Para el fundador de WikiLeaks, el dilema entre apoyar a republicanos o demócratas en las elecciones presidenciales de EE.UU. no tiene solución, ya que a su modo de ver, en este caso no existe el mal menor.
El fundador de WikiLeaks Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, el 5 de febrero de 2016.

"Es como si me preguntaras qué prefiero, ¿el cólera o la gonorrea?" De esta manera Julian Assange, fundador de WikiLeaks, ha comentado en una entrevista a Democracy Now! las opciones que se presentan ante los ciudadanos estadounidenses en las elecciones presidenciales previstas para noviembre.

De acuerdo con una reciente encuesta realizada por la CNN, el candidato por el partido Republicano Donald Trump supera a la candidata demócrata Hillary Clinton en intención de votos, obteniendo un 44% contra un 39%. Sin embargo, a Julian Assange ninguno de ellos le parece un candidato adecuado para tomar las riendas el país y, en su opinión, los votantes tendrán que elegir entre dos males.
Leer más
Hillary Clinton WikiLeaks filtra más de 19.000 emails de los jefes de campaña de Hillary Clinton

"Sabemos cómo funciona la política en Estados Unidos. Cualquier persona y cualquier partido que llegue al poder se fusionará bastante rápido con la burocracia", ha explicado el fundador de WikiLeaks. Assange ha indicado que quien esté en el poder tendrá ciertas palancas de mando que controlará junto con cabilderos corporativos. "Así que al fin y al cabo no hay mucha diferencia. Lo que marca una diferencia es la responsabilidad política, una política general de disuasión para prevenir que organizaciones políticas se comporten de manera corrupta", concluyó.

Agencias / RT
Londres, Inglaterra
Sábado 30 de julio de 2016.


El fundador de Wikileaks critica en su intervención por videoconferencia en el Parlamento Europeo la actitud de algunos medios del consorcio que ha destapado el gran escándalo “por el riesgo a un litigio”

Assange celebra una "victoria histórica" desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres

Cuatro días después de la divulgación de los Papeles de Panamá, la mayor filtración de la historia (11,5 millones de documentos), Julian Assange, fundador y portavoz de Wikileaks, ha comparecido este jueves 7 de marzo en el Parlamento Europeo en un acto organizado por el partido de izquierda GUE en el que han participado el eurodiputado Miguel Urbán, el periodista griego Kostas Vaxevanis (que publicó en 2012 una lista con 1.991 nombres de ciudadanos helenos evasores de impuestos) y el director de eldiario.es Ignacio Escolar.

El acto, titulado 'Un horizonte alternativo para los medios en Europa', ha gravitado en torno a Panamá Leaks. Desde la embajada de Ecuador en Londres, donde lleva recluido –y él lo ha recordado- cuatro años, Assange ha participado por videoconferencia. Mientras alertaba de la "capacidad de la gente para manipular y controlar la información", el alma mater de Wikileaks ha criticado las cortapisas que se autoimponen algunos medios: "El Süddeutsche Zeitung", que fue el que desarrolló Panamaleaks y recibió en primer lugar los millones de documentos, "no ha querido publicar ni un solo papel de Panamá íntegro por el miedo al litigio que ello conlleva".

El australiano lleva días atizando al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en el que han participado más de 300 periodistas para publicar Panamaleaks. "El riesgo que pueden tener las consecuencias de publicar los documentos" es determinante, ha dicho.

El pasado martes 5 de abril Wikileaks acusó directamente en un tweet al consorcio de estar financiado por la USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Exterior) y por el filántropo George Soros para atacar a la Rusia de Vladímir Putin y eximir a los evasores de EEUU. En realidad, Assange no apunta al ICIJ sino al OCCRP, otro consorcio asociado al primero y efectivamente financiado por Soros y por la USAID.

"Las instituciones europeas se están enfrentando a una crisis de legitimidad política porque no son capaces de responder de manera dinámica a las preocupaciones de los europeos", ha proclamado Assange, que ha denunciado que empresas como Google "dinamitan los medios europeos" porque, en el caso del buscador, controla el 80% del mercado de la publicidad. "Avanzamos hacia un futuro incierto", ha apostillado.

Siempre con un discurso en el que la tecnología juega un papel central, Assange ha querido asimismo referirse a Syriza en Grecia y a Podemos en España. "La nueva política vibrante que estamos viendo en Estados Unidos [con Bernie Sanders], en España con el auge de Podemos, en Grecia con el auge de Syriza y en otros países de Europa con el auge de partidos nacionalistas ocurre precisamente porque la revolución de la comunicación de Internet está rompiendo la función guardiana de la prensa tradicional".

Assange no ha querido dar más detalles de su vida privada como tampoco se ha referido a la posibilidad de dejar, cuatro años después, la embajada ecuatoriana en Londres y recobrar la libertad, una hipótesis que ha planteado recientemente su abogado, el exjuez Baltasar Garzón.
Pablo García
Londres / Madrid
Jueves 7 de abril de 2016.

Página 2 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter