Cuatro de cada diez personas encarceladas en México fueron detenidas sin orden de aprehensión, mientras que alrededor del 70 por ciento sufrió agresiones físicas o psicológicas durante su arresto, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según datos de la primera Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL), de las 211 mil personas internas en prisiones federales, estatales o municipales en octubre de 2016, 21.5 por ciento fue sustraída de un lugar privado y 20 por ciento arrestada cuando iba en la calle, en ambos casos sin orden de aprehensión.

Del total de la población interna, al momento de su detención, el 75.6 por ciento sufrió violencia psicológica, principalmente fueron incomunicados, desvestidos o amenazados con el levantamiento de cargos falsos.

Mientras que 63.8 por ciento recibió algún daño físico, como golpes con puños u otros objetos (98 por ciento), descargas eléctricas (19.4 por ciento) o violencia sexual (4.5 por ciento).

El estudio, para el cual el Inegi visitó 338 centros penitenciarios en las 32 entidades federativas, revela que en 41.9 por ciento de los casos las personas fueron recluidas después de declarar que cometieron un delito.

Tras su detención, en sólo la mitad de los casos la persona fue presentada ante el Ministerio Público (MP) en menos de cuatro horas, y ya ahí, dos de cada cinco personas recibieron patadas o puñetazos, 13 por ciento descargas eléctricas, 4 por ciento quemaduras, entre otras violencias físicas.

Ante el MP, sólo el 62.6 por ciento rindió su declaración, pero de ese porcentaje prácticamente la mitad fue presionada por las autoridades para dar otra versión de los hechos, mientras que al 37.8 por ciento le dieron a leer su declaración.

Julio Santaella, presidente del Inegi, presentó la ENPOL, que fue creada a partir de la reforma al Sistema Penal e incluida en la Ley Nacional de Ejecución Penal, y adelantó que estiman que se realice cada tres años.

"Los resultados que vamos a dar a conocer a continuación nos van a dar una radiografía, como nunca se ha tenido, del sistema penal mexicano", presumió.

"Intuíamos las condiciones de precariedad de la vida penitenciaria, pero ahora por primera vez las hemos medido".

Reforma
César Martínez
Ciudad de México
Lunes 31 de julio de 2017.

El exgobernador de Veracruz, encarcelado en Guatemala, expresó su “deseo” de presentarse ante la justicia mexicana para defenderse de las acusaciones de corrupción

Nueve meses después de que huyera de México por la frontera sur, el exgobernador de Veracruz Javier Duarte regresará a México el próximo lunes en manos de la policía y con las esposas puestas. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala ha confirmado el miércoles la extradición de Duarte para el 17 de julio, aunque aún están pendientes algunos detalles como la hora de la entrega y si Duarte viajará en un avión enviado por la Cancillería. El anuncio llega una vez resuelta su extradición y tras los reclamos de Guatemala para que México se lleve cuanto antes a Duarte, a quien considera un preso de "alto riesgo".

El ministro de Gobernación de Guatemala, Francisco Rivas, alertó la semana pasada que corre peligro la vida de Duarte, contra al que podrían atentar distintos grupos criminales, confesó el ministro. "Tenerlo aquí representa un riesgo", dijo Rivas, quien pidió a México que "cumpla con su responsabilidad de venir a traerlo (buscarlo) porque es una gran responsabilidad para Guatemala: Su integridad y su vida corren peligro", insistió.

El ministro esperaba entonces que en días u horas Duarte pudiera salir del país una vez que ya había aceptado su extradición, una decisión que, finalmente, ha llegado diez días después. Paralelamente, Rivas hizo una sutil confesión que levantó la ceja de quienes ya esperan al político veracruzano para saldar cuentas, al decir que tiene información sobre corrupción "importante para México".

Entre la información que podría manejar están las relaciones de Duarte con su antiguo partido, el Revolucionario Institucional (PRI), tal y como se reveló el martes gracias a un audio difundido en las redes sociales por el entorno del actual gobernador y opositor político, Miguel Ángel Yunes. En el mismo, Duarte regaña a su extesorero, Tarek Abdalá Saad, por el retraso en el envío de 1.000 millones de pesos al PRI. El regaño de Duarte se produjo semanas antes de la elección a gobernador de 2016 y en él le recrimina a Abdalá —hoy diputado federal priista con un juicio de procedencia estancado— no haber enviado el dinero a la sede nacional del partido.

El exgobernador fue capturado el 15 de abril en la localidad guatemalteca de Panajachel y está preso desde ese día en una cárcel de máxima seguridad en la capital. Con su detención se puso fin a una sonrojante fuga para el Gobierno de Enrique Peña Nieto, fue la captura del político que mejor encarna la corrupción de los últimos años en los gobiernos estatales.

Duarte es acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita que habría cometido como gobernador de Veracruz entre 2010 y 2016. En su propio Estado también tendrá que afrontar cargos por tráfico de influencias, incumplimiento de deber legal, abuso de autoridad y peculado.

"He decidido allanarme al pedido de extradición formal de México en relación con los delitos federales, de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de delincuencia organizada, ya que no cometí tales delitos", dijo Duarte el día que aceptó su extradición. "Es mi deseo así acreditarlo ante la Federación de mi país". Un deseo que podrá cumplir a partir del lunes.

El País
Jacobo García
Ciudad de México
Viernes 14 de julio de 2017.


•    No obstante, carece de pies de cría, pues originar una estirpe aviar requiere una fuerte inversión económica, sin ganancias por más de 10 años

•    La avicultura es tan importante en la economía mexicana, que de 10 kilos de productos pecuarios, 6.3 son de carne de pollo y huevo, señaló Pilar Castañeda, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM

México es el séptimo productor de pollo de engorda en el mundo, pero es un país con dependencia genética: carece de pies de cría e importa progenitores y reproductores, señaló María del Pilar Castañeda Serrano, investigadora de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

El consumo per cápita nacional al año es de 27 kilogramos. Por su precio, esta carne es más consumida que la de cerdo y res. Es tan importante la avicultura en la economía mexicana, que de 10 kilos de productos pecuarios, 6.3 son de carne de pollo y huevo, así como de sus derivados, indicó la también coordinadora académica del Centro de Enseñanza, Investigación y Extensión en Producción Avícola (CEIEPAv) de la FMVZ en Tláhuac, Ciudad de México.

La dependencia genética es tal, que si empresas de Estados Unidos, Francia e Inglaterra decidieran no vendernos reproductores y progenitores, "quebramos como productores", alertó.

El pollo de engorda y la gallina de postura no son especies o razas, sino estirpes o líneas genéticas generadas mediante un mestizaje, y crear una estirpe del primero (Ross, Cobb o Hybro) o de la segunda (Hy-line, Babcock o Hisex Brown) implica mucha inversión de tiempo y dinero, afirmó Castañeda Serrano.

Las empresas extranjeras que crearon estas estirpes venden a los avicultores mexicanos parvadas de progenitoras, que al cruzarse generan reproductoras, que son las mamás y los papás del pollo y gallinas que conocemos.

En nuestro país grandes empresas controlan la integración vertical de la avicultura, pero sólo cuentan con los progenitores. Hasta ahí llega la avicultura mexicana, porque los dueños de las estirpes genéticas, de los pies de cría (los papás de los progenitores), son empresas extranjeras.

Y es que tener pies de cría, una estirpe aviar mexicana, requiere se mucho tiempo de mestizaje y una gran inversión económica. Para lograr un ejemplar redondeado y que produzca rápidamente carne, hay que hacer cruzas durante al menos 10 años para fijar esas características y lograr que las transmitan. “En la avicultura industrial se debe asegurar que toda la descendencia tenga la misma carga genética, y eso se logra con programas intensivos de mejoramiento genético”.

Después del manejo del mestizaje por más de una década, se podría tener un pie de cría, pero también se debe invertir en infraestructura y tecnología para “apapacharlos” y analizarlos. Se debe tener todo su genoma, hacerles cierto tipo de estudios (rayos X para determinar densidad de huesos, por ejemplo) y probar si transmiten a su descendencia las características.

En la granja de la FMVZ se podría trabajar una línea de investigación para dejar de ser dependientes genéticamente en esta área de la avicultura, pero se requiere de una inversión fuerte para sostener el proyecto por más de 10 años y lograr una estirpe hecha en la UNAM, concluyó Castañeda Serrano.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 9 de julio de 2017.


Con Calderón mataron más, se defiende el gobierno


Ciudad de México. - Enrique Peña Nieto, el jefe de Estado, suplicó: “Les pido una cosa: ayúdenme a honrar mi palabra”.

Lo escuchaban la subprocuradora de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Sandra Irene Herrerías; el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián; y el fiscal especializado en delitos cometidos contra la libertad de expresión, Ricardo Sánchez.

Era el miércoles 17 de mayo, dos días después del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, y minutos antes Peña Nieto había anunciado, junto con gobernadores en Los Pinos, un conjunto de acciones para combatir la violencia contra los periodistas, varios de los cuales exigieron justicia a gritos y a quienes se aproximó brevemente.

Relata Campa Cifrián: “Cuando terminó de dar su discurso y antes de acercarse a los periodistas, nos dijo enfáticamente: ‘Quiero honrar mi palabra. Ayúdenme. Cuentan con todo el respaldo del gobierno para que yo honre mi palabra’.”

Responsable de la política pública de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, a cargo de la Secretaría de Gobernación, Campa Cifrián niega que Peña sea omiso y permisivo con la violencia contra los informadores, pese a que desdeñó los más de 30 asesinatos que acumula en su mandato, incluido el de Miroslava Breach, y sólo reaccionó ante el de Valdez.

“Para el presidente es una prioridad que se resuelvan los casos pendientes”, afirma, “sobre todo estos últimos que son emblemáticos; y es también una prioridad que se fortalezcan las instancias de investigación y el sistema de seguridad.”

–Lo que deja ver su conducta es, por lo menos, insensibilidad…

–Yo no tengo esa impresión. El presidente sabe que se trata de uno de los retos principales de su administración.

CON CALDERÓN MATABAN MÁS

El primer mes del asesinato de Javier Valdez se cumplió entre protestas de periodistas y ante la indiferencia de Peña Nieto, quien ese día, el jueves 15, hizo una fiesta en Los Pinos para premiar a Rogerio Azcárraga, presidente del Grupo Fórmula, pero cuatro días después, el lunes 19, el diario estadounidense The New York Times detonó un escándalo por los señalamientos de espionaje de su gobierno a comunicadores, activistas anticorrupción y defensores de los derechos humanos.

No sólo eso: las propias cifras del gobierno acreditaron que mayo, cuando asesinaron a Valdez Cárdenas, ha sido el mes más violento en las más recientes dos décadas, con 2 mil 186 homicidios dolosos, una espiral de violencia que ha cobrado la vida de siete periodistas este año, incluyendo la del joven Jonathan Rodríguez Córdova, en Jalisco.

En este contexto, Campa Cifrián declaró a El Universal, también el lunes 19, que antes del gobierno de Peña Nieto los periodistas estaban peor, porque en el sexenio de Felipe Calderón mataron más.

"No es el peor momento para periodistas en México”, cabeceó el diario en apego a lo que el funcionario dijo y que generó repulsa.

Campa se sostiene: "Si la pregunta es cuál es el número de periodistas que han perdido la vida ahora o en el pasado, el problema tiene que ver con la aritmética. O sea, quien se pelea con eso, se pelea con la aritmética”.

Según las cifras de la ONG Artículo 19, con Calderón fueron asesinados 49 periodistas —ninguno de los cuales mereció ni sus condolencias— y van 34 con Peña, aunque la cifra del Mecanismo de Protección que encabeza Campa es superior en el caso del actual sexenio: 37.

"Ahí están las cifras de Artículo 19, están las cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y están las cifras nuestras, que son más altas, porque nosotros no podíamos sacar a una persona suponiendo que el homicidio no tuvo que ver con libertad de expresión”.

Por eso, insiste en que con Peña ha habido menos asesinatos de periodistas: "Son menos de los que perdieron la vida en los primeros cuatro años de la administración de Calderón. Son más que los que perdieron la vida en los primeros cuatro años de Vicente Fox, pero sólo en el último año de éste, 2006, diez fueron privados de la vida. Esas son las cifras. Ahí están los números y dos más dos son cuatro”.

YO NO USO ESPIONAJE

Subsecretario de la entidad que tiene a su cargo la facultad de ejercer el espionaje desde el gobierno —el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, aunque también la hacen la PGR y las secretarías de Defensa y Marina—, Campa niega que él tenga conocimiento de información obtenida ilegalmente, sobre todo de periodistas y defensores de los derechos humanos a los que protege.

"Tengo comunicación con prácticamente todas las organizaciones de defensores que han manifestado su rechazo al espionaje. Trabajo todos los días con el Pro, con Tlachinollan, con Serapaz, y la única indicación que he recibido y el único esfuerzo de todos los días es para empujar y avanzar con ellos sus asuntos. Nunca he tenido información que se pueda obtener o que haya sido posible que se obtenga mediante espionaje. Confío en que van a avanzar las investigaciones y lo que el gobierno federal ha dicho es que no tiene ninguna responsabilidad en estas cuestiones.”

—¿Usted es la mano suave, el rostro amable del gobierno que espía, que golpea, por ejemplo por la vía de la publicidad oficial?

—Pues sí, mi responsabilidad puede estar vinculada con la cara amable, pero soy responsable de la interlocución con ellos en los casos más emblemáticos que tiene esta administración, como Ayotzinapa, Nochixtlán, Atenco. Pero a mí jamás me han puesto en la mesa información que me permita tener una posición de ventaja en un proceso de negociación con ellos. ¡Nunca, en ningún momento, nunca!

Campa admite que hay una agenda pendiente para garantizar que se cumpla con los estándares en materia de libertad de expresión, que involucra las condiciones laborales en los medios. "Y tenemos que garantizar también que los periodistas puedan hacer su tarea sin obstrucciones, sin espionajes”.

Campa reitera que Peña Nieto sí quiere justicia y seguridad para los periodistas y por eso comprometió su palabra ante "una situación terrible, como lo hemos reconocido y aceptado de manera reiterada”, sobre todo para capturar a los asesinos.

Y levanta la voz: "¡Estamos empeñados para que no haya un solo caso más! ¡Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para eficientar las tareas, para mandar una señal de que no habrá impunidad! ¡Confiamos en que se dé con los responsables muy pronto!”

Proceso
Álvaro Delgado
Reportaje Especial
Ciudad de México
Domingo 25 de junio de 2017.


La diputada del PAN Brenda Velázquez presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una denuncia por el supuesto espionaje a periodistas, activistas y políticos de oposición.

La presidenta de la Comisión de Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación acusó que la utilización del sistema "Pegasus", para infectar los teléfonos inteligentes de los afectados, violentan la libertad de expresión y el derecho a la privacidad.

Velázquez informó que argumentó la violación del artículo 11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; y el 16 de la Constitución de México.

"Por la gravedad y urgencia, pedimos a la CIDH solicite al Estado Mexicano que adopte medidas cautelares para prevenir actos de espionaje a periodistas, activistas y políticos de Oposición", señaló.

"De igual forma, pedimos a la CIDH que realice una visita de alto nivel a México, con el fin de constatar los hechos denunciados y de ser procedente, se designe Relatoría Especial".

Indicó que también solicitó al órgano internacional un pronunciamiento en el que se exija al gobierno mexicano que se abstenga de utilizar el espionaje en contra de los ciudadanos.

Ayer, la diputada Velázquez presentó también una denuncia ante la Procuraduría General de la República contra quien resulte responsable por el uso ilegal del malware "Pegasus", luego de que ha sido utilizado en al menos 76 ocasiones para espiar a periodistas, activistas y políticos.

"Exigimos que se realice una investigación exhaustiva y se castigue a los servidores públicos involucrados en estos ataques a la libertad de expresión y a la privacidad de los periodistas", citó el miércoles tras presentar la denuncia.

Señaló que para el PAN tales acciones de espionaje son una táctica añeja del priismo y son un retroceso a la democracia mexicana.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 22 de junio de 2017.


Mayo pasado fue el mes más violento de que se tenga registro.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que en mayo se iniciaron 2 mil 186 carpetas de investigación por homicidio doloso.

Es la cifra mensual más alta por lo menos desde 1997, cuando el SESNSP comenzó a sistematizar las estadísticas delictivas a nivel nacional.

Ni siquiera durante el pico más alto de violencia de la llamada guerra contra el narcotráfico, México llegó a una cifra similar.

Hasta antes de mayo de 2017, el récord de violencia lo tenía mayo de 2011, durante el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón, con 2 mil 131 homicidios.

El tercer mes con más casos de que se tenga registro en el País es junio de 2011, con 2 mil 38, seguido de marzo de este año, con 2 mil 21.

Con los casos de mayo reportados por las Procuradurías y Fiscalías estatales, el País llegó a 9 mil 916 asesinatos en los primeros cinco meses del año.

Esta cifra es 29.4 por ciento mayor a la registrada en el mismo periodo del año pasado, que sumó 7 mil 658, y la más alta para un periodo idéntico de que se tenga registro.

De mantenerse los niveles de violencia registrados en los primeros cinco meses, 2017 se podría convertir en el año con más asesinatos de las últimas dos décadas.
Sube homicidio en 17 estados
Durante mayo, el homicidio doloso subió en 17 entidades federativas en comparación con el mes previo.

Entre los estados donde incrementó ese delito están Chihuahua, que pasó de 100 en abril a 140 en mayo; Colima, que pasó de 33 a 52; y Ciudad de México, de 91 a 103 casos.

También Guerrero, de 189 a 216; Nuevo León, de 54 a 75; San Luis Potosí, de 24 a 44; Tamaulipas, de 45 a 72; y Veracruz, de 116 a 137 asesinatos.

La ola de violencia arreció en julio del año pasado y no ha parado, pese al despliegue de fuerzas federales en distintos estados y la implementación de varias estrategias.

El 30 de agosto de 2016, ante el incremento de ese delito en los meses previos, el Presidente Enrique Peña Nieto anunció una estrategia especial para acotar la violencia.

En el marco del Consejo Nacional de Seguridad Pública, instruyó la puesta en marcha de un plan en los 50 municipios del País que concentran el 42 por ciento de los homicidios.

Sin que se detallara su contenido, se puso en marcha una estrategia con dos componentes generales: prevención del delito y contención criminal con fuerzas de seguridad.

A principios de 2017, la Secretaría de Gobernación lanzó otra estrategia en los 50 "Municipios de Atención Prioritaria con Perspectiva de Prevención" (MAPPP).

A diferencia de la primera lista de 50 municipios, que sólo contempló las localidades con más homicidios, este plan tomó en cuenta dos criterios adicionales: rezago social y desigualdad económica.

También sube el secuestro

El secuestro en México también va al alza.

Los datos del SESNSP indican que durante mayo se iniciaron 100 carpetas de investigación por ese delito, en el fuero común, cifra 8 por ciento mayor a la de abril, que sumó 92.

Durante los primeros cinco meses de 2017, en el País se iniciaron 484 indagatorias por secuestro en las Procuradurías y Fiscalías estatales.

Sin tomar en cuenta las carpetas de investigación abiertas por la PGR, esta cifra es 12.8 por ciento mayor a la reportada por el SESNSP en el mismo periodo de 2016.

Reforma
Antonio Baranda
Ciudad de México
Miércoles 21 de junio de 2017.


Tras el asesinato de Javier Valdez, el presidente de México Enrique Peña Nieto celebró una reunión pública con gobernadores para acordar acciones que garanticen la seguridad de los comunicadores.

Este jueves, un reportero interrumpió un evento público del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto para exhibir una pancarta en la que le reclama por los asesinatos de periodistas, al cumplirse un mes de que el comunicador Javier Valdez fue ultimado a balazos.

"Basta de sangre. Rectifique presidente. #Niunomás", se leía en una pequeña manta exhibida por el reportero Álvaro Delgado, del semanario Proceso y quien desde la zona de periodistas se puso de pie interrumpiendo por momentos un discurso de Peña Nieto.

"Déjenlo señores (...) del estado mayor (guardias presidenciales) que exponga su manta. Estamos hablando de espacios plurales y de libertad de expresión", dijo Peña Nieto cuando, al menos cuatro oficiales vestidos de civil se acercaron a Delgado y con su cuerpo intentaban tapar la manta.

Delgado se puso de pie para protagonizar esta inédita protesta cuando Peña Nieto hablaba ante empresarios de medios de comunicación sobre el compromiso de su gobierno con la libertad de expresión.

"Mi protesta, ante el presidente Peña Nieto, fue respetuosa, en ejercicio de la libertad de expresión que él mismo dice garantizar", escribió Delgado en Twitter.

El gremio periodístico mexicano recuerda este jueves con protestas y manifestaciones a Javier Valdez, un periodista especializado en asuntos de narcotráfico reconocido internacionalmente y que fue asesinado a balazos hace un mes en su natal Culiacán, en el estado de Sinaloa, en el noroeste de México.

Valdez escribía y era fundador del semanario Ríodoce de Culiacán, corresponsal del diario Proceso y colaboraba con la AFP desde hacía una década.

Hasta el momento, las autoridades no han informado de avance alguno para dar con los responsables de este crimen que ha impactado al gremio periodístico mexicano como no se había visto en tres décadas, pese a que desde 2000 cuentan a más de un centenar de colegas asesinados.

Tras el asesinato de Valdez, Peña Nieto celebró una reunión pública con gobernadores para acordar acciones que garanticen la seguridad de los comunicadores.

En ese evento, cuando se guardó un minuto de silencio en memoria de Valdez, desde la zona de prensa se escucharon algunos gritos para reclamar justicia.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo.

AFP
El Espectador
Ciudad de México
Viernes 16 de junio de 2017.


La Canciller alemana Angela Merkel abordó con el Presidente Enrique Peña la libertad de expresión y los derechos humanos en México.

“Hablamos de los derechos humanos y de las necesidades de la libertad de prensa”, dijo en un mensaje a medios.

Asimismo, expresó su preocupación por las desapariciones en México.

“Es importante que se castigue y se encuentren a los culpables, es de importancia vital”, señaló.

Para Merkel, la relación bilateral entre México y Alemania se encuentran en un momento positivo.

El Presidente Enrique Peña Nieto reafirmó su compromiso común en temas como la democracia, la protección del medio ambiente, el libre comercio y los derechos humanos.

“Compartí con la Canciller que su visita ocurre en un momento crucial para el mundo, donde es importante defender los valores que compartimos, la democracia, el libre comercio, la protección del medio ambiente y derechos humanos”, expresó el Mandatario federal.

Peña subrayó que Alemania es el mayor socio comercial de México en la Unión Europea, con inversiones de alrededor de 18 mil millones de dólares.

México, abundó, tiene cerca de mil 900 empresas alemanas, las cuales generan 120 mil empleos.

Reforma
Associated Press
Ciudad de México
Sábado 10 de junio de 2017.


Los barones del azúcar de Florida, Alfonso y José Fanjul, contribuyeron para los festejos de la toma de posesión de Donald Trump con una aportación de medio millón de dólares, posiblemente con la expectativa de que a cambio no solo les tocara ver una gran ceremonia.

Encabezados por los Fanjul, los mayores productores y refinerías de azúcar estadounidenses se mostraron ansiosos por que la nueva administración se ocupara de un asunto que el gobierno de Obama dejó pendiente: un acuerdo para controlar las importaciones de azúcar desde México.

No están solos: la industria en ambos lados de la frontera está a la expectativa de lo que suceda, pues la forma en que se den las negociaciones azucareras será un indicador de cómo podrían desenvolverse las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“En México, todos están pendientes del acuerdo con respecto al azúcar porque es un indicador de la forma en que se manejará todo lo demás”, declaró Juan Cortina Gallardo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Azúcar de México, que representa a las refinerías. “Es un asunto político delicado”.

Los “acuerdos de suspensión” que regulan el ingreso de azúcar mexicana a Estados Unidos desde 2014 terminaron el lunes 5 de junio. El secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, afirmó que “no hay ultimátum en este proceso” para un nuevo pacto. Sin embargo, el lunes la agencia Reuters dio a conocer que ambos países habían llegado a un acuerdo y planean hacerlo oficial este martes.

La industria azucarera ha sido el centro de los problemas comerciales más polémicos entre México y Estados Unidos desde que el TLCAN se negoció a principios de la década de los noventa.

El hecho de que exista un forcejeo tan prolongado por un solo producto provoca inquietud, pues las renegociaciones del tratado norteamericano podrían estancarse muy rápido si el gobierno de Trump decide abrir varios frentes para volver a redactar el acuerdo. Las charlas con México y Canadá podrían comenzar en agosto y el gobierno de Estados Unidos ha revelado muy poco sobre lo que espera lograr.

Cualquier cosa que la industria azucarera estadounidense logre exprimir de las negociaciones tendrá efectos más allá de los campos de caña de azúcar de Florida y en el sureste de México. Las ramificaciones de la historia del azúcar dan una idea de lo complejo que puede ser el tejido del comercio internacional.

Wilbur Ross, el secretario de Comercio estadounidense, está a cargo de encontrar un arreglo que acepten los negociadores mexicanos en materia azucarera; de lo contrario, podría desatarse una guerra comercial.

Ross y su esposa, Hilary Geary Ross, sostienen una relación social desde hace tiempo con José Fanjul, a quien llaman Pepe, y su esposa, Emilia. Pero en su transición de inversionista multimillonario a servidor público, hasta ahora Ross ha prestado oídos a todos los bandos, como el de aquellos con un interés en las negociaciones sobre la industria azucarera.

La administración Obama “pateó la bolita un poco lejos para no tomar la decisión” sobre las importaciones de azúcar desde México, opinó Paul Farmer, presidente de la empresa CSC Sugar en New Canaan, Connecticut, que compra azúcar a México para producirla en forma líquida y competir con las grandes refinerías.

Ahora, Farmer dice haberse topado con “una actitud totalmente distinta para escuchar y querer entender” qué es lo que está en juego durante las negociaciones.

La industria azucarera estadounidense ha gozado de protección durante mucho tiempo gracias a una garantía de precio que se mantiene mediante límites a la importación y otros mecanismos.

Cuando el TLCAN entró en vigor en 1994, la industria obtuvo un tratamiento especial, pues se limitaron las importaciones de azúcar de México durante catorce años.

En 2008, México se convirtió en el único país del mundo con acceso ilimitado al mercado estadounidense de azúcar. Pero cuando las exportaciones de México se dispararon en 2013 tras una cosecha abundante, los productores estadounidenses devolvieron el golpe con demandas por prácticas comerciales injustas. El Departamento de Comercio estuvo de acuerdo y se preparó para gravar derechos sobre el azúcar de México.

Para evitar esos derechos, el gobierno mexicano y las refinerías azucareras mexicanas aceptaron que se impusieran límites a las exportaciones hacia Estados Unidos, así como un precio mínimo, mediante dos acuerdos suscritos a finales de 2014.

Sin embargo, las empresas azucareras estadounidenses no tardaron en quejarse de que esos acuerdos no tenían fuerza suficiente para protegerlas y el Departamento de Comercio les dio la razón en diciembre del año pasado con una sentencia preliminar.

Sin embargo, el secretario Guajardo sugirió a Reuters que el nuevo pacto prevé que siga habiendo acceso de azúcar mexicana a Estados Unidos sin el pago de aranceles.

Eso difícilmente apaciguará el descontento de los productores estadounidenses.

“Nuestra industria sufre muchísimo”, aseveró Phillip Hayes, un vocero de la American Sugar Alliance, que representa a refinerías y productores de azúcar, como Florida Crystals, de los hermanos Fanjul.

“Una refinería necesita azúcar como materia prima para poder operar”, argumentó. “México ha enviado demasiada azúcar refinada y ha dejado a las refinerías casi sin azúcar cruda”.

Los funcionarios mexicanos también enfrentan presión política porque se espera que hagan declaraciones firmes.

“Si eres México y cedes en la cuestión del azúcar, ¿qué dice eso sobre lo que vas a hacer en las negociaciones del TLCAN?”, cuestionó Andrew I. Rudman, exfuncionario comercial de Estados Unidos y actual ejecutivo de ManattJones Global Strategies, una consultora comercial y de inversiones.

La caña de azúcar mexicana se produce gracias a 190.000 pequeños agricultores de las regiones más pobres de México y, en época de cosecha, esta tarea tan desgastante requiere 450.000 trabajadores, por lo que la industria representa una poderosa fuerza política.

Sobre las negociaciones pesa la amenaza de que México podría tomar represalias contra las exportaciones de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa de Estados Unidos, que se utiliza como sustituto del azúcar.

El sindicato mexicano de agricultores de caña de azúcar publicó el viernes un anuncio en uno de los principales periódicos de México en el que acusó a Estados Unidos de competencia desleal con la fructosa y advirtió al gobierno mexicano que no ceda ante los “intereses y mandatos” de los productores estadounidenses.

Ya se elabora una demanda por competencia desleal con la fructosa.

“Si las refinerías acusan a México, la medida lógica es acusar a la industria de la fructosa”, indicó Enrique Bojórquez, fundador de Sucroliq, una productora mexicana de azúcar líquida.

El gobierno mexicano bloqueó este tipo de demandas en el pasado, señaló Bojórquez, porque intentaba mantener el acuerdo con Estados Unidos. “Pero no estoy de acuerdo en que no nos defendamos si las empresas estadounidenses están causando daño en México”, concluyó.

La posibilidad de una guerra comercial no es una amenaza hueca para los productores de jarabe de maíz, que han vendido más de 3 mil millones de dólares del edulcorante a México en los últimos cinco años. México dejó de adquirir jarabe de maíz en la década de 1990 por una controversia anterior.

“Si se trata de intercambiar amenazas, son muy capaces”, corroboró John Bode, presidente de la Asociación de Refinerías de Maíz.

The New York Times
Elisabeth Malkin
Ciudad de México
Miércoles 7 de junio de 2017.


Un mexicano que vive en una zona urbana requiere de 94.06 pesos para alimento, vivienda, transporte, vestido, salud, comunicación, artículos de esparcimiento, educación, cultura y recreación, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), organismo que depende del sector público.

Con 2 mil 822 pesos mensuales o 94 pesos diarios, se alcanzaría la línea de bienestar, si se consideran los precios de los alimentos, bebidas, bienes y servicios al mes de abril del 2017.

En los últimos días la Confederación Patronal, el gobierno capitalino y la Secretaría del Trabajo, entre otros organismos empresariales, aseguraron que se buscará incrementar el salario mínimo general de 80.04 a más de 90 pesos a fin de que los trabajadores logren alcanzar el bienestar.

Dentro de las consideraciones de la Coneval está el que solamente se debe gastar 7.7 pesos diarios de transporte, es decir 231 pesos al mes.

En educación, cultura y recreación la Coneval calculó que una persona que vive en zona urbana requerirá 278 pesos mensuales; para vivienda y servicios de conservación 205.99 pesos.

En vestido, calzado y accesorio 178 pesos al mes, 75.73 pesos en cuidados personales, 75 pesos en limpieza y cuidados de la casa, 186 pesos en cuidado de la salud.

Pero, si solamente se considera la "canasta alimentaria" o la línea de bienestar alimentaria, la cifra baja a 46 pesos, pero se incluyen al día pequeñas porciones de comida: 155 gramos de tortillas de maíz; 5.6 gramos de pasta para sopa; 26 gramos de pan blanco, 34 gramos de pan de dulce y 5.6 gramos de pan para sándwich.

Además de 9.2 gramos de arroz, 3.6 gramos de cereales, y una mezcla de 35 gramos de carnes de res y ternera, 20.3 gramos de costilla y chuleta, 36.1 gramos de pollo y 3.4 gramos de pescado.

Así como beber un vaso de leche de 200 mililitros, comer 4.8 gramos de queso fresco, 6.7 gramos de yogurt, 33.4 gramos de huevos.

Así como porciones que van de 26 a 60 gramos de cebolla, jitomate, limón, manzana, naranja y plátano, pero no incluye alimentos de gran consumo como aguacate.

De bebidas se incluyeron 411 mililitros de agua embotellada, 169 mililitros de refresco y 56 mililitros de jugos envasados, y 8.7 gramos de pollo rostizado, entre otras cosas.

En total se estima que una persona necesita mil 400.27 pesos al mes para alimentarse dignamente.

El Universal
Ciudad de México
Jueves 1 de junio de 2017.

Página 1 de 11

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter