La compañía tiene previsto cerrar esta semana un acuerdo con el Departamento de Justicia de EE UU

Los accionistas exigen 8.200 millones a Volkswagen por el fraude de las emisiones

Nueva York. - La investigación en Estados Unidos por el escándalo de las emisiones da sus últimos coletazos. A la espera de que se conozca la inminente reprimenda del Departamento de Justicia contra Volkswagen, se conoció la pasada madrugada que la oficina federal de investigación (FBI) arrestó a un alto ejecutivo por su participación en el fraude. Se trata de Oliver Schmidt, antiguo responsable de la oficina que supervisa el cumplimiento de la regulación.

El último desenlace de la saga que comenzó en septiembre de 2015 lo adelantó el The New York Times. Schmidt, que fue arrestado el sábado en Florida, estuvo al frente de ese departamento hasta marzo de ese año. Es el segundo directivo en EE UU a manos de la justicia. El pasado mes de septiembre se declaró culpable James Liang, un veterano ingeniero que formó parte del núcleo duro de técnicos que participó en el desarrollo del sistema electrónico que permitió falsear las emisiones.

El fraude afectó a cerca de 600.000 automóviles en Estados Unidos, en su mayoría vehículos de pequeña cilindrada. Volkswagen admitió que violó la legislación y las ventas de coches con estos motores fue suspendida.

En junio fue arrestado otro directivo de la oficina en Corea del Sur. El arrestado de Corea del Sur, de 52 años, fue identificado por su apellido, Yook, y se enfrentaba a cargos por falsificación de documentos y violación de la Ley de Conservación del Aire, entre otros.

Schmidt tiene previsto comparecer este lunes en un tribunal en Miami (Florida) acusado de conspiración para cometer un fraude. La compañía alemana ha llegado a un acuerdo para indemnizar en Estados Unidos a los propietarios de los casi 500.000 vehículos con motores diesel de dos litros vendidos en el país, así como a las autoridades estadounidenses., por el que va a desembolsar 17.500 millones de dólares. También a un pacto para los concesionarios y los motores de gran cilindrada.

AFP
Sandro Pozzi
Nueva York, EU
Lunes 9 de enero de 2017.


Los trabajadores del departamento alemán de Medio Ambiente habrían eliminado pasajes de la documentación donde se describía el sistema

Funcionarios del Ministerio alemán de Medio Ambiente borraron en 2008 pruebas de la manipulación de emisiones de dióxido de carbono en vehículos diésel, según publica en su edición de este sábado el semanario «Der Spiegel».

En la documentación referida al control de emisiones de los vehículos, fueron suprimidos pasajes en los que se describía el nuevo sistema para el control de las emisiones de acuerdo a la ley, concretamente los párrafos en los que se detallaba el funcionamiento del dispositivo con el que se podía controlar el motor en un ciclo de prueba, de forma que al acelerar la máquina el nivel de emisiones no superase los límites permitidos.

En uno de los documentos oficiales, a los que ha tenido acceso la revista, aparece anotada a mano en el margen la expresión «mina antipersona». El partido Los Verdes ha anunciado que citará a la canciller Merkel a declarar ante la comisión parlamentaria que investiga el escándalo.

La publicación de «Der Spiegel» se produce unas horas después de que Volkswagen publicara sus cifras de ventas hasta agosto. En total, el grupo logró unas ventas de 6,6 millones de vehículos en todo el mundo, un 1,8% más que en el mismo periodo de 2015. Volkswagen registró el pasado mes de agosto unas ventas de 759.400 unidades, un 6,3% más.

El director de Ventas de Volkswagen, Fred Kappler, sostuvo que «todas las marcas del grupo tuvieron un sólido resultado de entregas en agosto y en los ocho primeros meses». Especialmente llamativo fue el comportamiento en el mercado chino de la marca.

ABC.es
Rosalía Sánchez
@abceconomia
Corresponsal En Berlín
Sábado 17/09/2016.


La constructora busca por tercera ocasión un resquicio legal para imponerse y hacer su obra hidráulica en Zacapoaxtla

Pobladores rechazan el proyecto; ecologistas han demostrado hasta la saciedad que la obra es un peligro para el medio ambiente en esa porción de la Sierra Norte de Puebla


Puebla. - La empresa Hidroeléctrica Gaya volvió a solicitar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y una consulta pública para construir una planta generadora en el municipio de Zacapoaxtla, al norte del estado de Puebla, con la cual prevé producir 12 Megawatts y cuyo costo es de 300 millones de pesos.

Lo anterior fue publicado en la Gaceta Ecológica de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), del pasado 27 de julio, donde se detalló que la firma inició el día 20 del mismo mes dicha consulta con los habitantes, quienes desde hace tres años mantienen su negativa ante este proyecto.

A finales del mes pasado, Gaya inició por tercera ocasión todo el proceso para obtener la MIA del proyecto con clave 21PU2016E0036, que consiste en la preparación, construcción y operación de una planta hidroeléctrica a pequeña escala en la localidad referida.

De la primera consulta, llevada a cabo el 15 de marzo pasado, no se dieron a conocer los resultados, pero la Semarnat determinó, por segunda ocasión en mayo pasado, que el proyecto no aplicaba.

La Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental vigilará este proyecto y las opiniones que emanen del mismo por parte de los pobladores en aquel municipio.

Fijan plazo

De acuerdo con la dependencia federal, la consulta tendrá como fecha límite hasta el 17 de agosto del 2016, con la finalidad de que cualquier interesado en el tema pueda proponer medidas de prevención y mitigación adicionales o, en su defecto, hacer observaciones o propuestas.

Gaya pretende edificar la hidroeléctrica en los márgenes del río Apulco en la parte norte, la cual también afectaría al Pueblo Mágico de Cuetzalan.

La hidroeléctrica tendría una altura sobre cimientos de 5.5 metros y una longitud de 28.5 metros, además contará con un canal de desfogue y subestación eléctrica.

En tanto, la superficie requerida para el proyecto es de 31,000 metros cuadrados, de los cuales 30,000 presentan vegetación de tipo bosque mesófilo de montaña que requiere ser removida.

Respecto de la duración del proyecto, se estima en 58 años, tiempo que se distribuirá en cuatro etapas: la primera, en planificación y desarrollo de ingeniería conceptual (dos años); estudios técnicos y gestión de permisos (tres años); en preparación del sitio de construcción (tres años); operación y mantenimiento de la hidroeléctrica (50 años).

La energía generada sería entregada a la Comisión Federal de Electricidad para su transmisión y distribución con base en la Estrategia Nacional de Energía 2013–2017.

Rechazo de habitantes

Los pobladores de San Juan Tahitic, Zacapoaxtla, juntaron 300 firmas para ratificar su oposición al proyecto de la firma Gaya, pues aseguran que el daño al medio ambiente sería irreversible. Esto debido a que se removerían 60 hectáreas de vegetación alrededor del río Apulco, además de que se desviaría el cauce total del río, dañando el bosque mesófilo, del que sólo queda 1.5 por ciento en todo el territorio nacional.

Esta negativa por parte de los pobladores de Tahitic se ha mantenido desde hace tres años, ya que el 2013 fue el año en que dicha empresa impulsó el proyecto.

Al contrario, Gaya afirma que “lo propuesto en el Proyecto Hidroeléctrica Gaya es totalmente sustentable, compatible y justificable”.

El Economista
Miguel Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 12 de agosto de 2016.


Este lunes se dio a conocer la constitución del Frente Puebla con Árboles, que agremia a agrupaciones sociales y colectivos ciclistas en el estado, que está dispuesto a realizar cadenas humanas alrededor de los árboles del Bulevar Hermanos Serdán para evitar un ecocidio más en la entidad.

Las agrupaciones que conforma este frente son: el Consejo Ciclista Poblano, Corazón Verde, Peatonal, A Pata, Asamblea Social del Agua, Esfera Poblana, Colegio de Urbanistas y Diseñadores Ambientales del Estado de Puebla, Cletamachalco, Puebicla, Cholula en Bici, Bicionudos y BiciOpolis, así como Tierra Baldía y colonos del bulevar Hermanos Serdán.

En rueda de prensa, los representantes de cada asociación expusieron que no hay sustento ni planeación en el proyecto de la ciclovia elevada Hermanos Serdán, por lo que en esta misma semana adelantaron estarán dando a conocer un plan alternativo por parte del Consejo Ciclista Poblano.

Además, coincidieron que la ciclovia ha logrado amasar un rechazo generalizado de carácter histórico, pues pocas obras del gobierno de Rafael Moreno Valle trasgreden al medio ambiente como este.

Juan Andrés Contreras, del Consejo Ciclista Poblano, señaló que, aunque las obras de la ciclovía elevada siguen avanzando por decisión del gobierno del estado, el presente sexenio debe ser calificado como el de los ecocidio.

El activista dijo que se trata de un dispendio brutal de dinero y falta de planeación, por la tala inmoderada, a pesar que en Puebla existe un déficit de áreas verdes de 2 metros cuadrados por persona, cuando organismos internacionales recomiendan que sean 9.

En su oportunidad, el abogado Omar Jiménez destacó que las vías jurídicas se van a agotar, aunque saben que el gobernador del estado se encapricha por sus acciones de infraestructura.

Si es necesario ir a tirarse al suelo para detener la tala de árboles, lo vamos hacer, advirtió.

El abogado adelantó que este miércoles se interpondrá un amparo colectivo presentado por menores de edad, por lo que –estimó- no habrá motivos para frenar el juicio legal por parte de las autoridades.

El argumento que nos dan es un absurdo, por eso vamos como ciudadanos en rechazo al maltrato del medio ambiente, tanto organizaciones como vecinos convencidos que es una obra que les afecta, recalcó.

Protesta pacífica para el sábado
 
El Frente señaló que la ciclovia no cumple con criterios técnicos de accesibilidad, movilidad y seguridad vial; además expuso se trata de un proyecto injustificado y ante las inconsistencias el gobierno debe mostrar sensatez y dar marcha atrás a la planeación.

Ante tal panorama, informó que decidieron promover una alternativa al proyecto de la ciclovia, demostrando que desde la organización y la propuesta se puede contribuir al desarrollo democrático de Puebla.

Como parte de sus actividades, convocó a los poblanos a participar en una rodada de protesta pacífica el sábado 13 de agosto a partir de las 13 horas, del zócalo de Puebla al asta bandera del bulevar Hermanos Serdán, donde se colocará una bicicleta y un árbol monumental.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Ciudad de Puebla, Mex.
Martes 9 de agosto de 2016.

La armadora de automóviles Volkswagen, que este viernes reportó una pérdida neta de 1 mil 582 millones de euros en 2015 para hacer frente a los costos del escándalo de motores trucados, deberá pagar 18 mil 200 millones de dólares por la manipulación de emisiones contaminantes.

Tras anunciar el monto de la multa, el juez estadunidense Charles Breyer informó que, para evitar un juicio, la automotriz alemana deberá aplicar compensaciones sustanciales para los consumidores afectados y, además, crear un fondo con el que se promoverán iniciativas ecológicas en el sector del automóvil en ese país.

Entre los beneficios, los afectados podrán quedarse con los automóviles en propiedad (con motores turbodiesel de dos litros trucados) una vez reparados por Volkswagen, o bien venderlo al fabricante o, en caso de aquellos que tengan firmado un contrato de “leasing” (alquiler con opción de compra), cancelarlo.

Ese acuerdo aplica en el caso de 500 mil vehículos, pero no para otros 80 mil equipados con motores turbodiesel de tres litros.

Según el dictamen del juez, la compañía automovilística –que aún enfrenta demandas individuales de propietarios que no se han acogido a la demanda colectiva, y una más de la Comisión Federal de Comercio por “engañar” a los consumidores con su campaña publicitaria de “diésel limpio”– también deberá crear un segundo fondo para paliar las emisiones excesivas de óxidos de nitrógeno que emiten los motores trucados.

Volkswagen, que se convirtió en el grupo con la más alta deuda de la historia, decidió constituir provisiones por 18 mil 200 millones de dólares el año pasado para hacer frente a los costos e indemnizaciones por la manipulación de motores.

Proceso
Ciudad de México
Viernes 22 de abril de 2016.

Además de las multas de varios gobiernos, Volkswagen afronta el enorme gasto de llamar a talleres hasta 11 millones de autos en todo el mundo.

Fráncfort, Alemania.- Es probable que manipular las pruebas de emisiones de sus vehículos en Estados Unidos le cueste a Volkswagen decenas de miles de millones de dólares y ponga fin a su codiciado estatus como la mayor empresa automotriz del mundo.

Además de las multas de varios gobiernos, Volkswagen afronta el enorme gasto de llamar a talleres hasta 11 millones de autos en todo el mundo.

La empresa ya ha reservado 6.500 millones de euros (7.300 millones de dólares) para cubrir las multas y llamadas a taller, pero es poco arriesgado apostar a que eso será sólo el principio. Algunos expertos estiman que la cuenta definitiva podría ser cinco veces la cantidad reservada por ahora.

Además de los primeros cargos, se espera que la empresa sufra una caída en ventas. Y podría llevar años recuperarse del daño a la imagen de la marca.

“Esto es algo dañino que va más allá de la negligencia y la incompetencia”, dijo Jeremy Robinson-Leon, director y director ejecutivo de la firma neoyorquina de Relaciones Públicas Group Gordon. “El asunto aquí es fraude, y un fraude bastante descarado además”.

A continuación, un resumen de los costos que afrontará la automotriz de Wolfsburgo, Alemania:

COSTOS FINANCIEROS

Resulta difícil calcular los costos de multas, demandas y llamadas a talleres, pero es posible que creen un efecto de bola de nieve.

Marc-Rene Tonn, analista de Warburg Research, cree que podrían superar los 35.000 millones de euros (39.000 millones de dólares).

Una parte de eso procederá de las multas de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, que podría suponer hasta 18.000 millones de dólares. En teoría, cada uno de los 482.000 vehículos identificados que contienen el software que falseaba las pruebas podría suponer una sanción de 37.500 dólares. Es probable que la multa real sea mucho más baja si la firma coopera con las autoridades. Tonn cree que podría rondar los 12.500 millones de euros (14.000 millones de dólares) en total.

La fabricante afronta decenas de demandas de estados y condados estadounidenses. Un condado en Texas reclama una indemnización de 100 millones de dólares, y eso es sólo una demanda.

Además, otros países en los que se vendieron los vehículos afectados podrían demandar si hay pruebas de que también se falsearon sus pruebas de emisiones. Alemania y otros países europeos investigan la cuestión.

Los clientes que se sienten engañados también van a por la empresa y ya se han presentado varias demandas colectivas en Estados Unidos y Europa. Eso podría suponer miles de millones de dólares en daños.

Y el costo de llamar a los autos a talleres y repararlos podría superar en 2.000 millones de euros (2.200 millones de dólares) la cantidad reservada por Volkswagen, indicó Tonn en una nota de investigación a inversionistas.

Como resultado, los analistas predicen un duro golpe para los beneficios de Volkswagen.

Tonn redujo a la mitad su estimación de beneficios para este año, a 6.400 millones de euros. Para 2016 la redujo a 11.000 millones de euros desde 15.700 millones de euros.

Volkswagen tiene una posición financiera sólida, empezando por 20.000 millones de euros en efectivo industrial neto. Debe mantener al menos 10.000 millones de euros de eso para mantener su calificación crediticia.

VENTAS

Se espera que el interés por los autos de Volkswagen disminuya por el escándalo, especialmente en Estados Unidos.

Ya en septiembre, las ventas de la firma en Estados Unidos apenas crecieron a pesar de un aumento superior al 10% en el mercado general, ya que VW tuvo que detener las ventas de muchos vehículos diésel.

Las ventas del grupo a nivel mundial podrían caer hasta un 10% el año pasado, indicó el analista del sector Ferdinand Dudenhoeffer de la Universidad de Duisburg-Essen.

Las ganancias podrían llevarse un golpe mayor, ya que la empresa tendría que mantener los precios bajos y buscar incentivos para sostener las ventas.

Para empeorar las cosas, el escándalo se produce al mismo tiempo que se desacelera la demanda en China, donde las marcas de Volkswagen se ven muy expuestas.

En cuanto al objetivo estratégico de la firma de mantener su ventaja sobre Toyota como la mayor automotriz del mundo, indicó Dudenhoeffer, “Olvídense de ello”.

Los 10,23 millones de vehículos de Toyota adelantaron a los 10,14 millones de Volkswagen el año pasado, aunque la firma alemana adelantó en los primeros seis meses de este año.

Dudenhoeffer estimó que Volkswagen tardará al menos cinco años en tener la oportunidad de adelantar a Toyota.

ACCIONES

El escándalo ha hecho que las acciones del grupo cayeran en un 40%, borrando unos 30.000 millones de euros (33.000 millones de dólares) de la valoración de mercado de la empresa.
Los más afectados han sido sobre todo los grandes accionistas: las familias Piech y Porsche, que controlan en torno al 50% de la compañía, y los otros grandes inversionistas, el estado de Baja Sajonia y Qatar Holdings.

VALOR DE MARCA

Quizá la peor noticia para Volkswagen tiene que ver con la erosión de su marca, un valor intangible construido a lo largo de varias décadas.

El escándalo ha borrado 10.000 millones de dólares de la marca, valorada en 31.000 millones de dólares, según Brand Finance, una firma con sede en Londres que valora los nombres corporativas estimado lo que tendría que pagar una empresa para obtener la licencia si no la poseyera. El daño podría ser peor del que sufrió Toyota por los casos de vehículos que aceleraban sin que quisiera el conductor.

La cuidada marca de Volkswagen ha permitido al fabricante cobrar más por sus vehículos que sus competidores por modelos equivalentes, un factor clave en el beneficio para el competitivo sector del transporte básico. Morgan Stanley estimó que cobrar precios más bajos podría suponer hasta 4.000 millones de euros en ingresos perdidos el año que viene.

Recuperar la confianza llevará tiempo y dinero, por ejemplo en publicidad.
Ioannis Ioannou, profesor asistente de estrategia y espíritu emprendedor en la London Business School, dijo que algo que Volkswagen podría hacer es invertir en pruebas de emisiones en colaboración con la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos.

“La recuperación no será rápida y llevará tiempo”, dijo. “Volkswagen debe prepararse para invertir mucho en esta recuperación para restaurar la confianza e integridad que necesita para sobrevivir”.

AP
Fráncfort, Alemania
Miércoles 7 de octubre de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter