Madrid.- México es un país enfermo de corrupción, violencia, impunidad y mentira, según el ex rector de la Universidad Autónoma de México (UNAM) Juan Ramón de la Fuente, quien confía en que la sociedad pase de "pasiva a proactiva" para empezar a sanar.

De la Fuente está en España para promocionar su libro "La sociedad dolida. El malestar ciudadano", que en la tarde de este martes se presenta en la Casa de América de Madrid.

En la obra hace un retrato de los males que aquejan a México, desde la guerra contra el narcotráfico a los desaparecidos, pasando por enfermedades como la obesidad y la diabetes y el efecto de las políticas de Donald Trump.

No obstante, la violencia, la corrupción, la impunidad y la mentira son los principales "dolores" de México, agudizados a su juicio con la presidencia de Enrique Peña Nieto, a punto de acabar, ya que el 1 de julio habrá elecciones presidenciales.

De la Fuente fue secretario (ministro) de Salud en 1994, con el presidente Ernesto Zedillo y hace unos años aceptó la posibilidad de ser responsable de Educación si Andrés López Obrador ganaba - en 2012 - las elecciones en las que finalmente fue derrotado por Peña Nieto.

Por eso la política no le es ajena, hasta el punto de que él mismo se planteó la opción de ser candidato independiente a las presidenciales de este julio, pero renunció porque "no había equidad".

"Los mismos partidos que aprobaron la posibilidad de favorecer candidaturas independientes luego hicieron truco cuando aprobaron reglas para que el suelo no fuera parejo", añade en una entrevista concedida a EFE.

El ex rector de la UNAM (1999-2007) no renuncia a la política: "Veremos quién gana (el 1 de julio) y qué opciones se presentan", pero subraya que se puede hacer política desde la sociedad, sin necesidad de pertenecer a un partido.

Por sociedad entiende a empresarios, docentes, universitarios y otros sectores que, en México, no suelen dialogar unos con otros, se lamenta De la Fuente (Ciudad de México, 1951).

Juan Ramón de la Fuente, que es psiquiatra, ha escrito numerosos libros y estudios y es experto en cuestiones como el uso de opioides contra el dolor severo y el cannabis de uso terapéutico.

De las drogas afirma que la lucha contra el narcotráfico impulsada por Felipe Calderón y Peña Nieto es "una guerra que estamos perdiendo. No controlamos la producción, el tráfico ni el consumo".

Por eso aboga por un nuevo marco regulatorio, consciente de que se criminaliza al consumidor: "En las cárceles de México hay unos 130.000 jóvenes por posesión de droga, no por producción".

"Soy médico y puedo decir que consumir droga no está bien, pero ¿qué criterio se ha usado para definir qué es legal o no? Desde luego no el de la salud", porque a su juicio el alcohol y el tabaco generan más daño y más adicción.

En su libro, que cuenta con el prólogo de Elena Poniatowska, De la Fuente escribe una cuarentena de artículos sobre otros tantos temas en los que - confiesa - pretende hacer un análisis de las dolencias sociales.

El populismo, el nacionalismo, la psicología de Trump, la aceptación de la diferencia, la salud mental, el cambio climático y la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa son algunos de esos temas de "La sociedad dolida".

EFE
Madrid, España
Martes 22 de mayo de 2018.


Sólo una coalición puede contrarrestar la fragmentación de la izquierda dice el ex rector de la UNAM


El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, manifestó este jueves su desacuerdo con el Frente Amplio Democrático (FAD), “porque me parece que queda como una suerte de ejercicio estrictamente electoral”.

Y no se trata, dijo, de ganar una elección, sino de cambiar el orden político, económico y social del país, por lo tanto, agregó, sería deseable que los impulsores del FAD dejaran de llamarle frente “porque no ayudará al país”.

Aseguró que la única forma de contrarrestar una fragmentación de partidos de izquierda es el esquema de coalición, aunque eso, subrayó, no es sencillo porque no hay voluntad política dado que “hay muchos intereses de por medio”.

En una plática que impartió en la Escuela de Verano, organizada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el apoyo de la organización Fiedrich Ebert Stiftung, De la Fuente destacó que un frente no puede ser anti algo.

Si se va a hacer un frente anti PRI, “por supuesto que no le entro, conmigo no cuenten. Que vamos a hacer un frente anti AMLO, conmigo no cuenten. Los frentes no son anti, los frentes son pro. Crear un frente anti algo es un error garrafal, es entrar polarizados”, afirmó el exrector de la UNAM, a quien el líder de la tribu perredista Izquierda Democrática Nacional, René Bejarano, consideró como “una posibilidad” para ser candidato externo del FAD en 2018.

Acompañado de la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morla, dijo que no sabe si una coalición cambiará el actual régimen presidencialista por uno más parlamentario, pero considera que puede haber opciones intermedias para gobernar.

Señaló que las fusiones electorales entre partidos políticos formarán una fracción muy amplia que, dijo, no le gusta porque acabarán reduciéndose a una bipolaridad que quien gane lo hará por una minoría. “Y la pregunta es: ¿cómo le va hacer para gobernar?”.

Añadió: “Puede que cambie un poco la cúpula, pero soy un poco escéptico al imaginar que en un esquema tan minoritario puedas hacer algo trascendente”.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Internacional de Universidades, la opción más viable de un gobierno que cambie el rumbo del país es el de coaliciones que permitan, en contra de la fragmentación, construir una mayoría.

Y no es fácil, subrayó, “porque una coalición es algo muy distinto a una alianza electoral (…) Habitualmente esas alianzas electorales no han servido de mucho, puedes ganar, pero a la hora del festejo ya te peleaste, ni siquiera llegan juntos al festejo. No son importantes, no tienen trascendencia, me parece que no sirven de nada”.

Destacó que el gobierno de coalición puede funcionar con las agendas no sólo de los partidos, sino “de mucha gente”, para armar “un proyecto de coalición al que se sume la mayoría, con acuerdos muy explícitos, que te permita no sólo ganar una elección, sino tener una mayoría para gobernar en lo que dura el gobierno municipal, estatal o federal”.

De igual manera, consideró necesario que la política recupere su sentido humanista para reconocer las diferencias de identidades, es decir, que no se conviertan en enemigos o aliados para construir consensos.

“Las formas como tratábamos de construir consensos ya no dan, ya no hay bloques homogéneos, hoy tiene que haber mucho mayor flexibilidad. Se necesita una dosis de pragmatismo porque en la política se trata de gobernar para incidir en los planes de gobierno y construir una mejor sociedad”, indicó

Prosiguió: “Yo veo una profunda crisis en la política, en México y en el mundo. El diagnóstico es: el país está en crisis, muy bien, pero eso no resuelve nada. Creo que la política relevante es qué pasó, por qué, en dónde se nos cayó lo que pensábamos que era la gran opción para cambiar las cosas. Qué pasó en el caso de mi generación, del 68 para acá. Qué no hicimos bien, en qué fallamos generacionalmente, más allá de que cada uno haya tratado de hacer en su espacio”.

De la Fuente resaltó que la política está en crisis porque hubo una ruptura entre ésta y la economía. A partir del colapso de la URSS, de la caída de Berlín –apuntó–, empieza a surgir el término globalización, donde la economía se convierte en el motor supremo de las grandes decisiones.

Y con una política acotada, remató, “no puede haber grandes cambios”.

Rechaza De la Fuente frente anti PRI

Durante un diálogo con alumnos de la Escuela de Verano del PRD, el ex rector de la UNAM advirtió que no le va a entrar a esa propuesta de frente opositor si se presenta como algo en contra del PRI o contra Andrés Manuel López Obrador "Conmigo no cuenten", expresó.

Consideró un error denominar un "frente opositor" porque en su opinión tiene que presentarse como una opción en "pro" de propuestas de Gobierno.

"No puede ser un frente anti PRI, por supuesto no cuenten conmigo. ¿Vamos a hacer un frente anti AMLO? Conmigo no cuenten. Los frentes no son 'anti', son 'pro'", puntualizó.

Por más de 40 minutos de su exposición, destacó que la intención del PRD de promover el nombre de "Frente Amplio Democrático" le da un "llegue" a la propuesta, porque se desvirtúa en sus objetivos.

Dijo que se tiene que presentar ya ante la ciudadanía la explicación de que se trata de algo completamente novedoso y que no se ha experimentado en el País, como es el Gobierno de Coalición.

"Yo empezaría por no llamarlo frente, eso no va ayudar, un frente no puede ser 'anti', deben ser pro. Vamos incurriendo en errores con un frente anti algo, es un error garrafal", insistió.

Dijo que apoyará una propuesta de Gobierno de Coalición que presente un programa con una agenda precisa y de coincidencias sobre política económica, educación y seguridad, entre otros puntos básicos, y dejando de lado los temas controvertidos.

"Debe ser una agenda no muy extensa para que en esos puntos se pueda jalar parejo, y en otros puntos, que cada quien se sostenga para mantener el reconocimiento de las diferencias y la diversidad ideológica", indicó a los alumnos perredistas.

Se pronunció a favor del Gobierno de Coalición para el 2018 a fin de generar una "mayoría de Estado" con compromisos claros en la gestión de gobierno, lo cual no ha habido en México.

"No es armar una alianza electoral, sino un proyecto de coalición al que se sume una mayoría, con puntos muy explícitos, para ganar y tener una mayoría estable", precisó.

"Es la única forma de generar un contrapeso a una gran fragmentación que se ve (de partidos para el 2018), precisó.

También condenó que la izquierda haya perdido el discurso ideológico y la discusión de las ideas, lo que lo ha alejado de las causas sociales.

"La izquierda perdió él discurso, no lo veo, no lo oigo. La derecha reinventó un discurso que es un poco más persuasivo y eso ha ganado terreno", mencionó.

Proceso
Reforma
Rosalía Vergara
Claudia Salazar
Ciudad de México
Jueves 27de julio de 2017.


Su legado está más vivo que nunca porque siempre se mantuvo fiel a sus convicciones, dijo el exrector de esta casa de estudios, Juan Ramón de la Fuente

A 20 años de su fallecimiento, el legado de Heberto Castillo está más vivo que nunca, sobre todo porque siempre, y en sus diversas facetas, se mantuvo fiel a sus convicciones, expresó Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y presidente del Consejo Directivo del Aspen Institute México.

Durante su participación en la mesa redonda “Heberto Castillo Martínez: ingeniero, político, artista”, realizada en el Centro Cultural Universiario Tlatelolco (CCUT), De la Fuente reconoció que no se puede entender a Castillo sin la Universidad Nacional, la institución que lo formó: “fue un universitario ejemplar, un hombre polifacético y valiente como político, científico y artista”.

Hoy tenemos una sociedad más plural que la de hace 20 años, las voces son más diversas y, por lo mismo, la posibilidad de mantener la unidad requiere de talentos y capacidades como las que tenía Heberto Castillo, dijo el exrector, y parafraseando al ingeniero y científico refirió: “Hay que escuchar las voces del pueblo para poder mandar, de ahí viene el término mandato”.

Recordó que a pesar de haber sido encarcelado en Lecumberri por su participación en el movimiento del 68, no pudieron acabar con sus ideales. “Lo persiguieron, lo encarcelaron y lo difamaron, pero no pudieron con él porque tenía el valor para mantenerse siempre fiel a sus convicciones”.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno capitalino, coincidió en que Heberto Castillo fue un personaje que se rigió por sus principios. “No lo movieron cuestiones personales en ningún momento, ni en su vida profesional, ni como universitario o en sus actividades políticas. Siempre hubo una motivación superior, en busca de beneficios para la gente, y en la defensa y rescate de la soberanía”.

La unidad de las izquierdas debe darse con convencimiento y diálogo, como lo habría hecho Heberto, no con sumisión, resaltó.

Laura Itzel Castillo Juárez, hija del también fundador del extinto Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), consideró que ante la situación que vive el país, se debe reactualizar la herencia moral e intelectual de su padre.

Entre las muchas cosas que recuerdo de él viene a mi memoria su incansable optimismo ante las circunstancias más difíciles, aquellas que solemos llamar crisis. Apostó por un proyecto de nación independiente e incluyente en medio de un clima de fuerte represión y autoritarismo, lo que lo llevó a involucrarse de distintas maneras en la vida política nacional:

“Desde su participación en las luchas estudiantiles de 1968, sus esfuerzos por consolidar movimientos populares, hasta sus aportes para lograr construir una alternativa institucional de izquierda partidista; sin olvidar su intervención para contribuir en el cese al fuego del conflicto armado de Chiapas en la etapa final de su vida”, relató.

Para Miguel Concha Malo, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Heberto Castillo es ejemplo de la lucha por la libertad y un apasionado por la justicia y la democracia, que estimula a seguir en la defensa de los sectores menos favorecidos.

Eduardo Vázquez, secretario de Cultura de la Ciudad de México, planteó que una parte importante de su legado es haber creado la visión de una izquierda menos sectaria y más humanista, que no estuviera supeditada a los dictados de voces de otros países.

Ricardo Raphael de la Madrid, director general del CCUT, expuso que este evento se realizó para recordar la capacidad de resistencia, “palabra central a la hora de significar la obra del homenajeado. Lo fue por la fortaleza espiritual que le permitió imponerse a las condiciones autoritarias de su época, pero también como ingeniero tuvo el talento de diseñar la tridilosa, una forma material de esa resistencia en la física”.

Puebl@Media
Ciudad de México
Sábado 20 de mayo de 2017.


Muro de Trump no acabará con el tráfico drogas: De la Fuente

Éste es un buen momento para que las universidades, con la UNAM a la cabeza, estructuren una ofensiva intelectual y académica para mostrar quiénes somos realmente

México debe desplegar todas sus potencialidades a través de las universidades ante la posibilidad del triunfo de Donald Trump y, si hay acciones que afecten a nuestro país, se deben buscar alianzas internacionales, afirmó Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM.

“Necesitamos ‘echarnos para adelante, no podemos simplemente quedarnos sintiéndonos mal porque nos han ofendido, insultado y difamado”.

De la Fuente refirió que frente a la salud delicada de la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton, las posibilidades de Trump de ocupar el cargo aumentan en términos reales. El problema potencial que tenemos enfrente es real, no es una fantasía; haber sembrado el odio hacia los mexicanos en EU ya está teniendo consecuencias, como el bullying a los niños de origen mexicano y amenazas de regresarlos a su casa.

Tenemos problemas y podríamos comenzar a reconocerlos con más claridad y resolverlos con más eficacia, añadió. Pero no son los calificativos que nos han endilgado los que mejor reflejan a este país, y éste es un buen momento para que las universidades, con la UNAM a la cabeza, estructuren una ofensiva intelectual y académica, para mostrar quiénes somos realmente.

Que nuestros intelectuales, escritores y artistas muestren su obra, calidad y originalidad, y que los estudiantes se sumen. No debemos quedarnos en una posición pasiva, que no nos conviene. Nuestro talento se expresa en nuestro trabajo académico, cultural y científico, sentenció.

Al dictar la conferencia magistral “La universidad pública en el contexto de la compleja relación binacional con Estados Unidos”, añadió que en ésta y en todas las universidades de México hay talento, más del que nosotros mismos imaginamos. Hay que desplegarlo: es el momento.

De la Fuente señaló que una ofensiva intelectual desde las universidades puede tener un gran impacto en la Unión Americana. Además, “¿quién puede generar mejores aliados para México en el contexto internacional? Vamos a necesitarlos, y no hay mejores embajadores que los intelectuales, los académicos y los estudiantes para concitar simpatías y congregar alianzas. Somos más eficaces en esto que los diplomáticos”.

Si nos vemos amenazados, ya no por discursos, sino por acciones derivadas de la toma de decisiones en las más altas esferas políticas, México va a necesitar alianzas, y más vale irlas cultivando. Lo haremos con lo que sabemos, con lo que hacemos bien. Hay que mostrar que las universidades y los universitarios no somos ajenos a lo que nos ocurre y tampoco estamos cruzados de brazos, remarcó.

En el acto, moderado por Alberto Vital, coordinador de Humanidades de la UNAM, Silvia Núñez García, directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), comentó que el número de estudiantes mexicanos en el vecino país del norte asciende a 17 mil, y que frente al escenario de desconfianza que prevalece entre ambas naciones, las nuevas generaciones son la clave.

En el auditorio Mario de la Cueva de la Torre II de Humanidades, José Luis Valdés Ugalde, también integrante del Centro, calificó la invitación y la visita de Trump a nuestro país como el acontecimiento quizá más lamentable de la historia de la relación binacional entre ambas naciones.

También ha sido doloroso y enojoso para la gran mayoría de los mexicanos. “Está en nosotros y en nuestro compromiso social, en nuestra diplomacia cívica y capacidad ofensiva, llenar los vacíos que se dejan atrás y desmenuzar críticamente las relaciones que se tomen en el ámbito de la relación internacional más trascendente de México”, concluyó.

Muro de Trump no acabará con el tráfico drogas: De la Fuente

El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, deploró que el “detestable” candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, crea que con la construcción de “un muro” el consumo y trasiego de drogas hacia la Unión Americana se va a terminar.

En un foro sobre la compleja relación binacional con Estados Unidos, De la Fuente fustigó que las políticas públicas de México y del país vecino se han equivocado con una “política prohibicionista” que, desde hace varias décadas, decidió declarar a las drogas como “el peor enemigo”, cuando ha quedado probado que es un tema de salud pública que ha costado cientos de miles de muertos en México y en otras partes del mundo.

 “El Estado mexicano se ha cruzado de hombros, y en ese contexto no nos sentamos a revisar esta política prohibicionista con los vecinos”, dijo.

El ex rector de la UNAM también repudió que, en su reciente visita a México, Trump hizo una “faena completa” que coronó los agravios y las humillaciones al pueblo mexicano.

“Trump tenía que venir, pero a disculparse con el pueblo frente a las múltiples ofensas; hoy sabemos que en Estados Unidos, en planteles educativos, ya hay niños de origen mexicano que por culpa del candidato Trump ya padecen bullying con el muro, con el desprecio, son niños que hoy viven en una situación hostil y envenenada en suelo americano”, acusó.

Juan Ramón de la Fuente recriminó que, en las políticas públicas del combate a las drogas en México y en Estados Unidos, las autoridades siempre se concentren en el eslabón más débil como lo son los consumidores de drogas.

“Datos oficiales indican que en México hay 140 mil jóvenes presos por simple posesión de droga, siempre se ataca al más débil que es el consumidor”, dijo.

Ante investigadores y académicos presentes en la Torre II de Humanidades, De la Fuente hizo un llamado a crear en contra de Trump una “ofensiva intelectual y académica” que permita contrarrestar todo el daño que ha hecho el candidato republicano con la discriminación hacia México y los connacionales.

Incluso manifestó su preocupación por la salud de la otra candidata, la demócrata Hillary Clinton, pues expuso que en una sociedad conservadora como la norteamericana, ello tendrá un costo político-electoral, situación que posiblemente merme sus posibilidades de triunfo ante Trump.

Puebl@Media
Proceso / Noé Zavaleta
Ciudad de México
Lunes 12 de septiembre de 2016.


Iniciativa de Peña Nieto deja de lado la distribución y producción


El doctor Juan Ramón de la Fuente, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y presidente del consejo directivo del Aspen Institute México, se mostró en contra de la política prohibicionista en el uso de la marihuana en México y a favor de la prevención.

En una conferencia ofrecida en el paraninfo Enrique Díaz de León, de la Universidad de Guadalajara, el exrector sostuvo que en México no existe una campaña intensiva, masiva y permanente de información, educación y prevención en el consumo de drogas.

“Esa política no la veo. Habría que construirla de inmediato, para saber qué hacemos con las drogas en nuestras casas y con nuestros hijos. Hay que educarlos y advertirlos. Es la única forma de luchar con esto”, dijo De la Fuente en la charla organizada por el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED), del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

Aseguró que debemos ver este problema desde el enfoque de salud y no desde un punto de vista criminal, pues ahora hay 140 mil detenidos por posesión de droga, de los cuales, dos de cada tres internos en los penales están ahí por posesiones de más de los cinco gramos de marihuana permitidos; 54 mil tienen una averiguación previa y siete mil 700 han sido remitidos a tratamiento.

De la Fuente criticó la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto, ya que dejó de lado los aspectos de producción y distribución de la marihuana, y solo busca permitir el uso de la misma con fines medicinales y de investigación, además de la posesión de hasta 25 gramos.

Afirmó que ha faltado información en el debate de la legalización del uso de cannabis, pues “la gente piensa que legalizar es permitir que todo mundo fume, cuando en realidad se trata de tener un marco regulatorio”.

“No estoy de acuerdo en que se fume marihuana. No creo que sea inocua. Creo que no la estamos manejando bien. Creo que hay mejores maneras de lidiar con el problema y que estamos cometiendo grandes injusticias con quienes la consumen”.

Aseveró que la verdadera puerta de entrada a otras drogas es el alcohol, y las personas que comienzan a beber a más temprana edad tienen más riesgo de consumir las otras drogas.

Puso como ejemplo exámenes toxicológicos en los cuerpos depositados en el servicio forense de la Ciudad de México, que dieron positivo en un 80 por ciento como personas que habían consumido alcohol.

Previo a la conferencia, el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, Rector General de la UdeG, se refirió a la trayectoria del exrector de la UNAM, a quien consideró una de las voces más reconocidas en el tema de la educación superior en México y América Latina.

Recordó que De la Fuente presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2015, el libro Marihuana y salud, coordinado por él, en el cual, junto con otros destacados especialistas, analiza el tema desde las propiedades farmacológicas de esta planta, hasta las repercusiones culturales, sociales y legales de su cultivo y consumo.

Esta publicación enriquece el debate en torno a la marihuana, y además refleja la preocupación del doctor De la Fuente para construir canales de comunicación que ayuden a tratar este asunto de manera abierta, informada y sustentada en la ciencia.

Agradeció que el doctor De la Fuente mantenga una relación de amistad y presencia constante con la Universidad de Guadalajara, con la que ha participado como conferencista en diversos foros y espacios institucionales.

En la conferencia fungieron como comentadores la magistrada del Supremo Tribunal del Estado de Jalisco, doctora Lucía Padilla Hernández; el presidente del Aspen Institute Jalisco, Carlos Álvarez del Castillo Gregory y, el doctor Guillermo Aréchiga Ornelas, especialista en medicina paliativa y clínica del dolor.

Puebl@Media
Guadalajara, Jalisco
Jueves 12 de mayo de 2016.

Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, rechaza que los procesos de elección para rector sean "abiertos, directos y populares"

El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, aseguró que la Junta de Gobierno de la máxima casa de estudios es el mecanismo que garantiza la autonomía universitaria.

“Lo importante es que los asuntos de los universitarios sigan siendo resueltos por los propios universitarios. Todas las opiniones son válidas, pero lo que no se vale son las injerencias externas, por eso creo que la Ley Orgánica de la Universidad, con todo y sus limitaciones, es fundamental en estos momentos, porque es un instrumento de defensa de la autonomía universitaria”, dijo en entrevista con <strong>EL UNIVERSAL</strong>.

Consideró que cuando se abren los procesos para que los rectores de las instituciones de educación superior sean elegidos de manera “abierta, directa y popular” participan fuerzas extrañas a la Universidad: partidos políticos, organizaciones gremiales, grupos empresariales, etc. “Eso no puede ser, los temas de la universidad tienen que ser resueltos por los universitarios”.

Citó como ejemplo lo ocurrido en España, durante el mandato del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, cuando se cambió la ley de las universidades españolas y durante algunos años los rectores empezaron a elegirse de manera directa, universal y abierta, como un proceso político electoral.

“Fue un desastre la experiencia reciente en España, demuestra que ese no es el camino, cuando abres estos procesos participan fuerzas extrañas a la Universidad, se subordina lo académico a otros intereses, eso no puede ser, los temas de la Universidad tienen que ser resueltos por los integrantes de la comunidad universitaria. Esa es la esencia de la autonomía y de la democracia académica, y ahí está, en el caso de la UNAM, la Junta de Gobierno como garante de la autonomía universitaria”, subrayó.

A unos días de haber sido galardonado con el grado de doctor Honoris Causa, el máximo reconocimiento que se puede otorgar en la UNAM a un académico, al ex rector De la Fuente se le preguntó su opinión acerca del rectorado de José Narro Robles. Aseguró que le ha dado estabilidad a la máxima casa de estudios en un periodo difícil para el país.

“El rector Narro ha sido muy buen rector, ha mantenido a la Universidad como un espacio fundamentalmente académico, como un espacio de trabajo para la enseñanza, para la ciencia, para la cultura, conviviendo en la pluralidad propia de la institución y transitando en paz por momentos difíciles de México”, comentó.

“Yo le pregunto a quien quiera hacer una evaluación del rectorado de Narro, si recuerda en estos últimos ocho años, que han sido tan complejos para el país, si recuerda algún episodio en el que la Universidad haya generado algún problema”, cuestionó.

Señaló que Narro ha logrado avances significativos y que deja a la universidad en muy buenas condiciones para que venga el relevo, con recursos suficientes y una mayor oferta educativa.

“Quien llegue tendrá que hacerlo todavía mejor, porque de eso se trata, que en cada nuevo ciclo la Universidad mejore, entonces que bueno que en la crítica puedan surgir diversos puntos de vista. El mío lo fundamento con base en el conocimiento que tengo de la propia institución”, indicó.

Consideró que vienen tiempos de participación copiosa y de una dinámica intensa para el proceso de designación, con muchos y muy buenos candidatos y candidatas, en el que los universitarios serán determinantes en el proceso de auscultación, que dirija la Junta de Gobierno.

“La Junta de Gobierno es garante de la autonomía universitaria, sin ella cualquiera podría meterle mano a la Universidad, ha ocurrido en otros lados, ha ocurrido en la misma UNAM en el pasado”, dijo.

El Universal
Ciudad de México
Lunes 24 de agosto de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter