El jefe de la Unidad de Culturas Populares de Conaculta en Puebla, Roberto Quintero Nava dio a conocer el encuentro de experiencias comunitarias "El Universo de la Milpa", que generará comunicación entre especialistas y productores, y jóvenes para que preserven el cultivo.

En entrevista dijo que considerando los diferentes aspectos que se aprecian alrededor de la tradición de la milpa, que no sólo es el maíz sino múltiples cultivos y que es ícono de tradiciones y rituales, heredados de la época prehispánica, es que organizaron dicho encuentro. "El objetivo es coadyuvar para generar estos vasos comunicantes entre académicos, investigadores y productores, consumidores y quienes tienen el poder de comunicarlas a fin de fortalecer y preservar esa tradición que tiene ciertos riesgos de desaparecer", acotó.

Roberto Quintero destacó que dicho encuentro se llevará a cabo del 25 al 30 del presente mes en Tehuacán, que consideran la ciudad de los indios y cuna del maíz, dos características de esa ciudad.

Detalló que habrá conferencias con temas sobre el maíz transgénico peligros y alternativas; el descubrimiento de las 110 razas de maíz criollo de la entidad poblana; pláticas de tiemperos; sobre el calendario agrícola y presentación de libros.

El representante del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conaculta) dijo que habrá talleres culinarios de cocina tradicional con recetas y los alimentos comestibles como insectos y los quelites.

También habrá otro relacionado con literatura para niños y jóvenes, así como de creatividad indígena con el fin de promover la escritura de personas indígenas, tanto en lenguas como en español. "Van a participar personas de esa región, así como de consejos de ancianos de varias poblaciones, grupos de danzantes indígenas y defensores de los derechos humanos de la región y artesanos".

Quintero Nava subrayó que habrá una muestra de la cocina tradicional alrededor de la milpa y del huitlacoche, en distintas sedes del municipio de Tehuacán como es el Complejo Cultural El Carmen en sus distintas áreas. También estará en la Universidad del Valle de Puebla campus Tehuacán, la Escuela Normal de Tehuacán y la Presidencia Auxiliar de Santa María Coapan.
Notimex
Ciudad de Puebla
Lunes 23 de noviembre de 2015.

Juzgado omite pruebas que frenarían siembra de maíz transgénico en México, denuncia ONG

Ciudad de México.- Por segunda ocasión, documentos que podrían ser determinantes para decidir el futuro de la medida de suspensión del maíz transgénico no llegaron al tribunal de apelación que lleva el caso.

El abogado René Sánchez Galindo de la Colectividad del Maíz, conjunto de organizaciones y expertos que interpusieron una demanda para detener la siembra del maíz transgénico hace dos años, señaló que varios documentos no llegaron al tribunal de apelación, instancia que deberá decidir si se rechaza la decisión previa de un Juez de dar luz verde al maíz transgénico en México.

Si bien ya se había mandado a pedir el expediente completo en una primera ocasión, a finales de septiembre, nuevamente el Juzgado incumplió en mandar la documentación. “Esa vez faltaron tomos [del expediente], ahora faltaron anexos”, explicó el abogado.

Galindo acusó que entre los documentos faltantes estaba el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró en marzo al glifosato, el plaguicida más común en el mundo, como cancerígeno.

Asimismo, “no llegó el anexo de la empresa Monsanto, donde reconoce que todas sus solicitudes de siembra de maíz transgénico van a utilizar glifosato, y tampoco llegó el estudio del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, donde reconoce que en los últimos diez años ha habido 89 casos de presencia ilícita de maíz transgénico, en terrenos de maíz nativo”, detalló.
Para solventar esta situación, la Colectividad del Maíz hizo un escrito al Magistrado del tribunal de apelación, para que éste vuelva a solicitar la documentación restante al Juzgado, que dirige el Juez Francisco Peñaloza Heras, quien antes resolvió dar luz verde al maíz transgénico, una decisión que se hubiera cumplido de no ser por la apelación de la Colectividad en agosto, forzando a que el futuro de la suspensión se resolviera en una instancia mayor, el Segundo Tribunal Unitario, a cargo del Magistrado Benjamín Soto Sánchez.

A la hora de buscar responsables por el envío reiterado de documentación incompleta, el abogado de la Colectividad insistió que estas diligencias no recaen sólo en el Juez Peñaloza Heras, sino en los funcionarios judiciales que trabajan bajo su orden.

“Es muy curioso porque habría que preguntar quién en el Juzgado integró esas copias. Ya entrando a detalle, ningún Juez se pone a sacar copias, hacer oficios, y después a integrar los expedientes. Sacan entre 100 y 150 acuerdos diarios, si es su responsabilidad supervisar, pero sería humanamente imposible revisarlo todo”, reconoció Galindo.

¿QUÉ SIGUE?

Una vez esté completa toda documentación presentada por las partes interesadas en el juzgado, el abogado explicó que ahora será este tribunal de apelación el que decidir si concede la suspensión de entregar permisos de siembra de maíz transgénico durante todo el juicio. Lo que podría tardar en resolverse hasta cinco meses.

Dado que la demanda colectiva de las organizaciones argumenta que la siembra de esta semilla atenta contra la biodiversidad del maíz, será importante que se conceda la suspensión mientras se resuelve el juicio, de lo contrario el daño sería irreversible.

“El mejor ejemplo sería un juicio a alguien que puede ser fusilado. Se pide que se suspenda el fusilamiento mientras se lleva el juicio, de lo contrario ya qué sentido tendría que se llevara a acabo”, dijo Sánchez en declaraciones previas a este medio.

En múltiples ocasiones miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad han hecho ver que la siembra de maíz transgénico contamina a las parcelas de maíz orgánico. Dado que el polen del maíz tiene la facultad de viajar varios kilómetros.

De tal suerte que las 59 especies nativas se perderían. Y las semillas campesinas pasarían a usurpar derechos de patente de grandes transnacionales.

“Esta cuestión tiene muchos niveles de impacto, uno de ellos, muy importante, es que las semillas serían controladas por un pequeño grupo de empresas como Monsanto, Syngenta y Dow Agrosciences, lo que estarían favoreciendo sus intereses económicos, más allá de buscar un interés en el bienestar de la gente”, dijo anteriormente a SinEmbargo, Sandra Laso Jácome, vocera de Greenpeace.

Asimismo, la organización ambiental Greenpeace ha advertido del daño que representa para la salud y el ambiente promover los transgénicos, ya que conllevan un uso exacerbado de plaguicidas.

En cuanto a la salud, Greenpeace advirtió: “Hemos publicado distintos documentos donde hablamos y comprobamos que el uso de estas semillas [transgénicas] no aumenta la producción de la siembra, tampoco genera una disminución en el uso de agrotóxicos. El más utilizado es el Glifosato, éste ha sido reclasificado como un probable cancerígeno, y sería el principal herbicida en este tipo de semillas”, dijo Jácome.

Sin Embargo
Ciudad de México
Juan Luis García Hernández
Viernes 30 de octubre de 2015.

Más de 60 variedades nativas de maíz en riesgo por la siembra de grano transgénico en México

El maíz transgénico eleva el riesgo de padecer cáncer, malformaciones congénitas y abortos espontáneos, por lo que su uso debe ser prohibido, afirmó el académico del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM, Emmanuel González-Ortega.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el especialista aseguró que varios investigadores están en contra de la siembra de maíz transgénico, debido a que cada vez hay más evidencia científica sobre los daños potenciales a la salud.

González-Ortega enfatizó que dicha práctica no es necesaria, pues la producción agrícola del grano nativo cubre los requerimientos de cantidad y necesidades alimenticias de la población.

El cultivo transgénico es aquel cuyo material genético se modifica, es decir, a la planta se le insertan genes procedentes de otros organismos para otorgarle características que no posee de manera natural.

En diferentes países existen productos comerciales sobre todo de maíz, algodón o soya transgénica, a los cuales se les introdujo información que les hace producir su propio pesticida o ser tolerantes a herbicidas químicos como el glifosato.

Sin embargo, no se sabe a profundidad cuáles son los efectos que producen las inserciones de transgenes en el genoma y proteoma de las plantas, aunque hay estudios que encontraron en las de maíz alteraciones en la expresión general de proteínas.

Quienes se oponen al uso de este método lo hacen por el peligro que representan las variedades transgénicas para la biodiversidad del maíz. Además, no se puede dejar de lado la parte cultural, simbólica y económica que tiene para los pueblos en México, dijo el académico.

Las más de 60 variedades nativas de ese cereal constituyen una enorme riqueza genética que servirá para cubrir las necesidades de mejoramiento genético actual y futuro, señaló González-Ortega.

Dijo que en el contexto de eventualidades como el cambio climático, las variedades adaptadas a condiciones que pueden considerarse extremas serían una reserva genética invaluable para generar híbridos tolerantes.

“No se puede permitir que en México, donde surgió y se domesticó el maíz, se destruya la herencia biocultural que representa”, consideró.

En la actualidad, González-Ortega efectúa un monitoreo e identificación de secuencias transgénicas en alimentos elaborados con maíz (tanto tradicionales como los elaborados en industrias) y en muestras de semillas colectadas en algunos estados.

El especialista invitó a campesinos y productores agrícolas a tener contacto con el laboratorio del IE a fin de analizar sus cultivos y corroborar que no existan secuencias transgénicas en sus maíces, que muchas veces son herencia ancestral.

“Encontrar transgenes en variedades nativas podría implicar riesgos a la biodiversidad, a la salud de las personas y pérdida de la soberanía alimentaria”, apuntó.

De acuerdo con el investigador, este monitoreo es importante por cuestiones nutricionales, económicas, culturales e históricas, ya que el maíz es el principal alimento de México, pues algunos datos indican que el mexicano promedio consume más de 500 gramos al día en diferentes presentaciones (tortillas, atoles o tostadas).

Además, González-Ortega dijo que el maíz en la cocina tradicional se caracteriza por estar poco procesado, en comparación con alimentos industrializados.

“Con el supuesto de que México es el país que consume más maíz, y en el caso de que exista grano transgénico en los alimentos, ello implicaría un potencial riesgo para la salud pública”, agregó González-Ortega.

Notimex
Ciudad de México
Lunes 06 de julio de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter