta luego'. Fue de 'ya cumplí', usted tiene unos valores, tiene unas metas claras. Me voy a tratar de hacer lo que iba a hacer”, agrega.

Fue así que el caleño terminó de ascender a la aeronave y se perdió entre los pasajeros para iniciar un trayecto de más de 15.000 kilómetros que terminó el 21 de junio del 2010 en la prisión de Guangzhou. Desde entonces, Ismael Enrique Arciniegas empezó a morir, porque ya sufría una afección pulmonar que se empeoró y se volvió una neumonía en China, en esa prisión desde donde escribía a su hijo mensajes con restricciones y que solo Juan José podía entender para contarle, por ejemplo, que estuvo amarrado a la pata de la cama y donde su compañero de celda era quien le acercaba la letrina o le botaba los orines o las heces.

La neumonía fue intervenida por los chinos, pero Ismael Arciniegas ya estaba cansado a medida que aumentaba su edad. Además, estaba consciente de que era uno de los cinco colombianos condenados a muerte en China por el delito de narcotráfico.

Actualmente, hay 10 condenados más con pena de muerte con suspensión por dos años y otros 15 con cadena perpetua, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“La vida es una comedia y esta comedia se acabó”, le dijo Ismael a su hijo en esa llamada de 28 minutos exactos.

“Él estaba tranquilo y no quería que su familia sufriera en esos últimos instantes”, dice Juan José al recordar la llamada de despedida, gracias a la mediación de la Cancillería. La llamada la recibió al final de las 7:00 p. m. del lunes 27 de febrero.

“Mi padre tuvo una actitud cómica que nunca le había visto para tranquilizar a la familia, porque cuando él sintió por el teléfono que nos íbamos a poner a llorar, me dijo: ‘Estoy feliz, me voy al Cielo a reunirme con los familiares. Me voy al materile’”.

Esos familiares a los que Ismael se refería eran la madre de Juan José, María del Socorro Herrera, y de su hijo menor. Ella murió hace 25 años a causa de una sobredosis de droga. Hace unos cinco años, fue asesinado el hermano menor de Juan José, Daniel Enrique Murcia, también por cuestiones de narcotráfico.

Por un derrame cerebral y en una prisión de China murió el tío de Juan José, Luis Germán Arciniegas, quien también fue apresado por llevar droga a esa nación, pero no lo condenaron a muerte. Fue condenado a cadena perpetua. Luis Germán era uno de los dos hermanos menores que tuvo Ismael Arciniegas y fue apresado en el 2011. Falleció en el 2013 y fue cremado en China y las cenizas fueron enviadas a sus familiares.

“Si piensan viajar a ese país dedíquense a otra actividad porque acaban con su vida y las de sus familias”, dice Juan José, padre de dos niñas de 6 y 9 años. “Mi padre fue un guerrero de la vida. Fue un hombre bueno. No mató a nadie y estuvo pendiente de su familia. Cuando mi hija mayor nació, él le había comprado la cama y otras cosas. Fue a la única nieta que pudo conocer”.

Juan José dice que su padre descansó de estar en una cárcel de China, a más de 15.000 kilómetros de distancia, sin su familia. Esa inyección letal en sus venas terminó un drama que Juan José quiere superar. “Mi familia, los hijos de mis tíos y yo ya no queremos que el flagelo del narcotráfico nos destruya. Queremos cambiar esa historia y mi padre murió por eso. Queremos que la gente entienda que no se metan en eso, en la droga”.

Ahora, lo que queda es que el gobierno de China envíe a Bogotá las cenizas de Ismael Arciniegas, como ocurrió con Luis Germán, quien también será cremado.

“Queremos que la vida siga y que la nueva historia sea eso: de vida y trabajando en lo que sé hacer, tatuajes. Es lo que me ha permitido cambiar muchas cosas”. Juan José tiene los parpados hinchados y dice que ya quiere dejar atrás un pasado doloroso. Concluye diciendo que a su padre siempre lo lleva en su pecho y así lo tiene literalmente, pues luego de que Ismael fue detenido en China, Juan José se hizo un tatuaje con la imagen de su progenitor. Lo tiene muy cerca al corazón.

El Tiempo
Cali, Colombia
Carolina Bohórquez
Corresponsal de El Tiempo
Miércoles 1 de marzo de 2017.


La Policía colombiana, en una operación coordinada con la Armada y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), desarticuló una banda de narcotraficantes asociada con los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Conforme a esa institución, la organización criminal enviaba ocho toneladas de cocaína mensualmente a sus socios mexicanos desde las selvas del departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

En la "Operación Valquiria", como fue denominada, las autoridades capturaron en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca (suroeste) a 12 de los integrantes de la banda, entre ellos sus dos cabecillas.

A los arrestados se les decomisaron varias armas de fuego, celulares, dos computadoras portátiles y una memoria con documentos que será sometida a una investigación.

Entre ellos están Onofre Junior Aguiño Arboleda, alias "El Ciego" y Luis Andrés Jilón Romo, alias "Carlos" o "El Compadre", principal enlace con Ismael Zambada García, "El Mayo Zambada", del cártel de Sinaloa, y Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho", del cártel de Jalisco Nueva Generación.

El director general de la Policía de Colombia, General Jorge Hernando Nieto, aseguró a periodistas que la operación supone uno de los golpes más contundentes contra organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico a gran escala con destino a cárteles mexicanos.

Asimismo, aseguró que lograron neutralizar las rutas marítimas que utilizaban los narcotraficantes en la costa de Nariño, en el Pacífico de Colombia.

La organización, con tentáculos en una disidencia de las FARC, contaba con sus propios laboratorios en Tumaco, Nariño, y en la frontera con Ecuador.

Allí acopiaba los cargamentos, para luego transportarlos en lanchas rápidas y en barcos pesqueros.

En cada uno de los viajes enviaban hasta mil 800 kilos de cocaína, señaló el General Nieto.

Muchos de los tripulantes que la transportaban eran de nacionalidad ecuatoriana y eran acompañados por habitantes de la zona.

La banda contaba con tres puntos de abastecimiento en alta mar: uno cerca de las Islas Galápagos, otro a la altura de la isla Coco y uno más a casi 290 kilómetros de México.

EFE y AP
Bogotá, Colombia
Miércoles 01 marzo 2017.


El descubrimiento sucede unas horas después de que el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reuniera con el gabinete de seguridad de la entidad

Tan sólo unas horas después de que el Gobierno Federal de México anunciara este martes un operativo de seguridad para frenar al crimen organizado en Veracruz, la Policía encontró 11 cadáveres abandonados en una camioneta en Boca del Río. Los cuerpos tenían huellas de tortura y fueron encontrados con un mensaje que advertía: "Guerra quieren, guerra tendrán". El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó antes del hallazgo que tienen identificados a las bandas criminales responsables de la violencia en la zona. El gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes, ha señalado que el hallazgo no representaba un desafío para su administración debido a que fueron víctimas una guerra entre grupos del crimen organizado.

Veracruz, en el Golfo de México, ha sido uno de los Estados más azotados por la violencia desatada por la guerra contra el narcotráfico. Una economía bendecida por el petróleo y su condición de ruta de paso para el envío de droga a la costa este de EE UU lo convirtieron en un jugoso pastel para las mafias. Descabezada la organización que operaba en el territorio, los Zetas, los episodios de horror espectacular han menguado. Pero Veracruz sigue siendo uno de los estados más violentos de México.

Ocho de los cadáveres hallados estaban en el interior de una camioneta color blanco y tres cuerpos en la puerta de la misma unidad automotriz. El vehículo fue dejado a un costado de una escuela, por lo que vecinos del lugar se percataron rápidamente de los hechos y dieron aviso a las autoridades estatales y federales. Como parte del operativo para frenar la violencia en Veracruz, Osorio Chong ha informado de que serán elementos de la Gendarmería Nacional y del Ejército Mexicano quienes operarán en nueve municipios donde viven casi medio millón de habitantes, aunque no especificó el número de personas estarán involucradas. 'Tenemos claros los objetivos, quiénes son ellos, e iremos por ellos, por todo lo que representan con sus integrantes', sentenció Osorio Chong.

El País
Boca del Río, Ver. Mx.
Miércoles 1 de marzo de 2017.


Juan Francisco Patrón y 11 sicarios fueron abatidos desde el aire. Un enfrentamiento posterior dejó tres muertos más

Pocos días después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump cuestionara el valor y la capacidad del ejército mexicano para terminar con los “bad hombres”, la marina de México respondió con una espectacular operación por tierra y aire que terminó con uno de los capos más buscados, Juan Francisco Patrón, líder del cártel de los Beltrán Leyva, y once sicarios más. Otras tres personas fallecieron al enfrentarse con marinos en las inmediaciones del aeropuerto de Tepic, confirmaron a El Universal fuentes de la Fiscalía.

Conocido como ‘H2’, Patrón era una pieza importante de la organización del Cártel de los Beltrán Leyva en el trasiego de droga en las zonas de Nayarit y Jalisco, en el Pacífico mexicano.

El que encabezaba aspiraba a reconquistar también Sinaloa, tierra natal de su antiguo compadre, Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán de quien se había separado, y que ha sumido al estado norteño en una ola de violencia que no cesa desde que fue recapturado

El operativo para la captura del 'H2' comenzó acorralando al capo en una vivienda de la periferia de Tepic, capital de Nayarit. Al verse rodeado sus escoltas respondieron como mejor saben; a balazos y lanzando granadas contra los militares.

Finalmente, la vivienda fue ametrallada desde el aire por un helicóptero tal y como muestran las impresionantes imágenes grabadas por los vecinos. En las únicas imágenes conocidas hasta ahora sobre el resultado final se ve al orondo criminal abatido con el rostro ensangrentado y deformado por los impactos de bala.

Su muerte ha permitido al Gobierno de Peña Nieto revirar con las impactantes imágenes, el reproche del vecino del norte. Desde su llegada al poder en 2012 Peña Nieto se fijó 122 capos cuya detención eran objetivo prioritario para el Ejecutivo. Con la muerte del H2 son ya 107 los que abrían sido detenidos o abatidos en cuatro años.

Sin embargo, el 'H2' se había convertido en los últimos meses en una obsesión para el ejército mexicano tras el artero ataque contra un convoy militar en Culiacán, Sinaloa. A él lo responsabilizan de la muerte de cinco soldados y otros diez heridos el pasado 30 de septiembre cuando escoltaban una ambulancia de la Cruz Roja que trasladaba a otro poderoso narcotraficante Julio Óscar Ortiz, ‘El Kevin’.

Actualmente el Cártel de los Beltrán Leyva controlaban cinco municipios de los 18 que hay en Sinaloa incluidos Guasave y Ahome, donde fue reaprehendido el ‘Chapo’ en enero de 2016.

Los Beltrán Leyva surgieron como cartel independiente hace nueve años, cuando los hermanos, Héctor y Arturo, se separaron del Cártel del Pacífico, tras romper con el ‘Chapo’ Guzmán al que acusaron de entregar al ‘Mochomo’ al Ejército para posteriormente extraditarlo a Estados Unidos. Hasta entonces ambos habían sido socios y amigos del ‘Chapo ‘desde la cuna, con quien se criaron en Badiraguato de donde eran originarios.

Con la detención de Héctor en 2014, en San Miguel de Allende (Guanajuato) y la muerte de Arturo, el ‘Jefe de Jefes’, abatido por la marina en Cuernavaca (Morelos) en 2009, el ‘H2’ había subido a lo más alto del cártel. Una escalada delictiva que terminó la noche del jueves desde el aire.

El País
Jacobo García
Tepic, Nayarit, México
Viernes 10 de febrero de 2017.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter