•    ¿Cómo terminó el peligroso cargamento en el puerto de la capital, y por qué las autoridades lo descuidaron durante tantos años?

La potente explosión que devastó Beirut se originó en una bodega donde estaban almacenadas cerca de 2.700 toneladas de nitrato de amonio, según anunció el ministro del Interior libanés, Mohammed Fahmi.

El cargamento de ese fertilizante altamente explosivo fue confiscado a un barco extranjero hace años y almacenado en el puerto de la capital del Líbano. Por lo tanto, las autoridades del país mantienen bajo arresto domiciliario temporal a funcionarios del puerto de Beirut, directamente relacionados con el almacenamiento del nitrato de amonio "de forma insegura" durante varios años.

Pero, ¿cómo terminó este cargamento en el puerto de la capital libanesa?

La historia del barco

El cargamento de nitrato de amonio fue confiscado al buque arrestado MV Rhosus, ha confirmado el Consejo Supremo de Defensa del Líbano. El barco ingresó al puerto de Beirut en septiembre de 2013 debido a dificultades técnicas y finalmente se le prohibió continuar su viaje.

Según el portal MarineTraffic, el MV Rhosus fue construido en 1986 y ha pasado por varios propietarios. Su historia reciente comenzó en 2012 cuando fue comprado por Teto Shipping, una empresa registrada en las Islas Marshall y propiedad de Ígor Grechushkin, un empresario de origen ruso que reside en Chipre, casi un año antes de que fuera incautado por las autoridades portuarias libanesas. La empresa se formó ese mismo año y el buque parece haber sido su única embarcación.

El barco navegaba bajo la bandera de Moldavia y su tripulación estaba compuesta principalmente por ciudadanos ucranianos y rusos. Los mensajes que dejaron en foros en ruso que se remontan a 2012 pintan una imagen de las condiciones de trabajo de pesadilla desde el momento en que aceptaron el empleo.

Instalaciones en un estado pésimo, así como salarios extremadamente bajos y atrasados, se mencionan constantemente en los mensajes, que en su mayoría sirvieron como advertencia para los marineros que estaban considerando contratos con la misma compañía.

"Aquellos que trabajaron [en el MV Rhosus] deberían recibir títulos de 'héroes'", escribió un marinero en un mensaje obtenido por el canal de noticias Baza, en Telegram. "El barco no tiene cámara de refrigeración para almacenar alimentos e incluso la cabina del capitán no tiene comodidades sanitarias", reza el mensaje.

"Una amarga experiencia de navegación"

RT se ha puesto en contacto con un exempleado de Teto Shipping, que prestó servicios a bordo del desafortunado barco, y su relato parece respaldar las denuncias de los tripulantes. Semión Nikolenko, quien fue contratado como ingeniero electrónico para la tripulación del MV Rhosus en 2012, cuenta que tanto la embarcación como la dirección de la empresa "no eran buenas".

"Fue mi primer contrato, mi primera experiencia [navegando], y resultó amarga", afirmó a RT el marinero, que ahora vive en Crimea. El propietario del barco era un hombre "astuto" que no cumplió sus promesas, recordó Nikolenko.

Aún más alarmante, la nave tenía muchos problemas técnicos, incluido el mal funcionamiento de los radares y problemas con su motor principal. La historia de Nikolenko sugiere que Grechushkin no podría haberse preocupado menos por los problemas, ya que solo financió las reparaciones cuando las autoridades portuarias registraban las deficiencias del barco.

"Hubo frecuentes inspecciones en los puertos europeos, constantes reprimendas, detenciones", señaló el exempleado de Teto Shipping.

Nikolenko admitió que la empresa a menudo buscaba resolver cualquier problema con las autoridades portuarias a través de sobornos en lugar de rectificar las deficiencias. Poco antes de llegar a Beirut, el barco había estado confiscado durante dos semanas en Sevilla (España), donde las autoridades portuarias obligaron a la empresa a instalar un generador de respaldo, ya que solo una de las unidades de energía del barco estaba operativa, recordó el marinero.

El hombre, que estuvo más de siete meses en el barco, dejó el trabajo justo antes del desafortunado periplo del MV Rhosus que terminó en el puerto de Beirut.

Viaje sin salida

En 2013, el buque recogió 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto georgiano de Batumi para llevarlo Mozambique, pero nunca llegó a destino debido a problemas técnicos. Luego de una inspección por parte del Control del Estado del Puerto, una rama de la Organización Marítima Internacional (OMI), se le prohibió salir del puerto de Beirut.

En ese momento, la tripulación ya se había reducido al mínimo, debido a la naturaleza "peligrosa" de la carga a bordo, señaló Nikolenko.

Un resumen legal de 2015 realizado por el bufete de abogados libanés Baroudi & Associates sugiere que el barco fue prácticamente abandonado tanto por su propietario, que declaró rápidamente a su empresa en quiebra, como por los propietarios de la carga.

El capitán de la nave, Borís Prokóshev y otros cuatro miembros de la tripulación fueron detenidos en Beirut y tuvieron que pasar 11 meses allí antes de que se les permitiera regresar a casa. Prokóshev presentó una denuncia contra el propietario del buque en 2014, en la que aseguró que los marineros se habían quedado sin salario y comida.

Beirut mantiene a funcionarios portuarios bajo arresto domiciliario mientras investiga las explosiones
Según el capitán, el barco fue retenido por los libaneses por no pagar la tasa portuaria. Sin embargo, cree que fue una medida poco aconsejable. "No sirvió de nada confiscar esta nave. Deberían haberse deshecho de ella lo antes posible", aseveró Prokóshev al portal Sibreal.org, y agregó que Beirut también podría haber eliminado de manera segura la carga peligrosa. "Si nadie reclama el cargamento, entonces no le pertenece a nadie", aseveró Prokóshev.

De acuerdo con Baroudi & Associates, la carga peligrosa del barco se trasladó a una instalación de almacenamiento en el puerto, donde aparentemente permaneció todos estos años. En cuanto al destino del barco, que fue registrado por última vez por el rastreador de Marinetraffic en el puerto de Beirut cerca del epicentro de la explosión, podría haberse hundido mucho antes de que el lugar fuera devastado por la explosión.

"Tenía un pequeño agujero en el casco. Tuvimos que bombear agua en algunas oportunidades. Sin la tripulación, no había nadie que lo hiciera", indicó el capitán.

Violaciones por parte de las autoridades portuarias

La carga del barco siguió siendo una preocupación para las autoridades libanesas durante todos estos años. Los funcionarios de seguridad estaban al tanto del peligro que representaba el nitrato de amonio y exigieron que las autoridades portuarias lo retiraran meses antes del desastre, según han afirmado medios locales. Pero las supuestas imágenes del sitio de almacenamiento compartidas en las redes sociales aparentemente muestran grandes bolsas llenas de toneladas de fertilizante apiladas en un almacén de aspecto endeble.

Según informes no oficiales, alguien decidió almacenar fuegos artificiales junto a la bodega donde se guardaba el fertilizante, y durante un trabajo de soldadura en la puerta del lugar ocurrió la explosión masiva de nitrato de amonio. Sin embargo, el Gobierno libanés ha descartado esa versión y ha prometido revelar los resultados de su investigación dentro de "cinco días".

Reuters
Líbano, Beirut
Jueves 6 de agosto de 2020.


Las autoridades no han confirmado el motivo de la deflagración en la capital libanesa


Al menos 70 personas han muerto y 3.700 han resultado heridas tras una potente explosión que ha sacudido este martes Beirut, sobre la que se ha elevado una gran columna de humo de color rojizo, que se ha originado en un almacén de explosivos del puerto de la capital libanesa, según ha anunciado el Ministerio de Sanidad libanés. La explosión ha generado una enorme onda expansiva, que se ha podido sentir en toda la capital y a varios kilómetros de distancia. Las autoridades aún no han confirmado la causa de la explosión. El Ejército ha sido desplegado en Beirut para trabajar en las labores de rescate.

El incidente se ha producido cuando faltan menos de 72 horas para que el Tribunal Especial para Líbano, sito en La Haya, dicte sentencia por el asesinato con coche bomba del ex primer ministro Rafik Hariri en 2005. Fuentes diplomáticas europeas en Beirut consultadas por EL PAÍS barajan la hipótesis de un ataque con un misil contra un depósito de armas del partido-milicia chií libanés Hezbolá en el puerto. Ninguna fuente oficial libanesa ha especulado sobre las posibles causas de la detonación.

Un incendio en un almacén de explosivos, cerca de los silos de trigo del puerto, ha provocado el fuerte estallido posterior. Poco después de la explosión, había cristales esparcidos a más de un kilómetro de los almacenes incendiados y decenas de personas heridas en los alrededores por el impacto de cristales y otros materiales. Cientos de coches destrozados e incendiados. Minutos después de la explosión, que tuvo lugar sobre las 18.15 (17.15 en la España peninsular), han empezado a llegar ambulancias para atender y trasladar a los trabajadores del puerto heridos. Después se ha acordonado la zona y se ha impedido el paso de la prensa. Helicópteros han sobrevolado la zona durante toda tarde.

“Estamos teniendo que dejar a cientos de heridos en las puertas de los hospitales”, ha asegurado una miembro de los equipos de defensa civil que está trabajando en la zona. Cerca estaba Meriem, de 35 años, y su bebé. La treintañera explicaba que parte de su casa se ha derrumbado tras la explosión y que a su primo se lo han llevado al hospital en estado grave.

 “Tenemos más de 30 equipos de rescate actuando en estos momentos, y reforzándolos como podemos a cada minuto que pasa”, ha explicado por mensaje de WhatsApp Rodney Eid, portavoz de Cruz Roja en Beirut. La organización humanitaria ha publicado una alerta para pedir donaciones urgentes de sangre. “Hay una necesidad urgente de todos los tipos de sangre”, ha señalado en su cuenta de Twitter. Asimismo, ha agregado que “todas las ambulancias disponibles de la Cruz Roja en el norte de Líbano, el valle de la Bekaa y el sur de Líbano están siendo enviadas a Beirut para dar apoyo al rescate y evacuación de pacientes”.

El director de la Seguridad General libanesa, Ibrahim Abbas, ha afirmado a los medios en una visita al puerto de Beirut que “parece que la explosión ocurrió en un almacén con material altamente explosivo confiscado desde hace años”, sin dar más detalles. El presidente del país, Michel Aoun, ha hecho un llamamiento para proporcionar refugio a todos aquellos que se han visto desplazados por la deflagración. La Presidencia de Líbano ha informado en Twitter de que el jefe de Estado ha pedido al Ejército que trabaje para “tratar las consecuencias de la gran explosión” y “realizar patrullas en las zonas del desastre para mantener la seguridad”. El primer ministro, Hassan Diab, ha decretado una jornada de luto para este miércoles.

El suceso ha tenido lugar en una semana clave para el país. El viernes se espera que el Tribunal Especial para Líbano emita su veredicto sobre el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri, en 2005. La explosión de este martes ha ocurrido muy cerca de la residencia de la familia Hariri.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores de Israel ha asegurado que su país no tiene nada que ver con la tragedia de este martes en Beirut. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, había advertido horas antes a Hezbolá de que hará “todo lo necesario para defender a Israel”, después de días de tensión tras un incidente armado en la frontera sur de Líbano el pasado día 27. El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha ofrecido a última hora del martes el envío de ayuda humanitaria al país vecino.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha referido a la explosión como un ataque, informa desde Washington Pablo Guimón. Los líderes militares estadounidenses, ha dicho el presidente a los periodistas, “parecen creer que fue un ataque”. “Fue una bomba de algún tipo”, ha añadido.

“Estados Unidos está preparado para ayudar a Líbano”, ha asegurado Trump, al inicio de una rueda de prensa en la Casa Blanca sobre el coronavirus. “Parece un ataque terrible”, ha añadido. Preguntado sobre hasta qué punto está convencido de que ha sido un ataque, el presidente ha explicado que se ha reunido con generales estadounidenses, sin dar sus nombres, y que creen que la explosión no fue “el tipo de evento de una explosión industrial”.

El Departamento de Estado ha resaltado que está “siguiendo de cerca” las informaciones y “trabajando con las autoridades locales” para determinar las causas de la explosión y si hay ciudadanos estadounidenses afectados. “Querría extender mis más profundas condolencias a todos aquellos afectados por la enorme explosión en el puerto de Beirut este 4 de agosto. Estamos monitorizando la situación y estamos listos para ayudar al pueblo de Líbano mientras se recupera de esta horrible tragedia”, ha tuiteado el secretario de Estado, Mike Pompeo. “No tenemos información sobre la causa de la explosión y las preguntas deben ser realizadas al Gobierno de Líbano para obtener más información”, ha dicho un portavoz del Departamento de Estado, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Por su parte, Teherán y París han ofrecido su ayuda. “Irán está preparada para ayudar de la manera que sea necesaria” ha tuiteado el ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif. “Francia siempre está del lado de Líbano y del pueblo libanés. Está listo para ofrecer asistencia dependiendo de las necesidades expresadas por las autoridades libanesas”, ha dicho el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, en un comunicado.

El País
Libano,  Beirut
España, Ciudad de México
Martes 4 de agosto de 2020.

El Rector de la BUAP participó en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, con la ponencia “Experiencias en el fortalecimiento de los sistemas de intercambio de información y garantía de calidad en México”

A la par de un gobierno abierto, la consolidación del Sistema de Acreditación y Evaluación de la Educación Superior en México debe tener el objetivo de implementar tales procesos a nivel Internacional, con el compromiso de formar jóvenes con altos parámetros educativos y sobre principios de transparencia y rendición de cuentas, afirmó el Rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, durante su participación en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, en la American University of Beirut, con sede en Beirut, Líbano.

En ese foro donde se dieron cita representantes de gobierno, instituciones de educación superior, expertos y agencias de aseguramiento de la calidad, aseveró además que la pertinencia y resultados del Sistema de Educación Superior en México permiten mejorar el uso de los recursos y fortalecer la política socioeconómica, en aras de elevar la productividad, competitividad y justicia social.

Al impartir la conferencia “Experiencias en el fortalecimiento de los sistemas de intercambio de información y garantía de calidad en México”, precisó que la gobernabilidad implica que además del gobierno, la sociedad civil debe participar en la toma de decisiones. Mientras que las instituciones de educación superior (IES) se convierten en el puente de trasmisión de los procesos de transparencia, rendición de cuentas y fiscalización.

“La base de la gobernanza es, sin duda, la trasparencia. La sociedad debe coadyuvar en el correcto ejercicio de los recursos y participar en la toma de decisiones. En la medida en que los ciudadanos participen de manera activa en los diferentes procesos y generen propuestas de políticas públicas, habrá un mejor desarrollo social que fortalecerá la vida democrática”, señaló.

La intervención del maestro Alfonso Esparza Ortiz ocurrió en la mesa de trabajo “Compartiendo información y mejorando la gobernanza: lecciones aprendidas más allá de la región MENA” (Medio Oriente y Norte de África, por sus siglas en inglés), en la que además participaron el coordinador de Educación Terciaria y titular de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial, Francisco Marmolejo, y el director del Instituto de Educación de la National Research University Higher School of Economics de Rusia, en Moscú, Alexander Sidorkin.

Allí, el Rector de la BUAP puntualizó que la mejora de la calidad de las IES es un objetivo prioritario dado su creciente papel para contribuir en el desarrollo social, económico y cultural de una sociedad equitativa y próspera.

Algunos criterios de calidad aplicados en la mayoría de los procesos de evaluación a los que las agencias de calidad o acreditación, creadas o reconocidas por los gobiernos, someten a las IES, se encuentran la obligatoriedad de disponer de sistemas públicos de información que permitan la comparabilidad entre instituciones y que estén alineados con políticas y objetivos estratégicos.

“La globalización de la economía y la internacionalización de la educación superior, conllevan un aspecto fundamental relativo a la influencia del desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación e información. Vivimos en un mundo interrelacionado e interdependiente, con todos sus aspectos positivos y negativos, pendientes y relaciones no predecibles entre incidencia y consecuencia. Así́ se facilita el contacto y la interacción entre regiones y países, agencias y redes académicas, IES e individuos”, señaló.

Abundó que la transparencia y el derecho al acceso a la información permiten a la sociedad involucrarse en el conocimiento de los procesos en los que existen recursos públicos. “Lo importante es hacer una conjetura empírica del desempeño y poder generar una supervisión y control del accionar de los diferentes actores”.

En ese sentido, dijo, la información compartida de manera oportuna y confiable es indispensable para la transparencia y rendición de cuentas. A su vez, la consolidación de las bases de información comparadas es un paso para la garantía del Sistema de Acreditación y Evaluación de la Educación Superior en México.

Finalmente, consideró que “transparentar los diferentes procesos que se realizan en los órganos de gobierno, permiten conocer la forma como se aplican los recursos financieros; y si existe una clara participación ciudadana, generan confianza e indicadores positivos que impactan en la sociedad y en el reconocimiento del país por parte de organismos internacionales”.

Por invitación del Banco Mundial, el Rector Alfonso Esparza Ortiz participó en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, en la American University of Beirut, con sede en Beirut, Líbano, organizada por ese organismo internacional y el Centro para la Integración Mediterránea, en colaboración con la UNESCO, ISESCO, las asociaciones Internacional de Universidades y de Universidades Árabes y el Consejo Británico. Así también, participaron el Ministerio Libanés de Educación y Educación Superior y la Asociación de Universidades de Líbano.

Compartir para mejorar

En la opinión de Francisco Marmolejo, coordinador de Educación Terciaria y titular de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial, la participación de la BUAP en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior es de gran importancia debido a la experiencia que ha tenido en la certificación de procesos, su participación activa en la creación y consolidación de organismos como la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior, y en la institucionalización de prácticas estandarizadas como el proceso de admisión, rubros dignos de ser compartidos en aquella región, con la cual América Latina tiene poca relación.

Tras destacar que dicho foro se ha convertido en el más importante entre las instituciones de educación superior de la región de Medio Oriente y norte de África, Marmolejo se pronunció por lograr consensos respecto a los instrumentos utilizados para compartir la información y encontrar mejores vías.

Consideró, también, la importancia de compartir la experiencia de México, donde las instituciones de forma gradual se fueron abriendo a los ojos de la sociedad, proceso que aún presenta resistencias en aquella parte del mundo.

Por su parte, el Rector Alfonso Esparza Ortiz comentó que dicho foro fue una importante oportunidad para intercambiar opiniones y estrategias entre universidades del mundo, así como establecer relaciones con instituciones de la región, entre éstas la Universidad del Rey Abdullah en Arabia Saudita, especializada en ciencia y tecnología, las universidades de Alicante, España, y de Bolonia, Italia, así como con la Asociación Internacional de Universidades.

 “Fue una visita de provecho por compartir nuestra experiencia y escuchar las de otras universidades. Una experiencia importante en la que hubo acercamiento con algunas instituciones de esta región del mundo, donde tienen muy clara la parte de los emprendedores, la innovación, la transferencia, pero también del papel relevante de los valores, la cooperación, el reconocimiento del ser humano. Tuvimos acercamiento con varios líderes de opinión de universidades de África del Norte y de Europa, por lo que podemos concluir que fue una misión exitosa y que regresamos a México con un importante compendio de posibles acuerdos que incrementen la movilidad académica para nuestros investigadores y estudiantes”, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 14 de mayo de 2015.

Este jueves, el Rector de la BUAP impartirá la conferencia “Experiencias en el fortalecimiento de los sistemas de intercambio de información y garantía de calidad en México”

Por invitación del Banco Mundial, a través de su coordinador de Educación Terciaria y titular de la Red de Desarrollo Humano, Francisco Marmolejo, el rector Alfonso Esparza Ortiz participa en la Cuarta Conferencia Internacional de Educación Superior, en la American University of Beirut, con sede en Beirut, Líbano, donde se reúnen representantes de gobierno, instituciones de educación superior, expertos y agencias de aseguramiento de la calidad en torno al tema “Fortaleciendo a las instituciones de educación superior, mediante la información compartida y una mejor gobernanza”.

Organizada por el Banco Mundial y el Centro para la Integración Mediterránea, en colaboración con la UNESCO, ISESCO, las asociaciones Internacional de Universidades y de Universidades Árabes y el Consejo Británico, la Conferencia busca propiciar el diálogo y el debate “en el uso adecuado de la información en apoyo a las decisiones de formuladores de políticas y autoridades institucionales, como vía para mejorar la gobernanza y el aseguramiento de la calidad en la educación superior”.

En ese foro internacional, que se lleva a cabo en la ciudad de Beirut, Líbano, en el que participan también el Ministerio Libanés de Educación y Educación Superior y la Asociación de Universidades de Líbano, el Rector de la BUAP dictará la conferencia “Experiencias en el fortalecimiento de los sistemas de intercambio de información y garantía de calidad en México”.

La intervención del maestro Alfonso Esparza Ortiz es este jueves 14 de mayo, de 11:00 a 12:30 horas, tiempo local, en la mesa de trabajo “Compartiendo información y mejorando la gobernanza: lecciones aprendidas más allá de la región MENA” (Medio Oriente y Norte de África, por sus siglas en inglés), en la que funge como moderador el doctor Francisco Marmolejo y participa además Alexaner Sidorkin, director del Instituto de Educación de la Universidad Nacional de Investigaciones de Economía de Moscú.

Para la BUAP, este espacio compartido de diálogo y debate es una oportunidad para intercambiar opiniones y estrategias que tienen universidades internacionales, y establecer relaciones con instituciones de la región en beneficio de los estudiantes.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 13 de mayo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter