La joven colabora en un albergue para personas que no tienen hogar, quienes están expuestos al virus y no cuentan con atención médica
 

La pandemia por COVID-19, que ha afectado a millones de personas en el mundo, ha permitido sacar lo mejor de uno mismo y sumarse a redes de apoyo en favor de los más necesitados. Una muestra es la labor de Gabriela Itzel Aldama Castillo, egresada de la Licenciatura en Medicina de la BUAP, quien colabora en la Berliner Stadtmission, una asociación independiente en Berlín, Alemania, la cual tiene un programa de apoyo a indigentes con COVID-19 o que requieran estar en cuarentena.

La joven de 27 años, quien durante seis meses estuvo como voluntaria en ese albergue al cual llegó en mayo del 2020, hoy ha sido contratada y continúa con esta labor de atender a personas que no tienen un hogar, viven en las calles, sin atención médica y se encuentran expuestas al virus.

Explicó que la estación de cuarentena en la que se encuentra es de tipo hogar, cuentan con un equipo médico y social que se encarga de cubrir las necesidades de las personas que llegan. Sin embargo, no son un hospital y no brindan atención a gente con complicaciones o en estado grave, en esos casos se llama a una ambulancia y los pacientes son dirigidos a una unidad hospitalaria, y una vez que su estado mejora regresan al albergue.

Una parte importante del trabajo que allí se realiza consiste en asegurar que la gente que llega tenga un lugar donde vivir durante los días que necesita estar en cuarentena, con todo lo necesario, como comida y atención médica.

“Todos los días los revisamos, ya que a pesar de que sabemos que están estables, algunos son hipertensos o diabéticos y no lo saben, por lo que tratamos de conocerlos e informarles acerca de su estado de salud, también les hacemos curaciones de heridas en caso de que lo necesiten”.

Gran parte de las y los pacientes que atienden son asintomáticos, por lo que les hacen un estudio de PCR para confirmar su estado y luego dirigirlos a su estación, en donde cuentan con el equipo de protección necesaria para atenderlos.

“También hemos tenido algunos casos de personas sintomáticas, a quienes valoramos para determinar si requieren de manejo hospitalario o si se les brinda una atención ambulatoria. Desgraciadamente es una población que está afectada por muchas otras enfermedades, algunas de las cuales no tienen conocimiento, lo que en ocasiones complica identificar la diferencia entre síntomas de COVID-19, de los de un fumador crónico, o los provocados por una abstinencia por alcohol o drogas”.

Explicó que la parte de la atención social también es muy importante, por lo que les brindan a sus huéspedes la oportunidad de recibir consejería, “a muchas de las personas no sólo les falta una casa para vivir, sino que a veces necesitan compañía, comprensión, alguien que los escuche”.  

Uno de los retos a los que se ha enfrentado es el idioma, debido a que reciben muchos pacientes de países del Este, como Polonia, Rusia, Checoslovaquia, entre otros, por lo que no hablan alemán, lo cual es una de las causas que complican su integración con la sociedad y en muchos casos eso los ha obligado a vivir en las calles.

La joven expresó que a nivel personal una de las mayores satisfacciones que ha tenido es formar parte de esta red solidaria: “Nunca había conocido un lugar en el que se respirara tanto cariño, tengo un equipo en el que todos trabajamos muy bien, entre compañeros todos nos ayudamos, es un ambiente de apoyo, de amor, que te incita mucho a transmitirlo de igual forma a las y los pacientes”.

Gabriela llegó a Berlín con el objetivo de mejorar su alemán, pero al poco tiempo comenzaron las medidas de restricción sanitaria por la pandemia de COVID-19, por lo que se inscribió a una página en línea que concentraba a gente con conocimientos en Medicina, para apoyar en los lugares en los que se requería. Así fue como llegó a la Berliner Stadtmission.

“Me siento muy afortunada, esta experiencia me ha permitido tener un panorama mucho más amplio de la labor que puede hacer un médico, que va más allá de un hospital, ya que también puede apoyar a las personas de diferentes maneras”, expresó Gabriela, quien dijo sentirse orgullosa de ser egresada de la BUAP, universidad que la formó y le brindó las bases para desempeñarse como profesionista.

Puebl@Media
Puebla, México
Lunes 18 de enero 2021.


Forma parte del grupo de estudiantes que participan en el servicio de drive-thru para la realización de pruebas gratuitas a la población


En julio del 2019, Adriana Karime Rocha Villegas, estudiante de la Licenciatura en Medicina de la BUAP, comenzó su internado rotatorio en el United Memorial Medical Center on Tidwell, en Houston, Texas, centro que desde el 19 de marzo pasado instaló el primer servicio de drive-thru en la ciudad para realizar pruebas gratuitas de COVID-19 a la población.

La universitaria dio a conocer que, gracias a la invitación de su profesor, el doctor Joseph Varon, jefe del Servicio de Cuidados Críticos del hospital, tuvo la oportunidad, junto con compañeros del internado, de participar en esta labor, a través de la cual se han hecho más de 30 mil pruebas.

Adriana Rocha se ha encargado de realizar los screening, registros y tests que les hacen a los pacientes para determinar si son portadores o no del virus.

Esta iniciativa ha tenido un gran impacto, ya que además de llevarla a cabo en el United Memorial Medical Center on Tidwell, también han aplicado estas pruebas en distintas zonas de la ciudad y, recientemente a mexicanos e hispanos residentes en Houston, gracias a la colaboración del Consulado General de México en esa ciudad norteamericana.

“Desde que comenzamos con este servicio hemos tenido la oportunidad de atender a un gran número de personas y para mí es muy importante apoyar a mi gente, a los mexicanos que se encuentran en este país por diferentes razones”, expresó.

Como parte de su internado en este hospital, Adriana también ha tenido la oportunidad de colaborar en el área especializada para pacientes con COVID-19, así como trabajar en el seguimiento de aquellos que no han requerido de hospitalización, pero que son monitoreados constantemente.

Aunado a esta labor, la estudiante de la Licenciatura en Medicina de la BUAP informó que comenzó una capacitación impartida por la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA, por sus siglas en inglés), al igual que sus compañeros, con respecto a la aplicación del protocolo de la prueba DAS 181, un tratamiento respiratorio para los pacientes.

Pese a las largas jornadas de trabajo y estudio, así como las pocas horas de sueño, Adriana ha demostrado su compromiso y pasión por seguir aprendiendo, actualmente es la chief student de su programa, por lo que está a cargo de su grupo dentro del internado y es la mano derecha del reconocido doctor Varon.

A pesar de la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial, la joven de 25 años extendió su estancia del internado tres meses más, debido a su gran interés por continuar aprendiendo y tener la oportunidad de apoyar a las personas desde su área profesional.

“Me siento muy agradecida con la BUAP por brindarme los conocimientos y herramientas necesarias para desempeñarme bien durante este internado, así también con todas las personas del United Memorial Medical Center con quienes tengo la posibilidad de trabajar, como los doctores Varon y Syed M. Mohiuddin, dueño del hospital, quienes junto con otros impulsaron la apertura del servicio de drive-thru para la detección de coronavirus en el nosocomio.

Internado Rotatorio Internacional

Adriana Rocha es una de los 82 estudiantes que se han sumado al programa de Internado Rotatorio Internacional, ofertado por la Dirección General de Desarrollo Internacional de la BUAP y que desde el 2018 ha brindado a alumnos de la Licenciatura en Medicina la oportunidad de realizar prácticas hospitalarias en el extranjero, en las áreas troncales de Pediatría, Medicina Interna, Cirugía, Urgencias, Ginecología y Obstetricia.

Desde el inicio del programa los estudiantes han llevado a cabo sus prácticas clínicas en sedes como la Universidad del Valle (Cali, Colombia), la Universidad Miguel Hernández Elche (Alicante, España), así como la Fundación Universitaria Sanitas (Bogotá, Colombia), la Ludwig-Maximilians-Universität (München, Alemania), la Università degli studi di Pavia (Pavia, Italia), y el Dorrington Medical Associates, PA. (Houston, Estados Unidos), entre otros.

Para el periodo de otoño 2020, 21 estudiantes se inscribieron para realizar sus internados rotatorios internacionales dentro de este programa, el cual desde su inicio también ha permitido que estudiantes de Medicina de universidades socias realicen rotaciones clínicas en el Hospital Universitario de Puebla.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 17 de junio de 2020.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Síguenos en Twitter