Expertos en arte y urbanismo cuestionan la creación del Museo del Barroco en Puebla

Este viernes, el gobernador de la entidad, Rafael Moreno Valle, supervisó el avance en la construcción del Museo Internacional Barroco, que será uno de los principales atractivos turísticos de Puebla y ampliará la oferta cultural.

Acompañado por el secretario de Infraestructura y Transportes, Luis Banck, verificó la colocación de los primeros muros del museo diseñado por el arquitecto japonés Toyo Ito, que se suma a los proyectos de infraestructura en el sur de la capital como el Jardín del Arte, el Hospital del Niño Poblano, el Auditorio Metropolitano, el Parque Lineal, la  Estrella de Puebla, el Paseo del Río Atoyac y el Ecoparque Metropolitano.

El inmueble tendrá 11 salas, talleres de museografía y restauración, auditorio, tiendas, restaurante y un lago artificial en una construcción de 17 mil metros cuadrados que albergarán piezas del arte barroco.

Museo Internacional del Barroco en Puebla, otra construcción de Grupo Higa

Grupo Higa, constructora de la casa blanca de Angélica Rivera, que forma parte del consorcio que había ganado la licitación del tren México-Querétaro, y quien también está encargada del proyecto del acueducto Monterrey VI, además de que realizó varias obras en el Estado de México, volvió a ganar una licitación.

De acuerdo con el diario Reforma, Higa -de Juan Armando Hinojosa Cantú- ganó en septiembre de este año la licitación para el proyecto museístico más importante de los últimos años en México.

El proyecto consiste en la construcción, equipamiento, operación y mantenimiento durante 25 años del Museo Internacional del Barroco (MIB) en Puebla, valuado en hasta 7 mil 280 millones de pesos.

El consorcio ganador de la licitación está integrado por Concretos y Obra Civil del Pacífico, filial de Higa, así como por La Peninsular, constructora de Carlos Hank Rohn; Promotora de Cultura Yaxché, también del grupo de Hank, y Operadora y Administración Técnica Sociedad Anónima.

Grupo Marhnos fue la única competidora en el concurso para construir el museo.

La construcción del MIB será financiada parcialmente con 500 millones de pesos del Fondo Nacional de Infraestructura, administrado por Banobras, donde además se constituyó el fideicomiso para el MIB.

El consorcio ganador tiene que aportar 560 millones de pesos a otro fideicomiso, que servirá para adquirir el proyecto museográfico-que cuesta 260 millones-, el acervo del museo, seguros, transporte, curaduría, y organización de dos exhibiciones temporales inaugurales.

El proyecto de inversión, registrado en julio de 2012, indicaba que el museo reunirá los acervos de la Catedral Metropolitana de Puebla, así como de los museos de Arte Virreinal, Santa Mónica y de Arte Popular Religioso Poblano, entre otras fuentes.

"Cuestionan la creación del museo del barroco en Puebla”

Elisa Vargas Lugo, investigadora de la UNAM desde 1953 y experta en el estudio del barroco, criticó el proyecto del Museo Internacional Barroco de Puebla —que se realizará y tendrá una inversión de 7 mil 280 millones de pesos.— durante la ceremonia que conmemoró los 50 años de la apertura del Museo Nacional de Virreinato.

“Me refiero al innecesario proyecto poblano de crear un nuevo museo barroco; no he podido dejar de decir esto, porque la ciudad de Puebla entera es el mejor exponente de lo que es un ambiente barroco. Entonces, como que sobra hacer un museo donde ya existe una ciudad barroca, pero en fin, veamos qué es lo que sucede”.

Puebla y sus iglesias son ya un museo barroco, no se requiere despilfarro morenovallista

El gobierno del estado gasta mil 390 millones de pesos en la construcción del llamado Museo Internacional Barroco a pesar de que la ciudad de Puebla es el museo viviente más grande de América en el estilo barroco, advirtió el doctor en urbanismo Carlos Montero Pantoja

Para el investigador de la Universidad Autónoma de Puebla la construcción de puentes, los proyectos como el teleférico y la rueda de la fortuna en la ciudad de Puebla están llevando a la destrucción del principal museo vivo de arte barroco que hay en América: Puebla.

Entrevistado por Intolerancia Diario, el especialista señaló que el proyecto denominado Museo Internacional Barroco es una falsedad pues aunque se presume que será el más grande de América, el especialista subrayó que la capital poblana es ya un museo “Barroco Renacentista” y se tienen catalogadas por la UNESCO 391 manzanas donde hay edificios históricos.

Recordó que en la arquitectura y el urbanismo se entiende por proyecto una serie de planos donde se muestra lo arquitectónico, estructural, constructivo, conceptual, y estos tienen de base dos programas, el primero de  necesidades, y el otro arquitectónico, y eso no se inventa, se busca en la realidad, y es cuando surge la gran incógnita.

“¿De dónde surge la idea de hacer un museo, qué necesidades tiene? si se tuvieran piezas que no encuentran un lugar para ser exhibidas, que están guardadas en la bodega, que es necesario sacarlas para que el público las conozca (se entendería). Esto solo es un antecedente, después de lo anterior se pasa a cuantificar que para exhibir un cuadro, una tela, vestimentas, objetos civiles, y entonces es cuando se dice qué es lo que se necesita”, enunció.

Montero Pantoja comentó que en el proyecto del MIB no hay nada acerca de las necesidades y preguntó: “¿Cómo es posible que cosas sin sustento de ninguna naturaleza se den por proyectos de visión de futuro, primero se validan y después se ven las llamadas necesidades?”.

Vivimos en un museo

El investigador de la Universidad Autónoma de Puebla sostuvo que el Centro Histórico de Puebla es un museo vivo y no se necesita construir otro ya que el barroco está expresado en su trazado, la presencia de las parroquias que son fundamentalmente barrocas al igual que los conventos que son del siglo XVI.

Señaló casos como la parroquia de San José, la propia catedral que se construyó  plenamente en el barroco y sus portadas lo son, en si ese arte está en todo el estado.

Carlos Montero se pronunció por trabajar en el centro histórico para que sea el museo vivo del barroco, sin que haya que construir otra cosa.

Advirtió que puede suceder lo del Museo de San Pedro que se denominaba de Arte Virreinal y lo que sucedió es que para exhibir sacaron obras de los templos, de la catedral para llevarlos al museo, después tuvieron que regresarlas y el inmueble cultural quedó vacío.

Expresó que no hay razón para desmantelar los templos poblanos pues es absurdo y no se permite en ningún nivel en el mundo. “Lo que vale para un especialista, turista u hombre común es el mirar donde está la obra, ver el ambiente natural, pues lo demás son escenografías, en el museo la curaduría y la propia museografía son escenografías”.

Afirmó que Puebla es el museo de arte barroco más grande de América, no hay que crear otro, pero reconoció que el problema es que se encuentra bastante descuidado.

El especialista advirtió que se intenta hacer un museo en situaciones de crisis, pese a que se trata de un estado con municipios que se encuentran en la lista de los más pobres de todo el país.

Puebla una ciudad construida para ver los volcanes

El especialista investigador de la Universidad Autónoma de Puebla, señaló que Puebla tiene muchos valores y uno de ellos es el de lo construido ya que se tiene arquitectura civil, hidráulica, y en muchos casos la capital conserva sus tamaños y características.

“Se tienen ejemplos casi enteros de cada una de las etapas históricas que ha tenido la ciudad, esto no lo tienen los otros centros históricos del país y se ha logrado defender, y hay autenticidad en la arquitectura en el municipio”, subrayó.

Lo que se construyó no buscaba ni alterar el contexto natural ni destruirlo y el territorio está dominado por un paisaje natural que todavía le gusta a los poblanos y son los volcanes Popocatépetl, Iztaccíhuatl, la Malinche, y hay personas que tuvieron el privilegio de ver el Pico de Orizaba.

Carlos Montero aseguró que la ciudad se construyó para mirar ese paisaje: “la arquitectura dejó sus patios libres, diseñó sus pórticos interiores para mirar torres, bóvedas y el horizonte y encontrar siempre los volcanes, y eso es parte  del entorno natural con lo cual lo construido se integró a todo ese contexto”.

Ahora cuando se habla que no se tiene visión de ciudad se refiere a los permisos para construir en alturas que no están permitidas. En el caso del centro histórico en algunas partes se puede construir hasta 11 metros, en lugares como San Miguel, Santiago, pero lo que es el primer cuadro no se puede ir más allá de seis metros.

Carlos Montero indicó que cuando se miran edificios como los de Plaza San Francisco se ve que se viola el reglamento y alguien  lo permite, y ahora cuando se decide hacer torres de más de 70 metros (como la del Teleférico) “está por fuera de la razón, y no solo sobresalen de la parte histórica que se tiene dónde está terminantemente prohibido”.

Expresó que si se quiere una ciudad habitable, vivible, tiene que ver con lo que se mira y se siente pues mucha gente  aún se despierta abre la ventana y mira los volcanes y esa sensación es lo que se ha tenido toda la vida en Puebla.

Indicó que los proyectos de la Puebla deberían respetar su paisaje natural, no taparlo, no competir con él y permitir que los poblanos sigan disfrutando de él.

Obras reales, el centro requiere un nuevo drenaje

Para el experto en la materia lo que necesita el centro histórico es cambiar la infraestructura pues se tienen drenajes de 1907 que hay que cambiar, pero nadie se quiere atrever a hacerlo, además de que en Soapap tienen estudios reales pues hay lugares donde hay que cambiarlo totalmente, además de ver que les llegue agua potable a los habitantes del primer cuadro.

Se tienen edificios arruinados y algunos de ellos pertenecen al gobierno del estado “en la 2 Oriente casi llegando al bulevar hay uno con la fachada de azulejos, otro en 4 norte y 12 poniente hay dos más, entonces hay esas necesidades, renovar la infraestructura y restaurar los edificios que estén arruinados” son reales.

Sobre el monto para el rescate, comentó que este no sería superior a las “millonadas” que se están previendo para obras como la Rueda la Fortuna, el Teleférico  y Museo Barroco, pues si se hace el comparativo para los proyectos de imagen urbana de Huejotzingo, Atlixco, las Cholulas, y la media es aproximada a 10 millones de pesos para cada uno de esos lugares, y la cantidad es ridícula frente a los montos que se han destinado para las llamadas mega obras.
 
Las vocaciones de Puebla

El doctor en Urbanismo explicó que hay otros temas que tienen que ver con la actual administración de Rafael Moreno Valle, “se carece de una visión de qué hacer con la ciudad y menos (se sabe) qué hacer con el centro histórico”.

Recordó que Puebla ha tenido tres vocaciones fundamentales, primero la del comercio que fue la que llevó a la entidad a ser quizá la ciudad más importante de la Nueva España porque se realizaban las actividades comerciales antes de salir a mar abierto para ir a Europa, o lo que llegaba del antiguo continente, en si era el gran mercado.

En este punto, dijo, todas las ciudades del mundo que tienen esta vitalidad comercial desde luego crecen cultural y socialmente, además de lo económico, y es lo que le pasa a Puebla.

“Una segunda vocación es la industrial, que se tuvo desde el siglo XVI porque se producían paños, vestimentas, y estas se llevaron a vestir a la Nueva España, el nuevo país mestizo, además en el siglo XIX se tuvo un impulso ya con la industria moderna contemporánea, y la primera fue La Constancia, y esto irradió todo ese impacto”

La tercera vocación es la educativa, la de la enseñanza que se puede denominar el saber, y ahora hay quienes se percatan de que se tienen tantas universidades entre las prestigiadas y las llamadas “patito”, pues la razón es histórica con todos los colegios que hubo, los más importantes controlados por los Jesuitas como San Jerónimo (Psicología), El Espíritu Santo (Carolino), San Ignacio (ex palacio de gobierno), San Idelfonso (antiguo hospicio) y San Javier.

Montero Pantoja indicó que se trata de cinco colegios de gran tamaño, pero además estaba el Colegio de San Luis, los tridentinos que están en el costado sur de la catedral, además de los que había en los conventos, y  hay que destacar que se trataba de instituciones de nivel superior a donde llegaban estudiantes de la Nueva España.

Comentó que si no se tenía la universidad fue por cuestión política pues como existía la de México quisieron que esta fuera la dominante, pero había profesores de esa institución que llegaban a Puebla, o bien estudiantes que acudían a presentar exámenes lo que demuestra que los estudios tenían la validez universitaria.

Precisó que dicha cantidad de colegios para una ciudad tan pequeña como Puebla habla de la importancia que tuvo en esa época.

Cuarta vocación, una ciudad pensada y trazada con sobra y orientación

El doctor en urbanismo explicó que además de las tres vocaciones que se mencionan hay una cuarta, y es su propia obra, lo construido, lo que se llama “centro histórico”, pues aparentemente solo tiene de valor La Catedral, la Capilla del Rosario, San Francisco o Los Sapos, pero la realidad es que la ciudad tiene valores poco divulgados y uno de ellos es el urbanístico.

“El valor urbanístico se muestra al ser uno de los proyectos renacentistas de ciudades ideales que se intentaron aplicar en Europa, ahí no se pudo, pero en Puebla si, se habla de una ciudad que en su tiempo surgió plenamente con todos los conceptos del renacimiento, de la nueva época”, relató.

Carlos Montero sostuvo que Puebla representa en América el gran proyecto renacentista, la gran ciudad humanista del continente.

En el proyecto de la ciudad hay valores como la orientación pues si bien no está perfectamente ubicada al norte, en la práctica sus habitantes si saben ubicarse, sin embargo el que no esté ubicada de manera perfecta con los puntos cardinales es que se buscó que siempre hubiera sombra en una de las aceras, y a cualquier hora siempre habrá, esto por la planeación.

Puebl@Media
UN1ÓN Puebla
Reforma/ Intolerancia
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 1° de mayo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter