Las ciudades santuario de Estados Unidos protestan contra las políticas antiinmigrantes de Trump


Miles de estadounidenses, migrantes y defensores de los derechos de esa comunidad colmaron la Plaza Daley, en el Centro de Chicago, para protestar por la aplicación de las redadas contra los indocumentados ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y previstas para que den inicio hoy.

Mientras que el viernes hubo manifestaciones similares en Los Ángeles y en San Francisco, California, contra el operativo para detener a personas indocumentadas, ayer una concentración cercana a las 10 mil personas salió a las calles de Chicago, ciudad declarada como santuario por acoger a este grupo, para rechazar las medidas antiinmigrantes de Trump.

Los manifestantes partieron de la sede de la alcaldía rumbo a las oficinas de Inmigración federal y mientras desplegaban carteles en los que se leía “Cierren los campos de concentración”, en referencia a las instalaciones donde son recluidos migrantes en la frontera, en particular niños.

El viernes, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, quien no participó en la protesta de ayer para recorrer varios vecindarios, anunció el reforzamiento de las medidas de protección que ofrece la ciudad a los indocumentados.

Ese mismo día, las protestas contra las redadas previstas en Chicago y otras nueve ciudades del país con gran concentración de inmigrantes, iniciaron con vigilias de Luces por la Libertad, en otras zonas de Illinois, como Aurora, Galena, Waukegan y Oak Park.

También, cientos de neoyorkinos protestaron en Manhattan por los planes del Gobierno federal para repatriar a migrantes que tienen órdenes de deportación.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió que esa ciudad no cooperará con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), encargado de las redadas. El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, llamó a los extranjeros necesitados a contactar una línea telefónica establecida para ayudarlos.

Anuncia Segob defensa de connacionales por redadas

Ante el anuncio del inicio de las redadas masivas en diferentes ciudades de Estados Unidos hoy para detener y deportar migrantes, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, confirmó que el Gobierno mexicano estará pendiente y defenderá a los paisanos residentes en ese país a través de los 50 consulados que hay en aquella nación.

“Vamos a defender a nuestros connacionales a través de nuestros consulados”, dijo la encargada de la política interior.

De cumplirse la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de llevar a cabo redadas y deportaciones en contra de migrantes, las acciones comenzarán hoy, por lo que el Gobierno de México instruyó a sus 50 consulados y sedes diplomáticas en ese país -que sí laborarán el fin de semana- a utilizar su fondo de contingencia, que es, en promedio, de dos millones de dólares.

Además, activó un equipo de 400 abogados y reforzó la campaña Conoce tus Derechos para evitar violaciones a las garantías y derechos de los connacionales.

Esa campaña, además de informar sobre cómo proceder ante una eventual detención y conocer las garantías que amparan a los mexicanos, hace hincapié en la necesidad de tomar medidas preventivas como designar a tutores si las familias son separadas.

Sánchez Cordero dijo que México está regularizando a la población migrante y solamente se está deportando o devolviendo a sus países de origen a los centroamericanos que no han querido poner en regla su situación.

En este contexto, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz, dijo que se opone a las redadas que solamente contribuirán a los planes de Donald Trump.

Dijo que este tipo de acciones van en contra de los tratados internacionales. “Eso es más importante. Me opongo radicalmente, estoy en contra de cualquier acción del Gobierno que contribuya a los planes de Trump. Están por delante los tratados internacionales y nada menos que el Artículo 11 de la Constitución nacional que prohíbe impedir el tránsito libre de las personas. Eso no es legal y es contrario al interés nacional”.

Muñoz Ledo insistió en que está en contra de la “persecución” que hace México con los centroamericanos y recordó que en un artículo le dice a Sánchez Cordero que es una “especie de unidad carcelaria”.    

El Universal
Chicago, Illinois, EU.
Domingo 14 de julio de 2019.



“No abra la puerta, no hable”: las redadas siembran el temor entre los inmigrantes en EE UU  

La Administración de Trump avisa de una operación de detención de 2.000 sin papeles con orden de deportación a partir de este domingo


Los anuncios de redadas por parte de la Administración de Donald Trump contra inmigrantes sin papeles que tienen una orden de deportación han sembrado la inquietud entre los extranjeros en Estados Unidos. Está previsto que la operación comience este domingo en nueve de las principales ciudades, como Nueva York, Los Ángeles, Baltimore, Chicago o Houston, con el fin de arrestar a unos 2.000 indocumentados. Se trata de una parte ínfima de los más de 10 millones de indocumentados que viven en el país norteamericano, pero el aviso previo, insólito, ha servido para promocionar la imagen de mano dura del republicano. Es algo que no hacía falta: las imágenes de inmigrantes hacinados en los centros de detención de la frontera, que el vicepresidente, Mike Pence, visitó este viernes, hablaban a gritos.

 “No abra la puerta, que nadie de la casa hable, sepa que los agentes no tienen derecho a entrar”. Los consejos sobre cómo reaccionar si la policía migratoria (ICE, en sus siglas en inglés) empezaron a correr por las redes sociales, también de la mano de ONG y abogados. Las operaciones coordinadas entre varias ciudades y durante varios días no son algo excepcional: lo inaudito es que el propio Ejecutivo se encargue de advertirlo con días de antelación.

Tampoco la cifra estimada de extranjeros a los que se busca supone más que una parte mínima del más de un millón que tiene la orden de deportación pero se ha quedado. Y no está claro el éxito de la medida, con tanto anuncio previo. Pero si lo que querían era sembrar miedo, ya lo han conseguido.

Las redadas se esperan en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco, mientras que han sido suspendidas en Nueva Orleans por la llegada del huracán Barry. La mayoría de ellas son ciudades santuario —en ellas, la policía local no colabora en controles migratorios ni pregunta por su situación— y algunos Ayuntamientos ya han prometido, de hecho, ayudar para que las detenciones no tengan éxito.

“Que sepan que estamos aquí para ayudarles”, garantizó en la víspera la fiscal general del Estado Nueva York, Letitia James. Su oficina pone a disposición de los afectados un número de teléfono en el que les ofrece asistencia legal. La ciudad de Nueva York, por su parte, emitió unas líneas directrices a las distintas agencias para que no cooperen con los agentes de ICE en la operación. El alcalde de Nueva York Bill de Blasio insistió en que su ciudad es un santuario y está firmemente comprometida en preservar la identidad de todos los ciudadanos, independientemente de la condición en la que se encuentren en el país.

El miedo a las detenciones también creó psicosis. La New Sanctuary Coalition informó de que ya se produjeron dos intentos de arrestos en los barrios de Harlem y Sunset Park este sábado y Blasio lo confirmó en su cuenta de Twitter. Sin embargo, fuentes de algunas entidades llamaron a la prudencia, porque algunos dispositivos del ICE pueden no tener que ver con la operación anunciada.

“Llegó el momento de parar las deportaciones, de acabar con la detención ilegal de familias”, pide desde la organización Judy Sánchez. “Llegó el momento de unir fuerzas y demandar al Gobierno que deje de aterrorizar a las personas que buscan asilo”. Linda Rosenthal, que participó en una vigilia frente a los tribunales de inmigración en el bajo Manhattan, insiste en que “solicitar asilo no es un crimen. ICE no puede actuar como una fuerza paramilitar”. Heylts Murad insiste desde la New York Immigration Coalition que se va a “hacer lo posible para defender la dignidad y la libertad de todos los inmigrantes y solicitantes de asilo”.

La operación se produce en un momento de tensión creciente por la situación de los migrantes en los centros de detención, abarrotados ante la ola de llegada de familias de Centroamérica que huyen de la miseria y de la pobreza. Un informe oficial ya advirtió de la “bomba de relojería” en la que se encontraban estas instalaciones, por el hacinamiento y el largo periodo de tiempo en el que permanecen detenidos. El viernes, en el ubicado en McAllen (Texas), Mike Pence y los periodistas que le acompañaban pudieron ver a cerca de 400 hombres hacinados, sin camas ni colchones, retenidos tras una valla con la apariencia de estar enjaulados.

"El presidente Trump quería que las cámaras estuvieran aquí para que ustedes pudieran ver de primera mano cómo estaban siendo tratadas las familias", dijo Pence, Lejos que querer tapar las imágenes, el Ejecutivo quiso mostrarlas. Para la oposición demócrata, son la evidencia del trato inhumano a los sin papeles; para el mandatario republicano, la prueba de que la situación es crítica y los demócratas deben aceptar una legislación que endurezca aún más los controles y refuerce la financiación en la frontera.

El País
Amanda Mars
Sandro Pozzi
Washington / Nueva York
Sábado 13 de julio de 2019.

 

La migración debe abordarse desde un enfoque de solidaridad y de derechos humanos: especialistas

 

Las personas migran por cuestiones económicas, para escapar de la violencia familiar o del crimen organizado, pero todas tienen en común la búsqueda de una mejor calidad de vida. Por ello, los gobiernos deben abordar este fenómeno desde un enfoque de responsabilidad compartida, solidaridad con la gente y, sobre todo, de respeto a los derechos humanos, coincidieron especialistas durante el Congreso Internacional “Derecho Internacional y Migrantes en el Continente Americano, Implicaciones Locales, Nacionales y Transnacionales”, organizado por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP.

          José Francisco Ávila Caso, defensor de los Derechos Universitarios de la BUAP, en representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, expresó que en ese contexto no se puede responsabilizar a los migrantes y mucho menos criminalizarlos,  pues hay que entender que están luchando por su sobrevivencia.

            En el Auditorio José María Morelos y Pavón de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales,  Ávila Caso expuso cifras del Portal Global de Datos Migratorios, que demuestran el gran impacto a nivel mundial que tiene la migración y las consecuencias que se observan en las regiones del mundo involucradas.

          “En 2007 el número de migrantes internacionales alcanzó los 258 millones en todo el mundo; las mujeres constituyeron el 48 por ciento de estos; además, se estima que hay 36.1 millones de niños migrantes; 4.4 millones de estudiantes internacionales y 150.3 millones de trabajadores migrantes. Aproximadamente, Asia acoge al 31 por ciento de la migración internacional, Europa el 30 por ciento, América el 26 por ciento, África el 10 por ciento y Oceanía el 3 por ciento”, añadió.

          Por su parte, Adolfo López Badillo, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla, (CDH-Puebla), señaló que los recientes retos migratorios, visibles en todo el continente americano, han captado la atención de toda la comunidad internacional, sobre todo por el hecho de que muchos de ellos se realizan de manera insegura y poco ordenada, lo que genera altos costos políticos, económicos y sociales.

          “Frecuentemente escuchamos del aumento en el número de personas migrantes venezolanas, las caravanas centroamericanas, la migración de personas cubanas, haitianas y africanas, y la situación de los migrantes latinos en Estados Unidos frente a las políticas de endurecimiento de la frontera. Todo ello ha ocasionado que la opinión pública en nuestro país se encuentre hoy más que nunca dividida, llegando a generar muestras de odio y de discriminación”, manifestó.

            Al agradecer la presencia de los especialistas, Luis Ochoa Bilbao, director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, manifestó que en la unidad académica se tiene una perspectiva multidisciplinaria que ayuda a explicar en mayor medida temas como la migración.

          “En nuestra facultad conviven estudiantes de diversas licenciaturas y posgrados.  Por ello construimos conocimientos que explican fenómenos tan complejos como la migración y su impacto en la vida cotidiana de los ciudadanos, así como en la formulación de normas locales o de regulaciones internacionales”, expuso.

            A la inauguración del congreso asistieron también Adriana Sletza Ortega Ramírez, representante del Observatorio Ciudadano sobre Políticas Públicas para Migrantes-Puebla; Celeste González, enlace de la Organización Internacional para las Migraciones en México, (OIM); Claudia Urey, representante en Nueva York de la Universidad Centroamericana de Nicaragua; Jairo Guzmán, presidente de la Mexican Coalition for the Empowerment of Youth and Families inc; y Edgar Corzo Sosa, Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, (CNDH).

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 6 de junio de 2019.


Puebla.- Un total de 700 migrantes arribaron a dos albergues en la ciudad de Puebla después de un viaje de más de 10 horas a bordo de camiones de carga, desde Isla, Veracruz.

Los centroamericanos arribaron a los templos de Nuestra Señora de la Asunción y Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.

En esos dos albergues ya les dispusieron de un espacio para pernoctar y les prepararon alimentos para que cenen antes de dormir.

Gustavo Rodríguez, coordinador diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana y Migración de la Arquidiócesis de Puebla, manifestó que mañana antes del mediodía llegará el resto del grupo.

Estimó que, entre las 10:00 y las 12:00 horas, estén los más de 3 mil 500 restantes, quienes permanecerán todo el domingo en Puebla y reanudarán su viaje el lunes por la mañana a la Ciudad de México.

Reforma
Ciudad de Puebla
Sábado 03 noviembre 2018.


Ciudad de México honra a migración con multitudinario y colorido desfile de Día de Muertos

La Ciudad de México honró la memoria de los migrantes que la fundaron y que la han enriquecido este sábado a través de su multitudinario desfile por el Día de Muertos.

     En su tercera edición, la colorida parada por la festividad del Día de Muertos, que se celebra en México el 1 y 2 de noviembre, tuvo como tema central la migración que ha influenciado a la capital y al país.

     Bajo la idea de que la muerte es "una migración, un tránsito el último viaje", cientos de miles de personas que abarrotaron las calles disfrutaron primero de escenas sobre el mítico desplazamiento de los mexicas hacia el Valle de México siglos atrás, al igual que de la cultura que le han aportado migrantes de otras entidades del país con el paso de los años.

     Enormes barcos de vela llenos de exploradores europeos y de vapor con exiliados desfilaron por la central avenida Paso de la Reforma, seguidos de calaveras de artistas que contribuyeron a la cultura mexicana, como el cubano Dámaso Pérez Prado, "el Rey del Mambo".

     "¡Está súper lindo! El colorido, cómo se congregó la gente. Es la tercera edición, pero parece que ya tiene muchos años", expresó contenta Alma Rosa, una jubilada de 59 años, que asistió al desfile con su sobrina.

     Dos largos dragones que se enrollaban, serpenteaban y después alzaban alto sus cabezas también formaron parte del recorrido, como una referencia al galeón "La Nao de China", que unos 450 años atrás conectó Asia con el puerto mexicano de Acapulco en el Pacífico.

     Incluso la migración animal que anualmente llega a las costas mexicanas estuvo representada con gigantes figuras de ballenas y tortugas que nadaban juguetonas hacia la Plaza de la Constitución, el corazón de la capital.

     Tradición que dicta que las almas de los seres queridos regresan a casa para convivir, el Día de Muertos es una festividad mexicana que la UNESCO catalogó como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la década pasada.

     Detrás de las representaciones de la migración desfilaron los símbolos más tradicionales y populares de la festividad, como La Catrina, esqueletos y hasta un enorme xoloitzcuintle, el perro que guía a las almas al Mictlán, que es el inframundo y última morada para la cultura mexica.

     En una esquina, Jennifer, una venezolana que vive en México desde hace dos años, miraba entusiasmada los carros alegóricos y los cientos de personajes que pasaban frente a ella.

     "Es una parte de la cultura de México que me gusta muchísimo, he ido los desfiles de las catrinas y de los alebrijes. ¡Ah viene uno! ¡Me encanta!", expresó la mujer de 35 años, quien es empleada de una compañía.

     El desfile anual que partió del monumento Estela de Luz rumbo a la Plaza de la Constitución, conocida como Zócalo, abarcó una columna de un kilómetro de longitud con cuatro carros alegóricos, siete arcos y cuatro marionetas, entre otras representaciones, y más de 1.200 voluntarios.

     Cerca de 1,5 millones de personas, según el gobierno de la Ciudad de México, asistieron a la parada, muchas de ellas ocupando los techos de las estaciones del transporte público o los quioscos de periódicos porque las banquetas estaban colmadas.

     "Nunca habíamos venido y es muy bonito porque representa la cultura de México", sintetizó Guadalupe, quien llegó con su hermano y su sobrina de 4 años disfrazada de bruja.

     Numerosos asistentes también pusieron color a la parada presentándose disfrazados de la Muerte o con el rostro maquillado como La Catrina, calavera que es un ícono de la festividad y que fue creada por el ilustrador mexicano José Guadalupe Posada el siglo pasado.

     Tres jóvenes de la República de Corea que estudian en México paseaban contentas entre la gente disfrazadas de La Catrina.

     "Es para disfrutar la fiesta con los mexicanos. Es la primera vez que venimos", comentó una de ellas, quien estudia Lengua Española y Administración Deportiva en una universidad privada.

     El multitudinario desfile abrió las actividades por el Día de Muertos en la capital del país, las cuales abarcarán también una gran ofrenda en el Zócalo, conciertos de gala y un paseo nocturno en bicicleta.

Xinhua
Ciudad de México
Domingo 28 de octubre de 2018.


•    El mayor empoderamiento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos es la legalidad, dicen expertos en los Foros universitarios “La UNAM y los desafíos de la nación”
•    Como país estamos obligados a defender sus derechos, expuso Leonardo Lomelí, secretario general de esta casa de estudios

El mayor empoderamiento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos es la legalidad, no contar con esta condición es sinónimo de vulnerabilidad. Sin embargo, esto no sólo es una frase suelta, sino un concepto que incluye un proceso social, económico y político, coincidieron los participantes en los Foros universitarios “La UNAM y los desafíos de la nación”, en esta ocasión con el tema Política sobre migración, deportación y retorno.

Ante las insuficiencias de la economía mexicana, la migración ha sido una válvula de escape, y como país estamos obligados a defender los derechos de los connacionales, así como a tomar medidas que aseguren la inserción eficaz y equitativa de quienes eventualmente puedan verse en una situación de retorno involuntario e intempestivo, afirmó Leonardo Lomelí Vanegas.

El secretario General de la UNAM subrayó que lo más deseable sería que no tuvieran que migrar y que el país pudiera ofrecerles oportunidades de crecimiento y empleos bien remunerados.

En la novena sesión del encuentro, organizada por la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Morelia, Silvia Núñez, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), consideró que la posibilidad de una transformación positiva frente a escenarios adversos siempre estará presente si se reúnen factores como la hegemonía del estado de derecho, garantías de transparencia y rendición de cuentas, además de una ciudadanía informada, capacitada y con voluntad de cambio.

En el auditorio Ho Chi Minh de la Facultad de Economía (FE), Jorge Durand, de la Universidad de Guadalajara, puntualizó que, ante una posible renegociación del TLC, hoy más que nunca México debe impulsar una reforma para proteger a los migrantes. “Aunque parezca imposible, ése es el tema de hoy, y la mejor manera de hacerlo es buscar su legalización. Estados Unidos requiere mano de obra y nuestro país necesita mexicanos dentro de un contexto de legalidad”.

Rodolfo Cruz, investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), planteó que para lograr el empoderamiento de los mexicanos en EU se les debe asegurar la asistencia jurídica; la información sobre los procesos de deportación, tanto para residentes como para repatriados; contar con documentación de identidad y capacitación para el proceso de naturalización, así como el conocimiento de las distintas leyes locales en materia migratoria.

En opinión de Miguel Moctezuma, de la Universidad de Zacatecas, las posturas nacionalistas no contribuyen en nada. “Requerimos propuestas de carácter binacional o transnacional que reconozcan la importancia de ambas culturas, y trabajar modelos de colaboración entre ambos países”.

En la mesa “Deportación y retorno de migrantes”, Jorge Bustamante de El Colef, indicó que las violaciones a los derechos humanos de los migrantes centroamericanos que cruzan nuestro territorio para llegar a Estados Unidos colocan a México como el campeón mundial en violaciones a los derechos humanos de migrantes internacionales. No existe en nuestro país una conciencia colectiva de la gravedad de ese hecho, de ahí la necesidad de incluir el tema en los libros de texto.

María Eugenia Anguiano, también de El Colef, expuso que las políticas públicas y sociales que establezca el gobierno mexicano ante la repatriación de migrantes deben incluir la identificación de poblaciones a las que debe beneficiar, y los retos, diferenciando sus necesidades en distintos aspectos.

Para Marina Ariza, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, México se encuentra en un contexto de emergencia migratoria, ante el cual no estamos preparados. Más allá de los muros y la retórica de Donald Trump, además de la xenofobia recurrente, las relaciones entre México y la Unión Americana permanecerán. “Debemos pensar a largo plazo en cómo atender a esas familias que tienen los circuitos de conexión entre uno y otro lado de la frontera, más allá de los consulados”.

Laura Vázquez, académica de la FE, consideró que aun cuando el país crece poco económicamente, junto con las tasas de desempleo e informalidad, existen algunas entidades que avanzan –sobre todo en el Bajío–, y en éstas podrían ser reubicados algunos repatriados.

En el acto, moderado por la directora de la ENES Morelia, Tamara Martínez Ruiz, también estuvo presente el director de la FE, Eduardo Vega López.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 17 de mayo de 2017.


Se duplica el porcentaje de mujeres migrantes que transitan por México rumbo a Estados Unidos, según un estudio


En el último año, el gobierno mexicano devolvió a sus países de origen a 94% de los centroamericanos que fueron presentados ante la autoridad migratoria del país.

Según estadísticas de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob) el número de extranjeros presentados de la región América Central fueron 153 mil 641.

En tanto, los migrantes regresados a su país de origen fueron 143 mil 226, es decir, sólo 6.7% del total (10 mil 415 personas) logran quedarse en la nación.

Los guatemaltecos, hondureños y salvadoreños fueron los principales presentados ante la autoridad migratoria.

En el caso de migrantes de Guatemala, se presentaron 63 mil 16; en contraste, retornaron a 59 mil 679; Honduras, fueron 54 mil 950 y regresaron a 50 mil 964, y finalmente, para El Salvador presentaron a 34 mil 265 personas y devolvieron a 31 mil 347.

En total, el número de extranjeros presentados —incluyendo a todos— fueron 188 mil 595, es decir, el 76% se refiere a personas de América Central.

Al realizar un comparativo entre 2015 y 2016, pudo constatarse que para el año antepasado se devolvieron 181 mil 163 mientras que para el que apenas terminó la cifra llegó a 147 mil 370.

Esta misma disminución del número de personas devueltas de la región también bajó de 2015 a 2016, en el primer año mencionado se devolvieron a 176 mil 726; mientras que en 2016, fue 143 mil 226. Es decir, 33 mil 500 menos.

Cabe destacar que el número de deportados del continente africano aumentó de forma considerable, pues mientras en 2015 fueron devueltos siete personas, para 2016 la cantidad aumentó a 42.

Repatrian a medio millón en 5 años

Entre 2010 y 2015, nuestro país repatrió a 498 mil 141 personas, de acuerdo con el Anuario de migración y remesas, México 2016.

Según este estudio, publicado en conjunto por la Segob, Conapo, la Fundación Bancomer y BBVA Research, los retornos registrados por la autoridad mexicana de enero a septiembre de 2015 superan las anotadas en todo 2014 en 12.6%, mientras que el flujo de repatriados centroamericanos por Estados Unidos creció 13.8% respecto del año anterior.

Detalla que la mayoría de los migrantes de Centroamérica repatriados por las dos autoridades migratorias provenían de Guatemala, aunque en 2013 la mayor parte de los repatriados por México fueron de Honduras.

“Entre 2010 y 2015 hubo un aumento en la participación de la población femenina: en 2012 representaban 13% y en 2015, casi 23%”, señala.

Además, de 2010 a 2014 el flujo de migrantes centroamericanos repatriados aumentó para nuestro país 53.1% y el del país del norte aumentó en 49.6 por ciento.

En cifras para 2014, para el caso mexicano fue de 90 mil 780 personas y para el país del norte fue 114 mil 353.

El estudio también indica que la mayor parte de la población que logra llegar a Estados Unidos contrató un “coyote” para llegar, siendo las mujeres con un 71.9% quienes recurren a este tipo de traslado.

“En una relación de seis y siete de cada diez, respectivamente. Entre tres y cuatro de cada diez hombres y mujeres son detenidos en la línea fronteriza o cruzando el río”, revela.

“NOS TRATAN COMO PERROS”

OAXACA, Oax. — En su sueño por llegar a Estados Unidos, cuatro migrantes centroamericanos denunciaron que al cruzar territorio oaxaqueño fueron golpeados y asaltados por seis supuestos elementos de la Policía Estatal, amenazando con entregarlos al Instituto Nacional de Migración, obligados a desnudarse e hicieron tocamientos lascivos a una mujer que acompañaba al grupo, considerando que autoridades mexicanas los “tratan como perros”.

De acuerdo con el testimonio de Dennis, de 25 años de edad, originario de Honduras, después de caminar varios días por la zona oriente del Istmo de Tehuantepec, y ante la imposibilidad de abordar el ferrocarril —conocido como La Bestia— tomó la ruta terrestre con rumbo a Veracruz.

“Mientras viajábamos en un autobús de pasajeros, por el municipio de Santiago Ixcuintepec, en la zona del Bajo Mixe, fuimos detenidos por una patrulla de la policía estatal”, recuerda.

“Seis elementos que viajaban en la patrulla comenzaron a revisar a los pasajeros, y cuando los policías se dieron cuenta de que había migrantes, nos amenazaron con entregarnos a Migración mientras otro policía ordenó al chófer salir de la carretera para dirigirse hacia una parte boscosa”.

Edson, otro de los migrante agraviados sostuvo que en la zona boscosa los obligaron a bajar del autobús y despojarse de la ropa y, tras revisar sus pertenencias, sustrajeron todo el dinero que traían. A Dennis le robaron 400 pesos; Edson entregó mil 200 pesos, y a quienes no traían dinero los golpearon en la cara y el cuerpo.

Los agraviados aseguraron que los policías, después de agredir a los migrantes y tocar a su compañera migrante, los obligaron a pedirle dinero al resto de los pasajeros para liberarlos.

Dennis consiguió llegar a Ciudad Juárez, donde en su intento por arribar a Estados Unidos lo detuvo la Policía Fronteriza, éstos lo entregaron al Instituto Nacional de Migración (INM), dependencia que lo remitió hasta la garita de la frontera sur, en Chiapas.

En diciembre pasado, Dennis iba por su tercer intento de atravesar el territorio mexicano, sobrevivir a las agresiones y los peligros para “buscar su sueño” en Estados Unidos.

SE QUEJAN DE PLAGIO Y ROBO

OAXACA. Oax. — Organizaciones de la sociedad civil, defensoras de los derechos humanos, reportaron que la Fiscalía Especializada en Atención al Migrante, dependiente de la Fiscalía General de Justicia de la entidad, reveló que en el primer semestre de 2016 registró 150 denuncias interpuestas por centroamericanos.

Los migrantes refirieron que fueron víctimas de delitos de robo, robo con violencia, violación sexual, asalto a mano armada, extorsión por agentes del INM, Policía Federal y Estatal, privación ilegal de la libertad en varios lugares de Oaxaca.

Entre estos puntos están Chahuites, Zanatepec, Reforma de Pineda, Tapanatepec, Las Palmas, Unión Hidalgo, Juchitán e Ixtepec, según el reporte de las autoridades.

Excélsior
Andrea Meraz
Ciudad de México
Viernes 10 de febrero de 2017.


Naturalista italiano, se hizo pasar por inmigrante sin papeles para viajar de Guatemala a EE UU y contarlo en 'El camino de la bestia'


Quien recuerde Cabeza de turco —la experiencia de Günter Wallraff, que se hizo pasar por inmigrante turco para padecer y retratar sus duras condiciones de vida en la Alemania de los ochenta— entenderá bien El camino de la bestia, un libro de simulación y pesadilla como el que hizo vibrar a Europa en 1985. Flaviano Bianchini, italiano nacido en 1982, decidió despojarse de su identidad, sus documentos y su ropa y se inventó a Aymar Blanco, un falso peruano que emprende desde Guatemala el camino ilegal para llegar a Estados Unidos. Tardó 21 días en atravesar México escondido en trenes, encarcelado a veces, refugiado otras, dormido en contra de su voluntad cuando le vencía el sueño, saqueado en el camino y mareado en el desierto, pero más de tres años en escribirlo ante el bloqueo que sufrió por una experiencia que “escribía, borraba, reescribía y borraba otra vez porque no lograba ponerle sentido”.

- Usted siempre podía abandonar, proclamar que era italiano y evitar la cárcel, las torturas que sufrió. ¿Fue difícil mantener ese engaño a sus compañeros de viaje?

- No, porque empecé el viaje disfrazado de Aymar Blanco, pero lo acabé como Aymar Blanco. Cuando me encarcelaron, por ejemplo, podía haber abandonado mi papel, decir que era italiano y salir. Cuando crucé Ciudad de México también. En una hora podía haberme sentado a tomar una cerveza. Pero no lo hice y después ya no había vuelta atrás. Entré tanto en el personaje que ya era uno de ellos. La idea de engañarles ni siquiera se me ocurrió porque yo era Aymar Blanco y lo que podía quitarles en comida que les correspondiera se lo he devuelto con un documento que creo que puede ayudar.

Bianchini habla perfectamente español con retazos de varios acentos americanos. Su trabajo como especialista en daños a la salud en la ONG Source International le ha llevado a defender comunidades indígenas de Honduras, Guatemala y Perú afectadas por la llegada de empresas mineras. Pero este libro le ha situado en otro sitio. “La experiencia te cancela, te anula toda forma de humanidad”, explica en conversación por Skype.

La primera regla del migrante es no fiarse de nadie porque detrás de cualquier otro puede haber un ladrón, alguien que te va a vender a las mafias o, en el mejor de los casos, que va a correr más que tú si la policía asalta el tren. “Es la regla número uno y todo inmigrante la viola porque es innatural”. Surgen entonces pequeñas alianzas, inconstantes y momentáneas para buscar un refugio u otras vías, pero entonces llega el otro riesgo del que también hay que huir: y es tomarle cariño a los demás. “Perdimos a dos personas en el trayecto final en el desierto, de noche, creo que eran dos mujeres embarazadas, pero era mejor no saberlo porque no puedes hacer nada, no puedes volverte a buscarlas”. Los migrantes pierden hermanos, amigos, novias por el camino “y siguen adelante cuando lo humano sería pararse a irles a buscar”.

“Aunque construyan más muro no van a evitar el paso, simplemente requerirá mayor organización”

Pero volver atrás significa perder al grupo, perder a un guía que no frena y quedarse vagando sin norte en el desierto. “Te vuelves animal: hay que comer, beber, esconderse, escapar y ya”.

En la zona fronteriza no solo la oscuridad y la inmensidad amenazan a los inmigrantes, sino los pozos envenenados por los “minutemen”, los estadounidenses blancos que esperan armados a los extranjeros y que han cimentado la victoria de Donald Trump. “Aunque construyan más muro no van a evitar el paso, simplemente requerirá mayor organización”. Bianchini recuerda que siempre hubo frontera, los mexicanos pasaban a hacer la cosecha y volvían a casa en invierno pero “desde que está el muro ya no vuelven”. “Lo único que va a parar la inmigración es un mejoramiento de la situación”.

“Perdimos a dos personas en el desierto, creo que eran dos mujeres embarazadas pero era mejor no saberlo porque no puedes hacer nada"

El camino de la bestia (Pepitas de Calabaza) nos deja las reglas de un migrante para sobrevivir, pero sobre todo nos arroja las verdaderas reglas que rigen un mundo sin aliados ni defensas. “Aunque Jesús era en el fondo un hijo de migrantes, hasta Dios se ha olvidado de ellos”, dice en el libro.

Bianchini concluye con la contradicción más angustiosa que vivió en su inmersión: “Ese tren es la metáfora de este mundo de extremos: los bananos viajan legalmente, las personas no. El banano tiene más valor que el ser humano que viaja encima de él y para mí eso representa el mundo de hoy, los bienes materiales tienen más valor que los seres humanos”.

El País
Berna González Harbour
Madrid, España/Cd. de México
Jueves 12 de enero de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter