Participó en el LXI Congreso Nacional de Física, el más importante de esta ciencia en México, con sede en la BUAP

La mecánica cuántica cambió la forma de pensar el mundo físico y la ciencia de la información transformó la manera de concebir el pensamiento, afirmó el premio Nobel de 1997, William Phillips, durante su visita a la BUAP, con motivo del LXI Congreso Nacional de Física, el evento académico de esta ciencia más importante del país.

      En el auditorio del Complejo Cultural Universitario, el científico estadounidense afirmó en su conferencia Quantum Information que la mecánica cuántica y la ciencia de la información son dos de los más importantes y revolucionarios desarrollos del siglo XX, ambos para los campos de la ciencia y la tecnología.

            “La mecánica cuántica describe el comportamiento del mundo microscópico: cada objeto tiene una naturaleza en forma de onda dada por la relación de De Broglie. La naturaleza de onda cuántica de la materia explica cosas como la estructura de los átomos y la naturaleza de los sólidos, pero no es lo verdaderamente extraño de la mecánica cuántica; es la superposición y el enredo”.

          El Nobel comentó que en la mecánica cuántica un electrón puede encontrarse en dos estados al mismo tiempo, lo cual es algo raro de acuerdo con el sentido común, que concluye que un objeto no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Esto es posible, pero ¿cómo? “Lo anterior tiene que ver con el cambio en la forma en la que vemos la realidad. Para tener una mejor idea imaginemos un cubo del cual podemos hacer diferentes representaciones mentales con respecto a sus caras, delanteras o traseras, de modo que es de ambas formas, al mismo tiempo”.

El Nobel de Física con la investigación más cool

En su laboratorio, William Phillips hizo la materia más fría del Universo. Desarrolló métodos para enfriar y atrapar átomos con láseres. Gracias a sus técnicas se desarrollaron los relojes atómicos, artefactos de gran precisión que posibilitan la sincronización de los sistemas de telecomunicaciones. Por ello, hoy en día es posible rastrear en cualquier momento y con suma exactitud la trayectoria de muchos objetos. Aviones, barcos y hasta huracanes son monitoreados gracias a su trabajo.

          Antes de su conferencia magistral, tuvo un encuentro previo con los medios. Ahí, el científico estadounidense relató parte de la historia de los experimentos que dieron lugar a su Nobel, en 1997. Al iniciar la conversación, sostuvo que el desafío más difícil ha sido el que le ha dado más satisfacciones. Al final de cuentas, continuó, “eso es la vida: resolver complicaciones con satisfacciones”.

           En los años 80, narró, en su laboratorio realizaban los primeros experimentos de enfriamiento de gases con láseres. Otros grupos de investigación habían hecho las cuentas teóricas de cuál debería ser la forma para trabajar y las temperaturas que habrían de alcanzarse.

           “Veíamos que nuestros resultados en laboratorio eran muy extraños: los átomos fríos no se comportaban como debían de comportarse, según la teoría existente. La gran pregunta en ese momento era saber si había algún problema en los experimentos o en la teoría. No entendíamos cuál era la pegunta que teníamos que resolver”, recordó Phillips ante reporteros.

         Lo que obtuvieron experimentalmente fue que la temperatura de los átomos era, por mucho, más fría que la que predecía la teoría. “Lo que más satisfacción genera en un científico experimental es demostrar a un teórico que está equivocado”, celebró el científico invitado, ya que tras convencer a la comunidad internacional de que su teoría estaba equivocada, su descubrimiento abrió un mundo nuevo en la física cuántica.

          Sus experimentos, hoy por hoy, permiten a todos los países industrializados sincronizar sus telecomunicaciones, ya que la actual tecnología funciona a partir de relojes atómicos que se basan en el descubrimiento de Phillips. El GPS es de gran precisión gracias a estos relojes sofisticados. En los años 80, el desafío fue crear el ambiente adecuado para la discusión académica, convencer a sus colegas de que la teoría se equivocaba.

           Finalmente, celebró que el Nobel de Física de este año haya sido para las pinzas ópticas, las cuales se usan en el campo de la física atómica para atrapar un solo átomo y controlarlo. “Estamos en un momento muy afortunado en el que las pinzas ópticas se utilizan no solo en física atómica, sino también tiene muchas aplicaciones en biología y en nanotecnología. Estamos muy contentos con el premio para las pinzas. Es algo interesante”, concluyó.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 11 de octubre 2018.


Con la presencia del Nobel de Física 1997, William Daniel Phillips, y otros destacados científicos del área a nivel global, como Álvaro de Rújula, del CERN, en la BUAP se desarrolla el LXI Congreso Nacional de Física, un evento académico que por año reúne a alrededor de 200 científicos, estudiantes y docentes de todo el país. De forma paralela, el Complejo Cultural Universitario (CCU) también albergará el V Congreso Latinoamericano de Física. Ambas actividades para discutir la política científica actual, trabajos de investigación y las tendencias en esta disciplina.

         Del 7 al 12 de octubre, la crema y nata de la física participará en plenarias, sesiones simultáneas y murales, y conferencias magistrales, como la que estará a cargo del Nobel de Física 1997, acreedor del galardón por el desarrollo de métodos para enfriar y atrapar átomos con luz láser. Su intervención será el próximo jueves 11, en punto de las 18 horas, en el auditorio del CCU.

         En esta semana, los doctores José Luis Eustolio Carrillo Estrada y Germinal Cocho Gil recibirán los galardones Premio al Desarrollo de la Física en México y Premio a la Investigación Científica, respectivamente, que otorga la Sociedad Mexicana de Física (SMF), una de las instituciones organizadoras principales. El primero por su intensa labor institucional, promoción de posgrados y formación de grupos de investigación, mientras que su colega por su larga y fructífera trayectoria en investigaciones multidisciplinarias, en áreas como teoría de campos, biofísica y sistemas complejos.

          Las temáticas de este año son la investigación en física básica y aplicada, instrumentación, historia y filosofía de la física, enseñanza, política científica y otros temas directamente relacionados con el desarrollo de la disciplina.

          Muy cerca, en las instalaciones del ITESM campus Puebla, del 8 al 12 de octubre, se desarrollará el XXXIII Encuentro Nacional de Divulgación Científica, organizado por la Sociedad Mexicana de Física, actividad que nació de la necesidad de comunicar de forma accesible las actividades de los físicos, pero también llegar a un público que, por su formación no especializada, quedaba excluido del Congreso Nacional de Física, por lo que ambos se realizan paralelamente.

           En esta edición, el encuentro albergará más de 120 talleristas de diferentes estados del país. Se ofrecerán obras de teatro, conferencias y talleres educativos, de forma gratuita para el público en general. Los organizadores prevén la afluencia de aproximadamente 3 mil personas entre niños, jóvenes y adultos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 7 de octubre 2018.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter